Enfermedad Arterial Periférica (PAD) – Claudicación. Espino Blanco

Enfermedad arterial periférica
En la literatura sólo existe un trabajo publicado el 1968 por Di Renzi et al. A un grupo de 20 pacientes con claudicación intermitente con edades entre 42 y 65 años se les administró un preparado inyectable conteniendo extracto de espino blanco (1 vial de 2 cc conteniendo 0,14 g de extracto de Crataegus oxyacantha y C. monogyna). Tras la administración intravenosa, estos autores observaron un descenso de la frecuencia cardiaca basal de 8 latidos por minuto y un descenso de la presión arterial, entre 5 y 10 mm Hg de presión sistólica y 5 mm Hg de presión diastólica. Con el extracto, mediante estudio reográfico, comprobaron que se incrementaba la capacidad de esfuerzo y concluyeron que el extracto de espino blanco ejercía un papel antiisquémico en estos pacientes.

Efectos adversos
El espino blanco es una droga con un perfil de tolerancia excelente. En los ensayos clínicos publicados no se han comunicado efectos adversos relevantes. A las dosis terapéuticas
empleadas se han descrito como efectos secundarios, en algunas fuentes bibliográficas: ligero
rash cutáneo, cefalea, sudoración, vértigo, síntomas gastrointestinales o somnolencia. En general estos síntomas han sido ligeros o pasajeros.
La FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos no reconoce ningún efecto secundario
relevante cuando se administra sólo, sin combinación con otras drogas vegetales.
En animales, dosis mayores han producido sedación, hipotensión y arritmias. No se ha demostrado mutagenicidad en roedores con el extracto hidroalcohólico estandarizado (18,75%de procianidinas oligoméricas) (96). En el test de mutagenicidad Ames, en Salmonella thyphimurium TA98, un extracto fluido de Crataegus 1:1 fue moderadamente mutagénico. Dicha actividad fue secundaria al contenido en quercetina. Sin embargo, la cantidad de quercetina ingerida con la dieta diaria es superior a la que contienen los extractos comercializados.
Interacción con otros fármacos y precauciones

El espino blanco es muy bien tolerado por los pacientes, sin evidencia de interacciones farmacológicas significativas. No obstante, no se han realizado estudios específicos. Aunque se han
descrito interacciones farmacodinámicas con otros fármacos inotrópicos o vasodilatadores en
libros de fitoterapia, no se han comunicado estos efectos en los ensayos realizados. La interacción
descrita más conocida es con la digoxina.
Supuestamente ocasionaría un efecto farmacológico tóxico aditivo, ya que ambos fármacos bloquean la bomba sodio-potasio. Sin embargo, en un reciente estudio en individuos sanos, no se
observó interacción aditiva a las dosis habitualmente empleadas.
De forma cautelar, parece conveniente no utilizar preparados de espino blanco en pacientes con
tratamiento anticoagulante oral ya que no se han realizado estudios con esta asociación. No se
conoce tampoco si el espino blanco modificaría la metabolización de otras drogas a través del citocromo P450 y por tanto las posibles interacciones farmacológicas a que pueda dar lugar.
Por las razones mencionadas, dado que aún no están claras sus interacciones, el empleo de esta
droga en pacientes con cardiopatía, que además reciben otros fármacos, debería realizarse bajo
supervisión especializada.

http://www.fitoterapia.net/revista/pdf/R.D.F%204.1%20005-%20021%20ESPINO%20BLANCO.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s