Apoyo de las Tiroides, conversión T4 a T3, glutatatión

APOYO A LA TIROIDES
Hierba/

Suplemento

Usos y precauciones Dosis
Curcumina* Cuando los anticuerpos TPO son altos, siempre empiezo reduciendo la inflamación en el

sistema y eliminando los desencadenantes. El NAC y el picnogenol se pueden tomar junto

con la curcumina o como alternativa a esta

 

De 1.200 a 2.400 mg

diarios.

Guggul* El guggul es un remedio herbario que ha demostrado ser capaz de mejorar la función tiroidea al mejorar la conversión de la T4, la forma inactiva de la hormona tiroidea, a la T3, la forma activa. Esta hierba no debería tomarse durante el embarazo, pero se puede tomar cuando se da el pecho. Interrumpe la toma si el bebé tiene malestar estomacal cuando la consumes y deja de tomarla cuando los niveles de la tiroides se normalicen. 750 mg diarios.
Hierro El déficit de hierro le indica a tu tiroides que conserve la energía, lo cual se traduce en una

menor producción de la hormona tiroidea.

Entre las fuentes alimentarias de hierro, la carne roja y las aves de carne oscura tienen una forma muy absorbible, y si las comes varias veces a la semana pueden mejorar tus niveles de hierro rápidamente. Son también útiles las hortalizas de hoja, las alubias rojas, los albaricoques secos y las pasas (aunque estas últimas tienen mucho azúcar).

Si tu analítica muestra niveles bajos, también te puede ir bien tomar un suplemento de quelato de hierro -una modalidad de hierro que no causa estreñimiento- junto con 500 mg de vitamina C para mejorar la absorción. Con el hierro no habría que tomar los PPI, porque bloquean la absorción, y el hierro no debería tomarse junto con la medicación de la tiroides porque la bloquea. Deja pasar cuatro horas entre la toma del hierro y la de la medicación de la tiroides.

De 30 a 60 mg de hierro

Aminoquelado al día.

Selenio El cuerpo transforma el selenio en el potente antioxidante glutatión. El selenio protege la tiroides de la inflamación y del estrés oxidativo que daña el tejido de la tiroides e inhibe su función, y varios estudios han demostrado que puede reducir los anticuerpos TPO. Es también determinante en la conversión de la T4 a la T3.

Disminuye el riesgo de desarrollar tiroiditis después del parto en las mujeres que dan positivo en los anticuerpos TPO, y se puede empezar a tomar durante el embarazo y continuar en el periodo de posparto para reducir el riesgo.

Algunos profesionales sugieren que se puede conseguir suficiente selenio comiendo una o dos nueces de Brasil al día, pero yo recomiendo otros alimentos ricos en este mineral, como las setas, el cordero, el pavo, el pollo, los huevos, el bacalao y el halibut; añade las nueces de Brasil si te gustan, pero no en sustitución de un suplemento.

Hasta 200 mg

diarios (no excederse).

Vitamina D Se ha encontrado que los niveles de vitamina D3 en sangre son bajos en las personas que

tienen la enfermedad de Hashimoto y otras afecciones autoinmunes. Tomar suplementos de D3 a razón de 4.000 UI al día (2.000 durante el embarazo) puede ayudar o revertir la enfermedad tiroidea autoinmune. Los niveles se pueden comprobar cada seis semanas para ver si se ha de mantener la dosis o se ha de reducir (no recomiendo superar los niveles séricos de 70 nM).

De 2.000 a

4.000 UI diarias (2.000 UI diarias en el embarazo).

Cinc Implicado en la conversión de la T4 a la T3, es importante si tienes problemas con la conversión de la hormona tiroidea. 30 mg diarios. Tomar

con las comidas para

evitar las náuseas.

* No se aconseja durante el embarazo.

Romm, Dra. Viva, La Revolución de las Tiroides  y las glándulas suprarrenales, Editorial Siro

 

Mejorar detoxificación hepática (acumular Glutatión)

HIERBAS Y SUPLEMENTOS PARA MEJORAR LA DETOXIFICACIÓN –GLUTATION-

 

Hierba/Suplemento Usos y precauciones Dosis
Extracto de

hoja de alcachofa*

Apoya la detoxificación del hígado, es antioxidante y aumenta los compuestos de detoxificación producidos en el hígado. De 320 a 640 mg diarios.
Curcumina* Mejora la producción de glutatión y apoya la detoxificación de manera natural. De 1.200 a 2.400 mg

diarios del extracto.

Té verde o extracto de

té verde* (descafeinado)

Mejora la detoxificación del hígado. Se puede tomar como té, pero bajo forma de extracto es un potente suplemento para la pérdida de peso, el equilibrio hormonal y la detoxificación. 200 mg al día de catequinas de té verde, o entre 4 y 8 tazas de té al día.
Metilfolato Si sacaste un total alto en el cuestionario para la detoxificación (página 148), tienes la homocisteína elevada o sabes que tienes una mutación del gen MTHFR, asegúrate de tomar por lo menos 800ug de metilfolato en suplemento diario. (460)  800 ug al día.
N-acetilcisteína

 

Mejora la detoxificación acumulando glutatión, uno de los principales detoxificantes del cuerpo. (281) 300 mg 3 veces al día.
Picnogenol* Extracto de la corteza del pino marítimo. Reduce la inflamación, el estrés oxidativo, el daño a la membrana celular y al ADN y el daño debido al impacto sobre las células del azúcar en sangre

crónicamente elevado. Contiene los mismos compuestos, las procianidinas, que hacen que el cacao, el extracto de té verde, el extracto de pepitas de uva y las frutas del bosque sean tan buenos para la salud.

Los beneficios abarcan una mejor concentración y capacidad cognitiva, una reducción del colesterol malo, una mayor sensación de bienestar, una reducción de las citoquinas inflamatorias (después

de solo cinco días de uso), una reducción duradera de los síntomas de la endometriosis, una reducción de los síntomas de la menopausia, una reducción de las arrugas y una mitigación del dolor de la osteoartritis. También puede disminuir la acumulación de grasa que se da como resultado de la inflamación y mejorar la sensibilidad a la insulina.

De 100 a 200 mg diarios.
Schisandra* La schisandra, es un tónico para el hígado ya que lo protege. También actúa como antioxidante. Sus efectos sobre el hígado pueden ser debidos a una reducción del estrés y de la ansiedad, que

mitiga los efectos adversos del estrés sobre el hígado. También aumenta la producción de glutatión y parece tener efectos protectores contra el daño debido a las toxinas medioambientales,

los medicamentos y los metales pesados. Piensa en tomar schisandra si tienes la enfermedad de Hashimoto y si no conviertes bien la T4 en T3. (317)

De 20 a 30 gotas de extracto 1 o 2 veces al día o entre 2 y 4 cápsulas al día.
* No es seguro durante el embarazo.

Romm, Dra. Viva, La Revolución de las Tiroides  y las glándulas suprarrenales, Editorial Siro

Antiinflamatorios naturales

HIERBAS y SUPLEMENTOS ANTIINFLAMATORIOS
Hierba/

Suplemento

Usos y precauciones Dosis
Curcumina* La curcumina es un extracto de la cúrcuma, una especia utilizada en la cocina india durante miles de años, y es un antiinflamatorio natural. Es efectiva, específica mente, para tratar la depresión importante que es resultado de la inflamación relacionada con el SOS (estrés crónico) y el estrés oxidativo. La curcumina ayuda con los dolores de la artritis y con el dolor y la inflamación intestinales en la enfermedad de

Crohn y la colitis ulcerosa, mitiga la confusión mental y reduce el daño al ADN producido por el estrés oxidativo.

De 1.200 a 2.400 mg diarios de extracto.
Ácidos grasos

esenciales

En numerosos estudios se ha visto que los ácidos grasos omega 3 (DHA/EPA) protegen de la inflamación y el estrés oxidativo y los revierten, y al mismo tiempo protegen contra las enfermedades cardíacas, la depresión, la demencia y otras afecciones relacionadas con la inflamación. 850 EPA200

DHA 1 o 2 veces al día.

Si no comes pescado, hay

disponibles fuentes vegetarianas

basadas en las algas.

Jengibre Alivia el dolor y la inflamación. El jengibre se ha demostrado tan efectivo como los AINE para aliviar el dolor y la inflamación, incluido el dolor causado por la osteoartritis y los dolores menstruales. De 500 a 1.000 mg 1 o 2 veces al día.
Extracto de té verde* El té verde mejora la detoxificación hepática; ayuda a disgregar las toxinas y expulsarlas. También actúa como un antioxidante y apaga los fuegos de la inflamación del

cuerpo, favorece una flora saludable y apoya la detoxificación de los estrógenos. Se puede tomar como té, pero como extracto es un potente suplemento para la pérdida de peso, el equilibrio hormonal y la detoxificación.

200 mg diarios de catequinas del té

verde.

N-acetilcisteína* Mejora la detoxificación por medio de acumular el glutatión, uno de los principales detoxificantes del cuerpo. El glutatión se reduce a causa de la inflamación, el estrés oxidativo (el daño a las células causado por el fuego lento de la inflamación crónica) y las infecciones. Los bajos niveles están asociados con las enfermedades autoinmunes y la fatiga crónica. 300 mg 3 veces al día.
Quercetina* Es un flavonoide de los alimentos, incluidas las cebollas y las manzanas, y un antiinflamatorio que apoya el sistema inmunitario. Es también especialmente efectivo si sufres de intolerancias alimentarias, alergias estacionales, eczema, urticaria o intolerancia a la histamina.  250mg 3 veces al día.
*No consumir durante el embarazo.

Romm, Dra. Viva, La Revolución de las Tiroides  y las glándulas suprarrenales, Editorial Siro