Archivo de la etiqueta: columna vertebral

Su Jok. Autoterapia de semillas en zonas de correspondencia (falange distal de los dedos, pies y manos)

«ADVERTENCIA»: A LOS PACIENTES SE LES ACONSEJA CONSULTAR A SUS MEDICOS ANTES DE USAR SISTEMAS DE AUTOAYUDA

Introducción al método Su Jok de semillas

El método de la terapia de semillas fue presentado por primera vez en 1988, un año después de la aparición de la terapia Su Jok coreana. Desde entonces ha sido extensamente y eficazmente usado para mejorar la salud.
Este método para regular salud, natural y muy simple en uso, da los resultados extraordinarios en la práctica. Los cambios positivos en la enfermedad tienen lugar cuando se aplican semillas en los puntos dolorosos del cuerpo. La eficacia de este trato es causada por las olas biológicas, irradiadas durante la actividad esencial de semillas, que estimulan los puntos activos, los llenan con la energía de la vida y al mismo tiempo absorben su energía de patógena.

Como ha sido probado que las proyecciones en miniatura del cuerpo humano están ubicadas en las manos y los pies, < la terapia de semillas funcionó por la influencia no solo sobre las partes afectadas del cuerpo sino también de puntos de correspondencia (áreas) ubicadas en las manos y los pies. El método es muy eficiente. Su aplicación a veces tiene un efecto más fuerte y más rápido a menudo, que si solo se usan puntos locales.
Las semillas de las distintas plantas difieren en sus propiedades, cada una de ellos teniendo sus características distintivas. Así que cuando seleccionamos las semillas, al mismo tiempo que el color y la forma de la semilla, las propiedades de las plantas que crecen de ellas también deben ser tenidas en cuenta. Si uno consigue seleccionar las semillas más apropiadas para las aplicaciones, se producirá un resultado más manifiesto. Aunque, en muchos casos es suficiente con usar cualquier semillas sin tener en cuenta sus propiedades individuales.

Desde tiempos remotos la humanidad ha sabido que áreas particulares de nuestro cuerpo interactuaron con otras y con el organismo entero, y usaron esto con el propósito de diagnosticar y tratar las enfermedades con la ayuda de la acupuntura, la acupresión, el recalentamiento, cauterización de puntos etc.. Recordemos también la diagnosis a través del iris o la auriculoterapia.
Observada por el médico francés Nogier, la semejanza entre la forma de la oreja y el embrión humano, le permitió emplear conscientemente esta semejanza conscientemente en la búsqueda de puntos curativos y colaboró en el desarrollo adicional de la acupuntura de auricular.

¿Cómo funciona?

Este sistema funciona de la siguiente manera. En el órgano afectado o la parte corporal, debido al deterioro de la circulación de los flujos de energía, algo como un cortocircuito tiene lugar generando las ondas electromagnéticas. Estas ondas se desplazan simultáneamente a todos sistemas de la encarnación del cuerpo. Los supuestos glóbulos de correspondencia son moldeados en las áreas que corresponden al proceso patológico. Son sensibles a la estimulación exterior y muchos son muy dolosos cuando se ejerce presión. La estimulación natural o artificial de estos glóbulos de correspondencia produce el aumento a las ondas electromagnéticas médicas, que vuelven al área afectada, restaurando la circulación de los flujos de energía en la energía y los niveles físicos.
Tales interacciones tienen lugar a base de factores generales, de los que la semejanza exterior es la más importante.

Correspondencia de manos y pies, visión general

su-jok-00-vision-correspondencia-manos-y-pies

localizacion-insecto localizacion-mano localizacion-mano2

Ejemplo de mecanismo de correspondencia Su Jok

su-jok-01-mecanismo-de-correspondencia

Correspondencia mano y pie

su-jok-02-similitud-manosu-jok-03-similitud-mano-segun-proporcionessu-jok-04-similitud-localizacion-manos-y-pies

Correspondencia Yin y Yang

su-jok-05-yang-yin-manos-pies-cuerpo su-jok-06-localizacion-encima-diafragma su-jok-07-punto-superior-cabeza su-jok-08-punto-central su-jok-09-mitad-izquierda-y-derecha-debajo-diafragma

Correspondencia dedos, mano y pie, “insecto”, microcorrespondencia en falange distal dedos

 

su-jok-10-sistema-insecto-dedo-mas-distal-mas-potente su-jok-11-correspondencia-falanges-dedos su-jok-12-linea-baja-y-alta-diafragma-en-falanges su-jok-13-falanges-2-3-4-5-dedo

Tipos de semilla atendiendo a su forma y terapia aplicada

su-jok-14-similitud-semillas-organos

Tratamiento en zona columna vertebral, correspondencia en mano e “insecto”

su-jok-15-terapia-de-semillas-dolor-menstrual su-jok-16-terapia-de-semillas-columna-lumbar-en-manos su-jok-17-terapia-de-semillas-columna-insecto

Nariz correspondencia en mano

su-jok-18-terapia-de-semillas-nariz-en-mano

Bronquitis correspondencia en “insecto”

su-jok-19-terapia-de-semillas-bronquitis-cronica

Debilidad general

su-jok-24-semillas-de-guisante-debilidad-general-organismo

Método los cinco pasos.

  1. Estimulación de los puntos más dolorosos
  2. Estimulación de los puntos adicionales, alrededor del punto básico
  3. Estimulo de puntos dolorosos correspondientes a otros órganos
  4. Estimular médula espinal como regulador de los procesos del cuerpo
  5. La función principal del organismo está regulada por el cerebro, encontrar puntos dolorosos en la zona nos asegurará un buen tratamiento

Los cinco pasos. Diarrea

su-jok-27-los-cinco-pasos-diarrea

Puntos de correspondencia en manos y pie, básicos de energía Yin y Yang

su-jok-28-puntos-basico-mano-de-energia-yang-enfermedades-agudas su-jok-29-puntos-basico-mano-de-energia-yin-enfermedades-cronicas su-jok-30-puntos-basico-pie-de-energia-yang-enfermedades-cronicas su-jok-31-puntos-basico-pie-de-energia-yin-enfermedades-cronicas

Estreñimiento

su-jok-32-direccion-de-semillas-de-manzana-estrenimiento

Apetito excesivo y obesidad

su-jok-33-direccion-de-ramitas-de-plantas-apetito-excesivosu-jok-34-direccion-de-semillas-para-la-obesidad

Impotencia masculina, virilidad

su-jok-35-terapia-de-semillas-impotencia-masculina

Estrabismo convergente y divergente

su-jok-36-terapia-de-semillas-estrabismo-convergente-y-divergente

Cálculo biliar y renal

su-jok-37-terapia-de-semillas-de-trebol-colico-biliar-expandiendo-o-llevando-al-centro su-jok-38-terapia-de-semillas-de-trebol-colico-renal-expandiendo-o-llevando-al-centro

Venas varicosas

su-jok-39-terapia-de-semillas-venas-varicosas

Dolor en rodilla izquierda

su-jok-40-terapia-de-semillas-dolor-en-rodilla-izquierda

Ciática

su-jok-42-terapia-de-semillas-dolor-ciatico

Migraña

su-jok-43-terapia-de-semillas-migrana

Enuresis (fugas de pipi nocturno)

su-jok-44-terapia-de-semillas-enuresis

Dolor pulgar mano derecha

su-jok-46-terapia-de-semillas-dolor-pulgar-mano-derecha

Disnea, dificultad respiratoria

su-jok-47-terapia-de-semillas-disnea-dificultad-respirar

Entumecimiento manos

su-jok-48-terapia-de-semillas-entumecimiento-manos

Relación del uso de semillas atendiendo a diferentes características, que pueden complementarse en el uso de la terapia Su Jok, aunque no es necesario y está en función de la intensidad que el terepéuta quiera aplicar.

Semillas para aplicar en áreas amplias, medias

correspondencias
Areas para masajear Semilla
Amplias Nuez
-higado Castaña de Caballo
-pulmones Coníferas
-estómago Mango
Medias Dátles
-Corazón Bellotas
-útero Castañas
-ojo Avellanas
-nariz Conos de aliso
Grano maduro de trigo
Cerezas
Semillas de comino
Nuez de cedro

Semillas por similitud en forma

SIMILITUD
Ojos Semillas redondeadas
guisantes
pimienta negra
Riñones Semillas con forma de riñón
Habichuela
Corazón Semillas con forma de corazón
Alfalfa
Trigo sarraceno
Grosellas
Calabaza
Cerebro Semillas con forma de cerebro
Nuez
Articulaciones Tallos
Bambú
Cereales
Claveles
Columna vertebral Planta con esta forma
Musgo
Espina torácica Planta con forma de espina
Ramita de helecho
Madre lactante Plantas que segregan leche
Hígado y Vesícula biliar Plantas que segregan fluido amarillento
Rinitis, Gastritis, Bronquitis Plantas de jugos espesos
Lino
Enfermedades cardiovasculares Plantas en forma de trombo (thrombus)
-Trombosis Bayas de Montaña
-Coagulación sanguinea Grosella
-Angina de pecho (pectoris) Espino
-Derrame isquémico (cerebro)

Semillas por diseminación

DISEMINACIÓN
Articulaciones, ligamentos, músculos Plantas diseminadas por el aire
Diente de león (paracaidas)
Álamo (copos o escamas)
Arce (plumas)
Fresno (plumas)
Enfermedades de la piel, pelo y uñas Plantas con pelusa
Bardana
Caléndula
Enfermedades acompañadas de espasmo Plantas con vainas
-Cólico Renal
-Dolor menstrual

Semillas por periodos de descanso, germinación

PERIODOS DE DESCANSO
Enfermedades crónicas Semilla en descanso
Alivian el frío Plantas resistentes al frío
Espino cerval
Arándanos azules
Arándanos rojos

Semillas por estructura

POR SU ESTRUCTURA
Enfermedades crónicas Gynospermous
Coníferas
Enfermedades agudas Dicotilodóneas
Leguminosas
Armonizar organismo Monocotiledóneas
cereales, familia de las lililáceas

Semillas Arboreas y plantas

ARBOREAS Y PLANTAS
Enfermedades crónicas arboreas
Enfermedades agudas plantas

Semillas por sus propiedades medicinales

POR SUS PROPIEDADES MEDICINALES
Riñones Diurética y antiinflamatoria
Melón
Sandía
Perejil
Trastornos funcionales cardiacos Sedación en cerebro
-arritmias Hawthora
-Fatiga física y mental Estimulación del cerebro
(en la zona de la médula aumenta actividad cardiaca y respiratoria)
Limón chino
-formas suaves de fallo cardiaco crónico Lirio de mayo del valle (May lily-of-the-valley)
Astringentes En zona de intestino delgado y grueso
-Diarreas Cereza de pájaro
Arándanos
-Gases intestinale y espasmos meteorismo Frutas del hinojo dulce
Varices Masaje de la periferia al centro
Castaña de caballo
Sangre con hemorragias Escaramujo
Hepatitis y expulsar bilis
Bilis Avena
Enfermedades del oido y la visión Granada
Bronquitis y asma Arroz
Hemorroides y gota Cebada
Estreñimiento, dolor de muelas Lino
Inflamación de los ojos, tromboflebitis Caléndula
Anemia y cálculos de riñón Guisantes
Diabetes mellitus, epilepsia Maíz

Semillas según la filosofia de la Medicina Tradicional China, las seis energias

SEMILLAS Y LAS SEIS ENERGIAS
Caliente Redonda, color naranja, sabor fresco
-forma física general fijar en puntos de energía manos y pies
-recuperación del organismo
-curación de heridas
-gente mayor y niños, personas débiles
-enfermedades crónicas
-armonizar sistema nervioso
Húmeda Oval arrugada, amarillo, dulces
-Actividad traco gastrointestinal
-mejora sistema linfático
-calambres o retortijones
-dolores persistentes
-osteocondrosis
-cálculos biliares
-cálculos renales
Sequedad Hemiesférica, color marrón, amargo
-pulmones
-intestino delgado
-piel
-membranas mucosas
-hemorragias
-latido acelerado del corazón
-diarrea
Frialdad Acanalado, negras, saladas
-enfermedades renales
-vegija urinaria
-fortalecer huesos y dientes
-fiebre
-edemas
-enfermedades con pus
-excesiva excreción fluidos
-perder peso
Viento Alargada, verde, ácida
-mejora el trabajo del hígado
-vesícula biliar
-vejiga
-articulaciones
-movimientos musculares
-visceras (estreñimiento)
-edemas
-obesidad
-reducir cantidad descarga fluidos:
*rinitis
*lagrimeo
*diarrea
*sudor
Calor Ovalado, rojas, sabor picante
-normalizar corazón
-intestino delgado
-vasos sanguíneos
-enfermedades virales (gripe, ARVI)
-calambres y espasmos
-asma
-arterioesclerosis
-enfermedades de la sangre
-consolidación de fracturas
Brillo Pequeñas semillas en grupos
Oscuridad Una semilla esférica

Semillas según los flujos de energía, su disposición, tonificar, dispersar

DE ACUERDO CON LA DIRECCIÓN
colico renal Trébol (del centro a la periferia)
colico biliar Trébol (del centro a la periferia)
espasmos arterias Trébol (del centro a la periferia)
espasmos Cortes transversales (dilatar y resolver)
Reflujos: Cerrar un agujero o punto de salida del canal (de la periferia al centro)
-enureis agujas de abeto, injertos de bayas, hojas, pétalos
-hernias

SU JOK
Terapia de semillas
Trátese usted mismo. Sea usted su doctor en casa!
Dr Park, Jae Woo

http://www.jpastar.com/goodnamex.pdf

http://www.karmayog.org/hobbies/upload/29920/Holistic%20healing%20%C3%A2%E2%82%AC%E2%80%9C%20Sujok%20Therapy.pdf

https://www.mediks-bg.com/page.php?page=su_jok_myopia

Anuncios

Aromaterapia clínica en patologías físicas. Uso de aceites esenciales por patología

Aromaterapia Clínica (patologías físicas)
ACCIDENTE CEREBROVASCULAR (ACV):

– TROMBOSIS CEREBRAL: Según ensayos médicos los aceites de canela y de clavo tienen propiedades anticoagulantes y pueden emplearse como medida preventiva para reducir el riesgo de trombosis cerebral. Además son también eficaces los aceites esenciales de helicrisum, ciprés, geranio, enebro, menta, limón, naranja, cistus, eucalipto, romero, albahaca,bergamota, manzanilla romana, lavanda, cedro, helicrisum, tomillo, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, ylang ylang, cardamomo, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ICTUS HEMORRÁGICO: Aceite esencial de ciprés, helicrisum, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

AFECCIONES MENSTRUALES:

– ENDOMETRIOSIS: Aceite esencial de hinojo, salvia sclarea, romero, melaleuca alternifolia y quinquenervia, clavo y musk (Aceite Sagrado). Es muy efectivo el uso de una compresa caliente a la que se añaden los aceites esenciales colocada sobre el abdomen.

– METRORRAGIA: Aceite esencial de geranio, helicrisum, cistus y musk (Aceite Sagrado). Aplicar los aceites disueltos en un aceite portador en la coronilla, frente, planta de los pies, abdomen y zona lumbar. También el uso de una compresa caliente con los aceites ayuda a regular el sangrado.

– DESEQUILIBRIO HORMONAL: Aceite esencial de geranio, salvia sclarea, salvia española, hinojo, lavanda, milenrama, menta, mejorana, palisandro, vetiver, naranja, limón, romero, cardamomo, ylang ylang, loto, sándalo, jazmín y musk ( estos últimos cuatro son Aceites Sagrados).

– HISTERECTOMÍA: Aceite esencial de salvia sclarea, hinojo, lavanda, milenrama, mejorana,palisandro, vetiver, geranio, naranja, ylang ylang, loto sándalo, jazmín y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– DISMENORREA: Aceite esencial de menta, hierba del gato, salvia sclarea, salvia española, manzanilla, hinojo, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– CALAMBRES MENSTRUALES: Aceite esencial de salvia sclarea, romero, lúpulo, salvia española, lavanda, manzanilla romana, ciprés, estragón, vetiver, valeriana, mejorana, milenrama, menta, geranio, arrayán, nuez moscada, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– SÍNDROME PREMENSTRUAL: lúpulo, salvia sclarea, semillas de anís, hinojo, albahaca, hisopo, nardo, mejorana, lavanda, menta, ciprés, nuez moscada, manzanilla alemana, casia, cálamo, canela, ylang ylang, bergamota, neroli, palisandro, loto, incienso, mirra, jazmín, rosa y musk (estos 6 últimos son Aceites Sagrados).

AFTAS BUCALES: Aceite esencial de melisa, clavo, lavanda, niaouli, limón, canela, romero, ciprés, ylang ylang, cedro, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ALCALOSIS: Aceite esencial de jengibre, estragón, enebro, hinojo, anís y patchouli.

ALERGIAS (ALIMENTARIAS Y FIEBRE DEL HENO): Aceite esencial de lavanda, ledum, manzanilla alemana, manzanilla romana, hisopo, geranio, ylang ylang, naranja, angélica, salvia española, palisandro, limón, palmarrosa, bergamota, helicrisum, semilla de apio, loto, sándalo, incienso, rosa, jazmín (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

ALOPECIAANALGÉSICO: Aceite esencial de menta, elemí, gaulteria, clavo, lavanda, helicrisum, clavo, romero, canela y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ANTISÉPTICO: Aceite esencial de tomillo, clavo, romero, árbol del té, ajedrea, eucalipto, casia, ravensara, gaulteria, citronela, naranja, limón, comino, hisopo, ajedrea, lavandín y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ARTERIOESCLEROSIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, ciprés, naranja, tomillo, mejorana, ylang ylang e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

ARTRITIS:

– OSTEOARTRITIS: Aceite esencial de nuez moscada, clavo, manzanilla alemana, helicrisum, pino, ciprés, menta, pícea, vetiver, mejorana, romero, eucalipto, pimienta negra, elemí, lavanda, sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ARTRITIS REUMATOIDEA: Aceite esencial de menta, gaulteria, orégano, helicrisum, nuez moscada, clavo, vetiver, mejorana, ciprés, ajedrea, valeriana y sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ASMA: (NOTA: Los aceites esenciales no deben ser inhalados para problemas de asma, sino que deben ser ingeridos o aplicados en las plantas de los pies o masaje). Aceite esencial de ravensara, manzanilla romana, eucalipto, abeto balsámico, pino, menta, tomillo, niaouli, limón, lavanda, enebro, mejorana, ajedrea, clavo, árbol del té, jengibre, hinojo, anís, estragón, citronela, lavandín, artemisa, cedro, pícea, palisandro, ylang ylang, sándalo, rosa e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

BUCALES, PROBLEMAS:

– GINGIVITIS Y PERIODONTITIS: Aceite esencial de ajedrea, clavo, árbol del té, menta, gaulteria, tomillo, orégano, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, limón, romero, eucalipto, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR E INFECCIÓN DENTAL: Aceite esencial de gaulteria, helicrisum, árbol del té, clavo, tomillo, orégano, menta, limón, eucalipto, mejorana, pino, lavanda y pícea.

– DOLOR DE DIENTES DURANTE LA DENTICIÓN: Aceite esencial de clavo, gaulteria, manzanilla alemana, árbol del té, limón, canela, gálbano, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar en inhalación o de forma tópica sobre las sienes y cuello) NOTA: Aplicar los aceites esenciales en una dilución con aceite portador comestible en las encías.

– ENCIAS SANGRANTES: Aceite esencial de canela, menta, ajedrea, gaulteria, tomillo, clavo, limón, canela, eucalipto, romero, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado).

– HALITOSIS: Aceite esencial de nuez moscada, menta, limón, mandarina, canela, estragón, árbol del té, jazmín y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre sienes, cuello y nuca y/o inhalar) NOTA: Hacer gargarismos con una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados de dos a cuatro veces por día.

– RECHINAMIENTO DE DIENTES (BRUXISMO): Aceite esencial de lavanda, valeriana, azahar, naranja, ylang ylang, patchouli, loto, jazmín y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en inhalación o tópicamente). NOTA: Aplicar los aceites esenciales inhalados o de forma tópica en masaje en las plantas de los pies antes de dormir.

– PIORREA: Aceite esencial de clavo y tomillo.

– ÚLCERAS BUCALES: Aceite esencial de orégano, árbol del té, tomillo, mirra, y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en sobre las sienes y cuello y/o inhalados). NOTA: Aplicar los aceites en gargarismos y/o de forma tópica sobre las encías 1 o 2 veces al día.

BURSITIS: Aceite esencial de abeto balsámico, mejorana, albahaca, lavanda, pimienta negra, menta, orégano, pícea, hisopo, menta, ylang ylang, cedro, helicrisu, clavo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

CABELLO Y CUERO CABELLUDO, TRASTORNOS DEL:

– CANAS PREMATURAS:

– CASPA:

– CAÍDA DEL CABELLO:

– ALOPECIA: Aceite esencial de tomillo, lavanda, cedro, romero, abrótano macho (tintura). Aplicar sobre el cuero cabelludo los aceites con un aceite portador, por ejemplo de aceite de oliva, jojoba, aceite de pepitas de uva o aceite de coco, todas las noches antes de acostarse.

CALCULOS BILIARES: Aceite esencial de limón, naranja, mandarina, nerolí, enebro, nuez moscada, romero, manzanilla romana, ledum, lavanda, helicrisum. Es muy eficaz combinar 1 o 2 gotas de tres o cuatro de los aceites anteriores con un aceite portador y masajear sobre la vesícula 2 a 3 veces al día.

CÁNCER: Nota: el uso de aceites esenciales puede utilizarse para completar la efectividad de los tratamientos terapéuticos convencionales para dicha enfermedad. En investigaciones se ha demostrado que el aceite de sándalo tiene un gran poder anticancerígeno, así también como el de geranio, tomillo, tuya, limón, naranja y abeto balsámico. Otros aceites que tienen demostradas propiedades anticancerígenas son el aceite esencial de helicrisum, ledum, lavanda, clavo y. (Los aceites de sándalo, mirra e incienso son Aceites Sagrados).

CEFALEAS: Aceite esencial de menta, abeto balsámico, manzanilla romana, manzanilla alemana, lavanda, albahaca, valeriana, clavo, canela, romero, eucalipto, mejorana, helicrisum, melisa,cardamomo, palisandro, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, hisopo, pimienta negra, jazmín, sándalo, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). Es muy eficaz la aplicación sobre la nuca, frente, sienes y debajo de la nariz la aplicación 2 o 3 gotas de 2, 3 o 4 de los aceites anteriores con un aceite portador. También la ingestión por vía oral de 1 o 2 gotas de 1, 2 o 3 aceites esenciales. Los Aceites Sagrados se deben aplicar también sobre la frente, nuca, sienes, debajo de la nariz y las muñecas.

CELULITIS: Aceite esencial de ciprés, ledum, menta, romero, hinojo, limón, lavanda, patchouli, enebro.

COLITIS ULCEROSA: Aceite esencial de menta, eucalipto, estragón, anís, hinojo, limón, canela, clavo, estragón y jengibre.

CARDIOVASCULARES, TRASTORNOS

– ANGINA: Aceite esencial de jengibre, vara de San José, naranja, melisa, ciprés, helicrisum, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ATAQUE CARDIACO (INFARTO DE MIOCARDIO): Aceite esencial de Vara de San José, tomillo, lavanda, manzanilla romana, helicrisum, clavo, nuez moscada, naranja,ciprés, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto, gaulteria, hisopo, menta, pimienta negra, lavanda, geranio, limón, palisandro, palmarrosa, salvia española, bergamota, sándalo, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). Esta es una enfermedad aguda producida por el bloqueo de la circulación que provoca una interrupción de la irrigación de sangre de un área o del corazón. Mientras se recurren a los servicios médicos de urgencia, se pueden aplicar 1 a 2 gotas de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados en los puntos de acupuntura del pie o de la mano y brazo izquierdo relacionados con el corazón.

– ENDURECIMIENTO DE LAS ARTERIAS: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, mejorana, clavo, tomillo, ciprés e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

– TAQUICARDIA: Aceite esencial de mejorana, ylang ylang, lavanda, vara de San José, ciprés, helicrisum, naranja, patchouli, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– PRESIÓN ARTERIAL ALTA: Aceite esencial de lavanda, mejorana,albahaca, naranja, patchouli, ylang ylang, ciprés y loto jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados equilibran excesos y defectos, es decir, condiciones de hiper e hipo).

– PRESIÓN ARTERIAL BAJA: Aceite esencial de romero, salvia, menta, geranio, pino, nuez moscada, manzanilla alemana, limón, bergamota, ylang ylang, palisandro, jazmín y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados actúan equilibrando excesos y defectos).

– COLESTEROL ALTO: Aceite esencial de helicrisum, romero, clavo, manzanilla alemana, manzanilla romana, ciprés, mejorana, ylang ylang, clavo, naranja, tomillo, nardo, hinojo, jengibre, estragón, anís, hinojo, patchouli, salvia, ravensara, geranio, loto e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DÉFICIT AUDITIVO: Aceite esencial de helicrisum, enebro, geranio, menta, lavanda, albahaca, árbol del té, romero, clavo, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, orégano, comino, citronela, lavandín, arrayán, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TINNITUS: Aceite esencial de helicrisum, geranio, enebro, menta, lavanda, albahaca y ámbar cachemir (este últimos es un Aceite Sagrado). Aplicar una o dos gotas de los aceites puros en las sienes, frente y nuca; aplicar también una gota de cada aceite en las puntas de los dedos de los pies y de las manos.

DESEQUILIBRIO HORMONAL MASCULINO: Aceite esencial de romero, salvia sclarea, hinojo, ylang ylang, geranio, milenrama, salvia española, hinojo, lavanda, arrayán, menta y musk (este último es un Aceite Sagrado).

DIABETES: Aceite esencial de cilantro, canela, hinojo, eneldo, ciprés, limón, nuez moscada, menta, salvia española, geranio, arrayán, manzanilla romana, romero, helicrisum, clavo de olor, estragón, jengibre y loto (este último es un Aceite Sagrado).

DIGESTIÓN, PROBLEMAS:

– CALAMBRES: Aceite esencial de romero, jengibre, albahaca y menta y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– DIARREA: Aceite esencial de menta, nuez moscada, jengibre, orégano, ajedrea, clavo, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado)

– FLATULENCIA: Aceite esencial de menta, estragón, nuez moscada, anís, hinojo, ledum, semillas de zanahoria, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– INDIGESTIÓN: Aceite esencial de menta, nuez moscada, hinojo, jengibre, comino, naranja, estragón, anís, enebro, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– HIPO: Aceite esencial de ciprés, estragón, menta y jazmín (este últimos es un Aceite Sagrado).

– GASTRITIS: Aceite esencial de estragón, menta, hinojo, jengibre, enebro, anís, patchouli, clavo, limón, canela, eucalipto y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– NAUSEAS: Aceite esencial de menta, jengibre, patchouli, nuez moscada, estragón, enebro, anís, hinojo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– ÚLCERA DE ESTÓMAGO: Aceite esencial de clavo, canela, árbol de té, orégano, tomillo, limón, eucalipto, romero, mejorana, pino, ciprés, lavanda, pícea, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, incienso, mirra y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ACIDEZ GÁSTRICA: Aceite esencial de menta, jengibre, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, helicrisum, loto y jazmín (estos últimos son Aceites Sagrados).

DISTROFIA MUSCULAR: Aceite esencial de pino, lavanda, mejorana, vetiver, abeto balsámico, albahaca, mejorana, menta, ciprés, pícea, pimienta negra, hisopo, ámbar rojo y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DIVERTICULITIS/ DIVERTICULOSIS: Aceite esencial de patchouli, anís, estragón, romero, hinojo, menta, ajedrea, orégano, tomillo, nuez moscada, árbol del té, clavo, jazmín e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DOLOR

– DOLOR OSEO: Aceite esencial de gaulteria, abeto, ciprés, pícea, pino, menta, helicrisum, clavo, pimienta negra y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado).

– DOLOR CRÓNICO: Aceite esencial de menta, helicrisum, pícea, gaulteria, jengibre, clavo, elemí, orégano, romero, abeto balsámico, albahaca, mejorana, ciprés, ylang ylang, pimienta negra, cedro, ámbar rojo, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR MUSCULAR: Aceite esencial de romero, menta, mejorana, nuez moscada, gaulteria, helicrisum, clavo, albahaca, ciprés, pimienta negra, hisopo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR POR TRAUMATISMO: Aceite esencial de geranio, lavanda, mejorana, menta, valeriana, geranio, pícea, helicrisum, árbol del té, menta, rosa, incienso y sándalo. Masajear con los aceites alrededor del nacimiento del cabello y la punta de los dedos de los pies.

EDEMA: Aceite esencial de ledum, manzanilla alemana, cedro, gaulteria, menta, lavanda, clavo, enebro, naranja, hinojo, geranio, ciprés, mejorana, helicrisum, ylang ylang, salvia, arrayán, nuez moscada, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

EMBARAZO: Aceite esencial de lavanda, geranio, ylang ylang, helicrisum, geranio, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, limón, bergamota, rosa, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: utilizar los aceites esenciales durante el embarazo en aplicación tópica e inhalación.

ENANISMO JUVENIL: La baja estatura en niños debida a la baja producción de la hormona del crecimiento por parte de la glándula pituitaria ha sido tratada en prácticas clínicas con la utilización del aceite esencial de la hierba del gato (Conyza canadensis). Otros aceites esenciales que también han demostrado eficacia son el de cedro, ciprés, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD DE CHRON: Aceite esencial de menta, nuez moscada, estragón, jengibre, hinojo, anís, patchouli y jazmín.

ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL

– HERPES SIMPLE TIPO 2: Aceite esencial de melisa, ravensara, árbol del té, ciprés, orégano, tomillo, comino, romero, clavo, limón, canela, eucalipto, casia, cálamo, hisopo, mirra, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– VERRUGAS GENITALES: Aceite esencial de melisa, orégano, tomillo, árbol del té, romero, clavo, limón, canela, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, hinojo, comino, lavanda e incienso (estos últimos en un Aceite Sagrado).

– GONORREA Y SÍFILIS: Como complemento al tratamiento médico, los siguientes aceites esenciales han demostrado eficacia en ensayos clínicos: orégano, melisa, tomillo, ajedrea, canela, clavo, limón, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD NEUROLÓGICA

– ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA (ELA): Aceite esencial de enebro, helicrisum, orégano, salvia española, romero, clavo, cardamomo, geranio, neroli, palisandro, bergamota, palisandro, ylang ylang, gálbano, cedro, albahaca, angélica, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: Aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda, ciprés y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: Aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: Aceite esencial de enebro, menta, naranja, ylang ylang, patchouli, palisandro, helicrisum, ledum, sándalo, incienso y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: Aceite esencial de salvia sclarea, pícea, palisandro, cedro, melisa, ciprés, lavanda, helicrisum, loto, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: aplicar los aceites preferentemente de forma tópica e inhalada.

ERITEMA SOLAR: Aceite esencial de lavanda, abeto, helicrisum, ciprés y rosa (este último es un Aceite Sagrado).

ESCOLIOSIS: Aceite esencial de orégano, tomillo, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites de forma tópica en masaje a lo largo de la columna.

ESGUINCE: Aceite esencial de gaulteria, abeto balsámico, albahaca, pino, pícea, ciprés, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar de forma tópica sobre el área afectada.

ESTREÑIMIENTO: Aceite esencial de jengibre, menta, hinojo, estragón, anís, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

FERTILIDAD: Aceite esencial de salvia sclarea, salvia española, anís, hinojo, milenrama, geranio, mejorana, lavanda, geranio, neroli, palisandro, vetiver, ámbar rojo, loto, sándalo, incienso y musk (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

FIBROMIALGIA: Aceite esencial de manzanilla alemana, nuez moscada, abeto balsámico, gaulteria, helicrisum, menta, pícea, pimienta negra, hisopo, cistus, ajedrea, orégano, incienso y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

FIEBRE: Aceite esencial de menta, eucalipto, romero, ledum, abeto, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino y árbol del té.

HEMATOMA: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, clavo, nuez moscada, gaulteria y laurel.

HEMORRAGIA: Aceite esencial de helicrisum, geranio, cistus, ciprés, lavanda, hisopo, mejorana, ylang ylang, gaulteria, clavo y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en una compresa fría y/o 1 o 2 gotas en el caso afectada en caso de heridas pequeñas.

HEMORROIDES: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, nardo, albahaca, menta y arrayán. NOTA: Aplicar diluido en aceite portador de 3 a 5 gotas de una mezcla de dos o tres aceites.

HERIDAS: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, eucalipto, ciprés, gaulteria, tomillo, orégano, manzanilla alemana, lavandín, ajedrea, menta, clavo, citronela, geranio, naranja, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 2 a 6 gotas de los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de rosa de mosqueta, en la zona afectada de 2 a 4 veces por día.

HERPES LABIAL: Aceite esencial de melisa, árbol del té, menta, lavanda, ajedrea, ravensara, orégano, tomillo, limón, canela, clavo, citronela, lavandín, arrayán y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar una gota de un aceite tan pronto aparezca el herpes de 5 a 10 veces al día.

HEPÁTICOS, TRASTORNOS

– DESINTOXICACIÓN HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, helicrisum, mandarina, cardamomo, geranio, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, manzanilla romana, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar sobre el hígado en masaje). Se recomienda ingerir una mezcla de 2, 3 o 4 de los aceites y/o aplicar en compresa tibia sobre el hígado.

– HEPATITIS: Aceite esencial de ledum, ravensara, manzanilla alemana, tomillo, hinojo, geranio, helicrisum, estragón, jengibre, metna, enebro, patchouli, anís, clavo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en masaje sobre el plexo solar y sobre las zonas pulsátiles).

– ICTERICIA: Aceite esencial de ledum, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, tomillo, geranio, helicrisum, hinojo, ylang ylang, sándalo, loto y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

HIPOGLUCEMIA: Aceite esencial de lavanda, canela, tomillo, cilantro, comino, clavo, limón, eneldo, eucalipto, romero, hinojo, geranio, manzanilla romana, helicrisum, ledum, estragón, jengibre, enebro, anís, loto y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados)

INFECCIÓN BACTERIANA O VÍRICA:

INFECCIÓN FÚNGICA:

– PIE DE ATLETA: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, abeto balsámico, lavanda, menta, tomillo y ajedrea.

– CANDIDA ALBICANS: Aceite de árbol del té, enebro, ravensara, tomillo, comino, clavo, gaulteria, limón, pícea, eucalipto, cistus, hisopo, orégano, menta, cistus, lavanda, romero, geranio, palmarosa, palisandro, incienso y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre el plexo solar).

– TIÑA Y CANDIDA DE LA PIEL: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, lavanda, romero, geranio, palisandro, patchouli y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 1 o 2 gotas de dos, tres o cuatro aceites esenciales recomendados puros y del aceite de mirra sobre la zona afectada dos o tres veces por día.

– CANDIDIASIS VAGINAL: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, manzanilla romana, geranio, romero, enebro, menta, ajedrea, tomillo, laurel y ámbar rojo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites o aplicar en un tampón y mantener toda la noche.

INFECCIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, semillas de zanahoria, limón, enebro, manzanilla alemana, hinojo, geranio, gaulteria, clavo, menta, ylang ylagn, lavandín, helicrisum, loto, jazmín y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre la zona de la vesícula en forma de masaje). NOTA: Ingerir los aceites esenciales recomendados o aplicar de forma tópica sobre la vesícula 2 o 3 veces al día.

INFECCIÓN TRACTO URINARIO: Aceite esencial de orégano, tomillo, árbol del té, cistus, enebro, ajedrea, romero, estragón, jengibre, menta, hinojo, patchouli, salvia, geranio, nuez moscada, lavanda, clavo, ámbar rojo (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en las zonas pulsátiles y/o inhalar). NOTA: Aplicar de forma tópica con una compresa tibia sobre la vejiga 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados.

INFECCIÓN DE GARGANTA:

– TOS: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, limón, ravensara, tomillo, orégano, menta, cedro, ámbar cachemir, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS SECA: Añadir a una cucharadita de miel o de jarabe de llantén 2 gotas de limón y 3 de eucalipto. Como aceite se recomienda ámbar Cachemir (Aceite Sagrado).

– LARINGITIS: Añadir 1 gota de limón, 1 gota de tomillo, 1 de romero y 1 de clavo a una cucharadita de miel o zumo o zumo y retener la mezcla en la parte posterior de la garganta y luego tragar. Como aceite se recomienda el ámbar cachemir (Aceite Sagrado).

– DOLOR DE GARGANTA: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, tomillo, niaouli, orégano, limón, salvia, menta, ravensara, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– INFECCIÓN DE GARGANTA POR ESTREPTOCOCOS: Aceite esencial de eucalipto, orégano, tomillo, ravensara, ajedrea, abeto, niaouli, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– AMIGDALITIS: Aceite esencial de clavo, árbol del té, vara de San José, orégano, ajedrea, ravensara, tomillo, niaouli y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado).

INFECCIÓN DE PULMÓN:

– BRONQUITIS: Aceite esencial de romero, eucalipto, niaouli, tomillo, gaulteria, ravensara, pícea, pino, orégano, helicrisum, árbol del té, menta, abeto, salvia, casia, cálamo, hisopo, nardo, ajedrea, cistus, orégano, mirra, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– NEUMONÍA: Aceite esencial de árbol del té, romero, tomillo, ledum, ravensara, niaouli, vara de San José, eucalipto, ajedrea, aní, hinojo, gaulteria, hisopo, menta, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS FERINA: Aceite esencial de romero, lavanda, niaouli, tomillo, naranja, limón, citronela, arrayán, clavo, ravensara, comino, cistus, hisopo, mejorana, ciprés, nuez moscada, orégano, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el cuello y pecho y en compresas en la parte superior de la espalda, así como también vía inhalada.

INFERTILIDAD: Algunos aceites esenciales tienen propiedades similares a las hormonas que pueden ayudar los procesos de fertilidad. Estos son: aceite esencial de salvia sclarea, anís, hinojo, milenrama, geranio y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Los aceites esenciales se pueden ingerir de 2 a 4 veces al día o bien se pueden aplicar todos, incluido el aceite de musk vía tópica en la parte baja de la espalda y en la parte baja del abdomen.

INFLAMACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, manzanilla alemana, árbol del té, abeto, menta, manzanilla romana, lavanda, ravensara, tomillo, ciprés, hisopo, incienso y mirra (estos últimos son Aceites Sagrados).

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA: Aceite esencial de estragón, patchouli y romero

INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO: Aceite esencial de ravensara, eucalipto, arrayàn.

LACTANCIA MATERNA:

– MASTITIS: Aceite esencial de manzanilla romana, clavo, tomillo, romero y lavanda.

– AUMENTO DE LA LECHE MATERNA: Aceite esencial de geranio, hinojo y salvia.

– PEZONES RESQUEBRAJADOS: Aceite esencial de lavanda, geranio, helicrisum, pícea, palisandro, mirra y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites con un aceite portador y aplicar masajeando el pezón.

AFECCIONES DE ESPALDA:

– CIÁTICA: Aceite esencial de helicrisum, menta, nuez moscada, tomillo, pícea, gaulteria, albahaca, romero, clavo, estragón y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona en masaje o compresa tibia (si no hay inflamación).

– LUMBAGO: Aceite esencial de mejorana, estragón, jengibre, enebro, anís, hinojo, patchouli, pimienta negra, pícea, nuez moscada, albahaca, gaulteria, helicrisum, manzanilla alemana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en masaje o en compresa tibia.

– LESIÓN DE ESPALDA: Aceite esencial de gaulteria, abeto, pícea, menta, mejorana, vetiver, helicrisum, enebro, albahaca y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR DE ESPALDA: Aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana, albahaca, salvia sclarea, menta, geranio y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– CALCIFICACIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL: Aceite esencial de geranio, romero, eucalipto, lavanda, arrayán, mejorana, ravensara, orégano y vetiver. NOTA: Aplicar en masaje a lo largo de la columna vertebral.

– DOLOR Y RIGIDEZ DEL CUELLO: Aceite esencial de albahaca, mejorana, helicrisum, gaulteria, abeto, nuez moscada, lavanda, menta, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites en masaje en el cuello o compresa tibia (si no hay inflamación).

– HERNIA DISCAL: Aceite esencial de helicrisum, albahaca, tomillo, melisa, abeto, pícea, vetiver, valeriana y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en masaje a lo largo de la columna o en compresa fría en la zona afectada.

LIMPIEZA METALES PESADOS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, ledum, manzanilla almena, geranio e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

NAUSEAS: Aceite esencial de menta, patchouli, jengibre y nuez moscada. NOTA: los aceites recomendados se pueden inhalar, aplicar vía tópica en la zona del ombligo y detrás de las orejas o bien ingerir de 1 a 4 veces por día.

NERVIOSO, TRASTORNOS: Son problemas en los están involucrados o afectados los nervios superficiales o periféricos (a diferencia de los trastornos neurológicos en los que la perturbación es neurológica profunda en el cerebro). En general, se recomiendan los aceites esenciales de menta, lavanda, cedro, manzanilla alemana, manzanilla romana, salvia, romero, pícea, enebro, mejorana, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites recomendados deben aplicarse vía tópica diluidos o puros en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– NEURALGIA: Aceite esencial de mejorana, helicrisum, menta, enebro, gaulteria, clavo, pimienta negra, hinojo, geranio, patchouli, ylang ylang, romero, nuez moscada, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el área afectada o inhalada.

– NEURITIS: Aceite esencial de menta, lavanda, orégano, enebro, albahaca, mejorana, ciprés, tomillo, milenrama, clavo, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día, con compresa fría o inhalada

– SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: Aceite esencial de menta, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, helicrisum, pimienta negra, hiospo y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día o bien en compresa fría de 2 a 3 veces por día.

– NEUROPATÍA: Aceite esencial de hierba del gato, menta, enebro, milenrama, vara de San José, helicrisum, albahaca, mejorana, lavanda, geranio, gaulteria, clavo, naranja, patchouli, ylang ylang, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada puros o diluidos o en compresa fría de 2 a 3 veces por día, o bien inhalados. Si el daño comienza a revertirse suele haber dolor por lo que se puede aplicar aceite esencial de clavo, menta, gaulteria o helicrisum para aliviar.

OBESIDAD: Aceite esencial de menta, ylang ylang, vainilla, limón, mandarina, bergamota, palisandro, palmarosa, manzanilla romana, jengibre, rosa y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

OCULAR, TRASTORNOS:

– CONDUCTO LAGRIMAL BLOQUEADO: Aceite esencial de lavanda. NOTA: Aplicar 1 gota sobre el puente de la nariz.

– CATARATAS Y GLAUCOMA: Aceite esencial de clavo, lavanda, ciprés, eucalipto y sándalo (este último es un Aceite Sagrado) NOTA: ingerir los aceites diluidos en un amplio círculo alrededor del ojo y en las sienes de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD: Aceite esencial de limón (para la degeneración macular seca) , aceite esencial de clavo (para la degeneración macular húmeda) y sándalo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites esenciales 1 vez al día y aplicar en masaje alrededor del ojo y en las sienes los Aceites Sagrados.

– VISIÓN BORROSA: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, ciprés, mejorana, ylang ylang, gaulteria, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica los aceites recomendados en un círculo alrededor del ojo y en las sienes.

– CONJUNTIVITIS: Aceite esencial de citronela, árbol del té, romero, arrayán, enebro, pícea, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

OÍDO, PROBLEMAS DE:

– DOLOR DE OÍDOS: Aceite esencial de tomillo, lavanda, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, ravensara, menta, eucalipto, clavo, citronela, lavandín, arrayán, gaulteria, limón, canela, cistus, hisopo, ajedrea, orégano, comino, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de oliva tibio alrededor del orificio de la oreja (nunca dentro) o en compresa tibia sobre la oreja.

– ÁCAROS DEL OÍDO: Aceite esencial de eucalipto, citronela, arrayán, lavandín, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos con aceite de oliva tibio alrededor de la oreja (nunca dentro del oído) y en los lóbulos de las orejas.

– PERFORACIÓN DE TÍMPANO: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, clavo y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en aceite de oliva tibio alrededor de la oreja y en los lóbulos de las orejas.

OSTEOPOROSIS: Aceite esencial de gaulteria, pícea, abeto, pino, ciprés, menta, mejorana, romero, albahaca, citronela, árbol del té, arrayán, cedro, ylang ylang, pimienta negra, hisopo, clavo, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica a lo largo de la columna vertebral y en el área afectada de 2 a 3 veces por día.

PANCREATITIS: Aceite esencial de menta, vetiver, ajedrea, orégano, geranio, canela, cálamo, casia, hisopo, nardo, cistus, ravensara, romero, clavo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica.

PAPERAS: Aceite esencial de tomillo, melisa, ciprés, gaulteria, ravensara, eucalipto, limón, lavanda, clavo, canela, nardo, gálbano, ámbar cachemir, incienso y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica sobre la zona con una compresa tibia.

PARÁSITOS INTESTINALES: Aceite esencial de estragón, anís, albahaca, menta, jengibre, nuez moscada, hinojo, enebro, palisandro, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, geranio, jazmín y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica en compresa tibia sobre el abdomen.

PEDICULOSIS: Aceite esencial de eucalipto, lavanda, menta, tomillo, geranio, nuez moscada y romero. NOTA: Diluir los aceites esenciales recomendados con un aceite portador y aplicar sobre el cuero cabelludo. Dejar al menos media hora. Lavar el cabello y enjuagar con una solución de 2 gotas de eucalipto, 2 gotas de lavanda, 2 gotas de geranio, 25 ml. de vinagre y 200 ml. de agua.

PICADURAS DE INSECTOS: Aceite esencial de lavanda, eucalipto, citronela, árbol del té, menta, manzanilla romana y romero.

PIEL, TRASTORNOS DE LA

– AMPOLLAS: Aceite esencial de árbol del té, helicrisum, menta, lavanda, limón, manzanilla alemana, eucalipto, romero, tomillo, ajedrea, palmarosa, patchouli, clavo, citronela, arrayán, palisandro, enebro, ravensara, orégano, nardo, gálbano, casia, canela, cistus, ajedrea, comino, mirra e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona diluidos de 3 a 5 veces al día.

– ACNÉ: Aceite esencial de árbol de té, geranio, vetiver, ciprés, lavanda, patchouli, manzanilla alemana, manzanilla romana, palisandro, cedro, eucalipto, clavo e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Diluir los aceites esenciales con aceite portador de pepita de uvas y aplicar sobre la zona afectada de 1 a 3 veces por día.

– ARRUGAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, lavanda, ylang ylang, patchouli, salvia, geranio, salvia sclarea, palisandro, neroli, palmarosa, nardo, bergamota, limón, manzanilla romana, sándalo, rosa, incienso, jazmín y mirra (estos 5 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de jojoba, argán, aguacate.

– EXANTEMA DEL PAÑAL: Aceite esencial de lavanda, helicrisum, manzanilla alemana, ciprés, geranio, palmarosa, palisandro, ylang ylang, bergamota, rosa y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites recomendados con un portador, por ejemplo aceite de jojoba o de almendras y aplicar de 2 a 4 veces al día.

– ECZEMA: Aceite esencial de lavanda, enebro, ledum, cistus, manzanilla romana, manzanilla alemana, geranio, citronela, árbol del té, palisandro, palmarosa, ylang ylang, limón, bergamota, tomillo, hinojo, helicrisum , jazmín, rosa y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados diluidos en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– LUNAR: Aceite esencial de orégano e incienso (este último es un Aceite Sagrado). Aplicar sobre el lunar directamente 2 a 3 veces por día.

– PSORIASIS: Aceite esencial de enebro, ciprés, manzanilla romana, árbol del té, patchouli, lavanda, helicrisum, clavo, hinojo, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica puros 2 veces por día, con compresa tibia 3 veces por semana y/o ingeridos 1 vez al día.

– PIEL FLÁCIDA: Aceite esencial de lavanda, ciprés, patchouli, helicrisum, incienso y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos 1 o 2 veces por día.

– ÚLCERAS DÉRMICAS: Aceite esencial de palisandro, clavo, helicrisum, manzanilla romana, patchouli, lavanda y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica puros o diluidos.

– ESTRIAS: Aceite esencial de lavanda, nardo, geranio, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta y masajear de 2 a 3 veces por día.

– VITÍLIGO: Aceite esencial de vetiver, citronela, árbol de té, arrayán, lavandín, romero, clavo, sándalo, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

PLEURESÍA: Aceite esencial de ajedrea, tomillo, ravensara, niaouli, eucalipto, gauteria, limón, pino, ciprés, menta, arrayán, cistus, hisopo, comino, nardo, casia, cálamo, canela, gálbano, incienso, mirra, y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando el cuello y pecho, en compresa tibia en el cuello, pecho y parte superior de la espalda 1 vez al día o bien inhalados.

POLIOMELITIS: Aceite esencial de árbol del té, gaulteria, melisa, ravensara, limón, ylang ylang, arrayán, estragón, salvia sclarea, ciprés, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados, que deben aplicarse sobre el cuello, nuca, frente y espalda en masaje al menos 2 o 3 veces al día). NOTA: Los aceites esenciales recomendados se deben ingerir 2 o 3 veces por día.

PRÓSTATA: Aceite esencial de orégano, naranja, abeto, comino, tomillo, ciprés, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, incienso, ámbar rojo y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en el área comprendida entre el recto y el escroto 2 veces por día.

– HIPERPLASIA PROSTÁTICA: Aceite esencial de ledum, naranja, abeto, comino, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, milenrama, menta, manzanilla alemana, mejorana, cedro, abeto, tuya, ciprés, incienso, jazmín, mirra y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir 3 veces por día.

– CÁNCER DE PRÓSTATA: Aceite esencial de ledum, naranja, tuya, abeto, comino, hinojo, lavanda, milenrama, menta, clavo, tomillo, helicrisum, salvia, mirra, incienso y ámbar rojo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos con aceite de semillas de sésamo sobre la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir los aceites esenciales 2 a 4 veces por día.

– PROSTATITIS: Aceite esencial de romero, arrayán, tomillo, menta, salvia, hinojo, lavanda, albahaca, ciprés, estragón, jengibre, enebro, patchouli, arrayán, milenrama, mejorana, tuya, jazmín y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites ser pueden aplicar tópicamente en la zona comprendida entre el recto y escroto diluidos con aceite de semillas de sésamo y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

TIROIDES, PROBLEMAS DE

– HIPERTIROIDISMO: Aceite esencial de pícea, menta, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, ámbar cachemir y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica diluidos sobre la tiroides de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– HIPOTIROIDISMO: Aceite esencial de ledum, arrayán, menta, clavo, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, ámbar cachemir y mirra (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre la zona de tiroides diluidos de 1 a 3 veces por día y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

QUISTE

– QUISTE EN GÁNGLIOS: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar los aceites puros vía tópica de 3 a 4 veces por día sobre la zona afectada.

– QUISTE OVÁRICO Y UTERINO: Aceite esencial de árbol del té, orégano, salvia sclarea, ciprés, geranio, albahaca e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando la zona externa y/o en compresa tibia.

– QUISTE SIMPLE: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar tópicamente sobre la zona de 3 a 4 veces por día.

RENAL, TRASTORNO:

– CÁLCULOS RENALES: Aceite de gaulteria, geranio, enebro, eucalipto, helicrisum, hinojo y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar tópicamente en compresa tibia sobre la zona del riñón y/ ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– DIURÉTICO: Aceite esencial de ledum, romero, enebro, hinojo, anís, geranio, salvia, menta, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, estragón, jengibre, patchouli, neroli, palisandro, manzanilla romana, helicrisum, romero, incienso, sándalo, loto y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden masajear sobre la zona del riñón diluidos, aplicar en compresa tibia sobre la zona del riñón o ingerir los aceites esenciales y/o ingerir 3 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, enebro, hinojo, estragón, jengibre, menta, anís, geranio, manzanilla romana, ledum, loto y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: ingerir los aceites esenciales 3 veces al día y aplicar los Aceites Sagrados sobre la zona de los riñones.

– INFECCIÓN DE URÉTER: Aceite esencial de limón, arrayán y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar en masaje sobre la zona de los riñones y/o ingerir dos veces por día durante 10 días.

– NEFRITIS: Aceite esencial de ciprés, enebro, ledum, ylang ylang, menta, arrayán, nuez moscada, geranio, mejorana, helicrisum, limón, canela, eucalipto, romero, hinojo, mirra, loto y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica en compresa fría 1 o 2 veces al día sobre el riñón y/o ingerir los aceites esenciales de 2 a 4 veces por día.

RONQUIDO: Frotar de 4 a 6 gotas de aceite esencial de tomillo diluido en la planta de los pies antes de ir a dormir. Como Aceite Sagrado masajear la zona del cuello y garganta y mandíbula con ámbar cachemir.

SARAMPIÓN: Aceite esencial de lavanda, manzanilla romana, árbol del té, clavo, tomillo, manzanilla alemana, hisopo, ravensara, cistus, ajedrea, orégano, comino e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta.

SARNA: Aceite esencial de citronela, menta, palmarosa, lavandín, eucalipto, pimienta negra, jengibre, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, arrayán, árbol del té, naranja, ylang ylang, mirra y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica diluidos o puros y masajear la zona de 3 a 4 veces por día. Para el tratamiento del cabello añadir de 2 a 4 gotas de 2 o 3 de los aceites recomendados en una dosis de champú.

SIDA: Se ha demostrado que los aceites esenciales de limón, cistus, tomillo y lavanda tienen propiedades reconstituyentes de células inmunitarias. En investigación se ha demostrado que el aceite esencial de comino tiene efecto inhibitorio sobre la reproducción viral. Otros aceites antivirales son el de orégano, tuya, incienso, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos o puros en la planta de los pies, a lo largo de la columna y en masaje por todo el cuerpo y/o ingerir los aceites esenciales 1 vez por día.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: Aceite esencial de tomillo, clavo, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, comino, cistus, menta, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, limón, canela, estragón, jengibre, anís, patchouli, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, mirra, incienso sándalo y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica, inhalada o ingerir los aceites esenciales 3 veces por día.

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Aceite esencial de menta, anís, hinojo, estragón, ledum, helicrisum y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Ingerir los aceites contenidos en una cápsula de aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA ENDOCRINO: Aceite esencial de hierba del gato, helicrisum, verbena, limón, nuez moscada, clavo, romero, menta, pícea, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, enebro, pimienta negra, palisandro, vetiver, ylang ylang, mirra, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en los pies, en la glándula tiroides y suprarrenales, inhalados y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA LINFÁTICO: Aceite esencial de ledum, helicrisum, arrayán, ciprés, limón, naranja, romero, estragón, jengibre, menta, enebro, anís, hinojo, patchouli, geranio, manzanilla romana, manzanilla alemana, nuez moscada, clavo, canela, palisandro, neroli, eucalipto, pino, lavanda, ylang ylang, abeto, pimienta negra, incienso, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre las glándulas doloridas y en las axilas en masaje de 2 a 3 veces por día, en compresa tibia sobre las áreas afectadas 1 o 2 veces por día, y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

– ESTIMULAR EL S.N. SIMPÁTICO: Aceite esencial de menta, hinojo, jengibre, eucalipto, pimienta negra, albahaca, cardamomo, palisandro, geranio, romero, laurel, palmarosa, bergamota, ylang ylang, limón, manzanilla romana, cedro, melisa, helicrisum, incienso, sándalo, y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalado 1 o 2 veces por día y/o ingerir 2 o 3 de los aceites esenciales recomendados 2 veces por día.

– PARASIMPÁTICO: Aceite esencial de lavanda, patchouli, mejorana, pícea, palisandro, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, clavo, comino, orégano, naranja, ylang ylang, incienso, loto y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalar 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de 2 o 3 de los aceites esenciales 2 veces por día.

SUDACIÓN EXCESIVA: Aceite esencial de salvia española, salvia sclarea, milenrama, hinojo, lavanda, arrayán, menta, geranio, palisandro, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, bergamota, ylang ylang y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, en la nuca y parte baja del abdomen, puros o diluidos por la mañana y antes de dormir.

SANGUÍNEO, TRASTONO: Aceite esencial de vara de San José, helicrisum, mejorana, ciprés, arrayán, naranja, mandarina, limón, clavo, menta, geranio, nuez moscada, cistus, ylang ylang, gaulteria, abeto, pimienta negra, tomillo, estragón, jengibre, hisopo, pícea, lavanda, angélica, salvia española, palisandro, palmarosa, bergamota, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje diluidos 2 o 3 veces por día sobre el área afectada, en masaje y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– ANEMIA: Aceite esencial de limón, helicrisum, ciprés, mejorana, ylang ylang, manzanilla romana, hinojo, geranio, nardo, ledum y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en los pies y en las muñecas y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– CIRCULACIÓN SANGUÍNEA DEFICIENTE: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, abeto, limón, ciprés, albahaca, gaulteria, naranja, cistus, mandarina, menta, incienso, mejorana, clavo, pícea, palisandro, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, muñecas y piernas y/o ingerir los aceites recomendados 2 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN SANGUÍNEA: Aceite esencial de helicrisum, manzanilla romana, manzanilla alemana, romero, estragón, jengibre, anís, hinojo, menta, patchouli, ledum, geranio, naranja, limón, cardamomo y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en la planta de los pies y muñecas y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– VENAS VARICOSAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, gaulteria, albahaca, menta, limón y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites esenciales puros o diluidos en las piernas masajeando en dirección al corazón.

– FLEBITIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, cistus, naranja, vara de San José y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites diluidos en el área afectada o sobre el corazón 3 veces por día y/o ingerir 1 vez por día.

VÉRTIGO: Aceite esencial de ciprés, menta, cedro, melisa, albahaca, mejorana, helicrisum, ylang ylang, cardamomo, palisandro, palmarosa, limón, bergamota, manzanilla romana, jazmín, sándalo e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en las sienes, nuca y hombros y/o ingerir 1 o 2 veces al día.

Física cuántica y biofotónica. La luz como método de diagnóstico y sanación holística. Frecuencias del Dr. Nogier.

Si tienes interés en introducirte en la medicina de la luz, brazo de la física cuántica, de una forma práctica y justificando su desarrollo ciéntifico, os proporciono una serie de artículos y trabajos de internet.

La física mecanicista o Newtoniana es el fundamento teórico de la medicina tradicional occidental y la física cuántica sustenta el paradigma de las terapias holísticas o vibracionales (homeopatía, acupuntura, Medicina Tradicional China, Ayurveda, Mexicana, biorresonancia, fitoterapia, aromaterapia, reiki, etc.)

Tratando de resumiros lo que a continuación podéis leer, la información de sincronización de nuestro organismo, de mas de 100 mil millones de células, y donde se producen más de 100 mil reacciones químicas por segundo, tiene que venir de una fuente que nos cuesta entender, porque precisamente, esta energía que lo hace posible, está cargada de información que es capaz de propagarse a unas velocidades que permitan a nuestro cuerpo mantener la coherencia permanente de su funcionamiento.

En el contexto de la Medicina Holística, desde hace años, hay en el mercado un sinfín de equipos utilizados en el campo de la biorresonancia, que tratan de identificar los desequilibrios que presentan los pacientes.

En un futuro cercano, y gracias a los trabajos de los investigadores que relaciono en este artículo, aparecerán en las consultas de terapias vibracionales, las propuestas de visionarios que están experimentando con la luz como medio de diagnóstico y terapia, pulsando a la frecuencia requerida. Por ejemplo, la composición floral Rescue, sus vibraciones pueden ser reproducidas por un láser de baja frecuencia, o el código de inflamación para sanar un área de nuestro cuerpo, exponiéndolo a esa vibración (ver trabajo del Dr. Nogier, el de una contractura, la homeopatía, etc.

David Garcés

Presentación

El estudio de los biofotones nos indica que la salud es un estado de comunicación subatómica perfecta y coherente de carácter luminoso. La luz emitida en estado de enfermedad o de salud deficiente supone una debilidad o interrupción de este tipo de comunicación luminosa coherente intercelular. Actualmente, buena parte de las investigaciones sobre los biofotones se centran en comprender como podría aplicarse a la medicina.

Introducción

Para trabajar en el campo de la biofotónica, se necesita una fuente de luz, que puede ser la luz de un microscopio, de un láser o de una radiación invisible al ojo humano; después es necesario un sistema biológico, como por ejemplo un tejido o una célula, en el que se pueda trabajar a diferentes niveles.

Actualmente, especialidades de la medicina como la dermatología, la oftalmología, la cirugía, la neurología, la cardiología y la oncología son los ámbitos en los que se han producido más avances en el campo biofotónico.

Se trata de un área altamente multidisciplinar y con diversas ramificaciones. La bionanofotónica es una de ellas. Se encarga de proporcionar herramientas que posibilitan el avance de esta disciplina.

En este campo se han conseguido importantes objetivos. Desde la diagnosis y la imagen ultrasensible, que permite la detección de patologías en sus primeros estadios, hasta la creación de instrumentos para terapias con un grado de invasión mínimo. Los equipos de investigación también han conseguido que algunos de estos instrumentos lleguen a tener precisión nanométrica para manipular el material biológico.

http://www.upc.edu/saladepremsa/informacio/monografics/biofotonica-una-luz-en-el-camino-de-la-medicina

Biofotónica
Las células vivas emiten luz ultra debil coherente en el espectro visible cuyo propósito es la regulación de los mecanismos intra y extracelulares. Con estas emisiones cromáticas, las células alcanzan la homeóstasis. Varios científicos estudían el fenómeno desde hace años con hallazgos sorprendentes que aportan una nueva visión sobre la fisiología celular y su relación con el medio ambiente. Esta emisión de luz, conocida también como biofotones permite una aproximación diferente a algunas enfermedades.

Un poco de historia sobre los biofotones
Hace más de un siglo a partir de los trabajos de biofísica y medicina empezaron a descubrirse evidencias que tanto los metales como las células vivas reaccionaban frente a frecuencias electromagnéticas como la luz y otras ondas. Uno de los primeros investigadores de este campo fue el biofísico indio Jagadis Chunder Bose (1858-1937) quien descubrió cambios en la estructura de determinados metales bajo la influencia de campos eléctricos.

En el ámbito de la biología las primeras observaciones se deben al biofísico ruso Alexander L. Chizhevsky (1987-1964) – conocido por ser el fundador de la heliobiología– quien estudió los efectos de la ionización del aire sobre la vida y en especial sobre la salud y el comportamiento humano. Entre 1919 y 1930 Chizhevsky fue el primero en probar el efecto de los iones negativos y positivos del aire en los organismos e investigar los efectos de las radiaciones mitogenéticas.

Otro biofísico y biogeoquímico ruso, Vladimir I. Verndasky (1863-1945) -conocido por ser el padre de la ecología moderna al formular su concepto teleológico de la vida y de la biosfera que sería luego ampliado por James Lovelock en su teoría Gaia- demostró que la vida es sensible a los campos electromagnéticos y en especial lo es a la luz del sol. Sus estudios le llevaron a formular la hipótesis que la biosfera no es más que la suma de todos los organismos vivos del planeta y que estos están conectados entre si y que la vida es la expresión del conjunto de ellos.

Las investigaciones de los efectos de las radiaciones electromagnéticas sobre los seres vivos alcanzan un primer hito remarcable con Alexander Gurwitsch (1874–1954) quien demostró que con rayos ultravioleta de muy baja intensidad se estimulaba la mitosis celular de la misma forma que las células con una intensa actividad multiplicadora también emitían radiación ultravioleta de baja intensidad que llamó radiaciones mitogenéticas. Posteriormente, a esta radiación celular luminosa se la llamó biofotón. Gurwitsch es el descubridor de la interacción no química en los sistemas biológicos (efecto mitogenético) y es el primer científico que trabajó en biofotónica. Sus estudios pusieron las bases científicas para formular que la vida contiene una energía vital intrínseca que se visualiza en forma de radiación electromagnética (luz) y que esta puede ser captada y medida. Esta luz celular no tenía nada que ver con el halo energético que se puede percibir con la cámara Kirlian (un tipo de fotografía que capta el campo eléctrico intenso de alta frecuencia de materia y, por ejemplo, registra la intensidad luminosa alrededor de un cuerpo expuesto al mismo.

El científico y filósofo ruso Georges Lakhovsky (1870-1942) es autor de un libro titulado “El secreto de la vida: electricidad y radiación en tu cuerpo” (1929) en el que afirmaba que: “Todo ser vivo emite radiaciones” ya que todos los seres vivos están en resonancia tanto con las frecuencias emitidas por la litosfera del planeta como por el Sol y el cosmos. Afirmaba que la armonía vital y el bienestar dependen de esta armonía con la energía atmosférica. Para realizar sus trabajos desarrolló el llamado Oscilador Multiplicador de Onda o Multiple Wave Oscillator (MWO) en colaboración con Nikola Tesla (1856-1943) y los uso para curar algunos tipos de cáncer a los que sometía afrecuencias ultracortas de radio. Lakhovsky suponía que cada célula vibra a una frecuencia determinada y un microbio lo hace en una de diferente. Esto provoca una desarmonía que es la que incentiva la enfermedad. Pero si la frecuencia de la célula es muy superior a la del microbio entonces esta repele la infección.

Posteriormente, los biosfísicos italianos Laura Colli y Ugo Facchinii entre 1954-1955, en la Universidad de Milán, mientras estaban verificando los descubrimientos de Gurwitsch con una nueva tecnología constataron que los brotes de diversas plantas emiten luz visible. Pero sus conclusiones eran demoledoras ya que la emisión de luz que observaron no era de la gama del ultravioleta como se había dicho anteriormente, sino que se situaba en el espectro visible entre el verde y el rojo, pero mucho más débil (1x 10-18). Tras esta verificación que publicaron, sin embargo, abandonaron las investigaciones iniciadas.

Así que la llamada “radiación celular ultradébil o de baja intensidad ” o también radiación mitogenética se corresponde al concepto de biofotón en boga hoy en día gracias a los trabajos del biofísico australiano Terence Ivan Quickenden (1939-2005) a finales del 1960 sobre la bioluminiscencia y una década más tarde ampliados por parte del biofísico alemán Fritz-Albert Popp (1938-) y colaboradores.

Las células se comuniquen entre ellas mediante ondas electromagnéticas como demostró el ruso Wlail P. Kasnatschejew y sus colaboradores de la Universidad de Novosibirsk, Semjon P. Schurin y Ludmilla Michailowa, en diversos experimentos científicos realizados en la década de los sesenta y que precedieron a las investigaciones de Fritz-Albert Popp.

Los trabajos de Fritz-Albert Popp

Fritz-Albert Popp (1938-) es pues actualmente es el referente en la investigación de los biofotones. Uno de los primeros trabajos de Fritz-Albert Popp para determinar la existencia de luz celular coherente y que esta era la base de la comunicación entre las células, especialmente, para sincronizar el crecimiento, fue a raíz del encargó realizado en 1975 al joven estudiante de postgrado de biofísica, Bernard Rut. Popp le orientó para que construyera un fotómetro de alta sensibilidad que permitiera visualizar una emisión de luz de tan baja intensidad que no fuera perceptible con los equipos ópticos convencioanles. El aparato desarrollado por Rut consistió en tubos fotomultiplicadores muy sensibles. Con este aparato se pudo iniciar el mapeo de la luz o biofotones emitidos por los sistemas vivos. La sensibilidad del aparato era bastante fina pues era capaz de detectar una mínima cantidad de luz. A modo de ejemplo era capaz de medir el equivalente a la emanación de luz de una luciérnaga situada a 10 km. Con este aparato se visualizaron estas radiaciones luminosas celulares y pudo observarse como antes de morir las células incrementaban las emanaciones lumínicas como si de un patrón de comunicación se tratara. Esta luz “interior” explicaría como las células pueden comunicarse a una velocidad muy superior a la del tradicional proceso bioquímico.

Según Popp los organismos vivos se encuentran envueltos en un campo electromagnético propio en un estado energético inestable entre el caos y el orden y por tanto capaz de emitir una reacción equilibradora o de autorregulación. La teoría de los biofotones explicaría pues algunas experiencias “sutiles” de autocuración celular frente a determinadas enfermedades si estas reciben la información energética electromagnética (luz) sutil adecuada. Pero sobretodo, las emisiones de biofotones pueden regular determinadas alteraciones ambientales creando un equilibrio e identidad del patrón luminoso nuevo.

Dicho de otro modo, este emisión electromagnética luminoso coherente propio de los seres vivos o biofotones sería el factor primario que regula no sólo los procesos fisiológicos esenciales sino que ordena la llamada matriz del campo morfogenético que condiciona todas las estructuras y procesos de los organismos. Algunos autores han querido ver en los biofotones la explicación al campo energético aural que describen las tradiciones espirituales. Sin embargo, los biofotones no tienen nada que ver con estas emisiones.

La clave de todas las investigaciones sobre los biofotones ha sido el demostrar que se trataba de luz coherente o sea ordenada, en otras palabras como ya hemos mencionado que no es una luz convencional como la que percibimos habitualmente sino luz láser. Según Popp los organismos vivos se encuentran envueltos en un campo electromagnético propio en un estado energético inestable entre el caos y el orden y por tanto capaz de emitir una reacción equilibradora o de autorregulación. La teoría de los biofotones explicaría pues algunas experiencias “sutiles” de autocuración celular frente a determinadas enfermedades si estas reciben la información energética electromagnética (luz) sutil adecuada. Pero sobretodo, las emisiones de biofotones pueden regular determinadas alteraciones ambientales creando un equilibrio e identidad del patrón luminoso nuevo.

Los biofotones también se demoniman self-bioluminescent emission (autoemisión de bioluminiscencia). La teoría de biofotones sugiere que esta luz coherente se almacena en el ADN (Popp et al., 1984), y concretamente que emana de los núcleos de la célula. Esto se observó cuando la fotoemisión ultradébil del biofotón se detenía al eliminar los núcleos de las células. Según Fritz-Albert Popp, el ADN actuaría pues como una generador láser que es capaz de recoger los fotones de la luz solar y otras fuentes y convertirla en luz coherente. Así pues, los estados coherentes de luz que luego emiten las células se originan en el ADN como un producto de las interacciones entre las ondas electromagnéticas ambientales y que este funcionaría como un sintonizador que vibra en resonancia con el campo de ondas electromagnéticas en un fenómeno de sinergia cooperativa.

Las confirmaciones
La suposición de que las células de los seres vivos emiten esta radiación ultra-débil coherente para comunicarse lo confirman múltiples experimentos de estos últimos lustros. Así el experimento del biofísico ruso Alexander Burlakov junto con L.V. Beloussov y A.A. Konradov en 1999, tomaron varias muestras de huevos del pez Misgurnus fossilus fertilizados en diferentes fases de desarrollo y los puso en contacto visual entre sí y estudió los efectos que se producían. De sus observaciones llegaron a la conclusión que los huevos más desarrollados entraban en un proceso de desaceleración y acaban muriendo muchos de ellos, mientras que los más retrasados incrementaban su velocidad de desarollo. De hecho este efecto se conoce bien en las piscifactorías. En su experimento, Burlakov y su equipo puso un disco que impidiera que hubiera visibilidad entre los diferentes huevos y comprobó como cuando no se veían seguían su desarrollo normal y en el momento que se volvían a “ver” se producía nuevamente la sincronización.

Las investigaciones sobre los biofotones ocupan ya un buen número de equipos científicos en varias partes del planeta. Otors estudios confirman que la emisión de biofotones como fotoemisión ultradébil coherente es observable en los cloroplastos de espinaca aislados, incluso después que estos hayan sido sometidos a varias horas de adaptación a la oscuridad. Esta emisión de luz espontánea se da en presencia de oxígeno, por lo que en este caso la cadena respiratoria de los cloroplastos está involucrada en la serie de reacciones redox que conducen a la excitación del emisor de biofotones, presumiblemente moléculas de clorofila.

Otros trabajos científicos demuestran que los biofotones refuerzan los electrones de la cadena respiratoria de modo que permiten la formación de ATP (el trifosfato de adenosina), incluso en ausencia de oxígeno y glucosa. Esta es una de las principales aportaciones de su evidencia por parte de Fritz-Albert Popp en 1975 y por tanto demostrando que cada ser vivo emite una luz tenue y coherente de longitudes de onda entre 200 y 800 nanómetros que se originan a partir de electrones excitados por la luz solar. La elevada coherencia de la luz del biofotón es la que permite no sólo transferir energía sino también ser un medio de comunicación celular.

http://www.terra.org/categorias/articulos/biofotones

El RAC (Reflejo del Pulso del Dr. Nogier)

Este fue descubierto por el Dr. Nogier en el año 1968 y determina que cuando el pulso presenta un mínimo cambio, es debido a reacciones de stress del organismo. Su descubridor lo llamó también “Reflex auriculo-cardiaque“(RAC). Cuando se aplica el RAC, el médico entrenado puede determinar, a través de la prueba con vitaminas, minerales y otras substancias, cómo se produce inmediatamente un efecto RAC y las señales correctas de diagnóstico quedan al descubierto.

El RAC también ayuda a determinar disturbios del organismo, envenenamientos, alergias, escaseces, etc. En definitiva, el RAC no es otra cosa que la respuesta del organismo a una determinada pregunta. El RAC es con seguridad uno de los instrumentos más universales de la medicina pues es aplicable en todos los campos.

Nogier descubrió las siguientes frecuencias:

A-292 Hz: disturbios infecciosos
B-584 Hz: frecuencia nutritiva, estimuladora de la circulación y el metabolismo
C-1168 Hz: enfermedades motoras
D-2336 Hz: Lateralidad y coordinación de las funciones cerebrales, por ejemplo, tratamiento de legastenia, incontinencia, ansiedad
E-4672 Hz: columna vertebral y nervios
F-9344 Hz: enfermedades psicosomáticas, depresión, alteración en el desarrollo en los niños
G-146 Hz: agresión, miedo y excesiva preocupación, origen psicosomático

Una segunda serie de frecuencias fue descubierta por Bahr:

1-599,5 Hz: diagnóstico y terapia de síntomas dermatológicos
2-1199 Hz: diagnóstico y terapia de efectos post; por ejemplo, bloqueos de la columna vertebral o reacciones de algunos órganos
3-2398 Hz: efectos post de carácter psicosomático como depresión, diagnóstico de vitaminas y minerales
4-4796 Hz: diagnóstico de vitaminas y minerales
5-9592 Hz: estímulo intensivo del sistema inmunológico
6-149 Hz: estímulo del lado izquierdo del cuerpo de los pacientes diestros
7-299 Hz: estímulo del lado izquierdo del cuerpo de los pacientes

Estas frecuencias facilitan el diagnóstico, resultan en una terapia mucho más intensiva y desde su descubrimiento representan una gran ventaja de la medicina auricular

VISIÓN CIENTÍFICA

Según parece, la Medicina Tradicional China es la primera ciencia médica que se percató de la importancia de la toma de los pulsos en las muñecas, junto a su trascendental significado, siendo utilizados en el diagnóstico para la aplicación de la acupuntura.

En nuestra era, además de la acupuntura, la fenomenología de los pulsos en las muñecas ha sido ya utilizada por algunos estudiosos del tema, como es el caso del Dr. Paul Nogier, de Lyón (Francia), padre de la Aurículomedicina, en la que se utiliza el pulso radial izquierdo en sus aspectos positivo-negativo. Una señal denominada por el Dr. Nogier “Reflejo Aurículo Cardíaco” (RAC), y que define como “variación de la onda estacionaria a nivel arterial”, utilizándolo como referencial para determinar los parámetros que le son propios en el diagnóstico y el tratamiento de su técnica. Posteriormente, se han desarrollado otras técnicas terapéuticas que han incluido la detección de los pulsos de las muñecas como referencia en la terapia. Éstas utilizan otras formas en el uso de los pulsos, con diferente interpretación y conceptualización, como es el caso de la BCQH, respecto de la MTC o del pulso del Dr. P. Nogier.

Científicamente, existen datos que confirman la presencia de un modelo de información que circula por las paredes arteriales. Algunos científicos españoles, han detectado que “a lo largo de los tejidos de las arterias, circula un modelo de información que se traslada a gran velocidad, manteniendo una cinética muy superior a la del flujo sanguíneo”.

Como describe el Dr. P. Nogier, la congestión arterial se produce por una acumulación energética de un alto contenido bio-informático, significativo del estado del holograma particular de cada individuo. Esta acumulación bio-energética produce un rebosamiento de la capacidad contenedora de la zona donde se produce el fenómeno congestivo en la arteria, provocando una expansión de la misma. Es en las muñecas donde el fenómeno de los pulsos tiene una mayor importancia como bio-información, interpretada como una expresión del holograma particular de cada individuo. Una zona donde se ha confirmado que la manifestación de la bio-información holográmica es más viva y homogénea que en el resto de los pulsos que se hallan en el cuerpo.

Durante su investigación, el Dr. P. Nogier detectó ocho frecuencias iguales en cada oreja, distribuidas en distintas áreas idénticas entre ambas. Siete de estas frecuencias se encuentran en la parte interna de la oreja (el lado que mira hacia fuera, la parte contraria del cráneo; el lado por el cual oímos), y la octava se encuentra ocupando la totalidad de la parte externa, la parte que mira hacia el cráneo. Esta frecuencia precisamente coincide con la frecuencia universal de 1,1Hz., la de la cinética cardíaca.

Sin la posibilidad de detectar las alteraciones congestivas rítmo-cardíacas de la pared arterial, no nos sería posible conocer lo que sucede en el holograma del paciente.

Los pulsos no tan sólo comunican el rítmo cardíaco, sino que además transmiten un peculiar mensaje, a cuyo “idioma”, denominamos “la información del holograma del paciente”. Por un lado notaremos el rítmo cardíaco, al mismo tiempo que percibimos la información bio-cibernética del holograma del individuo, en forma de energía, a través de la yema del dedo pulgar. En este mensaje binario se basa el Rac para llevar a término su labor de diagnosis.

http://cabsalud.com/diagnostico-a-traves-del-pulso-el-rac/