Archivo de la etiqueta: HALITOSIS

Patologías tratadas con MMS. Protocolos

Lista de enfermedades tratadas con MMS

Abuso de Drogas: Protocolo 1000.

Acné: Protocolo 1000, aplicación de Protocolo 3000 en la zona afectada una vez al día, una aplicación cada hora de spray (protocolo de spray) por otras 8-9 horas, Protocolo de bolsa una vez al día para el tratamiento de otras áreas de la cara.

Aftas / Herpes labial: Protocolo 1000, Protocolo de spray.

Agrandamiento de la próstata: Protocolo 1000, Protocolo de enema.

Alergias: Protocolo 1000. Dependiendo del tipo de alergia, baños diarios, Protocolo bolsa, Protocolo de spray y/o protocolo de inhalación (protocolo de inhalación).

Andropausia: Protocolo 1000.

Anemia ferropénica: Protocolo 1000, también puede necesitar la vitamina B12 y/o suplementos de hierro.

Anorexia nerviosa: Protocolo 1000.

Artritis: Protocolos 1000 y 3000.

Artritis reumatoide: Protocolo 1000, Protocolo 3000.

Artritis reumatoide juvenil: Protocolo 1000, Protocolo 3000 una vez por día.

Asma: Protocolo 1000 y protocolo de inhalación (precaución: no use más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Autismo: Protocolo 2000 (aumento de cantidades de dosis muy lentamente), enemas, con o sin DMSO.

Bronquitis: Protocolo 1000, protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas activado MMS y respirar suavemente), Protocolo 3000 una sola vez por día en el pecho.

Bursitis: Protocolo 1000, Protocolo 3000 sólo de 1 a 3 veces por día en las zonas afectadas, Protocolo de baño.

Cálculos biliares: Protocolo 1000.

Cálculos Renales: Protocolo 1000 con una gran cantidad de agua.

Calvicie: Protocolo de spray en el cuero cabelludo una vez por hora durante 10 horas por día, Protocolo 1000.

Cáncer: Protocolos 2000 y 3000, el Protocolo de baño, Protocolo bolsa, Protocolo de enema, Protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Cáncer de cerebro: Protocolos 2000 y 3000, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa, Protocolo de enema, protocolo de inhalación (no usar más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Cáncer de cólon: Protocolo 2000 y 3000, Protocolo de enema, Protocolo de baño, Protocolo bolsa, protocolo de inhalación (no usar más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Cáncer de cuello de útero: Protocolos 2000 y 3000, Protocolo de duchas, Protocolo de enema, Protocolo de baño, Protocolo bolsa, Protocolo inhalación (no usar más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Cáncer de estómago: Protocolo 2000, Protocolo 3000, Protocolo de enema, Protocolo de bolsa, Protocolo de baño.

Cáncer de hígado: Protocolo 2000, Protocolo 3000, Protocolo de enema, Protocolo de bolsa, Protocolo de baño, Protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas activadas y respirar suavemente).

Cáncer de hueso: Protocolos 2000 y 3000, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa, Protocolo de enema, protocolo de inhalación (no usar más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Cáncer de Mama: Protocolos 2000 y 3000, duchas vaginales con 25 gotas activado en un litro de agua cada dos días (este ha sido un éxito para las mujeres, ya que el MMS llega al pecho a través del cuello uterino), Protocolo de baño, Protocolo bolsa, Protocolo de enema, Protocolo inhalación (uso no más de 2 gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Cáncer de ovario: Protocolo 2000, Protocolo 3000, Protocolo de bolsa, Protocolo de baño, Protocolo de ducha, Protocolo de enema, Protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas activadas y respirar suavemente).

Cáncer de piel: Protocolo 2000, Protocolo 3000 (aplicar directamente la solución en las lesiones), Protocolo de bolsa, Protocolo de baño.

Cáncer de Próstata: Protocolo 2000, Protocolo 3000, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa, Protocolo de enema, Protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas activa y respirar suavemente).

Cáncer de pulmón: Protocolo 2000, Protocolo 3000, protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas activadas y respirar suavemente), Protocolo de bolsa, Protocolo de baño, Protocolo de enema.

Cáncer de vejiga: Protocolos 2000 y 3000.

Cáncer Testicular: Protocolo 2000, Protocolo 3000, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa.

Cándida: Protocolo 1000, Protocolo de enema, Protocolo de bolsa, Protocolo de ducha vaginal, Protocolo de baño.

Caries: Cepillarse los dientes, las encías y la lengua con 10 gotas de MMS activado por cada 28 g de agua, activar 3 gotas en un vaso pequeño o recipiente de plástico y coloque su boca sobre la apertura de tal manera que la solución no entre en su boca mientras respira a través su nariz. No respirar los vapores. Simplemente deje el humo en la boca durante 5 minutos y no más.

Caspa: Rocíe el cuero cabelludo con una solución de atomizador (10 gotas de MMS activado cada 30 ml de agua) varias veces al día. Causa blanqueo con el tiempo..

Colesterol: Protocolo 1000.

Conjuntivitis: Protocolo colirio; Protocolo 1000.

Conjuntivitis: Protocolo colirio; Protocolo 1000.

Costra Láctea: Rocíe el cuero cabelludo con una solución de atomizador (10 gotas de MMS cada 30 ml de agua).

Dengue: Protocolo 1000.

Depresión: Protocolo 1000.

Dermatitis: Protocolo spray.

Diabetes: Protocolo 1000, si no hay resultados en 2 semanas, entonces 2000, siempre que sea necesario.

Diabetes Juvenil: Protocolo 1000, puede cambiar al Protocolo 2000 después de dos semanas si es necesario.

Diabetes mellitus insulina dependiente: Protocolo 1000, puede cambiar el Protocolo 2000, después de dos semanas si es necesario.

Diarrea: Protocolo 6-6 y luego Protocolo 1000.

Disfunción eréctil: Protocolo 1000.

Dislexia: Protocolo 1000.

Diverticulitis: Protocolo 1000.

Dolor de cabeza: Protocolo 6-6, luego Protocolo 1000.

Dolor de espalda: Protocolo 1000, Protocolo 3000 aplicar una sola vez en la zona afectada, Protocolo de enema.

Dolor en las articulaciones: Protocolo 1000, aplicación de Protocolo 3000 una vez al día en las articulaciones.

Eczema: Protocolo de spray , Protocolo 1000.

Endometriosis: Protocolo 1000, Protocolo de ducha.

Enfermedad Celíaca: Protocolo 1000, Protocolo de enema.

Enfermedad de Alzheimer: Protocolo 1000 y si no hay progreso Protocolo 2000 en 2 semanas.

Enfermedad de Crohn: Protocolo 1000, Protocolo de enema.

Enfermedad de la vesícula biliar: Protocolo 1000.

Enfermedad de las Encías: Aplique la solución de 4 gotas de MMS activado en 1/2 taza de agua con cepillo de dientes 3 veces al día después de las comidas. Cepillar encías, borde de las encías y lengua también. En casos graves, puede también aplicarse DMSO con cepillo de dientes una vez al día para una penetración más profunda.

Enfermedad de las vacas locas: Protocolo 1000.

Enfermedad de Lyme: Protocolo 2000, Protocolo 3000, Protocolo de bolsa, Protocolo de baño
Enfermedad de Parkinson: Protocolo 1000, puede cambiar el Protocolo 2000, después de dos semanas si es necesario.

Enfermedad de Reflujo Ácido: Protocolo 1000.

Enfermedad del corazón: Protocolo 1000.

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC): Protocolo 1000, protocolo de inhalación (no usar más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Enfermedades del riñón: Protocolo 1000.

Epilepsia (convulsiones): Protocolo 1000.

Erupciones en la piel: Protocolo 1000, Protocolo de spray, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa.

Esclerosis múltiple (EM): Protocolo 2000.

Fibromas: Protocolo 1000, después 2000 si no hay resultados en 2 semanas.

Fibromialgia: Protocolos 1000 y 3000.

Fiebre reumática: Protocolo 1000.

Fractura: Protocolo 1000.

Glomerulonefritis (nefritis): Protocolo 1000.

Gonorrea: Protocolo 1000, Protocolo de ducha vaginal.

Gota: Protocolo 1000, Protocolo 3000 en las articulaciones afectadas.

Gripe: Protocolo 6-6, luego Protocolo 1000, protocolo de inhalación (no usar más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Hemorroides: Protocolo de spray , Protocolo de enema, Protocolo 1000.

Hepatitis: Protocolo 1000.

Herpes:Protocolo 1000, Protocolo de spray.

Herpes genital: Protocolo 1000, Protocolo de spray.

Hiperglucemia (azúcar alta): Protocolo 1000, después de 2 semanas puede cambiar al Protocolo 2000, si es necesario.

Hipertensión (presión arterial alta): Protocolo 1000.

Hipertiroidismo: Protocolo 1000.

Hipotiroidismo: Protocolo 1000, 50-100mg de suplemento de yodo al día.

Infección del tracto urinario (ITU): Protocolo 1000.

Infección por estafilococos (MRSA): Protocolo 1000, Protocolo de gas (Active 6 gotas de MMS en un vaso transparente y ubique la boca del vaso sobre la llaga del lado derecho, de tal manera que el líquido no toque la piel. Deje en el lugar 5 minutos y no más. Cubrir con vaselina y una venda y esperar por lo menos 4 horas antes de hacerlo otra vez.)

Infección por hongos (Cándida): Protocolo 1000, Protocolo de ducha vaginal, Protocolo de spray

Infecciones del oído: Activa 4 gotas de MMS y añadir 1/2 taza de agua. Caída de gotas en el oído afectado y permitir que penetre profundamente acostado de lado.

Infecciones sinusales: Protocolo 1000, también mezclar 4 gotas de MMS activado con una 1/2 taza de agua, coloque unas gotas en cada fosa nasal mientras está acostado boca arriba en una cama y cuelgue su cabeza sobre el borde, para permitir que la solución penetre profundamente.

Inflamación de la garganta: Protocolo 1000, cepillarse los dientes y la lengua y hacer gárgaras con una solución de 10 gotas por MMS activado por cada 28 g de agua.

Insuficiencia Cardíaca Congestiva: Protocolo 1000.

Lesiones Cerebrales: Protocolo 1000.

Leucemia: Protocolo 2000, Protocolo 3000, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa.

Mal aliento (halitosis): Protocolo 1000, cepillar dientes y lengua con 10 gotas por MMS activado solución por cada 28 g de agua.

Mal de altura: Protocolo 1000 antes de la exposición a la altura es mejor, pero a la aparición repentina administrar el Protocolo 6-6 y luego ir al Protocolo 1000.

Malaria: Dar dosis de 15 gotas, y luego esperar de 1 a 4 horas y dar otra dosis de 15 gotas.

Mesotelioma: Protocolo 2000, Protocolo 3000, protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas y respirar suavemente), Protocolo de baño, Protocolo de bolsa.

Migraña: Protocolo 6-6, luego Protocolo 1000.

Mononucleosis: Protocolo 1000.

Neumonía: Protocolo 1000, protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas activadas y respirar suavemente).

Osteoartritis: Protocolo 1000, Protocolo 3000.

Osteomielitis: Protocolo 1000, Protocolo de bolsa.

Osteoporosis: Protocolo 1000.

Picazón: Protocolo de spray.

Polio: Protocolo 1000.

Problemas de los ojos: Protocolo colirio, Protocolo 1000.

Psoriasis: Protocolo 1000, Protocolo de bolsa, Protocolo de baño.

Quemadura del sol: Protocolo de spray una vez por hora.

Quemaduras: Se aplica directamente sin activar MMS y se dejan sólo de 3-5 minutos, luego enjuague. Si no entiende alguna parte de “enjuague”, entonces no lo haga.

Quiste de ovario: Protocolo 1000, Protocolo de ducha vaginal.

Rosácea: Protocolo 1000, Protocolo de spray:

Sangrado uterino disfuncional: Protocolo 1000, Protocolo de ducha vaginal.

Sífilis: Protocolo 1000, Protocolo de ducha vaginal, Protocolo de spray.

Síndrome de Asperger: Protocolo 1000.

Síndrome de Down: Protocolo 1000.

Síndrome de Piernas Inquietas: Protocolo 1000.

Síndrome del Intestino Irritable: Protocolo 1000, Protocolo de enema.

Síndrome del túnel carpiano: Protocolo 1000, aplicación de Protocolo 3000 en la zona afectada 1-3 veces por día.

Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS): Protocolo 6-6, a continuación, Protocolo 1000, protocolo de inhalación (no usar más de 2 gotas activadas y respirar suavemente).

TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad): Protocolo 1000.

Tiña: Protocolo 1000, Protocolo de gas.

Trastorno bipolar: Protocolo 1000.

Trastorno de Ansiedad Generalizada: Protocolo 1000.

Trastornos de la alimentación: Protocolo 1000.

Trombosis Venosa Profunda: Protocolo 1000.

Tuberculosis (TB): Protocolo 1000, Protocolo de inhalación (no usar más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Tumores cerebrales: Protocolos 2000 y 3000, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa, Protocolo de enema, protocolo de inhalación (no usar más de dos gotas de MMS activado y respirar suavemente).

Úlceras: Protocolo 1000, Protocolo de spray para las úlceras de la piel, Protocolo gas para las úlceras de la piel (Active 6 gotas de MMS en un vaso transparente y ubique la boca del vaso sobre la llaga del lado derecho, de tal manera que el líquido no toque la piel. Dejar en ese lugar 5 minutos y no más. Cubrir con vaselina y una venda y esperar por lo menos 4 horas antes de hacerlo de nuevo.)

Úlceras pépticas: Protocolo 1000.

Urticaria: Protocolo 1000, Protocolo botella de spray, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa.

Verrugas genitales: Protocolo 1000, Protocolo de spray , Protocolo de ducha.

Vértigo: Protocolo 1000, mezcla 4 gotas de MMS activado en 1/2 taza de agua y colocar de 3 a 4 gotas en los oídos cada hora, mientras que se sienta de costado durante 5 minutos (cubra y guarde la solución a utilizar durante todo el día).

VIH / SIDA: Protocolo 2000, Protocolo 3000, Protocolo de baño, Protocolo de bolsa.

Viruela: Protocolo 1000.

http://mmsmurcia.blogspot.com.es/2013/10/lista-de-enfermedades-tratadas-con-mms.html

Protocolo 6-6
Consiste en tomar 6 gotas activadas de MMS y otras 6 después de una hora. Y ya está.

Este protocolo suele usarse para dolores agudos, gripe (en su fase inicial), resfriados, neumonía…

Protocolo MD

Este protocolo consiste en tomar 5 gotas activadas, 3 veces al día (por la mañana, al medio día y por la noche) durante 3 días (salvo que la dolencia desaparezca antes, en cuyo caso suspenderá el tratamiento).

Para el caso de niños, tomar 1, 2 ó 3 gotas (según el peso) en vez de 5 gotas.

Protocolo 101

Este protocolo ideado por Jim Humble es equivalente a nuestro protocolo CDS.

Protocolo 1000
3 gotas de MMS activado cada hora, durante 8 horas al día, durante 3 semanas.

Para comenzar con el protocolo 1000 es conveniente empezar con solo 1 gota/hora durante 8 horas (8 tomas) el primer día, si se tolera bien, subir a 2 gotas/hora durante 8 horas (8 tomas) el segundo día, si se tolera bien subir a 3 gotas/hora el tercer día y mantener esta dosificación durante 2 ó 3 semanas.
Puede empezarse directamente por las 3 gotas a la hora, pero es posible que presente diarrea, sobre todo si tu pH interno es ácido.

Preparar 2 botellas de 0,5 l (medio litro) vacías y dividir cada una, añadiendo marcas con un rotulador permanente, en 4 partes de volumen parecido que corresponderán a las 8 tomas diarias, una toma cada hora.

NOTA: Es preferible, por costar menos, activar las gotas en un vaso y añadirle agua y luego volcar el contenido a la botella.

Preparación de dosis diaria de 1 gota/hora:

En una botella de 0,5 l (medio litro) vacía y seca activar 4 gotas de MMS (4 de ácido cítrico y 4 de clorito de sodio). Tras dejar que se active (30 seg aprox.) llenar la botella de agua destilada, agua de ósmosis o agua de baja mineralización. Tomar 2 botellas al día. No es necesario mantener las botellas en frio.

Otra opción es activar cada hora, en un vaso de agua, la gota que se vaya a consumir.

Preparación de dosis diaria de 2 gotas/hora:

En una botella de 0,5 l (medio litro) vacía y seca activar 8 gotas de MMS (8 de ácido cítrico y 8 de clorito de sodio). Tras dejar que se active (30 seg aprox.) llenar la botella de agua destilada, agua de ósmosis o agua de baja mineralización. Tomar 2 botellas al día. No es necesario mantener las botellas en frio.

Otra opción es activar cada hora, en un vaso de agua, las gotas que se vayan a consumir.

Preparación de dosis diaria de 3 gotas/hora:

En una botella de 0,5 l (medio litro) vacía y seca activar 12 gotas de MMS (12 de ácido cítrico y 12 de clorito de sodio). Tras dejar que se active (30 seg aprox.) llenar la botella de agua destilada, agua de ósmosis o agua de baja mineralización. Tomar 2 botellas al día. No es necesario mantener las botellas en frio.

Otra opción es activar cada hora, en un vaso de agua, las gotas que se vayan a consumir.

IMPORTANTE: Durante la administración de este protocolo NO debe beber agua con bicarbonato ya que anula los efectos. Sí se puede tomar agua de mar isotónica.

Si durante el protocolo 1000 se experimenta empeoramiento, síntomas de gripe o similar, suspender el tratamiento de inmediato y someterse a una prueba de parásitos. Será necesario eliminar previamente los parásitos antes de reanudar el protocolo.

Es posible que durante la administración de este protocolo aparezcan síntomas como diarrea, en tal caso, disminuir la dosis hasta el nivel tolerable en el que no se presente diarrea. No es necesario suspender el tratamiento, basta con bajar la dosis.

En caso de que la diarrea sea muy molesta, puede eliminar los síntomas bebiendo agua con bicarbonato. Para eliminar los síntomas de angustia o vómitos tomar un trozo de manzana antes de la toma y otro después de la toma.

La aparición de diarrea es indicativo de que el cuerpo está eliminando los restos de lo que el MMS está limpiando. A veces es tal la cantidad que debe eliminarse, que el cuerpo lo intenta hacer muy rápido apareciendo por ello la diarrea.

Dependiendo del tipo de enfermedad, en la mayoría de los casos basta con 2 ó 3 semanas de administración.

Protocolo 1000 +
Es el protocolo 1000 pero añadiendo DMSO.

Consiste en añadir DMSO al MMS.

● MMS + DMSO (protocolo 1000 + DMSO)
● Mejor sabor y más eficaz
● Añadir DMSO antes de tomar cada dosis
● 8 o más dosis al día en dosis máximas de 3 gotas.

IMPORTANTE Antes de usar DMSO por primera vez, aplícate una gota en un lugar en tu cuerpo (por ejemplo en el brazo o pierna) y esperar 24 horas para ver si tiene alguna reacción negativa, sobre todo dolor de hígado.

Procedimiento:

Debe añadirse 1 gota de DMSO por cada gota de MMS activada.

Reducir el número de gotas si aparece diarrea, náuseas o vómitos o te sientes peor.

Activar el MMS con el ácido cítrico

Espera de 20 a 30 segundos para completar la activación.

Añádele agua.

Añádele tantas gotas de DMSO a la solución como gotas de MMS hayas activado.

Agita y espera 3 minutos. Bebe y repite cada hora durante 8 horas.

Si no se observa mejoría en 2 semanas, considera cambiar al Protocolo 2000.

Si tienes que tomar una dosis menor que 1 gota, haz lo siguiente:

Activa 1 gota de MMS y añade 120 ml de agua (o la cantidad que quieras), a continuación, añade 1 gota de DMSO.

Si 120 ml = 1 gota activa MMS + 1 gota de DMSO

60 ml = 1/2 gota activa MMS + media gota DMSO

30 ml = 1/4 de gota activa MMS + 1/4 gota DMSO

¿Cómo preparar 8 dosis en botella?:

Ver protocolo 1000

Lo único que hay que tener en cuenta es que el DMSO debe añadirse justo antes de tomarse la dosis, por lo que deberás añadir en un vaso la dosis que te corresponda de la botella, y cuando esté en el vaso es cuando deberás añadir el DMSO.

Si cada dosis de la botella equivale a 1 gota de MMS, deberás añadir 1 gota de DMSO al vaso. Si equivale a 2 gotas de MMS pues añadirás 2 gotas de DMSO. Y si equivale a 3 gotas de MMS pues le añades 3 gotas de DMSO.

Si el sabor te resulta muy desagradable, puedes agregar una gota de aceite de menta por cada 125 ml en el momento de uso.

Protocolo 2000
Es para el cáncer y otras enfermedades que amenazan la vida. Básicamente consiste en tomar tantas gotas de MMS activado cada hora como te sea posible soportar sin que sientas molestias (cuida de no encontrarte peor ya que consumirás energía y harás la recuperación más lenta). Hay que hacerlo durante 10 horas al día, durante 3 semanas o hasta que estés bien. Lo mejor es comenzar con una sola gota e incrementar las gotas como sea posible sin sentirte molesto.

Pero si no quieres preparar una dosis a cada hora, puedes preparar 10 dosis en botellas . Ver protocolo 1000.

Si te vieras necesitado a usar este protocolo, ten en cuenta las siguientes indicaciones que son importantes:
No debes sentirte molesto más de lo que ya estás: (nauseas, diarrea o cualquier molestia). Cuando adviertas que alguno de estos síntomas llega, toma menos MMS. No suspendas el tratamiento, sólo toma menos. Si estás tomando 2 gotas por hora, reduce a 1 gota por hora. O si ya estabas tomando sólo una gota por hora, entonces toma ½ gota por hora, o incluso ¼ de gota por hora. No te causes diarrea si puedes evitarlo tomando menos MMS. Por otra parte trata de aumentar la cantidad de gotas que estás tomando hasta tomar tantas gotas por hora como puedas sin sentirte molesto, pero nunca vayas a más de 12 gotas por hora.

Después de 3 días debes agregar MMS2. La manera de tomar el MMS2 es tomar 1 cápsula cada 2 horas (con un máximo de 5 cápsulas al día). SIN EMBARGO, empieza con ¼ de cápsula para el primer día (o sea, tomarás 5 cápsulas al día pero cada una de ellas solo estará llena un cuarto de su capacidad, la mitad de la mitad) y sube a ½ cápsula el segundo día (o sea, tomarás 5 cápsulas al día pero cada una de ellas solo estará llena la mitad de su capacidad), hasta llegar a 1 cápsula entera cada toma (o sea, tomarás 5 cápsulas al día totalmente llenas). Así estarás tomando 5 cápsulas por día. Para conseguir que una cápsula esté llena a la mitad o a un cuarto de su capacidad, abre la cápsula y vacía lo que sobre.

Este protocolo es para todos los tipos de cáncer y enfermedades que amenacen la vida, no importa qué tipo incluyendo Alzheimer.

MMS2: es hipoclorito de calcio en polvo en cápsulas de gel tamaño cero, comprado en una tienda de artículos para piscinas. No use hipoclorito de sodio. El hipoclorito de calcio se convierte en ácido hipocloroso cuando se disuelve en agua, contrariamente a la creencia de que no hay cloro disponible en este producto químico, independientemente de lo que diga en la etiqueta. Utilice polvo con concentración del 65%. Llene las cápsulas pero no las comprima. El hipoclorito de calcio se vuelve ácido hipocloroso el cual es usado por el cuerpo para matar microorganismos.

Protocolo 3000
Se utiliza para administrar el MMS a través de la piel.

Consiste en activar 10 gotas de MMS, añadirle 20 gotas de agua (no del grifo) o destilada o de baja mineralización (como por ejemplo Bezoya) y una cucharada sopera de DMSO al 70%. Esta mezcla deberá extenderse en el brazo o en la pierna. Si sintiera quemazón, pulverizar agua por encima para aliviarlo. Después de que se absorba aplicar aceite o aloe vera en la zona. Si quemara demasiado para ti, puedes rebajar tanto el MMS como el DMSO a la mitad con agua destilada.

El primer día aplicar esto una vez cada pocas horas (cada 2 ó 3 horas). El segundo y tercer día aplicar una vez cada hora. Descansar 4 días. Repetir de nuevo pero ahora durante 4 días seguidos.

El DMSO es un producto que favorece la penetración a través de la piel.

Siempre pruebe con una pequeña cantidad de DMSO en el brazo. Las personas que tienen el hígado dañado o debilitado deben reducir el uso de DMSO si sienten algún tipo de dolor o molestia en el hígado o alrededores al usarlo. Pon 1 o 2 gotas de DMSO en el brazo y frótalo. Espere varias horas. Si no hay dolor de hígado, puedes usar el DMSO de manera segura.

Protocolo 4000
Este protocolo funciona muy bien. En este protocolo se usa el MMS2 (hipoclorito de calcio) y funciona casi tan bien como el MMS1 (clorito de sodio). Funciona mejor que el MMS1 en los problemas de próstata.

Debe usarse cuando no se pueda encontrar el MMS1.

¿Qué es MMS2?

El MMS2 es hipoclorito de calcio. El hipoclorito de calcio se usa en el tratamiento de piscinas, y se vende en todo el mundo para el tratamiento de piscinas.

El hipoclorito de calcio está disponible en los supermercados en muchas partes del mundo. Muchos supermercados tienen una sección de piscinas

Cómo comenzar

Compra algunas cápsulas de gel. Son las que se usan en la administración de ciertos medicamentos. Preferiblemente compra las de tamaño 00.


Protocolo de 4000 – MMS2 para adultos y niños

Si tienes alguna enfermedad, como la gripe porcina o cualquier otra enfermedad normal o cualquiera de las enfermedades “incurables”, este protocolo puede curarla. Si no te notas una mejora en dos semanas, hay que ir al protocolo 2000. Si notas alguna mejora, debes continuar con este protocolo.

Lo básico de este protocolo es que los adultos o los niños toman MMS2 cada 2 horas durante todo el día durante 12 horas. Por supuesto, los niños toman menos cantidad que los adultos. Si tú no tiene cápsulas, usa la técnica de la miel que se indica más abajo.

PASO 1. Cantidad de MMS2 a tomar cada 2 horas.

Tomar altas dosis no es necesariamente mejor.
Ten en cuenta que la náusea o diarrea consume tu energía, por lo que deja menos energía para tu sanación. Siempre que aparezcan náusea o diarrea reduce la cantidad de MMS2 que estés tomando a la mitad. Haz lo mismo para cualquier otro tipo de molestia causada por MMS2.

El MMS2 no causará ningún tipo de molestias en una persona sana en las cantidades que utilizamos. Tu sistema inmunológico te lo agradecerá.

Una persona de 90 Kg tomaría un gramo de hipoclorito de calcio cada dos horas durante 12 horas. Bien puede meterse en el interior de las cápsulas para facilitar las tomas o bien puede usarse la técnica de la miel (ver más abajo).

La mejor manera de obtener una media exacta de un gramo de hipoclorito de calcio es con una balanza.

Siempre beber al menos un vaso de agua con cualquier dosis de MMS2.

Una persona de 72 Kg tomaría 800 mg cada dos horas.

Una persona de 45 Kg necesitaría dosis de 500 mg (medio gramo).

Una persona de 23 Kg (un niño) necesitaría dosis de 250 mg.

Un niño de 11,4 kg necesitaría 62,5 mg cada hora.

Serían aproximadamente 0,011 gramos de MMS2 por cada Kg que pese la persona que vaya a tomarlo.

Todos los niños deben tomar por lo menos medio vaso de agua con la dosis MMS2.

La Técnica de la Miel

Para aquellos que no tienen cápsulas, no pueden conseguirlas o que no pueden tomarlas por el motivo que sea.

Consigue un tarro de miel pura, que no tenga conservantes añadidos, porque si hay algún conservante añadido, no va a funcionar, ya que se anula la acción del hipoclorito de calcio.

Asegúrate de revisar la etiqueta para ver que no contiene ningún conservante ni tampoco vitamina C añadida.

Pon la miel en el frigorífico. Es absolutamente necesario que la miel esté bien fría. A continuación, mide la cantidad correcta de hipoclorito de calcio que se necesita para cada dosis de dos horas (recuerda que es una dosis cada 2 horas) y se mezcla la dosis de hipoclorito en una cantidad muy pequeña de miel muy fría (pon la misma cantidad de miel que de hipoclorito). Debes mezclarlo sin agua. Se trata de hacer como una especie de pastilla lo más pequeña posible. Una vez que lo hayas mezclado, tomarlo inmediatamente y bebe un vaso de agua.

Debes tomarlo inmediatamente, ya que el sabor empeorará a medida que se va calentando.

Bebe por lo menos un vaso de agua. Si haces esto bien, no habrá ningún problema de sabor.

Advertencia

No trates de utilizar la miel a temperatura ambiente, porque la miel iniciará una reacción con el hipoclorito de calcio inmediatamente y el sabor te impedirá que puedas tragártelo.

El agua es importante. No olvides beber un vaso de agua después de cada dosis.

Paso 2. Procedimiento: Tome MMS2 cada dos horas 12 horas al día

(6 tomas al día) durante 3 semanas.

No comiences tomando la cantidad total según lo recomendado anteriormente. Toma 1/4 o menos de lo recomendado para iniciar el tratamiento y, en un día o dos, aumenta la dosis poco a poco hasta llegar a lo recomendado. Aumenta la dosis poco a poco en cada toma hasta que llegues a la dosis recomendada.

No tomes más cantidad de lo necesario pues podría hacerte sentir mal. No te preocupes pues no es peligroso, solamente podrías sentirte mal durante unas horas. Esto se evita tomando la dosis que debes tomar.

Es importante que tomes la suficiente agua tras cada dosis, ya que si no lo haces podría darte náuseas. Si no tomas la suficiente agua, podría darte náuseas o incluso un pequeño dolor de estómago. Si al sentir náuseas y beber agua no se van las náuseas inmediatamente, debes sospechar que posiblemente hayas tomado más MMS2 de lo que tenías que tomar, por lo que en la siguiente dosis deberás tomar algo menos (redúcela a la mitad). Estate el tiempo que necesites con las dosis bajas hasta que las toleres bien, y ve aumentándolas poco a poco hasta llegar a la dosis adecuada para tu peso. Si tienes que estar con dosis bajas durante un tiempo hazlo, ya que se trata de que te encuentres bien, no de que te produzca molestias.

La cantidad de tiempo necesario para curar diversas enfermedades:

Normalmente se tarda de 3 a 5 semanas para curar el VIH, y que también se aplica a la mayor parte de las llamadas enfermedades incurables. Algunas enfermedades pueden tardar más tiempo en eliminarse. La diabetes puede tardar desde una semana hasta un año, pero la mayoría de los casos se curan en 6 semanas o menos. Cualquiera que sea la enfermedad que tenga, no dejar de tomarlo hasta que se cure y luego hacer la dosis de mantenimiento.

Paso 3. Mantenimiento
Uno siempre debe continuar con una dosis de mantenimiento, ya que el cuerpo no fabrica suficiente ácido hipocloroso para matar a todas las enfermedades. Si tú eres mayor de 65 años y no estás tomando 6 gotas de MMS1 diarias, toma media dosis de MMS2 todos los días. Esta media dosis se refiere a la mitad de la dosis que se tomaba cada dos horas. Si tomabas 1 gramo en cada toma, en el mantenimiento deberás tomar medio gramo.

Protocolo CDS
¿Qué es?

Como ya se ha dicho en el apartado del MMS, el producto que tiene la propiedad de ayudar al cuerpo a curarse es el gas (dióxido de cloro) que se desprende al mezclar ambos compuestos del MMS (el clorito de sodio y el ácido cítrico).

El protocolo CDS sería otra manera diferente de administrar ese gas (dióxido de cloro).

Consiste en:

Hacer burbujear el gas que se desprende al mezclar ambos compuestos del MMS (el clorito de sodio y el ácido cítrico) a través de agua o suero fisiológico, y el producto resultante sería el producto que se administraría. Forma de administración ver más abajo.

¿Cuándo usarlo?

Cuando deba administrarse dosis altas del producto durante algún tiempo. Este es el caso de enfermedades graves en las que sería conveniente la administración de una mayor cantidad de producto, como por ejemplo en los casos de cáncer. Con este protocolo se eliminarían los efectos que podrían presentarse si se administraran altas dosificaciones con otros protocolos como el protocolo 1000.

COMO HACER CDS

NOTA: El CDS está pensado para que su uso sea por vía intravenosa (sobre todo en animales, ya que facilita mucho su administración), pero nosotros nos vamos a centrar en la vía de administración oral. Para el caso de que se quiera administrar por vía intravenosa debe sustituirse el *agua fría (dentro de los materiales necesarios está en negrita) por suero fisiológico apto para inyectables (de venta en farmacias).

Material necesario:

1 bote de vidrio con tapa (vale un bote de conserva pequeño).

1 botella de ½ litro de agua vacía (con 2 tapones).

Hielo.

*Agua fría (embotellada de baja mineralización, o de ósmosis. No del grifo). O bien suero fisiológico dependiendo de la vía de administración.

2 cazos.

70 cm de tubo de goma de 6 mm de diámetro del que se usa en los compresores de aire de los acuarios (de venta en tiendas de animales).

Silicona o un poco de plastilina.

MMS (clorato de sodio y ácido cítrico).

Forma de proceder:

Hay que hacer un agujero del mismo grosor que el tubo de goma del acuario (6 mm) en la tapa del bote de vidrio y dos agujeros en uno de los tapones de la botella de agua de ½ litro (uno de 6 mm y el otro puede ser de menor tamaño).

El tubo de goma debe introducirse un poco solamente en el agujero de la tapa del bote de vidrio, y en el tapón de la botella de plástico debe introducirse por uno de los agujeros (el de 6 mm) hasta que llegue al fondo de la botella.

El agujero de la tapa del bote de vidrio debe sellarse con silicona o plastilina una vez que se ha introducido el tubo (sellar alrededor del tubo Fig.2 ). Si se usa silicona debe esperar a que fragüe.

Añadir 300 ml de *agua fría (embotellada de baja mineralización, o de ósmosis) en la botella de plástico. Esta botella debe mantenerse en todo momento fría (no debe superar los 11o C) ya que se estropearía el producto resultante (CDS). Para evitar que se caliente durante todo el proceso de preparación del CDS introduciremos la botella de plástico en un cazo lleno con cubitos de hielo y con un poco de agua.

En el bote de vidrio añadiremos 30 ml de clorito de sodio y otros 30 ml de ácido cítrico e inmediatamente cerraremos el bote.

Para acelerar el proceso de generación del gas el bote de vidrio se introducirá en el interior de otro cazo con agua caliente (sin hervir). Otra opción es ponerlo al baño María. Es importante que este bote no se enfríe, ya que si lo hace absorberá el líquido de la botella y perderemos parte del producto.
El gas que se desprende del bote de vidrio burbujeará por el agua y se disolverá en ella. A esta disolución resultante es a lo que se le llama CDS. Y estará listo cuando el color de ambas botellas sea parecido y por el segundo agujero del tapón de la botella de plástico empiece a oler a cloro. El tiempo aproximado en el que estará listo será de unos 45 minutos más o menos dependiendo de varios factores como por ejemplo la temperatura a la que esté el bote de vidrio. RECUERDA: No debe enfriarse el agua caliente donde está el bote de vidrio ya que cuando se enfría hace vacío y chupará líquido de la botella.

Es IMPORTANTE que el líquido del bote de vidrio NO PASE a la botella de plástico ya que todo se echaría a perder.

Cada ml de CDS equivale a 3 gotas de MMS:

1 ml CDS = 3 gotas de MMS

Una vez que todo ha terminado, el contenido de la botella de plástico tendrá un color amarillo oscuro casi igual al contenido del bote de vidrio. La botella de plástico deberá taparse con el otro tapón sin agujeros y conservarse en el frigorífico en todo momento. En el caso de tener que transportarlo, deberá ir dentro de una nevera portátil o similar.

El contenido del bote de vidrio podemos tirarlo por el desagüe o por la taza del váter y nos servirá para limpiar las tuberías y desagües. OJO, NO RESPIRAR DIRECTAMENTE LOS VAPORES que se desprenden del contenido del bote de vidrio. Es mejor esperar a que se enfríe ya que emanarán menor cantidad de gases.

El CDS tiene una duración de 2 semanas dentro del frigorífico. A partir de las 2 semanas empieza a perder efectividad, aunque no siempre sucede. De todas formas puede medirse la efectividad del CDS midiendo la cantidad de cloro que contiene usando tiras reactivas para medir el cloro de las piscinas (debe indicar la máxima concentración).
Con 300 ml de CDS y usando el protocolo máximo se tiene para 9 días.

DOSIFICACIÓN DEL CDS:

Para la dosificación del CDS hay que tener en cuenta que cada mililitro (ml) de CDS equivale a 3 gotas de MMS (3 gotas de clorito de sodio + 3 gotas de ácido cítrico)

1 ml CDS = 3 gotas de MMS

La dosis máxima de CDS que debemos tomar sería de 4 ml que equivaldrían a 12 gotas de MMS.

Se recomienda el uso del CDS para cuando no se tolera bien el MMS y se tiene una enfermedad seria o cuando debe tomarse altas dosis de manera continuada.

La tabla de equivalencias entre el MMS y el CDS es la siguiente:

ml de CDS
Gotas de MMS
1
3
2
6
3
9
4
12

Para medir los ml de CDS se puede usar una jeringuilla.

Método a seguir para el protocolo CDS:

Preparar 2 botellas de 0,5 l (medio litro) vacías y dividir cada una, añadiendo marcas con un rotulador permanente, en 4 partes de volumen parecido que corresponderán a las 8 tomas diarias, una toma cada hora.

DIA 1: 1 ml de CDS por hora

En cada botella de 0,5 l (medio litro) vacía añadir 4 ml de CDS y llenar las botellas de agua destilada, agua de ósmosis o agua de baja mineralización. Tomar las 2 botellas a lo largo del día, beber una marca cada hora. Esto hará un total de 8 tomas por día. Deben conservarse en frío.

DIA 2: 2 ml de CDS por hora

En cada botella de 0,5 l (medio litro) vacía añadir 8 ml de CDS y llenar las botellas de agua destilada, agua de ósmosis o agua de baja mineralización. Tomar las 2 botellas a lo largo del día, beber una marca cada hora. Esto hará un total de 8 tomas por día. Deben conservarse en frío.

DIA 3: 3 ml de CDS por hora

En cada botella de 0,5 l (medio litro) vacía añadir 12 ml de CDS y llenar las botellas de agua destilada, agua de ósmosis o agua de baja mineralización. Tomar las 2 botellas a lo largo del día, beber una marca cada hora. Esto hará un total de 8 tomas por día. Deben conservarse en frío.

DIA 4: 4 ml de CDS por hora

En cada botella de 0,5 l (medio litro) vacía añadir 16 ml de CDS y llenar las botellas de agua destilada, agua de ósmosis o agua de baja mineralización. Tomar las 2 botellas a lo largo del día, beber una marca cada hora. Esto hará un total de 8 tomas por día. Deben conservarse en frío.

DIA 5 y sucesivos: 4 ml de CDS por hora.

Seguir los mismos pasos que para el día 4. No debe superarse esta dosificación.

Es poco probable, pero puede darse que durante la administración de este protocolo aparezcan síntomas como diarrea o alguna otra molestia, en tal caso, disminuir la dosis hasta el nivel tolerable en el que no se presente dicha molestia. No es necesario suspender el tratamiento, basta con bajar la dosis. Bastaría con beber menos de la marca indicada en la botella (por ejemplo la mitad). Ejemplo: Si al llegar al día 3 nos produjera algo de diarrea, bastará con disminuir la dosis a la misma que tomábamos en el día 2, manteniendo esta dosificación hasta que desaparecieran los síntomas. No es necesario suspender el tratamiento. Es preferible que haya concentración de CDS en nuestro organismo a que no haya nada, de esta forma seguimos combatiendo a la enfermedad.

Protocolo de inhalación
Se activan entre 2 y 4 gotas de MMS (no exceder las 4 gotas) en una taza o vaso y no se le añade nada más (ni agua ni zumo ni nada). Respirar con precaución los vapores desprendidos. Bastará con 2 inhalaciones. Repetir cada 4 horas. En caso de asma no activar más de 2 gotas para que la cantidad de gas desprendido no sea muy alta y respirar suavemente y con mucha precaución los vapores desprendidos. Comenzar con inhalaciones muy superficiales y si no notamos ninguna reacción asmática, aumentar lentamente la profundidad de las inhalaciones.

Se puede inhalar los vapores resultantes de la activación del MMS siguiendo ciertas precauciones.
Acerca la taza o vaso a la nariz poco a poco con precaución.
No respirar profundamente.
Si te resulta demasiado fuerte, aleja la taza un poco.
En caso de sufrir asma extremar las precauciones.

Protocolo de spray

Se activan 10 gotas de MMS en 30 ml de agua (no del grifo).
Añadirlo a un pulverizador y pulverizarlo sobre la zona afectada.
En algunas ocasiones puede ser que escueza un poco sobre todo si tiene algún tipo de herida, si esto sucede, lavar la zona para aliviar el escozor.

Dependiendo de la enfermedad a tratar, este protocolo puede usarse tantas veces al día como sea necesario (ver lista de enfermedades).

Protocolo de bolsa
Para este protocolo hay que hacerse como un saco de dormir con bolsas de basura grandes, de manera que nos permita introducirnos en el interior del saco quedando todo tapado salvo la cabeza que deberá permanecer fuera del saco para evitar respirar los vapores. Nos deberemos meter dentro de la bolsa en ropa interior para dejar la mayor parte del cuerpo expuesta a los vapores.

Activaremos unas 30 gotas de MMS en un vaso pequeño, pero NO le añadiremos agua. El objetivo es que nos demos un baño en los gases que se desprenden de la activación del MMS. Nos meteremos en el interior del saco e introduciremos también el vaso con el MMS activado sin agua, cerraremos el saco ajustándolo al cuello de manera que los gases permanezcan en el interior del saco. Permanecer así no más de 15 minutos. Puedes permanecer de pie o sentado, siempre y cuando la zona en la que deba actuar no sea la parte por donde nos sentamos ya que si no los gases no llegarán con facilidad a esa zona.

También puede utilizarse este protocolo para pequeñas zonas de nuestro cuerpo. Esto se hará con una pequeña bolsa que abarcará la zona a tratar (ver protocolo de gas) o con un vaso con la boca del tamaño que abarque la zona a tratar. En este caso hay que evitar que el líquido toque la piel.

Protocolo de enema
El MMS no ataca la flora intestinal (bacterias buenas).

El mejor procedimiento es:

hacerse un enema normal con un irrigador tipo jarra, con un litro de agua tibia. Y evacuar el intestino. Esperar 30 minutos.

Activar 10 gotas de MMS con el ácido cítrico esperar un minuto y agregarlo a la segunda enema que contiene dos litros de agua tibia, una vez terminado el liquido, retener el mayor tiempo posible, y luego evacuar . Después es mejor reposar un poco.

Si no estás acostumbrado a los enemas o te resulta fastidioso los dos enemas, haz solo el paso número dos, o sea un enema de dos litros de agua con 10 gotas activadas de MMS.

Recomendado combinar este protocolo con la toma de gotas de MMS.

Hacer este protocolo solo una vez al día.

Protocolo de colirio

Para este protocolo hay que activar 4 gotas de MMS y añadirle 100 ml de agua (no del grifo). Esto corresponde a medio vaso de agua más o menos.

Añadir 2 ó 3 gotas en cada ojo cada hora hasta que se encuentre bien. Si sientes algo de escozor, aguanta un poco y luego enjuaga con agua o simplemente seca el ojo.

Este protocolo puede usarse también para infecciones de oído, añadiendo las gotas en el oído en vez de en el ojo. Para ello deberás tener la cabeza inclinada de manera que las gotas lleguen al interior del oído por gravedad. Deja actuar al menos un par de minutos. Si sientes alguna molestia endereza la cabeza para que caiga el líquido.

Protocolo de baño
En este protocolo es necesario permanecer en remojo entre 20 y 30 minutos.

Las ventajas, según la experiencia de quienes lo han utilizado, son bastante rápidas, sobre todo combinado con otros protocolos.

Para algunas personas este método ha supuesto una solución definitiva.

Descripción del proceso:
Limpiar bien la bañera para que no haya ningún jabón u otros productos en el agua (restos de usos anteriores).

Activar 30 gotas de MMS mezclándolo en un vaso. Esperar 1-2 minutos Si hay llagas de piel abiertas o heridas severas en el cuerpo habría que considerar el reducirlo a 20 gotas. Las llagas abiertas por lo general se curan rápidamente debido a la acción desinfectante de MMS.

Llenar la bañera unos 20-30cm con agua caliente. No añadir jabón, perfume, champú, ni juguetes de niños.

Introducirse en el interior de la bañera y permanecer un rato (5 minutos) en remojo con agua caliente para que se abran los poros de nuestro cuerpo antes de añadir el contenido del vaso.

Añadir MMS activado a la bañera y mover para repartirlo bien.

Toma el baño procurando mojar bien todo el cuerpo, incluso cabeza y cuero cabelludo. Si entra algo de agua en los ojos no hay que preocuparse ya que en esta dosis tan diluida MMS no daña los ojos.

Añadir más agua caliente. El calor dilata los poros y penetra al interior del organismo. A partir del tercer baño notara una mejora significativa.

Protocolo bucal
Activar 5 gotas de MMS en un vaso vacio de vidrio (esperar 1 minuto para la activación hasta que cambie a color ámbar) después añadir la mitad del vaso con agua.
A continuación cepillar los dientes con la solución. Se puede también hacer buches y/o gargarismos.
Al terminar es importante enjuagar la boca con agua.

Para caries: Cepilla tus dientes, encías y lengua con 10 gotas de MMS activado en 30ml de agua.

Activa 3 gotas en un recipiente plástico o vaso pequeño, coloca tu boca sobre la boca del recipiente. No respires los vapores, simplemente deja que el vapor entre en tu boca y dientes durante 5 minutos y no más.

Protocolo de ducha vaginal
Consiste en darse duchas vaginales cada dos días activando 25 gotas de MMS en un litro de agua. Este protocolo ha sido todo un éxito para las mujeres.

Para este protocolo sería interesante que te hicieras con una de esas “peras” para lavados vaginales, las puedes encontrar en las farmacias.

Protocolo de Gas

Activar 6 gotas de MMS, sin añadir agua, en un vaso transparente y ubica la boca del vaso sobre la zona a tratar, de tal manera que el líquido no toque la piel. Déjalo en ese lugar 5 minutos y no más y esperar por lo menos 4 horas antes de hacerlo otra vez. Puedes taparte la zona con un poco de vaselina de manera opcional.

Protocolo de prevención
Consiste en tomar un día a la semana o dos días a la semana la dosis correspondiente a una toma pero 3 veces al día. Ejemplo: Si yo en una dosis tomo 3 gotas, pues los lunes y/o los jueves tomo 3 gotas por la mañana, 3 gotas al medio día y 3 gotas por la noche. Si por mi peso me corresponden 2 gotas cada toma, pues tomaré los días que decida, 2 gotas por la mañana, 2 gotas al medio día y 2 gotas por la noche.

Anuncios

Agua estructurada. ¿Qué es? Aplicaciones terapéuticas

Los misterios del agua: el agua estructurada

Si tuviéramos un visitante de otro planeta en la tierra, es probable que se extrañase al ver que, siendo el agua la fuente de vida del planeta, no la cuidamos ni respetamos como deberíamos, la contaminamos cada día y además casi no sabemos nada sobre ella.
Maks Vrecko viene Begunje, un pequeño pueblo a los pies de los Alpes eslovenos. Su primera experiencia con la importancia del agua tuvo lugar en 1993, cuando empezó a cultivar fresas. El sabía que las fresas necesitan de una gran cantidad de agua de buena calidad, por ello investigó hasta encontrar, en las propias montañas cercanas, el agua adecuada para sus cultivos. Los cuatro primeros años fueron complicados ya que tenía poca experiencia en el cultivo de fresas y la mejor forma de comercializarlas. Pero con los años, y poco a poco, fue aprendiendo y mejorando hasta llegar a producir 20 toneladas de fresas al año, las cuales se vendían íntegramente a personas que llegaban a su granja expresamente a por ellas.
Maks con sus fresas (Fuente: Flaska d.d.)
En el 2003, y en ese proceso de búsqueda por conseguir el mejor agua, se entera que existe la tecnología para reestructurar el agua, y puesto que las fresas están compuestas en un 89% de agua y necesitan gran cantidad de agua al año, le pareció razonable probar esta tecnología en su cultivo ante la expectativa de que el agua estructurada favoreciera el crecimiento y la calidad de las fresas.
Al principio pensó que la tecnología no funcionaba

Decidió entonces dividir el campo en dos y utilizar agua estructurada en una parte y agua normal en la otra. Al principio las diferencias no eran notables, por lo que pensó que esta tecnología no funcionaba. Sin embargo, llegado el momento de recoger la cosecha se pudo apreciar el efecto que cada uno de los tipos de agua había tenido en las fresas: las regadas con agua estructurada eran definitivamente mas consistentes y duraban frescas hasta un día y medio más, lo que significa mucho cuando se habla de fresas. Así mismo, la producción incrementaba hasta en un 18 % en comparación con la parte regada con agua normal, las plantas tenían mucha más vitalidad al final de la cosecha, y habían sido más resistentes a las enfermedades
Sistema de revitalización de agua empleado en el cultivo de las fresas (Fuente: Flaska d.d.)
Durante los 6 años siguientes continuó haciendo pruebas con esta tecnología en diferentes condiciones y tras obtener siempre los mismos resultados asombrosos, no le quedo más remedio que aceptar la eficacia de usar agua estructurada con las fresas y pasó de ser un escéptico a convertirse en un convencido defensor de dicho tipo agua. En 2009 decidió traspasar el negocio de las fresas para embarcarse en un nuevo proyecto relacionado con el agua estructurada.

¿Por qué deberíamos preocuparnos de reestructurar el agua que bebemos? Lo natural es que el agua discurra libremente por los cauces y ríos y no por sistemas de tuberías que son complejos, con torres, bombas, sistemas de sanitación, etc., en ellos el agua tiene que fluir por largos recorridos en línea recta, girar hasta 90 grados, estar sometida a una gran presión, a la oscuridad y además a ser tratada con productos como cloro o flúor… A consecuencia de todo ello, el agua, desde el manantial, donde nace, hasta que llega a nuestro vaso, ha perdido su estructura original y ya no sabe igual. Básicamente ha perdido su función como fuente de vida y se convierte en agua desvitalizada.
Viktor Schauberger fue un pionero en el campo del agua estructurada
Existen distintos enfoques o formas de conseguir la reestructuración del agua. Un pionero en dicho campo fue Viktor Schauberger, quien inventó y desarrollo en 1928 una maquina capaz de revitalizar/estructurar el agua. Su tecnología se basaba en entender y copiar a la naturaleza, y en concreto a los vórtices o “remolinos” de agua. El movimiento en vórtices representa el procedimiento natural que desarrolla el agua donde no solo se reestructura sino que se somete a un proceso de limpieza para ayudar deshacerse del efecto negativo de los metales pesados, pesticidas y disrruptores hormonales que se encuentran en el agua por la acción humana.

Hay muchas empresas que utilizan los descubrimientos de Schauberger. Por ejemplo, la compañía Watreco en Suecia ha desarrollado un aparato para estructurar el agua que se emplea tanto para las pistas de hockey sobre hielo con el fin de conseguir un hielo más firme con un consumo energético menor, como para la agricultura. Así mismo, se han realizado pruebas en la U.E.A. (Unión de Emiratos Árabes) con pepinos y los resultados han sido muy similares a los obtenidos por Maks con las fresas: mayor producción, frutos menos perecederos y las plantas mas resistentes a las enfermedades.
Johann Grander y otras tecnologías de transmisión de información al agua

En el campo de la estructuración del agua otro pionero es el mundialmente conocido científico austriaco Johann Grander. Su empresa se encarga de producir y comercializar por todo el mundo un tipo de aparatos estructuradores de agua para uso residencial, para piscinas, y en producciones industriales como por ejemplo para hacer pan de mejor calidad.
Además de estructurar el agua a través de movimientos en vórtices o vibraciones que pueda emitir una maquina, existen también otros métodos capaces de transferir información, vibración o frecuencia al agua. Como por ejemplo a través de la información que un agua puede transmitir a otra cuando se juntan, o con cerámicas, minerales, la magnetización, la solarización, y también mediante la meditación, o el uso de palabras, imágenes y música, como muestra Masaru Emoto.

Cañones de Orgón (Fuente: Flaska d.d.)La tecnología de programación del vidrio
Maks, por su parte, decidió enfocar su investigación en las posibilidades que ofrece el vidrio. Es interésate el hecho de que posee estructura cristalina al igual que el agua, además de su potencial de poderse programar al estar compuesto por un 71% de sílice. El planteamiento de Maks para el agua estructurada se denomina TPS (Tecnología de Programación del Sílice) y se lleva a cabo en 4 fases. La más importante de ellas consiste en exponer el vidrio durante 90 minutos al campo vibracional que genera un cañón de orgón. Durante ese tiempo se consigue imprimir un programa vibracional en el sílice del vidrio y como resultado el vidrio programado estructura el agua con la que entra en contacto.

El agua es muy sensible y compleja
No es fácil obtener datos exactos sobre los cambios o alteraciones que experimenta el agua en las distintas situaciones, ya que el agua es muy sensible y compleja. Este hecho representa una de las principales razones por las que la ciencia convencional no se pronuncia expresamente, más allá de su parte química considerándola como una simple molécula formada por H2O.
No obstante, si se puede decir que distintos investigadores de todo el mundo en torno al agua, y a través de diferentes experiencias empíricas llegan a la misma conclusión: se puede cambiar la estructura del agua y sus propiedades para el beneficio de las personas, animales, plantas y de todo el planeta.

Distintos caminos y una misma meta: un agua mejor
Es un hecho que existen diferentes tecnologías para estructurar el agua, como las que se han considerado en este artículo o incluso la combinación de estos mismos métodos. Es difícil decir cual de ellos es el mejor: si los vórtices de agua, tecnologías de transmisión de información de agua a agua o a través de aparatos que mejoran la estructura del agua.
En cualquier caso, cada paso que demos y que nos lleve hacia un agua mejor es muy positivo, ya que somos entre 60 a 70% de ella. Si cambiamos y mejoramos el agua que bebemos en tan solo un pequeño porcentaje, podemos estar seguros que estamos dando un gran paso hacia conseguir una mejor salud y un mejor planeta

http://www.revistauh.es/los-misterios-del-agua-el-agua-estructurada/

Eficacia terapéutica del agua magnética

Para llevar a cabo sus dos misiones fundamentales, es decir, transportar elementos nutritivos y drenar los desechos orgánicos, el agua necesita disolver las sustancias y luego arrastrarlas.

Pues bien, según el doctor Felicísimo Ramos – autor de El agua magnetizada – cada una de esas misiones se mejora si el agua es magnética ya que ésta es diurética, ligera, más fácilmente asimilable, mineralizada y no tiene el inconveniente de formar microcristales nefastos para el organismo.

Además actúa como drenante general del organismo y como regulador de todos los sistemas del cuerpo: circulatorio, nervioso, locomotor, digestivo, respiratorio, excretor, reproductor y endocrino.

Asimismo, entre las distintas funciones que realiza el agua magnética en nuestro organismo cabe destacar las siguientes:
Energetiza el organismo y ayuda a conservar el buen estado de salud.

Disminuye la viscosidad de la sangre y favorece la circulación sanguínea.

Favorece la función pancreática. Gracias a ello los diabéticos pueden muchas veces disminuir su medicación.

Colabora eficazmente en el proceso digestivo evitando los trastornos causados por el insuficiente poder solvente del agua común. Al disolver mejor las sales de los alimentos se asimilan mejor los nutrientes y se evitan el estreñimiento y la diarrea.

Aumenta la solubilidad de las sales. Por eso, suministrándola regularmente a quienes tienen piedras en el riñón y en la vesícula consigue – en un elevado porcentaje – eliminar cálculos renales y biliares y se reduce la posibilidad de producir más.

Facilita la expulsión de los molestos gases que provocan la hinchazón del vientre.

Limpia los poros de la piel en profundidad por lo que ésta queda húmeda y suave más tiempo evitando que se reseque.

Es muy útil en el lavado de heridas, el dolor de ojos, el tratamiento de los eczemas, las úlceras en las mucosas y la limpieza bucal en casos de halitosis.

Además, su acción bactericida se pone de manifiesto en la cicatrización de pequeñas heridas y arañazos cutáneos. Y eso no es todo. A las propiedades descritas por el doctor en Física y Química Felicísimo Ramos hay que añadir los efectos terapéuticos contrastados por el médico francés Louis Donet.

Son estos:

Favorece la normalización de los índices de colesterol y de urea.

Regula la presión arterial, actúa sobre el tono y la elasticidad de los pulmones y el estómago, y tiene un efecto beneficioso sobre las variaciones en el sistema hormonal.

Aumenta los movimientos peristálticos del intestino y sus efectos terapéuticos son notables en problemas digestivos como náuseas, vómitos, hinchazón de vientre, flatulencia, estreñimiento, etc.

Ayuda a eliminar la celulitis, fluidifica la sangre, mejora la circulación y conserva la elasticidad de los vasos sanguíneos. Así, previene la trombosis y la tensión sanguínea elevada.

Contribuye a que la región vesicular se vuelva blanda e indolora. En las heces se detecta la evacuación de pequeños cálculos biliares y en 2 o 3 meses desaparecen en su mayor parte los cálculos úricos.

Aumenta la tasa urinaria y se disuelven más rápidamente los cálculos renales.

Suaviza la piel, ablanda y elimina las durezas y mejora las dermatosis. Además, las uñas y cabellos mejoran de aspecto y de brillo.

LA MEMORIA DEL AGUA

Es importante entender que el agua tiene “memoria”.

Es decir, posee la capacidad de almacenar en su estructura reticular, en forma de frecuencias electromagnéticas, la información de las sustancias de todo tipo con las que entra en contacto:
minerales
vitaminas
aminoácidos
agentes químicos
microorganismos (bacterias, virus, hongos…)
radiaciones
plantas
frutos
metales
hormonas
disolventes
productos fitosanitarios
abonos, etc.
En el agua se puede hasta registrar la luz, el sonido, las emociones o los pensamientos. Y esa información, que se transmite a través de frecuencias, no se “borra” fácilmente.

Hoy se pueden extraer del agua muchas de las sustancias nocivas materiales mediante algunos de los métodos conocidos – destilación, filtración, etc. – pero con ellos no se eliminan las miles de frecuencias grabadas en ella que luego ejercen su efecto en los sistemas biológicos.

Es decir, la información de las sustancias con las que ha estado en contacto permanecen en el agua. Y se transmiten a nosotros, en mayor o menor medida, cuando la ingerimos. Y otro tanto ocurre con todos los alimentos que se echan al agua o los lavamos con ella.

La Homeopatía o las Flores de Bach, por ejemplo, funcionan precisamente porque el agua almacena la información de las sustancias que se diluyen en ella.

Por eso la cantidad de producto no tiene tanta importancia. Y esa información que se almacena en la estructura del agua es traspasable a los sistemas biológicos – humanos, animales y plantas – como si las sustancias materiales aún estuviesen en ella.

En todo caso, debemos saber que el porcentaje de sustancias nocivas que incorporamos con el agua “potable” que bebemos es relativamente bajo en comparación con las sustancias nocivas que consumimos con nuestra comida y que no somos capaces de expulsar. Porque, ¿a dónde cree que terminan yendo a parar los productos agroquímicos que se echan a los alimentos?

Según Peter Gross, comiendo un solo plato de lechuga de cultivo convencional podemos ingerir más nitrato que bebiendo agua durante un mes entero. No olvidemos que somos los últimos en la cadena alimenticia y que, en consecuencia, absorbemos las sustancias nocivas de todos los productos que han contaminado a vegetales y animales.

Cada vez son más los científicos que piensan que la aparición de numerosas enfermedades nuevas se debe primordialmente a dos hechos: la cada vez mayor sobrecarga del organismo con elementos tóxicos artificiales y su incapacidad para expulsar esas toxinas de forma natural porque el agua ha perdido su efecto purificador. Y piénsese que el cuerpo humano consiste en un 70-75% de agua.

Por otra parte, a veces tanto nuestras aguas potables como las minerales embotelladas están químicamente limpias… pero generalmente “muertas”. No contribuyen ya a la eliminación de las sustancias nocivas de nuestro cuerpo. Eso sólo lo logra el agua viva, el agua de manantial pura y limpia que se obtiene directamente.

Esa sí desintoxica el tejido conjuntivo y, expulsa las toxinas del metabolismo ayudando en los procesos metabólicos y la digestión. El problema es que con la lluvia ácida encontrar hoy agua realmente pura es un imposible.

http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_agua05.htm

Aromaterapia clínica en patologías físicas. Uso de aceites esenciales por patología

Aromaterapia Clínica (patologías físicas)
ACCIDENTE CEREBROVASCULAR (ACV):

– TROMBOSIS CEREBRAL: Según ensayos médicos los aceites de canela y de clavo tienen propiedades anticoagulantes y pueden emplearse como medida preventiva para reducir el riesgo de trombosis cerebral. Además son también eficaces los aceites esenciales de helicrisum, ciprés, geranio, enebro, menta, limón, naranja, cistus, eucalipto, romero, albahaca,bergamota, manzanilla romana, lavanda, cedro, helicrisum, tomillo, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, ylang ylang, cardamomo, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ICTUS HEMORRÁGICO: Aceite esencial de ciprés, helicrisum, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

AFECCIONES MENSTRUALES:

– ENDOMETRIOSIS: Aceite esencial de hinojo, salvia sclarea, romero, melaleuca alternifolia y quinquenervia, clavo y musk (Aceite Sagrado). Es muy efectivo el uso de una compresa caliente a la que se añaden los aceites esenciales colocada sobre el abdomen.

– METRORRAGIA: Aceite esencial de geranio, helicrisum, cistus y musk (Aceite Sagrado). Aplicar los aceites disueltos en un aceite portador en la coronilla, frente, planta de los pies, abdomen y zona lumbar. También el uso de una compresa caliente con los aceites ayuda a regular el sangrado.

– DESEQUILIBRIO HORMONAL: Aceite esencial de geranio, salvia sclarea, salvia española, hinojo, lavanda, milenrama, menta, mejorana, palisandro, vetiver, naranja, limón, romero, cardamomo, ylang ylang, loto, sándalo, jazmín y musk ( estos últimos cuatro son Aceites Sagrados).

– HISTERECTOMÍA: Aceite esencial de salvia sclarea, hinojo, lavanda, milenrama, mejorana,palisandro, vetiver, geranio, naranja, ylang ylang, loto sándalo, jazmín y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– DISMENORREA: Aceite esencial de menta, hierba del gato, salvia sclarea, salvia española, manzanilla, hinojo, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– CALAMBRES MENSTRUALES: Aceite esencial de salvia sclarea, romero, lúpulo, salvia española, lavanda, manzanilla romana, ciprés, estragón, vetiver, valeriana, mejorana, milenrama, menta, geranio, arrayán, nuez moscada, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– SÍNDROME PREMENSTRUAL: lúpulo, salvia sclarea, semillas de anís, hinojo, albahaca, hisopo, nardo, mejorana, lavanda, menta, ciprés, nuez moscada, manzanilla alemana, casia, cálamo, canela, ylang ylang, bergamota, neroli, palisandro, loto, incienso, mirra, jazmín, rosa y musk (estos 6 últimos son Aceites Sagrados).

AFTAS BUCALES: Aceite esencial de melisa, clavo, lavanda, niaouli, limón, canela, romero, ciprés, ylang ylang, cedro, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ALCALOSIS: Aceite esencial de jengibre, estragón, enebro, hinojo, anís y patchouli.

ALERGIAS (ALIMENTARIAS Y FIEBRE DEL HENO): Aceite esencial de lavanda, ledum, manzanilla alemana, manzanilla romana, hisopo, geranio, ylang ylang, naranja, angélica, salvia española, palisandro, limón, palmarrosa, bergamota, helicrisum, semilla de apio, loto, sándalo, incienso, rosa, jazmín (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

ALOPECIAANALGÉSICO: Aceite esencial de menta, elemí, gaulteria, clavo, lavanda, helicrisum, clavo, romero, canela y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ANTISÉPTICO: Aceite esencial de tomillo, clavo, romero, árbol del té, ajedrea, eucalipto, casia, ravensara, gaulteria, citronela, naranja, limón, comino, hisopo, ajedrea, lavandín y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ARTERIOESCLEROSIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, ciprés, naranja, tomillo, mejorana, ylang ylang e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

ARTRITIS:

– OSTEOARTRITIS: Aceite esencial de nuez moscada, clavo, manzanilla alemana, helicrisum, pino, ciprés, menta, pícea, vetiver, mejorana, romero, eucalipto, pimienta negra, elemí, lavanda, sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ARTRITIS REUMATOIDEA: Aceite esencial de menta, gaulteria, orégano, helicrisum, nuez moscada, clavo, vetiver, mejorana, ciprés, ajedrea, valeriana y sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ASMA: (NOTA: Los aceites esenciales no deben ser inhalados para problemas de asma, sino que deben ser ingeridos o aplicados en las plantas de los pies o masaje). Aceite esencial de ravensara, manzanilla romana, eucalipto, abeto balsámico, pino, menta, tomillo, niaouli, limón, lavanda, enebro, mejorana, ajedrea, clavo, árbol del té, jengibre, hinojo, anís, estragón, citronela, lavandín, artemisa, cedro, pícea, palisandro, ylang ylang, sándalo, rosa e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

BUCALES, PROBLEMAS:

– GINGIVITIS Y PERIODONTITIS: Aceite esencial de ajedrea, clavo, árbol del té, menta, gaulteria, tomillo, orégano, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, limón, romero, eucalipto, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR E INFECCIÓN DENTAL: Aceite esencial de gaulteria, helicrisum, árbol del té, clavo, tomillo, orégano, menta, limón, eucalipto, mejorana, pino, lavanda y pícea.

– DOLOR DE DIENTES DURANTE LA DENTICIÓN: Aceite esencial de clavo, gaulteria, manzanilla alemana, árbol del té, limón, canela, gálbano, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar en inhalación o de forma tópica sobre las sienes y cuello) NOTA: Aplicar los aceites esenciales en una dilución con aceite portador comestible en las encías.

– ENCIAS SANGRANTES: Aceite esencial de canela, menta, ajedrea, gaulteria, tomillo, clavo, limón, canela, eucalipto, romero, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado).

– HALITOSIS: Aceite esencial de nuez moscada, menta, limón, mandarina, canela, estragón, árbol del té, jazmín y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre sienes, cuello y nuca y/o inhalar) NOTA: Hacer gargarismos con una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados de dos a cuatro veces por día.

– RECHINAMIENTO DE DIENTES (BRUXISMO): Aceite esencial de lavanda, valeriana, azahar, naranja, ylang ylang, patchouli, loto, jazmín y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en inhalación o tópicamente). NOTA: Aplicar los aceites esenciales inhalados o de forma tópica en masaje en las plantas de los pies antes de dormir.

– PIORREA: Aceite esencial de clavo y tomillo.

– ÚLCERAS BUCALES: Aceite esencial de orégano, árbol del té, tomillo, mirra, y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en sobre las sienes y cuello y/o inhalados). NOTA: Aplicar los aceites en gargarismos y/o de forma tópica sobre las encías 1 o 2 veces al día.

BURSITIS: Aceite esencial de abeto balsámico, mejorana, albahaca, lavanda, pimienta negra, menta, orégano, pícea, hisopo, menta, ylang ylang, cedro, helicrisu, clavo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

CABELLO Y CUERO CABELLUDO, TRASTORNOS DEL:

– CANAS PREMATURAS:

– CASPA:

– CAÍDA DEL CABELLO:

– ALOPECIA: Aceite esencial de tomillo, lavanda, cedro, romero, abrótano macho (tintura). Aplicar sobre el cuero cabelludo los aceites con un aceite portador, por ejemplo de aceite de oliva, jojoba, aceite de pepitas de uva o aceite de coco, todas las noches antes de acostarse.

CALCULOS BILIARES: Aceite esencial de limón, naranja, mandarina, nerolí, enebro, nuez moscada, romero, manzanilla romana, ledum, lavanda, helicrisum. Es muy eficaz combinar 1 o 2 gotas de tres o cuatro de los aceites anteriores con un aceite portador y masajear sobre la vesícula 2 a 3 veces al día.

CÁNCER: Nota: el uso de aceites esenciales puede utilizarse para completar la efectividad de los tratamientos terapéuticos convencionales para dicha enfermedad. En investigaciones se ha demostrado que el aceite de sándalo tiene un gran poder anticancerígeno, así también como el de geranio, tomillo, tuya, limón, naranja y abeto balsámico. Otros aceites que tienen demostradas propiedades anticancerígenas son el aceite esencial de helicrisum, ledum, lavanda, clavo y. (Los aceites de sándalo, mirra e incienso son Aceites Sagrados).

CEFALEAS: Aceite esencial de menta, abeto balsámico, manzanilla romana, manzanilla alemana, lavanda, albahaca, valeriana, clavo, canela, romero, eucalipto, mejorana, helicrisum, melisa,cardamomo, palisandro, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, hisopo, pimienta negra, jazmín, sándalo, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). Es muy eficaz la aplicación sobre la nuca, frente, sienes y debajo de la nariz la aplicación 2 o 3 gotas de 2, 3 o 4 de los aceites anteriores con un aceite portador. También la ingestión por vía oral de 1 o 2 gotas de 1, 2 o 3 aceites esenciales. Los Aceites Sagrados se deben aplicar también sobre la frente, nuca, sienes, debajo de la nariz y las muñecas.

CELULITIS: Aceite esencial de ciprés, ledum, menta, romero, hinojo, limón, lavanda, patchouli, enebro.

COLITIS ULCEROSA: Aceite esencial de menta, eucalipto, estragón, anís, hinojo, limón, canela, clavo, estragón y jengibre.

CARDIOVASCULARES, TRASTORNOS

– ANGINA: Aceite esencial de jengibre, vara de San José, naranja, melisa, ciprés, helicrisum, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ATAQUE CARDIACO (INFARTO DE MIOCARDIO): Aceite esencial de Vara de San José, tomillo, lavanda, manzanilla romana, helicrisum, clavo, nuez moscada, naranja,ciprés, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto, gaulteria, hisopo, menta, pimienta negra, lavanda, geranio, limón, palisandro, palmarrosa, salvia española, bergamota, sándalo, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). Esta es una enfermedad aguda producida por el bloqueo de la circulación que provoca una interrupción de la irrigación de sangre de un área o del corazón. Mientras se recurren a los servicios médicos de urgencia, se pueden aplicar 1 a 2 gotas de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados en los puntos de acupuntura del pie o de la mano y brazo izquierdo relacionados con el corazón.

– ENDURECIMIENTO DE LAS ARTERIAS: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, mejorana, clavo, tomillo, ciprés e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

– TAQUICARDIA: Aceite esencial de mejorana, ylang ylang, lavanda, vara de San José, ciprés, helicrisum, naranja, patchouli, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– PRESIÓN ARTERIAL ALTA: Aceite esencial de lavanda, mejorana,albahaca, naranja, patchouli, ylang ylang, ciprés y loto jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados equilibran excesos y defectos, es decir, condiciones de hiper e hipo).

– PRESIÓN ARTERIAL BAJA: Aceite esencial de romero, salvia, menta, geranio, pino, nuez moscada, manzanilla alemana, limón, bergamota, ylang ylang, palisandro, jazmín y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados actúan equilibrando excesos y defectos).

– COLESTEROL ALTO: Aceite esencial de helicrisum, romero, clavo, manzanilla alemana, manzanilla romana, ciprés, mejorana, ylang ylang, clavo, naranja, tomillo, nardo, hinojo, jengibre, estragón, anís, hinojo, patchouli, salvia, ravensara, geranio, loto e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DÉFICIT AUDITIVO: Aceite esencial de helicrisum, enebro, geranio, menta, lavanda, albahaca, árbol del té, romero, clavo, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, orégano, comino, citronela, lavandín, arrayán, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TINNITUS: Aceite esencial de helicrisum, geranio, enebro, menta, lavanda, albahaca y ámbar cachemir (este últimos es un Aceite Sagrado). Aplicar una o dos gotas de los aceites puros en las sienes, frente y nuca; aplicar también una gota de cada aceite en las puntas de los dedos de los pies y de las manos.

DESEQUILIBRIO HORMONAL MASCULINO: Aceite esencial de romero, salvia sclarea, hinojo, ylang ylang, geranio, milenrama, salvia española, hinojo, lavanda, arrayán, menta y musk (este último es un Aceite Sagrado).

DIABETES: Aceite esencial de cilantro, canela, hinojo, eneldo, ciprés, limón, nuez moscada, menta, salvia española, geranio, arrayán, manzanilla romana, romero, helicrisum, clavo de olor, estragón, jengibre y loto (este último es un Aceite Sagrado).

DIGESTIÓN, PROBLEMAS:

– CALAMBRES: Aceite esencial de romero, jengibre, albahaca y menta y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– DIARREA: Aceite esencial de menta, nuez moscada, jengibre, orégano, ajedrea, clavo, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado)

– FLATULENCIA: Aceite esencial de menta, estragón, nuez moscada, anís, hinojo, ledum, semillas de zanahoria, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– INDIGESTIÓN: Aceite esencial de menta, nuez moscada, hinojo, jengibre, comino, naranja, estragón, anís, enebro, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– HIPO: Aceite esencial de ciprés, estragón, menta y jazmín (este últimos es un Aceite Sagrado).

– GASTRITIS: Aceite esencial de estragón, menta, hinojo, jengibre, enebro, anís, patchouli, clavo, limón, canela, eucalipto y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– NAUSEAS: Aceite esencial de menta, jengibre, patchouli, nuez moscada, estragón, enebro, anís, hinojo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– ÚLCERA DE ESTÓMAGO: Aceite esencial de clavo, canela, árbol de té, orégano, tomillo, limón, eucalipto, romero, mejorana, pino, ciprés, lavanda, pícea, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, incienso, mirra y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ACIDEZ GÁSTRICA: Aceite esencial de menta, jengibre, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, helicrisum, loto y jazmín (estos últimos son Aceites Sagrados).

DISTROFIA MUSCULAR: Aceite esencial de pino, lavanda, mejorana, vetiver, abeto balsámico, albahaca, mejorana, menta, ciprés, pícea, pimienta negra, hisopo, ámbar rojo y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DIVERTICULITIS/ DIVERTICULOSIS: Aceite esencial de patchouli, anís, estragón, romero, hinojo, menta, ajedrea, orégano, tomillo, nuez moscada, árbol del té, clavo, jazmín e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DOLOR

– DOLOR OSEO: Aceite esencial de gaulteria, abeto, ciprés, pícea, pino, menta, helicrisum, clavo, pimienta negra y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado).

– DOLOR CRÓNICO: Aceite esencial de menta, helicrisum, pícea, gaulteria, jengibre, clavo, elemí, orégano, romero, abeto balsámico, albahaca, mejorana, ciprés, ylang ylang, pimienta negra, cedro, ámbar rojo, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR MUSCULAR: Aceite esencial de romero, menta, mejorana, nuez moscada, gaulteria, helicrisum, clavo, albahaca, ciprés, pimienta negra, hisopo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR POR TRAUMATISMO: Aceite esencial de geranio, lavanda, mejorana, menta, valeriana, geranio, pícea, helicrisum, árbol del té, menta, rosa, incienso y sándalo. Masajear con los aceites alrededor del nacimiento del cabello y la punta de los dedos de los pies.

EDEMA: Aceite esencial de ledum, manzanilla alemana, cedro, gaulteria, menta, lavanda, clavo, enebro, naranja, hinojo, geranio, ciprés, mejorana, helicrisum, ylang ylang, salvia, arrayán, nuez moscada, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

EMBARAZO: Aceite esencial de lavanda, geranio, ylang ylang, helicrisum, geranio, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, limón, bergamota, rosa, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: utilizar los aceites esenciales durante el embarazo en aplicación tópica e inhalación.

ENANISMO JUVENIL: La baja estatura en niños debida a la baja producción de la hormona del crecimiento por parte de la glándula pituitaria ha sido tratada en prácticas clínicas con la utilización del aceite esencial de la hierba del gato (Conyza canadensis). Otros aceites esenciales que también han demostrado eficacia son el de cedro, ciprés, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD DE CHRON: Aceite esencial de menta, nuez moscada, estragón, jengibre, hinojo, anís, patchouli y jazmín.

ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL

– HERPES SIMPLE TIPO 2: Aceite esencial de melisa, ravensara, árbol del té, ciprés, orégano, tomillo, comino, romero, clavo, limón, canela, eucalipto, casia, cálamo, hisopo, mirra, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– VERRUGAS GENITALES: Aceite esencial de melisa, orégano, tomillo, árbol del té, romero, clavo, limón, canela, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, hinojo, comino, lavanda e incienso (estos últimos en un Aceite Sagrado).

– GONORREA Y SÍFILIS: Como complemento al tratamiento médico, los siguientes aceites esenciales han demostrado eficacia en ensayos clínicos: orégano, melisa, tomillo, ajedrea, canela, clavo, limón, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD NEUROLÓGICA

– ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA (ELA): Aceite esencial de enebro, helicrisum, orégano, salvia española, romero, clavo, cardamomo, geranio, neroli, palisandro, bergamota, palisandro, ylang ylang, gálbano, cedro, albahaca, angélica, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: Aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda, ciprés y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: Aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: Aceite esencial de enebro, menta, naranja, ylang ylang, patchouli, palisandro, helicrisum, ledum, sándalo, incienso y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: Aceite esencial de salvia sclarea, pícea, palisandro, cedro, melisa, ciprés, lavanda, helicrisum, loto, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: aplicar los aceites preferentemente de forma tópica e inhalada.

ERITEMA SOLAR: Aceite esencial de lavanda, abeto, helicrisum, ciprés y rosa (este último es un Aceite Sagrado).

ESCOLIOSIS: Aceite esencial de orégano, tomillo, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites de forma tópica en masaje a lo largo de la columna.

ESGUINCE: Aceite esencial de gaulteria, abeto balsámico, albahaca, pino, pícea, ciprés, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar de forma tópica sobre el área afectada.

ESTREÑIMIENTO: Aceite esencial de jengibre, menta, hinojo, estragón, anís, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

FERTILIDAD: Aceite esencial de salvia sclarea, salvia española, anís, hinojo, milenrama, geranio, mejorana, lavanda, geranio, neroli, palisandro, vetiver, ámbar rojo, loto, sándalo, incienso y musk (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

FIBROMIALGIA: Aceite esencial de manzanilla alemana, nuez moscada, abeto balsámico, gaulteria, helicrisum, menta, pícea, pimienta negra, hisopo, cistus, ajedrea, orégano, incienso y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

FIEBRE: Aceite esencial de menta, eucalipto, romero, ledum, abeto, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino y árbol del té.

HEMATOMA: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, clavo, nuez moscada, gaulteria y laurel.

HEMORRAGIA: Aceite esencial de helicrisum, geranio, cistus, ciprés, lavanda, hisopo, mejorana, ylang ylang, gaulteria, clavo y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en una compresa fría y/o 1 o 2 gotas en el caso afectada en caso de heridas pequeñas.

HEMORROIDES: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, nardo, albahaca, menta y arrayán. NOTA: Aplicar diluido en aceite portador de 3 a 5 gotas de una mezcla de dos o tres aceites.

HERIDAS: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, eucalipto, ciprés, gaulteria, tomillo, orégano, manzanilla alemana, lavandín, ajedrea, menta, clavo, citronela, geranio, naranja, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 2 a 6 gotas de los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de rosa de mosqueta, en la zona afectada de 2 a 4 veces por día.

HERPES LABIAL: Aceite esencial de melisa, árbol del té, menta, lavanda, ajedrea, ravensara, orégano, tomillo, limón, canela, clavo, citronela, lavandín, arrayán y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar una gota de un aceite tan pronto aparezca el herpes de 5 a 10 veces al día.

HEPÁTICOS, TRASTORNOS

– DESINTOXICACIÓN HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, helicrisum, mandarina, cardamomo, geranio, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, manzanilla romana, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar sobre el hígado en masaje). Se recomienda ingerir una mezcla de 2, 3 o 4 de los aceites y/o aplicar en compresa tibia sobre el hígado.

– HEPATITIS: Aceite esencial de ledum, ravensara, manzanilla alemana, tomillo, hinojo, geranio, helicrisum, estragón, jengibre, metna, enebro, patchouli, anís, clavo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en masaje sobre el plexo solar y sobre las zonas pulsátiles).

– ICTERICIA: Aceite esencial de ledum, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, tomillo, geranio, helicrisum, hinojo, ylang ylang, sándalo, loto y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

HIPOGLUCEMIA: Aceite esencial de lavanda, canela, tomillo, cilantro, comino, clavo, limón, eneldo, eucalipto, romero, hinojo, geranio, manzanilla romana, helicrisum, ledum, estragón, jengibre, enebro, anís, loto y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados)

INFECCIÓN BACTERIANA O VÍRICA:

INFECCIÓN FÚNGICA:

– PIE DE ATLETA: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, abeto balsámico, lavanda, menta, tomillo y ajedrea.

– CANDIDA ALBICANS: Aceite de árbol del té, enebro, ravensara, tomillo, comino, clavo, gaulteria, limón, pícea, eucalipto, cistus, hisopo, orégano, menta, cistus, lavanda, romero, geranio, palmarosa, palisandro, incienso y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre el plexo solar).

– TIÑA Y CANDIDA DE LA PIEL: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, lavanda, romero, geranio, palisandro, patchouli y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 1 o 2 gotas de dos, tres o cuatro aceites esenciales recomendados puros y del aceite de mirra sobre la zona afectada dos o tres veces por día.

– CANDIDIASIS VAGINAL: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, manzanilla romana, geranio, romero, enebro, menta, ajedrea, tomillo, laurel y ámbar rojo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites o aplicar en un tampón y mantener toda la noche.

INFECCIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, semillas de zanahoria, limón, enebro, manzanilla alemana, hinojo, geranio, gaulteria, clavo, menta, ylang ylagn, lavandín, helicrisum, loto, jazmín y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre la zona de la vesícula en forma de masaje). NOTA: Ingerir los aceites esenciales recomendados o aplicar de forma tópica sobre la vesícula 2 o 3 veces al día.

INFECCIÓN TRACTO URINARIO: Aceite esencial de orégano, tomillo, árbol del té, cistus, enebro, ajedrea, romero, estragón, jengibre, menta, hinojo, patchouli, salvia, geranio, nuez moscada, lavanda, clavo, ámbar rojo (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en las zonas pulsátiles y/o inhalar). NOTA: Aplicar de forma tópica con una compresa tibia sobre la vejiga 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados.

INFECCIÓN DE GARGANTA:

– TOS: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, limón, ravensara, tomillo, orégano, menta, cedro, ámbar cachemir, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS SECA: Añadir a una cucharadita de miel o de jarabe de llantén 2 gotas de limón y 3 de eucalipto. Como aceite se recomienda ámbar Cachemir (Aceite Sagrado).

– LARINGITIS: Añadir 1 gota de limón, 1 gota de tomillo, 1 de romero y 1 de clavo a una cucharadita de miel o zumo o zumo y retener la mezcla en la parte posterior de la garganta y luego tragar. Como aceite se recomienda el ámbar cachemir (Aceite Sagrado).

– DOLOR DE GARGANTA: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, tomillo, niaouli, orégano, limón, salvia, menta, ravensara, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– INFECCIÓN DE GARGANTA POR ESTREPTOCOCOS: Aceite esencial de eucalipto, orégano, tomillo, ravensara, ajedrea, abeto, niaouli, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– AMIGDALITIS: Aceite esencial de clavo, árbol del té, vara de San José, orégano, ajedrea, ravensara, tomillo, niaouli y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado).

INFECCIÓN DE PULMÓN:

– BRONQUITIS: Aceite esencial de romero, eucalipto, niaouli, tomillo, gaulteria, ravensara, pícea, pino, orégano, helicrisum, árbol del té, menta, abeto, salvia, casia, cálamo, hisopo, nardo, ajedrea, cistus, orégano, mirra, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– NEUMONÍA: Aceite esencial de árbol del té, romero, tomillo, ledum, ravensara, niaouli, vara de San José, eucalipto, ajedrea, aní, hinojo, gaulteria, hisopo, menta, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS FERINA: Aceite esencial de romero, lavanda, niaouli, tomillo, naranja, limón, citronela, arrayán, clavo, ravensara, comino, cistus, hisopo, mejorana, ciprés, nuez moscada, orégano, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el cuello y pecho y en compresas en la parte superior de la espalda, así como también vía inhalada.

INFERTILIDAD: Algunos aceites esenciales tienen propiedades similares a las hormonas que pueden ayudar los procesos de fertilidad. Estos son: aceite esencial de salvia sclarea, anís, hinojo, milenrama, geranio y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Los aceites esenciales se pueden ingerir de 2 a 4 veces al día o bien se pueden aplicar todos, incluido el aceite de musk vía tópica en la parte baja de la espalda y en la parte baja del abdomen.

INFLAMACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, manzanilla alemana, árbol del té, abeto, menta, manzanilla romana, lavanda, ravensara, tomillo, ciprés, hisopo, incienso y mirra (estos últimos son Aceites Sagrados).

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA: Aceite esencial de estragón, patchouli y romero

INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO: Aceite esencial de ravensara, eucalipto, arrayàn.

LACTANCIA MATERNA:

– MASTITIS: Aceite esencial de manzanilla romana, clavo, tomillo, romero y lavanda.

– AUMENTO DE LA LECHE MATERNA: Aceite esencial de geranio, hinojo y salvia.

– PEZONES RESQUEBRAJADOS: Aceite esencial de lavanda, geranio, helicrisum, pícea, palisandro, mirra y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites con un aceite portador y aplicar masajeando el pezón.

AFECCIONES DE ESPALDA:

– CIÁTICA: Aceite esencial de helicrisum, menta, nuez moscada, tomillo, pícea, gaulteria, albahaca, romero, clavo, estragón y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona en masaje o compresa tibia (si no hay inflamación).

– LUMBAGO: Aceite esencial de mejorana, estragón, jengibre, enebro, anís, hinojo, patchouli, pimienta negra, pícea, nuez moscada, albahaca, gaulteria, helicrisum, manzanilla alemana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en masaje o en compresa tibia.

– LESIÓN DE ESPALDA: Aceite esencial de gaulteria, abeto, pícea, menta, mejorana, vetiver, helicrisum, enebro, albahaca y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR DE ESPALDA: Aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana, albahaca, salvia sclarea, menta, geranio y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– CALCIFICACIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL: Aceite esencial de geranio, romero, eucalipto, lavanda, arrayán, mejorana, ravensara, orégano y vetiver. NOTA: Aplicar en masaje a lo largo de la columna vertebral.

– DOLOR Y RIGIDEZ DEL CUELLO: Aceite esencial de albahaca, mejorana, helicrisum, gaulteria, abeto, nuez moscada, lavanda, menta, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites en masaje en el cuello o compresa tibia (si no hay inflamación).

– HERNIA DISCAL: Aceite esencial de helicrisum, albahaca, tomillo, melisa, abeto, pícea, vetiver, valeriana y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en masaje a lo largo de la columna o en compresa fría en la zona afectada.

LIMPIEZA METALES PESADOS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, ledum, manzanilla almena, geranio e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

NAUSEAS: Aceite esencial de menta, patchouli, jengibre y nuez moscada. NOTA: los aceites recomendados se pueden inhalar, aplicar vía tópica en la zona del ombligo y detrás de las orejas o bien ingerir de 1 a 4 veces por día.

NERVIOSO, TRASTORNOS: Son problemas en los están involucrados o afectados los nervios superficiales o periféricos (a diferencia de los trastornos neurológicos en los que la perturbación es neurológica profunda en el cerebro). En general, se recomiendan los aceites esenciales de menta, lavanda, cedro, manzanilla alemana, manzanilla romana, salvia, romero, pícea, enebro, mejorana, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites recomendados deben aplicarse vía tópica diluidos o puros en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– NEURALGIA: Aceite esencial de mejorana, helicrisum, menta, enebro, gaulteria, clavo, pimienta negra, hinojo, geranio, patchouli, ylang ylang, romero, nuez moscada, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el área afectada o inhalada.

– NEURITIS: Aceite esencial de menta, lavanda, orégano, enebro, albahaca, mejorana, ciprés, tomillo, milenrama, clavo, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día, con compresa fría o inhalada

– SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: Aceite esencial de menta, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, helicrisum, pimienta negra, hiospo y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día o bien en compresa fría de 2 a 3 veces por día.

– NEUROPATÍA: Aceite esencial de hierba del gato, menta, enebro, milenrama, vara de San José, helicrisum, albahaca, mejorana, lavanda, geranio, gaulteria, clavo, naranja, patchouli, ylang ylang, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada puros o diluidos o en compresa fría de 2 a 3 veces por día, o bien inhalados. Si el daño comienza a revertirse suele haber dolor por lo que se puede aplicar aceite esencial de clavo, menta, gaulteria o helicrisum para aliviar.

OBESIDAD: Aceite esencial de menta, ylang ylang, vainilla, limón, mandarina, bergamota, palisandro, palmarosa, manzanilla romana, jengibre, rosa y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

OCULAR, TRASTORNOS:

– CONDUCTO LAGRIMAL BLOQUEADO: Aceite esencial de lavanda. NOTA: Aplicar 1 gota sobre el puente de la nariz.

– CATARATAS Y GLAUCOMA: Aceite esencial de clavo, lavanda, ciprés, eucalipto y sándalo (este último es un Aceite Sagrado) NOTA: ingerir los aceites diluidos en un amplio círculo alrededor del ojo y en las sienes de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD: Aceite esencial de limón (para la degeneración macular seca) , aceite esencial de clavo (para la degeneración macular húmeda) y sándalo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites esenciales 1 vez al día y aplicar en masaje alrededor del ojo y en las sienes los Aceites Sagrados.

– VISIÓN BORROSA: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, ciprés, mejorana, ylang ylang, gaulteria, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica los aceites recomendados en un círculo alrededor del ojo y en las sienes.

– CONJUNTIVITIS: Aceite esencial de citronela, árbol del té, romero, arrayán, enebro, pícea, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

OÍDO, PROBLEMAS DE:

– DOLOR DE OÍDOS: Aceite esencial de tomillo, lavanda, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, ravensara, menta, eucalipto, clavo, citronela, lavandín, arrayán, gaulteria, limón, canela, cistus, hisopo, ajedrea, orégano, comino, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de oliva tibio alrededor del orificio de la oreja (nunca dentro) o en compresa tibia sobre la oreja.

– ÁCAROS DEL OÍDO: Aceite esencial de eucalipto, citronela, arrayán, lavandín, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos con aceite de oliva tibio alrededor de la oreja (nunca dentro del oído) y en los lóbulos de las orejas.

– PERFORACIÓN DE TÍMPANO: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, clavo y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en aceite de oliva tibio alrededor de la oreja y en los lóbulos de las orejas.

OSTEOPOROSIS: Aceite esencial de gaulteria, pícea, abeto, pino, ciprés, menta, mejorana, romero, albahaca, citronela, árbol del té, arrayán, cedro, ylang ylang, pimienta negra, hisopo, clavo, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica a lo largo de la columna vertebral y en el área afectada de 2 a 3 veces por día.

PANCREATITIS: Aceite esencial de menta, vetiver, ajedrea, orégano, geranio, canela, cálamo, casia, hisopo, nardo, cistus, ravensara, romero, clavo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica.

PAPERAS: Aceite esencial de tomillo, melisa, ciprés, gaulteria, ravensara, eucalipto, limón, lavanda, clavo, canela, nardo, gálbano, ámbar cachemir, incienso y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica sobre la zona con una compresa tibia.

PARÁSITOS INTESTINALES: Aceite esencial de estragón, anís, albahaca, menta, jengibre, nuez moscada, hinojo, enebro, palisandro, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, geranio, jazmín y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica en compresa tibia sobre el abdomen.

PEDICULOSIS: Aceite esencial de eucalipto, lavanda, menta, tomillo, geranio, nuez moscada y romero. NOTA: Diluir los aceites esenciales recomendados con un aceite portador y aplicar sobre el cuero cabelludo. Dejar al menos media hora. Lavar el cabello y enjuagar con una solución de 2 gotas de eucalipto, 2 gotas de lavanda, 2 gotas de geranio, 25 ml. de vinagre y 200 ml. de agua.

PICADURAS DE INSECTOS: Aceite esencial de lavanda, eucalipto, citronela, árbol del té, menta, manzanilla romana y romero.

PIEL, TRASTORNOS DE LA

– AMPOLLAS: Aceite esencial de árbol del té, helicrisum, menta, lavanda, limón, manzanilla alemana, eucalipto, romero, tomillo, ajedrea, palmarosa, patchouli, clavo, citronela, arrayán, palisandro, enebro, ravensara, orégano, nardo, gálbano, casia, canela, cistus, ajedrea, comino, mirra e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona diluidos de 3 a 5 veces al día.

– ACNÉ: Aceite esencial de árbol de té, geranio, vetiver, ciprés, lavanda, patchouli, manzanilla alemana, manzanilla romana, palisandro, cedro, eucalipto, clavo e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Diluir los aceites esenciales con aceite portador de pepita de uvas y aplicar sobre la zona afectada de 1 a 3 veces por día.

– ARRUGAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, lavanda, ylang ylang, patchouli, salvia, geranio, salvia sclarea, palisandro, neroli, palmarosa, nardo, bergamota, limón, manzanilla romana, sándalo, rosa, incienso, jazmín y mirra (estos 5 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de jojoba, argán, aguacate.

– EXANTEMA DEL PAÑAL: Aceite esencial de lavanda, helicrisum, manzanilla alemana, ciprés, geranio, palmarosa, palisandro, ylang ylang, bergamota, rosa y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites recomendados con un portador, por ejemplo aceite de jojoba o de almendras y aplicar de 2 a 4 veces al día.

– ECZEMA: Aceite esencial de lavanda, enebro, ledum, cistus, manzanilla romana, manzanilla alemana, geranio, citronela, árbol del té, palisandro, palmarosa, ylang ylang, limón, bergamota, tomillo, hinojo, helicrisum , jazmín, rosa y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados diluidos en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– LUNAR: Aceite esencial de orégano e incienso (este último es un Aceite Sagrado). Aplicar sobre el lunar directamente 2 a 3 veces por día.

– PSORIASIS: Aceite esencial de enebro, ciprés, manzanilla romana, árbol del té, patchouli, lavanda, helicrisum, clavo, hinojo, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica puros 2 veces por día, con compresa tibia 3 veces por semana y/o ingeridos 1 vez al día.

– PIEL FLÁCIDA: Aceite esencial de lavanda, ciprés, patchouli, helicrisum, incienso y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos 1 o 2 veces por día.

– ÚLCERAS DÉRMICAS: Aceite esencial de palisandro, clavo, helicrisum, manzanilla romana, patchouli, lavanda y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica puros o diluidos.

– ESTRIAS: Aceite esencial de lavanda, nardo, geranio, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta y masajear de 2 a 3 veces por día.

– VITÍLIGO: Aceite esencial de vetiver, citronela, árbol de té, arrayán, lavandín, romero, clavo, sándalo, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

PLEURESÍA: Aceite esencial de ajedrea, tomillo, ravensara, niaouli, eucalipto, gauteria, limón, pino, ciprés, menta, arrayán, cistus, hisopo, comino, nardo, casia, cálamo, canela, gálbano, incienso, mirra, y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando el cuello y pecho, en compresa tibia en el cuello, pecho y parte superior de la espalda 1 vez al día o bien inhalados.

POLIOMELITIS: Aceite esencial de árbol del té, gaulteria, melisa, ravensara, limón, ylang ylang, arrayán, estragón, salvia sclarea, ciprés, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados, que deben aplicarse sobre el cuello, nuca, frente y espalda en masaje al menos 2 o 3 veces al día). NOTA: Los aceites esenciales recomendados se deben ingerir 2 o 3 veces por día.

PRÓSTATA: Aceite esencial de orégano, naranja, abeto, comino, tomillo, ciprés, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, incienso, ámbar rojo y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en el área comprendida entre el recto y el escroto 2 veces por día.

– HIPERPLASIA PROSTÁTICA: Aceite esencial de ledum, naranja, abeto, comino, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, milenrama, menta, manzanilla alemana, mejorana, cedro, abeto, tuya, ciprés, incienso, jazmín, mirra y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir 3 veces por día.

– CÁNCER DE PRÓSTATA: Aceite esencial de ledum, naranja, tuya, abeto, comino, hinojo, lavanda, milenrama, menta, clavo, tomillo, helicrisum, salvia, mirra, incienso y ámbar rojo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos con aceite de semillas de sésamo sobre la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir los aceites esenciales 2 a 4 veces por día.

– PROSTATITIS: Aceite esencial de romero, arrayán, tomillo, menta, salvia, hinojo, lavanda, albahaca, ciprés, estragón, jengibre, enebro, patchouli, arrayán, milenrama, mejorana, tuya, jazmín y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites ser pueden aplicar tópicamente en la zona comprendida entre el recto y escroto diluidos con aceite de semillas de sésamo y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

TIROIDES, PROBLEMAS DE

– HIPERTIROIDISMO: Aceite esencial de pícea, menta, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, ámbar cachemir y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica diluidos sobre la tiroides de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– HIPOTIROIDISMO: Aceite esencial de ledum, arrayán, menta, clavo, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, ámbar cachemir y mirra (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre la zona de tiroides diluidos de 1 a 3 veces por día y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

QUISTE

– QUISTE EN GÁNGLIOS: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar los aceites puros vía tópica de 3 a 4 veces por día sobre la zona afectada.

– QUISTE OVÁRICO Y UTERINO: Aceite esencial de árbol del té, orégano, salvia sclarea, ciprés, geranio, albahaca e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando la zona externa y/o en compresa tibia.

– QUISTE SIMPLE: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar tópicamente sobre la zona de 3 a 4 veces por día.

RENAL, TRASTORNO:

– CÁLCULOS RENALES: Aceite de gaulteria, geranio, enebro, eucalipto, helicrisum, hinojo y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar tópicamente en compresa tibia sobre la zona del riñón y/ ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– DIURÉTICO: Aceite esencial de ledum, romero, enebro, hinojo, anís, geranio, salvia, menta, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, estragón, jengibre, patchouli, neroli, palisandro, manzanilla romana, helicrisum, romero, incienso, sándalo, loto y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden masajear sobre la zona del riñón diluidos, aplicar en compresa tibia sobre la zona del riñón o ingerir los aceites esenciales y/o ingerir 3 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, enebro, hinojo, estragón, jengibre, menta, anís, geranio, manzanilla romana, ledum, loto y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: ingerir los aceites esenciales 3 veces al día y aplicar los Aceites Sagrados sobre la zona de los riñones.

– INFECCIÓN DE URÉTER: Aceite esencial de limón, arrayán y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar en masaje sobre la zona de los riñones y/o ingerir dos veces por día durante 10 días.

– NEFRITIS: Aceite esencial de ciprés, enebro, ledum, ylang ylang, menta, arrayán, nuez moscada, geranio, mejorana, helicrisum, limón, canela, eucalipto, romero, hinojo, mirra, loto y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica en compresa fría 1 o 2 veces al día sobre el riñón y/o ingerir los aceites esenciales de 2 a 4 veces por día.

RONQUIDO: Frotar de 4 a 6 gotas de aceite esencial de tomillo diluido en la planta de los pies antes de ir a dormir. Como Aceite Sagrado masajear la zona del cuello y garganta y mandíbula con ámbar cachemir.

SARAMPIÓN: Aceite esencial de lavanda, manzanilla romana, árbol del té, clavo, tomillo, manzanilla alemana, hisopo, ravensara, cistus, ajedrea, orégano, comino e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta.

SARNA: Aceite esencial de citronela, menta, palmarosa, lavandín, eucalipto, pimienta negra, jengibre, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, arrayán, árbol del té, naranja, ylang ylang, mirra y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica diluidos o puros y masajear la zona de 3 a 4 veces por día. Para el tratamiento del cabello añadir de 2 a 4 gotas de 2 o 3 de los aceites recomendados en una dosis de champú.

SIDA: Se ha demostrado que los aceites esenciales de limón, cistus, tomillo y lavanda tienen propiedades reconstituyentes de células inmunitarias. En investigación se ha demostrado que el aceite esencial de comino tiene efecto inhibitorio sobre la reproducción viral. Otros aceites antivirales son el de orégano, tuya, incienso, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos o puros en la planta de los pies, a lo largo de la columna y en masaje por todo el cuerpo y/o ingerir los aceites esenciales 1 vez por día.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: Aceite esencial de tomillo, clavo, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, comino, cistus, menta, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, limón, canela, estragón, jengibre, anís, patchouli, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, mirra, incienso sándalo y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica, inhalada o ingerir los aceites esenciales 3 veces por día.

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Aceite esencial de menta, anís, hinojo, estragón, ledum, helicrisum y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Ingerir los aceites contenidos en una cápsula de aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA ENDOCRINO: Aceite esencial de hierba del gato, helicrisum, verbena, limón, nuez moscada, clavo, romero, menta, pícea, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, enebro, pimienta negra, palisandro, vetiver, ylang ylang, mirra, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en los pies, en la glándula tiroides y suprarrenales, inhalados y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA LINFÁTICO: Aceite esencial de ledum, helicrisum, arrayán, ciprés, limón, naranja, romero, estragón, jengibre, menta, enebro, anís, hinojo, patchouli, geranio, manzanilla romana, manzanilla alemana, nuez moscada, clavo, canela, palisandro, neroli, eucalipto, pino, lavanda, ylang ylang, abeto, pimienta negra, incienso, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre las glándulas doloridas y en las axilas en masaje de 2 a 3 veces por día, en compresa tibia sobre las áreas afectadas 1 o 2 veces por día, y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

– ESTIMULAR EL S.N. SIMPÁTICO: Aceite esencial de menta, hinojo, jengibre, eucalipto, pimienta negra, albahaca, cardamomo, palisandro, geranio, romero, laurel, palmarosa, bergamota, ylang ylang, limón, manzanilla romana, cedro, melisa, helicrisum, incienso, sándalo, y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalado 1 o 2 veces por día y/o ingerir 2 o 3 de los aceites esenciales recomendados 2 veces por día.

– PARASIMPÁTICO: Aceite esencial de lavanda, patchouli, mejorana, pícea, palisandro, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, clavo, comino, orégano, naranja, ylang ylang, incienso, loto y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalar 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de 2 o 3 de los aceites esenciales 2 veces por día.

SUDACIÓN EXCESIVA: Aceite esencial de salvia española, salvia sclarea, milenrama, hinojo, lavanda, arrayán, menta, geranio, palisandro, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, bergamota, ylang ylang y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, en la nuca y parte baja del abdomen, puros o diluidos por la mañana y antes de dormir.

SANGUÍNEO, TRASTONO: Aceite esencial de vara de San José, helicrisum, mejorana, ciprés, arrayán, naranja, mandarina, limón, clavo, menta, geranio, nuez moscada, cistus, ylang ylang, gaulteria, abeto, pimienta negra, tomillo, estragón, jengibre, hisopo, pícea, lavanda, angélica, salvia española, palisandro, palmarosa, bergamota, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje diluidos 2 o 3 veces por día sobre el área afectada, en masaje y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– ANEMIA: Aceite esencial de limón, helicrisum, ciprés, mejorana, ylang ylang, manzanilla romana, hinojo, geranio, nardo, ledum y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en los pies y en las muñecas y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– CIRCULACIÓN SANGUÍNEA DEFICIENTE: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, abeto, limón, ciprés, albahaca, gaulteria, naranja, cistus, mandarina, menta, incienso, mejorana, clavo, pícea, palisandro, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, muñecas y piernas y/o ingerir los aceites recomendados 2 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN SANGUÍNEA: Aceite esencial de helicrisum, manzanilla romana, manzanilla alemana, romero, estragón, jengibre, anís, hinojo, menta, patchouli, ledum, geranio, naranja, limón, cardamomo y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en la planta de los pies y muñecas y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– VENAS VARICOSAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, gaulteria, albahaca, menta, limón y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites esenciales puros o diluidos en las piernas masajeando en dirección al corazón.

– FLEBITIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, cistus, naranja, vara de San José y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites diluidos en el área afectada o sobre el corazón 3 veces por día y/o ingerir 1 vez por día.

VÉRTIGO: Aceite esencial de ciprés, menta, cedro, melisa, albahaca, mejorana, helicrisum, ylang ylang, cardamomo, palisandro, palmarosa, limón, bergamota, manzanilla romana, jazmín, sándalo e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en las sienes, nuca y hombros y/o ingerir 1 o 2 veces al día.