Psico-neuro-aromaterapia. Uso de aceites esenciales por patología

Los aceites esenciales intervienen principalmente sobre las emociones y la actividad mental. Esto ocurre a través del olfato y su influencia en el sistema límbico, y también a través del sistema circulatorio cuando el aceite es ingerido o se aplica de topicamentea (llegando al torrente sanguíneo en 20 minutos) y a través de la via metabólica. Las moléculas aromáticas en el sistema límbico, activarán la amígdala (centro de la memoria del miedo y del trauma) y provocarán un efecto sedante en el sistema nervioso autónomo (SNA). Este efecto que los aceites esenciales en la amígdala y glándula pineal, ayudan a que la mente y el cuerpo liberen traumas emocionales y angustia.

Los esteres y aldehídos en ciertos aceites esenciales tienen efectos sedativos y relajantes sobre el SNA (sistema nervioso autónomo), tanto simpático como parasimpático. Esto evita la ansiedad, y por lo tanto inhibe una condición ácida en nuestro ph que activaría la enzima de la transcripción (encargada de comunicar dicha ansiedad al ARN y la almacena en el ADN). En estados de ansiedad, el sistema inmunológico se deprime y da pasos a patologías diversas, incluido el cáncer (patología que se desarrolla en ambientes muy ácidos).

En situaciones de estrés agudo o crónico, que sobrepasen nuestros recursos de supervivencia ancestral (aunque ahora el peligro de depredadores es sustituido por reuniones, ambientes familiares, etc.), que nos lleva a emociones de ansiedad o depresión (por fundamentos sociales, hombre, mujer, entre otras causas), podemos utilizar los aceites esenciales para elevar nuestro tono emocional, incrementando el optimismo, la confianza en nosotros mismos y una valoración más positiva de nuestra realidad.

Los aceites esenciales han demostrado ser eficaces en el tratamiento de trastornos mentales.

Los aceites esenciales pueden ser utilizados en:
baños de inmersión,
en vaporizador o quemador,
en masaje,
aplicados de forma tópica con un aceite portador,
pudiendo utilizarse como perfume,
y también pueden ingerirse (siempre y cuando utilicen en su fabricación productos comestibles. Especial cuidado y atención, entre otros, jazmín y rosa. Consulte siempre a un profesional), observando las recomendaciones de la dosis; es decir, 2 a 3 gotas de aceite esencial apto para consumo con un poco de agua, zumo, etc. dos o tres veces al día y no mezclar más 3 aceites por vez y en ese caso usar 1 o 2 gotas de cada aceite.

Los aceites esenciales recomendados para cada condición pueden usarse sólos o combinados. Al combinarse los aceites se produce un efecto sinergético que resulta en un efecto total más fuerte que la suma de las acciones producidas individualmente por cada aceite.

ABUSO MENTAL Y FÍSICO: Aceite esencial de geranio, ylang ylang, sándalo y melisa.

ABURRIMIENTO: Aceite esencial de cedro, manzanilla romana, ciprés incienso, enebro, Lavanda , romero, sándalo, tomillo, ylang ylang y pimienta negra.

ADICCIONES: Aceite esencial de hisopo, lavanda, incienso, mirra, rosa, limón, naranja, geranio, bergamota, patchouli, loto (aceite sagrado), helicriso, hinojo, romero y manzanilla romana.

AGITACIÓN: aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana y romana, naranja, bergamota, melisa, nerolí, jazmín, ylang ylang, rosa, palmarosa, nardo, sándalo, incienso, mejorana y salvia.

ANSIEDAD: aceite esencial de enebro, cedro, ciprés, geranio, vetiver, rosa, palmarosa, melisa, jazmín, ylang ylang, lavanda, nerolí y nardo.

ANOREXIA: aceite esencial de estragón, mandarina, naranja, limón, bergamota, jengibre, canela, pícea, palisandro, menta, manzanilla, ylang ylang, melisa, cedro, helicrisum, lavanda, sándalo, loto e incienso.

APATÍA: Aceite esencial de incienso, geranio, mejorana, jazmín, naranja, menta, palisandro, rosa, sándalo, tomillo e ylang ylang.

AUTISMO: Aceite esencial de vetiver, mirra, sándalo, incienso, melisa, cedro y eucalipto,

AUTOESTIMA, BAJA: Aceite esencial de romero, laurel, jazmín, rosa, pino, hinojo, jengibre, tomillo, enebro, hisopo, milenrama, árbol del té, cedro, alcaravea y almizcle o musk (Aceite Sagrado).

CELOS: Aceite esencial de bergamota, eucalipto, incienso, limón, mejorana, naranja, rosa, romero y tomillo.

CONFUSIÓN: Aceite esencial de cedro, ciprés, menta, incienso, geranio, jengibre, enebro, mejorana, jazmín, rosa, palisandro, romero, albahaca, sándalo, cardamomo y limón.

CULPA: Aceite esencial de manzanilla romana, ciprés, enebro, limón, mejorana, geranio, incienso, sándalo, rosa y tomillo.

DEPRESIÓN: Aceite esencial de incienso, limón, jazmín, menta, sándalo, geranio, lavanda, bergamota, angélica, naranja, ylang ylang y musk o almizcle (aceite sagrado)

DISFUNCIÓN SEXUAL:

– DESEO SEXUAL EXCESIVO: aceite esencial de mejorana, lavanda, hierba de San Juan, naranja, patchouli, ylang ylang, geranio, neroli, palisandro, incienso, sándalo, musk y loto ( los cuatro últimos como Aceites Sagrados). Nota: es de destacar que en muchos casos los aceites son equilibrantes, por eso se utilizan para situaciones de funciones hipo e hiperactiva

FALTA DE LÍBIDO: Para mujeres: geranio, vainilla, canela, ylang ylang, nardo, narciso, patchouli, rosa, pimienta negra, nuez moscada, jazmín, coriandro, musk (almizcle o “abelmoschus moschatus”) y ámbar rojo (benjuí), ambos aceites sagrados.

Para hombres: mirra, pimienta negra, pino, nerolí, jengibre, nuez moscada, jazmín y coriandro, musk y ámbar rojo, ambas aceites sagrados.

FRIGIDEZ Aceites esencial de jazmín, rosa, ylang ylang, musk y ámbar rojo, ambos aceites sagrados.

– IMPOTENCIA Aceite esencial de ylang ylang, jazmín, rosa, cardamomo, jengibre, canela, patchoulí, sándalo, mirra, nuez moscada, palisandro, loto, salvia sclarea,salvia española e hinojo.

DISTRACCIÓN, FALTA DE CONCENTRACIÓN Y MEMORIA:

Aceite esencial de romero, basílico, laurel, menta, árbol del té, pino, cardamomo, coriandro, mejorana, salvia, incienso, limón, hisopo y tomillo

INDECISIÓN, FALTA DE PODER PERSONAL:

Aceite esencial de jengibre, enebro, cedro, tomillo, hisopo, pino,

ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS:

– ELA: aceite esencial de helicrisum, orégano, salvia sclarea, enebro, romero, clavo, cardamomo, ylang ylang, geranio, limón, mandarina, bergamota, palisandro, marosa, cedro, melisa, lavanda, jazmín, incienso, loto, sándalo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda y ciprés.

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, palisandro, lavanda, geranio, nerolí, angélica, salvia española, limón, bergamota, ylang ylang, palmarrosa, hisopo, manzanilla romana, jazmín, rosa, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: aceite esencial de menta, enebro, naranja, ylang ylang, patchouli, pícea, palisandro, helicrisum, incienso y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ESTIMULAR GLÁNDULA PINEAL Y PITUITARIA: aceite esencial de vetiver, cedro, lavanda, pimienta negra, anís, melisa, angélica, helicrisum, ylang ylang, canela, pícea, enebro, comino, ravensara, jazmín, rosa, sándalo, loto, papiro, mirra e incienso (estos 7 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: aceite esencial de salvia sclarea, palisandro, cedro, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, loto, incienso y jazmín ( estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ESQUIZOFRENIA: Aceite esencial de menta, cardamomo, cedro, mirra, incienso, sándalo, jazmín, vetiver, melisa, romero y benjuí (ámbar rojo, aceite sagrado)

ESTRÉS: Aceite esencial de lavanda, manzanilla, nerolí, loto (aceite sagrado), mejorana, rosa, sándalo, incienso, cedro y vetiver.

FATIGA MENTAL: Aceite esencial de pimienta negra, salvia, menta, nuez moscada, menta, romero y pino

FRUSTRACIÓN, IRA: Aceite esencial de naranja, bergamota, pomelo, menta, manzanilla romana y alemana, milenrama, helicriso, lavanda, rosa y nardo.

HIPERACTIVIDAD: Lavanda, madera de cedro, vetiver, manzanilla romana, menta y valeriana y nerolí.

IRA: Aceite esencial de bergamota, nerolí, cedro, manzanilla romana, incienso, lavanda, limón, mejorana, mirra, naranja, rosa, sándalo.

LABILIDAD EMOCIONAL: Aceite esencial de bergamota, salvia sclarea, geranio, enebro, hinojo, lavanda, menta, rosa, jazmín, romero, limón, sándalo, milenrama e ylang ylang.

MIEDO: Aceite esencial de bergamota, salvia sclarea, manzanilla romana, ciprés, geranio, enebro, jazmín, mirra, sándalo, rosa, naranja y vetiver.

PÁNICO: Aceite esencial de bergamota, lavanda, nerolí, sándalo, incienso, mirra, romero, manzanilla, mejorana, gaulteria, tomillo e ylang ylang.

PENSAMIENTO OBSESIVO, REPETITIVO: Aceite esencial de salvia, ciprés, menta, limón, lavanda, nerolí, geranio, mejorana, rosa, sándalo, heliotropo e ylang ylang.

SHOCK: Aceite esencial de heliotropo, manzanilla romana, albahaca, mirra, ylang ylang y romero.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: aceite esencial de tomillo, clavo, naranja, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, hisopo, ravensara, comino, menta, salvia, geranio, manzanilla alemana, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

SÍNDROME DE LAS PIERNAS INQUIETAS: aceite esencial de albahaca, mejorana, valeriana, manzanilla romana, menta, ciprés, naranja, ylang ylang, patchouli y loto (Aceite Sagrado).

SUFRIMIENTO: Aceite esencial de bergamota, manzanilla romana, salvia sclarea, eucalipto, enebro y lavanda y nerolí.

TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN: aceite esencial de vetiver, lavanda, cardamomo, cedro, menta, helicrisum, melisa, limón, bergamota, mandarina, naranja, ylang ylang, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, patchouli, clavo, rosa, jazmín, incienso, loto y sándalo (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

TRANSTORNOS CEREBRALES:

– ENFERMEDAD DE ALZHEIMER: aceite esencial de cedro, vetiver, jengibre, nuez moscada, manzanilla alemana, lavanda, nardo, eucalipto, ciprés, melisa, patchouli, helicrisum, hierba del gato, loto, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TRANSTORNOS DE LA CONCENTRACIÓN: Aceite esencial de cedro, ciprés, enebro, lavanda, limón, albahaca, heliotropo, mirra, naranja, menta, romero, sándalo e ylang ylang

– TRANSTORNOS DE LA MEMORIA: Aceite esencial de menta, romero, albahaca, vetiver, limón, cardamomo, helicrisum, geranio, palisandro, loto, sándalo, incienso, jazmín y rosa (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

TRANSTORNOS DEL SUEÑO:

– INSOMNIO: Aceite esencial de valeriana, lavanda, madera de cedro, limón, manzanilla alemana, manzanilla romana, mandarina, romero, ciprés, azahar, naranja, geranio, nerolí, loto, patchouli, ylang ylang, rosa, angélica, palisandro, bergamota, jazmín

– NARCOLEPSIA: Aceite esencial de hierba del gato, romero, pimienta negra, canela, cedro, lavanda, helicrisum, melisa, sándalo, loto e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– APNEA: Aceite esencial de albahaca, cardamomo, romero, menta, palisandro, geranio, limón, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, manzanilla romana, angélica, ajedrea, pícea, palisandro, loto, incienso y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados)

TRAUMA EMOCIONAL: Aceite esencial de lavanda, limón, manzanilla alemana, gálbano, valeriana, nerolí, pícea, ylang ylang, palisandro, geranio, helicrisum, naranja, canela, mirra, loto, rosa, incienso,

http://www.aromaterapiaegipcia.com/aromaterapia/psicoaromaterapia.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s