Degeneración articular y del cartílago. Suplementación

La Glucosamina es una de las sustancias más estudiadas últimamente, sus grandes cualidades nutricionales para el mejoramiento de la calidad de vida del ser humano la han convertido en uno de los suplementos alimenticios más importantes de esta década. Su uso principal es para el tratamiento de la osteoartritis, lesiones musculares y tendinitis.

Se trata de un nutriente que se produce naturalmente en el cuerpo. Sus funciones fisiológicas sobre las articulaciones son las de estimular la producción de sustancias llamadas glucosaminoglicanos (componentes estructurales del cartílago), así como promover la incorporación de azufre (elemento que obtenemos de los alimentos) en el cartílago.

Glucosamina

Precursora de los glucosaminoglicanos, la glucosamina está constituida en un 50% por el ácido hialurónico. Este ácido es el lubricante que se encuentra en el líquido sinovial. Además, la glucosamina juega un papel clave en la producción de colágeno y proteoglicanos, dos constituyentes necesarios para el mantenimiento y restauración del cartílago articular. Los proteoglicanos tienen dos funciones importantes: la primera es absorber la cantidad adecuada de agua para dar al cartílago la elasticidad necesaria para la compresión; la segunda está relacionada con la organización del colágeno.

Con el paso de los años disminuye, una de las consecuencias de la disminución de glucosamina presente en nuestro organismo es la aparición de Osteoartritis o enfermedad degenerativa de las articulaciones, forma más común de artritis, que involucra la degeneración del cartílago. Esta enfermedad ataca dos veces más a las mujeres que a los hombres, afectando principalmente a las articulaciones que cargan el peso del cuerpo, como las rodillas y cadera, así como las de las manos, son las más afectadas. El cartílago articular funciona como un amortiguador de la fricción entre terminales óseas y debe ser reparado constantemente, debido al constante desgaste al que se expone, cuando este proceso se interrumpe se inician procesos inflamatorios y dolor en las articulaciones. En las articulaciones afectadas hay una mayor cantidad de destrucción del cartílago, seguida por endurecimiento y formación de protuberancias en los márgenes de las articulaciones, lo que resulta en dolor, deformidad y limitación del movimiento de la articulación.

La molécula de glucosamina esta integrada por la combinación de glucosa (el azúcar principal encontrada en la sangre), de aquí la primera parte de su nombre y un amino proveniente de la glutamina, el átomo de oxígeno en la glucosa se reemplaza por un átomo de nitrógeno. El término químico para esta forma modificada de glucosa es amino azúcar.

La glucosamina está involucrada en la formación de uñas, tendones, piel, ojos, huesos, ligamentos, cartílagos y válvulas del corazón.

La glucosamina no se obtiene normalmente de la dieta. Los suplementos de glucosamina se derivan de la quitina, una sustancia encontrada en las cáscaras de los camarones, langostas y cangrejos. La glucosamina, usada con más frecuencia es en la forma de sulfato de glucosamina.

Principales Usos

Osteoartritis: La osteoartritis es una enfermedad en la que el cartílago en las articulaciones se vuelve rígido y podría desgarrarse (enfermedad articular degenerativa). La evidencia de estudios doble ciego sugiere que la glucosamina es efectiva para la osteoartritis de leve a moderada, puede aliviar el dolor y mejorar la movilidad. Actúa de forma más lenta que los tratamientos convencionales tal como el ibuprofeno, dado que no es un medicamento anti-inflamatorio o analgésico por sí mismo, pero parece producir aproximadamente beneficios equivalentes en el tiempo. A diferencia de los tratamientos convencionales, hay algo de evidencia de que la glucosamina además de aliviar los síntomas, podría ayudar a prevenir el daño articular progresivo, de este modo podría retrasar en realidad el curso de la enfermedad. La glucosamina es una forma natural, segura, efectiva y alterna a la aspirina y a otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos.
Prevención de lesiones musculares, Osteocondritis, Tendinitis.
La glucosamina también ha mostrado algo de promesa para la osteocondritis de la rodilla, una enfermedad del cartílago relacionada a la osteoartritis.
Algunos atletas usan glucosamina, con la creencia (no demostrada) de que puede prevenir las lesiones musculares y de los tendones. También se ha sugerido como un tratamiento para la tendinitis . Sin embargo, no hay evidencia científica significativa para apoyar estos posibles usos.
Es importante recordar que estos suplementos aún no se han estudiado como tratamiento de otras formas de artritis o enfermedades asociadas, tales como la artritis reumatoide (AR) o la gota, o como tratamiento de otras causas de dolor, tales como las fracturas por esfuerzo.
Contraindicaciones

No está recomendado en personas con diabetes. Consultar a su médico antes de tomarla y vigilar periódicamente sus niveles de azúcar en sangre durante el tiempo que lo tomen, dado que la glucosamina es un aminosacárido.

Las reacciones alérgicas al sulfato de glucosamina parecen ser raras. En la mayoría de los casos, las alergias son causadas por las proteínas que se encuentran en los mariscos, no por la quitina, un carbohidrato del cual se extrae la glucosamina.

http://www.alliumherbal.com/temas/huesos-y-articulaciones/172-la-glucosamina-suplemento-natural-para-la-osteoartritis.html

Suplementos alimenticios para las articulaciones

Sulfato de Condroitina

Es el principal glicosaminoglicano del cartílago y un componente importante de tendones y ligamentos. Está formado por ácido glucurónico y N-acetilgalactosamina, siendo uno de los componentes de los proteoglicanos. Los niveles de sulfato de condroitina pueden estar disminuidos en cartílagos afectados por osteoartritis y otras formas de artritis.

Estimula la síntesis de proteoglicanos y de ácido hialurónico, presenta actividad antiinflamatoria a nivel de componentes celulares de inflamación y disminuye la capacidad catabólica (destructiva) de los condrocitos.

El organismo absorbe aproximadamente un 12% del total ingerido y existen fuertes evidencias clínicas que apoyan su uso en osteoartritis. Reduce de forma importante el dolor, incrementa la movilidad articular y muestra claras evidencias de mejoría en osteoartritis. El sulfato de condroitina de los suplementos puede obtenerse del cartílago de tiburón o de cartílago bovino, siendo preferible la primera opción pues evita ciertos problemas de contaminación.

Sulfato de Glucosamina

El sulfato de glucosamina es el nutriente articular más conocido para las enfermedades degenerativas de las articulaciones. Es un sustrato esencial que estimula la síntesis de glicosaminoglicanos y proteoglicanos a través de los condrocitos y de ácido hialurónico mediante los sinoviocitos, sustancias presentes respectivamente en el cartílago articular y en el fluido sinovial. Los glicosaminoglicanos y los proteoglicanos actúan como lubricantes, como “amortiguadores” de impactos y como elementos de refuerzo del tejido conectivo.

El sulfato de glucosamina también inhibe la degradación de dichos proteoglicanos y estimula la regeneración del daño inducido en el cartílago. Además, se cree que el grupo sulfato de la molécula estimula la incorporación de azufre al cartílago, un mineral esencial para el buen estado del mismo. Detiene y revierte la degeneración articular, retrasa la progresión de enfermedades como la osteoartritis o la artritis reumatoidea, con mejores resultados en la reducción del dolor que con antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDs).

Quercitina

Es el flavonoide vegetal más abundante, con diversos efectos beneficiosos para la salud como: protección cardiovascular, actividad anticancerígena, efectos antiulcerosos, actividad antialérgica, prevención de cataratas, actividad antiviral y efectos antiinflamatorios. Su actividad antiinflamatoria se debe a sus potentes efectos antioxidantes e inhibitorios de los enzimas productores de inflamación (ciclooxigenasa, lipooxigenasa) y la subsiguiente inhibición de los mediadores de inflamación, como leucotrienos y prostaglandinas.

Metilsulfonilmetano (MSM)

El metilsulfonilmetano (MSM) es un compuesto orgánico azufrado soluble en agua. Aporta un 34% de azufre elemental y presenta importantes propiedades antioxidantes, muy relacionadas con la inflamación, el dolor y la degeneración, pues los radicales libres estimulan la formación de mediadores proinflamatorios que provocan daño y dolor tisular. En concreto, el MSM incrementa enzimas antioxidantes como N-acetilcisteína y glutationa, aportando importantes mejorías en casos de degeneración, dolor e inflamación articular. El azufre es además necesario para la formación del tejido conectivo, estando su concentración disminuida en cartílagos artríticos.

El MSM disminuye el dolor y mejora la movilidad articular de forma significativa a los 14 o 15 días de su ingesta y es efectivo para prevenir enfermedades inflamatorias articulares. En el mercado existen suplementos obtenidos de fuentes naturales (principalmente el abedul) y de origen petroquímico, siendo siempre preferible escoger los de origen natural.

Escaramujo

Es una fuente rica en vitamina C que tradicionalmente se ha utilizado para mantener los vasos sanguíneos en buen estado. Esto asegura un adecuado aporte de nutrientes a las articulaciones y mejora su capacidad de regeneración. Recientemente, se ha observado que posee efectos antioxidantes y antiinflamatorios eficaces en osteoartritis y artritis reumatoide. Disminuye los niveles séricos de la proteína C reactiva (CRP) y la migración de los neutrófilos sanguíneos periféricos.

Jengibre

El jengibre se ha utilizado históricamente en enfermedades inflamatorias articulares como artritis y reumatismo. Recientemente, diversos estudios han mostrado que alivia el dolor y la hinchazón en artritis y osteoartritis. Su actividad antiinflamatoria se atribuye a los gingeroles que contiene, potentes inhibidores del metabolismo del ácido araquidónico implicado en la producción de sustancias mediadoras de la inflamación. Se recomienda utilizar suplementos en forma de extracto, pues a diferencia de la planta en polvo, permiten garantizar la eficacia del producto.

Fuente: Lamberts

http://saludbio.com/articulo/Suplementos-alimenticios-para-las-articulaciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s