Archivo de la categoría: Macrobiotica

Alergias según Macrobiótica. Xantina Oxidasa. Asma, psoriasis, espinillas, otitis, sinusitis, faringitis, obesidad, acné, caspa. Ateroesclerosis por lácteos, grasas, azúcares y harinas refinadas

ALERGIAS

Una de las plagas de la población moderna, son las alergias.
La sanidad oficial no identifica perfectamente las causas de las alergias y sólo receta tratamientos sintomáticos.
La Macrobiótica reconoce las causas principales de las alergias y ofrece recomendaciones que las evitan. Evitando las causas, las alergias desaparecen como por arte de magia.
Una vez más las alergias están en un modo de pensar, de comer y de estilo de vida desequilibrado y erróneo.

El modo de pensar equivocado es adquirido con la relación con seres con esos modos de pensar erróneos.Están en todos lados, nuestra familia, amigos, escuela, etc.
El antídoto contra este grave problema de creernos que lo que pensamos es correcto porque lo piensa la mayoría de nuestro entorno lo ponen los que chocan con nuestro modo automático de pensar…Nuestros enemigos, los cuales ven lo que nosotros no vemos, por lo tanto hay que amar al enemigo, como decía Jesús y enseñan los sabios de todas las filosofías, religiones y culturas. Esto incluye amar a las alergias, pues es un mensaje de nuestro cuerpo y de nuestra naturaleza que reacciona a nuestro maltrato.
Si vemos a la naturaleza y a nuestro cuerpo como enemigos a los que hay que subyugar en vez de comprender sus leyes de funcionamiento y tratar de vivir en armonía con ellas… Si vemos la vida así, como mucha gente, estamos equivocados. En ese caso erróneo tenemos asumida la subjetividad del miedo y el miedo va de la mano de la ignorancia y dogmas reactivos… los de la “guerra preventiva” … Si hay peligro de incendios “cortamos todos los árboles”.. Amigdalitis?.. !a cortar¡ Apendicitis? ¡A cortar!.. Fiebre? ¡A cortar con química! … Por lo tanto, el primer paso fundamental es reconocer nuestra ignorancia y verificar si los dogmas que hemos seguido como verdades sólidas son tales. No es responsabilidad de los demás.. de la madre, de la escuela, los médicos, los medios de comunicación, etc. Es responsabilidad de cada cual creer mecánicamente o no creer así y reflexionar hasta que se acaba la duda.

Los principales agentes en la dieta moderna que producen alergias son los productos lácteos junto con todas las sustancias químicas que llevan los alimentos en conserva, refinados, enriquecidos, etc. que el cuerpo no asimila.
Todas las sustancias que al cuerpo le resultan extrañas son los llamados antígenos.
En condiciones de salud normal, estas sustancias se van al evacuar.
En la dieta moderna carente de fibras y rica en proteínas y grasas, no excretamos con regularidad (estreñimiento por falta de fibra, retención de líquidos por atasco de riñones por sangre sucia y pegajosa, etc.).
Cuando estas sustancias no se han excretado normalmente, lo correcto es que haya diarrea, o cualquier reacción extra de las mucosas intestinales para expulsarlas. En caso contrario se empiezan a podrir en los intestinos o traspasan sus paredes yendo a parar al riego sanguíneo, adonde nunca tendrían que haber accedido.
Esto produce todo tipo de reacciones alérgicas en el resto del cuerpo, principalmente a nivel respiratorio y de erupciones en la piel, ya que los pulmones y la piel, junto con los senos nasales, los oídos, la vagina , las lágrimas, y en general todos los órganos conectados directamente con el exterior, son vehículos de descarga extras.
Por lo tanto, las alergias no son nada malo, sino meramente una reacción correcta de nuestra naturaleza a algo que estamos haciendo mal con tozudez ignorante. No hay que atacar las alergias, sino nuestra ignorancia. Que los médicos no sepan reconocer esto (mal de muchos, consuelo de tontos) no ayuda.

TRATAMIENTO
El objetivo primero ha de ser regularizar la correcta función intestinal, digestiva, hepática y renal.
Para ello hay que evitar todos los productos carentes de fibra y que producen mocos, tales como los lácteos, las harinas refinadas, el azúcar y en general todo lo que la macrobiótica recomienda evitar o reducir.

Por el contrario, para regularizar la función digestiva y excretora será necesario incorporar y aumentar el consumo de cereales integrales, verduras locales y productos con fermentos “buenos” como choucroute, miso, tamari, etc.…..En general la dieta macro standard.

Dentro de los específicos, es recomendable tomar “KUZU” con “umeboshi”. También sopas de miso con algas marinas, por su gran poder de limpiar y regenerar tejidos.

Otros tratamientos que pueden ayudar son las compresas calientes sobre el vientre y ejercicio físico para activar la eliminación de tóxicos. También bañar la piel con agua de hojas de DAIKON o nabo secas para facilitar la descarga por la piel en vez de aplicar pomadas con corticoides.

Dentro de los productos de consumo más corriente que desencadenan condiciones de alergias, son especialmente nocivos la leche homogeneizada. En este proceso, las moléculas de leche de vaca se rompe en minúsculas partículas que traspasan fácilmente las paredes intestinales.
Entre estos productos que pasan y no deberían pasar está, según el Dr. Kurt Oster, una enzima llamada Xantina Oxidasa que se encuentra entre la grasa y favorece la ruptura de proteínas. Su paso a la sangre daña los tejidos de las arterias y venas siendo estas heridas protegidas con depósitos de calcio, colesterol y fibrina (como una escayola), favoreciendo la rigidez de esos vasos sanguíneos ( Enfermedad llamada aterosclerosis).
Otro producto que se consume alegremente hoy día son los helados, que añaden a su composición tóxica de los lácteos animales, azúcar y grasas, el efecto de enfriar el cuerpo por dentro y retardar el metabolismo con lo que bloqueamos la eliminación de tóxicos.

Otro serían los antibióticos que destruyen la flora intestinal y con ello las defensas del organismo, y en general todo tipo de drogas, medicamentos y productos altamente expansivos, enfriadores, acidificantes que abundan en la dieta moderna.
La flora intestinal se altera también con el consumo de proteínas animales, produciendo la proliferación de microorganismos de la familia de los “pudridores“.

Las mismas recomendaciones para las alergias, se pueden aplicar al asma, psoriasis, espinillas, otitis, sinusitis, faringitis, obesidad, acné, caspa, etc. con algunas variaciones en cuanto al volumen y la proporción de líquidos y de comida a ingerir y el énfasis en un tipo de específico u otro para cada caso.

http://macrobiotica2.blogspot.com.es/2010/08/alergias.html

Anuncios

Amasake y koji, hacerlo en casa. Antidepresivo, dulces sin azúcar

Hacer Amasake y koji en casa

Escribo esta información por gentileza de una socia de la Asociación Aguinaliu que ha apadrinado mis horas de trabajo en redactarlo para ella y al mismo tiempo que sirva a todos los amigos que me leen.

El amasake es un producto de sabor dulce de la cocina japonesa que hemos adoptado los macrobióticos como otra forma de manipular naturalmente el arroz integral u otros cereales para el consumo cotidiano.
Aprendiendo a hacer amasake de arroz, aprendemos a hacerlo también de cualquier otro cereal, pues el proceso es igual.
Aprender a hacer amasake contribuye a hacernos más libres…¿Cómo? ¿De qué? ¿De quien?
La gran mayoría de la población actual tiene problemas con el azúcar en sangre (hipoglucemia), lo cual produce bajones de energía que piden comer compulsivamente algo dulce. (Vea artículos o algún libro, tal como Sugar Blues, sobre los efectos extremos del azúcar y azúcares rápidos en nuestra personalidad, física, mental y emocional).
Cuando se llega a la macrobiótica, con raras excepciones, todos llegamos con la mentalidad de “receta”, buscando algo que nos adelgace o nos libre de alguna manifestación o efecto de unos hábitos de vida y de comer tóxicos y caóticos. No tenemos ninguna confianza en nosotros mismos o tenemos una confianza exagerada e ilusoria, esclava de lo que “tenemos” (mucho dinero, seguros médicos o de otros tipos, conocimientos, fuerza, religión, pareja, amigos, gurú…) cualquier cosa menos confianza en uno mismo, desnudo de todo, sin nada a qué sujetarse.
Esta inseguridad profunda tiene mucho que ver con los altibajos de energía y ello de los altibajos bruscos de azúcar en sangre. Eso nos ocurre desde niños, ya que los que nos aman nos han dado mucho azúcar como signo de amor. A los perros no se les da porque se quedan ciegos, pero nos lo damos a nosotros mismos y nuestros seres queridos, produciendo una ceguera instintiva o espiritual que se vuelve física en forma de todo tipo de formas de dolores y sufrimientos por andar ciegos por la vida.
Al comer granos integrales como base de la dieta, baja mucho el deseo de dulces con azúcar, bajan los altibajos de hiperactividad y depresión y se empieza a “ver” la vida de otro modo más equilibrado, con más equilibrio emocional entre lo visceral o instintivo… lo que viene de abajo, de las tripas…y lo conceptual o mental.
El amasake es de mucha ayuda en esa fase inicial de cambio, cuando todavía apetecen los dulces, para no consumir azúcar, miel, siropes… ni otros azúcares rápidos que nos tienden a hacernos visceralmente compulsivos. Al estar más centrados se facilita la observación, el estudio y las reflexiones tranquilas, centradas y profundas. Viendo mejor como somos, como son las cosas y como se interrelaciona todo, empezamos a acertar más en la vida, o al menos a no hacer grandes pifias por compulsivos ignorantes. Con el tiempo de práctica, cambia la visión de ir a la macrobiótica en plan “receta médica” por la visión de que somos nosotros mismos los responsables de controlar nuestra salud y nuestra vida al elegir lo que comer, pensar, creer, etc. Lo que nos hacemos a nosotros mismos, se lo hacemos a los demás y al medio ambiente.

Proceso natural
El proceso consiste en fermentar el arroz (o cualquier cereal integral) con un agente de fermentación que llamamos “koji” en la jerga macro por su origen japonés, al igual que la “Paella” se llama paella en todo el mundo.
Los japoneses hacen el koji a partir de un cultivo de hongos y en las tiendas se encuentra “arroz koji”, que es un arroz tratado con ese cultivo para hacer amasake, miso y otras cosas.
Voy a explicar la versión casera hecha con enzimas de trigo germinado, pues para el propósito de descomponer el almidón del arroz en el proceso de fermentación, funciona igual o mejor.
Las enzimas son sustancias que descomponen moléculas grandes y otras más pequeñas. Nuestro cuerpo las produce para digerir la comida. Se producen en la saliva y en el sistema digestivo mayormente.
Los granos integrales, todos ellos, todas las semillas del mundo, producen enzimas al germinar. Con ello descompone el almidón y es digerido y nutre a la plantita recién nacida hasta que enraíza y empieza a comer de la tierra.
A los detergentes y desengrasantes también le añaden enzimas, para disolver la grasa.
El miso, el tamari, los pickles… En macrobiótica tiene una gran importancia el uso de los fermentados naturales para facilitar la digestión, asimilación y limpieza del cuerpo. La masticación e insalivación concienzuda de los cereales es algo fundamental que recomienda la macrobiótica cuando toca limpiar y sanar los efectos de una vida caótica, extrema, tóxica y destructiva.
Se podría hacer el koji de cualquier grano integral vivo, pero usamos el trigo por ser lo más fácil y barato, dentro de lo saludable.
Conviene hacer cierta cantidad para varios meses o hasta para un par de años pues es muy fácil de guardar y solo habrá que ir usando pequeñas cantidades cada vez que se haga Amasake.

Cómo hacer el koji de trigo.
Comprar trigo con granos enteros que germinen bien. Si hay muchos granos rotos se pudrirán y tendremos un koji sospechoso.
Sumergir totalmente el trigo, a remojo en agua.. 1, 2, 3.. kg., durante 24-48 horas, según la temperatura.
Pasar a un recipiente con agujeros para que se escurra y vaya germinando. Yo uso una garrafa de agua, cortando la parte superior, a la que le hago unos cortes debajo para que se vaya el agua. Cabe trigo para hacer Amasake mucho tiempo. Luego la tiro y evito tener un chisme que solo utilizo cada 1-2 años.
Regar y remover cada día, hasta que salen las primeras raicillas. (2 a 5 días, según estación)
Una vez germinado, poner a secar al sol sobre una tela limpia o, en invierno, sobre un radiador en un saco de tela, una funda de almohada, unas medias o calcetines limpios… Hasta que esté totalmente seco.
Guardar en un bote seco. Se conserva indefinidamente estando seco.

Cómo usar el koji
Para un kg de arroz cocido se añade unos 5-10gr de harina de koji. Un pequeño molinillo eléctrico de café es más que suficiente para moler muy fino esa pequeña cantidad de trigo koji. Si se tiene un molino de piedras para hacer harina en casa, pues muchísimo mejor.
La koji-harina se añade al arroz cocido cuando está a unos 50-65ºC y se mezcla.
Como el arroz del fondo de la olla estará mucho más caliente que el de encima casi es más útil usar el termo-dedo que pinchar con un termómetro. Metemos un dedo en el arroz hasta notar la profundidad en la que se nos puede cocer el dedo… De ese nivel para arriba podemos añadir y mezclar la harina con el arroz. Se mezcla, se tapa y se deja 15-20 minutos.
Para que salga bien, sin eternizarse el proceso de fermentación, se ha de ir triturando gradualmente con una batidora de mano, capa a capa, a medida que baja la temperatura. El arroz de encima se irá licuando y cada vez es más fácil ir profundizando en la perola, hasta llegar al fondo.
Cuando la temperatura baja mucho, ponemos la perola al sol fuerte o sobre un radiador o en otra perola más grande con agua, al baño maría. Se trata de mantener a esa temperatura muy caliente pero que no nos cuece el dedo.
Ir batiendo cada rato.. 15-30 min… hasta que se ha vuelto totalmente líquido, con textura de yogurt.
Si hemos cocido con más agua será más líquido y con menos agua será más denso.
Con más agua (1 de arrozx 3 de agua) es más fácil de batir, pero dura menos. Si se tiene una batidora potente es más práctico hacerlo con menos agua (1,5-2 de agua x 1 de arroz) pues se conserva más tiempo y cunde más.
Cuando está muy dulce y cremoso o líquido se ha de parar la fermentación para que no se convierta en alcohol. Para ello hay que subir la temperatura hasta “matar”, con perdón, el fermento. Si se hace directo al fuego hay que remover continuamente para que no se pegue como caramelo quemado en el fondo de la olla, además hay que tener cuidado pues saltan burbujas hirvientes que queman mucho. El modo más lento, pero cómodo y seguro es meter la olla en otra mayor con agua y dejar hervir a baño maría tranquilo durante 2-3 horas. Mejor todavía, es meterlo en tarroz de vidrio y hacer conserva al baño maría, con lo que hacemos 2 trabajos al mismo tiempo.. cortar la fermentación y conservar. En este último caso hay que tener los tarros durante 1,5-2 horas hirviendo, para asegurarnos.
Una vez enfriado se guarda en el frigorífico y dura varios días. Si se estropea pronto es por no haber matado a fondo todas las enzimas. El concentrado dura más que el acuoso.
Para hacer mucha cantidad y que dure mucho tiempo se hace como cualquier conserva al baño maría, en tarros de vidrio. Si se hace muy bien dura años.

Cómo consumir el amasake.
Lo que obtenemos de lo anterior es el amasake en bruto y se puede comer tal cual.
Conviene añadir una pizca de sal marina natural o algo salado, como gomasio. Con un poco de Tekka esta delicioso.
Añadiendo más o menos agua tenderá a “leche”, crema…
Se puede calentar o tomar a temperatura ambiente.
Se puede colar y quitar el salvado del arroz para bebés o para alguna crema o leche más fina.
Se le pueden dar aromas y sabores tipo postre o golosina con una variedad de productos naturales (canela, vainilla, piel de limón o naranja, avellana tostada y molida…)
Colado y con un poco de tahini blanco y un poco de sal podemos hacer una suavemente dulce leche de arroz con un punto de grasa muy digerible, mucho mejor que la que venden con aceite de girasol.
Como almuerzos, tipo cereales, un tazón de amasake medio líquido con semillas tostadas de sarraceno, de sésamo, con copos tostados, corn flackes… En muy potente para trabajar durante horas a ritmo regular y tranquilo.
Combina muy bien con salado: tostadas con algún tipo de paté salado, por ejemplo.

Efectos “terapeuticos” más inmediatos:
Aunque la macrobiótica es una especie de medicina educativa, los nuevos lo toman “como una pastilla para algo”. Es inevitable. Lo que he explicado antes sobre los efectos en la mente, la personalidad, las emociones, la libertad, etc., les sonará a chino.
El efecto más inmediato es laxante. Un laxante excepcional para estreñidos y sin efectos secundarios adversos. Así que le podemos “recetar” o invitar a amasake a nuestros vecinos estreñidos, sin entrar en filosofías que no van a entender con su mente embotada como sus intestinos. Quedaremos muy bien y no crearemos conflictos intentando enseñar a quien no está para aprender.
Una vez mejore su estreñimiento, su mente fluirá mejor y preguntará. Entonces se habla lo justo para su nivel… “Primero vaciar y luego se llena fácilmente por si mismo. Primero dejar de hacer y luego viene la acción justa por si mismo.”

http://macrobiotica2.blogspot.com.es/2011/07/hacer-amasake-y-koji-en-casa.html

Alérgias. Macrobiótica. Ortiga, antihistamínico

Antihistamínicos naturales

Algunas alergias no deben ser tratadas con métodos naturales. Esto debido a su peligrosidad. Si personas vulnerables como niños o adultos mayores sufren de alguna alergia grave (como un choque anafiláctico o problemas cardiacos), es necesario tener siempre a la mano un antihistamínico aprobado por su médico, y conocer los números de emergencia y las rutas hacia el hospital más cercano.

Algunos naturópatas aseguran que una dieta estricta, como la macrobiótica, puede corregir el sistema inmunológico al punto que, seis meses después, los alimentos a los que se era alérgico pueden ser reincorporados a la dieta.

También existe una amplia literatura, no aprobada por el “establishment” médico, según la cual algunas alergias son provocadas por el sistema de vacunación. De ser así, acudir regularmente a masajes de drenaje linfático puede ayudar a mejorar los problemas del sistema inmunológico.

Daniel Reid, un taoísta que promueve el ayuno como un método de sanación para cerca de 20 padecimientos (desde acné o gastritis hasta pérdida de cabello y cáncer), asegura que las alergias son el resultado de un estado de toxemia en el cuerpo. Según Reid, eliminar las toxinas con un tratamiento de desintoxicación podría acabar con la alergia.

¿Qué hacer cuando se está sufriendo una alergia?

Si los síntomas son graves, sobre todo si causan problemas para respirar, debe acudirse al médico inmediatamente. Si se conoce previamente la alergia, es importante administrar un antihistamínico.

Si los síntomas son menos graves, la primera medida que se debe aplicar es tomar agua. Ésta ayudará al cuerpo a eliminar la sustancia que lo está afectando.
La ortiga es un excelente antihistamínico. Puedes prepararte un té o tomar una solución homeopática después de cada comida. También es útil en el tratamiento de picaduras de insectos.
El ajo y la manzanilla tienen cualidades purificadoras y antiespasmódicas. Son recomendables si la alergia provoca ansiedad o alteraciones en el humor.
La equinácea fortalece el sistema inmunológico y ayuda a focalizar el problema, evitando que se disperse por el cuerpo.
Si la alergia provoca congestión, es útil tomar un té de tusilago, que sirve como expectorante.
El vinagre de manzana también es un antihistamínico natural. Tome dos cucharadas en un vaso de agua, preferentemente antes de cada comida, y los síntomas de la alergia se reducirán o desaparecerán completamente después de tres días.

http://remediosnaturales.about.com/od/Sugerencias-Para-Sentirse-Mejo/a/Antihistaminicos.htm