Archivo de la etiqueta: SARNA

Resumen Policrestos y Bioterápicos homeopáticos

Este resumen y cualquier otra información publicada, no sustituye ningún tratamiento médico. Consulte siempre a su médico.

Policresto hace referencia a un remedio homeopático, que se asemeja a un determinado perfil tipológico y emocional,

Bioterápico, remedios fabricados a partir de la causa infecciosa supuesta.

Policrestos
Policresto Síntomas Indicaciones Básicos clave
Argentum Nitricum

(Nitrato de Plata)

Desinfecta y cauteriza

Personas agitada, nerviosa

Sensación de espina

Ardor gástrico acompañado hinchazón vientre

Aumento volumen cráneo

Agravamiento calor

Eructos

Agitación ansiosa

Niño inquieto, no escucha.

Adulto estresado siempre con prisas.

Diarreas matinales se agravan menor aprensión.

Vértigos, Agorafobia.

 

Aurum

(Oro)

Melancolía, dolores cardiacos y fetidez. Reumatismos.

Autoritario, irascible.

Fracasado, jubilado.

 

Palpitaciones y ansiedad

Agravamiento noche, invierno, contradicción

Deseo alcohol

Hipertensión.

Cambios de ritmo.

 

Otitis, sinusitis, depresión.
Arsenicum Album

(anhídrido arsénico) Tóxico. Desensibilizar los dientes.

 

Ardor

Debilidad

Hipersensibilidad frío

Mejoría calor

Agravamiento 1 a 3

Ansiedad

Desesperación

Diarreas, vómitos con ardor,

Otits, asma

Cistitis, vaginitis

Dolor quemante, horario nocturno o ansiedad.
Calcárea Carbónica

(sustancia calcárea de la ostra)

No Tóxico.

Rechoncha, redondo

Sensación frío

Debilidad

Agravamiento frío húmedo, luna llena

Sudores localizados

Alimentos indigestos

Rinofaringitis, bronquitis

Eccema, dermatitis seborreica lactante, verrugas , sudor

Hipertrofia mamaria

Diabetes, ácido úrico, cólicos nefríticos
Ignatia

(Haba de San Ignacio)

Estricnina, excitante Sistema Nervioso.

Emotividad

Síntomas se agravan emoción, olores, excitantes.

Mejoran y desparecen con distracción.

Migrañas, desvanecimientos. Tos nerviosa, dificultad conciliar sueño, ahogo, cólicos, aerofagia, nudo estómago, bola garganta
Lachesis mutus

(crótalo mudo)

Veneno, daño vascular, inflamación.

 

Rostro enrojecido, nariz violácea. Alcohólico.

Gran sensibilidad ropa aprieta

Ahogo dormirse (asma)

Venas dolorosas

Perimenopausia

Alcoholismo

Trastornos congestivos.

Molesto con calor, claustrofóbico.

Celos, intensifica alcohol.

Sofocos, cefaleas, hemorroides, asma

Lycopodium

(pie de lobo)

No tóxico.

 

Poco desarrollada, poco musculo. Deportes exigentes. Lider.

Hígado, riñones, piel, ácido úrico, colesterol.

Hepatitis, úlcera, ardor, bajo vientre con flatulencia.

 

Irritable, autoritario, misántropo. Dermatosis prurito, urticaria, asma, hígado.
Mercuris solubilis

(Mercurio soluble)

Toxico, pulmones y riñones.

 

Inestables, dificultad de concentración y memoria. Egocéntrico

Escalofríos, hormigueo, infecciones boca, diarreas dolorosas.

Agravamiento noche, sudor graso.

 

Infecciones agudas y crónicas de la boca y faringe Gingivitis, piorrea, aftas,  supuraciones.
Natrum Muriaticum

(Sal de mar)

Tóxica, sistema neurológico.

 

Niños, adolescentes. Longilínea, delgadez tendencia celulitis inferior. Morena. Fríolera.

 

Alergia solar, herpes labial, verrugas manos y dedos.

Deseo de sal, trastornos apetito, bulimia.

 

Adelgazamiento, deshidratación, gripes, enfermedades febriles. Desgana, anorexia, hambre canina, pena de amor, acné, herpes, asma, síndrome premenstrual.
Nux Vomica

(Nuez Vómica)

Estricnina, convulsiones, coma y muerte por asfixia.

 

Hombre de negocios, mujer atareada en casa, niños ocupados.

Estómago hinchado, reflujo, cólicos, calambres, hipersensibilidad frío, luz, olores, irritabilidad, somnolencia después comida. Insomnio hacia las 3 mañana.  Deseo excitantes, alcohol. Lasitud después comidas. Ansiedad. Indigestiones, prevención resaca, estreñimiento, hemorroides, acidez, gripe.
Phosphorus

(Fósforo)

Tóxico, hígado, necrosis ósea.

 

Delgada, esbelta, tendencia a arquearse, cansado al caminar. Emotiva, vulnerable.

Humor inestable, hepatitis aguda, tendencias hemorrágicas.

Sensación punzante garganta, ardor hombros, hambre por la noche, alimentos fríos, mejoría con calor.

Se agrava crepúsculo y caída noche.

Vértigos personas mayores, hepatitis víricas, ronquera,

Hepatitis, neuomonía.

Adolescente tendencia a drogas, fugas, etc.

 

Pulsatilla

(anémona pulsátil o avellana en racimos o Flor de Pascua o del viento)

Antiespasmódica, anticatarral.

 

Timidez, emotividad, ávida de amor.

Variabilidad humor, agravamiento calor en habitación cerrada, mejoría con frío, intolerancia grasa, ausencia de sed. Síndrome depresivo, reglas con retraso, síndrome premenstrual, varices, tos con flema por el día, seca noche, abandono, separaciones dificultad conciliar sueño. Resfriados, bronquitis. Favorece supuración en otitis, tratamiento trastornos venosos y ginecológicos.
Sepia

Mujer morena, delgada, dedicada al trabajo y familia.

Pesadez vientre, recto, bola en recto, sofocos, deseo ácidos (vinagre), aversión leche.

Ataque hígado, miniepisodio depresión, infecciones urinarias.

Camina rápido, cruza piernas cuando se sienta. Alivia pesadez pelvis antes de las reglas.

Micosis vaginales.

Circulación sanguínea, digestión.

Mujeres problemas crónicos cutáneos, ginecol

Silicea

Delgadas, fríoleras, enclenques. Protuberancias frontales prominentes.

Drenaje tejido conjuntivo, calcificación, protección vascular.

Hipersensibilidad frío.

Supuraciones daños ganglionares, sudor en cabeza y pies.

Tener sensación astilla. Agravamiento frío, sudor, falta de energía.

A pesar de una buena alimentación, se queja dolor de cabeza.

Forúnculos, supuraciones dentales, raquitismo.

Supuraciones y trastornos mineralización ósea. Para hacer salir pinchos o astillas erizos de mar (o pipi-urea)
Sulfur

(Azufre)

Indispensable para el organismo

 

Tónicos y expansivos, extrovertido, optimista, vividor, delgado o gordo, raramente abrigado.

Ardor y calor noche, pies y ano con prurito.

Picores con calor,

Hambre canina,

Deseo plato picante, azúcar, alcohol. Manchas rojas en orificios.

Terreno heriditario  (derma, ORL y respiratorias).

 

Enfermedades crónicas recidivantes:

Eccema, herpes, forunculosis, asma, hipertensión.

Covalescencia que se eternizan.

Suele interrumpir el tratamiento.

Thuya

Celulitis y peso, a la altura del tronco y caderas. Piel grasa, reluciente, sudor en axilar, uñas quebradizas.

Sistema Inmunitario.

Enfermedades crónicas.

Tumores benignos, celulitis, infecciones crónicas mucosas, tendencia depresiva.

Secreciones amarillo-verdoso, sudor olor a puerro.

Neuralgias, agravamiento humedad, vacunas, calor seco, borborigmos.

Fobia enfermedades graves.

Pólipos vejiga, infecciones urinarias, colitis con borborigmos, verrugas, celulitis, depresión.

Reacción a vacuna.

 

BIOTERAPICO
Medorrinhum

(secreciones uretrales de una blenorragia o gonorrea)

 

Ansioso, se precipita sin razón.

 

Infecciones genitales

Producción tumores,

Infiltración tejidos, infecciones prolongadas mucosas, enfermedad progresiva.

Tos acostado, asma que mejora en el mar, herpes genital, verrugas, dolor talón.

Deseo alcohol.

Infecciones genitales,

Enuresis (pipi cama), reumatismos inflamatorios.

Trastornos del sueño.

Verrugas múltiples y determinadas asmas.

 

Psorinum

(secreción de lesión de sarna)

 

Frágil, fríolero fóbico, excesivamente abrigado. Delgado, pálido, aspecto enfermizo. Pesimista.

Enfermedades  dermatológicas crónicas, alergias respiratorias, perturbaciones en general.

Piel, mucosas, serosas.

Hipersensibilidad frío, fetidez secreciones, hambre canina súbita.

Asma, migraña, eccema.

Micosis recidivantes

Desencadenar reacción en el enfermo.

Personas ancianas, fríoleras, estreñidas.

Tuberculinum

(Tuberculina sin refinar)

 

Niños y personas jóvenes, delgados y longilíneos.

ORL, tejido linfático, piel.

Adelgazamiento a pesar de buen apetito, sensibilidad frío, recaídas.

Imaginativa y creativa.

Propensa resfriados y bronquitis.

Agotada y fríolera, hiperemotiva.

Asma, tiroides, ansiedad.

Rinofaringits, agravamiento eccema, resfriado con reacción cutánea.

Fuente: Resumen documento Homeopatía Aplicada a la Osteopatía

Anuncios

Programa básico de autoterapia biomagnética. Constelaciones de pares biomagnéticos simplificados

Programa Rápido de Biomagnetismo.

En el  Programa Rápido de Biomagnetismo se trabaja con constelaciones específicas de pares biomagnéticos. Ya no se colocan los imanes en los polos opuestos que se van encontrando a medida que el cuerpo va respondiendo con las piernas, sino que se trabaja con complejos o constelaciones preestablecidas que simplifican enormemente la aplicación de los imanes e intensifican su efecto, ya que actúan incluso a nivel  de aura.

El Programa Rápido de Biomagnetismo está diseñado para poder integrar el  uso de los imanes en el ámbito familiar, es un programa de fácil aplicación que reduce los costos de salud  significativamente, pudiéndose por primera vez tratar eficazmente en casa algunos padecimientos que antes siempre requerían consulta médica. Integrados los imanes al botiquín familiar son la primera opción para tratar resfríos, gripes y dolencias de diversa índole.

El Biomagnetismo actúa contra microorganismos patógenos, ya sea bacterias, virus, hongos o parásitos y, a veces, es  propicio en casos degenerativos, de inflamación o de disfunción, pues el cuerpo recupera paulatinamente su capacidad de autosanación.

El Programa Rápido de Biomagnetismo consta de tres elementos o complejos básicos que suelen llevarse a cabo en dos sesiones de corta duración. Los pares biomagnéticos se colocan en una constelación única en la que conforman un Complejo. Los imanes (16) requieren ser todos de igual potencia (3.910 Gauss). Este Programa Rápido sólo funciona con imanes entre 3.800 y 4.000 Gauss. Es en esta constelación  y esta potencia con la que se consigue el mayor provecho para la salud, pues se logra reajustar el cuerpo a sus condiciones iniciales y restablecer así el equilibrio corporal interno y externo (nivel etéreo o aura).
En resumen, se necesitan 16 imanes de neodimio,  forrados en cuero, de 3.910 Gauss.

Complejo A

Indicaciones:

  • defensas
  • elimina toxinas del cuerpo, generadas por patógenos
  • jugo gástrico (60%)
  • sistema nervioso central
  • restablece el NEN
  • reduce flemas
  • vértigo

pares magnéticos complejo A

Primera sesión:

Pares del Complejo A: esta constelación de sólo ocho pares biomagnéticos  abarca más del 80% de los 258 pares aislados indicados por el Biomagnetismo Médico. La duración de la sesión no necesita ser mayor a dos minutos para incapacitar a los microorganismos patógenos a seguir reproduciéndose en el organismo y no necesita ser mayor a 20 minutos para restablecer el orden y el pH en el cuerpo físico y etéreo,  lo que implica mejores defensas y un mayor bienestar.
Las alergias siempre están en el Complejo A y requieren un tratamiento de 20 minutos porque necesitan el equilibrio del pH para su curación.
Este complejo conviene repetirlo en forma preventiva cada dos meses, en especial, en enfermos crónicos.

El complejo A consta de los siguientes pares biomagnéticos

PLANTA PIE    –   PLANTA PIE

NERVIO INGUINAL   –   NERVIO INGUINAL
GLÚTEO   –   GLÚTEO
RIÑÓN    –    RIÑÓN
RADIO    –    RADIO
DIAFRAGMA    –   DIAFRAGMA
SUPRAESPINOSO   –    SUPRAESPINOSO
MANDÍBULA    –    MANDÍBULA

Complejo B

pares biomagnéticos complejo B

La segunda sesión, por norma general, tiene lugar una semana después de la primera y consta de dos fases, la del Complejo B y la del Complejo C. Para cada una de estas constelaciones sólo se requieren tres pares biomagnéticos.

El Complejo B consta de los siguientes pares biomagnéticos:
DORSO    –    DORSO
ESTÓMAGO    –    PÁNCREAS
OCCIPITAL    –    OCCIPITAL

Los Complejos B y C comprenden los pares restantes del Biomagnetismo Médico y son esencialmente inmunológicos, es decir, por un lado inhabilitan los microorganismos patógenos (en 2 minutos) y, por otro, al equilibrar el pH en las zonas tratadas, mejoran las defensas contra futuras infecciones.
Este complejo actúa fuertemente sobre sentimientos de culpa y de miedo, eliminándolos del cuerpo, no incluye, sin embargo, otras emociones o sentimientos negativos. Para ello habrá que aplicar el Complejo Psíquico.
Complejo C

Indicaciones:

  • restablece el NEN
  • antidepresivo (50%)
  • articulaciones codos
  • bazo
  • diurético
  • estómago, enzimas
  • reduce flatulencia
  • glándulas sebáceas
  • gula
  • formación de insulina
  • intestinos, peristáltica (20%)
  • jugo pancreático (40%)
  • músculos brazos
  • piernas
  • previene presbicia
  • pulmón
  • intestino delgado
  • pulso
  • riñones
  • timo
  • útero
  • vejiga
  • zona lumbar

Complejo C pares magnéticos

El Complejo C también se aplica por 2 minutos para erradicar los microorganismos y por 20 minutos para equilibrar el NEN. Fuera de ello, al final de la sesión siempre es necesario cambiar el imán del Occipital derecho al Occipital izquierdo por dos minutos adicionales.

Este complejo consta de los siguientes pares biomagnéticos:

DUODENO     –    OCCIPITAL derecho (y antes de terminar el Occipital izquierdo/2 min.)
TIMO               –   PULMÓN (derecho)
ADUCTOR MENOR izquierdo   –   ADUCTOR MENOR derecho

El Complejo C tiene una alta capacidad de sanación en el área del pulmón, del estómago y del intestino delgado para lo que se requiere repetirlo entre una y ocho veces, según la gravedad de la patología o enfermedad, dentro de un lapso de dos meses.

Este complejo actúa fuertemente en el área de la vejiga y en el área interna de los órganos sexuales. Sin embargo, en el caso de una infección en estas zonas es imprescindible colocar el Programa Adicional  6 imanes porque los agente patógenos se pueden encontrar en las zonas externas donde no se ven afectados por los imanes. Desde allí pueden causar reinfecciones. Por ello es imprescindible poner el complemento que se detalla a continuación.
Programa Adicional 6 Imanes
Programa adicional disfunciones sexuales, vejiga
Es un complemento del Complejo C y ambos se pueden colocar juntos en casos infección aguda
de la vejiga o de los órganos sexuales.
Los pares de este complemento del Complejo C son:
PUBIS     –    PUBIS
VAGINA  o TESTÍCULO izquierdo    –   VAGINA  o TESTÍCULO derecho
GLÚTEO     –    GLÚTEO

A la hora de aplicar los imanes en los órganos sexuales se recurre a pinzas en las que se afirman ambos imanes para evitar el contacto directo entre terapeuta y paciente. Las pinzas o clips tienen que tener el ancho de dos imanes. Fijados de esta manera los imanes se colocan sobre el pubis y el otro par se afirma naturalmente entre las piernas. En este caso no se pegan con cinta de enmascarar.
Al colocar por primera vez los imanes en esta posición la duración del programa es igual a la de los demás complejos: 2 minutos para eliminar los microorganismos patógenos y 20 minutos para equilibrar el pH de la región afectada por los imanes.

Complejo Psíquico
Complejo psíquico pares magnéticos

El complejo psíquico elimina las siguientes emociones atrapadas:

·         Abandono
·         Amor no recibido
·         Amargura
·         Ansiedad
·         Autolesión
·         Asco
·         Baja autoestima
·         Confusión
·         Culpa
·         Conflicto
·         Celos
·         Desamparo
·         Demasiada alegría
·         Desesperanza
·         Desprotección
·         Desánimo
·         Depresión
·         Dado por sentado
·         Desconsuelo
·         Desprecio
·         Engaño
·         Odio
·         Pánico
·         Pérdida
·         Pena
·         Pena profunda
·         Preocupación
·         Pesar
·         Esfuerzo no recibido
·         Falta de control
·         Falta de apoyo
·         Falta de personalidad
·         Fracaso
·         Fastidio
·         Frustración
·         Horror
·         Humillación
·         Inseguridad
·         Impotencia
·         Indecisión
·         Ira
·         Inseguridad creativa
·         Indignidad
·         Lujuria
·         Llanto
·         Miedo
·         Nerviosismo
·         Nostalgia
·         Obstinación
·         Rechazo
·         Resentimiento
·         Soberbia
·         Shock
·         Terror
·         Tristeza
·         Vulnerabilidad
·         Vergüenza

los imanes deben permanecer por 45 minutos en la posición indicada
Fuera de eliminar las emociones atrapadas en diferentes partes del cuerpo, el complejo psíquico elimina microorganismos que se han introducido en el cerebro y restablece el pH de éste.
En personas cuya energía es extremadamente baja (menos de 5.500 U.B.) por dormir sobre zonas geopatógenas (Malla de Hartmann, Malla de Curry, Agua, etc.), el pH de la cabeza está alterado, por lo que el complejo psíquico es imprescindible. La aplicación de este complejo también regula la frecuencia del cerebro en 7,83 Herzt.
Tiempo de apicación de los complejos
En caso de reinfecciones el tiempo necesario para cada sesión se acorta notablemente si se mantiene cierta regularidad en la aplicación de los complejos; el lapso de tiempo varía entre una semana y tres meses. Después de tres o más meses es recomendable poner los imanes como si fuera la primera sesión.
Para poder saber cuánto tiempo se necesita poner un complejo y dejar el pH equiparado es favorable saber testear o examinar bioenergéticamente, ya sea mediante un péndulo, un biotensor, el dedo pulgar contra el dedo anular o utilizando las piernas de la persona tratada con el método kinesiológico de la Respuesta Muscular Inteligente.
Si no se dispone de los conocimientos y de la experiencia necesaria, es preferible recurrir a los tiempos señalados anteriormente: 2 minutos para eliminar los microorganismos patógenos y 20 minutos para equilibrar el pH. A fin de cuentas el efecto es el mismo, sólo se podría ahorrar tiempo.Efectos de sanación se consigue con una gran variedad de métodos. Sin embargo, en el contexto de este trabajo se recomienda utilizar los complejos A y C por 20 minutos.
Sinopsis
·  Debe existir 1 semana de tiempo entre los complejos A y B + C, en personas sin enfermedades agudas o crónicas.
·  El complejo B y C se pueden hacer el mismo día, pero no al mismo tiempo.
·  El Complejo C y el Complejo Adicional 6 Imanes se aplican al mismo tiempo en caso infección urinaria o sexual.
·  En 2 minutos los microorganismos patógenos se encuentran  privados  de su medio ambiente, pero en este lapso de tiempo no se restablece el pH necesario para mejorar las defensas. La sesión de 2 minutos se puede usar para casos donde no se disponga del tiempo necesario o cuando no ha pasado una semana desde la realización de algún complejo.
·  En caso de infección los Complejos B y C se pueden  poner en bebés y niños. Sin embargo, normalmente  ellos no necesitan el complejo A. Este, por lo general, recién es necesario a partir de los 16 años.

Posición de los imanes:

·  Planta del pie: al medio de ésta.
·  Nervio inguinal: al medio  de la ingle, es contraparte de los glúteos.
· Radio: mitad  del antebrazo por dentro, en la continuación de la línea del pulgar.
·  Diafragma: en la línea del sostén a cuatro dedos de la línea central del cuerpo, es decir, la línea entre ombligo y garganta.
·  Supraespinoso: encima del hombro, en la mitad.
·  Mandíbula: delante del lóbulo de la oreja.
·  Glúteo: al medio.
·   Riñón: 3 dedos más arriba del ombligo por la espalda y a 4 (dedos de la persona) desde la columna vertebral a los costados.
· Dorso: en el dorso o centro de la parte exterior de la mano izquierda y centro de la parte exterior de la mano derecha.
·  Estómago: a 4 dedos encima del ombligo.
·  Páncreas: a 3 dedos a la izquierda del estómago (en algunos casos es necesario poner en la punta del páncreas, a cinco dedos del estómago).
·  Occipital izquierdo: en la nuca, a tres dedos hacia la izquierda del centro de ella.
·   Occipital derecho: en la nuca, a tres dedos hacia la derecha del centro de ella.
·   Duodeno: 2 dedos hacia el lado derecho del ombligo y 1 dedo hacia abajo.
·  Timo: en la mitad entre las líneas de las axilas y los pezones.
·   Pulmón: lado derecho a  1 mano del hombro hacia abajo, y a 4 dedos de la columna hacia la derecha.
·   Aductor menor: al centro entre nervio inguinal y rodilla y a 4 dedos hacia el interior de la pierna.
·   Pineal: en la parte superior de la cabeza, en el centro.
·    Antecuernos: en la parte superior de la frente, debajo del comienzo de la línea del pelo y a cuatro dedos a la derecha e izquierda de la línea central de la cara.
·   Contracuernos: en la parte de atrás de la cabeza, la contraparte del antecuerno izquierdo y del antecuerno derecho.
·   Mastoides: justo detrás del lóbulo del oído derecho.

Más de ciento setenta propiedades quimiomedicinales del limón

Leyendo una edición del año 1969 de “Mis observaciones clínicas sobre el limón, el ajo y la cebolla”, he considerado interesante publicar la relación de todas las propiedades, que el Profesor N. Capo recogió en esta obra maestra sobre el limón, ajo y cebolla.

Obviamente, esta guía hace referencia a su obra, y no es guía terapéutica, ni pretende sustituir las prescripción médica o profesional oportuna.
Consulte a un profesional de la salud.

MAS DE CIENTO SETENTA PROPIEDADES
QUIMICOMEDICINALES DEL LIMON
1.- El limón es antiescorbútico. Tornando cada día el zumo crudo de 12 limones, se cura y evita el escorbuto.
2.- El limón es lo único indicado para atajar toda infección febril. Tomando cada día el zumo de 12 a 15 limones se evita toda posibilidad de infección así como se rebaja toda fiebre por muy alta que esté. Para curar estas u otras fiebres no emplea el Naturismo científico Trofoterápico otro elemento que el zumo de limón crudo.
3.- El limón es indicadísimo contra el tifus. Tornando en cantidad suficiente el zumo de este precioso fruto, las altas fiebres tíficas no resisten el elevado poder microbicida del zumo de limón crudo.
4.- El limón cura rápidamente el sarampión. A los niños, no importa la edad, puede curárseles el sarampión en menos de tres días; basta para ello que tomen con frecuencia y en abundante cantidad zumo de limón algo rebajado con agua o bien con agua de cebolla bien hervida.
5.- El limón cura la escarlatina. En este caso, las tomas de jugo de limón deben alternarse con tomas de zumo de naranja, o bien con jugo de uva, o bien con caldo de cebolla.
6.- El limón cura la erisipela. Para este caso las tomas de zumo de limón han de alternarse con tomas de caldo de verduras o cebollas.
7.- El limón tomado en cantidad cura la difteria. El limón evita la difteria porque desinfecta la sangre y la garganta de una manera tan radical y segura , como no puede hacerlo ningún microbicida de la Medicina alopática. El limón reduce en este caso la inflamación, y gracias a la alcalinización química que produce en el momento de ingerir su zumo, permite al organismo del diftérico defenderse rápidamente, sin perjudicar en lo más mínimo al atacado, puesto que el limón no perjudica en nada al cuerpo y sólo ataca al mal.
8.- El limón cura y evita la viruela. La viruela es una eliminación natural del cuerpo causado por la suciedad de la sangre. El limón mata los gérmenes morbosos; por consiguiente, evita la viruela. Esto, desde luego, en el caso de tomarse en gran cantidad, porque si es poca la cantidad que se toma no hace efecto.
9.- El limón, tomándolo en suficiente cantidad, es muy recomendable para matar toda clase de parásitos intestinales, en combinaciones con ensaladas silvestres.
10.- El limón cura las dilataciones del estómago; pero esto con la condición indispensable de tomar su zumo ensalivado.
11.- El efecto astringente del limón hace que las paredes de! estómago se vayan poniendo más recias y, por tanto, más fuertes para digerir, y de esta forma consigue vitalidad.
12.- El limón es el agente más eficaz para combatir rápida y seguramente todas las afecciones de la garganta, porque desinfecta y tonifica las mucosas de las membranas.
13.- El limón es un gran agente microbicida en todas aquellas enfermedades de carácter contagioso.
14.- El limón es muy eficaz para combatir las anginas de pecho. En este sentido he tenido infinidad de casos de verdadera curación radical con sólo administrar por la mañana al levantarse, en ayunas, e! zumo de 15 limones.
El éxito ha sido siempre halagüeño, incluso en personas de edad avanzada y cuyo padecimiento era crónico. Desde luego que para tomar e! zumo de tantos limones el enfermo debe desplegar una gran fuerza de voluntad; pero esto no tiene importancia, porque aparte de que hay personas a quienes les gusta lo toman con fruición cuando saben que es el único remedio seguro.
15.- El limón es la panacea universal contra la gripe. Tómese el zumo a grandes dosis. Trate de sudar copiosamente y volver a tomar más limón y la gripe no será nada.
16.- El limón es lo más recomendable contra el “trancazo”.
17.- El limón cura y evita todas las inflamaciones de la piel y de la sangre, porque el limón es desinflamante.
18.- El limón es lo mejor para cortar las diarreas, porque corta la fermentación butírica y pútrida y produce un efecto astringente.
19.- El limón es muy recomendable contra el “beri-beri”.
20.- El limón es el medio más acertado para curar la tos en todos sus grados.
21.- El zumo conviene a los inapetentes. Tómese el zumo de uno o dos limones antes de cada comida.
22.- El limón es un poderoso depurativo, fortificando la sangre en muy corta temporada, si se sigue un régimen racional.
23.- El limón mata los gérmenes de la tuberculosis y el enfermo puede curarse si aún tiene vitalidad para reaccionar.
24.- El limón es conveniente tomarlo en gran cantidad en los casos de bronquitis siendo además conveniente hacerse compresas de zumo de limón al pecho empleando algodón hidrófilo o bien un paño de hilo.
25.- El limón es lo único indicado en los casos de pulmonía o bronconeumonía. Nada de específicos ni baño. El zumo de limón corrige el mal desde adentro, porque va directamente a los glóbulos de la sangre.
26.- El limón evita y combate la vejez prematura porque rejuvenece las células de la sangre y de los tejidos.
27.- Tomando el zumo de 5 limones todas las mañanas, antes del desayuno, de 5 antes de comer y de 5 antes de cenar, no se sufren dolores de cabeza.
28.- El limón está indicado contra la jaqueca porque ayuda la actividad dinámica de los corpúsculos rojos en la corona cerebral.
29.- El limón, tomado desde luego en gran cantidad, combate y evita el alcoholismo. Lo combate porque cura sus perniciosos efectos, y lo evita porque el que se acostumbra a tomar el zumo de limón le repugna toda bebida alcohólica.
30.- El limón destruye todas las excitaciones sexuales morbosas porque descongestiona las glándulas; por consiguiente, mata todo deseo o apetito sexual anormal. Es este un mal tan generalizado, que si a ciertas personas se les normalizaran sus glándulas sexuales, logrando que éstas tuvieran deseos normales, creerían que habían perdido la potencia sexual. Por lo tanto, no hay porque extrañarse cuando, al tomar zumo de limón, desaparecen Ios continuos e irrefrenables deseos sexuales, porque no hace otra cosa que volver a la normalidad. El que es adicto al limón tiene hijos sanos y hermosos.
El limón no infecundiza; al contrario, prepara una masa de glóbulos rojos y, por lo tanto, un esperma puro, fecundo, viril.
31.- El limón tomado en buena dosis calma los desequilibrios del sistema nervioso, aunque a primera vista y debido a su gusto agrio, puede parecer todo lo contrario. Inmediatamente después de haberlo tomado, origina en las células nerviosas una rápida desintoxicación que se manifiesta a continuación por una gran euforia fisiológica, en reacción de bienestar.
32.- El limón es el dentífrico por excelencia; limpia y blanquea los dientes, conservando siempre la dentadura sana.
33.- El limón es un gran sedante del corazón. Son numerosos los casos en que, de común acuerdo con el paciente, he logrado vencer prontamente las palpitaciones del corazón. El limón purifica la sangre y, fluidificándola, regulariza inmediatamente el ritmo normal del corazón. Palpitaciones crónicas de muchos años, bastó una semana de tratamiento para curarlas.
34.- El limón, tornado en cantidad suficiente; descongestiona la arteria de la sien, indicando esto que la arterioesclerosis desaparece.
35.- El limón despeja el cerebro, y, por consiguiente, ello se traduce en una perfecta y clara manifestación del pensamiento y la inteligencia.
36.- El limón, tomado a tiempo en la juventud, evita la arterioesclerosis, que no es otra cosa que una vejez prematura; y en el caso de padecer ya dicha afección, el limón la corrige muchísimo, aunque se tenga 85 años.
37.- El limón es el remedio más eficaz para combatir la piorrea, porque es el agente más poderoso de destrucción de la fermentación microbiana de la boca y de las encías.
38.- Tomando una buena dosis de limón bien ensalivado, y haciendo a continuación respiraciones profundas, con la boca cerrada, se corrige en el acto el hipo.
39.- El limón es empleado también, y con mucho éxito, contra la “tortícolis”.
40.- El limón combate las pesadillas y los insomnios.
41.- El limón también lo empleo para corregir la raspadura o agrietamiento de los labios y de los pechos, porque cicatriza. Por lo tanto, el limón es el cicatrizante por excelencia, sea de aberturas por defectos del viento o por sangre mala.
42.- El limón es el cicatrizante ideal para toda clase de heridas, como, por ejemplo, en las operaciones o caídas.
43.- El limón me ha dado resultados positivos cuando lo he empleado en la hemoptisis de los tuberculosos. No he vacilado en administrarles buenas dosis de zumo de limón en las crisis agudas. Cuando más, al cabo de pocos días el restablecimiento ha sido completo. Huelga hacer notar que a estos enfermos he tenido que darles mayor cantidad de alimento energético (caldo de verduras con almendras y piñones molidos y un poco de aceite batido junto con yema de huevo), a fin de que reaccionen en la formación de nuevo plasma sanguíneo.
44.- El limón está muy indicado contra la lepra.
45.- El limón combate los granos de la cara. Además, si se emulsiona con un poco de aceite de almendras o de’ hierbas silvestres, es la mejor pomada para aplicarse en la cara y cuello.
46.- El limón es un gran destructor de las erupciones de la piel.
47.- El limón me ha dado muy buen resultado en las inflamaciones de las amígdalas, cuyas operaciones son siempre absolutamente inútiles, y las he evitado por centenares.
48.- El limón lo he empleado también contra las carnosidades de la nariz.
Para hacer esta curación tiene que absorberse zumo de limón por la nariz a medida que se aspira profundamente al aire. Al cabo de dos o tres meses no ha quedado ni rastro de carnosidades.
50.- El limón, tomado en gran cantidad, detiene rápidamente todo envenenamiento de la sangre. No hay que temer al limón cuando se emplea para uso interno.
50.- El limón cura y evita el carbunclo. Como éste consiste en una gran infección de la sangre, puede aplicarse al caso del carbunclo, lo que se detalla en el número 14, además de una fuerte aplicación de chorro de agua hirviente.
51.- El limón cura todo resfriado de nariz, de cabeza, de garganta y de cuello.
52.- El limón cura las anginas en veinticuatro horas, bebiendo una gran cantidad, y con otra haciendo gárgaras.
53.- El limón es el único agente que puede curar con seguridad y rapidez el catarro; pero a condición de tomar un zumo en cantidad de 15 a 20 limones exprimidos en ayunas, aumentando su poder si se le agrega zumo de cebolla.
54.- El limón es el único remedio infalible contra la gordura y la obesidad.
55.- El limón quita con rápidez todo estado de hinchazón, apariencia fofa o de morbidez.
56.- El limón evita y destruye las adiposidades.
57.- El limón cura el dolor de estómago, y su uso continuado lo evita.
El ácido que se fabrica en el estómago por las malas digestiones es destruido por otro ácido natural, y éste es el limón.
58.- El limón, debido precisamente a que es ácido, cura y evita toda acidez del estómago o del hígado, la hiperclorhidria y la bilis.
59.- El limón, tomado continuamente, llega a extirpar el asqueroso y pernicioso hábito de fumar.
60.- El limón es un contraveneno indicado en numerosos casos de envenenamiento.
61.- El limón cura y evita el linfatismo.
62.- El limón descongestiona los falsos colores rojos de la cara; entre ellos, lo que da el vino; por consiguiente, con esto queda bien demostrado lo que he dicho en otro lugar respecto a la acción del limón sobre toda clase de bebidas alcohólicas.
63.- El limón ha sido objeto, por parte de distinguidos biólogos, de brillantes y sorprendentes experimentos; en el caldo de las carnes los microbios del Tifus y de la Tuberculosis viven y se reproducen; pero en el zumo del Limón mueren a los pocos minutos. Tomen nota los grandes terapeutas.
64.- El limón es un gran regulador de la economía de nuestro cuerpo, pues en invierno se siente menos frío y en verano menos calor.
65.- El limón cura los granitos de la lengua y de los labios.
66.- El limón evita el cáncer, y su uso en dosis bien estudiadas lo destruye y combate siempre victoriosamente.
67.- El limón es muy recomendable en el embarazo para la madre que gesta, pues con su uso saldrá un niño sano y exento de grasas. Por consiguiente el limón prepara a la madre para el parto sin dolor.
68.- El limón es un gran aperitivo, el mejor tónico.
69.- El limón es indicadísimo para combatir el raquitismo.
70.- El limón cura y evita la escrófula.
71.- El limón combate las varices.
72.- El limón hace desaparecer rápidamente las manchas de la cara.
73.- El limón neutraliza la bilis en el estómago y corrige el exceso de bilis en el hígado.
74.- El limón corta toda acedia o acidez en el estómago o boca.
75.- El limón da resultados maravillosos cuando se emplea en cualquier enfermedad del hígado.
76.- El limón coadyuva eficazmente a que el metabolismo asimilativo interno se efectúe con el máximo de normalidad.
77 – El zumo de limón combate y evita la sequedad de garganta, y la sed no vuelve a molestar jamás, si se toma puro.
78.- El limón es muy recomendable contra los estados de “disemia”, lo mismo en sus manifestaciones grasas que en la disemia flaca.
79.- El limón es el único remedio para los sabañones.
80.- El limón es el gran remedio del paludismo.
81.- El limón es el mejor remedio contra la mordedura de animales rabiosos, perros, gatos, ratas, asnos, etc., y además, para la picadura de las arañas venenosas, serpientes e insectos. El limón es un remedio eficacísimo para la rabia, porque mata los gérmenes malignos; pero esto a condición de que sea tomado en gran cantidad; tomar diariamente el, zumo de 35 a 50 limones, repartirlo en tomas a intervalos y aislando, además, el órgano afectado, o bien aplicando baños de vapor.
82.- El limón es el gran enemigo de las pestes, endémicas y epidémicas.
83.- El limón regulariza los desarreglos menstruales de las jovencitas y de las mujeres.
84.- El limón llega a destruir y hacer desaparecer, a base de un tratamiento relativamente largo y continuado, el flujo blanco.
85.- El limón combate la gonorrea.
86.- El limón combate, y con gran éxito por cierto, la sífilis.
87.- El limón, tomado en cantidad, es muy conveniente para evitar y curar la “tabes” dorsal.
88.- El limón lo he empleado siempre con mucho éxito, en la curación del llamado mal de Pott. A base del factor tiempo, como es natural, he conseguido curaciones radicales en enfermos que habían estado bajo el llamado tratamiento especial. Con estos tratamientos equivocados no se consiguió absolutamente nada; todo lo más, seguir empeorando, siendo ello debido a que no se iba directamente a la causa. Con el tratamiento científico a base de limón, se va directamente a la causa del mal y éste se cura. Nosotros recomendamos desde luego como lo único eficaz las curas de limón; pero no dejaremos de llamar mucho la atención sobre el hecho de que sin una gran experiencia en el asunto y un gran conocimiento de causa, pueden algunos exponerse a un fracaso en la aplicación práctica en estos casos de gravedad.
89.- El limón combate la “malaria” y las fiebres llamadas “de Barcelona”.
90.- El limón cicatriza las úlceras del estómago; el ácido cítrico mata al ácido butírico del estómago enfermo.
91.- El limón cura las llagas de la garganta y de la boca.
92.- El limón es lo mejor contra la colitis.
93.- El limón es lo más indicado en la peritonitis.
94.- El limón cura las inflamaciones del hígado y del páncreas.
95.- El limón me ha dado resultados maravillosos e inesperados en la curación de la hipocondría. En este caso he comprobado que aniquila rápidamente la acumulación de venenos en el hígado.
96.- El limón es indicadísimo en todos los casos de dilatación del hígado, estómago e intestinos.
97.- El limón suprime las ampollas de la piel y de los labios, que aparecen en seguida de una gran indigestión.
98.- El limón, tomado su zumo en gran cantidad, desinfecta y cura las hemorroides.
99.- El limón cura el sexualismo y la satiriasis.
100.- El limón cura y evita las hemorragias postparto, lo mismo si son internas que externas.
101.- El limón cura las granulaciones de los ojos. Pero esto ha de administrarse bajo la forma de uso interno y de uso externo. En el uso interno hay que tomar mucha cantidad de zumo de limón, y en el uso externo, se usará el zumo de limón, rebajado con agua, bajo la forma de baños de ojos.
102.- El limón cura la conjuntivitis.
103.- El limón cura las hemorragias de la nariz.
104.- El limón cura la parotiditis.
105.- El limón cura la tuberculosis intestinal siempre que el enfermo no haya entrado ya en el estado en que ya no reacciona o en el pre-agónico (? ).
106.- El limón cura las “rasperas del esófago”.
107.- El limón es muy conveniente usarlo en las operaciones, para evitar infecciones y para curar o cicatrizar más rápidamente las heridas.
108,- El limón tornado en dosis estudiadas, según lo prescribe la ciencia Trofoterápica, disuelve los malos humores y las piedras y cálculos del hígado.
109.- El limón disuelve cálculos. Varios casos lo comprueban. Los cálculos o piedras en el hígado o en la vejiga de la orina han sido disueltos en un alto porcentaje por la virtud altamente oxidante del ácido cítrico del limón; otros cálculos, al reducirse un poco, han sido arrastrados hacia afuera por la orina, a su empuje.
110.- El limón también está muy indicado contra la uremia.
111.- El limón es muy indicado contra la caída de las pestañas.
112.- El limón lo he empleado siempre, y con mucho éxito, contra la caspa y la calvicie, en fuertes fricciones cada día en unión de zumo de cebolla.
113.- El limón es indicado contra las eliminaciones mucosas de la nariz y de los ojos.
114,- El limón está muy indicado contra la picazón e irritación de la piel y de la sangre.
115.- El limón es el remedio infalible para los males de la matriz y ovarios.
116.- El limón es el febrífugo por excelencia.
117.- El limón está indicado contra la urticaria.
119.- El limón es el gran enemigo de la roña y la sarna.
120.- El limón es un gran insecticida.
121.- El limón, pasado en forma de fricción sobre la piel, ahuyenta a las moscas y mosquitos. En la práctica hemos podido comprobar que, a quien tiene la costumbre de friccionarse con zumo de limón, las moscas y otros insectos molestos no le acuden ni le pican tanto, y si bebe mucho limón menos aún.
122.- El limón tomado en cantidad rebaja el abultamiento del vientre.
123.- El limón combate la ciática.
124.- El limón, al destruir el ácido úrico, se convierte en el remedio más eficaz y en el enemigo encarnizado del reumatismo.
125.- El limón combate la gota.
126.- El limón desinfecta y cura rápidamente las fístulas.
127.- El limón regulariza el metabolismo interno, permitiendo así la más perfecta asimilación de los alimentos.
128.- El limón es lo más indicado para la higiene de la piel y del cabello.
129.- El limón suaviza y da brillo al cabello.
130.- El limón, empleado en forma de compresas, da los más excelentes resultados en los dedos afectados por una eliminación de ácido úrico (uñeros).
131.- El limón tiene la virtud de conservar la línea. Como su acción es benéfica, en resumen, para todos los órganos del cuerpo, estos trabajan con su máximo de rendimiento y perfección, de donde proviene un equilibrio general en todos los aspectos.
132.- El limón es muy recomendable para la orquitis.
133.- El limón es el mejor y más rápido remedio para rebajar y curar la inflamación y evitar la infección en los casos de vulvitis:
134.- El limón contiene importantes vitaminas por lo que su uso continuado es muy recomendable. Precisamente por ser las vitaminas ‘que contiene las más importantes y las que desempeñan el más comprometido papel en los conflictos de la Fisiología química, el limón es el remedio más indicado en los casos de avitaminosis (Poliomelitis).
135.- El limón, por la gran limpieza y eliminación que efectúa en todo el aparato respiratorio, facilita y aligera la respiración; la respiración lenta, pesada y angustiosa desaparece, pues, con el uso del zumo de limón.
136.- El limón corta rápidamente los flatos intestinales.
137.- El limón hace desaparecer rápidamente el mal aliento de la boca.
138.- El limón es el primero y el último remedio que debe tomarse en caso de blenorragia.
139.- El limón es el gran substituto de la tintura de yodo; tiene muchas más ventajas que ésta y no tiene ninguno de sus defectos. Aplicado puro es el mejor desinfectante y el mejor cicatrizante.
140.- El limón combate los dolores de vientre, de estómago y riñones, así como también el dolor de muelas.
141.- El limón, por ser el agente de más altas propiedades medicinales que se conoce, es, en cuanto se refiere a la medicina, el compañero fiel del ser humano. Excursionistas, escaladores, exploradores, llevan limones en sus mochilas.
142.- El limón es antiespasmódico, regularizando todas las contracciones anormales de los músculos y los espasmos nerviosos y de vientre.
143.- El limón es antieritémico. La eritemia solar, que consiste en la excesiva irritación de la piel y caída consiguiente de la misma, que es originada por una permanencia demasiado prolongada en el sol y más que nada por no haberse friccionado previamente la piel con zumo de limón. De todos modos, en caso de eritema debe aplicarse con mucha suavidad el zumo de limón con agua fresca lo cual acelerará la curación y cicatrizará rápidamente las llagas si las hubiere.
144.- El limón, combinado con cebolla y lechuga, conviene mucho a los dispépticos, porque les limpia y regenera las paredes estomacales.
145.- El limón es antidiabético. Administrado trofoterápicamente, el limón se convierte en el más terrible enemigo de la formación de azúcar.
146.- El limón cura los edemas en todas sus manifestaciones.
147.- El limón, a base de cantidades bien administradas y tomando con persistencia y por tiempo prolongado, cura toda clase de enfisemas.
148.- El limón cura las irritaciones de la vejiga y de las vías urinarias.
149.- El limón combate la sed, así como la falta de secreción de jugos en las glándulas de la boca y del estómago.
150.- El limón cura los dolores del reumatismo circulante, así como todas las manifestaciones artrÍticas en general: tofos o nudos en los dedos, llagas en el lugar del nacimiento de las uñas y en las articulaciones.
151.- El limón reduce la ptosis (caída del estómago o del intestino) por su efecto astringente sobre el tejido del estómago o intestinos. Para estos casos es necesario tomar diariamente el jugo de 15 a 20 limones, cuyo zumo deberá distribuirse en varias tomas: por ejemplo, si el número de tomas ha de ser de cinco deberá tomarse cada vez el zumo de tres a cuatro limones. Al cabo de doce o quince días de seguir esta curación o tratamiento, déjese sentir el maravilloso resultado de la misma, con el consiguiente rejuvenecimiento.
152.- El limón combate la espermatorrea.
153.- El limón corrige la sinovitis, que es una inflamación de las glándulas sinoviales.
154.- El limón cura el prurito.
155.- El limón evita las poluciones nocturnas.
156.- El limón cura la pleuresía.
157.- El limón cura la coriza.
158.- El limón cura la apendicitis crónica y emprendiendo el tratamiento a su debido tiempo, evita la apendicitis aguda, siempre a base de individualizar el tratamiento.
159.- El limón tomado en cantidad regulariza seguidamente todas las funciones de eliminación, entre ellas especialmente la transpiración. Aquellos que sudan al menor esfuerzo, así como aquellos que no logran sudar a pesar de los ejercicios más violentos, vuelven al cabo de poco tiempo a su estado de normalidad si emplean el método del limón.
160.- El zumo de limón tomado en cantidad suficiente reduce las aneurismas.
161.- El limón tomado en dosis científicas y bien combinado reduce y hace menos violentos los ataques epilépticos.
162.- El zumo de limón combate la ictericia y la cirrosis hepática.
163.- El limón combate la leucorrea.
164.- El limón cura la disenteria,
165.- El limón cura la cistitis y la terrible Prostasis.
166.- El limón cura la prostatitis.
167.- El limón ayuda a la curación de las hernias.
168.- El limón evita las hemiplejías crónicas y agudas.
169.- El limón cura la disnea crónica y aguda.
170.- Con este breve resumen sobre las ciento sesenta y tantas propiedades quirnicomedicinales del limón, el fruto ácido y alcalinizante más sublime de la tierra, dejamos sentado una vez más que, hoy día, el hombre, con el apoyo y auxilio de la ciencia experimental de Trofogénesis puede curarse de todos sus males por medio de este gran agente de la naturaleza; por lo tanto, no tiene necesidad de recurrir a la farmacopea, porque ésta siempre emplea venenos más o menos peligrosos, los cuales tanto daño han causado a la humanidad.
171.- Hemos hablado, por lo que a nuestra práctica se refiere, de las virtudes y dones medicinales del limón; pero siendo que quedan por enumerar unas doscientas aplicaciones más de uso higiénico, externo propias e indicadas para conservar el cuerpo bien limpio, bello y por ande sano, el limón debiera entrar en la clínica preventiva, profiláctica, cuyas normas, unidas a las de la vida Naturista integral, serían suficientes para asegurar a la raza una vida sin enfermedad y, como consecuencia, feliz. (1)
(1) Leer mi nuevo libro (de más de 512 págs.) en lengua francesa “La practique Naturist pour viure dans un monde sans maladie”.
172.- Las propiedades medicinales del limón vienen propagándose en Europa desde hace más de cien años (hablamos, naturalmente, en el sentido científico). En Barcelona lo venimos propagando nosotros, por medio de conferencias y de nuestra Revista y Escuela, desde hace cuarenta años, espacio de tiempo que ha bastado para que en España se haya sabido apreciar el gran valor medicinal del limón y el infinito número de propiedades medicinales que posee. Afortunadamente, estas verdades ha sabido reconocerlas la Medicina oficial al otorgar el premio Nobel 1934 de la Química al profesor sueco Euler, por haber éste descubierto que el limón contiene una vitamina que cura la neumonía.
173.- iEn buena hora la Ciencia Internacional ha oficializado el empleo del limón en medicina para bien de la humanidad! Se lo ha hecho suyo asimilándolo a la farmacopea. ¿Pero quién le ha redimido de verdad entre la noche oscura de la historia? i Fruto sublime, un día irredento, tú tienes la palabra! iResponde hablando a tiempo!
No temáis al zumo de limón; tomadlo, poco a poco, sabedlo tomar; con la paja y a sorbos … No es lo mismo que sin la pajita; con ésta no produce dentera.

Mis observaciones clínicas sobre El limón, el ajo y la cebolla
Prof. N.Capo
20ª edición, Barcelona 1969

Aromaterapia clínica en patologías físicas. Uso de aceites esenciales por patología

Aromaterapia Clínica (patologías físicas)
ACCIDENTE CEREBROVASCULAR (ACV):

– TROMBOSIS CEREBRAL: Según ensayos médicos los aceites de canela y de clavo tienen propiedades anticoagulantes y pueden emplearse como medida preventiva para reducir el riesgo de trombosis cerebral. Además son también eficaces los aceites esenciales de helicrisum, ciprés, geranio, enebro, menta, limón, naranja, cistus, eucalipto, romero, albahaca,bergamota, manzanilla romana, lavanda, cedro, helicrisum, tomillo, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, ylang ylang, cardamomo, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ICTUS HEMORRÁGICO: Aceite esencial de ciprés, helicrisum, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

AFECCIONES MENSTRUALES:

– ENDOMETRIOSIS: Aceite esencial de hinojo, salvia sclarea, romero, melaleuca alternifolia y quinquenervia, clavo y musk (Aceite Sagrado). Es muy efectivo el uso de una compresa caliente a la que se añaden los aceites esenciales colocada sobre el abdomen.

– METRORRAGIA: Aceite esencial de geranio, helicrisum, cistus y musk (Aceite Sagrado). Aplicar los aceites disueltos en un aceite portador en la coronilla, frente, planta de los pies, abdomen y zona lumbar. También el uso de una compresa caliente con los aceites ayuda a regular el sangrado.

– DESEQUILIBRIO HORMONAL: Aceite esencial de geranio, salvia sclarea, salvia española, hinojo, lavanda, milenrama, menta, mejorana, palisandro, vetiver, naranja, limón, romero, cardamomo, ylang ylang, loto, sándalo, jazmín y musk ( estos últimos cuatro son Aceites Sagrados).

– HISTERECTOMÍA: Aceite esencial de salvia sclarea, hinojo, lavanda, milenrama, mejorana,palisandro, vetiver, geranio, naranja, ylang ylang, loto sándalo, jazmín y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– DISMENORREA: Aceite esencial de menta, hierba del gato, salvia sclarea, salvia española, manzanilla, hinojo, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– CALAMBRES MENSTRUALES: Aceite esencial de salvia sclarea, romero, lúpulo, salvia española, lavanda, manzanilla romana, ciprés, estragón, vetiver, valeriana, mejorana, milenrama, menta, geranio, arrayán, nuez moscada, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– SÍNDROME PREMENSTRUAL: lúpulo, salvia sclarea, semillas de anís, hinojo, albahaca, hisopo, nardo, mejorana, lavanda, menta, ciprés, nuez moscada, manzanilla alemana, casia, cálamo, canela, ylang ylang, bergamota, neroli, palisandro, loto, incienso, mirra, jazmín, rosa y musk (estos 6 últimos son Aceites Sagrados).

AFTAS BUCALES: Aceite esencial de melisa, clavo, lavanda, niaouli, limón, canela, romero, ciprés, ylang ylang, cedro, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ALCALOSIS: Aceite esencial de jengibre, estragón, enebro, hinojo, anís y patchouli.

ALERGIAS (ALIMENTARIAS Y FIEBRE DEL HENO): Aceite esencial de lavanda, ledum, manzanilla alemana, manzanilla romana, hisopo, geranio, ylang ylang, naranja, angélica, salvia española, palisandro, limón, palmarrosa, bergamota, helicrisum, semilla de apio, loto, sándalo, incienso, rosa, jazmín (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

ALOPECIAANALGÉSICO: Aceite esencial de menta, elemí, gaulteria, clavo, lavanda, helicrisum, clavo, romero, canela y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ANTISÉPTICO: Aceite esencial de tomillo, clavo, romero, árbol del té, ajedrea, eucalipto, casia, ravensara, gaulteria, citronela, naranja, limón, comino, hisopo, ajedrea, lavandín y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ARTERIOESCLEROSIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, ciprés, naranja, tomillo, mejorana, ylang ylang e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

ARTRITIS:

– OSTEOARTRITIS: Aceite esencial de nuez moscada, clavo, manzanilla alemana, helicrisum, pino, ciprés, menta, pícea, vetiver, mejorana, romero, eucalipto, pimienta negra, elemí, lavanda, sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ARTRITIS REUMATOIDEA: Aceite esencial de menta, gaulteria, orégano, helicrisum, nuez moscada, clavo, vetiver, mejorana, ciprés, ajedrea, valeriana y sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ASMA: (NOTA: Los aceites esenciales no deben ser inhalados para problemas de asma, sino que deben ser ingeridos o aplicados en las plantas de los pies o masaje). Aceite esencial de ravensara, manzanilla romana, eucalipto, abeto balsámico, pino, menta, tomillo, niaouli, limón, lavanda, enebro, mejorana, ajedrea, clavo, árbol del té, jengibre, hinojo, anís, estragón, citronela, lavandín, artemisa, cedro, pícea, palisandro, ylang ylang, sándalo, rosa e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

BUCALES, PROBLEMAS:

– GINGIVITIS Y PERIODONTITIS: Aceite esencial de ajedrea, clavo, árbol del té, menta, gaulteria, tomillo, orégano, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, limón, romero, eucalipto, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR E INFECCIÓN DENTAL: Aceite esencial de gaulteria, helicrisum, árbol del té, clavo, tomillo, orégano, menta, limón, eucalipto, mejorana, pino, lavanda y pícea.

– DOLOR DE DIENTES DURANTE LA DENTICIÓN: Aceite esencial de clavo, gaulteria, manzanilla alemana, árbol del té, limón, canela, gálbano, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar en inhalación o de forma tópica sobre las sienes y cuello) NOTA: Aplicar los aceites esenciales en una dilución con aceite portador comestible en las encías.

– ENCIAS SANGRANTES: Aceite esencial de canela, menta, ajedrea, gaulteria, tomillo, clavo, limón, canela, eucalipto, romero, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado).

– HALITOSIS: Aceite esencial de nuez moscada, menta, limón, mandarina, canela, estragón, árbol del té, jazmín y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre sienes, cuello y nuca y/o inhalar) NOTA: Hacer gargarismos con una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados de dos a cuatro veces por día.

– RECHINAMIENTO DE DIENTES (BRUXISMO): Aceite esencial de lavanda, valeriana, azahar, naranja, ylang ylang, patchouli, loto, jazmín y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en inhalación o tópicamente). NOTA: Aplicar los aceites esenciales inhalados o de forma tópica en masaje en las plantas de los pies antes de dormir.

– PIORREA: Aceite esencial de clavo y tomillo.

– ÚLCERAS BUCALES: Aceite esencial de orégano, árbol del té, tomillo, mirra, y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en sobre las sienes y cuello y/o inhalados). NOTA: Aplicar los aceites en gargarismos y/o de forma tópica sobre las encías 1 o 2 veces al día.

BURSITIS: Aceite esencial de abeto balsámico, mejorana, albahaca, lavanda, pimienta negra, menta, orégano, pícea, hisopo, menta, ylang ylang, cedro, helicrisu, clavo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

CABELLO Y CUERO CABELLUDO, TRASTORNOS DEL:

– CANAS PREMATURAS:

– CASPA:

– CAÍDA DEL CABELLO:

– ALOPECIA: Aceite esencial de tomillo, lavanda, cedro, romero, abrótano macho (tintura). Aplicar sobre el cuero cabelludo los aceites con un aceite portador, por ejemplo de aceite de oliva, jojoba, aceite de pepitas de uva o aceite de coco, todas las noches antes de acostarse.

CALCULOS BILIARES: Aceite esencial de limón, naranja, mandarina, nerolí, enebro, nuez moscada, romero, manzanilla romana, ledum, lavanda, helicrisum. Es muy eficaz combinar 1 o 2 gotas de tres o cuatro de los aceites anteriores con un aceite portador y masajear sobre la vesícula 2 a 3 veces al día.

CÁNCER: Nota: el uso de aceites esenciales puede utilizarse para completar la efectividad de los tratamientos terapéuticos convencionales para dicha enfermedad. En investigaciones se ha demostrado que el aceite de sándalo tiene un gran poder anticancerígeno, así también como el de geranio, tomillo, tuya, limón, naranja y abeto balsámico. Otros aceites que tienen demostradas propiedades anticancerígenas son el aceite esencial de helicrisum, ledum, lavanda, clavo y. (Los aceites de sándalo, mirra e incienso son Aceites Sagrados).

CEFALEAS: Aceite esencial de menta, abeto balsámico, manzanilla romana, manzanilla alemana, lavanda, albahaca, valeriana, clavo, canela, romero, eucalipto, mejorana, helicrisum, melisa,cardamomo, palisandro, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, hisopo, pimienta negra, jazmín, sándalo, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). Es muy eficaz la aplicación sobre la nuca, frente, sienes y debajo de la nariz la aplicación 2 o 3 gotas de 2, 3 o 4 de los aceites anteriores con un aceite portador. También la ingestión por vía oral de 1 o 2 gotas de 1, 2 o 3 aceites esenciales. Los Aceites Sagrados se deben aplicar también sobre la frente, nuca, sienes, debajo de la nariz y las muñecas.

CELULITIS: Aceite esencial de ciprés, ledum, menta, romero, hinojo, limón, lavanda, patchouli, enebro.

COLITIS ULCEROSA: Aceite esencial de menta, eucalipto, estragón, anís, hinojo, limón, canela, clavo, estragón y jengibre.

CARDIOVASCULARES, TRASTORNOS

– ANGINA: Aceite esencial de jengibre, vara de San José, naranja, melisa, ciprés, helicrisum, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ATAQUE CARDIACO (INFARTO DE MIOCARDIO): Aceite esencial de Vara de San José, tomillo, lavanda, manzanilla romana, helicrisum, clavo, nuez moscada, naranja,ciprés, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto, gaulteria, hisopo, menta, pimienta negra, lavanda, geranio, limón, palisandro, palmarrosa, salvia española, bergamota, sándalo, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). Esta es una enfermedad aguda producida por el bloqueo de la circulación que provoca una interrupción de la irrigación de sangre de un área o del corazón. Mientras se recurren a los servicios médicos de urgencia, se pueden aplicar 1 a 2 gotas de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados en los puntos de acupuntura del pie o de la mano y brazo izquierdo relacionados con el corazón.

– ENDURECIMIENTO DE LAS ARTERIAS: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, mejorana, clavo, tomillo, ciprés e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

– TAQUICARDIA: Aceite esencial de mejorana, ylang ylang, lavanda, vara de San José, ciprés, helicrisum, naranja, patchouli, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– PRESIÓN ARTERIAL ALTA: Aceite esencial de lavanda, mejorana,albahaca, naranja, patchouli, ylang ylang, ciprés y loto jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados equilibran excesos y defectos, es decir, condiciones de hiper e hipo).

– PRESIÓN ARTERIAL BAJA: Aceite esencial de romero, salvia, menta, geranio, pino, nuez moscada, manzanilla alemana, limón, bergamota, ylang ylang, palisandro, jazmín y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados actúan equilibrando excesos y defectos).

– COLESTEROL ALTO: Aceite esencial de helicrisum, romero, clavo, manzanilla alemana, manzanilla romana, ciprés, mejorana, ylang ylang, clavo, naranja, tomillo, nardo, hinojo, jengibre, estragón, anís, hinojo, patchouli, salvia, ravensara, geranio, loto e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DÉFICIT AUDITIVO: Aceite esencial de helicrisum, enebro, geranio, menta, lavanda, albahaca, árbol del té, romero, clavo, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, orégano, comino, citronela, lavandín, arrayán, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TINNITUS: Aceite esencial de helicrisum, geranio, enebro, menta, lavanda, albahaca y ámbar cachemir (este últimos es un Aceite Sagrado). Aplicar una o dos gotas de los aceites puros en las sienes, frente y nuca; aplicar también una gota de cada aceite en las puntas de los dedos de los pies y de las manos.

DESEQUILIBRIO HORMONAL MASCULINO: Aceite esencial de romero, salvia sclarea, hinojo, ylang ylang, geranio, milenrama, salvia española, hinojo, lavanda, arrayán, menta y musk (este último es un Aceite Sagrado).

DIABETES: Aceite esencial de cilantro, canela, hinojo, eneldo, ciprés, limón, nuez moscada, menta, salvia española, geranio, arrayán, manzanilla romana, romero, helicrisum, clavo de olor, estragón, jengibre y loto (este último es un Aceite Sagrado).

DIGESTIÓN, PROBLEMAS:

– CALAMBRES: Aceite esencial de romero, jengibre, albahaca y menta y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– DIARREA: Aceite esencial de menta, nuez moscada, jengibre, orégano, ajedrea, clavo, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado)

– FLATULENCIA: Aceite esencial de menta, estragón, nuez moscada, anís, hinojo, ledum, semillas de zanahoria, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– INDIGESTIÓN: Aceite esencial de menta, nuez moscada, hinojo, jengibre, comino, naranja, estragón, anís, enebro, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– HIPO: Aceite esencial de ciprés, estragón, menta y jazmín (este últimos es un Aceite Sagrado).

– GASTRITIS: Aceite esencial de estragón, menta, hinojo, jengibre, enebro, anís, patchouli, clavo, limón, canela, eucalipto y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– NAUSEAS: Aceite esencial de menta, jengibre, patchouli, nuez moscada, estragón, enebro, anís, hinojo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– ÚLCERA DE ESTÓMAGO: Aceite esencial de clavo, canela, árbol de té, orégano, tomillo, limón, eucalipto, romero, mejorana, pino, ciprés, lavanda, pícea, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, incienso, mirra y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ACIDEZ GÁSTRICA: Aceite esencial de menta, jengibre, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, helicrisum, loto y jazmín (estos últimos son Aceites Sagrados).

DISTROFIA MUSCULAR: Aceite esencial de pino, lavanda, mejorana, vetiver, abeto balsámico, albahaca, mejorana, menta, ciprés, pícea, pimienta negra, hisopo, ámbar rojo y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DIVERTICULITIS/ DIVERTICULOSIS: Aceite esencial de patchouli, anís, estragón, romero, hinojo, menta, ajedrea, orégano, tomillo, nuez moscada, árbol del té, clavo, jazmín e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DOLOR

– DOLOR OSEO: Aceite esencial de gaulteria, abeto, ciprés, pícea, pino, menta, helicrisum, clavo, pimienta negra y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado).

– DOLOR CRÓNICO: Aceite esencial de menta, helicrisum, pícea, gaulteria, jengibre, clavo, elemí, orégano, romero, abeto balsámico, albahaca, mejorana, ciprés, ylang ylang, pimienta negra, cedro, ámbar rojo, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR MUSCULAR: Aceite esencial de romero, menta, mejorana, nuez moscada, gaulteria, helicrisum, clavo, albahaca, ciprés, pimienta negra, hisopo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR POR TRAUMATISMO: Aceite esencial de geranio, lavanda, mejorana, menta, valeriana, geranio, pícea, helicrisum, árbol del té, menta, rosa, incienso y sándalo. Masajear con los aceites alrededor del nacimiento del cabello y la punta de los dedos de los pies.

EDEMA: Aceite esencial de ledum, manzanilla alemana, cedro, gaulteria, menta, lavanda, clavo, enebro, naranja, hinojo, geranio, ciprés, mejorana, helicrisum, ylang ylang, salvia, arrayán, nuez moscada, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

EMBARAZO: Aceite esencial de lavanda, geranio, ylang ylang, helicrisum, geranio, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, limón, bergamota, rosa, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: utilizar los aceites esenciales durante el embarazo en aplicación tópica e inhalación.

ENANISMO JUVENIL: La baja estatura en niños debida a la baja producción de la hormona del crecimiento por parte de la glándula pituitaria ha sido tratada en prácticas clínicas con la utilización del aceite esencial de la hierba del gato (Conyza canadensis). Otros aceites esenciales que también han demostrado eficacia son el de cedro, ciprés, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD DE CHRON: Aceite esencial de menta, nuez moscada, estragón, jengibre, hinojo, anís, patchouli y jazmín.

ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL

– HERPES SIMPLE TIPO 2: Aceite esencial de melisa, ravensara, árbol del té, ciprés, orégano, tomillo, comino, romero, clavo, limón, canela, eucalipto, casia, cálamo, hisopo, mirra, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– VERRUGAS GENITALES: Aceite esencial de melisa, orégano, tomillo, árbol del té, romero, clavo, limón, canela, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, hinojo, comino, lavanda e incienso (estos últimos en un Aceite Sagrado).

– GONORREA Y SÍFILIS: Como complemento al tratamiento médico, los siguientes aceites esenciales han demostrado eficacia en ensayos clínicos: orégano, melisa, tomillo, ajedrea, canela, clavo, limón, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD NEUROLÓGICA

– ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA (ELA): Aceite esencial de enebro, helicrisum, orégano, salvia española, romero, clavo, cardamomo, geranio, neroli, palisandro, bergamota, palisandro, ylang ylang, gálbano, cedro, albahaca, angélica, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: Aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda, ciprés y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: Aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: Aceite esencial de enebro, menta, naranja, ylang ylang, patchouli, palisandro, helicrisum, ledum, sándalo, incienso y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: Aceite esencial de salvia sclarea, pícea, palisandro, cedro, melisa, ciprés, lavanda, helicrisum, loto, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: aplicar los aceites preferentemente de forma tópica e inhalada.

ERITEMA SOLAR: Aceite esencial de lavanda, abeto, helicrisum, ciprés y rosa (este último es un Aceite Sagrado).

ESCOLIOSIS: Aceite esencial de orégano, tomillo, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites de forma tópica en masaje a lo largo de la columna.

ESGUINCE: Aceite esencial de gaulteria, abeto balsámico, albahaca, pino, pícea, ciprés, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar de forma tópica sobre el área afectada.

ESTREÑIMIENTO: Aceite esencial de jengibre, menta, hinojo, estragón, anís, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

FERTILIDAD: Aceite esencial de salvia sclarea, salvia española, anís, hinojo, milenrama, geranio, mejorana, lavanda, geranio, neroli, palisandro, vetiver, ámbar rojo, loto, sándalo, incienso y musk (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

FIBROMIALGIA: Aceite esencial de manzanilla alemana, nuez moscada, abeto balsámico, gaulteria, helicrisum, menta, pícea, pimienta negra, hisopo, cistus, ajedrea, orégano, incienso y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

FIEBRE: Aceite esencial de menta, eucalipto, romero, ledum, abeto, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino y árbol del té.

HEMATOMA: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, clavo, nuez moscada, gaulteria y laurel.

HEMORRAGIA: Aceite esencial de helicrisum, geranio, cistus, ciprés, lavanda, hisopo, mejorana, ylang ylang, gaulteria, clavo y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en una compresa fría y/o 1 o 2 gotas en el caso afectada en caso de heridas pequeñas.

HEMORROIDES: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, nardo, albahaca, menta y arrayán. NOTA: Aplicar diluido en aceite portador de 3 a 5 gotas de una mezcla de dos o tres aceites.

HERIDAS: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, eucalipto, ciprés, gaulteria, tomillo, orégano, manzanilla alemana, lavandín, ajedrea, menta, clavo, citronela, geranio, naranja, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 2 a 6 gotas de los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de rosa de mosqueta, en la zona afectada de 2 a 4 veces por día.

HERPES LABIAL: Aceite esencial de melisa, árbol del té, menta, lavanda, ajedrea, ravensara, orégano, tomillo, limón, canela, clavo, citronela, lavandín, arrayán y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar una gota de un aceite tan pronto aparezca el herpes de 5 a 10 veces al día.

HEPÁTICOS, TRASTORNOS

– DESINTOXICACIÓN HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, helicrisum, mandarina, cardamomo, geranio, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, manzanilla romana, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar sobre el hígado en masaje). Se recomienda ingerir una mezcla de 2, 3 o 4 de los aceites y/o aplicar en compresa tibia sobre el hígado.

– HEPATITIS: Aceite esencial de ledum, ravensara, manzanilla alemana, tomillo, hinojo, geranio, helicrisum, estragón, jengibre, metna, enebro, patchouli, anís, clavo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en masaje sobre el plexo solar y sobre las zonas pulsátiles).

– ICTERICIA: Aceite esencial de ledum, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, tomillo, geranio, helicrisum, hinojo, ylang ylang, sándalo, loto y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

HIPOGLUCEMIA: Aceite esencial de lavanda, canela, tomillo, cilantro, comino, clavo, limón, eneldo, eucalipto, romero, hinojo, geranio, manzanilla romana, helicrisum, ledum, estragón, jengibre, enebro, anís, loto y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados)

INFECCIÓN BACTERIANA O VÍRICA:

INFECCIÓN FÚNGICA:

– PIE DE ATLETA: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, abeto balsámico, lavanda, menta, tomillo y ajedrea.

– CANDIDA ALBICANS: Aceite de árbol del té, enebro, ravensara, tomillo, comino, clavo, gaulteria, limón, pícea, eucalipto, cistus, hisopo, orégano, menta, cistus, lavanda, romero, geranio, palmarosa, palisandro, incienso y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre el plexo solar).

– TIÑA Y CANDIDA DE LA PIEL: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, lavanda, romero, geranio, palisandro, patchouli y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 1 o 2 gotas de dos, tres o cuatro aceites esenciales recomendados puros y del aceite de mirra sobre la zona afectada dos o tres veces por día.

– CANDIDIASIS VAGINAL: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, manzanilla romana, geranio, romero, enebro, menta, ajedrea, tomillo, laurel y ámbar rojo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites o aplicar en un tampón y mantener toda la noche.

INFECCIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, semillas de zanahoria, limón, enebro, manzanilla alemana, hinojo, geranio, gaulteria, clavo, menta, ylang ylagn, lavandín, helicrisum, loto, jazmín y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre la zona de la vesícula en forma de masaje). NOTA: Ingerir los aceites esenciales recomendados o aplicar de forma tópica sobre la vesícula 2 o 3 veces al día.

INFECCIÓN TRACTO URINARIO: Aceite esencial de orégano, tomillo, árbol del té, cistus, enebro, ajedrea, romero, estragón, jengibre, menta, hinojo, patchouli, salvia, geranio, nuez moscada, lavanda, clavo, ámbar rojo (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en las zonas pulsátiles y/o inhalar). NOTA: Aplicar de forma tópica con una compresa tibia sobre la vejiga 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados.

INFECCIÓN DE GARGANTA:

– TOS: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, limón, ravensara, tomillo, orégano, menta, cedro, ámbar cachemir, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS SECA: Añadir a una cucharadita de miel o de jarabe de llantén 2 gotas de limón y 3 de eucalipto. Como aceite se recomienda ámbar Cachemir (Aceite Sagrado).

– LARINGITIS: Añadir 1 gota de limón, 1 gota de tomillo, 1 de romero y 1 de clavo a una cucharadita de miel o zumo o zumo y retener la mezcla en la parte posterior de la garganta y luego tragar. Como aceite se recomienda el ámbar cachemir (Aceite Sagrado).

– DOLOR DE GARGANTA: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, tomillo, niaouli, orégano, limón, salvia, menta, ravensara, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– INFECCIÓN DE GARGANTA POR ESTREPTOCOCOS: Aceite esencial de eucalipto, orégano, tomillo, ravensara, ajedrea, abeto, niaouli, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– AMIGDALITIS: Aceite esencial de clavo, árbol del té, vara de San José, orégano, ajedrea, ravensara, tomillo, niaouli y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado).

INFECCIÓN DE PULMÓN:

– BRONQUITIS: Aceite esencial de romero, eucalipto, niaouli, tomillo, gaulteria, ravensara, pícea, pino, orégano, helicrisum, árbol del té, menta, abeto, salvia, casia, cálamo, hisopo, nardo, ajedrea, cistus, orégano, mirra, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– NEUMONÍA: Aceite esencial de árbol del té, romero, tomillo, ledum, ravensara, niaouli, vara de San José, eucalipto, ajedrea, aní, hinojo, gaulteria, hisopo, menta, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS FERINA: Aceite esencial de romero, lavanda, niaouli, tomillo, naranja, limón, citronela, arrayán, clavo, ravensara, comino, cistus, hisopo, mejorana, ciprés, nuez moscada, orégano, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el cuello y pecho y en compresas en la parte superior de la espalda, así como también vía inhalada.

INFERTILIDAD: Algunos aceites esenciales tienen propiedades similares a las hormonas que pueden ayudar los procesos de fertilidad. Estos son: aceite esencial de salvia sclarea, anís, hinojo, milenrama, geranio y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Los aceites esenciales se pueden ingerir de 2 a 4 veces al día o bien se pueden aplicar todos, incluido el aceite de musk vía tópica en la parte baja de la espalda y en la parte baja del abdomen.

INFLAMACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, manzanilla alemana, árbol del té, abeto, menta, manzanilla romana, lavanda, ravensara, tomillo, ciprés, hisopo, incienso y mirra (estos últimos son Aceites Sagrados).

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA: Aceite esencial de estragón, patchouli y romero

INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO: Aceite esencial de ravensara, eucalipto, arrayàn.

LACTANCIA MATERNA:

– MASTITIS: Aceite esencial de manzanilla romana, clavo, tomillo, romero y lavanda.

– AUMENTO DE LA LECHE MATERNA: Aceite esencial de geranio, hinojo y salvia.

– PEZONES RESQUEBRAJADOS: Aceite esencial de lavanda, geranio, helicrisum, pícea, palisandro, mirra y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites con un aceite portador y aplicar masajeando el pezón.

AFECCIONES DE ESPALDA:

– CIÁTICA: Aceite esencial de helicrisum, menta, nuez moscada, tomillo, pícea, gaulteria, albahaca, romero, clavo, estragón y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona en masaje o compresa tibia (si no hay inflamación).

– LUMBAGO: Aceite esencial de mejorana, estragón, jengibre, enebro, anís, hinojo, patchouli, pimienta negra, pícea, nuez moscada, albahaca, gaulteria, helicrisum, manzanilla alemana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en masaje o en compresa tibia.

– LESIÓN DE ESPALDA: Aceite esencial de gaulteria, abeto, pícea, menta, mejorana, vetiver, helicrisum, enebro, albahaca y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR DE ESPALDA: Aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana, albahaca, salvia sclarea, menta, geranio y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– CALCIFICACIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL: Aceite esencial de geranio, romero, eucalipto, lavanda, arrayán, mejorana, ravensara, orégano y vetiver. NOTA: Aplicar en masaje a lo largo de la columna vertebral.

– DOLOR Y RIGIDEZ DEL CUELLO: Aceite esencial de albahaca, mejorana, helicrisum, gaulteria, abeto, nuez moscada, lavanda, menta, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites en masaje en el cuello o compresa tibia (si no hay inflamación).

– HERNIA DISCAL: Aceite esencial de helicrisum, albahaca, tomillo, melisa, abeto, pícea, vetiver, valeriana y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en masaje a lo largo de la columna o en compresa fría en la zona afectada.

LIMPIEZA METALES PESADOS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, ledum, manzanilla almena, geranio e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

NAUSEAS: Aceite esencial de menta, patchouli, jengibre y nuez moscada. NOTA: los aceites recomendados se pueden inhalar, aplicar vía tópica en la zona del ombligo y detrás de las orejas o bien ingerir de 1 a 4 veces por día.

NERVIOSO, TRASTORNOS: Son problemas en los están involucrados o afectados los nervios superficiales o periféricos (a diferencia de los trastornos neurológicos en los que la perturbación es neurológica profunda en el cerebro). En general, se recomiendan los aceites esenciales de menta, lavanda, cedro, manzanilla alemana, manzanilla romana, salvia, romero, pícea, enebro, mejorana, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites recomendados deben aplicarse vía tópica diluidos o puros en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– NEURALGIA: Aceite esencial de mejorana, helicrisum, menta, enebro, gaulteria, clavo, pimienta negra, hinojo, geranio, patchouli, ylang ylang, romero, nuez moscada, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el área afectada o inhalada.

– NEURITIS: Aceite esencial de menta, lavanda, orégano, enebro, albahaca, mejorana, ciprés, tomillo, milenrama, clavo, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día, con compresa fría o inhalada

– SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: Aceite esencial de menta, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, helicrisum, pimienta negra, hiospo y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día o bien en compresa fría de 2 a 3 veces por día.

– NEUROPATÍA: Aceite esencial de hierba del gato, menta, enebro, milenrama, vara de San José, helicrisum, albahaca, mejorana, lavanda, geranio, gaulteria, clavo, naranja, patchouli, ylang ylang, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada puros o diluidos o en compresa fría de 2 a 3 veces por día, o bien inhalados. Si el daño comienza a revertirse suele haber dolor por lo que se puede aplicar aceite esencial de clavo, menta, gaulteria o helicrisum para aliviar.

OBESIDAD: Aceite esencial de menta, ylang ylang, vainilla, limón, mandarina, bergamota, palisandro, palmarosa, manzanilla romana, jengibre, rosa y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

OCULAR, TRASTORNOS:

– CONDUCTO LAGRIMAL BLOQUEADO: Aceite esencial de lavanda. NOTA: Aplicar 1 gota sobre el puente de la nariz.

– CATARATAS Y GLAUCOMA: Aceite esencial de clavo, lavanda, ciprés, eucalipto y sándalo (este último es un Aceite Sagrado) NOTA: ingerir los aceites diluidos en un amplio círculo alrededor del ojo y en las sienes de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD: Aceite esencial de limón (para la degeneración macular seca) , aceite esencial de clavo (para la degeneración macular húmeda) y sándalo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites esenciales 1 vez al día y aplicar en masaje alrededor del ojo y en las sienes los Aceites Sagrados.

– VISIÓN BORROSA: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, ciprés, mejorana, ylang ylang, gaulteria, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica los aceites recomendados en un círculo alrededor del ojo y en las sienes.

– CONJUNTIVITIS: Aceite esencial de citronela, árbol del té, romero, arrayán, enebro, pícea, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

OÍDO, PROBLEMAS DE:

– DOLOR DE OÍDOS: Aceite esencial de tomillo, lavanda, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, ravensara, menta, eucalipto, clavo, citronela, lavandín, arrayán, gaulteria, limón, canela, cistus, hisopo, ajedrea, orégano, comino, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de oliva tibio alrededor del orificio de la oreja (nunca dentro) o en compresa tibia sobre la oreja.

– ÁCAROS DEL OÍDO: Aceite esencial de eucalipto, citronela, arrayán, lavandín, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos con aceite de oliva tibio alrededor de la oreja (nunca dentro del oído) y en los lóbulos de las orejas.

– PERFORACIÓN DE TÍMPANO: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, clavo y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en aceite de oliva tibio alrededor de la oreja y en los lóbulos de las orejas.

OSTEOPOROSIS: Aceite esencial de gaulteria, pícea, abeto, pino, ciprés, menta, mejorana, romero, albahaca, citronela, árbol del té, arrayán, cedro, ylang ylang, pimienta negra, hisopo, clavo, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica a lo largo de la columna vertebral y en el área afectada de 2 a 3 veces por día.

PANCREATITIS: Aceite esencial de menta, vetiver, ajedrea, orégano, geranio, canela, cálamo, casia, hisopo, nardo, cistus, ravensara, romero, clavo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica.

PAPERAS: Aceite esencial de tomillo, melisa, ciprés, gaulteria, ravensara, eucalipto, limón, lavanda, clavo, canela, nardo, gálbano, ámbar cachemir, incienso y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica sobre la zona con una compresa tibia.

PARÁSITOS INTESTINALES: Aceite esencial de estragón, anís, albahaca, menta, jengibre, nuez moscada, hinojo, enebro, palisandro, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, geranio, jazmín y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica en compresa tibia sobre el abdomen.

PEDICULOSIS: Aceite esencial de eucalipto, lavanda, menta, tomillo, geranio, nuez moscada y romero. NOTA: Diluir los aceites esenciales recomendados con un aceite portador y aplicar sobre el cuero cabelludo. Dejar al menos media hora. Lavar el cabello y enjuagar con una solución de 2 gotas de eucalipto, 2 gotas de lavanda, 2 gotas de geranio, 25 ml. de vinagre y 200 ml. de agua.

PICADURAS DE INSECTOS: Aceite esencial de lavanda, eucalipto, citronela, árbol del té, menta, manzanilla romana y romero.

PIEL, TRASTORNOS DE LA

– AMPOLLAS: Aceite esencial de árbol del té, helicrisum, menta, lavanda, limón, manzanilla alemana, eucalipto, romero, tomillo, ajedrea, palmarosa, patchouli, clavo, citronela, arrayán, palisandro, enebro, ravensara, orégano, nardo, gálbano, casia, canela, cistus, ajedrea, comino, mirra e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona diluidos de 3 a 5 veces al día.

– ACNÉ: Aceite esencial de árbol de té, geranio, vetiver, ciprés, lavanda, patchouli, manzanilla alemana, manzanilla romana, palisandro, cedro, eucalipto, clavo e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Diluir los aceites esenciales con aceite portador de pepita de uvas y aplicar sobre la zona afectada de 1 a 3 veces por día.

– ARRUGAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, lavanda, ylang ylang, patchouli, salvia, geranio, salvia sclarea, palisandro, neroli, palmarosa, nardo, bergamota, limón, manzanilla romana, sándalo, rosa, incienso, jazmín y mirra (estos 5 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de jojoba, argán, aguacate.

– EXANTEMA DEL PAÑAL: Aceite esencial de lavanda, helicrisum, manzanilla alemana, ciprés, geranio, palmarosa, palisandro, ylang ylang, bergamota, rosa y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites recomendados con un portador, por ejemplo aceite de jojoba o de almendras y aplicar de 2 a 4 veces al día.

– ECZEMA: Aceite esencial de lavanda, enebro, ledum, cistus, manzanilla romana, manzanilla alemana, geranio, citronela, árbol del té, palisandro, palmarosa, ylang ylang, limón, bergamota, tomillo, hinojo, helicrisum , jazmín, rosa y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados diluidos en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– LUNAR: Aceite esencial de orégano e incienso (este último es un Aceite Sagrado). Aplicar sobre el lunar directamente 2 a 3 veces por día.

– PSORIASIS: Aceite esencial de enebro, ciprés, manzanilla romana, árbol del té, patchouli, lavanda, helicrisum, clavo, hinojo, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica puros 2 veces por día, con compresa tibia 3 veces por semana y/o ingeridos 1 vez al día.

– PIEL FLÁCIDA: Aceite esencial de lavanda, ciprés, patchouli, helicrisum, incienso y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos 1 o 2 veces por día.

– ÚLCERAS DÉRMICAS: Aceite esencial de palisandro, clavo, helicrisum, manzanilla romana, patchouli, lavanda y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica puros o diluidos.

– ESTRIAS: Aceite esencial de lavanda, nardo, geranio, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta y masajear de 2 a 3 veces por día.

– VITÍLIGO: Aceite esencial de vetiver, citronela, árbol de té, arrayán, lavandín, romero, clavo, sándalo, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

PLEURESÍA: Aceite esencial de ajedrea, tomillo, ravensara, niaouli, eucalipto, gauteria, limón, pino, ciprés, menta, arrayán, cistus, hisopo, comino, nardo, casia, cálamo, canela, gálbano, incienso, mirra, y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando el cuello y pecho, en compresa tibia en el cuello, pecho y parte superior de la espalda 1 vez al día o bien inhalados.

POLIOMELITIS: Aceite esencial de árbol del té, gaulteria, melisa, ravensara, limón, ylang ylang, arrayán, estragón, salvia sclarea, ciprés, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados, que deben aplicarse sobre el cuello, nuca, frente y espalda en masaje al menos 2 o 3 veces al día). NOTA: Los aceites esenciales recomendados se deben ingerir 2 o 3 veces por día.

PRÓSTATA: Aceite esencial de orégano, naranja, abeto, comino, tomillo, ciprés, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, incienso, ámbar rojo y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en el área comprendida entre el recto y el escroto 2 veces por día.

– HIPERPLASIA PROSTÁTICA: Aceite esencial de ledum, naranja, abeto, comino, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, milenrama, menta, manzanilla alemana, mejorana, cedro, abeto, tuya, ciprés, incienso, jazmín, mirra y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir 3 veces por día.

– CÁNCER DE PRÓSTATA: Aceite esencial de ledum, naranja, tuya, abeto, comino, hinojo, lavanda, milenrama, menta, clavo, tomillo, helicrisum, salvia, mirra, incienso y ámbar rojo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos con aceite de semillas de sésamo sobre la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir los aceites esenciales 2 a 4 veces por día.

– PROSTATITIS: Aceite esencial de romero, arrayán, tomillo, menta, salvia, hinojo, lavanda, albahaca, ciprés, estragón, jengibre, enebro, patchouli, arrayán, milenrama, mejorana, tuya, jazmín y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites ser pueden aplicar tópicamente en la zona comprendida entre el recto y escroto diluidos con aceite de semillas de sésamo y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

TIROIDES, PROBLEMAS DE

– HIPERTIROIDISMO: Aceite esencial de pícea, menta, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, ámbar cachemir y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica diluidos sobre la tiroides de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– HIPOTIROIDISMO: Aceite esencial de ledum, arrayán, menta, clavo, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, ámbar cachemir y mirra (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre la zona de tiroides diluidos de 1 a 3 veces por día y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

QUISTE

– QUISTE EN GÁNGLIOS: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar los aceites puros vía tópica de 3 a 4 veces por día sobre la zona afectada.

– QUISTE OVÁRICO Y UTERINO: Aceite esencial de árbol del té, orégano, salvia sclarea, ciprés, geranio, albahaca e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando la zona externa y/o en compresa tibia.

– QUISTE SIMPLE: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar tópicamente sobre la zona de 3 a 4 veces por día.

RENAL, TRASTORNO:

– CÁLCULOS RENALES: Aceite de gaulteria, geranio, enebro, eucalipto, helicrisum, hinojo y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar tópicamente en compresa tibia sobre la zona del riñón y/ ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– DIURÉTICO: Aceite esencial de ledum, romero, enebro, hinojo, anís, geranio, salvia, menta, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, estragón, jengibre, patchouli, neroli, palisandro, manzanilla romana, helicrisum, romero, incienso, sándalo, loto y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden masajear sobre la zona del riñón diluidos, aplicar en compresa tibia sobre la zona del riñón o ingerir los aceites esenciales y/o ingerir 3 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, enebro, hinojo, estragón, jengibre, menta, anís, geranio, manzanilla romana, ledum, loto y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: ingerir los aceites esenciales 3 veces al día y aplicar los Aceites Sagrados sobre la zona de los riñones.

– INFECCIÓN DE URÉTER: Aceite esencial de limón, arrayán y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar en masaje sobre la zona de los riñones y/o ingerir dos veces por día durante 10 días.

– NEFRITIS: Aceite esencial de ciprés, enebro, ledum, ylang ylang, menta, arrayán, nuez moscada, geranio, mejorana, helicrisum, limón, canela, eucalipto, romero, hinojo, mirra, loto y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica en compresa fría 1 o 2 veces al día sobre el riñón y/o ingerir los aceites esenciales de 2 a 4 veces por día.

RONQUIDO: Frotar de 4 a 6 gotas de aceite esencial de tomillo diluido en la planta de los pies antes de ir a dormir. Como Aceite Sagrado masajear la zona del cuello y garganta y mandíbula con ámbar cachemir.

SARAMPIÓN: Aceite esencial de lavanda, manzanilla romana, árbol del té, clavo, tomillo, manzanilla alemana, hisopo, ravensara, cistus, ajedrea, orégano, comino e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta.

SARNA: Aceite esencial de citronela, menta, palmarosa, lavandín, eucalipto, pimienta negra, jengibre, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, arrayán, árbol del té, naranja, ylang ylang, mirra y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica diluidos o puros y masajear la zona de 3 a 4 veces por día. Para el tratamiento del cabello añadir de 2 a 4 gotas de 2 o 3 de los aceites recomendados en una dosis de champú.

SIDA: Se ha demostrado que los aceites esenciales de limón, cistus, tomillo y lavanda tienen propiedades reconstituyentes de células inmunitarias. En investigación se ha demostrado que el aceite esencial de comino tiene efecto inhibitorio sobre la reproducción viral. Otros aceites antivirales son el de orégano, tuya, incienso, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos o puros en la planta de los pies, a lo largo de la columna y en masaje por todo el cuerpo y/o ingerir los aceites esenciales 1 vez por día.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: Aceite esencial de tomillo, clavo, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, comino, cistus, menta, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, limón, canela, estragón, jengibre, anís, patchouli, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, mirra, incienso sándalo y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica, inhalada o ingerir los aceites esenciales 3 veces por día.

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Aceite esencial de menta, anís, hinojo, estragón, ledum, helicrisum y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Ingerir los aceites contenidos en una cápsula de aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA ENDOCRINO: Aceite esencial de hierba del gato, helicrisum, verbena, limón, nuez moscada, clavo, romero, menta, pícea, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, enebro, pimienta negra, palisandro, vetiver, ylang ylang, mirra, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en los pies, en la glándula tiroides y suprarrenales, inhalados y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA LINFÁTICO: Aceite esencial de ledum, helicrisum, arrayán, ciprés, limón, naranja, romero, estragón, jengibre, menta, enebro, anís, hinojo, patchouli, geranio, manzanilla romana, manzanilla alemana, nuez moscada, clavo, canela, palisandro, neroli, eucalipto, pino, lavanda, ylang ylang, abeto, pimienta negra, incienso, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre las glándulas doloridas y en las axilas en masaje de 2 a 3 veces por día, en compresa tibia sobre las áreas afectadas 1 o 2 veces por día, y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

– ESTIMULAR EL S.N. SIMPÁTICO: Aceite esencial de menta, hinojo, jengibre, eucalipto, pimienta negra, albahaca, cardamomo, palisandro, geranio, romero, laurel, palmarosa, bergamota, ylang ylang, limón, manzanilla romana, cedro, melisa, helicrisum, incienso, sándalo, y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalado 1 o 2 veces por día y/o ingerir 2 o 3 de los aceites esenciales recomendados 2 veces por día.

– PARASIMPÁTICO: Aceite esencial de lavanda, patchouli, mejorana, pícea, palisandro, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, clavo, comino, orégano, naranja, ylang ylang, incienso, loto y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalar 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de 2 o 3 de los aceites esenciales 2 veces por día.

SUDACIÓN EXCESIVA: Aceite esencial de salvia española, salvia sclarea, milenrama, hinojo, lavanda, arrayán, menta, geranio, palisandro, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, bergamota, ylang ylang y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, en la nuca y parte baja del abdomen, puros o diluidos por la mañana y antes de dormir.

SANGUÍNEO, TRASTONO: Aceite esencial de vara de San José, helicrisum, mejorana, ciprés, arrayán, naranja, mandarina, limón, clavo, menta, geranio, nuez moscada, cistus, ylang ylang, gaulteria, abeto, pimienta negra, tomillo, estragón, jengibre, hisopo, pícea, lavanda, angélica, salvia española, palisandro, palmarosa, bergamota, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje diluidos 2 o 3 veces por día sobre el área afectada, en masaje y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– ANEMIA: Aceite esencial de limón, helicrisum, ciprés, mejorana, ylang ylang, manzanilla romana, hinojo, geranio, nardo, ledum y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en los pies y en las muñecas y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– CIRCULACIÓN SANGUÍNEA DEFICIENTE: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, abeto, limón, ciprés, albahaca, gaulteria, naranja, cistus, mandarina, menta, incienso, mejorana, clavo, pícea, palisandro, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, muñecas y piernas y/o ingerir los aceites recomendados 2 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN SANGUÍNEA: Aceite esencial de helicrisum, manzanilla romana, manzanilla alemana, romero, estragón, jengibre, anís, hinojo, menta, patchouli, ledum, geranio, naranja, limón, cardamomo y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en la planta de los pies y muñecas y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– VENAS VARICOSAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, gaulteria, albahaca, menta, limón y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites esenciales puros o diluidos en las piernas masajeando en dirección al corazón.

– FLEBITIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, cistus, naranja, vara de San José y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites diluidos en el área afectada o sobre el corazón 3 veces por día y/o ingerir 1 vez por día.

VÉRTIGO: Aceite esencial de ciprés, menta, cedro, melisa, albahaca, mejorana, helicrisum, ylang ylang, cardamomo, palisandro, palmarosa, limón, bergamota, manzanilla romana, jazmín, sándalo e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en las sienes, nuca y hombros y/o ingerir 1 o 2 veces al día.