Eccema o eczema. Tratamiento natural (aromaterapia, fitoterapia, homeopatía, oligoelementos, infusión)

Los términos de dermatitis (Ver “Dermatitis”) y eczemas se suelen utilizar como sinónimos para hacer referencia a una inflamación superficial de la piel, que afecta a la epidermis y la dermis. Suele ser causada por agentes externos (seborrea, alergias, etc.) o internos (insuficiencia venosa, tensiones) o sen-sación de quemazón de la piel. La dermatitis crónica también recibe el nombre de eccema.
Eccema es un nombre demasiado sencillo para una situación muy complicada. En términos mé-dicos designa una afección cutánea irregular con diversas características; una inflamación superficial cró-nica de la piel, que se caracteriza por enrojecimiento, supuración, formación de costras, descamación y, a veces, formación de vesículas. Constituye más de la mitad de las afecciones de la piel. El eccema puede ser simplemente una pequeña zona de piel seca y escamosa o presentarse como zonas enrojecidas, tume-factas, fisuradas y secas o como lesiones exudativas. Esta piel alterada es más propensa a infectarse y, por tanto, puede asociare a granos o pus.
En contra de la creencia popular, el eccema no siempre es una lesión prolongada o crónica, sino que puede presentarse de forma aguda y desaparecer rápidamente. Por definición, el eccema no tiene una causa ortodoxa reconocida y, estrictamente hablando, toda erupción que se asemeje al eccema con una causa conocida, como irritantes tópicos, infección estafilocócica o reacciones de alergia alimentaria o a medicamentos, debe ser denominada dermatitis. Muy a menudo, los libros no médicos utilizan los térmi-nos eccema o dermatitis indistintamente.
A pesar de que en ocasiones el eccema es exudativo (líquido claro o suero), sus características principales son la sequedad y el enrojecimiento.
Las lesiones que pueden aparecer son: eritema o enrojecimiento, edema, vesículas o vejigas (de pequeño tamaño), exudación (producida por la rotura de vesículas) costras (por desecación de exudado), descamación y liquenificación (por cronificación del eczema), acompañadas de prurito intenos. Sin em-bargo, no todos los eczemas presentan toda esta sintomatología, a veces puede faltar alguno de ellos. La lesión básica es la vejiga, generalmente pequeña, que se rompe con emisión de suero. El eccema tiene un proceso por lo general subagudo o crónico, y se localiza fundamentalmente en el rostro, el cuello, las ma-nos y las piernas, las zonas anal y genital y los grandes pliegues.

Las causas pueden ser exógenas o endógenas, y la curación suele ser lenta.
 Los eccemas exógenos pueden ser de dos tipos: eczema de contacto, llamado también eczema tópico, que es una inflamación producida por sustancias que entran en contacto con la piel. con mecanismos de tipo alérgico, y eczemas de agresión directa (ácidos, sustancias irritantes alcalinas como detergen-te, cosméticos y solventes, la reacción puede producirse tras una exposición repetida etc.) sin compo-nente alérgico.
 Los eccemas endógenos, denominados también eczemas atópicos, se caracterizan por una localiza-ción no específica; y constituye una inflamación superficial con picor que se presentan en sujetos predispuestos familiarmente [con historiales personales o familiares de trastornos alérgicos, como la fiebre del heno o el asma], y aparecen como consecuencia de una falta de reacción causada por anti-cuerpos naturales presentes en el organismo. Tales anticuerpos desencadenan el eccema alérgico (y con frecuencia también manifestaciones de tipo respiratorio, como el asma, o rinitis y conjuntivitis) por la presencia de alérgenos, que pueden ser de tipo alimentario, inhalatorio, farmacológico, o bien producidos por ciertos tejidos de la indumentaria.

La medicina tradicional recurre a varios tratamientos de tipo tópico o sistemático, a menudo, demasiado a menudo, a base de cortisónicos que a la larga resultan bastante dañinos.

Ver “Eccema” en Enciclopedia de la Salud Familiar págs 127-129.

TRATAMIENTO HIGIENICO

 Mantener una hidratación cutánea adecuada.
 Investigar posible causa alérgica. Si existe una sobreinfección tratarla.
 Si hay estreñimiento crónico, tratarlo. Mantener en buen estado la flora intestinal (Lacticol o Inulac)
 Lavados de sangre (cajón de vapor). Sauna. Hidroterapia.
 Evitar el stress.
 Se suelen prescribir cremas y lociones que no contengan lanolina, una grasa deriva-da de la lana que con frecuencia produce reacciones alérgicas.

TERAPIAS MANUALES

 Reflexología.- Suele darse masajes a las zonas reflejas correspondientes a las partes de la piel afectadas por el eccema, así como a las que se asocian con el plexo solar, la hipófisis, las glándulas suprarenales, el hígado, el tuvo digestivo, los riñones y los órganos reproductores.

FITOTERAPIA

Abedul: en uso externo contra erupciones de la piel, llagas y heridas.
Agrimonia: en la dermatitis pruriginosa (de prurito) o inflamaciones de la piel que se manifiestan con picor.
Almendro: El aceite de almendra se usa para problemas de eccemas y sequedad de la piel.
Aloe vera: planta vulneraria, cicatrizante para eccemas, pie de atleta, herpes.
Bardana: Depurativa de la piel. Cura el acné, las erupciones de la piel, herpes.
Caléndula: Enfermedades de la piel, eccema escamoso o liquenoide. Precaución en el embarazo.
Hipérico: para inflamaciones de la piel como dermatitis. Contraindicada en el embarazo y precaución con el sol (fotoestimulante).
Fumaria: Siempre que esté afectada la piel como órgano se va a dar esta planta, por ejemplo: salpullidos, acné, eccemas, psoriasis, dermatitis. Precaución: dosis altas, emba-razo y lactancia.
Gordolobo: En uso externo para eccemas, dermatitis, prurito.
Lino: Antiinflamatorio, emoliente y laxante. Se usa en cataplasmas en caso de eccemas, inflamaciones externas.
Llantén: Es vulneraria y se usa en dermatitis, eccemas (se consume también en forma fresca). Se pueden hacer cataplasmas, generalmente con las hojas.
Manzanilla: Se usa en dermatis y eccemas.Contraindicado en el ambarazo y lactantes.
Nogal: Es astringente. En usos externo para problemas de la piel como eccmas, impéti-go.
Olivo: El aceite de oliva se usa para problemas de dermatitis y en general problemas dermatológicos (aunque es mejor el germen de trigo).
Ortiga: Depurativa y diurética. Va bien en afecciones de la piel (eccemas, dermatitis, salpullidos).
Romero: Antiséptico y cicatrizante para úlceras, eccemas. Contraindicado en embarazo, insomnio, nerviosismo, epilepsia, hipertensión causada por nerviosismo.

Es importante tratar la tensión emocional con la infusión de pasiflora (sumidad) + tila (flor) + melisa (hojas) + espino blanco (sumidad)

Como el eccema es un padecimiento complejo, requiere un tratamiento cuidado-so que sólo se obtiene analizando cada caso particular.

La infusión de caléndula se ha empleado desde hace mucho para aliviar la come-zón y la descamación de la piel. Se dice que es útil para evitar las recurrencias del ec-cema. Hay que añadir 30 gr de flores o pétalos a medio litro de agua hirviendo, dejar que la mezcla repose de 5 a 10 minutos, pasarla por un colador y beberla en la cantidad necesaria. Si la piel está muy enrojecida se aplica crema de caléndula de acción anti-edematosa, reparadora y regenerante cutánea.

 Una pomada de acción antiinflamatoria y antipicor es la realizada a base de “Cardo spermum halicacabun”.

Infusión depurativa de eccemas: Diente de león (planta entera)….40% + Fumaria (planta entera)….40 % + Bardana (raíz)…….20 %. Preparar a modo de infusión con 1 cucharada de la mezcla de plantas secas en una taza de agua hirviendo, dejar en reposo durante 10 minutos y tomar 2-3 veces al día.

HIDROTERAPIA

 La irritación de la piel puede aliviarse tomando un baño caliente al que se hayan añadido dos cucharadas de bicarbonato de sodio.
 En eccemas generalizados (aunque sea en la cara) se aplicarán al cuerpo envolturas de ¾ o completa frías.
 Baños de cabeza o de cabeza y tronco.
 La sauna, porque al sudar se activa el manto ácido para afecciones de la piel. Es de-purativa.

Aditivos para problemas de la piel cutáneos: el salvado de trigo.

A la col blanca se le atribuye la virtud de aliviar incluso los casos graves de ec-cema. Una vez lavadas perfectamente las hojas, hay que calentarlas en agua hervida y aplicarlas en varias capas a la parte afectada, cubriéndolas luego con un vendaje flojo para mantenerlas en su lugar. Este tratamiento debe practicarse por la mañana y por la noche.

GEOTERAPIA

 Compresas de agua arcillosa frías (ver aplicación en apuntes geoterapia pág 17)

SUPLEMENTOS DIETETICOS

 Própolis (en extracto) para uso externo en inflamaciones de la piel.
 Levadura de cerveza viva para eczemas generalmente debidos a problemas hepáti-cos.
 Aceite de onagra: para eccemas en la piel.
 Aceite de borraja: para eccemas en la piel.

BIOSALES DE SCHÜSSLER

 Kalium sulphuricum: Eccemas con exudados amarillos.(En el tercer grado de la inflamación). En trastornos acompañados de intensa descamación de la dermis y epidermis. Eccema con secreción amarillenta, piel áspera y seca, ardor y comezón en la erupción papulosa. La piel se descama con facilidad, dejando una base pegajo-sa. Úlceras con secreción amarilla y acuosa, psoriasis, seborrea.
 Natrum sulphuricum: Eccemas, verrugas, panadizos, papilomas.
 Natrum muriaticum: con costras, sobre todo en el cuero cabelludo. Indicada para tratar las erupciones supurantes, eccemas supurantes, caspa y alopecia.
 Calcarea sulphurica: Eccema con exudado purulento.

OLIGOELEMENTOS

La oligoterapia dirigirá su atención al terreno orgánico de base, e intervendrá diatésicamente con el Manganeso en los casos en que la Diátesis sea de tipo alérgico o hiperreactivo (diátesis 1) y con el Manganeso-Cobre en caso de que el terreno sea Hi-posténico o hiporeactivo (diátesis 2).

Los eccemas exógenos se darán casi siempre en sujetos alérgicos, y los eccemas endógenos en sujetios hipostémicos. En ambos casos se añadirá el azufre, que aumen-tará la eficacia del tratamiento. Resulta bastante claro el paralelismo de esta terapia con la relativa a las formas asmáticas, y ello es lógico si se recuerda que la oligoterapia no cura los síntomas, sino que interviene en el terreno orgánico individual.

La dermatosis eritematovesiculosa se encuentra en el síndrome hiperreactivo (eccema debido a alérgenos exógenos como es el caso en el eccema de contacto) y en el síndrome hiporeactivo (eccemas con alérgenos endógenos y flora intestinal patógena).

 Tratamiento básico del eccema agudo:
• Mn 1 amp. semanal durante 2 meses para controlar la hiperreactivi-dad de ese terreno.
• Mn-Cu 6 amp. semanales durante 2 meses. Para tratar y prevenir las so-breinfecciones.
• S 3 amp. semanales durante 2 meses. Como complemento de los anteriores y por su acción desensibilizante.

 Para la diátesis alérgica
– Mn ……….. 1 dosis, 4 veces a la semana en ayunas
– S…………….. 3 veces a la semana, 5 minutos después del Mn. Disminuir según la evolución clínica.

 Para la diátesis hiposténica
– Mn-Cu……… 1 dosis, 4 veces a la semana en ayunas
– S………………. 3 veces a la semana, 5 minutos después del Mn-Cu. Disminuir se-gún la evolución clínica

 Complementarios
• P 2 amp. diarias durante unos días. En los brotes con síntomas in-tensos el fósforo complementa la acción del manganeso a nivel de la hiper-reactividad del terreno.
• Cu 3 amp. diarias durante unos días. En caso de eccema infectado y con reacción inflamatoria importante.
• Zn-Cu 3 amp. semanales durante 2 meses. Si los brotes agudos vienen ligados al estrés o si el eccema presenta un modo evolutivo periódico. Según los síntomas endocrinos de esa “desadaptación” podremos dar preferencia al Zn-Ni-Co en vez de Zn-Cu.
• Li 1-2 amp. diarias durante el tiempo necesario. En caso de tras-tornos comportamentales concomitantes de tipo nerviosismo, agresividad, in-somnio, irritabilidad.
• Cu-Au-Ag 3 dosis semanales durante 2-3 meses. En las personas débiles, sin energía, depresivas o en los eccemas con sobreinfecciones tórpidas, que no llegan a “limpiarse” del todo.

 Tratamiento básico del eccema crónico
• Mn-Co 3 amp. semanales durante 3 a 6 meses. Utilizaremos, aquí, ese complejo sinérgico de oligoelementos catalizadores porque la cronicidad de esa patología se debe al paso del síndrome hiporeactivo (o hiperreactivo) al síndro-me distónico.
• Mn-Cu 3 amp. semanales durante 3-6 meses. Permite evitar las sobrein-fecciones.
• Mn 1 amp. semanal durante 3 a 6 meses. Permite controlar la hiper-actividad subyacente y evitar los brotes evolutivos agudos.

 Complementarios
• Cu-Au-Ag 3 dosis semanales durante 3 a 6 meses. En los sujetos anérgicos, abúlicos, ansiodepresivos, propensos a las infecciones iterativas.
• Li 1-2 amp. diarias durante unos días. Para controlar los trastornos nerviosos concomitantes, si procede.
• Zn-Cu 3 amp. semanales durante 3 meses. Es útil si los brotes de reac-tivación son de aparición periódica o vienen ligados al estrés (síndrome de des-adaptación).

• Eccemas: Tomar a la mañana, al despertar, alternando una dosis de Al: (los lunes, miércoles y viernes) y Mn y S los martes jueves y sábados. En caso de infección: Cu, a la posología de 2 dosis todos los días, Cu-Au-Ag.

 Eccemas varicosos………….. Mn-Co, S y Cu-Au-Ag
 Eccemas con alérgeno exógeno……… Mn y Mg
 Eccemas con alergeno endógeno……… Mn-Cu y Mg.
 Eccema del lactante (atópico): Mn (1 amp. al día 2 veces por semana) + S (1 amp. al día 2 veces por semana).
 Eccema de contacto (alérgico) : Mn-Cu (1 amp. al día L-X-V) +S (1 amp. al día M-J-S) durante dos meses + P (1 amp. al día al acostarse o una dosis cada dos días) + Mn (1 amp. al día, dos dosis por semana)
 Eccema constitucional: Mn (tomar dos dosis por semana, durante 2 meses), P (una dosis diaria) y Al (una dosis diaria)
 Eritemas: Mn-Cu (1 dosis al día L-X-V) +S (1 amp. al día al acostarse)

HOMEOPATIA

En opinión de los homeópatas, el eccema casi siempre es síntoma de otro tras-torno, cuyo tratamiento varía en cada caso y debe encomendarse a un especialista, sobre todo si un médico alópata ha prescrito un ungüento a base de esteroides.

 Graphites.- Si la erupción cutánea exuda una secreción pegajosa parecida a la miel
 Petroleum cuando la comezón sobreviene por la noche y se acompaña de un líquido acuoso en personas propensas a la piel partida y a las grietas en las yemas de los de-dos.
 Sulphur si la comezón empeora con el calor y si el ansia de rascarse se vuelve irre-sistible.
Sólo se recomiendan unas cuantas dosis con potencia decimal de 6, y el paciente de-be mantenerse bajo vigilancia estrecha del terapeuta para prevenir complicaciones.

 Staphysagria 15 CH (5 gránulos, dos veces al día) para tratar el trasfondo emocio-nal.
 Sulphur 9CH (una vez al día) para la reacción cutánea urgente que empeora con el agua y el calor.

DIETETICA

 Sobre todo evitar leche y derivados.
 Tomar abundante vitamina A, E y C: zanahorias, germen de trigo, cítricos, etc.
 Frutas y verduras crudas.

ZUMOTERAPIA
Los eccemas son más un síntoma que una enfermedad. Entre sus numerosas cau-sas se hallan la herencia y la susceptibilidad. A menudo es producido por la tensión y la preocupación. Hay que tratar de encontrar y eliminar la causa. Elegir una dieta no esti-mulante. El vegetarianismo es ideal. Se puede probar algunos de los zumos siguientes:

– 6/7 hojas de espinacas; 3 zanahorias
– 1 zanahoria; 1 trozo de apio; 7/8 hojas de espinaca.
– Perejil
– 5/6 hojas de espinaca
– ½ lechuga
– 2 papayas
– 1 alcachofa
– hojas de ortiga
– 3 patatas.

OTROS TRATAMIENTOS

Acupuntura.- En la medicina tradicional china, el eccema está asociado con la exposi-ción frecuente al calor, la humedad y el viento. Así el tratamiento se orienta a contra-rrestar el efecto de esos elementos y a corregir las consiguientes deficiencias sanguíneas y de energía. Los meridianos que se tratan con agujas son los del intestino grueso, el pulmón, el bazo y el estómago. Si el terapeuta cree que el hígado no funciona adecua-damente y es por tanto incapaz de erradicar el eccema, prescribirá una dieta especial, que excluya las bebidas alcohólicas, el café, las grasas y los alimentos lácteos.
Aromaterapia. Entre los aceites esenciales utilizados están los de hinojo, manzanilla, geranio, sándalo, hisopo, enebro y lavanda. Si el eccema es seco, hay que emplear aceite de mercadela como vehículo del aceite esencial; si es húmedo, son preferibles los ehícu-los de loción. La proporción debe ser de 12 gotas de aceite esencial por cada 50 ml de vehículo. Conviene aplicar la mezcla por la mañana y por la noche a la zona afectada.
Flores de Bach.- Los terapeutas creen que la manzana silvestre mitiga el sentimieto de vergüenza que a veces acompaña al eccema, mientras que la clemátide y el mímulo ayudan a combatir la sensibilidad excesiva; si la afección produce irritabilidad, se utiliza impatiens. Se dice que la aplicación local de una crema compuesta con el Remedio de urgencia puede calmar las síntomas físicos del eccema.

PRODUCTOS COMERCIALES

 Uso interno:
Natausor 4 Depulan (tres infusiones al día) y se añaden en cada toma 15 gotas del
Composor 19: DEPULAN (Soria Natural). Mezcla de extractos de Bardana, Ortiga verde, Cola de caballo, Fumaria, Zarzaparrilla, Pensamiento) en forma de gotas, que resultan muy útiles para cualquier tipo de alteración de la piel. Entre sus acciones posee un gran efecto remineralizante, diurético, depurativo, antibiótico, antiinflama-torio y cicatrizante que favorece la eliminación de sustancias de desecho del orga-nismo y estimula la regeneración de la piel, contribuyendo a mantenerla en buen es-tado y disminuir los efectos del paso del tiempo.
DEPOSOR LIMON (Soria Natural). Producto realizado a base de una maceración en aceite de oliva de primera presión en frío de diversas plantas amargas: Manzani-lla amarga, Romero y Cohombrillas y al que se le añade zumo de limón y vitaminas E, C, Fosfatidilcolina, Fosfatidilinositol y Selenio para favorecer su digestibilidad y potenciar sus efectos. Es un gran depurativo y desintoxicante hepático, estimula la eliminación de bilis, es un gran regulador intestinal y favorece la absorción de vita-minas liposolubles (A, E, D, K) por lo que contribuye a mantener la piel en buen es-tado.
Fitofrés de bardana
Verde de Cebada.
 Uso externo:
SORIDER LOCION (Soria Natural). Producto elaborado a base de brea de ene-bro, resinas y aceites esenciales de plantas de gran calidad que frena y evita la des-camación de la epidermis, devolviéndole el equilibrio, tersura y suavidad natural. En problemas capilares potencia la nutrición del folículo piloso, reactivando su acti-vidad vital y favoreciendo el desarrollo capilar.
Sorider jabón
Sorider crema.

http://terapiasnaturalesparatodos.blogspot.com.es/2009/05/eccemas.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s