Archivo de la etiqueta: lobelia

Homeopatía para niños y adolescentes con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad)

Remedios homeopáticos para el TDAH
El TDAH es un trastorno del comportamiento que podrían afectar a los niños. Si usted está buscando información sobre el tratamiento homeopático de TDAH, puede ir a través de los remedios homeopáticos para el TDAH en el siguiente relato.
Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos infantiles más comunes. Este trastorno neurológico se caracteriza por síntomas tales como falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Los niños que sufren de trastorno por déficit de atención con hiperactividad tienen una capacidad de concentración muy baja y se distraen con mucha facilidad. Si no se diagnostica en la infancia, esta condición puede persistir hasta la adolescencia y la adultez. Las personas que padecen TDAH tienen problemas para concentrarse o terminar las tareas que se llevan a cabo. Además de factores genéticos, las causas del TDAH se encuentran los desequilibrios químicos en el cerebro, los problemas asociados con las vías nerviosas o la exposición al plomo o bifenilos policlorados. Dado que este trastorno neurológico puede afectar la capacidad de aprender y ejercer el autocontrol, podría obstaculizar las propias posibilidades de hacerlo bien en la vida personal y profesional. Es, por tanto, es importante que esta condición se diagnostica y se trata en una etapa temprana. Además de la medicación convencional que el TDAH podría ayudar en el manejo de los síntomas, opciones de tratamientos alternativos como hierbas medicinales o la homeopatía también puede ayudar en el tratamiento de este trastorno. En este artículo, queremos discutir los remedios homeopáticos para el TDAH.

Tratamientos alternativos para el TDAH

Dado que el TDAH es un trastorno neurológico, las opciones de tratamiento para el TDAH incluyen el uso de drogas estimulantes y técnicas de modificación de la conducta. Puesto que el uso excesivo de drogas estimulantes pueden tener ciertos efectos secundarios, la necesidad de opciones más seguras alternativas de tratamiento es cada vez más sentido. Esto explica la inclinación hacia la alternativa de tratamiento para el TDAH. Algunos de los remedios populares a base de hierbas para tratar el TDAH incluye el uso de ginkgo biloba, lobelia, manzanilla, avena verde, valeriana, bacoba y el extracto de pino. Si se toman bajo la guía de un herbolario, éstos pueden ayudar en la corrección de los desequilibrios químicos en el cerebro. El tratamiento homeopático también puede ayudar a aliviar los problemas de comportamiento que muestran los niños y adultos que sufren de ADHD. Vamos a saber más acerca de los medicamentos homeopáticos para este trastorno de la infancia.

Homeopatía para el TDAH

Ciertos medicamentos homeopáticos que se han encontrado para ser beneficioso en el tratamiento del TDAH incluyen Stramonium, Cina y Hyoscyamus. He aquí alguna información sobre los medicamentos que pueden ayudar en el alivio de ciertos síntomas de TDAH.

Hyoscyamus
El tratamiento homeopático de TDAH es sintomático en la naturaleza. Los medicamentos se prescriben de acuerdo a los síntomas presentados por el paciente. El uso de beleño se recomienda si los síntomas presentados por el paciente incluyen estallidos de violencia, impulsividad, incapacidad para pensar con claridad, hablar en exceso, el temor de ser perseguido por enemigos o animales, el miedo de la oscuridad y la exhibición de gestos inapropiados. Un lapso de atención reducido y la incapacidad para concentrarse son síntomas comunes del TDAH en niños y adultos. Hyoscyamus niger es un medicamento de tal manera que también puede utilizarse para mejorar la capacidad del paciente para concentrarse. También funciona bien para los niños muestran un comportamiento maníaco.

Estramonio
Este es uno de los medicamentos homeopáticos más eficaces para la ansiedad en los niños. Es extremadamente útil para el tratamiento de la hiperactividad. Puede ser de gran ayuda para los niños que hablan incoherencias o hablar muy rápido. También puede proporcionar alivio a los que tienen miedo de la oscuridad. También se les puede prescribir si el temor de ser abandonado parece estar molestando a la víctima. Este medicamento puede ser recomendable si el paciente muestra agresividad excesiva en la forma de patear, morder, golpear o uso de lenguaje amenazante.

Cina
Cina generalmente se prescribe para tratar el trastorno inquietud en los niños. Cina también ayuda a mejorar la capacidad de atención. En general se recomienda para los niños que están muy inquietos por la noche. Se ayuda al niño a dormir tranquilamente toda la noche. Puede ser que sea recomendado para niños que no obedecen y muestran un comportamiento difícil.

A pesar de los remedios homeopáticos mencionados se cree que son muy eficaces en el alivio de algunos de los síntomas del TDAH, hay muchos otros medicamentos que pueden ayudar en el alivio de otros síntomas. Además de tomar estos medicamentos, a raíz de una dieta TDAH también ayudará a aliviar los síntomas de este trastorno.

http://lasaludi.info/remedios-homeopaticos-para-el-tdah.html

¿Cómo tratar la hiperactividad infantil con homeopatía?

La hiperactividad o TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) es una alteración de la conducta, normalmente asociada a una falta de rendimiento escolar, que continua afectando al adolescente y en muchos casos a la persona adulta, que lo padece en forma de insomnio, ansiedad, problemas en las relaciones y en el trabajo, etc.,

Anacardium: Muy baja autoestima en niños que intentan probarse a sí mismos, al grado de desarrollar una especie de doble personalidad. Sienten dos voluntades, una buena y otra mala. Estos niños se caracterizan por tener impulsos de gran crueldad. Disfrutan haciendo maldades que planean mucho. Duro de corazón, no se compadece por nada. Impulso de maldecir y decir malas palabras. Los niños y adolescentes que necesitan este medicamento suelen tener antecedentes de toda clase de abusos, incluyendo el abuso sexual y la violencia ejercida sobre ellos de manera temprana y reiterativa.

Argentum nitricum: Niños muy impulsivos, anticipados y excitables. Todo los pone nerviosos y los afecta. Trastornos digestivos antes de ir a la escuela por preocupación, anticipan la mínima situación exagerándola en todos sentidos. Gran deseo de cosas dulces. Niños con ideas muy obsesivas, conductas ritualistas o compulsivas. Niños que se agobian en exceso por todo y son muy ansiosos no necesariamente hiperactivos pero que debido a su extrema anticipación y obsesividad, pueden actuar irreflexiva e impulsivamente. Estos niños suelen ser alegres y sociables, positivos y optimistas, pero altamente ansiosos.

Aurum metallicum: En casos donde puede haber reacciones de violencia, sobre todo con gran ira y autodestructividad. Niños muy responsables y con una alta exigencia hacia sí mismos, con padres muy duros o distantes emocionalmente. Los niños Aurum pueden parecer muy maduros y sensatos, pero en el fondo guardan, más que resentimientos, una profunda minusvalía acompañada de grave depresión, misma que puede manifestarse, en algunos casos, con reacciones violentas y de gran intolerancia.

Chamomilla: Niños catalogados, más que como hiperactivos o distraídos, reactivos o violentos, como altamente caprichosos. Niños de todas las edades, pero sobre todo entre los 2 y los 6 años, que se caracterizan por hacer rabietas y berrinches con manifestaciones muy intensas. Pueden caer en espasmos del sollozo o tornarse cianóticos por su llanto desaforado. Nada les complace y no saben con precisión qué es lo que desean, o piden algo para rechazarlo de inmediato. Pueden llegar a vomitar debido a la intensidad y persistencia de su llanto.

Coffea: Hiperactividad con euforia, todo lo ve por el lado positivo. Impulsivo en grado extremo. Optimismo activo exagerado (optimismo exagerado pero pasivo: Sulphur). Niños que no pueden dormir porque tienen demasiada energía y quieren jugar. Muy buenas intenciones pero con arrebato e imprudencia, al grado de destruir por torpeza.

Hyosciamus: Niños hiperactivos con comportamiento muy tonto y ridículo, que se ríen de todo y son reacios a asumir las reglas y convencionalismos sociales propios de su edad. Son sarcásticos, hacen bromas pesadas o desagradables constantemente, quieren llamar la atención a toda costa. Hay un tono de exhibicionismo, no solo de índole sexual, se quitan la ropa y quieren estar desnudos. Precocidad sexual.

Medorrhinum: En casos donde hay gran inteligencia pero con extrema hiperactividad, acompañada a veces de destructividad e impulsos trasgresores, son niños o adolescentes capaces de sacar de sus casillas a sus padres y a la gente de su alrededor. Tienen impulsos geniales, sobre todo de maldad, destruyendo en grado extremo con el mínimo esfuerzo. Muy precoces en todos los sentidos, incluyendo a nivel emocional, intelectual y sexual. Quieren probar todo, al grado de desarrollar una curiosidad malsana y exagerada.

Nux vómica: Niños y adolescentes muy instintivos, competitivos y deseosos de placer. Niños muy inquietos y traviesos, primitivos y que reaccionan de manera exagerada. Gran seguridad y arrojo, nada parece generarles temor ni agobiarlos, estos niños suelen ser líderes y manifestarse siempre positivos y con gran confianza en sí mismos, pero a la vez suelen confrontar todo tipo de reglas y estructuras. Les fascina pelear y ser litigiosos; son apasionados y reaccionan instantáneamente ante cualquier circunstancia.

Stramonium: Impulsos destructivos extremos, arrebatado y muy reactivo. Destruye de manera sistemática y con gran violencia. Este medicamento es probablemente el más destructivo y violento de todos; el niño tiene crisis de rabia incontenible, en las cuales pareciera estar endemoniado, con pérdida de todo control consciente y de la voluntad. Son niños muy temerosos: Sobre todo a la oscuridad, a estar solos, a los animales. Terrores nocturnos, tiene pesadillas espantosas con espasmos y gritos, con temor exagerado después de despertar, pues sigue percibiendo lo que veía en su sueño. Niños con graves desórdenes de conducta, con antecedentes de abusos o que han tomado demasiada medicación.

Tarentula: Inquietud desbordante y destructiva, niños muy trasgresores, impacientes, presurosos, intolerantes y, sobre todo, incansables, mientras más actividades realizan, más energía parecen tener. Estos niños parece que no necesitan dormir, pueden pasar noches enteras realizando intensas actividades físicas y mentales, sin mostrar el mínimo agotamiento. Son muy inteligentes y hacen bromas muy pesadas. Fácilmente se tornan fuera de control, cualquier cosa los lleva a actos violentos; son niños que comienzan jugando y terminan lastimando seriamente a otros. Gustan de los colores brillantes y la música rítmica.

Tuberculinum: Mente muy brillante y genial pero con gran insatisfacción es la clave de este remedio homeopático. El niño Tuberculinum es altamente destructivo, desequilibra cualquier entorno, todo lo altera; niños capaces de devastar todo su núcleo familiar. Siempre quiere cosas diferentes, cambiar, liberarse de lo que tiene y debe hacer; al no poder hacerlo continuamente, tiende a destruir todo lo que le rodea. Deseo de vagabundear. Temperamento muy violento con gran crueldad hacia los animales e, incluso hacia otros niños. La felicidad de otros lo altera profundamente ya que él no encuentra motivo para sentirse pleno y satisfecho, así, boicotea la alegría de los demás aún a costa de su propia integridad.

Veratrum álbum: Niños hiperactivos, desbordantes, que nunca se agotan, que pueden realizar varias tareas a la vez. Muy soñadores, viven en sus fantasías a la vez que están en actividad constante, llegando a confundir lo real con lo imaginario. Pertinaces y perpetuamente activos, pero no necesariamente destructivos. Pueden sentirse especiales y mostrarse arrogantes y desdeñosos, niños que mienten de manera premeditadas y fingen enfermedades. Los niños Veratrum duermen muy poco y parece que nunca están plenamente conectados a la realidad circundante.

http://www.abchomeopatia.com/%C2%BFcomo-tratar-la-hiperactividad-con-homeopatia/

Anuncios

Dolor crónico. Remedio natural: Cúrcuma, Jengibre, Harpagofito, Sauce blanco, Lobelia y Boswella serrata

Algunas de las patologías que pueden producir dolor crónico:
osteoartritis, artritis reumatoide, espondilitis, fibromialgia, neuralgia, rigidez de las articulaciones, tendinitis, dolores de cuello, dolores de espalda, dolores musculares y articulares, el síndrome del túnel carpiano, nervios presionados, etc.

Entre las plantas que ayudan a disminuir el dolor:

Sauce blanco (Salix sp): analgésico y antiinflamatorio. Su principio activo es la Salicina precursor de ácido salicílico. Ayuda a bajar los niveles de Prostaglandinas (sustancia química presente en zonas de dolor e inflamación).
Lobelia (Lovelia inflata): analgésico, antiinflamatorio. Relajante muscular con vitamina A, C y manganeso. Estimula el sistema nervioso. Para depresión leve, disminuye los nervios.
Boswellia serrata o incienso de la india (la resina: salaai guggal). analgésico y antiinflamatorio. Ayuda a mejorar el flujo sanguineo. Artritis, enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Por vía oral y de forma tópica.

Arnica (Arnica montana), contusiones, analgésico y antiinflamtorio, articulaciones. Aplicado en presentación pomada.
Col (Brassica Oleracea), antiinflamatoria, se puede aplicar las hojas hervidas en agua.
Clavo de olor (Eugenia Caryophilata), antiinflmatorio y analgésico, especialmente boca y estómago.
Cúrcuma (Curcuma longa), antiinflamtorio del sistema muscular y articular..
Harpagofito o garra del diablo (Harpagophytum Procumbens), antiinflamatorio, espasmolítico, analgésico, antiacnéico, antipirético, colerético, laxante Utilizado en migrañas.
Hipérico (Hipericum perforatum), antiinflamatorio y analgésico. Músculos y articulaciones. Aplicación tópica.
Jengibre (Zingiber Officinali), antiinflamatorio, estimulante y analgésico en sistema muscular y articular..
Lavanda (Lavanda sp), antiinflamatoria y sedante.
Laurel (Laurus Nobilis), analgésico y antiinflamatorio, especialmente artritis reumatoide. Aplicado en presentación pomada.
Romero (Rosmarinus Officinalis), calmante y relajante muscular.

Fórmula antidolor: tomar una cucharadita de cúrcuma y jengibre con un poco de pimienta, varias veces al día (o preparado en cápsulas).