La Chlorella y la Colitis Ulcerosa

La Chlorella y sus Propiedades Curativas

Se trata de un alga esférica de agua dulce, unicelular, de color verde y de unas 6 milésimas de milímetro de diámetro (microscópica).

La chlorella existe en la Tierra desde hace más de 540 millones de años. Por tanto, se trata de una de las formas de vida más primitivas y sorprendentemente su estructura genética se ha mantenido prácticamente intacta hasta nuestros días. La razón por la cual esta alga ha podido sobrevivir a los cataclismos y cambios climáticos durante todos esos millones de años radica en la extrema dureza de su membrana celular, capaz de aislar y proteger el material genético hallado en el interior de la célula. Por otro lado, también su extraordinaria habilidad reproductiva ha jugado un papel en su favor. Una sola célula de chlorella puede reproducirse hasta por 4 cada 20 horas. Debido a su existencia elemental y a su rápido crecimiento, la chlorella contiene una gran concentración y variedad de nutrientes esenciales para la vida, especialmente proteínas, vitaminas y minerales. Además, constituye la mayor fuente de clorofila que se pueda encontrar en un vegetal.

La Chlorella contiene:

NUTRIENTES: La chlorella es un alimento con una alta concentración de nutrientes. Contiene aproximadamente un 60% de proteínas, 18 aminoácidos (incluidos todos los aminoácidos esenciales), vitaminas y minerales. El color verde vivo que presenta la chlorella es debido a la gran cantidad de clorofila que contiene. Una propiedad muy particular del alga chlorella es su fitonutriente llamado CGF (Chlorella Growth Factor – Factor de Crecimiento de la Chlorella). El CGF es un compuesto de ácidos nucleicos (ADN/ARN), aminoácidos, péptidos, polisacáridos y betaglucanos que se halla en el núcleo de la célula de la chlorella. El CGF es la sustancia que los científicos consideran que ha jugado un papel esencial, aparte de la dura pared celular de la chlorella, en la increíble capacidad de supervivencia e inmutabilidad de esta alga desde hace 540 millones años. De igual modo, se considera que el CGF que puede ayudar al organismo humano a una regeneración celular sana y a reforzar el sistema inmunitario.

PROTEINAS : La chlorella posee proporcionalmente más proteína que la soja, el atún o la carne de vaca. Así, por ejemplo, por cada 100 gramos de carne vaca, 20 gramos aproximadamente son proteínas, mientras que la chlorella tiene un 60 por ciento de proteínas. Las proteínas se componen de aminoácidos, y de éstos la chlorella tiene 18 diferentes, incluyendo todos los llamados aminoácidos esenciales, lo que la convierte en una fuente de proteína completa y de alta calidad.

VITAMINAS : Contiene más de 20 tipos de vitaminas y minerales, entre los que destaca el betacaroteno (precursor de la vitamina A) y la vitamina B12, esta última de especial importancia para los vegetarianos. Además, también se encuentran en la chlorella las vitaminas C, D, E, K1, B2, B3, B6 y ácido fólico.

MINERALES : Respecto a los minerales, la chlorella es rica en calcio, magnesio, zinc, hierro, fósforo, potasio, manganeso y otros.

ESTUDIOS CIENTÍFICOS SOBRE LAS PROPIEDADES DE LA CHLORELLA

– Factor de Crecimiento de la Chlorella: En un estudio se les administró a niños de un colegio 2 gramos de chlorella al día, excepto domingos y vacaciones. Después de 112 días, los niños que consumieron chlorella crecieron un 66% más que el resto de niños del colegio de la misma edad, y ganaron un 43% más de peso comparado con el incremento de peso del otro grupo de niños de la misma edad.

En otros estudios varios médicos administraron chlorella a pacientes que sufrían molestias relacionadas con el tejido del estómago y úlceras. Después de 10 días de tomar 3 gramos diarios de chlorella, la mayoría de los pacientes sintieron una disminución del malestar.

– Presión sanguínea: La Chlorella puede ayudar a mantener la presión sanguínea bajo control, porque la chlorella ayuda a equilibrar el sistema del organismo, siendo eficaz en la eliminación de toxinas y químicos de la sangre, y ayudando a todo el sistema circulatorio a funcionar bien.

Pacientes que querían mantener un nivel de presión sanguínea saludable tomaron un placebo durante un mes, y a continuación tomaron Chlorella todos los días durante dos meses. Aproximadamente el 50% de los pacientes notaron una mejoría respecto a sus niveles normales de presión sanguínea.

– Colesterol: La Chlorella puede ayudar a controlar los niveles de colesterol, al facilitar al hígado a procesar y eliminar el colesterol. Además, la chlorella es una rica fuente de fibra, ácido fólico y vitamina B12, que son importantes para mantener unos niveles saludables de colesterol.

En un estudio piloto los pacientes tomaron 9 gramos de chlorella cada día durante un año, y tras este tiempo disminuyeron sus niveles de colesterol sérico de LDL y se mantuvieron en niveles saludables sin cambiar sus dietas.

– Sistema inmunitario: La Chlorella puede ayudar a reforzar el sistema inmunitario debido a la presencia de ácidos nucleicos, proteínas, vitaminas y minerales.

En un estudio la chlorella incrementó el número y la actividad de los macrófagos, encargados de eliminar bacterias, virus y otros elementos extraños al cuerpo humano.

En otro estudio la chlorella estimuló el aumento de interferón, la sustancia natural que el sistema inmunitario produce y que es indispensable en la lucha contra agentes externos tales como virus, bacterias, parásitos y células cancerígenas.

– Desintoxicación: Hoy en día nuestros organismos se encuentran embotados por numerosas toxinas que se encuentran en el aire, en los alimentos y el agua, incluso en nuestras casas, y esto puede causar una carga tóxica que induce a enfermedades. Las toxinas crean radicales libres, que aceleran el envejecimiento celular y pueden dañar el sistema inmunitario, aparte de sustraer energía del organismo. La Chlorella posee una peculiar membrana celular, que es capaz de adherirse a una gran cantidad de tóxicos y eliminarlos del organismo. Además, tiene más clorofila que cualquier otro alimento, y esta clorofila es muy útil en los procesos de depuración y desintoxicación del cuerpo.

En un estudio personas con sistemas inmunitarios debilitados consumieron extracto de chlorella que les ayudó a eliminar dosis letales del peligroso Escherichia-coli.

Otro estudio demostró que la chlorella eliminaba eficazmente mercurio que se encontraba en el tracto digestivo y en las células.

Ratones contaminados con dioxinas fueron alimentados en dos grupos. El primero con una dieta compuesta en un 10 % por chlorella, y el segundo con una dieta compuesta en un 10 % por espinaca, ambos grupos durante 5 semanas. El grupo alimentado con chlorella evolucionó mucho mejor, llevando a la conclusión de que la chlorella puede ser útil en la inhibición de la absorción de dioxinas a través de la alimentación y la inhibición de la reabsorción de dioxinas ya acumuladas en el cuerpo en el tracto intestinal, previniendo así la acumulación de dioxinas en el organismo.

Un estudio japonés investigó si la chlorella podía reducir la transferencia materna al feto de dioxinas a través de la placenta, o a bebés alimentados con leche materna, que potencialmente eran susceptibles de causar problemas de salud en los niños. Se formaron dos grupos de madres: un grupo de control y otro grupo que tomó Chlorella, durante 6 meses fueron objeto de seguimiento. Las toxinas en la leche materna en las madres del grupo que tomaba chlorella decrecieron aproximadamente en un 30% comparado con el grupo de control, concluyendo que la transferencia materna de dioxinas puede ser reducida usando Chlorella .

En otro estudio los investigadores administraron a personas que sufrían contaminación por cadmio 8 gramos de chlorella al día. Después de 12 días los pacientes excretaron 3 veces más cadmio que el grupo de control; y después de 24 días, 7 veces más cadmio. Y el malestar que los pacientes sentían se vio reducido drásticamente.

Un estudio universitario demostró que el nocivo insecticida clordecona era eliminado del organismo el doble de rápido cuando se consumía chlorella. Estudios de laboratorio concluyeron que la chlorella aceleraba el proceso de desintoxicación de este veneno, de 40 días a 19 días.

– Articulaciones y músculos: ayuda a mantener las articulaciones y los músculos sanos y flexibles, puesto que la chlorella es rica en ácidos nucleicos, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Se realizó un estudio con personas que padecían rigidez en las articulaciones y músculos (fibromialgia). Durante el estudio ingirieron Chlorella cada día durante dos meses. Los resultados fueron que el 62 % de las personas experimentaron una mejoría en el índice que mide la rigidez y un 47 % de ellos se sintieron físicamente mejor.

– Aparato digestivo: La Chlorella es útil para mantener el aparato digestivo en buen funcionamiento debido a que la chlorella es rica en fibra y clorofila.

Se estudió a varios pacientes con problemas en el colon y los intestinos tales como dolor abdominal, pérdida de apetito, cansancio y pérdida de fluidos corporales y nutrientes (colitis ulcerosa). El 90 % de los pacientes que consumieron Chlorella diariamente observaron que sus condiciones físicas y digestivas mejoraron.

http://www.indigohierbas.es/chlorella.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s