Cola de pavo (Coriolus versicolor)

Cola de pavo (Coriolus versicolor)

Nutrientes para las suprarrenales, cortisol, adrenalina

NUTRIENTES DE APOYO A LAS SUPRARRENALES FEMENINAS
Suplemento Usos y precauciones Dosis
Curcumina* A diferencia de otros adaptógenos, que se bosan en la planta completa, la curcumina es un compuesto vegetal aislado, pero las investigaciones sugieren que es muy parecida a un adaptógeno; calma el estrés relacionado con el SOS (estrés crónico) y es tan importante para cada aspecto de la sanación de las causas raíz y del SOS que la he tenido que incluir como si lo fuera.

Las investigaciones recientes confirman que la curcumina revierte los efectos del estrés crónico y alivia la depresión. Muchos de estos efectos se deben a una reducción de la inflamación acompañada de una mejora de los niveles de base del cortisol, hasta llegar a niveles de ausencia de estrés. Es un antioxidante muy efectivo, mejora el colesterol (reduce el LDL [el «malo»] y aumenta el HDL [el «bueno»]) mejora la adiponectina, un compuesto del tejido visceral adiposo, o grasa abdominal visceral, que protege contra los problemas de las réplicas recurrentes de hambre y saciedad,

protege contra la resistencia a la insulina, mejora la motilidad intestinal y puede impedir el declive cognitivo.

De 1.200 a 2.400 mg diarios de

extracto.

Fosfatidilserina (PS)* Un compuesto parecido a una grasa alimentaria que se encuentra en abundancia en el cerebro y en el sistema nervioso, la PS reduce el exceso de cortisol y la liberación de adrenalina bajo estrés. Tiene muchos efectos parecidos a los adaptógenos: mejora el estado de ánimo, la energía física y la función cognitiva, además de la memoria, la atención y la velocidad de procesamiento de la información; también mejora la capacidad de hacer ejercicio. 100 mg 3 veces al día.
Vitamina B5 La vitamina B5 incluye en muchas combinaciones de adaptógenos por su presunta capacidad de reducir la producción del cortisol elevado en situaciones de estrés. 500 mg diarios.
Vitamina B6 Importante para la producción de neurotransmisores del estrés así como de neurotransmisores relajantes, incluidos el GABA y la serotonina. Tomada a la hora de acostarse,

reequilibra el cortisol nocturno, lo cual impide los picos que pueden provocar despertares

nocturnos y causar fatiga matinal.

De 50 a 100mg antes de

acostarse.

Vitamina e Se encuentra abundantemente en el córtex suprarrenal, donde juega un importante papel antiinflamatorio de protección de las suprarrenales. El estrés reduce la vitamina C. La suplementación ayuda a normalizar el cortisol y reabastece las glándulas suprarrenales. De 1.500 a 3.000 mg

diarios con bioflavonoides. Tomada en exceso

provocará heces sueltas; si ocurre esto, reducir la dosis.

En el embarazo no hay que superar los 2.000 mg diarios.

* No se aconseja en el embarazo.

Romm, Dra. Viva, La Revolución de las Tiroides  y las glándulas suprarrenales, Editorial Siro