Causas, síntomas y problemas de salud por Estrés Crónico

Hay cinco causas raíz que sobrecargan nuestra respuesta al estrés y ponen el sistema en una situación que conduce al síndrome de sobrecarga por supervivencia (SOS):

  1. Estrés emocional y mental crónico: cuando el ajetreo diario de la vida nunca se para o no te deja tiempo para apretar el botón de pausa y ocuparte de ti misma o tener un sueño reparador.
  2. Alimentos gatillo: los alimentos que podrían estar causando una inflamación oculta, esos nutrientes que podrían faltarle a tu cuerpo y que necesitas para sanar, y esas subidas y bajadas del azúcar que mantienen activada tu respuesta de estrés.
  3. Desequilibrios intestinales: daño a la mucosa intestinal o a la microbiota por parte de alimentos gatillo, del estrés y de algunos medicamentos.
  4. Sobrecarga tóxica: exposición a alimentos y a productos para el hogar y ambientales, así como un funcionamiento insuficiente de los procesos de detoxificación natural, debidos a las carencias alimentarias y a la mala eliminación.
  5. Infecciones ocultas: nuevas infecciones o reactivación de infecciones pasadas, habitualmente de origen vírico, que mantienen el sistema inmunitario crónicamente activado.

 

 

Estos son los síntomas comunes de estar bloqueada en la posición SOS-O activada:

 

  • Cansancio por la tarde y ansias de azúcar o cafeína, habitualmente alrededor de las tres o las cuatro,
  • Alergias, reacción a alimentos, urticaria,
  • Ansiedad, irritabilidad o depresión,
  • Ansia de alimentos dulces, salados o grasos, o de carbohidratos (féculas, alimentos horneados),
  • Dificultades de concentración o de memoria (confusión mental),
  • Dificultad para seguir una dieta o un programa de ejercicios, problemas de fuerza de voluntad,
  • Problemas digestivos,
  • Eczema,
  • Cansancio después de comer,
  • Fatiga, agotamiento, agobio crónico,
  • Sensación de cansancio y tensión,
  • Problemas hormonales de cualquier tipo, como el síndrome premenstrual (SPM), la infertilidad, la endometriosis, el síndrome del ovario poliquístico o síntomas molestos de la menopausia,
  • Insomnio,
  • Bajo impulso sexual,
  • Peso inamovible, exceso de peso o dificultad para aumentar de peso,
  • Despertarse cansada incluso después de haber dormido toda la noche,
  • Migrañas,
  • Dolores de cabeza crónicos,
  • Enfermedades comunes,
  • Herpes labial,
  • Infecciones urinarias,
  • Intolerancia alimentarias,
  • Síndrome de colon irritable,
  • Síndrome de fatiga crónica,
  • Fibromialgia,
  • Artritis reumatoide,
  • Afecciones autoinmunes (Tiroiditis de Hashimoto)

Las enfermedades y problemas de salud asociados con el SOS-O (Sobrecarga) incluyen:

 

  • Presión sanguínea alta,
  • Colesterol alto,
  • Resistencia a la insulina, síndrome metabólico o diabetes,
  • Tiroiditis de Hashimoto,
  • Osteopenia u osteoporosis,
  • Síndrome del ovario poliquístico, endometriosis e infertilidad,

 

Todas las afecciones autoinmunes, sin embargo, están asociadas con la fatiga, Estas son las consecuencias físicas y emocionales habituales del agotamiento:

  • Alergias,
  • Alguna enfermedad autoinmune,
  • Menor concentración y memoria,
  • Depresión,
  • Necesidad exagerada de cafeína,
  • Fatiga, agotamiento, fatiga al despertar,
  • Resfriados frecuentes, bronquitis, sinusitis, infecciones del sistema urinario o por hongos, herpes labial o brotes de herpes,
  • Aumento de los dolores, achaques, inflamación,
  • Incremento del miedo y la aprensión,
  • Pérdida de ambición, baja motivación,
  • Presión sanguínea baja,
  • Síntomas de azúcar en sangre bajo,
  • Escaso impulso sexual,
  • Falta de apetito por la mañana,
  • Pensamiento disperso,
  • Mal genio, irritabilidad,
  • Recuperación lenta respecto de las enfermedades,
  • Ansias de azúcar y carbohidratos,
  • Tendencia a sentirse mejor o tener más energía al atardecer,

 

Hipotiroidismo: una crisis energética interior

Los síntomas del hipotiroidismo abarcan:

  • Ansiedad,
  • Confusión mental (mala memoria y concentración),
  • Síndrome del túnel carpiano,
  • Intolerancia al frío,
  • Estreñimiento,
  • Depresión,
  • Piel seca,
  • Agotamiento,
  • Bocio (engrosamiento en la parte delantera del cuello),
  • Pérdida de pelo,
  • Colesterol alto,
  • Desequilibrios hormonales, como el SPM, reglas irregulares, sensibilidad periódica en los senos y bajo impulso sexual,
  • Memoria deteriorada,
  • Infertilidad,
  • Insomnio,
  • Baja inmunidad, que provoca resfriados e infecciones frecuentes,
  • Molestias menstruales,
  • Abortos, especialmente con alguno de estos otros síntomas,
  • Debilidad muscular,
  • Dolor neurálgico,
  • Depresión posparto, poca producción de leche materna después del nacimiento del bebé,
  • Ritmo cardíaco lento,
  • Ralentización de los procesos mentales,
  • Ralentización de los movimientos físicos,
  • Hinchazón alrededor de los ojos,
  • Aumento de peso,

 

 

Síntomas, enfermedades y problemas de salud directamente relacionados con el intestino no permeable y la inflamación crónica que este produce:

  • Fatiga,
  • Intolerancias alimentarias,
  • Síndrome del colon irritable,
  • Enfermedad celíaca, (causa o resultado de intestino permeable)
  • Tiroiditis de Hashimoto,
  • Enfermedad de Crohn,
  • Artritis reumatoide,
  • Alergias, urticaria, eczemas,
  • Artritis, dolores articulares,
  • Obesidad, enfermedad cardíaca y diabete, y, como resultado, la enfermedad del hígado graso no alcohólico

Romm, Dra, Aviva, La Revolución de la Tiroides, Editorial Sirio

Anuncios

Antiinflamatorios naturales

HIERBAS y SUPLEMENTOS ANTIINFLAMATORIOS
Hierba/

Suplemento

Usos y precauciones Dosis
Curcumina* La curcumina es un extracto de la cúrcuma, una especia utilizada en la cocina india durante miles de años, y es un antiinflamatorio natural. Es efectiva, específica mente, para tratar la depresión importante que es resultado de la inflamación relacionada con el SOS (estrés crónico) y el estrés oxidativo. La curcumina ayuda con los dolores de la artritis y con el dolor y la inflamación intestinales en la enfermedad de

Crohn y la colitis ulcerosa, mitiga la confusión mental y reduce el daño al ADN producido por el estrés oxidativo.

De 1.200 a 2.400 mg diarios de extracto.
Ácidos grasos

esenciales

En numerosos estudios se ha visto que los ácidos grasos omega 3 (DHA/EPA) protegen de la inflamación y el estrés oxidativo y los revierten, y al mismo tiempo protegen contra las enfermedades cardíacas, la depresión, la demencia y otras afecciones relacionadas con la inflamación. 850 EPA200

DHA 1 o 2 veces al día.

Si no comes pescado, hay

disponibles fuentes vegetarianas

basadas en las algas.

Jengibre Alivia el dolor y la inflamación. El jengibre se ha demostrado tan efectivo como los AINE para aliviar el dolor y la inflamación, incluido el dolor causado por la osteoartritis y los dolores menstruales. De 500 a 1.000 mg 1 o 2 veces al día.
Extracto de té verde* El té verde mejora la detoxificación hepática; ayuda a disgregar las toxinas y expulsarlas. También actúa como un antioxidante y apaga los fuegos de la inflamación del

cuerpo, favorece una flora saludable y apoya la detoxificación de los estrógenos. Se puede tomar como té, pero como extracto es un potente suplemento para la pérdida de peso, el equilibrio hormonal y la detoxificación.

200 mg diarios de catequinas del té

verde.

N-acetilcisteína* Mejora la detoxificación por medio de acumular el glutatión, uno de los principales detoxificantes del cuerpo. El glutatión se reduce a causa de la inflamación, el estrés oxidativo (el daño a las células causado por el fuego lento de la inflamación crónica) y las infecciones. Los bajos niveles están asociados con las enfermedades autoinmunes y la fatiga crónica. 300 mg 3 veces al día.
Quercetina* Es un flavonoide de los alimentos, incluidas las cebollas y las manzanas, y un antiinflamatorio que apoya el sistema inmunitario. Es también especialmente efectivo si sufres de intolerancias alimentarias, alergias estacionales, eczema, urticaria o intolerancia a la histamina.  250mg 3 veces al día.
*No consumir durante el embarazo.

Romm, Dra. Viva, La Revolución de las Tiroides  y las glándulas suprarrenales, Editorial Siro

Síntomas del síndrome por sobrecarga por supervivencia o estrés crónico

Hay cinco causas raíz que sobrecargan nuestra respuesta al estrés y ponen el sistema en una situación que conduce al síndrome de sobrecarga por supervivencia (SOS):

  1. Estrés emocional y mental crónico: cuando el ajetreo diario de la vida nunca se para o no te deja tiempo para apretar el botón de pausa y ocuparte de ti misma o tener un sueño reparador.
  2. Alimentos gatillo: los alimentos que podrían estar causando una inflamación oculta, esos nutrientes que podrían faltarle a tu cuerpo y que necesitas para sanar, y esas subidas y bajadas del azúcar que mantienen activada tu respuesta de estrés.
  3. Desequilibrios intestinales: daño a la mucosa intestinal o a la microbiota por parte de alimentos gatillo, del estrés y de algunos medicamentos.
  4. Sobrecarga tóxica: exposición a alimentos y a productos para el hogar y ambientales, así como un funcionamiento insuficiente de los procesos de detoxificación natural, debidos a las carencias alimentarias y a la mala eliminación.
  5. Infecciones ocultas: nuevas infecciones o reactivación de infecciones pasadas, habitualmente de origen vírico, que mantienen el sistema inmunitario crónicamente activado.

 

 

Estos son los síntomas comunes de estar bloqueada en la posición SOS-O activada:

 

  • Cansancio por la tarde y ansias de azúcar o cafeína, habitualmente alrededor de las tres o las cuatro,
  • Alergias, reacción a alimentos, urticaria,
  • Ansiedad, irritabilidad o depresión,
  • Ansia de alimentos dulces, salados o grasos, o de carbohidratos (féculas, alimentos horneados),
  • Dificultades de concentración o de memoria (confusión mental),
  • Dificultad para seguir una dieta o un programa de ejercicios, problemas de fuerza de voluntad,
  • Problemas digestivos,
  • Eczema,
  • Cansancio después de comer,
  • Fatiga, agotamiento, agobio crónico,
  • Sensación de cansancio y tensión,
  • Problemas hormonales de cualquier tipo, como el síndrome premenstrual (SPM), la infertilidad, la endometriosis, el síndrome del ovario poliquístico o síntomas molestos de la menopausia,
  • Insomnio,
  • Bajo impulso sexual,
  • Peso inamovible, exceso de peso o dificultad para aumentar de peso,
  • Despertarse cansada incluso después de haber dormido toda la noche,
  • Migrañas,
  • Dolores de cabeza crónicos,
  • Enfermedades comunes,
  • Herpes labial,
  • Infecciones urinarias,
  • Intolerancia alimentarias,
  • Síndrome de colon irritable,
  • Síndrome de fatiga crónica,
  • Fibromialgia,
  • Artritis reumatoide,
  • Afecciones autoinmunes (Tiroiditis de Hashimoto),
  • Alteración del cortisol,

Las enfermedades y problemas de salud asociados con el SOS-O (Sobrecarga) incluyen:

 

  • Presión sanguínea alta,
  • Colesterol alto,
  • Resistencia a la insulina, síndrome metabólico o diabetes,
  • Tiroiditis de Hashimoto,
  • Osteopenia u osteoporosis,
  • Síndrome del ovario poliquístico, endometriosis e infertilidad,

 

Todas las afecciones autoinmunes, sin embargo, están asociadas con la fatiga, Estas son las consecuencias físicas y emocionales habituales del agotamiento:

  • Alergias,
  • Alguna enfermedad autoinmune,
  • Menor concentración y memoria,
  • Depresión,
  • Necesidad exagerada de cafeína,
  • Fatiga, agotamiento, fatiga al despertar,
  • Resfriados frecuentes, bronquitis, sinusitis, infecciones del sistema urinario o por hongos, herpes labial o brotes de herpes,
  • Aumento de los dolores, achaques, inflamación,
  • Incremento del miedo y la aprensión,
  • Pérdida de ambición, baja motivación,
  • Presión sanguínea baja,
  • Síntomas de azúcar en sangre bajo,
  • Escaso impulso sexual,
  • Falta de apetito por la mañana,
  • Pensamiento disperso,
  • Mal genio, irritabilidad,
  • Recuperación lenta respecto de las enfermedades,
  • Ansias de azúcar y carbohidratos,
  • Tendencia a sentirse mejor o tener más energía al atardecer,

 

Hipotiroidismo: una crisis energética interior

Los síntomas del hipotiroidismo abarcan:

  • Ansiedad,
  • Confusión mental (mala memoria y concentración),
  • Síndrome del túnel carpiano,
  • Intolerancia al frío,
  • Estreñimiento,
  • Depresión,
  • Piel seca,
  • Agotamiento,
  • Bocio (engrosamiento en la parte delantera del cuello),
  • Pérdida de pelo,
  • Colesterol alto,
  • Desequilibrios hormonales, como el SPM, reglas irregulares, sensibilidad periódica en los senos y bajo impulso sexual,
  • Memoria deteriorada,
  • Infertilidad,
  • Insomnio,
  • Baja inmunidad, que provoca resfriados e infecciones frecuentes,
  • Molestias menstruales,
  • Abortos, especialmente con alguno de estos otros síntomas,
  • Debilidad muscular,
  • Dolor neurálgico,
  • Depresión posparto, poca producción de leche materna después del nacimiento del bebé,
  • Ritmo cardíaco lento,
  • Ralentización de los procesos mentales,
  • Ralentización de los movimientos físicos,
  • Hinchazón alrededor de los ojos,
  • Aumento de peso,

 

 

Síntomas, enfermedades y problemas de salud directamente relacionados con el intestino no permeable y la inflamación crónica que este produce:

  • Fatiga,
  • Intolerancias alimentarias,
  • Síndrome del colon irritable,
  • Enfermedad celíaca, (causa o resultado de intestino permeable)
  • Tiroiditis de Hashimoto,
  • Enfermedad de Crohn,
  • Artritis reumatoide,
  • Alergias, urticaria, eczemas,
  • Artritis, dolores articulares,
  • Obesidad, enfermedad cardíaca y diabetes, y, como resultado, la enfermedad del hígado graso no alcohólico

 

 

 

 

 

 

 

 

Romm, Dra, Aviva, La Revolución de la Tiroides, Editorial Sirio