Archivo de la etiqueta: Síndrome de Fatiga Crónica

Esclerosis Múltiple (EM), Artritis, Asma. Alimentación saludable y equilibrada. Nivel de Vitamina D

Por el Dr. Mercola

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica degenerativa de los nervios en su cerebro y su columna vertebral, causada por un proceso de desmielización.

La mielina es una sustancia aislante cerosa que se encuentra alrededor de los nervios de su sistema nervioso central.

Cuando la mielina es dañada por una enfermedad autoinmune o un proceso autodestructivo en su cuerpo, la función de esos nervios se deteriora con el tiempo, dando como resultado un gran número de síntomas, incluyendo:

Debilidad muscular
Desequilibrio o pérdida de la coordinación
Astigmatismo y pérdida de la vista
Escalofríos
La EM podría progresar de forma constante o podrían presentarse ataques agudos, seguido de una remisión temporal de los síntomas.

Nutrición para su Cerebro y su Sistema Nervioso Central

A través de su investigación sobre la esclerosis múltiple, la Dra. Wahls descubrió que, por una razón desconocida, además de los síntomas comúnmente conocidos, los cerebros de los pacientes con Esclerosis Múltiple también tienden a encogerse. Esto despertó su curiosidad y la llevó a investigar otras enfermedades con problemas cerebrales similares, como la enfermedad de Huntington, Parkinson y Alzheimer.

Un denominador común es el mal funcionamiento de las mitocondrias. Las mitocondrias son como pequeñas “baterías” en sus células que se encargan del suministro de energía en las células y a menos que usted consuma los nutrientes correctos, el mal funcionamiento mitocondrial será un resultado obvio.

Ella descubrió que hay tres nutrientes en particular que son esenciales para un funcionamiento mitocondrial adecuado:

Grasas omega-3 de origen animal
Creatina
Coenzima Q10 (CoQ10) o mejor aún, su versión reducida conocida como Ubiquinol
Con el simple hecho de añadir estos nutrientes a su alimentación, su deterioro comenzó a disminuir. Pero ella no estaba mejorando, por lo que continúo su investigación médica para encontrar la respuesta. Cuando descubrió el Instituto para una Medicina Funcional, la Dra. Wahls comenzó a encontrar más pistas.

Como lo mencioné anteriormente, la mielina es una sustancia aislante cerosa que se encuentra alrededor de los nervios de su sistema nervioso central. Su mielina también necesita nutrientes específicos para un funcionamiento adecuado, tales como:

Vitamina B1
Vitamina B9
Vitamina B12
Grasas omega-3 de origen animal
Yodo
Además, los neurotransmisores en su cerebro necesitan azufre y B6 para un funcionamiento óptimo. Finalmente, la Dra. Wahls diseñó su propio plan alimenticio, basado en nutrientes que sabía necesitaba para un óptimo funcionamiento mitocondrial- mielina- y de los neurotransmisores, porque aunque su cuerpo puede crear algunos nutrientes, muchos otros deben obtenerse de su alimentación.

Una Historia de Éxito con la Dieta Paleo

La mayoría de las personas comen grandes cantidades de alimentos procesados, los cuales están cargados con jarabe de maíz de alta fructosa, granos y aditivos químicos dañinos de todo tipo, como MSG y endulzantes artificiales como el aspartame. Desafortunadamente, este tipo de alimentación es el camino que lleva a las enfermedades crónicas…Usted no sólo esta obteniendo lo que no necesita, sino que simplemente no está obteniendo los nutrientes reales.

Mientras que en la actualidad dos tercio de los adultos estadounidenses padecen de sobrepeso u obesidad, muchos si no es que la mayoría de ellos, al mismo tiempo padecen de desnutrición.

De acuerdo con la gráfica mostrada durante la presentación de la Dra. Wahls, menos de la mitad de todos los estadounidenses obtienen de su alimentación las cantidades adecuadas de vitamina B6 y magnesio. Más del 70 por ciento no obtiene las cantidades suficientes de yodo y un sorprendente 80 por ciento no obtiene suficientes grasas omega-3 de su alimentación. Por cierto, esta es la razón por la que el suplemento de grasas omega-3 de origen animal es uno de los pocos suplementos que recomiendo.

En comparación, los pueblos con costumbres antiguas y los nativos alrededor del mundo que no han alterado mucho su alimentación con el paso del tiempo, consumen diariamente cerca de dos a diez veces la cantidad de nutrientes recomendada (CDR).

La Dra. Wahls alteró su alimentación para reflejar la dieta Paleo basada en la antigua costumbre de caza y recolección de la siguiente manera:

3 tazas diarias (equivalente a un plato de comida) de hojas verdes, como la col rizada, que son ricas en vitaminas B, A, C, K y minerales
3 tazas diarias de vegetales ricos en azufre, desde las familias de la col y la cebolla, así como hongos y espárragos
3 tazas diarias de vegetales de colores vivos, frutas o bayas, que son una buena fuente de antioxidantes
Pescado silvestre para obtener las grasas omega-3 de origen animal
Carne proveniente de animales alimentados con pastura
Vísceras para obtener vitaminas, minerales y CoQ10
Algas para obtener yodo y selenio
Eliminó el consumo de alimentos procesados, granos y almidones (que incluyen papas y maíz). Sorprendentemente, comenzó a notar una gran mejoría en sólo meses y al noveno mes de seguir su nuevo tipo de alimentación, fue capaz de andar en bicicleta unas 18 millas. Esto es algo impresionante si consideramos que los siete años anteriores su enfermedad la había deteriorado tanto hasta el punto de que tuvo que utilizar una silla reclinable de gravedad cero y sólo podía caminar distancias cortas con la ayuda de dos bastones.

Ese es el poder de la nutrición.

Sin embargo, me gustaría agregar algunas sugerencias. Dos factores en particular que pueden tener un impacto profundo son la vitamina D y los endulzantes artificiales como el aspartame. La deficiencia de vitamina D puede desempeñar un papel muy importante en la Esclerosis Múltiple (EM) y la toxicidad del aspartame es conocida por imitar enfermedades como la EM, por lo que hacerle frente a estos dos elementos debería estar entre sus prioridades, por supuesto que también debe mejorar su alimentación.

La Relación Entre la Falta de Exposición Solar, el Virus de Epstein-Barr y la Esclerosis Múltiple

Optimizar sus niveles de vitamina D, que es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud en general, también es una de las mejores estrategias de prevención contra enfermedades autoinmunes como la EM.

Un gran número de estudios han confirmado que mientras más lejos viva del ecuador mayor será el riesgo de EM. De hecho, se identificó que la falta de exposición al sol es un factor de riesgo de EM desde 1922. En el caso de los Estados Unidos, el riesgo de desarrollar EM se duplica si usted pasó su infancia –hasta los 15 años- en estados del norte en comparación de los que pasaron su infancia en estados del sur.

Otro factor de riesgo previamente establecido es el virus Epstein-Barr (VEB), que causa fiebre glandular. Hace más de una década, investigadores alemanes demostraron una relación entre el VEB y la EM, demostrando que en contraste con las poblaciones de control, el 100 por ciento de los pacientes con EM tenían anticuerpos contra el VEB. Los autores sugirieron que el VEB podría desempeñar un papel indirecto en la EM, como activador del proceso de la enfermedad subyacente.

En un estudio publicado en la revista Neurology, los investigadores evaluaron la relación entre la radiación ultravioleta B (UVB) y la exposición al virus Epstein-Barr (VEB) en pacientes británicos con EM.

Utilizando las Estadísticas Nacionales de Episodios Hospitalarios de Inglaterra, obtuvieron que la prevalencia de EM y la mononucleosis infecciosa (causada por el virus Epstein-Barr) durante un período de siete años, de 1998 al 2005. La información sobre la intensidad de los UVB se recolectó de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos. Después de evaluar la relación entre estas tres variables: prevalencia de la Esclerosis Múltiple, prevalencia del virus Epstein-Barr y la intensidad de la UVB, encontraron que la exposición a la UVB por sí sola podría explicar el 61 por ciento de las variaciones de los casos de EM en toda Inglaterra.

Cuando combinaron la exposición a la UVB y la incidencia de la fiebre glandular, se pudo explicar el 72 por ciento de las variaciones.

Los autores concluyeron que:

“Las exposición UVB y la mononucleosis infecciosa (MI) juntas pueden explicar la sustancial proporción de la variación de Esclerosis Múltiple. El efecto de la UVB en la generación de vitamina D parece el candidato más probable para explicar su relación con la EM. Existe una necesidad de investigar el papel de la vitamina D y del VEB y de cómo estos podrían interactuar para influenciar en el riesgo de EM, con el fin de identificar las potenciales estrategias de prevención.”

Recomendaciones para Optimizar sus Niveles de Vitamina D

Idealmente, usted deberá optimizar sus niveles de vitamina D por medio de una exposición solar de forma regular (ya sea al aire libre asoleándose o por medio de una cama de bronceado segura) ya que su piel también crea sulfato de vitamina D, que es soluble en agua y puede viajar libremente a través del cuerpo.

Como lo menciona la Dra. Wahls, el azufre es uno de los nutrientes esenciales que faltan en la EM y de acuerdo con la investigación de la Dra. Stephanie Seneff, es poco probable que los suplementos de vitamina D le proporciones los mismos beneficios que se obtienen de la exposición de su piel al sol, ya que los suplementos orales de vitamina D no están sulfatados.

Sin embargo, en los estudios en los que se utilizan suplementos de vitamina D han tenido resultados positivos, así que si a usted no le es posible exponer su piel al sol, lo mejor será que tome un suplemento de vitamina D.

Uno de esos estudios, publicado en el 2004, descubrió que las mujeres que toman multivitamínicos que contienen vitamina D tenían una probabilidad 40 por ciento menor de desarrollar EM en comparación con las mujeres que no tomaban ningún suplemento. Tome en cuenta que este estudio está basado en dosis muy bajas de vitamina D en comparación con la cantidad necesaria, así que si usted optimiza sus niveles, probablemente reduzca su riesgo en más del 40 por ciento…

Desde mi punto de vista, no cabe la menor duda de que una de los pasos físicos más importantes que puede seguir con el fin de controlar su salud es asegurarse de que sus niveles de vitamina D se encuentren entre 50-70 ng/ml durante todo el año para el bien de su salud en general y entre 70-100 ng/ml cuando se padece de enfermedades autoinmunes como la EM, enfermedades cardíacas o cáncer.

En cuanto a la dosis, si usted toma un suplemento oral, es importante entender que no existe una dosis “mágica”. El factor más importante son los niveles sanguíneos, así que usted necesita medir su nivel regularmente para determinar si necesita más o menos que la recomendación general para mantenerse dentro del rango óptimo.

Dicho esto, basado en las investigaciones más recientes realizadas por GrassrootsHealth- una organización que ha contribuido bastante con lo que sabemos actualmente sobre la vitamina D gracias a su estudio llamado D*Action- parece que la mayoría de los adultos necesitan cerca de 8,000 UI de vitamina D al día.

Los Peligros del Aspartame

De acuerdo con algunos expertos, como el Dr. Russel Blaylock, un profesor de neurocirugía en la Universidad Médica de Mississippi, el daño causado por la ingestión de cantidades excesivas de ácido aspártico del aspartame puede causar graves trastornos neurológicos crónicas y una miríada de otros síntomas agudos.

El ácido aspártico es un aminoácido. Tomado en su forma libre (no unida a proteínas) aumenta significativamente el nivel de plasma sanguíneo de aspartato y glutamato.

La Dra. Wahls menciona la importancia de los antioxidantes para una función celular y cerebral adecuada. El aspartato y el glutamato contenidos en el aspartame tienen el efecto contrario.

Mucho aspartato o glutamato en su cerebro mata ciertas neuronas permitiendo la afluencia de demasiado calcio en las células. Esta afluencia provoca una cantidad excesiva de radicales libres que matan las células. Es por esto que el aspartato y el glutamato son conocidos como “excitoxinas” ya que “excitan” o estimulan sus células neurológicas hasta llevarlas a la muerte. El aspartame también se metaboliza rápidamente en metanol, otra potente neurotóxina.

La toxicidad del aspartame muchas veces se revela a través de trastornos del sistema nervioso central, así como problemas inmunológicos y puede imitar los síntomas o empeorar varias enfermedades que entran en estas categorías.

Esclerosis Múltiple
Enfermedad del Parkinson
Alzheimer
Fibromialgia
Artritis
Sensibilidad química múltiple
Síndrome de fatiga crónica
Trastorno de déficit de atención
Trastorno de pánico
Depresión y otros trastornos psicológicos
Lupus
Diabetes
complicaciones diabéticas
Defectos de nacimiento
Linfoma
Enfermedad de Lyme
Hipotiroidismo

Cómo Tratar la Esclerosis Múltiple Sin el Uso de Medicamentos Peligrosos

El plan de tratamiento convencional para la esclerosis múltiple incluye medicamentos extremadamente tóxicos, como:

Prednisona, una hormona esteroidea que puede alterar significativamente su sistema inmunológico y causar enfermedades como osteoporosis y cataratas.
Interferon. Este medicamento es muy engañoso, porque aunque es una sustancia natural, la dosis típica dada desactiva el ciclo natural de retroalimentación del cuerpo. Como resultado tiende a hacer más mal que bien.
Le recomiendo encarecidamente que no utilice estos medicamentos, ya que son unos de los medicamentos más tóxicos utilizados en el campo de la medicina. La Dra. Wahls es un ejemplo de que el uso de medicamentos no sirve de nada y que la mejoría puede alcanzarse por medio de la nutrición y siguiendo algunas recomendaciones alimenticias.

En la parte de abajo hay un resumen de mis recomendaciones de estilo de vida para la Esclerosis Múltiple. Muchas son idénticas a los principios generales de salud que he venido enseñado durante años, pero otras son específicamente aplicables para el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la EM.

Optimizar sus niveles de vitamina D: Este es un paso esencial y aunque el nivel óptimo para la salud en general es entre 50-70 ng/ml, cuando se trata de enfermedades como el cáncer, enfermedades cardíacas o enfermedades autoinmunes, el nivel ideal debería estar entre 70-100 ng/ml. El mejor método para alcanzar esos niveles (y mantenerlos) de vitamina D es por medio de la exposición regular de su piel al sol (asolearse) o con el uso de una cama de bronceado segura. Si ni una de estas es viable para usted, entonces puede utilizar un suplemento oral de vitamina D3.

Como recomendación general, los expertos en vitamina D recomiendan 8,000 UI al día en el caso de los adultos y cerca de 35 UI por cada libra del peso de los niños, pero debería obtener los necesarios para elevar y mantener sus niveles dentro del rango óptimo.
Obtener las suficientes grasas omega-3 de origen animal: En segundo lugar, debe asegurarse de obtener un buen suministro de grasas omega-3 de origen animal, como el aceite de krill. También debe evitar las grasas dañadas y procesadas que se encuentran en la mayoría de los alimentos procesados. Las grasas omega-6 que se encuentran en el aceite de soya, canola y maíz se encuentran especialmente dañadas.

Usualmente están muy oxidadas y también contienen grasas trans y grasas cíclicas que se incrustan en las membranas celulares, distorsionando las funciones celulares. La mayoría de estos aceites también están genéticamente modificados, lo que puede tener sus propias ramificaciones en la salud.
Elimine el consumo de azúcar, en especial de fructosa: Otro elemento crucial es eliminar el consumo de azúcar y fructosa tanto como le sea posible. Eliminar los alimentos procesados y bebidas endulzadas le permitirá reducir el exceso de fructosa, además de eliminar la mayoría de las grasas dañadas de su alimentación. Simplemente debe de mantener un consumo total de fructosa por debajo de los 25 gramos.

Si usted todavía no ha comprendido la naturaleza tóxica y los profundos daños a la salud causados por la fructosa, ahora es el momento. El azúcar contribuye con el desarrollo de muchas enfermedades autoinmunes como la artritis, asma y esclerosis múltiple. También aumenta los niveles de ácido úrico, lo cual conduce a una inflamación crónica de bajo nivel, lo que tiene grandes consecuencias en la salud.
Eliminar el consumo de leche y lácteos pasteurizados: Es otro elemento crítico. Los estudios han demostrado que el consumo de la leche de vaca esta correlacionado con la prevalencia de EM (Neuroepidemiology 1992;11:304-12 y Neuroepidemiology 1993;12:15-27).
Evite el aspartame y los jugos comerciales: El aspartame rápidamente se metaboliza en metanol, una potente neurotóxina. Además las frutas y los vegetales también están cargados de metanol pero cuando se consumen frescas se une a la pectica y su cuerpo no tiene que descomponer la enzima. Sin embargo cuando las frutas y vegetales están procesados y las coloca en jarras de vidrio o latas el metanol se disocia y puede ser liberado en grandes cantidades.
Coma alimentos crudos enteros: Este es un principio importante para una salud óptima que normalmente le recomiendo a todos. Sin embargo, creo que para las personas con enfermedades autoinmunes severas, es mucho más importante. Algunas de las mejoras más importantes que hemos visto en nuestros pacientes son el resultado de comer la mayoría de sus alimentos crudos y no cocidos.
Vegetales fermentados: Optimizar su bacteria intestinal podría ser una de las mejores maneras de mejorar su salud. En un futuro cercano estaré haciendo entrevistas con la Dra. Natasha Campbell McBride en la que habla en gran detalle sobre cómo implementar estos valiosos alimentos y muchos otros detalles de recuperación.
Checarse los niveles de hierro: El exceso de hierro puede causar daño en el endotelio, el revestimiento interior de los vasos sanguíneos, así como crear grandes cantidades de radicales libres. También puede dañar su ADN. Por lo tanto, si tiene EM es muy importante checarse los niveles de hierro, un proceso que puede hacerse fácilmente por medio de un análisis de sangre llamado prueba de ferritina sérica.

El rango saludable de ferritina sérica es entre 20 y 80 ng/ml. Por debajo de 20 significa deficiencia de hierro y por encima de 80, es que está excedido. Los niveles de ferritina pueden elevarse bastante. He visto niveles de más de 1,000, pero niveles mayores a 80 se pueden volver un problema. El rango ideal es entre 40-60 ng/ml.

Si cree que sus niveles de hierro están muy altos, simplemente done sangre. La persona promedio necesitaría de 1-3 donaciones al año o una al mes si sistema puede tolerarlo, esto hasta que sus niveles de ferritina sean los adecuados.
Dosis bajas de naltrexona y ácido alfa lipoico: Una de las nuevas estrategias de tratamiento de la EM es la naltrexona en dosis bajas (LDN), junto con ácido alfa lipoico. La naltrexona (nombre genérico) es un antagonista opioide farmacológicamente activo, utilizado convencionalmente para tratar la adicción a las drogas y al alcohol- normalmente a dosis de 50g y 300mg. Como tal, ha sido aprobado por la FDA desde hace más de dos décadas.

Sin embargo, a dosis muy bajas (3-4,5 mg), la naltrexona tiene propiedades inmunomoduladoras que pueden ser capaces de tratar con éxito enfermedades malignas del cáncer y una amplia gama de enfermedades autoinmunes, incluyendo la esclerosis múltiple.

Como se explica en el sitio web informativo www.lowdosenaltrexone.org cuando toma LDN por las noches- bloquea sus receptores opioides durante algunas horas en medio de la noche se cree que regula elementos vitales de su sistema inmunológico incrementando la producción de metenkepalina y endorfinas (opioides naturales), mejorando la función inmunológica.

El Dr. Bert Berkson es un experto en este régimen. Para más información sobre estos hallazgos y éxitos utilice esta combinación, por favor revise el artículo previo.
Desintoxicación de mercurio: El mercurio es un veneno neurotóxico que debería evitarse, así que evitar el pescado y eliminar las amalgamas de mercurio son aspectos importantes. Ciertos suplementos pueden ayudar a eliminar el mercurio de su sistema, como la chlorella y el OSR (Calmante de estrés oxidativo) desarrollado por el Dr. Boyd Haley.
Hágale frente a los traumas emocionales de su infancia: Por último pero no menos importante, en mi experiencia los pacientes con EM, casi siempre hay un desencadenante traumático emocional que provoca el deterioro del sistema inmunológico, provocando enfermedades. Al igual que la deficiencia de la vitamina D parece estar presente en todos los casos de enfermedades autoinmunes, también es un elemento emocional involucrado.

Más a menudo que no, alguna forma de herida emocional puede encontrarse en pacientes que sufren de enfermedades autoinmunes como EM.

Por lo general, esta herida se produce a muy temprana edad, casi siempre antes de los siete años, por lo general antes de los cinco años. Los problemas relacionados con estos eventos necesitan ser abordados por medio de herramientas de energía psicológica como la Técnica de Liberación Emocional (EFT) pero sólo con ayuda de un profesional experimentado.

http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/combata-la-esclerosis-multiple-con-la-alimentacion.aspx

Anuncios

DMSO. Dimetil Sulfóxido. El Azufre y la vida. Aplicaciones en patologías y veterinaria

El DMSO tiene innumerables propiedades terapéuticas que actúan beneficiosamente en el proceso de curación y revitalización de las células de todo el cuerpo. La lista es larga y el proceso de afianzamiento de sus propiedades sigue aun en proceso, en tanto los usuarios en todo el mundo van con el tiempo descubriendo nuevas formas, nuevos usos, nuevos beneficios de este casi milagroso compuesto. Éstos son algunos de los más reconocidos:

* Se bloquea la transferencia de mensajes de dolor: mediante la interrupción de la conducción en las pequeñas fibras nerviosas no mielinizadas se interrumpen la conducción de señales de dolor desde el lugar de la lesión al cerebro. Es asi uno de los mejores analgésicos de aplicación tópica conocidos por el hombre.

* Es un potente anti-inflamatorio, teniendo excelentes resultados en enfermedades artríticas y dolores y lesiones musculares debido al deporte o accidentes.

* Es antibiótico, antiviral y antimicotico (elimina hongos), en tanto inhibe el crecimiento de microorganismos patógenos.

* Puede transportar numerosos fármacos a través de las membranas del cuerpo, por lo que se puede reemplazar la administración intravenosa de un sinfín de medicamentos por la vía tópica (no hay que recurrir a las inyecciones!).

* Reduce la incidencia de trombos de plaquetas en los vasos sanguíneos, evitando o reduciendo así la formación de coágulos de sangre.

* Tiene un efecto específico sobre la contractilidad cardíaca al retener el calcio de absorción de la fibra muscular, reduciendo así la carga de trabajo del corazón.

* Actúa como un tranquilizante, produciendo sedación cerebro, incluso cuando simplemente se frota en la piel.

* Es vasodilatador (probablemente relacionado con la liberación de histamina en el s celular y a la inhibición de la prostaglandina).

* Detiene la liberación de la colinesterasa, una enzima que provoca la degradación de la acetilcolina, que es una de las formas de vitamina del complejo B necesarias para las funciones neuronales sanas.

* Tiende a suavizar el colágeno en nuetro organismo. Esto reduce y previene cicatrices (internas y externas) y queloides, por sus peculiares efectos de reticulación.

* Es uno de los neutralizantes de radicales libres hidroxilo, por lo que reduce el deterioro de los tejidos, enlenteciendo los procesos de envejecimiento.

* Estimula varios tipos de inmunidad en nuestro organismo, entre otras razones por que provoca la formación de interferón en el organismo.

* Es un potente diurético, en particular cuando se administra por vía intravenosa.

En la actualidad es imposible encontrar una sustancia que tenga una gama más amplia y un mayor número de acciones terapéuticas en un solo producto químico. Además, sus efectos son acumulativos, incrementandose y potenciandose sus beneficios con el uso a largo plazo. El DMSO ataca a la enfermedad en sí, no sólo a sus síntomas. Quizas por esto se ha observado que se necesitan menores cantidades de DMSO para lograr resultados con el paso del tiempo. Esta es verdaderamente la calidad única y diferente de este producto químico, ya que la mayoría de otras drogas generalmente requieren dosis cada vez más pesados en el tiempo para mantener los niveles terapéuticos.

Otros usos del DMSO

La controversia y desconocimiento que existe de esta sustancia ha hecho que hasta muchos de sus usuarios reconozcan apenas pocos usos de todos los que realmente ofrece. El mayor reconocimiento que han hecho sus usuarios ha sido su aplicación en varias formas de artritis, y muchos profesionales de la salud lo suelen tenerlo en cuenta en estos casos. Sin embargo, desconocen o niegan cualquier otro.

Profesionales de la salud informados y usuarios experimentados, sin embargo, saben que este producto tiene una amplia gama de otras aplicaciones. De hecho, en la literatura médica y farmacéutica, ha logrado ganarse adeptos por tener (comprobadamente, en estudios de controlados) una de las gamas mas amplias de usos terapéuticos.

En el libro DMSO: Nature’s Healer (DMSO: Un sanador natural) se hace una larga enumeración de las dolencias en las que puede emplearse esta sustancia, así como la forma de administración y efectos esperables tras su aplicación. De los múltiples reconocidos y documentados por un gran número de usuarios, la siguiente es meramente una lista parcial sus beneficios específicos:

Cerebro y médula espinal
El DMSO puede mitigar los efectos de accidentes cerebrovascular embólico o hemorrágico, y también los de una contusión o heridas expuestas, como pueden ser por un traumatismo o por una bala. Estudios in situ confirman que el empleo intravenoso directo o por vía oral del DMSO es superior a cualquier otro tratamiento. Esencial es la rapidez de su administración, para evitar daños internos colindantes y comenzar cuanto antes el proceso de recuperación celular.

Ciatica y problemas de disco lumbar

La combinación del DMSO (20 a 50 cc) al 20 por ciento de pureza combinado con un anestésico local (xilocaína) e inyectado durante tres a cinco días consecutivos por vía intramuscular (en la zona afectada de la espalda), mitiga y finalmente hace desaparecer el dolor. Inyecciones de DMSO al 20 por ciento en los discos de la columna vertebral libera al paciente del dolor de los nervios de los discos dañados.

Cicatrices queloides, acné y quemaduras
Los queloides son cicatrices hipertróficas de color rosado y solevantadas, de consistencia dura, que normalmente se producen por procesos de cicatrización mas complejos derivados de quemaduras o amputaciones. Algunos pacientes operados no cicatrizan en forma normal y desarrollan este tipo de tejido. Aplicado tópicamente y con regularidad, el DMSO alisa y mejor a la apariencia de este y todo tipo de cicatrices. También mejora la apariencia del acné y disminuye la duración de los brotes, por su efecto secante.

Lesiones por deporte o accidente
El DMSO quita el dolor, desinflama, acelera la recuperación y fortalece las articulaciones y músculos afectados por traumatismos o actividad deportiva. Incluso en el caso de fracturas simples logra menguar el dolor intenso y favorece la ligadura de los huesos al desinflamar la zona afectada y acelerar el proceso metabólico de las células implicadas en la recuperación. De hecho, el DMSO ha sido durante años la principal herramienta de curación para los instructores y entrenadores de atletas profesionales. Sorprendentemente, cuando se aplica tópicamente, el DMSO se tolera mejor en mayores concentraciones por debajo de la cintura que por encima. Sin embargo, es más efectivo por encima de la cintura, con la respuesta más rápida a los problemas que afectan la cara, el cuello, los hombros, las extremidades superiores y la espalda superior y el tronco. La concentración de la solución debe reducirse si se produce alguna molestia como irritación o quemazón en la piel de la zona afectada.

Síndrome de Down

El DMSO, administrado como una bebida diluida 50 por ciento, es empleado en Sudamérica (Argentina, Chile) para el tratamiento del síndrome de Down y retraso mental. El mecanismo de acción no está claro, y los resultados varían de persona en persona, pero los partidarios de su uso claman que, aunque una mejoría total es impensable, muchas de las respuestas motrices y cognitivas se suavizan y adquieren un matiz mas maduro y mas relajado.

Trastornos de los pies
La aplicación de DMSO tópico para el alivio del dolor de callos, juanetes, dedos en martillo, uñas encarnadas, verrugas plantador y fisuras entre los dedos de los pies da excelentes y rápidos resultados que deslumbran a los afectados por estas molestias – menores pero incomodas.

Cáncer
Como un excelente coadyuvante en la terapia del cáncer metabólica, el DMSO potencia los efectos positivos de la quimioterapia. El DMSO combinado con el hamatoxylon y administrados por vía intravenosa tiene excelentes resultados en el encogimiento de tumores. La mezcla es especialmente provechosa para los adenocarcinomas, el carcinoma de células escamosas, el cáncer de próstata, el cáncer de mama, el linfoma y algunos otros tumores sólidos. La aplicacion combinada intravenosa directa logra reducir la cantidad de fármacos quimioterapeuticos necesarios para producir el mismo efecto que si se administrara sola, reduciendo así la incidencia e intensidad de los efectos secundarios de la quimioterapia.

Diabetes
Administrado oralmente disminuye la necesidad de insulina en una de cada cuatro personas con diabetes juvenil. Administrado por vía IV mejora el suministro de sangre vascular periférica de los diabéticos mediante la dilatación de los vasos más pequeños de las extremidades inferiores.

Sinusistis y dolores de cabeza
Aplicadolo diluido directamente en las fosas nasales, aspirandolo, el DMSO las desbloquea de flemas y congestión en pocos minutos. Esto se hace por la capacidad que tiene de cruzar todas las membranas del cuerpo sin destruir la integridad del tejido. Asi, esta forma de aplicación también elimina migrañas y jaquecas, como también lo hace al aplicarse en las sienes, frente o en la parte posterior del cuello.

Enfermedades de la piel, ulceraciones y herpes externos
Trastornos de la piel tales como como la pitiriasis rosada, tiña versicolor y determatitis eccematoide mejoran y hasta desaparecen por las aplicaciones tópicas de DMSO. Además, logra una rápida cicatrización de las úlceras varicosas crónicas, úlceras diabéticas y úlceras relacionadas con infecciones micóticas. Aplicado directamente sobre las lesiones dolorosas relacionadas con el herpes Zoster (culebrilla) removerá sus síntomas neurológicos. Tambien funciona bien cuando se ponen sobre las llagas del herpes simple.

Cataratas y otros problemas oculares
En el libro DMSO: Nature’s Healer se propone el tratamiento desarrollado por un oftalmólogo que es una fórmula para disolver las cataratas sin cirugía. Combinando DMSO con superóxido dismutasa (SOD) y aplicándolo directa y regularmente en el ojo, la formula disuelve las cataratas, y ayuda también en la recuperación de glaucomas.

Veterinaria

El Dimetil Sulfóxido, o DMSO, es una sustancia bien conocida en los círculos veterinarios, especialmente en el ecuestre. Ante todo es muy apreciada por su capacidad superior para disminuir hinchazones y calmar inflamaciones. También es empleado en ocasiones de traumatismos en la columna vertebral o en la cabeza. La forma de actuar es compleja, y no se termina de comprender exactamente su mecanismo de acción; lo cierto es que el DMSO penetra en la piel del animal de manera rápida y en cantidades suficientes para ayudar en la curación. Esta se produce desde el foco mismo del problema hacia afuera, acortando y acelerando ampliamente los tiempos de recuperación del animal.

Los veterinarios reconocen en el DMSO una sustancia especialmente valiosa ya que, ademas de penetrar la piel rápidamente, también arrastra consigo otras sustancias. Esto resulta altamente útil en el caso de ciertas medicinas, como pueden ser los antibióticos y antiinflamatorios.

A su vez, actúa también atrapando los radicales libres en el organismo del animal. Estos radicales libres se encuentran en tejidos dañados o deteriorados que a su vez van perjudicando otros tejidos circundantes, empeorando las lesiones y ralentizando considerablemente el proceso de curación. El DMSO reduce significativamente la cantidad de radicales libres, lo que esta relacionado con estar compuesto de azufre, componente esencial en la producción de las células que forman los tejidos .

Desde 1970 el DMSO fue aprobado para su uso en animales, no asi en seres humanos. Sin embargo, al ser una sustancia que tan fácilmente penetra en la piel, hay algunas advertencias y peligros a tener en cuenta:

* En primer lugar, que el DMSO no es tóxico en sí mismo, pero puede llegar a ser peligroso cuando se mezcla con otras sustancias, especialmente cuando la mezcla es no intencional e involuntariamente entra en contacto con sustancias nocivas para el organismo. El contacto, por ejemplo, de las manos del criador con la sustancia mezclada con medicación para el animal puede provocar reacciones toxicas en la persona. Es por esto que hay que usar siempre guantes de goma gruesos cuando se utiliza DMSO con animales.

* En segundo lugar, no todos los animales responden bien al DMSO. Algunos animales experimentan irritación de la piel, como se evidencia por la piel seca y escamosa en el área tratada. Si nuestro animalito cae en esta categoría, es imprescindible interrumpir el tratamiento inmediatamente y eliminar cualquier residuo que quede en la piel con un jabón suave. Afortunadamente, las reacciones alérgicas en animales, al igual que en los seres humanos, son un fenómeno muy raro.

* El uso a largo plazo de esta sustancia no se ha estudiado a fondo en animales, por lo que se recomienda precaución ya que, a diferencia de nosotr@s, los animalitos no pueden verbalizar las molestias ni los efectos internos a largo plazo de los que quizás nosotr@s seriamos mas conscientes.

Muy a menudo, cuando se experimentan sensibilidades en el uso del DMSO, estas se remontan a un error humano. Es el caso de su uso inexperto a la primera señal de cualquier lesión; la acción de calentamiento de la sustancia provoca un aumento del flujo sanguíneo a la zona afectada y aumenta la hinchazón . El tratamiento adecuado de las lesiones muy recientes es exactamente lo contrario: la aplicación de compresas frías en el área afectada para reducir la hinchazón. Además de lo anterior , DMSO es un irritante conocido si se aplica a una herida abierta. Una vez más, lo que procede en estos casos es emplear una compresa fria hasta que se corte la hemorragia, una vez comenzada la cicatrizacion se puede cautelosamente empezar a aplicar el DMSO diluido.

La correcta aplicación de DMSO puede estar en combinación con antiinflamatorios para reducir la inflamación de los huesos, y para aliviar el dolor de los ligamentos y el tejido muscular. Si la herida es profunda, una mezcla intravenosa puede injectarse para aliviar la inflamación o – si se combina con antibióticos – para ganar la mano de una infección profunda.

Fuente: http://www.horses-and-horse-information.com

DMSO : historia y controversia

Con tantos beneficios destacados, una se pregunta como puede ser que el DMSO no haya mas ampliamente promocionado, y que entre sus conocedores siga considerandose aun como un producto alternativo, complementario, y no un compuesto fantástico en sí mismo con todas las de la ley. Esto probablemente tenga que ver con su historia y la nube de misterio y de controversia que la rodea.

El DMSO se presenta como un producto farmacéutico en 1961, cuando el Dr. Jacob (jefe del programa de trasplante de órganos en Oregon Health Sciences University), comenzó a investigar el potencial de esta sustancia como conservante de órganos. En sus ensayos, descubrió que este líquido incoloro y un tanto aceitoso penetraba la piel rápida y profundamente sin dañar los tejidos. Al dar a conocer sus hallazgos a los medios de comunicación científicos, la industria farmacéutica y muchos pacientes con una variedad de problemas médicos se entusiasmaron con la noticia. Pero hasta el momento el DMSO estaba disponible solo para usos industriales, y mucha gente comenzó a experimentar con una sustancia que no estaba preparada para el consumo humano, produciéndose intoxicaciones por los agentes químicos presentes en estas composiciones.

Este interés público temprano interfirió con la capacidad del Dr. Jacob – o, más tarde, de la FDA (Food and Drug Administration, la agencia del gobierno de USA responsable de la regulación de alimentos y medicamentos) para analizar las cualidades del producto, dado que no en todos los casos se correspondió con un uso seguro y controlado. Esto puede haber contribuido a la desconfianza que la comunidad médica convencional deposito en él, y esta es una de las causas por las que el DMSO y la información acerca de sus beneficios se ha mantenido fuera del alcance del público. Los estudios controlados también se dificultan dada una de las características (y su principal efecto colateral) de la sustancia: un olor o sabor extraño, semejante al del ajo, se siente en la boca poco después de su uso, aun cuando esta se haya administrado a través de la piel. Este sabor u olor extraños han hecho los estudios de doble ciego difícil, en tanto se basan en la premisa de que nadie, ni el médico ni el paciente, saben quien está recibiendo el medicamento y quien el placebo. Este fármaco anuncia su presencia a los pocos segundos de ingresar al organismo, y es imposible tanto disimularlo como conseguirlo sin que la droga esté presente. Otros estudiosos del tema, como Terry Bristol de la Universidad de Londres, colaborador del Dr. Jacob en los años 1960 y 1970, creen que es justamente el olor del DMSO lo que evitó que las farmacéuticas se arriesgaran a comercializarlo masivamente, por miedo al rechazo de los usuarios.

Pero la realidad es aun más compleja: dada la simpleza de su fórmula, ninguna empresa puede adquirir una patente exclusiva de DMSO, una consideración importante cuando se toma en consideración que el coste de los ensayos clínicos para obtener la aprobación de la FDA para un medicamento cuestan millones de dólares. El beneficio económico que pueden sacar las empresas es ínfimo por lo que no resulta rentable su estudio y comercialización a gran escala. Bristol afirma, a su vez, que el DMSO, con su amplia gama de atributos, debería competir con una variedad de de los medicamentos que estas compañías ya tienen en el mercado o en desarrollo.

La FDA y el DMSO
Como decíamos, cuando recién salieron a la luz los usos médicos del DMSO hubo una primera oleada de entusiasmo, y varias empresas farmacéuticas se embarcaron en los estudios clínicos, hasta que en noviembre de 1965, una mujer en Irlanda murió de una reacción alérgica después de tomar DMSO en combinación con varias otras drogas. Aunque la causa exacta de su muerte nunca se atribuyó al DMSO, la prensa sensacionalista así lo proclamó, y dos meses más tarde, la FDA cerró los ensayos clínicos en los Estados Unidos, citando la muerte de la mujer y los trastornos en la visión de determinados animales de laboratorio que habían recibido dosis de la droga muchas veces mayor a la que se administraría a una persona.

La FDA, además de regular la investigación, comercialización y consumo de fármacos en los Estados Unidos, también es el parámetro de la aprobación de fármacos en el resto del mundo occidental. Es por esto que, si bien en Europa, por ejemplo, no está prohibida su comercialización, tampoco está aprobada y los canales por los que se consigue el producto, si bien confiables en su mayoría, no constan de las acreditaciones con las que mucha gente se guía para confiar o no en la utilización de un producto.

En los siguientes 30 años al descubrimiento de sus cualidades curativas, y cientos de estudios menores que se han llevado a cabo desde entonces, no se han documentado otras muertes ni trastornos oculares en seres humanos. Sin embargo, la FDA ha seguido negando solicitudes para llevar a cabo los estudios clínicos, y lo ha aprobado sólo el uno de ellos, como tratamiento para la cistitis intersticial, que posteriormente fue aprobado para su uso prescriptivo en 1978.

Los seguidores del DMSO creemos que la FDA ha rechazado y desmerecido activamente el DMSO porque se trata de una sustancia que va en contra de los intereses de las grandes compañías farmacéuticas. Sin embargo, en Europa, América del Sur y muchos países en el mundo lo utilizan y han utilizado desde hace años, tanto en su forma pura como en preparados de gel que se suelen vender en tiendas naturistas o de terapias alternativas, y también en gran medida a través de Internet.

El azufre y la vida
El azufre es un elemento químico que está presente naturalmente en todas las celulas del cuerpo humano, y forma parte de la composición de muchas hormonas (insulina, hormonas de la hipófisis, glucagón, etc.), como asi tambien de algunas vitaminas como son la tiamina (vitmamina B1) y biotina (vitamina B8).

El azufre es uno de los mayores desinfectantes del organismo. Su principal función es la desintoxicación o eliminación de productos tóxicos. El azufre se une a estos para neutralizarlos y así poder ser eliminados. Es tambien importantísimo para la síntesis de las proteínas. Purifica las paredes intestinales y es importante para el metabolismo del hígado. Es un elemento de la insulina y contribuye a la salud de los cartílagos, los huesos, los dientes, las uñas y el cabello.

Las fuentes naturales de azufre son los dos aminoácidos azufrados: cistina y metionina. Todas las proteínas contienen azufre. Entre las principales fuentes de azufre están las legumbres, el ajo, la cebolla, yema cruda de huevo, la col, la coliflor, las cebollas, los espárragos, las zanahorias, el rábano picante, las castañas, los brotes de mostaza, los rábanos, las espinacas, el puerro, el ajo, las manzanas, las hojas y tallos de los nabos y la remolacha, las ciruelas, la ciruela pasa, el chabacano, los duraznos y los melones.

Un aporte adecuado de azufre a través de aminoácidos azufrados (compuestos de azufre) es esencial para el buen mantenimiento de la piel, el cabello, ligamentos y tendones. La formación de estos compuestos es mayor en las épocas de crecimiento y desarrollo corporal (infancia, adolescencia, embarazo), y en situaciones de recuperación de los tejidos después de sufrir lesiones o heridas. Entonces el metabolismo del tejido conectivo se vuelve especialmente activo con el fin de reparar la lesión corporal. images (3)

El azufre requiere del yodo para trabajar adecuadamente.

Azufre y oligoterapia

El azufre es considerado un excelente complemento de las curas termales y supone una ayuda en el tratamiento para la artritis.

También se asocia a los oligoelementos mayores y se usa para las enfermedades alérgicas. Asociado con el manganeso-cobre o el manganeso-cobalto se utiliza para las afecciones reumáticas e insuficiencia hepáticas y de la vesícula biliar.

Lamentablemente en nuestra vida actual no siempre recibimos de nuestra alimentación todos los nutrientes necesarios para un equilibrio y salud óptimos. En estos casos, mucha gente ha optado por ingerirlos en forma de suplementos. En el caso del azufre, éste está disponible en forma de Dimetol Sulfóxido (DMSO) y un derivado de este, el metilsulfonilmetano (MSM). Aunque la deficiencia de azufre es rara, estos suplementos se utilizan a veces para aumentar los niveles de azufre y proteger contra ciertas enfermedades, entre ellas:

La enfermedad de Alzheimer,
Cataratas,
Síndrome de fatiga crónica,
Diabetes,
Glaucoma,
Dolor de cabeza,
Hipertensión,
Colesterol alto,
Inflamación,
Osteoartritis,
Enfermedad periodontal,
Síndrome premenstrual,
Artritis reumatoide,
Tendinitis

Fuente:
http://altmedicine.about.com/od/herbsupplementguide/a/Sulfur.htm

Donde conseguirlo?
El Dimetil Sulfóxido (DMSO) es, en su esencia, un subproducto del procesamiento de la pulpa de madera. Tiene un número de usos, incluyendo como disolvente industrial, como un catalizador para algunas reacciones químicas, y en la investigación genética. En medicina, el uso aprobado y más conocido del DMSO es como crioprotector de órganos congelados, tejidos y membranas (al ser muy penetrante es absorbido completamente por el tejido congelado para proporcionar una protección completa). Otros compuestos pueden ser suspendidos en ella, usando el DMSO como vehículo para penetrar completamente en una muestra. En USA está prohibido para cualquier uso médico que no sea por parte de un profesional en los casos mencionados, y en el especifico caso de la cistitis intersticial, para lo cual existe una medicación aprobada con el DMSO como principio activo principal.

En varias regiones del mundo, sin embargo, el DMSO se utiliza de diferentes formas para el alivio del dolor y de la inflamación, como venimos comentando en este blog. en algunos países su uso no está regulado, siendo muchas veces encontrado en tiendas naturistas o de medicinas alternativas, así como en negocios para deportistas, esas que venden complejos vitamínicos y proteicos, etc. Se vende generalmente en mezclas con un porcentaje más bajo de DMSO que los disolventes industriales para evitar la irritación de la piel y para reducir el riesgo de efectos secundarios tales como trastornos visuales, mareos y dolores de cabeza. El medicamento se aplica por vía tópica atravesando la membrana de la piel y llegando hasta zonas internas (y muchas veces de difícil acceso) de nuestro cuerpo. Algunos productos también utilizan el gel de DMSO como vehículo para otros compuestos químicos, tomando ventaja de la facilidad con que penetra en la piel para introducir otros compuestos a través de la absorción.

https://dimetilsulfoxido.wordpress.com

http://www.dmso.es/

Aromaterapia clínica en patologías físicas. Uso de aceites esenciales por patología

Aromaterapia Clínica (patologías físicas)
ACCIDENTE CEREBROVASCULAR (ACV):

– TROMBOSIS CEREBRAL: Según ensayos médicos los aceites de canela y de clavo tienen propiedades anticoagulantes y pueden emplearse como medida preventiva para reducir el riesgo de trombosis cerebral. Además son también eficaces los aceites esenciales de helicrisum, ciprés, geranio, enebro, menta, limón, naranja, cistus, eucalipto, romero, albahaca,bergamota, manzanilla romana, lavanda, cedro, helicrisum, tomillo, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, ylang ylang, cardamomo, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ICTUS HEMORRÁGICO: Aceite esencial de ciprés, helicrisum, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

AFECCIONES MENSTRUALES:

– ENDOMETRIOSIS: Aceite esencial de hinojo, salvia sclarea, romero, melaleuca alternifolia y quinquenervia, clavo y musk (Aceite Sagrado). Es muy efectivo el uso de una compresa caliente a la que se añaden los aceites esenciales colocada sobre el abdomen.

– METRORRAGIA: Aceite esencial de geranio, helicrisum, cistus y musk (Aceite Sagrado). Aplicar los aceites disueltos en un aceite portador en la coronilla, frente, planta de los pies, abdomen y zona lumbar. También el uso de una compresa caliente con los aceites ayuda a regular el sangrado.

– DESEQUILIBRIO HORMONAL: Aceite esencial de geranio, salvia sclarea, salvia española, hinojo, lavanda, milenrama, menta, mejorana, palisandro, vetiver, naranja, limón, romero, cardamomo, ylang ylang, loto, sándalo, jazmín y musk ( estos últimos cuatro son Aceites Sagrados).

– HISTERECTOMÍA: Aceite esencial de salvia sclarea, hinojo, lavanda, milenrama, mejorana,palisandro, vetiver, geranio, naranja, ylang ylang, loto sándalo, jazmín y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– DISMENORREA: Aceite esencial de menta, hierba del gato, salvia sclarea, salvia española, manzanilla, hinojo, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– CALAMBRES MENSTRUALES: Aceite esencial de salvia sclarea, romero, lúpulo, salvia española, lavanda, manzanilla romana, ciprés, estragón, vetiver, valeriana, mejorana, milenrama, menta, geranio, arrayán, nuez moscada, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– SÍNDROME PREMENSTRUAL: lúpulo, salvia sclarea, semillas de anís, hinojo, albahaca, hisopo, nardo, mejorana, lavanda, menta, ciprés, nuez moscada, manzanilla alemana, casia, cálamo, canela, ylang ylang, bergamota, neroli, palisandro, loto, incienso, mirra, jazmín, rosa y musk (estos 6 últimos son Aceites Sagrados).

AFTAS BUCALES: Aceite esencial de melisa, clavo, lavanda, niaouli, limón, canela, romero, ciprés, ylang ylang, cedro, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ALCALOSIS: Aceite esencial de jengibre, estragón, enebro, hinojo, anís y patchouli.

ALERGIAS (ALIMENTARIAS Y FIEBRE DEL HENO): Aceite esencial de lavanda, ledum, manzanilla alemana, manzanilla romana, hisopo, geranio, ylang ylang, naranja, angélica, salvia española, palisandro, limón, palmarrosa, bergamota, helicrisum, semilla de apio, loto, sándalo, incienso, rosa, jazmín (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

ALOPECIAANALGÉSICO: Aceite esencial de menta, elemí, gaulteria, clavo, lavanda, helicrisum, clavo, romero, canela y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ANTISÉPTICO: Aceite esencial de tomillo, clavo, romero, árbol del té, ajedrea, eucalipto, casia, ravensara, gaulteria, citronela, naranja, limón, comino, hisopo, ajedrea, lavandín y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ARTERIOESCLEROSIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, ciprés, naranja, tomillo, mejorana, ylang ylang e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

ARTRITIS:

– OSTEOARTRITIS: Aceite esencial de nuez moscada, clavo, manzanilla alemana, helicrisum, pino, ciprés, menta, pícea, vetiver, mejorana, romero, eucalipto, pimienta negra, elemí, lavanda, sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ARTRITIS REUMATOIDEA: Aceite esencial de menta, gaulteria, orégano, helicrisum, nuez moscada, clavo, vetiver, mejorana, ciprés, ajedrea, valeriana y sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ASMA: (NOTA: Los aceites esenciales no deben ser inhalados para problemas de asma, sino que deben ser ingeridos o aplicados en las plantas de los pies o masaje). Aceite esencial de ravensara, manzanilla romana, eucalipto, abeto balsámico, pino, menta, tomillo, niaouli, limón, lavanda, enebro, mejorana, ajedrea, clavo, árbol del té, jengibre, hinojo, anís, estragón, citronela, lavandín, artemisa, cedro, pícea, palisandro, ylang ylang, sándalo, rosa e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

BUCALES, PROBLEMAS:

– GINGIVITIS Y PERIODONTITIS: Aceite esencial de ajedrea, clavo, árbol del té, menta, gaulteria, tomillo, orégano, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, limón, romero, eucalipto, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR E INFECCIÓN DENTAL: Aceite esencial de gaulteria, helicrisum, árbol del té, clavo, tomillo, orégano, menta, limón, eucalipto, mejorana, pino, lavanda y pícea.

– DOLOR DE DIENTES DURANTE LA DENTICIÓN: Aceite esencial de clavo, gaulteria, manzanilla alemana, árbol del té, limón, canela, gálbano, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar en inhalación o de forma tópica sobre las sienes y cuello) NOTA: Aplicar los aceites esenciales en una dilución con aceite portador comestible en las encías.

– ENCIAS SANGRANTES: Aceite esencial de canela, menta, ajedrea, gaulteria, tomillo, clavo, limón, canela, eucalipto, romero, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado).

– HALITOSIS: Aceite esencial de nuez moscada, menta, limón, mandarina, canela, estragón, árbol del té, jazmín y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre sienes, cuello y nuca y/o inhalar) NOTA: Hacer gargarismos con una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados de dos a cuatro veces por día.

– RECHINAMIENTO DE DIENTES (BRUXISMO): Aceite esencial de lavanda, valeriana, azahar, naranja, ylang ylang, patchouli, loto, jazmín y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en inhalación o tópicamente). NOTA: Aplicar los aceites esenciales inhalados o de forma tópica en masaje en las plantas de los pies antes de dormir.

– PIORREA: Aceite esencial de clavo y tomillo.

– ÚLCERAS BUCALES: Aceite esencial de orégano, árbol del té, tomillo, mirra, y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en sobre las sienes y cuello y/o inhalados). NOTA: Aplicar los aceites en gargarismos y/o de forma tópica sobre las encías 1 o 2 veces al día.

BURSITIS: Aceite esencial de abeto balsámico, mejorana, albahaca, lavanda, pimienta negra, menta, orégano, pícea, hisopo, menta, ylang ylang, cedro, helicrisu, clavo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

CABELLO Y CUERO CABELLUDO, TRASTORNOS DEL:

– CANAS PREMATURAS:

– CASPA:

– CAÍDA DEL CABELLO:

– ALOPECIA: Aceite esencial de tomillo, lavanda, cedro, romero, abrótano macho (tintura). Aplicar sobre el cuero cabelludo los aceites con un aceite portador, por ejemplo de aceite de oliva, jojoba, aceite de pepitas de uva o aceite de coco, todas las noches antes de acostarse.

CALCULOS BILIARES: Aceite esencial de limón, naranja, mandarina, nerolí, enebro, nuez moscada, romero, manzanilla romana, ledum, lavanda, helicrisum. Es muy eficaz combinar 1 o 2 gotas de tres o cuatro de los aceites anteriores con un aceite portador y masajear sobre la vesícula 2 a 3 veces al día.

CÁNCER: Nota: el uso de aceites esenciales puede utilizarse para completar la efectividad de los tratamientos terapéuticos convencionales para dicha enfermedad. En investigaciones se ha demostrado que el aceite de sándalo tiene un gran poder anticancerígeno, así también como el de geranio, tomillo, tuya, limón, naranja y abeto balsámico. Otros aceites que tienen demostradas propiedades anticancerígenas son el aceite esencial de helicrisum, ledum, lavanda, clavo y. (Los aceites de sándalo, mirra e incienso son Aceites Sagrados).

CEFALEAS: Aceite esencial de menta, abeto balsámico, manzanilla romana, manzanilla alemana, lavanda, albahaca, valeriana, clavo, canela, romero, eucalipto, mejorana, helicrisum, melisa,cardamomo, palisandro, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, hisopo, pimienta negra, jazmín, sándalo, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). Es muy eficaz la aplicación sobre la nuca, frente, sienes y debajo de la nariz la aplicación 2 o 3 gotas de 2, 3 o 4 de los aceites anteriores con un aceite portador. También la ingestión por vía oral de 1 o 2 gotas de 1, 2 o 3 aceites esenciales. Los Aceites Sagrados se deben aplicar también sobre la frente, nuca, sienes, debajo de la nariz y las muñecas.

CELULITIS: Aceite esencial de ciprés, ledum, menta, romero, hinojo, limón, lavanda, patchouli, enebro.

COLITIS ULCEROSA: Aceite esencial de menta, eucalipto, estragón, anís, hinojo, limón, canela, clavo, estragón y jengibre.

CARDIOVASCULARES, TRASTORNOS

– ANGINA: Aceite esencial de jengibre, vara de San José, naranja, melisa, ciprés, helicrisum, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ATAQUE CARDIACO (INFARTO DE MIOCARDIO): Aceite esencial de Vara de San José, tomillo, lavanda, manzanilla romana, helicrisum, clavo, nuez moscada, naranja,ciprés, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto, gaulteria, hisopo, menta, pimienta negra, lavanda, geranio, limón, palisandro, palmarrosa, salvia española, bergamota, sándalo, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). Esta es una enfermedad aguda producida por el bloqueo de la circulación que provoca una interrupción de la irrigación de sangre de un área o del corazón. Mientras se recurren a los servicios médicos de urgencia, se pueden aplicar 1 a 2 gotas de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados en los puntos de acupuntura del pie o de la mano y brazo izquierdo relacionados con el corazón.

– ENDURECIMIENTO DE LAS ARTERIAS: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, mejorana, clavo, tomillo, ciprés e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

– TAQUICARDIA: Aceite esencial de mejorana, ylang ylang, lavanda, vara de San José, ciprés, helicrisum, naranja, patchouli, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– PRESIÓN ARTERIAL ALTA: Aceite esencial de lavanda, mejorana,albahaca, naranja, patchouli, ylang ylang, ciprés y loto jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados equilibran excesos y defectos, es decir, condiciones de hiper e hipo).

– PRESIÓN ARTERIAL BAJA: Aceite esencial de romero, salvia, menta, geranio, pino, nuez moscada, manzanilla alemana, limón, bergamota, ylang ylang, palisandro, jazmín y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados actúan equilibrando excesos y defectos).

– COLESTEROL ALTO: Aceite esencial de helicrisum, romero, clavo, manzanilla alemana, manzanilla romana, ciprés, mejorana, ylang ylang, clavo, naranja, tomillo, nardo, hinojo, jengibre, estragón, anís, hinojo, patchouli, salvia, ravensara, geranio, loto e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DÉFICIT AUDITIVO: Aceite esencial de helicrisum, enebro, geranio, menta, lavanda, albahaca, árbol del té, romero, clavo, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, orégano, comino, citronela, lavandín, arrayán, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TINNITUS: Aceite esencial de helicrisum, geranio, enebro, menta, lavanda, albahaca y ámbar cachemir (este últimos es un Aceite Sagrado). Aplicar una o dos gotas de los aceites puros en las sienes, frente y nuca; aplicar también una gota de cada aceite en las puntas de los dedos de los pies y de las manos.

DESEQUILIBRIO HORMONAL MASCULINO: Aceite esencial de romero, salvia sclarea, hinojo, ylang ylang, geranio, milenrama, salvia española, hinojo, lavanda, arrayán, menta y musk (este último es un Aceite Sagrado).

DIABETES: Aceite esencial de cilantro, canela, hinojo, eneldo, ciprés, limón, nuez moscada, menta, salvia española, geranio, arrayán, manzanilla romana, romero, helicrisum, clavo de olor, estragón, jengibre y loto (este último es un Aceite Sagrado).

DIGESTIÓN, PROBLEMAS:

– CALAMBRES: Aceite esencial de romero, jengibre, albahaca y menta y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– DIARREA: Aceite esencial de menta, nuez moscada, jengibre, orégano, ajedrea, clavo, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado)

– FLATULENCIA: Aceite esencial de menta, estragón, nuez moscada, anís, hinojo, ledum, semillas de zanahoria, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– INDIGESTIÓN: Aceite esencial de menta, nuez moscada, hinojo, jengibre, comino, naranja, estragón, anís, enebro, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– HIPO: Aceite esencial de ciprés, estragón, menta y jazmín (este últimos es un Aceite Sagrado).

– GASTRITIS: Aceite esencial de estragón, menta, hinojo, jengibre, enebro, anís, patchouli, clavo, limón, canela, eucalipto y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– NAUSEAS: Aceite esencial de menta, jengibre, patchouli, nuez moscada, estragón, enebro, anís, hinojo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– ÚLCERA DE ESTÓMAGO: Aceite esencial de clavo, canela, árbol de té, orégano, tomillo, limón, eucalipto, romero, mejorana, pino, ciprés, lavanda, pícea, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, incienso, mirra y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ACIDEZ GÁSTRICA: Aceite esencial de menta, jengibre, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, helicrisum, loto y jazmín (estos últimos son Aceites Sagrados).

DISTROFIA MUSCULAR: Aceite esencial de pino, lavanda, mejorana, vetiver, abeto balsámico, albahaca, mejorana, menta, ciprés, pícea, pimienta negra, hisopo, ámbar rojo y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DIVERTICULITIS/ DIVERTICULOSIS: Aceite esencial de patchouli, anís, estragón, romero, hinojo, menta, ajedrea, orégano, tomillo, nuez moscada, árbol del té, clavo, jazmín e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DOLOR

– DOLOR OSEO: Aceite esencial de gaulteria, abeto, ciprés, pícea, pino, menta, helicrisum, clavo, pimienta negra y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado).

– DOLOR CRÓNICO: Aceite esencial de menta, helicrisum, pícea, gaulteria, jengibre, clavo, elemí, orégano, romero, abeto balsámico, albahaca, mejorana, ciprés, ylang ylang, pimienta negra, cedro, ámbar rojo, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR MUSCULAR: Aceite esencial de romero, menta, mejorana, nuez moscada, gaulteria, helicrisum, clavo, albahaca, ciprés, pimienta negra, hisopo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR POR TRAUMATISMO: Aceite esencial de geranio, lavanda, mejorana, menta, valeriana, geranio, pícea, helicrisum, árbol del té, menta, rosa, incienso y sándalo. Masajear con los aceites alrededor del nacimiento del cabello y la punta de los dedos de los pies.

EDEMA: Aceite esencial de ledum, manzanilla alemana, cedro, gaulteria, menta, lavanda, clavo, enebro, naranja, hinojo, geranio, ciprés, mejorana, helicrisum, ylang ylang, salvia, arrayán, nuez moscada, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

EMBARAZO: Aceite esencial de lavanda, geranio, ylang ylang, helicrisum, geranio, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, limón, bergamota, rosa, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: utilizar los aceites esenciales durante el embarazo en aplicación tópica e inhalación.

ENANISMO JUVENIL: La baja estatura en niños debida a la baja producción de la hormona del crecimiento por parte de la glándula pituitaria ha sido tratada en prácticas clínicas con la utilización del aceite esencial de la hierba del gato (Conyza canadensis). Otros aceites esenciales que también han demostrado eficacia son el de cedro, ciprés, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD DE CHRON: Aceite esencial de menta, nuez moscada, estragón, jengibre, hinojo, anís, patchouli y jazmín.

ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL

– HERPES SIMPLE TIPO 2: Aceite esencial de melisa, ravensara, árbol del té, ciprés, orégano, tomillo, comino, romero, clavo, limón, canela, eucalipto, casia, cálamo, hisopo, mirra, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– VERRUGAS GENITALES: Aceite esencial de melisa, orégano, tomillo, árbol del té, romero, clavo, limón, canela, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, hinojo, comino, lavanda e incienso (estos últimos en un Aceite Sagrado).

– GONORREA Y SÍFILIS: Como complemento al tratamiento médico, los siguientes aceites esenciales han demostrado eficacia en ensayos clínicos: orégano, melisa, tomillo, ajedrea, canela, clavo, limón, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD NEUROLÓGICA

– ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA (ELA): Aceite esencial de enebro, helicrisum, orégano, salvia española, romero, clavo, cardamomo, geranio, neroli, palisandro, bergamota, palisandro, ylang ylang, gálbano, cedro, albahaca, angélica, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: Aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda, ciprés y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: Aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: Aceite esencial de enebro, menta, naranja, ylang ylang, patchouli, palisandro, helicrisum, ledum, sándalo, incienso y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: Aceite esencial de salvia sclarea, pícea, palisandro, cedro, melisa, ciprés, lavanda, helicrisum, loto, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: aplicar los aceites preferentemente de forma tópica e inhalada.

ERITEMA SOLAR: Aceite esencial de lavanda, abeto, helicrisum, ciprés y rosa (este último es un Aceite Sagrado).

ESCOLIOSIS: Aceite esencial de orégano, tomillo, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites de forma tópica en masaje a lo largo de la columna.

ESGUINCE: Aceite esencial de gaulteria, abeto balsámico, albahaca, pino, pícea, ciprés, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar de forma tópica sobre el área afectada.

ESTREÑIMIENTO: Aceite esencial de jengibre, menta, hinojo, estragón, anís, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

FERTILIDAD: Aceite esencial de salvia sclarea, salvia española, anís, hinojo, milenrama, geranio, mejorana, lavanda, geranio, neroli, palisandro, vetiver, ámbar rojo, loto, sándalo, incienso y musk (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

FIBROMIALGIA: Aceite esencial de manzanilla alemana, nuez moscada, abeto balsámico, gaulteria, helicrisum, menta, pícea, pimienta negra, hisopo, cistus, ajedrea, orégano, incienso y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

FIEBRE: Aceite esencial de menta, eucalipto, romero, ledum, abeto, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino y árbol del té.

HEMATOMA: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, clavo, nuez moscada, gaulteria y laurel.

HEMORRAGIA: Aceite esencial de helicrisum, geranio, cistus, ciprés, lavanda, hisopo, mejorana, ylang ylang, gaulteria, clavo y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en una compresa fría y/o 1 o 2 gotas en el caso afectada en caso de heridas pequeñas.

HEMORROIDES: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, nardo, albahaca, menta y arrayán. NOTA: Aplicar diluido en aceite portador de 3 a 5 gotas de una mezcla de dos o tres aceites.

HERIDAS: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, eucalipto, ciprés, gaulteria, tomillo, orégano, manzanilla alemana, lavandín, ajedrea, menta, clavo, citronela, geranio, naranja, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 2 a 6 gotas de los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de rosa de mosqueta, en la zona afectada de 2 a 4 veces por día.

HERPES LABIAL: Aceite esencial de melisa, árbol del té, menta, lavanda, ajedrea, ravensara, orégano, tomillo, limón, canela, clavo, citronela, lavandín, arrayán y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar una gota de un aceite tan pronto aparezca el herpes de 5 a 10 veces al día.

HEPÁTICOS, TRASTORNOS

– DESINTOXICACIÓN HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, helicrisum, mandarina, cardamomo, geranio, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, manzanilla romana, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar sobre el hígado en masaje). Se recomienda ingerir una mezcla de 2, 3 o 4 de los aceites y/o aplicar en compresa tibia sobre el hígado.

– HEPATITIS: Aceite esencial de ledum, ravensara, manzanilla alemana, tomillo, hinojo, geranio, helicrisum, estragón, jengibre, metna, enebro, patchouli, anís, clavo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en masaje sobre el plexo solar y sobre las zonas pulsátiles).

– ICTERICIA: Aceite esencial de ledum, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, tomillo, geranio, helicrisum, hinojo, ylang ylang, sándalo, loto y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

HIPOGLUCEMIA: Aceite esencial de lavanda, canela, tomillo, cilantro, comino, clavo, limón, eneldo, eucalipto, romero, hinojo, geranio, manzanilla romana, helicrisum, ledum, estragón, jengibre, enebro, anís, loto y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados)

INFECCIÓN BACTERIANA O VÍRICA:

INFECCIÓN FÚNGICA:

– PIE DE ATLETA: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, abeto balsámico, lavanda, menta, tomillo y ajedrea.

– CANDIDA ALBICANS: Aceite de árbol del té, enebro, ravensara, tomillo, comino, clavo, gaulteria, limón, pícea, eucalipto, cistus, hisopo, orégano, menta, cistus, lavanda, romero, geranio, palmarosa, palisandro, incienso y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre el plexo solar).

– TIÑA Y CANDIDA DE LA PIEL: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, lavanda, romero, geranio, palisandro, patchouli y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 1 o 2 gotas de dos, tres o cuatro aceites esenciales recomendados puros y del aceite de mirra sobre la zona afectada dos o tres veces por día.

– CANDIDIASIS VAGINAL: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, manzanilla romana, geranio, romero, enebro, menta, ajedrea, tomillo, laurel y ámbar rojo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites o aplicar en un tampón y mantener toda la noche.

INFECCIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, semillas de zanahoria, limón, enebro, manzanilla alemana, hinojo, geranio, gaulteria, clavo, menta, ylang ylagn, lavandín, helicrisum, loto, jazmín y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre la zona de la vesícula en forma de masaje). NOTA: Ingerir los aceites esenciales recomendados o aplicar de forma tópica sobre la vesícula 2 o 3 veces al día.

INFECCIÓN TRACTO URINARIO: Aceite esencial de orégano, tomillo, árbol del té, cistus, enebro, ajedrea, romero, estragón, jengibre, menta, hinojo, patchouli, salvia, geranio, nuez moscada, lavanda, clavo, ámbar rojo (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en las zonas pulsátiles y/o inhalar). NOTA: Aplicar de forma tópica con una compresa tibia sobre la vejiga 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados.

INFECCIÓN DE GARGANTA:

– TOS: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, limón, ravensara, tomillo, orégano, menta, cedro, ámbar cachemir, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS SECA: Añadir a una cucharadita de miel o de jarabe de llantén 2 gotas de limón y 3 de eucalipto. Como aceite se recomienda ámbar Cachemir (Aceite Sagrado).

– LARINGITIS: Añadir 1 gota de limón, 1 gota de tomillo, 1 de romero y 1 de clavo a una cucharadita de miel o zumo o zumo y retener la mezcla en la parte posterior de la garganta y luego tragar. Como aceite se recomienda el ámbar cachemir (Aceite Sagrado).

– DOLOR DE GARGANTA: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, tomillo, niaouli, orégano, limón, salvia, menta, ravensara, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– INFECCIÓN DE GARGANTA POR ESTREPTOCOCOS: Aceite esencial de eucalipto, orégano, tomillo, ravensara, ajedrea, abeto, niaouli, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– AMIGDALITIS: Aceite esencial de clavo, árbol del té, vara de San José, orégano, ajedrea, ravensara, tomillo, niaouli y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado).

INFECCIÓN DE PULMÓN:

– BRONQUITIS: Aceite esencial de romero, eucalipto, niaouli, tomillo, gaulteria, ravensara, pícea, pino, orégano, helicrisum, árbol del té, menta, abeto, salvia, casia, cálamo, hisopo, nardo, ajedrea, cistus, orégano, mirra, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– NEUMONÍA: Aceite esencial de árbol del té, romero, tomillo, ledum, ravensara, niaouli, vara de San José, eucalipto, ajedrea, aní, hinojo, gaulteria, hisopo, menta, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS FERINA: Aceite esencial de romero, lavanda, niaouli, tomillo, naranja, limón, citronela, arrayán, clavo, ravensara, comino, cistus, hisopo, mejorana, ciprés, nuez moscada, orégano, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el cuello y pecho y en compresas en la parte superior de la espalda, así como también vía inhalada.

INFERTILIDAD: Algunos aceites esenciales tienen propiedades similares a las hormonas que pueden ayudar los procesos de fertilidad. Estos son: aceite esencial de salvia sclarea, anís, hinojo, milenrama, geranio y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Los aceites esenciales se pueden ingerir de 2 a 4 veces al día o bien se pueden aplicar todos, incluido el aceite de musk vía tópica en la parte baja de la espalda y en la parte baja del abdomen.

INFLAMACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, manzanilla alemana, árbol del té, abeto, menta, manzanilla romana, lavanda, ravensara, tomillo, ciprés, hisopo, incienso y mirra (estos últimos son Aceites Sagrados).

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA: Aceite esencial de estragón, patchouli y romero

INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO: Aceite esencial de ravensara, eucalipto, arrayàn.

LACTANCIA MATERNA:

– MASTITIS: Aceite esencial de manzanilla romana, clavo, tomillo, romero y lavanda.

– AUMENTO DE LA LECHE MATERNA: Aceite esencial de geranio, hinojo y salvia.

– PEZONES RESQUEBRAJADOS: Aceite esencial de lavanda, geranio, helicrisum, pícea, palisandro, mirra y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites con un aceite portador y aplicar masajeando el pezón.

AFECCIONES DE ESPALDA:

– CIÁTICA: Aceite esencial de helicrisum, menta, nuez moscada, tomillo, pícea, gaulteria, albahaca, romero, clavo, estragón y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona en masaje o compresa tibia (si no hay inflamación).

– LUMBAGO: Aceite esencial de mejorana, estragón, jengibre, enebro, anís, hinojo, patchouli, pimienta negra, pícea, nuez moscada, albahaca, gaulteria, helicrisum, manzanilla alemana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en masaje o en compresa tibia.

– LESIÓN DE ESPALDA: Aceite esencial de gaulteria, abeto, pícea, menta, mejorana, vetiver, helicrisum, enebro, albahaca y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR DE ESPALDA: Aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana, albahaca, salvia sclarea, menta, geranio y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– CALCIFICACIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL: Aceite esencial de geranio, romero, eucalipto, lavanda, arrayán, mejorana, ravensara, orégano y vetiver. NOTA: Aplicar en masaje a lo largo de la columna vertebral.

– DOLOR Y RIGIDEZ DEL CUELLO: Aceite esencial de albahaca, mejorana, helicrisum, gaulteria, abeto, nuez moscada, lavanda, menta, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites en masaje en el cuello o compresa tibia (si no hay inflamación).

– HERNIA DISCAL: Aceite esencial de helicrisum, albahaca, tomillo, melisa, abeto, pícea, vetiver, valeriana y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en masaje a lo largo de la columna o en compresa fría en la zona afectada.

LIMPIEZA METALES PESADOS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, ledum, manzanilla almena, geranio e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

NAUSEAS: Aceite esencial de menta, patchouli, jengibre y nuez moscada. NOTA: los aceites recomendados se pueden inhalar, aplicar vía tópica en la zona del ombligo y detrás de las orejas o bien ingerir de 1 a 4 veces por día.

NERVIOSO, TRASTORNOS: Son problemas en los están involucrados o afectados los nervios superficiales o periféricos (a diferencia de los trastornos neurológicos en los que la perturbación es neurológica profunda en el cerebro). En general, se recomiendan los aceites esenciales de menta, lavanda, cedro, manzanilla alemana, manzanilla romana, salvia, romero, pícea, enebro, mejorana, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites recomendados deben aplicarse vía tópica diluidos o puros en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– NEURALGIA: Aceite esencial de mejorana, helicrisum, menta, enebro, gaulteria, clavo, pimienta negra, hinojo, geranio, patchouli, ylang ylang, romero, nuez moscada, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el área afectada o inhalada.

– NEURITIS: Aceite esencial de menta, lavanda, orégano, enebro, albahaca, mejorana, ciprés, tomillo, milenrama, clavo, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día, con compresa fría o inhalada

– SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: Aceite esencial de menta, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, helicrisum, pimienta negra, hiospo y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día o bien en compresa fría de 2 a 3 veces por día.

– NEUROPATÍA: Aceite esencial de hierba del gato, menta, enebro, milenrama, vara de San José, helicrisum, albahaca, mejorana, lavanda, geranio, gaulteria, clavo, naranja, patchouli, ylang ylang, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada puros o diluidos o en compresa fría de 2 a 3 veces por día, o bien inhalados. Si el daño comienza a revertirse suele haber dolor por lo que se puede aplicar aceite esencial de clavo, menta, gaulteria o helicrisum para aliviar.

OBESIDAD: Aceite esencial de menta, ylang ylang, vainilla, limón, mandarina, bergamota, palisandro, palmarosa, manzanilla romana, jengibre, rosa y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

OCULAR, TRASTORNOS:

– CONDUCTO LAGRIMAL BLOQUEADO: Aceite esencial de lavanda. NOTA: Aplicar 1 gota sobre el puente de la nariz.

– CATARATAS Y GLAUCOMA: Aceite esencial de clavo, lavanda, ciprés, eucalipto y sándalo (este último es un Aceite Sagrado) NOTA: ingerir los aceites diluidos en un amplio círculo alrededor del ojo y en las sienes de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD: Aceite esencial de limón (para la degeneración macular seca) , aceite esencial de clavo (para la degeneración macular húmeda) y sándalo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites esenciales 1 vez al día y aplicar en masaje alrededor del ojo y en las sienes los Aceites Sagrados.

– VISIÓN BORROSA: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, ciprés, mejorana, ylang ylang, gaulteria, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica los aceites recomendados en un círculo alrededor del ojo y en las sienes.

– CONJUNTIVITIS: Aceite esencial de citronela, árbol del té, romero, arrayán, enebro, pícea, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

OÍDO, PROBLEMAS DE:

– DOLOR DE OÍDOS: Aceite esencial de tomillo, lavanda, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, ravensara, menta, eucalipto, clavo, citronela, lavandín, arrayán, gaulteria, limón, canela, cistus, hisopo, ajedrea, orégano, comino, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de oliva tibio alrededor del orificio de la oreja (nunca dentro) o en compresa tibia sobre la oreja.

– ÁCAROS DEL OÍDO: Aceite esencial de eucalipto, citronela, arrayán, lavandín, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos con aceite de oliva tibio alrededor de la oreja (nunca dentro del oído) y en los lóbulos de las orejas.

– PERFORACIÓN DE TÍMPANO: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, clavo y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en aceite de oliva tibio alrededor de la oreja y en los lóbulos de las orejas.

OSTEOPOROSIS: Aceite esencial de gaulteria, pícea, abeto, pino, ciprés, menta, mejorana, romero, albahaca, citronela, árbol del té, arrayán, cedro, ylang ylang, pimienta negra, hisopo, clavo, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica a lo largo de la columna vertebral y en el área afectada de 2 a 3 veces por día.

PANCREATITIS: Aceite esencial de menta, vetiver, ajedrea, orégano, geranio, canela, cálamo, casia, hisopo, nardo, cistus, ravensara, romero, clavo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica.

PAPERAS: Aceite esencial de tomillo, melisa, ciprés, gaulteria, ravensara, eucalipto, limón, lavanda, clavo, canela, nardo, gálbano, ámbar cachemir, incienso y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica sobre la zona con una compresa tibia.

PARÁSITOS INTESTINALES: Aceite esencial de estragón, anís, albahaca, menta, jengibre, nuez moscada, hinojo, enebro, palisandro, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, geranio, jazmín y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica en compresa tibia sobre el abdomen.

PEDICULOSIS: Aceite esencial de eucalipto, lavanda, menta, tomillo, geranio, nuez moscada y romero. NOTA: Diluir los aceites esenciales recomendados con un aceite portador y aplicar sobre el cuero cabelludo. Dejar al menos media hora. Lavar el cabello y enjuagar con una solución de 2 gotas de eucalipto, 2 gotas de lavanda, 2 gotas de geranio, 25 ml. de vinagre y 200 ml. de agua.

PICADURAS DE INSECTOS: Aceite esencial de lavanda, eucalipto, citronela, árbol del té, menta, manzanilla romana y romero.

PIEL, TRASTORNOS DE LA

– AMPOLLAS: Aceite esencial de árbol del té, helicrisum, menta, lavanda, limón, manzanilla alemana, eucalipto, romero, tomillo, ajedrea, palmarosa, patchouli, clavo, citronela, arrayán, palisandro, enebro, ravensara, orégano, nardo, gálbano, casia, canela, cistus, ajedrea, comino, mirra e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona diluidos de 3 a 5 veces al día.

– ACNÉ: Aceite esencial de árbol de té, geranio, vetiver, ciprés, lavanda, patchouli, manzanilla alemana, manzanilla romana, palisandro, cedro, eucalipto, clavo e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Diluir los aceites esenciales con aceite portador de pepita de uvas y aplicar sobre la zona afectada de 1 a 3 veces por día.

– ARRUGAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, lavanda, ylang ylang, patchouli, salvia, geranio, salvia sclarea, palisandro, neroli, palmarosa, nardo, bergamota, limón, manzanilla romana, sándalo, rosa, incienso, jazmín y mirra (estos 5 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de jojoba, argán, aguacate.

– EXANTEMA DEL PAÑAL: Aceite esencial de lavanda, helicrisum, manzanilla alemana, ciprés, geranio, palmarosa, palisandro, ylang ylang, bergamota, rosa y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites recomendados con un portador, por ejemplo aceite de jojoba o de almendras y aplicar de 2 a 4 veces al día.

– ECZEMA: Aceite esencial de lavanda, enebro, ledum, cistus, manzanilla romana, manzanilla alemana, geranio, citronela, árbol del té, palisandro, palmarosa, ylang ylang, limón, bergamota, tomillo, hinojo, helicrisum , jazmín, rosa y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados diluidos en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– LUNAR: Aceite esencial de orégano e incienso (este último es un Aceite Sagrado). Aplicar sobre el lunar directamente 2 a 3 veces por día.

– PSORIASIS: Aceite esencial de enebro, ciprés, manzanilla romana, árbol del té, patchouli, lavanda, helicrisum, clavo, hinojo, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica puros 2 veces por día, con compresa tibia 3 veces por semana y/o ingeridos 1 vez al día.

– PIEL FLÁCIDA: Aceite esencial de lavanda, ciprés, patchouli, helicrisum, incienso y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos 1 o 2 veces por día.

– ÚLCERAS DÉRMICAS: Aceite esencial de palisandro, clavo, helicrisum, manzanilla romana, patchouli, lavanda y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica puros o diluidos.

– ESTRIAS: Aceite esencial de lavanda, nardo, geranio, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta y masajear de 2 a 3 veces por día.

– VITÍLIGO: Aceite esencial de vetiver, citronela, árbol de té, arrayán, lavandín, romero, clavo, sándalo, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

PLEURESÍA: Aceite esencial de ajedrea, tomillo, ravensara, niaouli, eucalipto, gauteria, limón, pino, ciprés, menta, arrayán, cistus, hisopo, comino, nardo, casia, cálamo, canela, gálbano, incienso, mirra, y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando el cuello y pecho, en compresa tibia en el cuello, pecho y parte superior de la espalda 1 vez al día o bien inhalados.

POLIOMELITIS: Aceite esencial de árbol del té, gaulteria, melisa, ravensara, limón, ylang ylang, arrayán, estragón, salvia sclarea, ciprés, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados, que deben aplicarse sobre el cuello, nuca, frente y espalda en masaje al menos 2 o 3 veces al día). NOTA: Los aceites esenciales recomendados se deben ingerir 2 o 3 veces por día.

PRÓSTATA: Aceite esencial de orégano, naranja, abeto, comino, tomillo, ciprés, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, incienso, ámbar rojo y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en el área comprendida entre el recto y el escroto 2 veces por día.

– HIPERPLASIA PROSTÁTICA: Aceite esencial de ledum, naranja, abeto, comino, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, milenrama, menta, manzanilla alemana, mejorana, cedro, abeto, tuya, ciprés, incienso, jazmín, mirra y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir 3 veces por día.

– CÁNCER DE PRÓSTATA: Aceite esencial de ledum, naranja, tuya, abeto, comino, hinojo, lavanda, milenrama, menta, clavo, tomillo, helicrisum, salvia, mirra, incienso y ámbar rojo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos con aceite de semillas de sésamo sobre la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir los aceites esenciales 2 a 4 veces por día.

– PROSTATITIS: Aceite esencial de romero, arrayán, tomillo, menta, salvia, hinojo, lavanda, albahaca, ciprés, estragón, jengibre, enebro, patchouli, arrayán, milenrama, mejorana, tuya, jazmín y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites ser pueden aplicar tópicamente en la zona comprendida entre el recto y escroto diluidos con aceite de semillas de sésamo y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

TIROIDES, PROBLEMAS DE

– HIPERTIROIDISMO: Aceite esencial de pícea, menta, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, ámbar cachemir y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica diluidos sobre la tiroides de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– HIPOTIROIDISMO: Aceite esencial de ledum, arrayán, menta, clavo, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, ámbar cachemir y mirra (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre la zona de tiroides diluidos de 1 a 3 veces por día y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

QUISTE

– QUISTE EN GÁNGLIOS: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar los aceites puros vía tópica de 3 a 4 veces por día sobre la zona afectada.

– QUISTE OVÁRICO Y UTERINO: Aceite esencial de árbol del té, orégano, salvia sclarea, ciprés, geranio, albahaca e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando la zona externa y/o en compresa tibia.

– QUISTE SIMPLE: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar tópicamente sobre la zona de 3 a 4 veces por día.

RENAL, TRASTORNO:

– CÁLCULOS RENALES: Aceite de gaulteria, geranio, enebro, eucalipto, helicrisum, hinojo y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar tópicamente en compresa tibia sobre la zona del riñón y/ ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– DIURÉTICO: Aceite esencial de ledum, romero, enebro, hinojo, anís, geranio, salvia, menta, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, estragón, jengibre, patchouli, neroli, palisandro, manzanilla romana, helicrisum, romero, incienso, sándalo, loto y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden masajear sobre la zona del riñón diluidos, aplicar en compresa tibia sobre la zona del riñón o ingerir los aceites esenciales y/o ingerir 3 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, enebro, hinojo, estragón, jengibre, menta, anís, geranio, manzanilla romana, ledum, loto y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: ingerir los aceites esenciales 3 veces al día y aplicar los Aceites Sagrados sobre la zona de los riñones.

– INFECCIÓN DE URÉTER: Aceite esencial de limón, arrayán y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar en masaje sobre la zona de los riñones y/o ingerir dos veces por día durante 10 días.

– NEFRITIS: Aceite esencial de ciprés, enebro, ledum, ylang ylang, menta, arrayán, nuez moscada, geranio, mejorana, helicrisum, limón, canela, eucalipto, romero, hinojo, mirra, loto y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica en compresa fría 1 o 2 veces al día sobre el riñón y/o ingerir los aceites esenciales de 2 a 4 veces por día.

RONQUIDO: Frotar de 4 a 6 gotas de aceite esencial de tomillo diluido en la planta de los pies antes de ir a dormir. Como Aceite Sagrado masajear la zona del cuello y garganta y mandíbula con ámbar cachemir.

SARAMPIÓN: Aceite esencial de lavanda, manzanilla romana, árbol del té, clavo, tomillo, manzanilla alemana, hisopo, ravensara, cistus, ajedrea, orégano, comino e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta.

SARNA: Aceite esencial de citronela, menta, palmarosa, lavandín, eucalipto, pimienta negra, jengibre, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, arrayán, árbol del té, naranja, ylang ylang, mirra y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica diluidos o puros y masajear la zona de 3 a 4 veces por día. Para el tratamiento del cabello añadir de 2 a 4 gotas de 2 o 3 de los aceites recomendados en una dosis de champú.

SIDA: Se ha demostrado que los aceites esenciales de limón, cistus, tomillo y lavanda tienen propiedades reconstituyentes de células inmunitarias. En investigación se ha demostrado que el aceite esencial de comino tiene efecto inhibitorio sobre la reproducción viral. Otros aceites antivirales son el de orégano, tuya, incienso, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos o puros en la planta de los pies, a lo largo de la columna y en masaje por todo el cuerpo y/o ingerir los aceites esenciales 1 vez por día.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: Aceite esencial de tomillo, clavo, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, comino, cistus, menta, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, limón, canela, estragón, jengibre, anís, patchouli, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, mirra, incienso sándalo y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica, inhalada o ingerir los aceites esenciales 3 veces por día.

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Aceite esencial de menta, anís, hinojo, estragón, ledum, helicrisum y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Ingerir los aceites contenidos en una cápsula de aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA ENDOCRINO: Aceite esencial de hierba del gato, helicrisum, verbena, limón, nuez moscada, clavo, romero, menta, pícea, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, enebro, pimienta negra, palisandro, vetiver, ylang ylang, mirra, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en los pies, en la glándula tiroides y suprarrenales, inhalados y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA LINFÁTICO: Aceite esencial de ledum, helicrisum, arrayán, ciprés, limón, naranja, romero, estragón, jengibre, menta, enebro, anís, hinojo, patchouli, geranio, manzanilla romana, manzanilla alemana, nuez moscada, clavo, canela, palisandro, neroli, eucalipto, pino, lavanda, ylang ylang, abeto, pimienta negra, incienso, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre las glándulas doloridas y en las axilas en masaje de 2 a 3 veces por día, en compresa tibia sobre las áreas afectadas 1 o 2 veces por día, y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

– ESTIMULAR EL S.N. SIMPÁTICO: Aceite esencial de menta, hinojo, jengibre, eucalipto, pimienta negra, albahaca, cardamomo, palisandro, geranio, romero, laurel, palmarosa, bergamota, ylang ylang, limón, manzanilla romana, cedro, melisa, helicrisum, incienso, sándalo, y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalado 1 o 2 veces por día y/o ingerir 2 o 3 de los aceites esenciales recomendados 2 veces por día.

– PARASIMPÁTICO: Aceite esencial de lavanda, patchouli, mejorana, pícea, palisandro, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, clavo, comino, orégano, naranja, ylang ylang, incienso, loto y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalar 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de 2 o 3 de los aceites esenciales 2 veces por día.

SUDACIÓN EXCESIVA: Aceite esencial de salvia española, salvia sclarea, milenrama, hinojo, lavanda, arrayán, menta, geranio, palisandro, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, bergamota, ylang ylang y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, en la nuca y parte baja del abdomen, puros o diluidos por la mañana y antes de dormir.

SANGUÍNEO, TRASTONO: Aceite esencial de vara de San José, helicrisum, mejorana, ciprés, arrayán, naranja, mandarina, limón, clavo, menta, geranio, nuez moscada, cistus, ylang ylang, gaulteria, abeto, pimienta negra, tomillo, estragón, jengibre, hisopo, pícea, lavanda, angélica, salvia española, palisandro, palmarosa, bergamota, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje diluidos 2 o 3 veces por día sobre el área afectada, en masaje y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– ANEMIA: Aceite esencial de limón, helicrisum, ciprés, mejorana, ylang ylang, manzanilla romana, hinojo, geranio, nardo, ledum y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en los pies y en las muñecas y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– CIRCULACIÓN SANGUÍNEA DEFICIENTE: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, abeto, limón, ciprés, albahaca, gaulteria, naranja, cistus, mandarina, menta, incienso, mejorana, clavo, pícea, palisandro, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, muñecas y piernas y/o ingerir los aceites recomendados 2 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN SANGUÍNEA: Aceite esencial de helicrisum, manzanilla romana, manzanilla alemana, romero, estragón, jengibre, anís, hinojo, menta, patchouli, ledum, geranio, naranja, limón, cardamomo y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en la planta de los pies y muñecas y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– VENAS VARICOSAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, gaulteria, albahaca, menta, limón y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites esenciales puros o diluidos en las piernas masajeando en dirección al corazón.

– FLEBITIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, cistus, naranja, vara de San José y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites diluidos en el área afectada o sobre el corazón 3 veces por día y/o ingerir 1 vez por día.

VÉRTIGO: Aceite esencial de ciprés, menta, cedro, melisa, albahaca, mejorana, helicrisum, ylang ylang, cardamomo, palisandro, palmarosa, limón, bergamota, manzanilla romana, jazmín, sándalo e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en las sienes, nuca y hombros y/o ingerir 1 o 2 veces al día.

Psico-neuro-aromaterapia. Uso de aceites esenciales por patología

Los aceites esenciales intervienen principalmente sobre las emociones y la actividad mental. Esto ocurre a través del olfato y su influencia en el sistema límbico, y también a través del sistema circulatorio cuando el aceite es ingerido o se aplica de topicamentea (llegando al torrente sanguíneo en 20 minutos) y a través de la via metabólica. Las moléculas aromáticas en el sistema límbico, activarán la amígdala (centro de la memoria del miedo y del trauma) y provocarán un efecto sedante en el sistema nervioso autónomo (SNA). Este efecto que los aceites esenciales en la amígdala y glándula pineal, ayudan a que la mente y el cuerpo liberen traumas emocionales y angustia.

Los esteres y aldehídos en ciertos aceites esenciales tienen efectos sedativos y relajantes sobre el SNA (sistema nervioso autónomo), tanto simpático como parasimpático. Esto evita la ansiedad, y por lo tanto inhibe una condición ácida en nuestro ph que activaría la enzima de la transcripción (encargada de comunicar dicha ansiedad al ARN y la almacena en el ADN). En estados de ansiedad, el sistema inmunológico se deprime y da pasos a patologías diversas, incluido el cáncer (patología que se desarrolla en ambientes muy ácidos).

En situaciones de estrés agudo o crónico, que sobrepasen nuestros recursos de supervivencia ancestral (aunque ahora el peligro de depredadores es sustituido por reuniones, ambientes familiares, etc.), que nos lleva a emociones de ansiedad o depresión (por fundamentos sociales, hombre, mujer, entre otras causas), podemos utilizar los aceites esenciales para elevar nuestro tono emocional, incrementando el optimismo, la confianza en nosotros mismos y una valoración más positiva de nuestra realidad.

Los aceites esenciales han demostrado ser eficaces en el tratamiento de trastornos mentales.

Los aceites esenciales pueden ser utilizados en:
baños de inmersión,
en vaporizador o quemador,
en masaje,
aplicados de forma tópica con un aceite portador,
pudiendo utilizarse como perfume,
y también pueden ingerirse (siempre y cuando utilicen en su fabricación productos comestibles. Especial cuidado y atención, entre otros, jazmín y rosa. Consulte siempre a un profesional), observando las recomendaciones de la dosis; es decir, 2 a 3 gotas de aceite esencial apto para consumo con un poco de agua, zumo, etc. dos o tres veces al día y no mezclar más 3 aceites por vez y en ese caso usar 1 o 2 gotas de cada aceite.

Los aceites esenciales recomendados para cada condición pueden usarse sólos o combinados. Al combinarse los aceites se produce un efecto sinergético que resulta en un efecto total más fuerte que la suma de las acciones producidas individualmente por cada aceite.

ABUSO MENTAL Y FÍSICO: Aceite esencial de geranio, ylang ylang, sándalo y melisa.

ABURRIMIENTO: Aceite esencial de cedro, manzanilla romana, ciprés incienso, enebro, Lavanda , romero, sándalo, tomillo, ylang ylang y pimienta negra.

ADICCIONES: Aceite esencial de hisopo, lavanda, incienso, mirra, rosa, limón, naranja, geranio, bergamota, patchouli, loto (aceite sagrado), helicriso, hinojo, romero y manzanilla romana.

AGITACIÓN: aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana y romana, naranja, bergamota, melisa, nerolí, jazmín, ylang ylang, rosa, palmarosa, nardo, sándalo, incienso, mejorana y salvia.

ANSIEDAD: aceite esencial de enebro, cedro, ciprés, geranio, vetiver, rosa, palmarosa, melisa, jazmín, ylang ylang, lavanda, nerolí y nardo.

ANOREXIA: aceite esencial de estragón, mandarina, naranja, limón, bergamota, jengibre, canela, pícea, palisandro, menta, manzanilla, ylang ylang, melisa, cedro, helicrisum, lavanda, sándalo, loto e incienso.

APATÍA: Aceite esencial de incienso, geranio, mejorana, jazmín, naranja, menta, palisandro, rosa, sándalo, tomillo e ylang ylang.

AUTISMO: Aceite esencial de vetiver, mirra, sándalo, incienso, melisa, cedro y eucalipto,

AUTOESTIMA, BAJA: Aceite esencial de romero, laurel, jazmín, rosa, pino, hinojo, jengibre, tomillo, enebro, hisopo, milenrama, árbol del té, cedro, alcaravea y almizcle o musk (Aceite Sagrado).

CELOS: Aceite esencial de bergamota, eucalipto, incienso, limón, mejorana, naranja, rosa, romero y tomillo.

CONFUSIÓN: Aceite esencial de cedro, ciprés, menta, incienso, geranio, jengibre, enebro, mejorana, jazmín, rosa, palisandro, romero, albahaca, sándalo, cardamomo y limón.

CULPA: Aceite esencial de manzanilla romana, ciprés, enebro, limón, mejorana, geranio, incienso, sándalo, rosa y tomillo.

DEPRESIÓN: Aceite esencial de incienso, limón, jazmín, menta, sándalo, geranio, lavanda, bergamota, angélica, naranja, ylang ylang y musk o almizcle (aceite sagrado)

DISFUNCIÓN SEXUAL:

– DESEO SEXUAL EXCESIVO: aceite esencial de mejorana, lavanda, hierba de San Juan, naranja, patchouli, ylang ylang, geranio, neroli, palisandro, incienso, sándalo, musk y loto ( los cuatro últimos como Aceites Sagrados). Nota: es de destacar que en muchos casos los aceites son equilibrantes, por eso se utilizan para situaciones de funciones hipo e hiperactiva

FALTA DE LÍBIDO: Para mujeres: geranio, vainilla, canela, ylang ylang, nardo, narciso, patchouli, rosa, pimienta negra, nuez moscada, jazmín, coriandro, musk (almizcle o “abelmoschus moschatus”) y ámbar rojo (benjuí), ambos aceites sagrados.

Para hombres: mirra, pimienta negra, pino, nerolí, jengibre, nuez moscada, jazmín y coriandro, musk y ámbar rojo, ambas aceites sagrados.

FRIGIDEZ Aceites esencial de jazmín, rosa, ylang ylang, musk y ámbar rojo, ambos aceites sagrados.

– IMPOTENCIA Aceite esencial de ylang ylang, jazmín, rosa, cardamomo, jengibre, canela, patchoulí, sándalo, mirra, nuez moscada, palisandro, loto, salvia sclarea,salvia española e hinojo.

DISTRACCIÓN, FALTA DE CONCENTRACIÓN Y MEMORIA:

Aceite esencial de romero, basílico, laurel, menta, árbol del té, pino, cardamomo, coriandro, mejorana, salvia, incienso, limón, hisopo y tomillo

INDECISIÓN, FALTA DE PODER PERSONAL:

Aceite esencial de jengibre, enebro, cedro, tomillo, hisopo, pino,

ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS:

– ELA: aceite esencial de helicrisum, orégano, salvia sclarea, enebro, romero, clavo, cardamomo, ylang ylang, geranio, limón, mandarina, bergamota, palisandro, marosa, cedro, melisa, lavanda, jazmín, incienso, loto, sándalo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda y ciprés.

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, palisandro, lavanda, geranio, nerolí, angélica, salvia española, limón, bergamota, ylang ylang, palmarrosa, hisopo, manzanilla romana, jazmín, rosa, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: aceite esencial de menta, enebro, naranja, ylang ylang, patchouli, pícea, palisandro, helicrisum, incienso y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ESTIMULAR GLÁNDULA PINEAL Y PITUITARIA: aceite esencial de vetiver, cedro, lavanda, pimienta negra, anís, melisa, angélica, helicrisum, ylang ylang, canela, pícea, enebro, comino, ravensara, jazmín, rosa, sándalo, loto, papiro, mirra e incienso (estos 7 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: aceite esencial de salvia sclarea, palisandro, cedro, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, loto, incienso y jazmín ( estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ESQUIZOFRENIA: Aceite esencial de menta, cardamomo, cedro, mirra, incienso, sándalo, jazmín, vetiver, melisa, romero y benjuí (ámbar rojo, aceite sagrado)

ESTRÉS: Aceite esencial de lavanda, manzanilla, nerolí, loto (aceite sagrado), mejorana, rosa, sándalo, incienso, cedro y vetiver.

FATIGA MENTAL: Aceite esencial de pimienta negra, salvia, menta, nuez moscada, menta, romero y pino

FRUSTRACIÓN, IRA: Aceite esencial de naranja, bergamota, pomelo, menta, manzanilla romana y alemana, milenrama, helicriso, lavanda, rosa y nardo.

HIPERACTIVIDAD: Lavanda, madera de cedro, vetiver, manzanilla romana, menta y valeriana y nerolí.

IRA: Aceite esencial de bergamota, nerolí, cedro, manzanilla romana, incienso, lavanda, limón, mejorana, mirra, naranja, rosa, sándalo.

LABILIDAD EMOCIONAL: Aceite esencial de bergamota, salvia sclarea, geranio, enebro, hinojo, lavanda, menta, rosa, jazmín, romero, limón, sándalo, milenrama e ylang ylang.

MIEDO: Aceite esencial de bergamota, salvia sclarea, manzanilla romana, ciprés, geranio, enebro, jazmín, mirra, sándalo, rosa, naranja y vetiver.

PÁNICO: Aceite esencial de bergamota, lavanda, nerolí, sándalo, incienso, mirra, romero, manzanilla, mejorana, gaulteria, tomillo e ylang ylang.

PENSAMIENTO OBSESIVO, REPETITIVO: Aceite esencial de salvia, ciprés, menta, limón, lavanda, nerolí, geranio, mejorana, rosa, sándalo, heliotropo e ylang ylang.

SHOCK: Aceite esencial de heliotropo, manzanilla romana, albahaca, mirra, ylang ylang y romero.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: aceite esencial de tomillo, clavo, naranja, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, hisopo, ravensara, comino, menta, salvia, geranio, manzanilla alemana, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

SÍNDROME DE LAS PIERNAS INQUIETAS: aceite esencial de albahaca, mejorana, valeriana, manzanilla romana, menta, ciprés, naranja, ylang ylang, patchouli y loto (Aceite Sagrado).

SUFRIMIENTO: Aceite esencial de bergamota, manzanilla romana, salvia sclarea, eucalipto, enebro y lavanda y nerolí.

TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN: aceite esencial de vetiver, lavanda, cardamomo, cedro, menta, helicrisum, melisa, limón, bergamota, mandarina, naranja, ylang ylang, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, patchouli, clavo, rosa, jazmín, incienso, loto y sándalo (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

TRANSTORNOS CEREBRALES:

– ENFERMEDAD DE ALZHEIMER: aceite esencial de cedro, vetiver, jengibre, nuez moscada, manzanilla alemana, lavanda, nardo, eucalipto, ciprés, melisa, patchouli, helicrisum, hierba del gato, loto, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TRANSTORNOS DE LA CONCENTRACIÓN: Aceite esencial de cedro, ciprés, enebro, lavanda, limón, albahaca, heliotropo, mirra, naranja, menta, romero, sándalo e ylang ylang

– TRANSTORNOS DE LA MEMORIA: Aceite esencial de menta, romero, albahaca, vetiver, limón, cardamomo, helicrisum, geranio, palisandro, loto, sándalo, incienso, jazmín y rosa (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

TRANSTORNOS DEL SUEÑO:

– INSOMNIO: Aceite esencial de valeriana, lavanda, madera de cedro, limón, manzanilla alemana, manzanilla romana, mandarina, romero, ciprés, azahar, naranja, geranio, nerolí, loto, patchouli, ylang ylang, rosa, angélica, palisandro, bergamota, jazmín

– NARCOLEPSIA: Aceite esencial de hierba del gato, romero, pimienta negra, canela, cedro, lavanda, helicrisum, melisa, sándalo, loto e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– APNEA: Aceite esencial de albahaca, cardamomo, romero, menta, palisandro, geranio, limón, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, manzanilla romana, angélica, ajedrea, pícea, palisandro, loto, incienso y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados)

TRAUMA EMOCIONAL: Aceite esencial de lavanda, limón, manzanilla alemana, gálbano, valeriana, nerolí, pícea, ylang ylang, palisandro, geranio, helicrisum, naranja, canela, mirra, loto, rosa, incienso,

http://www.aromaterapiaegipcia.com/aromaterapia/psicoaromaterapia.htm

Agua Alcalina. La importancia de la deshidratación en alergia, asma, artritis, Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple, depresión, colitis, lumbalgias, ansiedad, hipertensión, cáncer, insomnio, cardiovasculares, arterioesclerosis, etc

Se trata de una afirmación científica reconocida por la Comunidad internacional de Medicina, probada clínicamente, hecha por el mayor investigador mundial del agua:

“La afirmación del DR. FEREYDOON BATMANGHELIDJ de que la mayoría de las enfermedades especialmente las degenerativas son causadas por la deshidratación del organismo ante la carencia crónica de agua“.

Como se explicó en la revista # 4 de Medicina, es importante que la gente —y muy especialmente los médicos— conozcan la base de esas aseveraciones; vamos a explicarlo más en detalle:

EL AGUA NO ES SUSTITUIBLE POR JUGOS NI POR OTROS LÍQUIDOS

Para que las múltiples reacciones químicas que se desarrollan en nuestro organismo sean posibles hace falta ingerir cada día suficiente agua. No hacerlo no sólo impide el correcto funcionamiento del organismo sino que puede provocar muchas patologías.

Los jugos no bastan porque el agua allí ya está saturada de elementos, y las gaseosas son altamente perjudiciales. Se requiere agua liviana. ¿lavarías tu carro con un jugo? ocurre igual cosa cuando se requiere librar el organismo de desechos ácidos tóxicos… sólo agua liviana, también libre de desechos ácidos tóxicos, es lo que debes ingerir.

El doctor Fereydoon Batmanghelidj explica en su obra “Su cuerpo reclama agua llorando a gritos” . La deshidratación crónica es el estresante principal del cuerpo y la responsable desconocida de la muerte de millones de personas. También es la responsable de la mayor parte de fallecimientos por enfermedad, muy por encima de cualquier otra afección.

Sin embargo los arrogantes sistemas sanitarios de los países, supuestamente avanzados, no la consideran importante y siguen tratando a los enfermos con productos químicos en vez de con simple agua sin cloro, hasta que al final logran que aparezcan problemas de verdad. (obviamente es más rentable vender medicamentos que agua) Batmanghelidj explica que cuando un ser humano se deshidrata pueden aparecer alergias, asma y dolores crónicos en diferentes zonas del cuerpo, desde el dolor dispéptico hasta el artrítico reumatoide pasando por el de angina, el lumbar, el de piernas, la migraña, la colitis. Y es que aunque esos dolores se perciban en zonas localizadas en realidad están avisando de que hay deshidratación de todo el organismo.

Saber esto es importante, especialmente entre los médicos. Porque si tales síntomas no se reconocen como avisos urgentes de que el organismo necesita agua… se puede entonces llegar a una deshidratación crónica que puede causar a largo plazo muchos e irreversibles daños. Y lo malo es que esos dolores raramente se interpretan como una señal de que el nivel de agua que el cuerpo precisa está bajo mínimos.

Los médicos saben —porque los análisis así lo indican— que en el organismo hay exceso de histamina… pero lo que hacen normalmente es recetar antihistamínicos o bloqueadores de la histamina con lo que además de no actuar sobre la causa provocan encima efectos secundarios negativos. Cuando bastaría decirle al paciente que beba cada día suficiente agua alcalina y así bajará de forma natural su nivel de histamina.

Es más: el lector debe saber que los antihistamínicos bloquean la dilatación capilar del cerebro precisamente cuando éste —en situación de deshidratación— debe computar más cantidad de información de lo normal, tal como ocurre en una situación de estrés.

Además, cuando se utilizan antihistamínicos el cerebro recibe menor provisión de sangre y, por tanto, de nutrientes. Y en ese estado muchas funciones de las células cerebrales empiezan a deteriorarse. Entre ellas, el sistema de transporte de los neurotransmisores a los terminales nerviosos.

LA FALTA DE AGUA LIVIANA (libre de ácidos) ES LA PRINCIPAL CAUSA DE LAS ENFERMEDADES CEREBRALES.

El caso es que según Batmanghelidj la deshidratación crónica de las células cerebrales junto a la falta de sodio y de un aminoácido esencial -el triptófano- son la principal causa de las patologías cerebrales: Alzheimer, Parkinson, Esclerosis múltiple, Ataxia cerebelosa, la depresión…

En el cerebro es imprescindible tanto un buen nivel de hidratación tomando agua alcalina libre de elementos ácidos, pero que contenga minerales alcalinos como el calcio, el potasio, el magnesio y el sodio ya que en el interior de las células son absolutamente esenciales tanto para la generación de la energía hidroeléctrica con la que se nutre como del buen funcionamiento de los mecanismos de neurotransmisión.

LA IMPORTANCIA DEL AGUA ALCALINA EN LA DIGESTIÓN

El páncreas necesita una gran cantidad de agua que contenga minerales alcalinos. Y cuando el cuerpo está deshidratado eso no es posible con lo que el proceso digestivo no puede realizarse de forma eficiente.

En otras palabras, cuando el cuerpo está deshidratado, cuando tiene escasez de agua, no hay garantía de que el jugo gástrico sea neutralizado debidamente. Y ahí empieza el dolor dispépsico.

Obviamente, como el estómago no puede retener de forma permanente su contenido, al organismo sólo le queda una vía para vaciarlo: la boca. Y provoca el vómito. Una acción que conlleva otro problema: la irritación que provoca en el esófago el paso de los alimentos ácidos al ir desde el estómago hasta la boca: lo que llamamos “ardor de esófago”.

La falta de agua provoca también otras dolencias: Es el caso de la colitis -o inflamación de colon- y del estreñimiento al que frecuentemente va asociada. Ambas patologías deberían considerarse “señales claras de deshidratación del cuerpo”.

Si bien es verdad que la falta de fibra con la comida puede provocar ambos problemas es aún más importante la falta de agua ya que sin ella no hay lubricación y los excrementos no pueden ser expulsados (o lo hacen con mucha dificultad).

Una situación que se agrava cuando, comida tras comida, seguimos sin beber suficiente agua y se acumulan en el intestino grueso las heces endurecidas, lo que llamamos estreñimiento. Proceso que con el tiempo termina causando dolor e inflamación en el colon -a veces con infección- y que es lo que conocemos como colitis.

No hay duda alguna de que tanto el estreñimiento como la colitis se evitan simplemente bebiendo suficiente agua alcalina cada día.

La bulimia puede estar causada por una deshidratación crónica del cuerpo: muchas de las personas bulímicas que sienten una necesidad incontrolable e instantánea de vomitar después de comer, lo hacen porque al no tener su organismo suficiente agua para alcalinizar el entorno del estómago antes de pasar al intestino se ven obligadas a hacerlo.

Una situación que se repite a menudo les lleva a tener el mencionado “ardor de esófago” y que, incluso, puede llevar a desarrollar cáncer (generalmente en la parte inferior del mismo).

La mayoría de la gente, sobre todo los obesos, confunden inconscientemente la “necesidad de comer” con la “necesidad de beber”. Si se hidrataran convenientemente bebiendo suficiente agua todos los días, la falsa sensación de hambre” -que no es sino de sed- desaparecería.

LA ARTRITIS

alcalinizar el agua cura enfermedadesConvencionalmente la artritis es una enfermedad producida por la alteración patológica del cartílago -uno de los tejidos que forman las articulaciones-, lo que provoca dolor e hinchazón en las articulaciones que, con el paso del tiempo, pueden llegar a lesionarse gravemente provocando artrosis, es decir, deformaciones de los huesos. La Medicina las divide en diversos “tipos” aunque las dos más comunes son la Osteoartritis y la Artritis Reumatoidea.

La primera es el tipo más común y suele aparecer con la edad -después de los 45 años- afectando especialmente a dedos, rodillas y caderas. La Artritis Reumatoidea, en cambio, se achaca a un mal funcionamiento del sistema inmune y afecta más a menudo a las manos y los pies. También se cree que puede llevar a la gota, el lupus y la hepatitis viral.

Lo más grave, en cualquier caso, es que en realidad oficialmente se desconoce la causa —sólo hay elucubraciones y no existe medicamento alguno para curarla— y el futuro de quienes padecen esta “enfermedad” es sufrirla de por vida consumiendo constantemente antiinflamatorios, analgésicos y otros paliativos peligrosos que engorden las cuentas de la industria farmacéutica y terminan matando a la persona.

Para Batmanghelidj, sin embargo, los millones de personas de todo el mundo que sufren alguna forma de artritis deberían saber que el problema suele estar causado también por una deshidratación crónica.

Según él, los dolores en las articulaciones deberían de hecho considerarse meros indicadores de falta de agua en la superficie del cartílago de la articulación afectada. Es decir, el dolor artrítico no sería más que otra señal de deshidratación y acidez en el organismo.

La superficie del cartílago de los huesos debe contener mucha agua para lubricar las articulaciones y permitir que las dos superficies opuestas resbalen libremente entre sí durante el movimiento. Lo que permite a un cartílago bien hidratado que el deterioro a causa de la fricción sea mínimo.

Por tanto, cuando no hay suficiente agua y las articulaciones no están bien hidratadas, obviamente la lubricación no es la adecuada… las superficies rozan entre sí y la acidez actúa provocando el llamado dolor artrítico.

Consecuentemente debería bastar con incrementar la ingesta regular de agua liviana para producir una mayor cantidad de sangre circulante en la zona que prehidrate plenamente el cartílago y combata la acidez.. Si esa agua es alcalinizada los resultados no se harán esperar porque, aparte de no contener ácidos, limpia eficazmente el organismo de los elementos ácidos tóxicos causantes seguros de la artritis.

LA TEMIBLE ARTROSIS

La deshidratación y los desechos ácidos en las superficies de la articulación pueden provocar un daño grave hasta el punto de desnudar las superficies del hueso y dejarlas descubiertas; el tejido dañado activa entonces un mecanismo para reparar y remodelar la articulación.

Y lo hace secretando hormonas en la cápsula de la articulación para que remodelen y reestructuren las superficies. Por desgracia, se trata de un proceso de reparación que suele provocar a veces la deformación de las articulaciones, es decir, artrosis.

En suma, para evitar la artritis lo que habría que hacer es tomarse en serio el primer dolor inicial, empezar en ese momento a ingerir diariamente suficiente agua libre de ácidos y realizar una terapia en las articulaciones para activar la circulación de la zona a fin de recuperar la movilidad.

Si el dolor no desapareciera en unos días se obtendrían excelentes resultados combinando el agua alcalina con secciones de hipertermia y magneto terapéuticas. (información en la revista # 2 de Quantic Medical Discovery.)

El LUMBAGO

Las acciones anteriores son también válidas para las articulaciones vertebrales . Con la diferencia de que en ellas el agua no sólo lubrifica las superficies de contacto sino se almacena en el corazón de los discos intervertebrales para así soportar la presión del peso de la parte superior del cuerpo.

Cuando hay deshidratación los discos intervertebrales y las articulaciones de la columna están entre los primeros órganos afectados. Y que su valoración parece correcta lo indica que la afectación del 5º disco lumbar -cuya función es tan importante para mantenernos erguidos suele producirse en el 95% de los casos de problemas de columna.

Obviamente, cuando ésta se encuentra en malas condiciones se producen como consecuencia diversos problemas musculares, entre ellos el lumbago —o lumbalgia—, familiarmente conocido como “dolor de riñones” aunque en realidad no lo causen éstos sino las alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral: ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras.

En definitiva, para evitar todo dolor de espalda Batmanghelidj aconseja beber bastante agua —y la mejor es el agua alcalina por su gran poder hidratante—. Luego hacer una serie de ejercicios a fin de crear un vacío intermitente que atraiga el agua dentro del espacio del disco. Asegurando que de esta forma cualquier dolor de espalda se alivia en media hora.

LA MIGRAÑA

La migraña también suele deberse a la deshidratación o falta de beber 8 vasos de agua libre de ácidos. (los filtros no filtran los ácidos ni detienen el venenoso cloro)

La migraña es un indicador de regulación crítica de la temperatura corporal. Es decir, es una dolencia que revela una especie de “estrés de calor”.

Algo que se evita con la simple ingesta regular de agua blanda. Y, en este caso concreto, de agua alcalina fría que baje la temperatura del cuerpo y del cerebro desde el interior y promueva el cierre del sistema vascular periférico cuya dilatación, es la causa desencadenante de la migraña.

LA DEPRESIÓN, LA FATIGA CRÓNICA Y EL ESTRÉS

Comúnmente se acepta que la depresión está asociada al estrés social, es decir, al temor, la ansiedad, la inseguridad, los problemas matrimoniales y emocionales persistentes… Para Batmanghelidj, sin embargo, la depresión, la tristeza, el decaimiento, etc. son el resultado de una carencia de agua en el tejido cerebral.

Aseveración que se sustenta explicando que el cerebro utiliza la energía eléctrica para funcionar y ésta se genera en el interior del cuerpo… merced precisamente a la circulación del agua.

Por consiguiente, con la deshidratación el nivel de generación de energía disminuye especialmente en el cerebro, por lo que muchas funciones cerebrales que dependen de ese tipo de energía se vuelven ineficaces. Y a esa “incompetencia de función” es lo que llamamos “depresión”.

Agregando que ese estado depresivo causado por la deshidratación es también lo que suele llevar al llamado Síndrome de Fatiga Crónica, afección que no sería sino una etiqueta puesta sobre una serie de problemas fisiológicos avanzados que se hallan asociados al estrés y, por ende, a la deshidratación crónica.

Afirmación que apoya en el hecho de que en todos los casos que él ha tratado, tras un periodo corrigiendo la deshidratación y sus complicaciones metabólicas, el Síndrome de Fatiga Crónica mejoró de forma sorprendente.

EL ESTRÉS

Cuando el cuerpo está deshidratado pone en marcha unos procesos fisiológicos similares a los que activa cuando está atendiendo una situación de estrés. Por eso la deshidratación causa estrés y el estrés causa una posterior deshidratación ya que agota las reservas de agua del cuerpo.

Es decir, cuando el cuerpo vive una situación de estrés —o de deshidratación— asume una situación de crisis y empieza a movilizar una respuesta a esa situación. Entre otras cosas, activando el sistema renina-angiotensina-aldosterona. Tomando agua los problemas en la vida no se arreglan pero la persona adquiere suficiente fuerza mental para solucionarlos serenamente sin estresarse.

LA DESHIDRATACIÓN CRÓNICA ES UN FACTOR PRIMARIO CAUSANTE DE LA APARICIÓN DE TUMORES DE MAMA.

No puede pasarse por alto la relación entre el estrés, la deshidratación crónica sujeta a la edad, la secreción persistente de prolactina y la transformación en cáncer del tejido glandular del pecho.

De ahí que asegure que la ingesta diaria de agua alcalina sea una medida preventiva del cáncer de mama en las mujeres así como el cáncer de próstata en los hombres.

ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Hay que explicar que la membrana celular está compuesta por dos capas que se mantienen unidas gracias a la propiedad adhesiva del agua que existe entre ellas donde flotan las enzimas que, al reaccionar juntas, causan la acción deseada dentro de la célula.

Así que cuando hay suficiente agua entre las dos capas de la membrana celular las reacciones bioquímicas propias pueden desarrollarse con normalidad, pero si el flujo es insuficiente las funciones celulares se ven negativamente afectadas.

Y para prevenir esa peligrosa posibilidad la naturaleza está dotada de un magnífico mecanismo: la creación de filtros de agua a través de la membrana.

Cuando la deshidratación es muy acusada y se necesita urgentemente agua para que la circulación sanguínea sea mayor a lo largo de los nervios el cuerpo segrega histamina en las células de revestimiento provocando inflamación y lesionando la zona.

Tales inflamaciones son las manifestaciones externas de ese proceso local que han sido etiquetadas con el nombre de diversas enfermedades, incluida la Esclerosis Múltiple.

Por lo que todas esas “enfermedades” se previenen y se tratan en realidad de forma muy sencilla: tomando suficiente agua alcalina, ya que ésta posee un poder más alto de hidratación que cualquier tipo de agua que pueda consumirse, y también más cantidad de los minerales que el organismo necesita como son el calcio, el potasio y el sodio; además carece de sales, cloro y otros ácidos perjudiciales para la salud.

El cloro envenena el agua(Ningún otro tipo de agua ofrece estas cualidades, y es importante recordar que las bebidas gaseosas y las aguas “sodas” son muy ácidas. Los filtros de agua que contienen piedras para controlar las bacterias dejan el agua extremadamente ácida).

Los jugos de frutas envasados —aún cuando anuncien que carecen de preservantes… sí los tienen o si no se dañarían— nunca pueden sustituir el agua y privan al cuerpo de su plena capacidad para hidratarse.

LA HIPERTENSIÓN

La actividad del denominado sistema renina-angiotensina-aldosterona —un mecanismo subordinado a la activación de histamina en el cerebro— es esencial en el control del volumen y la presión sanguínea activándose para conservar el agua cuando falta ésta o cuando hay carencia de sodio en las células.

Es más, hasta que el contenido de agua y sodio del cuerpo no alcanza un nivel adecuado el sistema actúa estrechando la capa capilar y el sistema vascular. Un estrechamiento cuyo nivel se puede medir y conocemos como hipertensión.

El problema es que para poder trabajar en condiciones adecuadas los riñones necesitan suficiente agua. Y es verdad que ante su carencia pueden concentrar la orina pero no es menos cierto que esa capacidad no debe usarse hasta el límite so pena de dañar el riñón.

En suma, el sistema renina-angiotensina-aldosterona es más activo cuando los riñones están dañados y la producción de orina es insuficiente Es por este hecho que se pueden provocar disfunciones renales.

Los problemas renales, por tanto, pueden también ser consecuencia de una deshidratación crónica y de una carencia de sodio. Este último es concentrado en el agua por un aparato alcalinizador sin necesidad de consumir tanta sal.

En definitiva, la presión arterial alta es también el resultado de un proceso de adaptación a la carencia de agua en el cuerpo. Cuando no bebemos suficiente agua para atender todas las necesidades del mismo algunas células se deshidratan.

En esos casos los vasos sanguíneos no tienen más alternativa que reducir su capacidad para responder a la disminución del volumen de sangre, reducción que causa el incremento de la presión sanguínea que conocemos como hipertensión.

Batmanghelidj explica luego que cuando bebemos menos agua de la diariamente necesaria el cierre de algunas capas vasculares es la única alternativa que tiene el organismo para mantener el resto de los vasos sanguíneos llenos. La cuestión es cuánto tiempo se puede seguir así. Y la respuesta es: “el tiempo suficiente para enfermar y morir”.

Por tanto, el tratamiento esencial de la hipertensión debería consistir también, sencillamente, en aumentar la ingesta diaria de agua alcalina, porque ésta contiene más cantidad de minerales alcalinos y está libre de cloro, sales y minerales ácidos que nos crean más acidez.

De ahí que se ha considerado como un “absurdo científico”. el hecho de que los cardiólogos den diuréticos a los hipertensos mientras el cuerpo lucha desesperadamente por retener todo el agua posible.

La medicina oficial asume que la causa de la hipertensión es la retención de sodio en el cuerpo cuando, en realidad, conservar el sodio en el organismo no es más que el último recurso del cuerpo para retener cierta cantidad de agua que le permita seguir vivo y funcionando correctamente.

Asumir que el sodio es la causa de la hipertensión supone un conocimiento deficiente de los mecanismos reguladores del agua en el cuerpo. Cuando se dan diuréticos para vencer al sodio el cuerpo se deshidrata aún más.

Lo que consiguen es que el cuerpo se concentre más en la absorción de sal y agua aunque, por efecto de los diuréticos y mientras no le demos agua, nunca logra la suficiente cantidad como para corregir el problema.

Esa es la razón por la que, después de un tiempo, los diuréticos no son suficientes y se obliga al paciente a tomar medicamentos complementarios cada vez más agresivos que van acabando con su vida.

El agua es, por sí misma, el mejor diurético natural. Si las personas que tienen hipertensión y producen la cantidad de orina adecuada aumentaran su ingesta diaria de agua alcalina no necesitarían tomar diuréticos.

El COLESTEROL

Para Batmanghelidj, la explicación de la llamada hipercolesterolemia o exceso de colesterol en el organismo difiere también mucho de la convencional.

Tener demasiado colesterol en sangre no es sino un mecanismo de defensa de las membranas celulares contra la fuerza osmótica de la sangre a fin de conservar el agua, o bien, señal de que la sangre concentrada no puede liberar bastante agua para atravesar la membrana celular y mantener las funciones celulares normales.

Es decir, la excesiva elaboración de colesterol y su depósito en la membrana celular no es más que parte del objetivo natural de proteger a las células vivas de la deshidratación ya que es como una especie de “arcilla” natural que hace de pared celular impidiendo el paso del agua.

Según explica, en las células vivas con núcleo el colesterol es el agente que regula la permeabilidad al agua de la membrana celular. Y en las que no poseen núcleo la composición de los ácidos grasos empleados en la elaboración de la membrana celular le da el poder de sobrevivir a la deshidratación.

La producción de colesterol en la membrana celular es, pues, una parte del sistema de supervivencia de la célula. Por consiguiente, es una sustancia absolutamente necesaria y su exceso lo único que denota es que existe deshidratación.

La integridad de la membrana celular depende de la cantidad de agua disponible para ella. En una membrana bien hidratada el agua es la materia adhesiva; en una deshidratada es el colesterol el que se encarga de pegar los “bloques” e impedir la pérdida de agua del interior de la célula.

Por tanto, si aportamos al cuerpo el agua sin ácidos necesaria antes de ingerir alimentos evitaremos la formación de colesterol en los vasos sanguíneos. Así pues, no es el exceso de colesterol sino el resultado de la falta de agua en el organismo.

Eso sí, cuando un aumento de la ingesta de agua hace bajar los niveles de colesterol pero éstos aumentan luego otra vez hay que asegurarse de que el cuerpo no tiene deficiencia de sodio.

EL SOBREPESO

También el sobrepeso está relacionado con el agua. Algo que él justifica explicando, en primer lugar, que las sensaciones de sed y hambre se tienen cuando el nivel de energía del cuerpo está bajo. En tales casos el organismo moviliza la energía almacenada en la grasa para lo que necesita poner en marcha los mecanismos de secreción hormonal.

Como ese proceso tarda más tiempo del que a veces puede esperar, la parte frontal del cerebro se encarga de obtener energía inmediata a partir del azúcar de la sangre o de la “hidroelectricidad”. Téngase en cuenta que el cerebro gasta una enorme cantidad de energía y por eso recibe aproximadamente el 20% de toda la circulación sanguínea.

Es decir, para cubrir sus necesidades energéticas el cerebro utiliza dos mecanismos: El azúcar presente en la sangre, que obtiene con la metabolización de la comida; y el suministro de agua y su conversión en energía hidroeléctrica.

El problema es que el ser humano no sabe distinguir entre la necesidad de sed y la necesidad de comida y cuando éstas señales llegan… tiende a comer. La boca seca no es sino el último aviso, la señal de alarma cuando la deshidratación prácticamente ya es un hecho peligroso.

Y al alimentarnos en exceso por no entender que el cuerpo nos pide agua y no comida, uno gana peso. No espere que el organismo tenga que recordarle… adquiera la cultura del agua alcalina y estabilice su peso.

EL ASMA Y LAS ALERGIAS

El asma y las alergias son igualmente indicadores de que el cuerpo ha recurrido a un aumento en la producción de histamina ante la falta de agua. Está constatado que en los asmáticos hay un incremento del contenido de histamina en sus tejidos pulmonares y que es precisamente esa sustancia la que regula la contracción muscular bronquial.

A fin de cuentas, los pulmones son uno de los órganos que tienen mayor pérdida de agua a causa de la evaporación que provoca la respiración. La histamina, pues, se produce para evitar la constricción bronquial. Se trata, por tanto, de una maniobra simple y natural para preservar el agua. Obviamente, cuando el estado de deshidratación es importante se libera una cantidad exagerada de histamina.

Por eso beber la cantidad adecuada de agua alcalina diariamente ayuda a aliviar y prevenir tanto el asma como las alergias. Debe añadirse, en cualquier caso, que otro papel importante en el asma lo desempeña el sodio (que normalmente se ingiere con la sal o cloruro sódico). Ocurre que, cuando hay escasez de agua, el cuerpo empieza a retenerlo.

Por otra parte, en algunas personas la escasez de sodio en el cuerpo puede producir los mismos síntomas que en el caso de la falta de agua.

Conviene pues que en las crisis asmáticas graves se tome abundante agua alcalina con una pizquita de sal -póngala bajo la lengua sin que toque el paladar para que no lo irrite- ya que ésta es un antihistamínico natural.

Si bien el agua mantiene el paso del aire húmedo y evita que los conductos se sequen cuando el aire entra y sale de los pulmones, en las primeras fases del asma se secreta moco para proteger los tejidos de las vías respiratorias pero a veces en demasiada cantidad y el moco se queda pegado a las paredes evitando el paso normal de aire por ellas. Afortunadamente, el sodio es un rompedor natural del moco y el agua alcalinizada es enriquecida naturalmente en sodio.

En suma, para Batmanghelidj el asma no es una enfermedad sino una adaptación fisiológica del cuerpo a la deshidratación y a la restricción de sal que se manifestará siempre que no se preste suficiente atención al consumo de agua y de sal.

Por eso basta una pizca de sal en la lengua después de beber agua para hacer creer al cerebro que un montón de sal ha entrado en el cuerpo y relaje los bronquiolos.

DIABETES Y DESHIDRATACIÓN

Se dice que una persona tiene diabetes cuando el páncreas no produce insulina -o produce muy poca- (se la llama entonces diabetes Tipo I o diabetes dependiente de la insulina) o cuando las células del cuerpo no responden a la insulina que se produce (Tipo II).

Para Batmanghelidj la diabetes Tipo I es muy probablemente también el resultado final de una carencia de agua. ¿La razón? Como ya hemos visto, cuando hay deshidratación el cuerpo produce histamina para regular el nivel agua… pero paralelamente se activan un grupo de sustancias conocidas como prostaglandinas, implicadas también en un sistema subordinado de distribución racionada de agua a las células del cuerpo.

Siendo una de ellas la prostaglandina tipo E, que parece estar también implicada en la elaboración de la solución bicarbonatada que contrarresta la acidez de los alimentos en el proceso digestivo pero que se encarga también de inhibir naturalmente la secreción de insulina por el páncreas.

Es decir, la prostaglandina E tiene dos funciones claras: por un lado, distribuir agua al páncreas; y, por otro, inhibir la acción de la insulina. Y sería esa inhibición la causa de la diabetes tipo I. Que, por tanto, sería consecuencia de la causa principal: la deshidratación crónica.

En cuanto a la diabetes Tipo II —cuando las células pancreáticas han perdido ya la capacidad de producir insulina—, se debería a la deshidratación crónica y al trastorno del metabolismo de los aminoácidos en el organismo, responsable muy probablemente de la destrucción de la estructura del ADN en las células beta del páncreas encargadas de producir la insulina.

En suma, según Batmanghelidj basta un consumo diario, estricto y regular de agua especialmente hidratante como el agua alcalinizada libre de ácidos, y asegurarse de ingerir el principal conductor y supervisor del bienestar del cuerpo -el triptófano y sus neurotransmisores derivados- para estar en condiciones óptimas de regular todas las funciones corporales.

LA FALTA DE agua EN OTRAS PATOLOGÍAS

La verdad es que no hay apenas dolencias que no tengan que ver con la deshidratación crónica, excepción hecha de las enfermedades infecciosas o los traumatismos, aunque la recuperación en estos sería beneficiada y acelerada manteniendo un nivel de hidratación óptimo.

INSOMNIO

Muchos de quienes padecen insomnio pueden resolver su problema bebiendo antes de acostarse un vaso grande de agua y poniendo luego una pizca de sal en la lengua -sin tocar el paladar porque podría causar irritación, como ya dijimos- ya que ello induce el sueño en sólo unos minutos. La explicación es que con esa acción se altera el porcentaje de descarga eléctrica en el cerebro y ello provoca sueño.

Hay gente que no toma agua antes de acostarse para evitar levantarse a media noche; pero su sangre se espesa y sufren pesadillas y tensiones. Cuando se levantan están más cansados y quieren seguir durmiendo. Es mejor tomar agua alcalina para tener sueños plácidos y en la mañana levantarse como nuevo.

DESMAYOS

También asevera que si es usted de esas personas que a veces sufre desmayos después de una ducha ha de saber que se debe a que las reservas de agua de su cuerpo no son suficientes para llegar al cerebro cuando los vasos sanguíneos de la piel se abren a causa del calor del agua. Por lo que recomienda beber siempre un vaso de agua alcalina antes de ducharse.

SEXUALIDAD

Incluso las relaciones sexuales se verían afectadas por la deshidratación. Según Batmanghelidj, cuando el cuerpo está bien hidratado se dan todos los requisitos hormonales y fisiológicos para una vida sexual satisfactoria y una libido más que adecuada.

Y agrega que, en todo caso, uno o dos vasos de agua antes de la relación ayuda a obtener una erección sostenida y más firme en los hombres y mayor lubricación en las mujeres.

AFIRMACIONES DE LOS CIENTÍFICOS DESTACADOS EN EL CAMPO DE LA MEDICINA

El Doctor George W. Crile de Cleverand, uno de los cirujanos más importantes del mundo quien declara abiertamente: ”Todas las muertes mal llamadas naturales no son más que el punto terminal de una saturación de ácidos en el organismo”.

Mencken escribió: “La lucha de la vida es en contra de la retención de ácido”. El envejecimiento, la falta de energía, el mal genio y los dolores de cabeza, enfermedades del corazón, alergias, eczemas, urticaria, asma, cálculos y arteriosclerosis no son más que la acumulación de ácidos. Esto aparte de la artritis, la osteoporosis y el cáncer entre otros flagelos; veremos la relación directa que tienen estas manifestaciones con el exceso de ácidos:

El cáncer prolifera en un ambiente ácido y las células cancerosas, en su crecimiento destructivo, provocan en el cuerpo aún más acidez.

El científico Otto Warholl, ganador de dos premios Nobel, demostró este hecho al lograr crear células cancerosas en un ambiente ácido. De hecho, las substancias ácidas rechazan el oxígeno; en cambio, las substancias alcalinas atraen el oxígeno. Un ambiente alcalino detiene a las células cancerosas en su desesperado arranque de multiplicación.

El Dr. Robert O Young dice: “El exceso de acidificación en el organismo es la causa de todas las enfermedades degenerativas”. El cloro es venenoso: destruye la vitamina E, altera la flora intestinal, irrita el estómago y puede producir cáncer.

Todo esto se puede evitar adquiriendo la cultura de beber agua alcalina, poderosamente hidratante. Todos los pacientes de cáncer, sin excepción, están deshidratados desde hace muchos años, La osteoporosis se corrige eliminando el exceso de ácido en el organismo y alimentándose en forma natural.

“El riesgo de contraer cáncer entre la gente que bebe agua clorada es un 93% mayor de aquella que filtra el agua de bebida mediante un alcalinizador”: Junta de Calidad Ambiental, U.S.A. Tomar agua clorada del grifo no es peligroso, sino mortal: agua saludable para una vida mas larga, Dr. Martín Fox, U.S.A

El cloro es un veneno tan efectivo que mata todas las bacterias y, admitimos, que es necesario clorar el agua, si no los microorganismos acabarían con nosotros; pero, una vez el agua vaya a entrar en nuestra boca ya no se requiere el cloro… sin embargo lo tomamos: he ahí el problema.

Según CSIC, en sólo España pueden estar muriendo 600 personas al año por causa del cloro.(NO BEBAS AGUA DIRECTAMENTE DEL GRIFO sin al menos reposar… ) Es importante saber que ningún filtro detiene el cloro; únicamente un aparato alcalinizador logra separarlo efectivamente junto con los otros elementos ácidos no deseados.

AGUA ALCALINA

• Mejora la digestión de los alimentos.

• Evita las fermentaciones provocadas por una mala nutrición.

• Resuelve casos de diarrea crónica.

• Mejora los estados de hiperacidez del estómago que pueden ocasionar úlceras gastroduodenales.

• Combate la acidez orgánica provocada por las dietas excesivamente ricas en carnes y productos elaborados (no naturales).

• Favorece la alimentación de las células y la eliminación de los productos resultantes de su metabolismo.

Todo esto indica que el agua es, sin lugar a dudas, el elemento sólido más importante para la supervivencia del ser humano y de la especie en su conjunto.

Es importante saber que mueren muchas más células sanas de nuestro organismo por las sustancias tóxicas contaminantes depositadas en el agua, el aire y la tierra que por muerte natural en el transcurso de los procesos metabólicos. La gente se enferma por su propio descuido, y sabemos que la medicina actual no tiene absolutamente nada para curar las enfermedades degenerativas y auto inmunes producidas por la deshidratación.

Esperamos que Tú, amable lector, hayas tomado conciencia de la importancia de beber diariamente agua alcalina en cantidad suficiente. Siendo así, estamos seguros que tu cuerpo te lo agradecerá y te premiará con salud…

¡UNA EXCELENTE NOTICIA!TODAS LAS ENFERMEDADES SE PUEDEN CURAR, MAS NO TODOS LOS ENFERMOS…porque muchos de ellos no están dispuestos a hacer lo que es debido.

¡PERO TÚ SÍ TE PUEDES CURAR! ¡LA MEJOR NOTICIA! (conclusión) Lo más probable es que ¡tú no estés enfermo!… lo que ocurre es que tu cuerpo te está pidiendo, a gritos, suficiente agua desde hace mucho tiempo; y lo hace produciéndote unos síntomas que te van a matar. A esos síntomas los llaman enfermedades y los tratan con fármacos.

¿EN DÓNDE PUEDO tener agua ALCALINA?, El agua ALCALINA se puede obtener ¡TOTALMENTE GRATIS!

Conscientes de que, para algunas personas el proceso de desintoxicación del organismo no da espera: hacemos un consejo:

Una “dosis mínima semanal” de agua alcalinizada al día no es la panacea… El agua en sí y como te la tomas, dando mucho amor al agua, comunicarle el propósito y jugar con la magia. Usar las manos para transmitirle nuestra intención. La acción de beber el gua alcalina es buena si es acompañada de un acto de disciplina creativa y que rompa con los hábitos de consumo y traumas psico-emocionales , que nos están envenenando. seamos coherentes y comencemos un cambio interior…

Con esa acción estarán iniciando el proceso más asombroso en pro de la recuperación real y definitiva de la salud; porque estarán aplicando la “medicina del ahora” la cual se basa en reconocer el origen de la enfermedad y hacer algo por ello. en vez de disimular los síntomas con drogas químicas, las cuales, en la mayoría de los casos envenenan aún más el organismo.

Es imposible obtener la recuperación de la salud si el cuerpo se encuentra deshidratado y saturado de desechos tóxicos. Por el contrario, la persona que adquiere la cultura del agua alcalina —6 veces más desintoxicante que el agua normal— notará, casi de inmediato, que su cuerpo inicia el proceso más maravilloso de recuperación ante la vista aterrada de familiares y amigos.

La explicación es simple: el organismo encontró los elementos que en realidad necesitaba para iniciar el proceso natural de auto curación.

UNA RECETA SENCILLA
Para obtener agua alcalina: a un vaso con agua agregar una pizca de bicarbonato y el jugo de medio limón, tomar inmediatamente. Realizar esto 3 veces al día, más otras 4 veces al día sin agregar el bicarbonato (solo medio limón). Así mantienes el cuerpo alcalino al 100%.

Enviado por: Silvina Fustinoni

https://teatrevesadespertar.wordpress.com/2012/01/25/agua-alcalina-y-sin-cloro-el-remedio-para-muchas-enfermedades-incurables/

Alzehimer. Déficit de Acetilcolina. Tratamiento natural: Haba, Fenogreco, Soja, Ginseng, Salvia, Romero, Hinojo, Ortiga

Causas del Alzehimer:
Déficit de vascularización cerebral
Congestión cerebral
Traumatismos craneales
Mutaciones genéticas (pacientes jóvenes)
Cromosoma 19 gen apoE4

Factores de Riesgo:
Parkinson
Déficit de vitamina B12
Hipotiroidismo
entre otros

Los enfermeos de Alzehimer, presentan déficit de acetilcolina en el cerebro.

Algunas de las plantas que ayudan a mantener niveles de acetilcolina en el organismo son:

Haba (Vicia Faba). Contiene colina, precursora de la acetilcolina.
Fenogreco (Trigonella foenum-graecum). De los vegetales con mayor cantidad de colina (se puede obtener como verdura).
Soja (Glycine Max). Lecitina.
Ginseng (Panax Ginseng). Mejora la vascularización del cerebro.
Salvia (Salvia Officinalis). Mantiene los niveles de acetilcolina. Protege de los radicales libres (antiox)
Romero (Rosmarinus Officinalis). Protege de los radicales libres (antiox)
Hinojo (Foeniculum Vulgaris). Protege de los radicales libres (antiox)
Ortiga (Urtica Dioica). Precursora de estrógenos que ayuda a la memoria de los enfermos (antiox)

Suplementación
Desde la perspectiva de que el Alzheimer no es reversible, podremos minimizar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente.

Entre estos suplementos, destacaría las vitaminas y algunas plantas:
– Omega 3 y Omega 6. Aceite de linaza, onagra, borraja (irritabilidad)
– Vitamina C. Antiox para estabilizar la acetilcolina
– Vitamina E. Antiox (2000 UI/dia)
– Vitamina A. Antiox (25000 UI/dia)
– Vitamina B1 y B12. Mantenimiento de la memoria
– Ginkgo Biloba. Antiox. Excelente para el sistema vascular. Rico en flavonoides que dilatan las arterias e imppiden la sedimentación plaquetaria. (240 mg/día)
– Ginseng Siberiano. 600 mg/dia
– Huperzia (Huperzia Serrata) o Licopodio chino. La huperzina mantiene la integridad de la acetilcolina (entre 0,1 y 0.4 mg/dia)
Según estudios realizados, mejoraría el pensamiento, la memoria, los trastornos del comportamiento y las actividades diarias de los pacientes con Alzheimer, comparado con placebo o el cuidado habitual.

Hormonas
Las hormonas en el tratamiento del Alzehimer, mejora el insomnio y los cambios de carácter.

– Melatonina. Antiox. Es una hormona segregada por la glándula pineal de nuestro sistema endocrino y se encarga entre otras cosas de regular nuestro “reloj biológico”, ya que nos hace conscientes del tiempo y sus ciclos.
Nos provoca sueño por la noche, cuando aumenta la cantidad de melatonina en nuestro organismo, y nos hace despertar por la mañana cuando disminuye. (6mg/dia)
– DHEA (Dehydroespiandrosterona). Mejora los niveles de progesterona en la mujer y de estrógenos en el hombre. Beneficiosa también para Esclerosis Múltiple o Síndrome de Fatiga Crónica.

HOMEOPATIA

ALZHEIMER
Helleborus 30CH: 2 gotas 2 veces/día para la desorientación. En líquido da buen resultado.
Stramonium 200CH, 2 veces/semana si hay violencia. Si lo que hay es agitación nocturna o esporádica, Stramonium 6CH, diariamente 2 veces si la agitación es contínua y si es esporádica, darlo solo cuando hay episodios.

http://www.elconfidencial.com/archivo/2008/05/17/73_licopodio_chino_beneficiaria_pacientes_alzheimer.html
http://www.elherbolario.com/noticia/1177/DE-PIES-A-CABEZA/Melatonina-y-serotonina-sueno-y-bienestar-pero-de-forma-natural.html
http://www.botanical-online.com/medicinalsalzheimercomplementos.htm