Congestión pulmonar. Tos productiva. Flema (moco) verde, amarilla. Remedio natural Jengibre, Eucalipto, Limón, Ajo, Cúrcuma, Malvavisco

Las flemas verdes indican que podría haber neumonía o hemorragia interna. Las flemas son verdes debido a la presencia de mieloperoxidas (MPO). Es una enzima que se encuentra en los glóbulos blancos de la sangre.

La mucosidad con flemas verdes indica que la infección bacteriana está en los senos.

Las flemas verde-amarillas indican que hay infección vírica en las vías respiratorias superiores. Una flema amarilla clara indica que su cuerpo está lo bastante sano como para combatir la infección. Las flemas verdes en el pecho pueden causar congestión y provocar dificultades en la respiración. Lo mejor es toser las flemas verdes y despejar la garganta.

Para toser la flema verde, beba mucha agua caliente durante el día.
Beba zumos frescos para mejorar el sistema inmunitario y mantener la orina transparente.
Evite los productos lácteos, la carne y los alimentos fritos, ya que pueden provocar la producción de flemas.
Tome antioxidantes naturales de forma regular para mantenerse sano y mejorar su inmunidad.
La inhalación de vapor con unas pocas gotas de aceite de eucalipto aligerará las flemas de los pulmones.
Escupa las flemas verdes, ya que tragarlas reciclará el virus y las bacterias en el cuerpo, causando más infecciones.

Si tu tos realmente te incomoda, toma unas pastillas de jengibre para la tos en lugar de un supresor. El jengibre te ayudará a deshacer el moco mientras que la pastilla para la tos te permitirá a aliviar el dolor de garganta. Las pastillas con un fuerte sabor a eucalipto también pueden aliviar tu malestar.
Evita los alimentos que te causen algún problema. Si bien la comida no parece estar directamente relacionada con el moco y la flema, existe una correlación entre ambos. Los productos lácteos, la sal, el azúcar y las frituras aumentan la producción de moco. Quita estos alimentos de tu dieta hasta que tu pecho se haya descongestionado.
Come alimentos beneficiosos. Por otro lado, existen algunos alimentos que pueden ayudarte a eliminar el moco que se encuentra en tu pecho además de disminuir su producción. Come alimentos picantes, frutas cítricas, ajo y jengibre para aliviar una congestión de pecho leve. Asimismo, los espárragos y la piña en particular han demostrado tener beneficios descongestionantes.
Come ajo y sopa de limón. Ambos ingredientes pueden ayudarte a aliviar la congestión. Agrega unas galletas de soda a la mezcla para aumentar los efectos.
Agrégale el jugo de 3 limones a una taza de agua muy caliente.
Corta algunos ajos (1 o 2) y agrégalos al agua.
Añade un poco de sal y mucha pimienta negra molida.
Tómalo todo y te sentirás mejor al instante.

Infusión de Malvavisco (ver Tos Flema

Mantente bien hidratado. Beber mucha agua cuando estás enfermo es una necesidad, pero es especialmente útil para aliviar la congestión de pecho. El no beber suficientes líquido hará que el moco en tu pecho y garganta se coagule y se espese, haciendo que sea más pegajoso y difícil de eliminar.

Bebe agua (caliente si es posible) todo el día para diluir el moco en tu cuerpo.
Prepara un remedio a base de hierbas para aliviar la congestión. Añade un poco de azafrán a una taza de leche vegetal. Revuelve y calienta. Agrega una cucharadita de miel y unas cuantas gotas de jugo de limón. Bébelo mientras esté caliente y revuelve cada pocos minutos.

Haz gárgaras. Las gárgaras no siempre son las más llamativas pero pueden ayudarte a deshacer el moco en tus vías respiratorias. Mezcla media taza de agua caliente con 1 o 2 cucharaditas de sal y una pizca de cúrcuma. Revuelve la mezcla hasta disolver un poco la sal y luego toma un trago. Haz las gárgaras tan profundamente como te sea posible durante 1 o 2 minutos de 3 a 4 veces al día.

Utiliza vapor. Esto funciona de manera similar a beber líquidos calientes. El calor y la humedad del vapor ayudan a deshacer y disolver el moco que se encuentra en tus pulmones y garganta. Toma una ducha caliente o llena un recipiente con agua muy caliente. Coloca tu rostro sobre el recipiente y pon una toalla encima de tu cabeza para que atrape el vapor. Mantén tu rostro en esa posición durante la mayor cantidad de tiempo posible y respira tan profundamente como puedas.
Puedes añadir unas cuantas gotas de aceite esencial de menta o de eucalipto, los cuales pueden ayudar a deshacer el moco.

Cuando tosas, si arrojas moco (es decir, si es una tos productiva), entonces no tomes antihistamínicos (atención con la ortiga), ya que eso podría hacer que las secreciones se sequen y sea más difícil que salgan. Algunos medicamentos para la tos contienen antihistamínicos, así que asegúrate de leer la etiqueta del envase. Si tienes un resfriado o la gripe, es muy normal que el drenaje sea de color amarillo o verde claro. Sin embargo, si es de otro color, consulta con un médico
Mientras estés en una ducha de vapor, pídele a alguien que te dé golpes ligeros en la espalda alrededor del área de los pulmones. Esta acción de golpeteo aflojará el moco y facilitará su expulsión.

http://es.wikihow.com/despejar-la-congesti%C3%B3n-del-pecho

Anuncios

6 pensamientos en “Congestión pulmonar. Tos productiva. Flema (moco) verde, amarilla. Remedio natural Jengibre, Eucalipto, Limón, Ajo, Cúrcuma, Malvavisco

  1. ivan gonzalez

    hola desde hace tiempo tengo problemas de flema en la garganta, pero de un mes para aca en ocasiones expulso flemas solidas del tamaño de un grano de arroz no es a diario pero ya me preocupo ya tome para expulsar flemas y no sede la molesta flema en la garganta.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s