Varicela. Tratamiento natural. Fitoterapia

VARICELA
La varicela es una enfermedad viral debida a un herpesvirus. Esta enfermedad resulta muy peligrosa para aquellos que presenten sistemas inmunitarios debilitados por medicamentos o disturbios cualesquiera. La varicela se transmite por contacto con las personas infectadas por vía aérea. El contagio puede producirse en promedio de 1 a 2 días antes o aproximadamente una semana después del inicio de la erupción. Su incubación, silenciosa, varía entre 14 y 21 días. En cuanto a la enfermedad en sí, puede durar de 7 a 10 días. Durante este tiempo, el paciente puede ser víctima de dolor de cabeza. La varicela es una enfermedad que normalmente afecta a los niños. Una vez curados, estos últimos desarrollan una inmunidad natural contra el virus responsable.

Prevenir y tratar la varicela en la primera fase de la enfermedad
se puede mitigar picor y acelerar la cicatrización de los granos con homeopatía. En cada etapa de desarrollo de la enfermedad, resulta indicado un tratamiento adecuado. Así, para prevenir la varicela en una persona en contacto con alguien afectado por la enfermedad, se le debe administrar una dosis de Rhus Toxicodendron 7 CH. En un paciente que presente sólo los primeros síntomas, se recomienda administrar Anagallis 5 CH para aliviar el prurito, y rociar con talco de caléndula varias veces al día.

En la fase eruptiva de la enfermedad
Es aconsejable recurrir a Croton tiglium, Rhus Toxicodendron, Mezereum y Antimonium tartaricum.
Comenzar el tratamiento tomando 5 gránulos de Croton tiglium 9 CH cada dos horas hasta que todo signo de escozor desaparezca de manera duradera.
Si el contenido de los vesículas es citrino, se recomienda tomar 5 gránulos de Rhus toxicodendron 15 CH tres veces al día durante diez días, mientras que en caso de vesículas con costras es preferible recurrir a Mezereum 15 CH, teniendo cuidado de respetar la misma dosis. Por último, para mitigar las cicatrices después de la desaparición de las costras conviene adoptar 5 gránulos de Antimonium lang 5 CH dos veces al día.
http://www.guiadelahomeopatia.com/patologias/varicela/

Plantas medicinales o fitoterapia
El Aloe Vera o Sábila es de las plantas más adecuadas. Si aplicamos su pulpa sobre cada granito o vesícula podremos calmar la picazón, evitar su infección y sobre todo evitar que quede alguna cicatriz (la gente suele rascarse mucho y se hacen heridas).
La crema de Caléndula siempre suele aliviar los picores y evita que se infecten las vesiculitas. Si no tenemos crema de caléndula también podríamos limpiar las vesiculitas de la varicela con infusión de hojas de Caléndula.
Ya que se trata de una enfermedad vírica puede ser muy conveniente tomar plantas medicinales que mejoren nuestras defensas: Echinacea, própolis, tomillo, etc. También puede ayudarnos una infusión depurativa: ortiga, diente de león, bardana, etc.
https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox?compose=14b0c59722e88912
Aceite esencial de lavanda
El aceite esencial de lavanda es uno de los más polivalentes que existen. De hecho, si quieres empezar a experimentar con esta terapia maravillosa, te recomendamos que el aceite esencial de lavanda sea el primero que utilices. Recuerda que este aceite esencial es uno de los más seguros y que se puede aplicar directamente sobre la piel.
http://www.vidanaturalia.com/aceites-esenciales-para-el-botiquin-natural/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s