Sensibilidad y alergia al Gluten. Celiaquía, autismo, problemas dermatológicos, abdominales, etc

El Gluten y la dieta libre de gluten para celíacos y niños con autismo.

La primera vez que escuché acerca del gluten y la celiaquía fue hace años en un programa de televisión. Una mamá hablaba de su hija, de una enfermedad no muy común y de que le tocaba comprar un pan muy caro.

Años después, cuando ya tenía mis dos hijos y el menor no hablaba, fuimos con él a ver a unos especialistas. En la consulta nos dijeron que la razón por la cual nuestro hijo menor no hablaba, era algo que tenía que ver con el autismo. Me asusté mucho y empecé a buscar toda la información posible acerca del autismo en internet. Me encontré con datos acerca de la dieta libre de gluten y caseína. Pasaron años hasta decidirme a leer más acerca de la dieta. Allí fue donde entendí qué es ese “gluten”, qué pasa con él en el cuerpo de una persona enferma de celiaquía, qué pasa con él en el cuerpo de un niño con autismo… Y por qué esas personas deben seguir la dieta libre de gluten.

Entonces que es el gluten?

El gluten es un complejo de proteínas. Se diferencia en dos fracciones: prolaminas (que son solubles en etanol) y gluteninas, que son insolubles en él.

Los problemas del gluten en los celíacos se derivan, estrictamente, de la ingesta de ALGUNAS prolaminas, no del gluten, ni de las gluteninas, ni de ciertas prolaminas.
Absolutamente TODOS los cereales tienen gluten. Lo que sucede es que las prolaminas de estos y otros cereales (aparte de las gluteninas) no causan daño a los celíacos.
Las prolaminas de los diferentes cereales son:

Prolaminas

Las prolaminas tóxicas para los celíacos son: GLIADINA (TRIGO), SECALINA (CENTENO), HORDEINA (CEBADA) y AVENINA (AVENA).

Por tanto el término “SIN GLUTEN” no es exacto. Podríamos proponer sustituirlo por “SIN GLIADINA, SIN SECALINA, SIN HORDEINA Y SIN AVENINA”.

En algunos países de Sudamérica se ha adoptado el término “SIN TACC” (sin trigo, sin avena, sin cebada y sin centeno) mientras que en la lengua inglesa se utiliza a menudo el acrónimo “GF” (gluten free).

sello-sin-gluten

Yo seguiré utilizando el término “SIN GLUTEN”, porque sé que este término es el que más se usa y más se entiende.
Pero igual es bueno entenderlo bien.

Qué es la celiaquía?
La celiaquía es una intolerancia al gluten (en realidad a las prolaminas Gliadina, Secalina, Hordeina y Avenina). A estas personas el gluten les daña la mucosa del intestino delgado, impidiendo una digestión normal. Después de eliminar el gluten de su dieta el intestino vuelve a funcionar con normalidad.
Las personas con celiaquía tienen una predisposición genética a la intolerancia al gluten, pero no necesariamente desarrollan la enfermedad. Se recomienda no dar gluten a los bebés antes de los seis meses, ya que su administración temprana podría desencadenar la intolerancia.

Qué pasa con el gluten en el cuerpo de los niños con autismo?
La terapia nutricional sin gluten y sin caseína se basa en varios estudios que han encontrado la existencia de niveles elevados de péptidos de las proteínas de la caseína y el gluten, en muchas personas con autismo.

Para la mayoría de las personas, la digestión de las proteínas (proceso que las convierte en partículas más pequeñas llamadas péptidos, y posteriormente en aminoácidos) es un proceso normal. Sin embargo muchas personas con autismo tienen dificultad en digerir adecuadamente algunas proteínas, permitiendo que entren en la sangre en forma de péptidos. La razón de esta mala digestión suele ser una falta de enzimas que ayudan a la digestión, y una permeabilidad exagerada del intestino es lo que facilita que penetren en el torrente sanguíneo.

En el caso de las proteínas como el gluten y la caseína, algunos de los compuestos que entran en el torrente sanguíneo y cruzan la barrera hemato-cefálica (de la sangre al cerebro) tienen propiedades opiodes. Estos péptidos reaccionan con los receptores opioides del cerebro causando efectos similares a los que provocan las drogas opiaceas como la heroína y la morfina. Los péptidos procedentes del gluten se llaman gliadinomorfina y los de la caseína casomorfina.

Se ha observado que estos componentes reaccionan en ciertas áreas del cerebro tales como los lóbulos temporales que participan en los procesos de integración del lenguaje y la audición. La eliminación del gluten y la caseína de la dieta de muchos niños y adultos autistas ha dado resultados muy positivos. Incluso, en algunos casos, se ha logrado la normalización completa del niño al combinar terapias nutricionales con terapias educacionales efectivas.

Conclusión: La dieta libre de gluten sirve y es importante para los celíacos y también para las personas con autismo.

NOTA IMPORTANTE: No soy médico ni especialista en nutrición. Este artículo sirve como información básica. Siempre es necesario consultar cada caso con el médico y seguir sus instrucciones.

FUENTES:
http://es.wikipedia.org/
http://personales.mundivia.es/
http://www.fipa.es/
http://www.mundoceliaco.com.ar/

http://www.masalladelgluten.com/2010/12/el-gluten-y-la-dieta-libre-de-gluten.html

¿Qué es el gluten?

El gluten es una glucoproteína que se encuentra en cereales de consumo tan habitual como el trigo, la cebada, el centeno o la avena y en otros cereales que son de consumo menos frecuente como son la espelta (también llamada trigo salvaje) y el triticale (cereal mezcla de trigo y centeno). A su vez, el gluten está compuesto por otras dos glucoproteínas: la gliadina y la glutenina.

El gluten es el responsable de la elasticidad de la masa de la harina, lo que permite que, junto con la fermentación, el pan obtenga volumen así como la consistencia elástica y esponjosa de las masas horneadas.

¿Qué es la enfermedad celíaca?

Es una enfermedad autoinmunitaria caracterizada por una intolerancia permanente y crónica al gluten. La padecen personas que están predispuestas genéticamente y se caracteriza por una lesión de la mucosa del intestino delgado que provoca una atrofia de las vellosidades intestinales. Esta atrofia produce una inadecuada absorción de los nutrientes de los alimentos que tomamos (proteínas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas), con los consiguientes problemas asociados para la salud.

La prevalencia de la enfermedad celíaca en España es aproximadamente de 1 por cada 100 personas. Esto la convierte en la enfermedad crónica intestinal más frecuente en nuestro país. Además, su componente genético justifica que pueda haber más de un paciente celíaco dentro de una misma familia. A pesar de ser la forma de sensibilidad al gluten más estudiada y mejor conocida, todavía hoy 6 de cada 7 celíacos están sin diagnosticar.

Síntomas de la enfermedad celíaca: diarrea crónica, hinchazón abdominal, estreñimiento, náuseas y vómitos, anemia, debilidad generalizada, erupciones cutáneas, estreñimiento, dolor de cabeza, alteraciones del esmalte dental, raquitismo, fracturas espontáneas …

¿Qué es la alergia al gluten?

La alergia al gluten afecta a una proporción muy baja de la población y puede desarrollarse a cualquier edad: desde el lactante hasta el adulto. Se produce por una respuesta inmunológica de hipersensibilidad inmediata.

Su modo de presentación es muy diverso, desde un simple sarpullido alrededor de la boca hasta un grave cuadro de choque anafiláctico. A diferencia de otras afecciones relacionadas con el gluten, los síntomas de una alergia al gluten son de inicio brusco, a los pocos minutos de tomar el alimento, pudiendo desencadenar una situación clínica grave de forma rápida.

Síntomas de la alergia al gluten: vómitos, dolor abdominal, diarrea, sangrado digestivo, asma, tos, laringitis, rinitis, conjuntivitis, urticaria, edema o inflamación, dermatitis atópica, reacciones de anafilaxia…

¿Qué es la sensibilidad al gluten?

Es una enfermedad de nuevo diagnóstico que guarda una muy estrecha relación con la enfermedad celíaca. Los pacientes con sensibilidad al gluten no pueden ser calificados como intolerantes o alérgicos, sin embargo esta proteína les hace enfermar. Sus síntomas son muy parecidos a los de la enfermedad celíaca y comparte algunos con la alergia al trigo, por lo que la precisión en el diagnóstico es fundamental.

El mayor problema de esta nueva patología es el infradiagnóstico de los pacientes que la padecen, al no ser identificada e incluso desconocida en muchos casos. En España se estima que más del 10% de la población es sensible al gluten y más del 90% de ellos no la tiene diagnosticada.

Sintomas de la sensibilidad al gluten: dolor persistente en la zona abdominal, diarreas frecuentes, eccemas o erupciones en la piel, dolor de cabeza, fatiga y confusión, estreñimiento, náuseas y vómitos, anemia, adormecimiento o dolor de las extremidades, hinchazón abdominal.

http://www.cmed.es/sensibilidad-gluten.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s