Aceite de coco. ¿Cómo utilizarlo en la cocina?. Diabetes, antiinflamatorio, antifúngico, antiviral

8 consejos de uso para el aceite o manteca de coco

El aceite de coco es uno de los alimentos que más beneficios presentan para la salud, no solo tiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antifúngicas y antivirales sino que también mejora la absorción de nutrientes.

A veces me escriben diciendo que no saben como usarlo, voy a intentar hacer una lista sencilla con los usos que solamente a nivel culinario y nutritivo pueden beneficiarnos al tener aceite o manteca de coco habitualmente en nuestra cocina.

aceite o manteca de coco

1- Tomar una cucharada cuando te notes falto de energía, o añadir una cucharada al café para comenzar el día con energía. Ya que los ácidos grasos del aceite de coco son uno de los mejores combustibles que tu organismo puede usar. Además tomado antes de las comidas mejora la digestión, evita los reflujos, acidez e indigestiones.

2- Si estás tomando suplementos de vitaminas liposolubles, D, K, E o A, tomarlas con una cucharada de aceite o manteca de coco ayuda a que sean más efectivas ya que las absorberás mejor.

3- Como reemplazo de aceites de semillas que se enrancian al calentarlos y no solo pierden sus propiedades nutritivas sino que también se vuelven tóxicos si se calientan o recalientan demasiado. Puedes hacer recetas de galletas, pan y toda clase de postres.

4- Úsalo con cacao o chocolate para hacer bombones o coberturas para tus postres helados. Este chocolate se deshace en tu boca dejando un agradable sabor. Receta, más fácil imposible:

1 cucharada sopera de aceite o mantequilla de coco
2 pastillas de chocolate o 2 cucharadas de cacao en polvo
Edulcorante y especias como canela, pimienta roja, o cayena son opcionales
Calienta en el microondas o al baño María la grasa de coco con el chocolate o cacao y remueve hasta obtener una pasta cremosa. Luego refrigera.

5- Para las madres lactantes, consumir 3 cucharadas de aceite o manteca de coco a día enriquece y hace más nutritiva la leche materna y son calorías que se necesitan para el período de gran gasto energético que es la lactancia.

6- La grasa del coco ayuda en la pérdida de peso y a la hora de controlar los antojos, son grasas saciantes de las que menos del 1% van a parar a tu tejido adiposo.

7- Las personas diabéticas se benefician de un mayor control de la glucosa en sangre y evita las “urgencias” por comer.

8- Ideal para saltear verduras ya que les aporta un suave sabor a nuez que a los niños (y no tan niños nos encanta)

guisantes con aceite de coco

En un cazo o sartén con tapa, pon una cucharada de aceite o manteca de coco y añade un ajo picado a fuego muy lento. Cuando el ajo esté blando añade los guisantes, remueve y tápalo. Poco a poco con la propia agua de los guisantes se guisarán. Justo antes de retirarlo añade sal, nuez moscada o mostaza y remueve. Estos guisantes mantienen todos los minerales y gran parte de sus vitaminas, especialmente la vitamina C, que es más sensible a las altas temperaturas. Además están deliciosos.

Y esto es solo un pequeño recuento de usos que podemos dar al aceite y manteca de coco en nuestra cocina para mejorar nuestra salud y bienestar. Hay muchísimas más opciones en temas de belleza y para usarlo de forma tópica, pero de eso hablaremos otro día.

http://megustaestarbien.com/2012/10/31/8-consejos-de-uso-para-el-aceite-o-manteca-de-coco/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s