Lactancia: sobreproducción leche, mastitis, congestión

Lactancia

Homeopatía en la lactancia: sobreproducción de leche

La Phytolacca se puede utilizar si tus senos producen leche en abundancia y por ello te duelen. El dolor también puede irradiarse a los hombros. La Phytolacca puede regular la producción de leche en exceso y así aliviar el dolor.
La Pulsatilla pertenece a la familia de los ranúnculos. Se utiliza cuando el pecho produce demasiada leche y aunque te sientes espléndida con esta talla superior de pecho, puede que llores a menudo y que tengas poca sed.
Homeopatía en la lactancia: estimular la producción de leche

La Bryonia pertenece a la familia de plantas trepadoras. Se utiliza para estimular la producción de leche. Este remedio también puede ayudarte con los sentimientos internos de enfado o angustia, y se recomienda para la fuerte sensación de sed.
El Calcium carbonicum es un carbonato de calcio. Si estás molesta y después del parto sudas mucho y estás harta de las duchas frías puede ayudarte este remedio. En general, ante una buena aplicación se consigue la estimulación de la producción de leche.
La Ignatia, o Strychnos ignatii pertenece a la familia de las loginaceae. Además de promover la producción de leche la Ignatia puede ayudar a estabilizar tu estado de ánimo: si por las causas que sea estás separada del bebé, te sientes culpable por ello, estás bajo mucha presión o te sientes desesperada la Ignatia puede ayudarte.
Lac caninum también se le llama leche de perro. Ante una producción muy baja de leche y por el miedo a padecer enfermedades y depresión, puede ayudarte este remedio de la homeopatía en la lactancia. También se utiliza para el dolor en el pecho y la congestión mamaria. Para los síntomas severos, la dosis puede ser aumentada pero lo debes pedir al médico.
El Zincum metallicum más conocido como el zinc se utiliza para el dolor de pecho causado por un suministro insuficiente de leche. También estás inquieta, nerviosa y tienes una necesidad constante de moverte. Si con la lactancia materna aún no te desempeñas bien, el zinc puede ayudar a poner la leche en movimiento y aliviar el malestar nervioso.
Homeopatía en la lactancia: el dolor en los pezones

Castor equi conocida también como grasa caballo y que se saca de una formaciones similares a las verrugas en el interior de las patas de los caballos. Se utiliza principalmente como aplicación en los pezones secos y doloridos.
El grafito es también un remedio fuerte. En la homeopatía se utiliza para el eczema en los pezones, del que sale un líquido ámbar. Por otra parte puede utilizarse además del eczema para pequeñas vesículas y grietas alrededor del pezón.
Además de estos remedios homeopáticos también puedes utilizar crema hidratante especial para los pezones.

Homeopatía en la lactancia: la congestión mamaria

La Belladona pertenece a la familia Solanaceae. Se utiliza principalmente para las infecciones de pecho. La zona inflamada se pone roja y por lo general aparecen algunas heridas como rasguños rojos. Incluso con una fiebre alta, la belladona puede ayudarte .
Conium, conocida también como cicuta, es una planta altamente venenosa. Sólo cuando la preparación es altamente diluida, puede ser utilizado en el pecho, especialmente contra los puntos rojos, que son muy sensibles al tacto. La rojez suele ir acompañada de un endurecimiento que es causado generalmente por una obstrucción de las mamas. Esto puede ser resuelto con la cicuta. También se usa contra los mareos en el parto. Para el dolor agudo se puede tomar cada una o dos horas pero es una cuestión que debes consultar a tu comadrona o médico.
La nuez vómica pertenece al género de plantas Strychnos. Este remedio de la homeopatía en la lactancia se utiliza para la congetión mamaria, cuando los conductos de leche están bloqueados, lo cual provoca enfado e ira. La rabia que tienes se siente también en el estómago. Puesto que se trata de un sentimiento que no dura mucho, puedes tomar cada dos a tres horas al día cinco glóbulos, hasta que la sensación se haya ido. Pregunta de nuevo a la partera o al médico por si acaso.
La Phytolacca puede no sólo aumentar la producción de leche hasta la dosis correcta o sanar una mastitis, sino también solucionar la congestión mamaria. Si los pechos ganan un color rojo y están endurecidos y dolorosos, este producto puede ayudarte con este problema.

Homeopatía en la lactancia: la mastitis

La Bryonia también se utiliza en las infecciones del pecho, para los pechos duros y pesados, acompañados de dolores de cabeza severos.
El sulfato de potasio es una forma de sulfito de calcio. Si eres propensa a padecer abscesos en el pecho (inflamación del tejido con acumulación de pus) y reaccionas fuertemente ante el calor y el frío, el sulfato de potasio puede ayudarte.
El mercurio, aunque no lo parezca, muy diluido se utiliza como medicamento homeopático, inofensivo y ayuda con los pechos hinchados y la formación de abscesos. Incluso si no tienes fiebre, estás temblando y tienes un sabor metálico en la boca. El dolor puede ser peor por la noche. En este caso, el mercurio puede serte de ayuda.
La Phytolacca es también un buen remedio de la homeopatía para la lactancia. Es eficaz para la inflamación de los senos (además de dolor en el pecho y dolor en los pezones). Para los síntomas tales como dolor durante la lactancia, extrema sensibilidad y dolor en los pezones, la Phytolacca puede garantizar cierta mejora.

http://www.netmoms.es/revista/bebe/ayuda-para-la-lactancia/la-homeopatia-en-la-lactancia/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s