Archivo de la etiqueta: náuseas

El glutamato monosódico E-621 Eufemismos de la industria de la alimentación

Una pregunta de una lectora, nos ha inspirado para hacer una pequeña introducción de este aditivo alimentario, que crea polémica, y no se entiende muy bien que se siga utilizando por la industria alimentaria, para hacernos comer lo que no se comería, sin alterar el sabor de los alimentos.

Prestar atención a las etiquetas de la gran mayoría de todos los alimentos preparados….casi todos lo tienen como ingrediente…

GMS o MSG, o glutamato monosódico, que aparece en las etiquetas de formas variadas desde E-621

Algunas de las eufemísticas denominaciones de la industria del glutamato monosódico son:

  • potenciador de sabor,
  • proteína hidrolizada de soja,
  • fermentos autorizados,
  • caseinatos,
  • hidrolizado de proteína vegetal,
  • Extracto de levadura,
  • Ácido glutámico,
  • Extracto de proteínas vegetales,
  • Hidrolizado de proteína vegetal,
  • Proteína vegetal hidrolizada,
  • Caseinato de calcio,
  • Proteína de suero concentrado,
  • Glutamato monopotásico,

El argumento de los fabricantes de glutamato como la corporación japonesa Ajinomoto, (que también tiene el negocio del aspartamo) que vende 700.000 de las 2 millones de toneladas al año que se consumen en el mundo, es que los glutamatos no pueden atravesar la barrera hematoencefálica. ¡Lo cual es falso!. Por ejemplo, la barrera hematoencefálica, que recubre el cerebro, no está definida en su totalidad en el cerebro en desarrollo de los niños, razón por la que hace unos años la FDA prohibió que se empleara en los alimentos infantiles, pero ¡oh! sorpresa,  es prácticamente imposible encontrar snacks, que comen los niños de forma habitual, QUE NO LLEVEN GLUTAMATO.

El problema no es sólo que el glutamato monosódico mate, sino que podemos ir enfermando sin salud mental ni física con un deterioro que no nos permite disfrutar de la vida, aprender, trabajar, conocer o siquiera recordar. El problema es que es un camino directo a la enfermedad neurodegenerativa y no sólo neurodegenerativa ya que este producto está detrás de la obesidad y hábitos de consumo compulsivo, además de la diabetes. Si miras las fotos de la playa de los años 60 y 70 comprobarás que la gente era más delgada, esbelta y sana en su cuerpo. No había tantos gimnasios, pero había mucha menos obesidad, exceso de grasa en el cuerpo, celulitis. En gran parte, eso se debe a que ahora consumimos una gran cantidad de potenciadores de sabor que están ocultos en la comida y que nos hacen comer más de aquello que es más insano. Y lo mismo les ocurre a los niños.

Y a pesar de que las autoridades digan que es seguro, no se han podido esconder algunos síntomas como estos:

  • Dolor de cabeza,
  • Hormigueo,
  • Sensación de ardor en la boca,
  • Náuseas,
  • Dolor en la cara, cuello y espalda,
  • Sensación de debilidad en las extremidades,
  • Aumento del ritmo cardíaco,
  • Entumecimiento,
  • Sed mayor a la normal,
  • Letargo,
  • Mareos,

Se dice además que el glutamato monosódico es un estimulante del cerebro y el sistema nervioso en general, y que incluso en dosis altas puede producir epilepsia. Aún no se ha corroborado esta información completamente, y por lo tanto, hay que tener cautela. Lo que sí está confirmado es que el glutamato monosódico puede tener un efecto nocivo en personas que presentan asma, y por lo tanto, el consejo es evitar el glutamato en la medida de lo posible.

 

https://elcientificojuan.wordpress.com/2012/08/18/el-glutamato-mata-los-aditivos-desde-el-e621-al-e625-son-perniciosos-para-la-salud-pero-de-todos-ellos-el-campeon-es-el-e621-o-glutamato-monosodico/

http://tusaludpuravida.blogspot.com.es/2014/08/glutamato-monosodico-es-seguro-para-la.html

http://www.aditivos-alimentarios.com/2014/01/e464-hidroxipropilmetilcelulosa.html

 

 

 

Anuncios

Esquema Resumen de Oligoelementos y Macrominerales: Función, Alimentos y Suplementación

Una guía, referencia rápida, para todos los que quieran utilizarlo como consulta, la interacción de algunos minerales

Tabla Resumen Oligoelementos y Macrominerales

Sensibilidad y alergia al Gluten. Celiaquía, autismo, problemas dermatológicos, abdominales, etc

El Gluten y la dieta libre de gluten para celíacos y niños con autismo.

La primera vez que escuché acerca del gluten y la celiaquía fue hace años en un programa de televisión. Una mamá hablaba de su hija, de una enfermedad no muy común y de que le tocaba comprar un pan muy caro.

Años después, cuando ya tenía mis dos hijos y el menor no hablaba, fuimos con él a ver a unos especialistas. En la consulta nos dijeron que la razón por la cual nuestro hijo menor no hablaba, era algo que tenía que ver con el autismo. Me asusté mucho y empecé a buscar toda la información posible acerca del autismo en internet. Me encontré con datos acerca de la dieta libre de gluten y caseína. Pasaron años hasta decidirme a leer más acerca de la dieta. Allí fue donde entendí qué es ese “gluten”, qué pasa con él en el cuerpo de una persona enferma de celiaquía, qué pasa con él en el cuerpo de un niño con autismo… Y por qué esas personas deben seguir la dieta libre de gluten.

Entonces que es el gluten?

El gluten es un complejo de proteínas. Se diferencia en dos fracciones: prolaminas (que son solubles en etanol) y gluteninas, que son insolubles en él.

Los problemas del gluten en los celíacos se derivan, estrictamente, de la ingesta de ALGUNAS prolaminas, no del gluten, ni de las gluteninas, ni de ciertas prolaminas.
Absolutamente TODOS los cereales tienen gluten. Lo que sucede es que las prolaminas de estos y otros cereales (aparte de las gluteninas) no causan daño a los celíacos.
Las prolaminas de los diferentes cereales son:

Prolaminas

Las prolaminas tóxicas para los celíacos son: GLIADINA (TRIGO), SECALINA (CENTENO), HORDEINA (CEBADA) y AVENINA (AVENA).

Por tanto el término “SIN GLUTEN” no es exacto. Podríamos proponer sustituirlo por “SIN GLIADINA, SIN SECALINA, SIN HORDEINA Y SIN AVENINA”.

En algunos países de Sudamérica se ha adoptado el término “SIN TACC” (sin trigo, sin avena, sin cebada y sin centeno) mientras que en la lengua inglesa se utiliza a menudo el acrónimo “GF” (gluten free).

sello-sin-gluten

Yo seguiré utilizando el término “SIN GLUTEN”, porque sé que este término es el que más se usa y más se entiende.
Pero igual es bueno entenderlo bien.

Qué es la celiaquía?
La celiaquía es una intolerancia al gluten (en realidad a las prolaminas Gliadina, Secalina, Hordeina y Avenina). A estas personas el gluten les daña la mucosa del intestino delgado, impidiendo una digestión normal. Después de eliminar el gluten de su dieta el intestino vuelve a funcionar con normalidad.
Las personas con celiaquía tienen una predisposición genética a la intolerancia al gluten, pero no necesariamente desarrollan la enfermedad. Se recomienda no dar gluten a los bebés antes de los seis meses, ya que su administración temprana podría desencadenar la intolerancia.

Qué pasa con el gluten en el cuerpo de los niños con autismo?
La terapia nutricional sin gluten y sin caseína se basa en varios estudios que han encontrado la existencia de niveles elevados de péptidos de las proteínas de la caseína y el gluten, en muchas personas con autismo.

Para la mayoría de las personas, la digestión de las proteínas (proceso que las convierte en partículas más pequeñas llamadas péptidos, y posteriormente en aminoácidos) es un proceso normal. Sin embargo muchas personas con autismo tienen dificultad en digerir adecuadamente algunas proteínas, permitiendo que entren en la sangre en forma de péptidos. La razón de esta mala digestión suele ser una falta de enzimas que ayudan a la digestión, y una permeabilidad exagerada del intestino es lo que facilita que penetren en el torrente sanguíneo.

En el caso de las proteínas como el gluten y la caseína, algunos de los compuestos que entran en el torrente sanguíneo y cruzan la barrera hemato-cefálica (de la sangre al cerebro) tienen propiedades opiodes. Estos péptidos reaccionan con los receptores opioides del cerebro causando efectos similares a los que provocan las drogas opiaceas como la heroína y la morfina. Los péptidos procedentes del gluten se llaman gliadinomorfina y los de la caseína casomorfina.

Se ha observado que estos componentes reaccionan en ciertas áreas del cerebro tales como los lóbulos temporales que participan en los procesos de integración del lenguaje y la audición. La eliminación del gluten y la caseína de la dieta de muchos niños y adultos autistas ha dado resultados muy positivos. Incluso, en algunos casos, se ha logrado la normalización completa del niño al combinar terapias nutricionales con terapias educacionales efectivas.

Conclusión: La dieta libre de gluten sirve y es importante para los celíacos y también para las personas con autismo.

NOTA IMPORTANTE: No soy médico ni especialista en nutrición. Este artículo sirve como información básica. Siempre es necesario consultar cada caso con el médico y seguir sus instrucciones.

FUENTES:
http://es.wikipedia.org/
http://personales.mundivia.es/
http://www.fipa.es/
http://www.mundoceliaco.com.ar/

http://www.masalladelgluten.com/2010/12/el-gluten-y-la-dieta-libre-de-gluten.html

¿Qué es el gluten?

El gluten es una glucoproteína que se encuentra en cereales de consumo tan habitual como el trigo, la cebada, el centeno o la avena y en otros cereales que son de consumo menos frecuente como son la espelta (también llamada trigo salvaje) y el triticale (cereal mezcla de trigo y centeno). A su vez, el gluten está compuesto por otras dos glucoproteínas: la gliadina y la glutenina.

El gluten es el responsable de la elasticidad de la masa de la harina, lo que permite que, junto con la fermentación, el pan obtenga volumen así como la consistencia elástica y esponjosa de las masas horneadas.

¿Qué es la enfermedad celíaca?

Es una enfermedad autoinmunitaria caracterizada por una intolerancia permanente y crónica al gluten. La padecen personas que están predispuestas genéticamente y se caracteriza por una lesión de la mucosa del intestino delgado que provoca una atrofia de las vellosidades intestinales. Esta atrofia produce una inadecuada absorción de los nutrientes de los alimentos que tomamos (proteínas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas), con los consiguientes problemas asociados para la salud.

La prevalencia de la enfermedad celíaca en España es aproximadamente de 1 por cada 100 personas. Esto la convierte en la enfermedad crónica intestinal más frecuente en nuestro país. Además, su componente genético justifica que pueda haber más de un paciente celíaco dentro de una misma familia. A pesar de ser la forma de sensibilidad al gluten más estudiada y mejor conocida, todavía hoy 6 de cada 7 celíacos están sin diagnosticar.

Síntomas de la enfermedad celíaca: diarrea crónica, hinchazón abdominal, estreñimiento, náuseas y vómitos, anemia, debilidad generalizada, erupciones cutáneas, estreñimiento, dolor de cabeza, alteraciones del esmalte dental, raquitismo, fracturas espontáneas …

¿Qué es la alergia al gluten?

La alergia al gluten afecta a una proporción muy baja de la población y puede desarrollarse a cualquier edad: desde el lactante hasta el adulto. Se produce por una respuesta inmunológica de hipersensibilidad inmediata.

Su modo de presentación es muy diverso, desde un simple sarpullido alrededor de la boca hasta un grave cuadro de choque anafiláctico. A diferencia de otras afecciones relacionadas con el gluten, los síntomas de una alergia al gluten son de inicio brusco, a los pocos minutos de tomar el alimento, pudiendo desencadenar una situación clínica grave de forma rápida.

Síntomas de la alergia al gluten: vómitos, dolor abdominal, diarrea, sangrado digestivo, asma, tos, laringitis, rinitis, conjuntivitis, urticaria, edema o inflamación, dermatitis atópica, reacciones de anafilaxia…

¿Qué es la sensibilidad al gluten?

Es una enfermedad de nuevo diagnóstico que guarda una muy estrecha relación con la enfermedad celíaca. Los pacientes con sensibilidad al gluten no pueden ser calificados como intolerantes o alérgicos, sin embargo esta proteína les hace enfermar. Sus síntomas son muy parecidos a los de la enfermedad celíaca y comparte algunos con la alergia al trigo, por lo que la precisión en el diagnóstico es fundamental.

El mayor problema de esta nueva patología es el infradiagnóstico de los pacientes que la padecen, al no ser identificada e incluso desconocida en muchos casos. En España se estima que más del 10% de la población es sensible al gluten y más del 90% de ellos no la tiene diagnosticada.

Sintomas de la sensibilidad al gluten: dolor persistente en la zona abdominal, diarreas frecuentes, eccemas o erupciones en la piel, dolor de cabeza, fatiga y confusión, estreñimiento, náuseas y vómitos, anemia, adormecimiento o dolor de las extremidades, hinchazón abdominal.

http://www.cmed.es/sensibilidad-gluten.php

Yohimbe. Único afrodisiaco natural reconocido por la ciencia

Conocido también popularmente como la “Viagra natural” o „el arbol del amor“, el Yohimbe se extrae de la corteza de un árbol de gran altura que crece en Africa occidental y está considerado como el único afrodisíaco natural reconocido por la ciencia. Su sustancia activa es la yohimbina (contenida en un 1,5%).

Los Massai usaban la corteza de Yohimbe para sus ritos de iniciación, y, en general, los indígenas de la zona de la que este árbol es oriundo lo utilizan con fines afrodisiacos y para aumentar la potencia sexual y las erecciones masculinas desde tiempos remotos. Cuando se consume la corteza de este árbol, el cuerpo la asimila yohimbina -el principio activo- en el flujo sanguíneo. La yohimbina es un alcaloide y el principal ingrediente activo del Yohimbe. Estudios realizados con esta sustancia describen un efecto potenciador del riego sanguíneo en la zona de la pelvis, y como consecuencia un aumento en la sensibilidad de los nervios de la zona.

Propiedades terapéuticas del Yohimbe

La popularidad del Yohimbe no se debe tan sólo a sus efectos afrodisíacos, sino también porque nuevos resultados científicos afirman que puede ser una planta medicinal con una acción antioxidante muy eficaz. Los estudios indican su propiedad como vasodilatador, lo que significa que incrementa el flujo sanguíneo a las extremidades y demás miembros.

Asimismo, el Yohimbe también ha demostrado ser de ayuda para prevenir el bloqueo u obstrucción de las arterias y evitar así que se produzcan disfunciones del miocardio o accidentes cerebrovasculares. Otra de las propiedades que se otorgan al Yohimbe es la capacidad de disminuir la síntesis de grasa en el cuerpo mediante el incremento de la movilización de los ácidos grasos, por lo que también puede resultar interesante como coadyuvante para bajar de peso.

Evidencia científica

Estudios han corroborado el efecto estimulador de la libido, por lo que se la considera como un potenciador sexual:

En un ensayo a doble-ciego se les administró a 182 hombres que padecían de disfunción eréctil una dosis de 42 mg diarios de Yohimbe. En el curso de un mes, el 34% de los participantes reportaron una total recuperación de la función sexual, y 24% reportaron una respuesta parcial.

En otro estudio que involucró a 48 hombres con impotencia, el 46% reportaron una mejoría en la función sexual. En un ensayo en la Universidad de Stanford los sujetos que tomaron yohimbe experimentaron un 90% de incremento del deseo sexual en menos de una hora.

Finalmente, en otro estudio alemán realizado que data de 1977, se administró a 86 pacientes con disfunción eréctil una dosis de 30 mg diarios de Yohimbe durante 8 semanas. El 71% de los participantes respondieron positivamente con una mejoría global de la función sexual y la libido. (Fuente: Biovea)

Consideraciones sobre su uso (efectos secundarios/interacciones)

Aunque se trata de un producto natural, su toma debe de considerarse previamente, por lo que recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

Efectos secundarios: Si se sobrepasa la toma recomendada es posible que puedan producirse alguno de estos efectos: ansiedad(sobre todo en altas dosis), nauseas, vómitos, incremento de la presión sanguínea y el ritmo cardíaco, irritabilidad, vértigo, o enrojecimiento de la piel.

En casos aislados se han descrito reacciones adversas estomacales. Esto puede estar relacionado con la calidad del preparado que se toma.

Interacciones:

Evitar los alimentos ricos en tiramina (http://es.wikipedia.org/wiki/Tiramina), un aminoácido contenido en alimentos como el queso, el vino tinto o el hígado.
No tomar junto con antidepresivos y en su caso bajo una estrecha supervisión del médico.
Reducir el consumo de cofeina durante el tratamiento

Importante: No se debe de consumir si se es hipertenso o si se está en tratamiento por problemas de presión arterial alta, corazón, riñón, tiroides o enfermedad psiquiátrica, ansiedad, depresión, convulsiones o accidentes cerebrovasculares.
Durante el embarazo y la lactancia es de suma importancia consultar al médico antes de consumir Yohimbe.

http://www.proyecto-bebe.es/yohimbe.htm

Agua estructurada. ¿Qué es? Aplicaciones terapéuticas

Los misterios del agua: el agua estructurada

Si tuviéramos un visitante de otro planeta en la tierra, es probable que se extrañase al ver que, siendo el agua la fuente de vida del planeta, no la cuidamos ni respetamos como deberíamos, la contaminamos cada día y además casi no sabemos nada sobre ella.
Maks Vrecko viene Begunje, un pequeño pueblo a los pies de los Alpes eslovenos. Su primera experiencia con la importancia del agua tuvo lugar en 1993, cuando empezó a cultivar fresas. El sabía que las fresas necesitan de una gran cantidad de agua de buena calidad, por ello investigó hasta encontrar, en las propias montañas cercanas, el agua adecuada para sus cultivos. Los cuatro primeros años fueron complicados ya que tenía poca experiencia en el cultivo de fresas y la mejor forma de comercializarlas. Pero con los años, y poco a poco, fue aprendiendo y mejorando hasta llegar a producir 20 toneladas de fresas al año, las cuales se vendían íntegramente a personas que llegaban a su granja expresamente a por ellas.
Maks con sus fresas (Fuente: Flaska d.d.)
En el 2003, y en ese proceso de búsqueda por conseguir el mejor agua, se entera que existe la tecnología para reestructurar el agua, y puesto que las fresas están compuestas en un 89% de agua y necesitan gran cantidad de agua al año, le pareció razonable probar esta tecnología en su cultivo ante la expectativa de que el agua estructurada favoreciera el crecimiento y la calidad de las fresas.
Al principio pensó que la tecnología no funcionaba

Decidió entonces dividir el campo en dos y utilizar agua estructurada en una parte y agua normal en la otra. Al principio las diferencias no eran notables, por lo que pensó que esta tecnología no funcionaba. Sin embargo, llegado el momento de recoger la cosecha se pudo apreciar el efecto que cada uno de los tipos de agua había tenido en las fresas: las regadas con agua estructurada eran definitivamente mas consistentes y duraban frescas hasta un día y medio más, lo que significa mucho cuando se habla de fresas. Así mismo, la producción incrementaba hasta en un 18 % en comparación con la parte regada con agua normal, las plantas tenían mucha más vitalidad al final de la cosecha, y habían sido más resistentes a las enfermedades
Sistema de revitalización de agua empleado en el cultivo de las fresas (Fuente: Flaska d.d.)
Durante los 6 años siguientes continuó haciendo pruebas con esta tecnología en diferentes condiciones y tras obtener siempre los mismos resultados asombrosos, no le quedo más remedio que aceptar la eficacia de usar agua estructurada con las fresas y pasó de ser un escéptico a convertirse en un convencido defensor de dicho tipo agua. En 2009 decidió traspasar el negocio de las fresas para embarcarse en un nuevo proyecto relacionado con el agua estructurada.

¿Por qué deberíamos preocuparnos de reestructurar el agua que bebemos? Lo natural es que el agua discurra libremente por los cauces y ríos y no por sistemas de tuberías que son complejos, con torres, bombas, sistemas de sanitación, etc., en ellos el agua tiene que fluir por largos recorridos en línea recta, girar hasta 90 grados, estar sometida a una gran presión, a la oscuridad y además a ser tratada con productos como cloro o flúor… A consecuencia de todo ello, el agua, desde el manantial, donde nace, hasta que llega a nuestro vaso, ha perdido su estructura original y ya no sabe igual. Básicamente ha perdido su función como fuente de vida y se convierte en agua desvitalizada.
Viktor Schauberger fue un pionero en el campo del agua estructurada
Existen distintos enfoques o formas de conseguir la reestructuración del agua. Un pionero en dicho campo fue Viktor Schauberger, quien inventó y desarrollo en 1928 una maquina capaz de revitalizar/estructurar el agua. Su tecnología se basaba en entender y copiar a la naturaleza, y en concreto a los vórtices o “remolinos” de agua. El movimiento en vórtices representa el procedimiento natural que desarrolla el agua donde no solo se reestructura sino que se somete a un proceso de limpieza para ayudar deshacerse del efecto negativo de los metales pesados, pesticidas y disrruptores hormonales que se encuentran en el agua por la acción humana.

Hay muchas empresas que utilizan los descubrimientos de Schauberger. Por ejemplo, la compañía Watreco en Suecia ha desarrollado un aparato para estructurar el agua que se emplea tanto para las pistas de hockey sobre hielo con el fin de conseguir un hielo más firme con un consumo energético menor, como para la agricultura. Así mismo, se han realizado pruebas en la U.E.A. (Unión de Emiratos Árabes) con pepinos y los resultados han sido muy similares a los obtenidos por Maks con las fresas: mayor producción, frutos menos perecederos y las plantas mas resistentes a las enfermedades.
Johann Grander y otras tecnologías de transmisión de información al agua

En el campo de la estructuración del agua otro pionero es el mundialmente conocido científico austriaco Johann Grander. Su empresa se encarga de producir y comercializar por todo el mundo un tipo de aparatos estructuradores de agua para uso residencial, para piscinas, y en producciones industriales como por ejemplo para hacer pan de mejor calidad.
Además de estructurar el agua a través de movimientos en vórtices o vibraciones que pueda emitir una maquina, existen también otros métodos capaces de transferir información, vibración o frecuencia al agua. Como por ejemplo a través de la información que un agua puede transmitir a otra cuando se juntan, o con cerámicas, minerales, la magnetización, la solarización, y también mediante la meditación, o el uso de palabras, imágenes y música, como muestra Masaru Emoto.

Cañones de Orgón (Fuente: Flaska d.d.)La tecnología de programación del vidrio
Maks, por su parte, decidió enfocar su investigación en las posibilidades que ofrece el vidrio. Es interésate el hecho de que posee estructura cristalina al igual que el agua, además de su potencial de poderse programar al estar compuesto por un 71% de sílice. El planteamiento de Maks para el agua estructurada se denomina TPS (Tecnología de Programación del Sílice) y se lleva a cabo en 4 fases. La más importante de ellas consiste en exponer el vidrio durante 90 minutos al campo vibracional que genera un cañón de orgón. Durante ese tiempo se consigue imprimir un programa vibracional en el sílice del vidrio y como resultado el vidrio programado estructura el agua con la que entra en contacto.

El agua es muy sensible y compleja
No es fácil obtener datos exactos sobre los cambios o alteraciones que experimenta el agua en las distintas situaciones, ya que el agua es muy sensible y compleja. Este hecho representa una de las principales razones por las que la ciencia convencional no se pronuncia expresamente, más allá de su parte química considerándola como una simple molécula formada por H2O.
No obstante, si se puede decir que distintos investigadores de todo el mundo en torno al agua, y a través de diferentes experiencias empíricas llegan a la misma conclusión: se puede cambiar la estructura del agua y sus propiedades para el beneficio de las personas, animales, plantas y de todo el planeta.

Distintos caminos y una misma meta: un agua mejor
Es un hecho que existen diferentes tecnologías para estructurar el agua, como las que se han considerado en este artículo o incluso la combinación de estos mismos métodos. Es difícil decir cual de ellos es el mejor: si los vórtices de agua, tecnologías de transmisión de información de agua a agua o a través de aparatos que mejoran la estructura del agua.
En cualquier caso, cada paso que demos y que nos lleve hacia un agua mejor es muy positivo, ya que somos entre 60 a 70% de ella. Si cambiamos y mejoramos el agua que bebemos en tan solo un pequeño porcentaje, podemos estar seguros que estamos dando un gran paso hacia conseguir una mejor salud y un mejor planeta

http://www.revistauh.es/los-misterios-del-agua-el-agua-estructurada/

Eficacia terapéutica del agua magnética

Para llevar a cabo sus dos misiones fundamentales, es decir, transportar elementos nutritivos y drenar los desechos orgánicos, el agua necesita disolver las sustancias y luego arrastrarlas.

Pues bien, según el doctor Felicísimo Ramos – autor de El agua magnetizada – cada una de esas misiones se mejora si el agua es magnética ya que ésta es diurética, ligera, más fácilmente asimilable, mineralizada y no tiene el inconveniente de formar microcristales nefastos para el organismo.

Además actúa como drenante general del organismo y como regulador de todos los sistemas del cuerpo: circulatorio, nervioso, locomotor, digestivo, respiratorio, excretor, reproductor y endocrino.

Asimismo, entre las distintas funciones que realiza el agua magnética en nuestro organismo cabe destacar las siguientes:
Energetiza el organismo y ayuda a conservar el buen estado de salud.

Disminuye la viscosidad de la sangre y favorece la circulación sanguínea.

Favorece la función pancreática. Gracias a ello los diabéticos pueden muchas veces disminuir su medicación.

Colabora eficazmente en el proceso digestivo evitando los trastornos causados por el insuficiente poder solvente del agua común. Al disolver mejor las sales de los alimentos se asimilan mejor los nutrientes y se evitan el estreñimiento y la diarrea.

Aumenta la solubilidad de las sales. Por eso, suministrándola regularmente a quienes tienen piedras en el riñón y en la vesícula consigue – en un elevado porcentaje – eliminar cálculos renales y biliares y se reduce la posibilidad de producir más.

Facilita la expulsión de los molestos gases que provocan la hinchazón del vientre.

Limpia los poros de la piel en profundidad por lo que ésta queda húmeda y suave más tiempo evitando que se reseque.

Es muy útil en el lavado de heridas, el dolor de ojos, el tratamiento de los eczemas, las úlceras en las mucosas y la limpieza bucal en casos de halitosis.

Además, su acción bactericida se pone de manifiesto en la cicatrización de pequeñas heridas y arañazos cutáneos. Y eso no es todo. A las propiedades descritas por el doctor en Física y Química Felicísimo Ramos hay que añadir los efectos terapéuticos contrastados por el médico francés Louis Donet.

Son estos:

Favorece la normalización de los índices de colesterol y de urea.

Regula la presión arterial, actúa sobre el tono y la elasticidad de los pulmones y el estómago, y tiene un efecto beneficioso sobre las variaciones en el sistema hormonal.

Aumenta los movimientos peristálticos del intestino y sus efectos terapéuticos son notables en problemas digestivos como náuseas, vómitos, hinchazón de vientre, flatulencia, estreñimiento, etc.

Ayuda a eliminar la celulitis, fluidifica la sangre, mejora la circulación y conserva la elasticidad de los vasos sanguíneos. Así, previene la trombosis y la tensión sanguínea elevada.

Contribuye a que la región vesicular se vuelva blanda e indolora. En las heces se detecta la evacuación de pequeños cálculos biliares y en 2 o 3 meses desaparecen en su mayor parte los cálculos úricos.

Aumenta la tasa urinaria y se disuelven más rápidamente los cálculos renales.

Suaviza la piel, ablanda y elimina las durezas y mejora las dermatosis. Además, las uñas y cabellos mejoran de aspecto y de brillo.

LA MEMORIA DEL AGUA

Es importante entender que el agua tiene “memoria”.

Es decir, posee la capacidad de almacenar en su estructura reticular, en forma de frecuencias electromagnéticas, la información de las sustancias de todo tipo con las que entra en contacto:
minerales
vitaminas
aminoácidos
agentes químicos
microorganismos (bacterias, virus, hongos…)
radiaciones
plantas
frutos
metales
hormonas
disolventes
productos fitosanitarios
abonos, etc.
En el agua se puede hasta registrar la luz, el sonido, las emociones o los pensamientos. Y esa información, que se transmite a través de frecuencias, no se “borra” fácilmente.

Hoy se pueden extraer del agua muchas de las sustancias nocivas materiales mediante algunos de los métodos conocidos – destilación, filtración, etc. – pero con ellos no se eliminan las miles de frecuencias grabadas en ella que luego ejercen su efecto en los sistemas biológicos.

Es decir, la información de las sustancias con las que ha estado en contacto permanecen en el agua. Y se transmiten a nosotros, en mayor o menor medida, cuando la ingerimos. Y otro tanto ocurre con todos los alimentos que se echan al agua o los lavamos con ella.

La Homeopatía o las Flores de Bach, por ejemplo, funcionan precisamente porque el agua almacena la información de las sustancias que se diluyen en ella.

Por eso la cantidad de producto no tiene tanta importancia. Y esa información que se almacena en la estructura del agua es traspasable a los sistemas biológicos – humanos, animales y plantas – como si las sustancias materiales aún estuviesen en ella.

En todo caso, debemos saber que el porcentaje de sustancias nocivas que incorporamos con el agua “potable” que bebemos es relativamente bajo en comparación con las sustancias nocivas que consumimos con nuestra comida y que no somos capaces de expulsar. Porque, ¿a dónde cree que terminan yendo a parar los productos agroquímicos que se echan a los alimentos?

Según Peter Gross, comiendo un solo plato de lechuga de cultivo convencional podemos ingerir más nitrato que bebiendo agua durante un mes entero. No olvidemos que somos los últimos en la cadena alimenticia y que, en consecuencia, absorbemos las sustancias nocivas de todos los productos que han contaminado a vegetales y animales.

Cada vez son más los científicos que piensan que la aparición de numerosas enfermedades nuevas se debe primordialmente a dos hechos: la cada vez mayor sobrecarga del organismo con elementos tóxicos artificiales y su incapacidad para expulsar esas toxinas de forma natural porque el agua ha perdido su efecto purificador. Y piénsese que el cuerpo humano consiste en un 70-75% de agua.

Por otra parte, a veces tanto nuestras aguas potables como las minerales embotelladas están químicamente limpias… pero generalmente “muertas”. No contribuyen ya a la eliminación de las sustancias nocivas de nuestro cuerpo. Eso sólo lo logra el agua viva, el agua de manantial pura y limpia que se obtiene directamente.

Esa sí desintoxica el tejido conjuntivo y, expulsa las toxinas del metabolismo ayudando en los procesos metabólicos y la digestión. El problema es que con la lluvia ácida encontrar hoy agua realmente pura es un imposible.

http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_agua05.htm

Aromaterapia clínica en patologías físicas. Uso de aceites esenciales por patología

Aromaterapia Clínica (patologías físicas)
ACCIDENTE CEREBROVASCULAR (ACV):

– TROMBOSIS CEREBRAL: Según ensayos médicos los aceites de canela y de clavo tienen propiedades anticoagulantes y pueden emplearse como medida preventiva para reducir el riesgo de trombosis cerebral. Además son también eficaces los aceites esenciales de helicrisum, ciprés, geranio, enebro, menta, limón, naranja, cistus, eucalipto, romero, albahaca,bergamota, manzanilla romana, lavanda, cedro, helicrisum, tomillo, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, ylang ylang, cardamomo, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ICTUS HEMORRÁGICO: Aceite esencial de ciprés, helicrisum, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

AFECCIONES MENSTRUALES:

– ENDOMETRIOSIS: Aceite esencial de hinojo, salvia sclarea, romero, melaleuca alternifolia y quinquenervia, clavo y musk (Aceite Sagrado). Es muy efectivo el uso de una compresa caliente a la que se añaden los aceites esenciales colocada sobre el abdomen.

– METRORRAGIA: Aceite esencial de geranio, helicrisum, cistus y musk (Aceite Sagrado). Aplicar los aceites disueltos en un aceite portador en la coronilla, frente, planta de los pies, abdomen y zona lumbar. También el uso de una compresa caliente con los aceites ayuda a regular el sangrado.

– DESEQUILIBRIO HORMONAL: Aceite esencial de geranio, salvia sclarea, salvia española, hinojo, lavanda, milenrama, menta, mejorana, palisandro, vetiver, naranja, limón, romero, cardamomo, ylang ylang, loto, sándalo, jazmín y musk ( estos últimos cuatro son Aceites Sagrados).

– HISTERECTOMÍA: Aceite esencial de salvia sclarea, hinojo, lavanda, milenrama, mejorana,palisandro, vetiver, geranio, naranja, ylang ylang, loto sándalo, jazmín y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– DISMENORREA: Aceite esencial de menta, hierba del gato, salvia sclarea, salvia española, manzanilla, hinojo, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– CALAMBRES MENSTRUALES: Aceite esencial de salvia sclarea, romero, lúpulo, salvia española, lavanda, manzanilla romana, ciprés, estragón, vetiver, valeriana, mejorana, milenrama, menta, geranio, arrayán, nuez moscada, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– SÍNDROME PREMENSTRUAL: lúpulo, salvia sclarea, semillas de anís, hinojo, albahaca, hisopo, nardo, mejorana, lavanda, menta, ciprés, nuez moscada, manzanilla alemana, casia, cálamo, canela, ylang ylang, bergamota, neroli, palisandro, loto, incienso, mirra, jazmín, rosa y musk (estos 6 últimos son Aceites Sagrados).

AFTAS BUCALES: Aceite esencial de melisa, clavo, lavanda, niaouli, limón, canela, romero, ciprés, ylang ylang, cedro, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ALCALOSIS: Aceite esencial de jengibre, estragón, enebro, hinojo, anís y patchouli.

ALERGIAS (ALIMENTARIAS Y FIEBRE DEL HENO): Aceite esencial de lavanda, ledum, manzanilla alemana, manzanilla romana, hisopo, geranio, ylang ylang, naranja, angélica, salvia española, palisandro, limón, palmarrosa, bergamota, helicrisum, semilla de apio, loto, sándalo, incienso, rosa, jazmín (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

ALOPECIAANALGÉSICO: Aceite esencial de menta, elemí, gaulteria, clavo, lavanda, helicrisum, clavo, romero, canela y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ANTISÉPTICO: Aceite esencial de tomillo, clavo, romero, árbol del té, ajedrea, eucalipto, casia, ravensara, gaulteria, citronela, naranja, limón, comino, hisopo, ajedrea, lavandín y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ARTERIOESCLEROSIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, ciprés, naranja, tomillo, mejorana, ylang ylang e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

ARTRITIS:

– OSTEOARTRITIS: Aceite esencial de nuez moscada, clavo, manzanilla alemana, helicrisum, pino, ciprés, menta, pícea, vetiver, mejorana, romero, eucalipto, pimienta negra, elemí, lavanda, sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ARTRITIS REUMATOIDEA: Aceite esencial de menta, gaulteria, orégano, helicrisum, nuez moscada, clavo, vetiver, mejorana, ciprés, ajedrea, valeriana y sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ASMA: (NOTA: Los aceites esenciales no deben ser inhalados para problemas de asma, sino que deben ser ingeridos o aplicados en las plantas de los pies o masaje). Aceite esencial de ravensara, manzanilla romana, eucalipto, abeto balsámico, pino, menta, tomillo, niaouli, limón, lavanda, enebro, mejorana, ajedrea, clavo, árbol del té, jengibre, hinojo, anís, estragón, citronela, lavandín, artemisa, cedro, pícea, palisandro, ylang ylang, sándalo, rosa e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

BUCALES, PROBLEMAS:

– GINGIVITIS Y PERIODONTITIS: Aceite esencial de ajedrea, clavo, árbol del té, menta, gaulteria, tomillo, orégano, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, limón, romero, eucalipto, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR E INFECCIÓN DENTAL: Aceite esencial de gaulteria, helicrisum, árbol del té, clavo, tomillo, orégano, menta, limón, eucalipto, mejorana, pino, lavanda y pícea.

– DOLOR DE DIENTES DURANTE LA DENTICIÓN: Aceite esencial de clavo, gaulteria, manzanilla alemana, árbol del té, limón, canela, gálbano, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar en inhalación o de forma tópica sobre las sienes y cuello) NOTA: Aplicar los aceites esenciales en una dilución con aceite portador comestible en las encías.

– ENCIAS SANGRANTES: Aceite esencial de canela, menta, ajedrea, gaulteria, tomillo, clavo, limón, canela, eucalipto, romero, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado).

– HALITOSIS: Aceite esencial de nuez moscada, menta, limón, mandarina, canela, estragón, árbol del té, jazmín y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre sienes, cuello y nuca y/o inhalar) NOTA: Hacer gargarismos con una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados de dos a cuatro veces por día.

– RECHINAMIENTO DE DIENTES (BRUXISMO): Aceite esencial de lavanda, valeriana, azahar, naranja, ylang ylang, patchouli, loto, jazmín y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en inhalación o tópicamente). NOTA: Aplicar los aceites esenciales inhalados o de forma tópica en masaje en las plantas de los pies antes de dormir.

– PIORREA: Aceite esencial de clavo y tomillo.

– ÚLCERAS BUCALES: Aceite esencial de orégano, árbol del té, tomillo, mirra, y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en sobre las sienes y cuello y/o inhalados). NOTA: Aplicar los aceites en gargarismos y/o de forma tópica sobre las encías 1 o 2 veces al día.

BURSITIS: Aceite esencial de abeto balsámico, mejorana, albahaca, lavanda, pimienta negra, menta, orégano, pícea, hisopo, menta, ylang ylang, cedro, helicrisu, clavo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

CABELLO Y CUERO CABELLUDO, TRASTORNOS DEL:

– CANAS PREMATURAS:

– CASPA:

– CAÍDA DEL CABELLO:

– ALOPECIA: Aceite esencial de tomillo, lavanda, cedro, romero, abrótano macho (tintura). Aplicar sobre el cuero cabelludo los aceites con un aceite portador, por ejemplo de aceite de oliva, jojoba, aceite de pepitas de uva o aceite de coco, todas las noches antes de acostarse.

CALCULOS BILIARES: Aceite esencial de limón, naranja, mandarina, nerolí, enebro, nuez moscada, romero, manzanilla romana, ledum, lavanda, helicrisum. Es muy eficaz combinar 1 o 2 gotas de tres o cuatro de los aceites anteriores con un aceite portador y masajear sobre la vesícula 2 a 3 veces al día.

CÁNCER: Nota: el uso de aceites esenciales puede utilizarse para completar la efectividad de los tratamientos terapéuticos convencionales para dicha enfermedad. En investigaciones se ha demostrado que el aceite de sándalo tiene un gran poder anticancerígeno, así también como el de geranio, tomillo, tuya, limón, naranja y abeto balsámico. Otros aceites que tienen demostradas propiedades anticancerígenas son el aceite esencial de helicrisum, ledum, lavanda, clavo y. (Los aceites de sándalo, mirra e incienso son Aceites Sagrados).

CEFALEAS: Aceite esencial de menta, abeto balsámico, manzanilla romana, manzanilla alemana, lavanda, albahaca, valeriana, clavo, canela, romero, eucalipto, mejorana, helicrisum, melisa,cardamomo, palisandro, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, hisopo, pimienta negra, jazmín, sándalo, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). Es muy eficaz la aplicación sobre la nuca, frente, sienes y debajo de la nariz la aplicación 2 o 3 gotas de 2, 3 o 4 de los aceites anteriores con un aceite portador. También la ingestión por vía oral de 1 o 2 gotas de 1, 2 o 3 aceites esenciales. Los Aceites Sagrados se deben aplicar también sobre la frente, nuca, sienes, debajo de la nariz y las muñecas.

CELULITIS: Aceite esencial de ciprés, ledum, menta, romero, hinojo, limón, lavanda, patchouli, enebro.

COLITIS ULCEROSA: Aceite esencial de menta, eucalipto, estragón, anís, hinojo, limón, canela, clavo, estragón y jengibre.

CARDIOVASCULARES, TRASTORNOS

– ANGINA: Aceite esencial de jengibre, vara de San José, naranja, melisa, ciprés, helicrisum, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ATAQUE CARDIACO (INFARTO DE MIOCARDIO): Aceite esencial de Vara de San José, tomillo, lavanda, manzanilla romana, helicrisum, clavo, nuez moscada, naranja,ciprés, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto, gaulteria, hisopo, menta, pimienta negra, lavanda, geranio, limón, palisandro, palmarrosa, salvia española, bergamota, sándalo, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). Esta es una enfermedad aguda producida por el bloqueo de la circulación que provoca una interrupción de la irrigación de sangre de un área o del corazón. Mientras se recurren a los servicios médicos de urgencia, se pueden aplicar 1 a 2 gotas de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados en los puntos de acupuntura del pie o de la mano y brazo izquierdo relacionados con el corazón.

– ENDURECIMIENTO DE LAS ARTERIAS: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, mejorana, clavo, tomillo, ciprés e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

– TAQUICARDIA: Aceite esencial de mejorana, ylang ylang, lavanda, vara de San José, ciprés, helicrisum, naranja, patchouli, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– PRESIÓN ARTERIAL ALTA: Aceite esencial de lavanda, mejorana,albahaca, naranja, patchouli, ylang ylang, ciprés y loto jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados equilibran excesos y defectos, es decir, condiciones de hiper e hipo).

– PRESIÓN ARTERIAL BAJA: Aceite esencial de romero, salvia, menta, geranio, pino, nuez moscada, manzanilla alemana, limón, bergamota, ylang ylang, palisandro, jazmín y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados actúan equilibrando excesos y defectos).

– COLESTEROL ALTO: Aceite esencial de helicrisum, romero, clavo, manzanilla alemana, manzanilla romana, ciprés, mejorana, ylang ylang, clavo, naranja, tomillo, nardo, hinojo, jengibre, estragón, anís, hinojo, patchouli, salvia, ravensara, geranio, loto e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DÉFICIT AUDITIVO: Aceite esencial de helicrisum, enebro, geranio, menta, lavanda, albahaca, árbol del té, romero, clavo, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, orégano, comino, citronela, lavandín, arrayán, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TINNITUS: Aceite esencial de helicrisum, geranio, enebro, menta, lavanda, albahaca y ámbar cachemir (este últimos es un Aceite Sagrado). Aplicar una o dos gotas de los aceites puros en las sienes, frente y nuca; aplicar también una gota de cada aceite en las puntas de los dedos de los pies y de las manos.

DESEQUILIBRIO HORMONAL MASCULINO: Aceite esencial de romero, salvia sclarea, hinojo, ylang ylang, geranio, milenrama, salvia española, hinojo, lavanda, arrayán, menta y musk (este último es un Aceite Sagrado).

DIABETES: Aceite esencial de cilantro, canela, hinojo, eneldo, ciprés, limón, nuez moscada, menta, salvia española, geranio, arrayán, manzanilla romana, romero, helicrisum, clavo de olor, estragón, jengibre y loto (este último es un Aceite Sagrado).

DIGESTIÓN, PROBLEMAS:

– CALAMBRES: Aceite esencial de romero, jengibre, albahaca y menta y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– DIARREA: Aceite esencial de menta, nuez moscada, jengibre, orégano, ajedrea, clavo, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado)

– FLATULENCIA: Aceite esencial de menta, estragón, nuez moscada, anís, hinojo, ledum, semillas de zanahoria, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– INDIGESTIÓN: Aceite esencial de menta, nuez moscada, hinojo, jengibre, comino, naranja, estragón, anís, enebro, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– HIPO: Aceite esencial de ciprés, estragón, menta y jazmín (este últimos es un Aceite Sagrado).

– GASTRITIS: Aceite esencial de estragón, menta, hinojo, jengibre, enebro, anís, patchouli, clavo, limón, canela, eucalipto y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– NAUSEAS: Aceite esencial de menta, jengibre, patchouli, nuez moscada, estragón, enebro, anís, hinojo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– ÚLCERA DE ESTÓMAGO: Aceite esencial de clavo, canela, árbol de té, orégano, tomillo, limón, eucalipto, romero, mejorana, pino, ciprés, lavanda, pícea, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, incienso, mirra y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ACIDEZ GÁSTRICA: Aceite esencial de menta, jengibre, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, helicrisum, loto y jazmín (estos últimos son Aceites Sagrados).

DISTROFIA MUSCULAR: Aceite esencial de pino, lavanda, mejorana, vetiver, abeto balsámico, albahaca, mejorana, menta, ciprés, pícea, pimienta negra, hisopo, ámbar rojo y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DIVERTICULITIS/ DIVERTICULOSIS: Aceite esencial de patchouli, anís, estragón, romero, hinojo, menta, ajedrea, orégano, tomillo, nuez moscada, árbol del té, clavo, jazmín e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DOLOR

– DOLOR OSEO: Aceite esencial de gaulteria, abeto, ciprés, pícea, pino, menta, helicrisum, clavo, pimienta negra y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado).

– DOLOR CRÓNICO: Aceite esencial de menta, helicrisum, pícea, gaulteria, jengibre, clavo, elemí, orégano, romero, abeto balsámico, albahaca, mejorana, ciprés, ylang ylang, pimienta negra, cedro, ámbar rojo, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR MUSCULAR: Aceite esencial de romero, menta, mejorana, nuez moscada, gaulteria, helicrisum, clavo, albahaca, ciprés, pimienta negra, hisopo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR POR TRAUMATISMO: Aceite esencial de geranio, lavanda, mejorana, menta, valeriana, geranio, pícea, helicrisum, árbol del té, menta, rosa, incienso y sándalo. Masajear con los aceites alrededor del nacimiento del cabello y la punta de los dedos de los pies.

EDEMA: Aceite esencial de ledum, manzanilla alemana, cedro, gaulteria, menta, lavanda, clavo, enebro, naranja, hinojo, geranio, ciprés, mejorana, helicrisum, ylang ylang, salvia, arrayán, nuez moscada, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

EMBARAZO: Aceite esencial de lavanda, geranio, ylang ylang, helicrisum, geranio, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, limón, bergamota, rosa, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: utilizar los aceites esenciales durante el embarazo en aplicación tópica e inhalación.

ENANISMO JUVENIL: La baja estatura en niños debida a la baja producción de la hormona del crecimiento por parte de la glándula pituitaria ha sido tratada en prácticas clínicas con la utilización del aceite esencial de la hierba del gato (Conyza canadensis). Otros aceites esenciales que también han demostrado eficacia son el de cedro, ciprés, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD DE CHRON: Aceite esencial de menta, nuez moscada, estragón, jengibre, hinojo, anís, patchouli y jazmín.

ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL

– HERPES SIMPLE TIPO 2: Aceite esencial de melisa, ravensara, árbol del té, ciprés, orégano, tomillo, comino, romero, clavo, limón, canela, eucalipto, casia, cálamo, hisopo, mirra, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– VERRUGAS GENITALES: Aceite esencial de melisa, orégano, tomillo, árbol del té, romero, clavo, limón, canela, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, hinojo, comino, lavanda e incienso (estos últimos en un Aceite Sagrado).

– GONORREA Y SÍFILIS: Como complemento al tratamiento médico, los siguientes aceites esenciales han demostrado eficacia en ensayos clínicos: orégano, melisa, tomillo, ajedrea, canela, clavo, limón, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD NEUROLÓGICA

– ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA (ELA): Aceite esencial de enebro, helicrisum, orégano, salvia española, romero, clavo, cardamomo, geranio, neroli, palisandro, bergamota, palisandro, ylang ylang, gálbano, cedro, albahaca, angélica, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: Aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda, ciprés y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: Aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: Aceite esencial de enebro, menta, naranja, ylang ylang, patchouli, palisandro, helicrisum, ledum, sándalo, incienso y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: Aceite esencial de salvia sclarea, pícea, palisandro, cedro, melisa, ciprés, lavanda, helicrisum, loto, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: aplicar los aceites preferentemente de forma tópica e inhalada.

ERITEMA SOLAR: Aceite esencial de lavanda, abeto, helicrisum, ciprés y rosa (este último es un Aceite Sagrado).

ESCOLIOSIS: Aceite esencial de orégano, tomillo, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites de forma tópica en masaje a lo largo de la columna.

ESGUINCE: Aceite esencial de gaulteria, abeto balsámico, albahaca, pino, pícea, ciprés, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar de forma tópica sobre el área afectada.

ESTREÑIMIENTO: Aceite esencial de jengibre, menta, hinojo, estragón, anís, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

FERTILIDAD: Aceite esencial de salvia sclarea, salvia española, anís, hinojo, milenrama, geranio, mejorana, lavanda, geranio, neroli, palisandro, vetiver, ámbar rojo, loto, sándalo, incienso y musk (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

FIBROMIALGIA: Aceite esencial de manzanilla alemana, nuez moscada, abeto balsámico, gaulteria, helicrisum, menta, pícea, pimienta negra, hisopo, cistus, ajedrea, orégano, incienso y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

FIEBRE: Aceite esencial de menta, eucalipto, romero, ledum, abeto, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino y árbol del té.

HEMATOMA: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, clavo, nuez moscada, gaulteria y laurel.

HEMORRAGIA: Aceite esencial de helicrisum, geranio, cistus, ciprés, lavanda, hisopo, mejorana, ylang ylang, gaulteria, clavo y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en una compresa fría y/o 1 o 2 gotas en el caso afectada en caso de heridas pequeñas.

HEMORROIDES: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, nardo, albahaca, menta y arrayán. NOTA: Aplicar diluido en aceite portador de 3 a 5 gotas de una mezcla de dos o tres aceites.

HERIDAS: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, eucalipto, ciprés, gaulteria, tomillo, orégano, manzanilla alemana, lavandín, ajedrea, menta, clavo, citronela, geranio, naranja, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 2 a 6 gotas de los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de rosa de mosqueta, en la zona afectada de 2 a 4 veces por día.

HERPES LABIAL: Aceite esencial de melisa, árbol del té, menta, lavanda, ajedrea, ravensara, orégano, tomillo, limón, canela, clavo, citronela, lavandín, arrayán y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar una gota de un aceite tan pronto aparezca el herpes de 5 a 10 veces al día.

HEPÁTICOS, TRASTORNOS

– DESINTOXICACIÓN HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, helicrisum, mandarina, cardamomo, geranio, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, manzanilla romana, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar sobre el hígado en masaje). Se recomienda ingerir una mezcla de 2, 3 o 4 de los aceites y/o aplicar en compresa tibia sobre el hígado.

– HEPATITIS: Aceite esencial de ledum, ravensara, manzanilla alemana, tomillo, hinojo, geranio, helicrisum, estragón, jengibre, metna, enebro, patchouli, anís, clavo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en masaje sobre el plexo solar y sobre las zonas pulsátiles).

– ICTERICIA: Aceite esencial de ledum, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, tomillo, geranio, helicrisum, hinojo, ylang ylang, sándalo, loto y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

HIPOGLUCEMIA: Aceite esencial de lavanda, canela, tomillo, cilantro, comino, clavo, limón, eneldo, eucalipto, romero, hinojo, geranio, manzanilla romana, helicrisum, ledum, estragón, jengibre, enebro, anís, loto y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados)

INFECCIÓN BACTERIANA O VÍRICA:

INFECCIÓN FÚNGICA:

– PIE DE ATLETA: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, abeto balsámico, lavanda, menta, tomillo y ajedrea.

– CANDIDA ALBICANS: Aceite de árbol del té, enebro, ravensara, tomillo, comino, clavo, gaulteria, limón, pícea, eucalipto, cistus, hisopo, orégano, menta, cistus, lavanda, romero, geranio, palmarosa, palisandro, incienso y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre el plexo solar).

– TIÑA Y CANDIDA DE LA PIEL: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, lavanda, romero, geranio, palisandro, patchouli y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 1 o 2 gotas de dos, tres o cuatro aceites esenciales recomendados puros y del aceite de mirra sobre la zona afectada dos o tres veces por día.

– CANDIDIASIS VAGINAL: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, manzanilla romana, geranio, romero, enebro, menta, ajedrea, tomillo, laurel y ámbar rojo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites o aplicar en un tampón y mantener toda la noche.

INFECCIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, semillas de zanahoria, limón, enebro, manzanilla alemana, hinojo, geranio, gaulteria, clavo, menta, ylang ylagn, lavandín, helicrisum, loto, jazmín y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre la zona de la vesícula en forma de masaje). NOTA: Ingerir los aceites esenciales recomendados o aplicar de forma tópica sobre la vesícula 2 o 3 veces al día.

INFECCIÓN TRACTO URINARIO: Aceite esencial de orégano, tomillo, árbol del té, cistus, enebro, ajedrea, romero, estragón, jengibre, menta, hinojo, patchouli, salvia, geranio, nuez moscada, lavanda, clavo, ámbar rojo (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en las zonas pulsátiles y/o inhalar). NOTA: Aplicar de forma tópica con una compresa tibia sobre la vejiga 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados.

INFECCIÓN DE GARGANTA:

– TOS: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, limón, ravensara, tomillo, orégano, menta, cedro, ámbar cachemir, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS SECA: Añadir a una cucharadita de miel o de jarabe de llantén 2 gotas de limón y 3 de eucalipto. Como aceite se recomienda ámbar Cachemir (Aceite Sagrado).

– LARINGITIS: Añadir 1 gota de limón, 1 gota de tomillo, 1 de romero y 1 de clavo a una cucharadita de miel o zumo o zumo y retener la mezcla en la parte posterior de la garganta y luego tragar. Como aceite se recomienda el ámbar cachemir (Aceite Sagrado).

– DOLOR DE GARGANTA: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, tomillo, niaouli, orégano, limón, salvia, menta, ravensara, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– INFECCIÓN DE GARGANTA POR ESTREPTOCOCOS: Aceite esencial de eucalipto, orégano, tomillo, ravensara, ajedrea, abeto, niaouli, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– AMIGDALITIS: Aceite esencial de clavo, árbol del té, vara de San José, orégano, ajedrea, ravensara, tomillo, niaouli y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado).

INFECCIÓN DE PULMÓN:

– BRONQUITIS: Aceite esencial de romero, eucalipto, niaouli, tomillo, gaulteria, ravensara, pícea, pino, orégano, helicrisum, árbol del té, menta, abeto, salvia, casia, cálamo, hisopo, nardo, ajedrea, cistus, orégano, mirra, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– NEUMONÍA: Aceite esencial de árbol del té, romero, tomillo, ledum, ravensara, niaouli, vara de San José, eucalipto, ajedrea, aní, hinojo, gaulteria, hisopo, menta, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS FERINA: Aceite esencial de romero, lavanda, niaouli, tomillo, naranja, limón, citronela, arrayán, clavo, ravensara, comino, cistus, hisopo, mejorana, ciprés, nuez moscada, orégano, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el cuello y pecho y en compresas en la parte superior de la espalda, así como también vía inhalada.

INFERTILIDAD: Algunos aceites esenciales tienen propiedades similares a las hormonas que pueden ayudar los procesos de fertilidad. Estos son: aceite esencial de salvia sclarea, anís, hinojo, milenrama, geranio y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Los aceites esenciales se pueden ingerir de 2 a 4 veces al día o bien se pueden aplicar todos, incluido el aceite de musk vía tópica en la parte baja de la espalda y en la parte baja del abdomen.

INFLAMACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, manzanilla alemana, árbol del té, abeto, menta, manzanilla romana, lavanda, ravensara, tomillo, ciprés, hisopo, incienso y mirra (estos últimos son Aceites Sagrados).

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA: Aceite esencial de estragón, patchouli y romero

INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO: Aceite esencial de ravensara, eucalipto, arrayàn.

LACTANCIA MATERNA:

– MASTITIS: Aceite esencial de manzanilla romana, clavo, tomillo, romero y lavanda.

– AUMENTO DE LA LECHE MATERNA: Aceite esencial de geranio, hinojo y salvia.

– PEZONES RESQUEBRAJADOS: Aceite esencial de lavanda, geranio, helicrisum, pícea, palisandro, mirra y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites con un aceite portador y aplicar masajeando el pezón.

AFECCIONES DE ESPALDA:

– CIÁTICA: Aceite esencial de helicrisum, menta, nuez moscada, tomillo, pícea, gaulteria, albahaca, romero, clavo, estragón y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona en masaje o compresa tibia (si no hay inflamación).

– LUMBAGO: Aceite esencial de mejorana, estragón, jengibre, enebro, anís, hinojo, patchouli, pimienta negra, pícea, nuez moscada, albahaca, gaulteria, helicrisum, manzanilla alemana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en masaje o en compresa tibia.

– LESIÓN DE ESPALDA: Aceite esencial de gaulteria, abeto, pícea, menta, mejorana, vetiver, helicrisum, enebro, albahaca y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR DE ESPALDA: Aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana, albahaca, salvia sclarea, menta, geranio y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– CALCIFICACIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL: Aceite esencial de geranio, romero, eucalipto, lavanda, arrayán, mejorana, ravensara, orégano y vetiver. NOTA: Aplicar en masaje a lo largo de la columna vertebral.

– DOLOR Y RIGIDEZ DEL CUELLO: Aceite esencial de albahaca, mejorana, helicrisum, gaulteria, abeto, nuez moscada, lavanda, menta, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites en masaje en el cuello o compresa tibia (si no hay inflamación).

– HERNIA DISCAL: Aceite esencial de helicrisum, albahaca, tomillo, melisa, abeto, pícea, vetiver, valeriana y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en masaje a lo largo de la columna o en compresa fría en la zona afectada.

LIMPIEZA METALES PESADOS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, ledum, manzanilla almena, geranio e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

NAUSEAS: Aceite esencial de menta, patchouli, jengibre y nuez moscada. NOTA: los aceites recomendados se pueden inhalar, aplicar vía tópica en la zona del ombligo y detrás de las orejas o bien ingerir de 1 a 4 veces por día.

NERVIOSO, TRASTORNOS: Son problemas en los están involucrados o afectados los nervios superficiales o periféricos (a diferencia de los trastornos neurológicos en los que la perturbación es neurológica profunda en el cerebro). En general, se recomiendan los aceites esenciales de menta, lavanda, cedro, manzanilla alemana, manzanilla romana, salvia, romero, pícea, enebro, mejorana, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites recomendados deben aplicarse vía tópica diluidos o puros en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– NEURALGIA: Aceite esencial de mejorana, helicrisum, menta, enebro, gaulteria, clavo, pimienta negra, hinojo, geranio, patchouli, ylang ylang, romero, nuez moscada, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el área afectada o inhalada.

– NEURITIS: Aceite esencial de menta, lavanda, orégano, enebro, albahaca, mejorana, ciprés, tomillo, milenrama, clavo, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día, con compresa fría o inhalada

– SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: Aceite esencial de menta, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, helicrisum, pimienta negra, hiospo y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día o bien en compresa fría de 2 a 3 veces por día.

– NEUROPATÍA: Aceite esencial de hierba del gato, menta, enebro, milenrama, vara de San José, helicrisum, albahaca, mejorana, lavanda, geranio, gaulteria, clavo, naranja, patchouli, ylang ylang, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada puros o diluidos o en compresa fría de 2 a 3 veces por día, o bien inhalados. Si el daño comienza a revertirse suele haber dolor por lo que se puede aplicar aceite esencial de clavo, menta, gaulteria o helicrisum para aliviar.

OBESIDAD: Aceite esencial de menta, ylang ylang, vainilla, limón, mandarina, bergamota, palisandro, palmarosa, manzanilla romana, jengibre, rosa y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

OCULAR, TRASTORNOS:

– CONDUCTO LAGRIMAL BLOQUEADO: Aceite esencial de lavanda. NOTA: Aplicar 1 gota sobre el puente de la nariz.

– CATARATAS Y GLAUCOMA: Aceite esencial de clavo, lavanda, ciprés, eucalipto y sándalo (este último es un Aceite Sagrado) NOTA: ingerir los aceites diluidos en un amplio círculo alrededor del ojo y en las sienes de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD: Aceite esencial de limón (para la degeneración macular seca) , aceite esencial de clavo (para la degeneración macular húmeda) y sándalo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites esenciales 1 vez al día y aplicar en masaje alrededor del ojo y en las sienes los Aceites Sagrados.

– VISIÓN BORROSA: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, ciprés, mejorana, ylang ylang, gaulteria, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica los aceites recomendados en un círculo alrededor del ojo y en las sienes.

– CONJUNTIVITIS: Aceite esencial de citronela, árbol del té, romero, arrayán, enebro, pícea, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

OÍDO, PROBLEMAS DE:

– DOLOR DE OÍDOS: Aceite esencial de tomillo, lavanda, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, ravensara, menta, eucalipto, clavo, citronela, lavandín, arrayán, gaulteria, limón, canela, cistus, hisopo, ajedrea, orégano, comino, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de oliva tibio alrededor del orificio de la oreja (nunca dentro) o en compresa tibia sobre la oreja.

– ÁCAROS DEL OÍDO: Aceite esencial de eucalipto, citronela, arrayán, lavandín, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos con aceite de oliva tibio alrededor de la oreja (nunca dentro del oído) y en los lóbulos de las orejas.

– PERFORACIÓN DE TÍMPANO: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, clavo y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en aceite de oliva tibio alrededor de la oreja y en los lóbulos de las orejas.

OSTEOPOROSIS: Aceite esencial de gaulteria, pícea, abeto, pino, ciprés, menta, mejorana, romero, albahaca, citronela, árbol del té, arrayán, cedro, ylang ylang, pimienta negra, hisopo, clavo, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica a lo largo de la columna vertebral y en el área afectada de 2 a 3 veces por día.

PANCREATITIS: Aceite esencial de menta, vetiver, ajedrea, orégano, geranio, canela, cálamo, casia, hisopo, nardo, cistus, ravensara, romero, clavo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica.

PAPERAS: Aceite esencial de tomillo, melisa, ciprés, gaulteria, ravensara, eucalipto, limón, lavanda, clavo, canela, nardo, gálbano, ámbar cachemir, incienso y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica sobre la zona con una compresa tibia.

PARÁSITOS INTESTINALES: Aceite esencial de estragón, anís, albahaca, menta, jengibre, nuez moscada, hinojo, enebro, palisandro, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, geranio, jazmín y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica en compresa tibia sobre el abdomen.

PEDICULOSIS: Aceite esencial de eucalipto, lavanda, menta, tomillo, geranio, nuez moscada y romero. NOTA: Diluir los aceites esenciales recomendados con un aceite portador y aplicar sobre el cuero cabelludo. Dejar al menos media hora. Lavar el cabello y enjuagar con una solución de 2 gotas de eucalipto, 2 gotas de lavanda, 2 gotas de geranio, 25 ml. de vinagre y 200 ml. de agua.

PICADURAS DE INSECTOS: Aceite esencial de lavanda, eucalipto, citronela, árbol del té, menta, manzanilla romana y romero.

PIEL, TRASTORNOS DE LA

– AMPOLLAS: Aceite esencial de árbol del té, helicrisum, menta, lavanda, limón, manzanilla alemana, eucalipto, romero, tomillo, ajedrea, palmarosa, patchouli, clavo, citronela, arrayán, palisandro, enebro, ravensara, orégano, nardo, gálbano, casia, canela, cistus, ajedrea, comino, mirra e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona diluidos de 3 a 5 veces al día.

– ACNÉ: Aceite esencial de árbol de té, geranio, vetiver, ciprés, lavanda, patchouli, manzanilla alemana, manzanilla romana, palisandro, cedro, eucalipto, clavo e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Diluir los aceites esenciales con aceite portador de pepita de uvas y aplicar sobre la zona afectada de 1 a 3 veces por día.

– ARRUGAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, lavanda, ylang ylang, patchouli, salvia, geranio, salvia sclarea, palisandro, neroli, palmarosa, nardo, bergamota, limón, manzanilla romana, sándalo, rosa, incienso, jazmín y mirra (estos 5 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de jojoba, argán, aguacate.

– EXANTEMA DEL PAÑAL: Aceite esencial de lavanda, helicrisum, manzanilla alemana, ciprés, geranio, palmarosa, palisandro, ylang ylang, bergamota, rosa y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites recomendados con un portador, por ejemplo aceite de jojoba o de almendras y aplicar de 2 a 4 veces al día.

– ECZEMA: Aceite esencial de lavanda, enebro, ledum, cistus, manzanilla romana, manzanilla alemana, geranio, citronela, árbol del té, palisandro, palmarosa, ylang ylang, limón, bergamota, tomillo, hinojo, helicrisum , jazmín, rosa y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados diluidos en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– LUNAR: Aceite esencial de orégano e incienso (este último es un Aceite Sagrado). Aplicar sobre el lunar directamente 2 a 3 veces por día.

– PSORIASIS: Aceite esencial de enebro, ciprés, manzanilla romana, árbol del té, patchouli, lavanda, helicrisum, clavo, hinojo, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica puros 2 veces por día, con compresa tibia 3 veces por semana y/o ingeridos 1 vez al día.

– PIEL FLÁCIDA: Aceite esencial de lavanda, ciprés, patchouli, helicrisum, incienso y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos 1 o 2 veces por día.

– ÚLCERAS DÉRMICAS: Aceite esencial de palisandro, clavo, helicrisum, manzanilla romana, patchouli, lavanda y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica puros o diluidos.

– ESTRIAS: Aceite esencial de lavanda, nardo, geranio, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta y masajear de 2 a 3 veces por día.

– VITÍLIGO: Aceite esencial de vetiver, citronela, árbol de té, arrayán, lavandín, romero, clavo, sándalo, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

PLEURESÍA: Aceite esencial de ajedrea, tomillo, ravensara, niaouli, eucalipto, gauteria, limón, pino, ciprés, menta, arrayán, cistus, hisopo, comino, nardo, casia, cálamo, canela, gálbano, incienso, mirra, y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando el cuello y pecho, en compresa tibia en el cuello, pecho y parte superior de la espalda 1 vez al día o bien inhalados.

POLIOMELITIS: Aceite esencial de árbol del té, gaulteria, melisa, ravensara, limón, ylang ylang, arrayán, estragón, salvia sclarea, ciprés, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados, que deben aplicarse sobre el cuello, nuca, frente y espalda en masaje al menos 2 o 3 veces al día). NOTA: Los aceites esenciales recomendados se deben ingerir 2 o 3 veces por día.

PRÓSTATA: Aceite esencial de orégano, naranja, abeto, comino, tomillo, ciprés, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, incienso, ámbar rojo y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en el área comprendida entre el recto y el escroto 2 veces por día.

– HIPERPLASIA PROSTÁTICA: Aceite esencial de ledum, naranja, abeto, comino, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, milenrama, menta, manzanilla alemana, mejorana, cedro, abeto, tuya, ciprés, incienso, jazmín, mirra y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir 3 veces por día.

– CÁNCER DE PRÓSTATA: Aceite esencial de ledum, naranja, tuya, abeto, comino, hinojo, lavanda, milenrama, menta, clavo, tomillo, helicrisum, salvia, mirra, incienso y ámbar rojo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos con aceite de semillas de sésamo sobre la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir los aceites esenciales 2 a 4 veces por día.

– PROSTATITIS: Aceite esencial de romero, arrayán, tomillo, menta, salvia, hinojo, lavanda, albahaca, ciprés, estragón, jengibre, enebro, patchouli, arrayán, milenrama, mejorana, tuya, jazmín y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites ser pueden aplicar tópicamente en la zona comprendida entre el recto y escroto diluidos con aceite de semillas de sésamo y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

TIROIDES, PROBLEMAS DE

– HIPERTIROIDISMO: Aceite esencial de pícea, menta, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, ámbar cachemir y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica diluidos sobre la tiroides de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– HIPOTIROIDISMO: Aceite esencial de ledum, arrayán, menta, clavo, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, ámbar cachemir y mirra (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre la zona de tiroides diluidos de 1 a 3 veces por día y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

QUISTE

– QUISTE EN GÁNGLIOS: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar los aceites puros vía tópica de 3 a 4 veces por día sobre la zona afectada.

– QUISTE OVÁRICO Y UTERINO: Aceite esencial de árbol del té, orégano, salvia sclarea, ciprés, geranio, albahaca e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando la zona externa y/o en compresa tibia.

– QUISTE SIMPLE: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar tópicamente sobre la zona de 3 a 4 veces por día.

RENAL, TRASTORNO:

– CÁLCULOS RENALES: Aceite de gaulteria, geranio, enebro, eucalipto, helicrisum, hinojo y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar tópicamente en compresa tibia sobre la zona del riñón y/ ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– DIURÉTICO: Aceite esencial de ledum, romero, enebro, hinojo, anís, geranio, salvia, menta, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, estragón, jengibre, patchouli, neroli, palisandro, manzanilla romana, helicrisum, romero, incienso, sándalo, loto y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden masajear sobre la zona del riñón diluidos, aplicar en compresa tibia sobre la zona del riñón o ingerir los aceites esenciales y/o ingerir 3 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, enebro, hinojo, estragón, jengibre, menta, anís, geranio, manzanilla romana, ledum, loto y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: ingerir los aceites esenciales 3 veces al día y aplicar los Aceites Sagrados sobre la zona de los riñones.

– INFECCIÓN DE URÉTER: Aceite esencial de limón, arrayán y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar en masaje sobre la zona de los riñones y/o ingerir dos veces por día durante 10 días.

– NEFRITIS: Aceite esencial de ciprés, enebro, ledum, ylang ylang, menta, arrayán, nuez moscada, geranio, mejorana, helicrisum, limón, canela, eucalipto, romero, hinojo, mirra, loto y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica en compresa fría 1 o 2 veces al día sobre el riñón y/o ingerir los aceites esenciales de 2 a 4 veces por día.

RONQUIDO: Frotar de 4 a 6 gotas de aceite esencial de tomillo diluido en la planta de los pies antes de ir a dormir. Como Aceite Sagrado masajear la zona del cuello y garganta y mandíbula con ámbar cachemir.

SARAMPIÓN: Aceite esencial de lavanda, manzanilla romana, árbol del té, clavo, tomillo, manzanilla alemana, hisopo, ravensara, cistus, ajedrea, orégano, comino e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta.

SARNA: Aceite esencial de citronela, menta, palmarosa, lavandín, eucalipto, pimienta negra, jengibre, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, arrayán, árbol del té, naranja, ylang ylang, mirra y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica diluidos o puros y masajear la zona de 3 a 4 veces por día. Para el tratamiento del cabello añadir de 2 a 4 gotas de 2 o 3 de los aceites recomendados en una dosis de champú.

SIDA: Se ha demostrado que los aceites esenciales de limón, cistus, tomillo y lavanda tienen propiedades reconstituyentes de células inmunitarias. En investigación se ha demostrado que el aceite esencial de comino tiene efecto inhibitorio sobre la reproducción viral. Otros aceites antivirales son el de orégano, tuya, incienso, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos o puros en la planta de los pies, a lo largo de la columna y en masaje por todo el cuerpo y/o ingerir los aceites esenciales 1 vez por día.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: Aceite esencial de tomillo, clavo, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, comino, cistus, menta, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, limón, canela, estragón, jengibre, anís, patchouli, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, mirra, incienso sándalo y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica, inhalada o ingerir los aceites esenciales 3 veces por día.

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Aceite esencial de menta, anís, hinojo, estragón, ledum, helicrisum y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Ingerir los aceites contenidos en una cápsula de aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA ENDOCRINO: Aceite esencial de hierba del gato, helicrisum, verbena, limón, nuez moscada, clavo, romero, menta, pícea, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, enebro, pimienta negra, palisandro, vetiver, ylang ylang, mirra, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en los pies, en la glándula tiroides y suprarrenales, inhalados y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA LINFÁTICO: Aceite esencial de ledum, helicrisum, arrayán, ciprés, limón, naranja, romero, estragón, jengibre, menta, enebro, anís, hinojo, patchouli, geranio, manzanilla romana, manzanilla alemana, nuez moscada, clavo, canela, palisandro, neroli, eucalipto, pino, lavanda, ylang ylang, abeto, pimienta negra, incienso, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre las glándulas doloridas y en las axilas en masaje de 2 a 3 veces por día, en compresa tibia sobre las áreas afectadas 1 o 2 veces por día, y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

– ESTIMULAR EL S.N. SIMPÁTICO: Aceite esencial de menta, hinojo, jengibre, eucalipto, pimienta negra, albahaca, cardamomo, palisandro, geranio, romero, laurel, palmarosa, bergamota, ylang ylang, limón, manzanilla romana, cedro, melisa, helicrisum, incienso, sándalo, y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalado 1 o 2 veces por día y/o ingerir 2 o 3 de los aceites esenciales recomendados 2 veces por día.

– PARASIMPÁTICO: Aceite esencial de lavanda, patchouli, mejorana, pícea, palisandro, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, clavo, comino, orégano, naranja, ylang ylang, incienso, loto y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalar 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de 2 o 3 de los aceites esenciales 2 veces por día.

SUDACIÓN EXCESIVA: Aceite esencial de salvia española, salvia sclarea, milenrama, hinojo, lavanda, arrayán, menta, geranio, palisandro, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, bergamota, ylang ylang y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, en la nuca y parte baja del abdomen, puros o diluidos por la mañana y antes de dormir.

SANGUÍNEO, TRASTONO: Aceite esencial de vara de San José, helicrisum, mejorana, ciprés, arrayán, naranja, mandarina, limón, clavo, menta, geranio, nuez moscada, cistus, ylang ylang, gaulteria, abeto, pimienta negra, tomillo, estragón, jengibre, hisopo, pícea, lavanda, angélica, salvia española, palisandro, palmarosa, bergamota, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje diluidos 2 o 3 veces por día sobre el área afectada, en masaje y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– ANEMIA: Aceite esencial de limón, helicrisum, ciprés, mejorana, ylang ylang, manzanilla romana, hinojo, geranio, nardo, ledum y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en los pies y en las muñecas y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– CIRCULACIÓN SANGUÍNEA DEFICIENTE: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, abeto, limón, ciprés, albahaca, gaulteria, naranja, cistus, mandarina, menta, incienso, mejorana, clavo, pícea, palisandro, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, muñecas y piernas y/o ingerir los aceites recomendados 2 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN SANGUÍNEA: Aceite esencial de helicrisum, manzanilla romana, manzanilla alemana, romero, estragón, jengibre, anís, hinojo, menta, patchouli, ledum, geranio, naranja, limón, cardamomo y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en la planta de los pies y muñecas y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– VENAS VARICOSAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, gaulteria, albahaca, menta, limón y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites esenciales puros o diluidos en las piernas masajeando en dirección al corazón.

– FLEBITIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, cistus, naranja, vara de San José y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites diluidos en el área afectada o sobre el corazón 3 veces por día y/o ingerir 1 vez por día.

VÉRTIGO: Aceite esencial de ciprés, menta, cedro, melisa, albahaca, mejorana, helicrisum, ylang ylang, cardamomo, palisandro, palmarosa, limón, bergamota, manzanilla romana, jazmín, sándalo e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en las sienes, nuca y hombros y/o ingerir 1 o 2 veces al día.

Bioenergética. Medicina Cuántica. Las frecuencias del Dr. Reininger. Sonoacupuntura

REININGER
ELIMINACIÓN DEL DOLOR POR INTERVENCIÓN DIRECTA CON SONIDO SOBRE PUNTOS ESPECÍFICOS

Se aplica moxibustión en todos los puntos que se indican.

1 DOLOR ABDOMINAL, GÁSTRICO, GASES Y ACIDEZ
Frecuencia: 471 Hz (REININGER)
PUNTO 36 E ZUSANLI: Se actúa sobre este punto para el fortalecimiento de todo el organismo. Tiene una acción preventiva y reforzante de la inmunidad , es uno de los puntos más importantes para el tratamiento de los trastornos del sistema digestivo y se utiliza también en el tratamiento del dolor y trastornos motores de las extremidades inferiores. Punto de tonificación general para las enfermedades de debilidad, y en todos los trastornos que desde el punto de vista de la medicina tradicional china están supeditados a un estado de vacío.
Util en tratamiento de la gastritis, úlceras duodenales, vómitos, nauseas, diarreas y estreñimiento.
Este punto tiene efectos reguladores sobre la diabetes mellitus, las enfermedades metabólicas y la debilidad y parálisis de las piernas. Así mismo tiene un efecto regulador sobre las enfermedades endocrinas.

2 HIPERTENSIÓN
Frecuencia: 442 Hz (REININGER)
PUNTO 3 H Taichong: Según la MTC es un punto importante para el tratamiento de la cefalea, la migraña, tratamiento de los trastornos hepáticos y biliares y fundamental para controlar la hipertensión.
Es utilizado en los trastornos mentales, urogenitales, endocrinos y metabólicos.
Útil en los trastornos menstruales, en la incontinencia y la retención urinaria y en las crisis epilépticas. También en el dolor y los trastornos motores del pié.

3 DOLOR TORÁCICO
Frecuencia: 497 Hz (REININGER)
PUNTO 6 PC NEIGUAN: La aplicación de este punto en acupuntura alivia el dolor, aclara el cerebro y refuerza el bazo. Es utilizado para tratar la angina de pecho, palpitaciones y sentimiento de plenitud torácica. En la gastralgia, nauseas y vómitos. En los trastornos mentales y psiquiátricos, en la inquietud, la agitación, el insomnio y la epilepsia). Trastornos de la conciencia y hemiplejia en las enfermedades cerebro vasculares.

4 PALPITACIONES Y OPRESIÓN TORÁCICA
Frecuencia: 497 Hz (REININGER)
PUNTO 7 C Shenmen: Este punto denominado “Puerta del espíritu”, tonifica la sangre del corazón, libera la fuerza espiritual y calma la depresión.
Se utiliza en acupuntura para tratar los dolores en la región cardiaca, palpitaciones y otras enfermedades cardíacas funcionales.
Se utiliza en los trastornos mentales (psíquicos y psicosomáticos), miedo escénico, miedo a los exámenes, tratamiento de adicciones, insomnio, estados de ansiedad, angina de pecho.
Este punto es el más importante en la acupuntura para el tratamiento de los trastornos mentales y cardíacos.

5 VOMITOS Y NAUSEAS
Frecuencia: 497 Hz (REININGER)
Pc6 Neiquan: Vómitos

6 DOLOR EN EL BAJO VIENTRE
Frecuencia: 702 Hz (REININGER)
PUNTO 6 B SANYINJIAO: Este punto es uno de los más utilizados en acupuntura y de los más importantes de esta terapia. Situado a tres cun por encima de la protuberancia máxima del maleolo interno, refuerza y tonifica el bazo regula y equilibra la sangre, el hígado y los riñones. Se utiliza en trastornos ginecológicos y obstétricos, diarrea y enteritis crónica, trastornos de la función sexual en el hombre, tales como la impotencia, la prostatitis, retención urinaria, dismenorrea, amenorrea, dolor pélvico y en trastornos motores de la extremidad inferior.
Es un punto de tonificación importantísimo para tratar los síndromes de vacío, tales como la depresión mental, la fatiga crónica, la convalecencia y la hipotensión.
Se utiliza con éxito en el tratamiento de los trastornos alérgicos, inmunológicos y endocrinos tales como la diabetes mellitus y enfermedades cutáneas.
Es conocido como el punto de reunión de los tres Yin , por lo que es indicado este punto para el tratamiento de los trastornos hepáticos y renales.

7 DOLOR EN LA CARA Y EN LA BOCA
Frecuencia: 553 Hz (REININGER)
PUNTO 4 IG HEGU : En la terapia de la acupuntura este punto está considerado el punto analgésico mas relevante y la estimulación de este punto alivia el dolor en todas las partes del cuerpo y se utiliza en todos los casos en que se trate de enfermedades doloras.
Asi mismo es utilizado por los acupuntores para tratar los trastornos de la cara, cuello y dientes siendo de especial atención su beneficioso efecto sobre las cefaleas, fiebre, edema doloroso en laringe y faringe durante el resfriado y en las inflamaciones agudas a nivel del cuello y la cabeza.
Efectivo en el resfriado común, secreción de sudor deficitaria o exagerada, fiebre, dolor abdominal y en la analgesia para el parto.
Dolor y trastornos motores a nivel de la articulación de la muñeca y de los dedos.

8 REGULACIÓN DE LAS GLÁNDULAS ENDOCRINAS
Frecuencia: 493,88 Hz (REININGER)
PUNTO 5 RM Shimen: El canal RENMAI tiene un efecto coordinador y armonizador sobre los órganos: bazo, hígado, riñón, pulmón y el corazón, por lo tanto, a menudo se emplean los puntos del canal RENMAI para el tratamiento de trastornos urogenitales, gastrointestinales, cardíacos y pulmonares. Este punto (Puerta de piedra) Ordena la energía y calma el dolor. Es empleado para regularizar las disfunciones endocrinas, la enteritis crónica, y la disentería crónica, algunos trastornos ginecológicos como, por ejemplo, hemorragias uterinas disfuncionales, anovulatorias, la amenorrea y hemorragias puerperales.

9 DOLOR FACIAL
Frecuencia: 791 Hz (REININGER)
PUNTO 18 ID Quanliao: La utilización de este punto calma el dolor y reduce los espasmos, se utiliza en el tratamiento de la neuralgia del trigémino, parálisis, tics, espasmos faciales y en el dolor de muelas y tratamiento de la sinusitis.

10 DOLOR DEL HOMBRO
Frecuencia: 791 Hz (REININGER)
PUNTO 11 ID Tianzong: La utilización de este punto elimina inflamaciones y edemas y relaja los tendones.
Se utiliza en el tratamiento del dolor en la zona de la articulación del hombro y del brazo, trastornos de drenaje linfático y en la periartritis del hombro.

11 ESTIMULAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO
PUNTO 5 P Chize: Frecuencia: 824 Hz (REININGER)

12 DOLOR EN EL CUELLO (parte posterior)
Frecuencia: 824 Hz (REININGER)
PUNTO 7 P LIEQUE: Este punto es el más importante del meridiano del pulmón y su estimulación está indicada para los trastornos de los órganos respiratorios , como la bronquitis, el asma bronquial, el resfriado común, la tos, la disnea, el dolor en el cuello y en la parte posterior de la cabeza, la espondilosis cervical, la tensión y el dolor en los músculos del cuello, en la enfermedad de Parkinson y enfermedades de la piel, la artritis de la muñeca y la tendovaginitis. Asi mismo es válido para tratar la rinitis, el dolor de muelas y la parálisis facial. Útil en la parálisis y dolor en el antebrazo y en los trastornos de la micción e infecciones agudas de las vías urinarias.

13 SISTEMA RESPIRATORIO
Frecuencia: 824 Hz (REININGER)
PUNTO 5 P Chize: La estimulación de este punto está indicado para la artritis en la articulación del codo, trastornos pulmonares, tos, disnea y enfermedades infecciosas de las vías respiratorias superiores, parálisis del brazo, también en la psoriasis.

14 DOLOR DE ESPALDA ( DORSALES Y LUMBARES)
Frecuencia: 667 Hz (REININGER)
PUNTO 40 V WEIZHONG: Este punto está indicado para tratar trastornos súbitos de la conciencia en enfermedades cerebrales y cerebro vasculares. En los trastornos motores, dolores y espasmos de las extremidades inferiores y en la lumbalgia. (Se trata de un punto importante para su tratamiento). Válido en la ciática, trastornos pélvicos. Se utiliza para tratar la impotencia.

15 DOLOR EN LA ESPALDA ALTA
Frecuencia: 667 Hz (REININGER)
PUNTO 60 V Kunlun: Indicado para tratar la ciática, el lumbago y la espondilitis cervical, las torceduras y el dolor en las articulaciones del tobillo, la tendinitis del tendón de Aquiles, y la parálisis de las extremidades inferiores. Es calmante del dolor, y se utiliza también en la cefalea tensional y en el parto prolongado.

16 REGULARIZAR LA ESFERA SEXUAL
Frecuencia: 702 Hz (REININGER)
PUNTO 6 B Zanyinjiao: Este punto es uno de los más utilizados en acupuntura y de los más importantes de esta terapia. Situado a tres cun por encima de la protuberancia máxima del maleolo interno, refuerza y tonifica el bazo, regula y equilibra la sangre, el hígado y los riñones. Se utiliza en trastornos ginecológicos y obstétricos, diarrea y enteritis crónica, trastornos de la función sexual en el hombre, tales como la impotencia, la prostatitis, retención urinaria, dismenorrea, amenorrea, dolor pélvico y en trastornos motores de la extremidad inferior.
Es un punto de tonificación importantísimo para tratar los síndromes de vacío, tales como la depresión mental, la fatiga crónica, la convalecencia y la hipotensión. En todos estos casos se utiliza mayormente la moxibustión sobre este importante punto.
Se utiliza con éxito en el tratamiento de los trastornos alérgicos, inmunológicos y endocrinos tales como la diabetes mellitus y enfermedades cutáneas.
Es conocido como el punto de reunión de los tres Yin , por lo que es indicado este punto para el tratamiento de los trastornos hepáticos y renales.

17 TRASTORNOS NEUROLÓGICOS
Frecuencia: 611 Hz (REININGER)
PUNTO R27 Shufu: Aplicaciones clínicas: El riñón está emparejado con la vejiga y juntos constituyen un sistema funcional. Esto incluye las funciones renales, adrenales, del tracto urinario, y también las reproductoras.
El sistema renal chino ejerce influencia sobre la voluntad de las personas. Por lo tanto, una deficiencia renal, está relacionada con la falta de voluntad y, por eso, con la depresión mental.
Por lo general, se indican los puntos localizados en el canal del riñón para tratar los trastornos urogenitales, la artritis reumatoide y la depresión mental. Este punto calma la tos y alivia la disnea, disminuye la energia invertida y calma el dolor. Es muy útil en las inflamaciones agudas y crónicas de las vías respiratorias. Trata también el dolor torácico.

http://www.curacionelectromagnetica.com/acupuntura/puntosdolor.htm