Moringa Oleifera. Evidencias terapéuticas y profilácticas. Terapia antitumoral

MORINGA OLEIFERA: Evidencia médica de sus propiedades terapéuticas y profilácticas.

En las últimas tres décadas se han hecho muchas publicaciones científicas acerca de las propiedades nutricionales y medicinales de la moringa oleífera. Su utilidad como un producto no comestible también ha sido extensamente descrita (por ejemplo la clarificación del agua, aceite lubricante, etc.). Como en muchos reportes de valor nutricional o medicinal de un producto natural, hay un alarmante número de proveedores de alimentos “saludables” quienes promocionan M. oleífera como una panacea. Mientras mucho de este entusiasmo parece estar justificado, es crítico separar la evidencia científica de la anécdota.

Tratamiento de enfermedades y su prevención
Muchos reportes acerca de la eficacia de la moringa en los seres humanos, desgraciadamente, no están respaldados por pruebas clínicas aleatorias, control de placebo y/o no han sido publicadas en revistas científicas, por ejemplo, superficialmente un reporte publicado hace aproximadamente 25 años parece establecer a la moringa como una cura poderosa para las infecciones de tracto urinario, pero esto lo provee al lector sin ninguna fuente de comparación -no control subjects-, no control del sujeto-. Por lo que bajo estas condiciones y extendido antiético, la moringa no será tomada en cuenta en las prácticas médicas de occidente.

Muchos reportes de campo y estudios ecológicos forman parte de la historia de la medicina natural, por ejemplo: la eficacia de la hoja, semilla, raíz, corteza y flores contra una gran variedad de infecciones internas y de la piel. Desafortunadamente en muchos de estos reportes la eficiencia antibiótica de la moringa no está respaldada por un control placebo o pruebas clínicas aleatorias, por lo que manteniendo los prejuicios médicos del occidente puede que los practicantes no acepten la Moringa por sus propiedades antibióticas. En este caso, lo in-vitro (bacterias cultivadas) y estudios observacionales proveen una buena manera para demostrar la gran eficacia y propiedades antígenas de la moringa.

A principio de los años 50´s un equipo de investigadores de la Universidad de Bombay, Universidad de Travancore y del Departamento de bioquímica del Instituto de ciencias en Bangalore, identificaron un compuesto en la Moringa, al cual llamaron: “pterygospermin” un compuesto el cual se disocia en dos moléculas de bencil isotiocianato, del cual se descubrieron sus propiedades antimicrobianas. Dicho grupo no solo identificó y aisló el pterygospermin, sino que hizo una caracterización de la acción antimicrobiana a mediados de los 50´s. (Ellos identificaron el árbol del cual aislaron esta sustancia denominada “Moringa pterygorperma”, ahora considerada con la designación arcaica de: “M. oleífera”
Existen algunos trabajos que reportan la actividad antibiótica los isotiocianatos de“M. Oleifera” contra Helicobacter pylori. Dicha bacteria fue descubierta hasta mitades de los 80´s y fue un motivo por el cual fue concedido el premio Novel de Medicina en 2005 por la omnipresencia patógena de H, pylori en humanos de las poblaciones más pobres del mundo. Es la mayor causa de gastritis y de ulceras gástricas y duodenales y es un factor grande de riesgo el cáncer gástrico (en 1993 H. pylory fue clasificado como cancerígeno por la OMS).

Prevención del cáncer
Desde que las especies de Moringa han sido reconocidas por practicantes de la medicina alternativa ha tenido un gran uso en la actividad de terapia de tumores (Hartwell 1967-1971), se han examinado sus compuestos y sus respectivas propiedades en contra del cáncer. Recientemente compuestos relativos al [3] (Ver Fig.1) han demostrado inhibir el crecimiento de tumores en ratones (Murakami et al., 1998). Otro estudio (Bharali et al., 2003) también hecho con ratones, demostró un reducción muy dramática de papilomas en la piel.

Así es como la práctica tradicional ha sugerido que la prevención del cáncer puede lograrse con plantas nativas. Prácticas modernas han usado extractos crudos y compuestos aislados bioactivos. La prácticas de Moringa oleífera en la medicina moderna no se han realizado contra la prevención del cáncer, porque los estudios anticancerígenos no han sido demostrados en seres humanos, por lo que se requiere de estudios más rigurosos para lograr el nivel de prueba requerido para el endoso de la Moringa oleífera en el área biomédica como, planta preventiva contra el cáncer.

Referencias
Bharali R, J Tabassum, MRH Azad (2003) Chemomodulatory effect o Moringa oleifera, Lam, on hepatic carcinogen metabolizing enzymes, antioxidant parameters and skin papillomagenesis in mice. Asian Pacific Journal of Cancer Prevention 4: 131-139.

Jed W. Fahey, (2005). Moringa oleífera: A review of the medical evidence for its nutritional, therapeutic, and prophylactic properties. Part 1. Trees for Life Journal, 1:5

Murakami A, Y Kitazono, S Jiwajinda, K Koshimizu y H Ohigashi (1998) Niaziminin, a thiocarbamate from the leaves of M. Oleifera, holds a strict structural requirement for inhibition of tumor-promoter-induced Epstein-Barr virus activation. Planta Medica 64: 319-323.

http://www.moringapura.com/investigaciones-cientificas-sobre-la-moringa-oleifera/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s