Archivo de la etiqueta: verbena

Niños hiperactivos. TDHA, Trastorno por Déficit de Atención por Hiperactividad. Necesidad de un replanteamiento holístico

A) NIÑOS HIPERACTIVOS

La hiperactividad es un trastorno de la conducta en niños, descrito por primera vez en 1902 por Still, trata de niños que desarrollan una intensa actividad motora, que se mueven continuamente, sin que toda actividad tenga un propósito. Van de un lado para otro, pudiendo comenzar alguna tarea, pero que abandonan rápidamente para comenzar otra, que a su vez, vuelven a dejar inacabada. Esta hiperactividad aumenta cuando están en presencia de otras personas, especialmente con las que no mantienen relaciones frecuentes.
Por el contrario, disminuye la actividad cuando están solos.
1. Perfil de un niño hiperactivo
Según Still, estos niños son especialmente problemáticos, poseen un espíritu destructivo, son insensibles a los castigos, inquietos y nerviosos. También son niños difíciles de educar, ya que pocas veces pueden mantener durante mucho tiempo la atención puesta en algo, con lo que suelen tener problemas de rendimiento escolar a pesar de tener un coeficiente intelectual normal. Son muy impulsivos y desobedientes, no suelen hacer lo que sus padres o maestros les indican, o incluso hacen lo contrario de lo que se les dice. Son muy tercos y obstinados, a la vez que tienen un umbral muy bajo de tolerancia a las frustraciones, con lo que insisten mucho hasta lograr lo que desean. Esto junto a sus estados de ánimos bruscos e intensos, su temperamento impulsivo y fácilmente excitable, hace que creen frecuentes tensiones en casa o en el colegio. En general son niños incapaces de estarse quietos en los momentos que es necesario que lo estén. Un niño que se mueva mucho a la hora del recreo y en momentos de juego, es normal. A estos niños lo que les ocurre es que no se están quietos en clase o en otras tareas concretas.
2. Los Indicadores de hiperactividad según la edad del niño
– De O a 2 años: descargas mío clónicas durante el sueño, problemas en el ritmo del sueño y durante la comida, períodos cortos de sueño y despertar sobresaltado, resistencia a los cuidados habituales, reactividad elevada a los estímulos auditivos e irritabilidad.
– De 2 a 3 años: inmadurez en el lenguaje expresivo, actividad motora excesiva, escasa conciencia de peligro y propensión a sufrir numerosos accidentes.
– De 4 a 5 años: problemas de adaptación social, desobediencia y dificultades en el seguimiento de normas.
– A partir de 6 años: impulsividad, déficit de atención, fracaso escolar, comportamientos antisociales y problemas de adaptación social.
3. Causas de la hiperactividad infantil
La hiperactividad infantil es bastante frecuente, calculándose que afecta aproximadamente a un 3 de los niños menores de siete años y es más común en niños que en niñas (hay 4 niños por cada niña). En el año 1914 el doctor Tredgold argumentó que podría ser causado por una disfunción cerebral mínima, una encefalitis letárgica en la cual queda afectada el área del comportamiento, de ahí la consecuente hipercinesia compensatoria, explosividad en la actividad voluntaria, impulsividad orgánica e incapacidad de estarse quietos. Posteriormente en el 1937 C. Bradley descubre los efectos terapéuticos de las anfetaminas en los niños hiperactivos. Basándose en la teoría anterior, les administraba medicaciones estimulantes del cerebro (como la benzedrina), observándose una notable mejoría de los síntomas.
Como veremos más adelante, desde el punto de vista osteopático, este enfoque olópata difiere mucho de nuestras investigaciones basadas en la práctica diaria de un gran número de osteópatas, de diferentes países, que hemos tratado este problema con éxito sin necesidad de medicamentos.
Existen factores biológicos y genéticos. Entre los no genéticos podemos hablar de complicaciones prenatales, perinatales y postnatales.
Se sabe que predispone a padecer el trastorno el consumo materno de alcohol y drogas, incluso de tabaco … también influye el bajo peso al nacer, la anoxia, lesiones cerebrales, etc … Los factores ambientales pueden contribuir a su desarrollo aunque no hablaríamos en este caso de etiología pura. Las psicopatologias paternas, el bajo nivel económico, la marginalidad, el estrés familiar, en fin, un entorno inestable podría agravar el trastorno.
Por otra parte desde el punto de vista genético, todos los estudios inciden en que la existencia del mismo trastorno en hermanos es de un 17 a un 41%. En cuanto a gemelos univitelinos el porcentaje de trastorno común es hasta del 80. Si el padre o la madre ha padecido el síndrome sus hijos tienen un riesgo del 44 de heredarlo.
Parece que existe una disfunción del lóbulo frontal y por otra parte desde el punto de vista neuroquímico existe una deficiencia en la producción de importantes neurotransmisores cerebrales. Los neurotransmisores son sustancias químicas que producen las neuronas, es decir las células nerviosas. Para que se produzca una buena comunicación entre las neuronas y todo funcione normalmente debe existir la cantidad adecuada de determinados neurotransmisores que en este caso son la dopamina y la noradrenalina. En el niño con TDAH existe una producción irregular en estos dos neurotransmisores y, por ello, la medicación que se les da y de la que hablaremos más adelante, está orientada a regularizar la producción de esas sustancias …
4. La “hiperactividad” causada por trastornos del sueño
Un 15 de los niños a quienes se atribuye un problema de hiperactividad (TDAH) padecen en realidad un trastorno del sueño, según el doctor Gonzalo Pin, director de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Valencia.
Pin explicó que, a diferencia de los adultos, en los que los trastornos de sueño se manifiestan con somnolencia diurna, en los niños provoca mayor actividad motora y un cambio de humor que les hace irritables.
Además, pierden la capacidad de concentrarse, están en continuo movimiento y bajan su rendimiento escolar, síntomas que cumplen con los criterios del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y que se asocian con la hiperactividad.
Asegura que muchos niños clasificados o que cumplen alguno de los criterios del TDAH mejorarían con buena higiene de sueño, y que se necesita una rutina para que el sueño sea reparador, y que los padres den la oportunidad de dormir el tiempo que necesitan.
“Ningún niño de menos de 10 años debería estar levantado después de las 21.30, y hasta los seis años dormir una media de doce horas diarias”, asegura. Gonzalo Pin recordó que España es uno de los en los que los niños se acuestan más tarde, y que las últimas encuestas cifran en un 20 el número de de 6 a 10 años que están viendo la televisión pasadas las 22.00, porque “los niños se acoplan a los horarios de los padres, cuando debería ser al revés”.
Se estima que unos 700.000 niños menores de 14 años ven la televisión a la una de la madrugada en días. Según este experto, en los últimos 20 años se ha perdido una media de 20 y 25 minutos de sueño día. Aunque los adolescentes tienen tendencia a acostarse tarde porque la melatonina, la hormona que induce a dormir, empieza a segregarse más tarde, “es vital dormir las horas adecuadas en momentos adecuadas en momentos adecuados”.
Para este experto, la incorporación de la mujer al trabajo, y el hecho de que los niños se lleven temprano casa de los abuelos o a las guarderías incide en un acortamiento de las horas de sueño.
5. Síntomas en un niño hiperactivo
Los síntomas pueden ser clasificados según el déficit de atención, hiperactividad e impulsividad:
Atención
Lo que más caracteriza al niño hiperactivo es su falta de atención cercana a detalles. La distracción más vulnerable es a los estímulos del contexto ambiental.
En casa tienen dificultades para seguir las directrices que se le marcan, para organizarse y parece que no escuchan cuando se les habla.
En el colegio cometen errores por no fijarse en los trabajos o en las diferentes actividades.
Con frecuencia saltan de una tarea a otra sin terminarla, ya que evitan situaciones que implican un nivel constante de esfuerzo mental. Dificultad para mantener la atención en una tarea larga.
Impulsividad
Con frecuencia actúa de forma inmediata sin pensar en las consecuencias.
Está inquieto con las manos o los pies y no puede sentarse quieto.
Está activo en situaciones en que es inapropiado.
Habla de forma excesiva, responde antes de que la otra persona termine, tiene dificultad para esperar su turno y frecuentemente interrumpe.
Hiperactividad
Lo más característico de estos niños es la excesiva actividad motora. Siempre están en continuo movimiento, corren, saltan por la calle, nunca quieren ir cogidos de la mano …
Su excesivo movimiento no persigue ningún objetivo, carece de finalidad.
Dificultad para mantenerse sentados y/o quietos en una silla.
Comportamiento
Su comportamiento es imprevisible, inmaduro, inapropiado para su edad.
Presencia de conductas disruptivas (con carácter destructivo).
No son malos pero sí que son traviesos.
Se muestran violentos y agresivos verbal y físicamente.
Con frecuencia mienten y cometen hurtos.
Dificultad para acabar tareas ya empezadas.
Incapacidad para inhibir conductas: dicen siempre lo que piensan, no se reprimen.
Aprendizaje
La mayoría de los niños hiperactivos presentan dificultades en el aprendizaje.
El 40 ó 50% de los niños hiperactivos tienen un bajo rendimiento escolar.
Tienen dificultades perceptivas, con lo cual no diferencian bien entre letras y líneas y tienen poca capacidad para estructurar la información que recibe a través de los distintos sentidos.
Las dificultades de los niños hiperactivos estriban en la adquisición y el manejo de la lectura, escritura y el cálculo.
Son torpes para escribir o dibujar, tienen mala letra y cometen grandes errores de ortografía.
En cálculo, se olvidan de las llevadas y operaciones básicas.
En lectura, omiten palabras, sílabas e incluso renglones, no comprenden lo que leen, pueden identificar las letras pero no saben pronunciarlas correctamente.
Tienen dificultad para memorizar y para generalizar la información adquirida.
Impulsividad cognitiva: precipitación, incluso a nivel de pensamiento. En los juegos es fácil ganarles por motivo, pues no piensan las cosas dos veces antes de actuar, no prevén, e incluso contestan a las preguntas antes de que se formulen.
Desobediencia
Como dijimos anteriormente al niño hiperactivo le cuesta seguir las directrices que se le marcan en casa. El niño hace lo contrario de lo que se dice o pide.
Incapacidad para aplazar las cosas gratificantes: no pueden dejar de hacer las cosas que les gusta en primer lugar y aplazan todo lo que pueden los deberes y obligaciones. Siempre acaban haciendo primero aquello quieren.
Los padres tienen especial dificultad para educarles en adquirir patrones de conducta (hábitos de higiene, cortesía … ).
Estabilidad emocional
Presentan cambios bruscos de humor, tienen un concepto pobre de sí mismo y no aceptan perder, por lo no asumen sus propios fracasos.
6. Consecuencias en la familia con un niño hiperactivo
Los padres suelen definir a un hijo hiperactivo como inmaduro, maleducado y gamberro. Sus comportamientos generan conflictos en la familia, desaprobación y rechazo. Son irritantes y frustrantes en cuanto al éxito educativo de los padres, y algunos niños tienden al aislamiento social. Este trastorno ya se detecta antes de los 7 años Y unos tienen síntomas más graves que otros. Una cosa que hay que tener en cuenta, es que si los padres riñen exageradamente al niño hiperactivo, pueden estar fomentando un déficit de autoestima por su parte (sobre todo si lo critican por todo lo que hace) y realimentan el trastorno, ya que el pequeño acabará por no esforzarse por portarse bien, pues verá que siempre acaban riñéndole haga lo que haga.
7. La otra cara de “la hiperactividad”
Es cada vez mayor el número de niños y adolescentes diagnosticados de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) que son tratados farmacológicamente con Metilfenidato (Ritalin-Rubifen). Lo que muchos padres ignoran es que no sólo la propia existencia del TDAH es cuestionable sino que además el Metilfenidato es una potente droga controlada en Estados Unidos por la conocida DEA -la agencia antidroga- que la considera la antesala del consumo de otras drogas. Además no se les cuenta que hay alertas internacionales contra estos medicamentos -16 en el 2004- avisando de que causan adicción e incitan a comportamientos suicidas.
Es una epidemia silenciosa que cada vez atrapa a más niños. Según se señaló en las ID Jornadas de por Déficit de Atención e Hiperactividad (organizadas por la Oficina Regional de Coordinación de Salud Mental de Madrid) uno de cada veinte niños españoles sufre este trastorno; o, lo que es lo mismo, 5% de los niños españoles sufre TDAH. –
Ante esta epidemia a nadie parece extrañarle que la primera respuesta sea la farmacológica. De hecho 64 de los médicos apuesta por el tratamiento farmacológico frente a la hiperactividad según la Encuesta del Instituto de Estudios Médico Ciéntificos entre médicos, padres y profesores sobre el grado de conocimiento del TDAH. Las “razones” son que la falta de control con medicamentos podría producir en los otros “trastornos” colaterales como trastorno oposicionista desafiante, trastorno disocial, trastornos emocionales (del estado de ánimo y de ansiedad), patologías de la comunicación, retrasos específicos del desarrollo motor y del lenguaje, trastornos del aprendizaje, tics y síndrome de Tourette.
Ante este negro panorama que se les presenta no es extraño que la mayoría de los padres acaben medicando a sus hijos, sólo que cuando se les informa lo que les cuentan es habitualmente una verdad incompleta y, por tanto, una flagrante mentira. Para empezar, rara vez se les dice que hay científicos que ni siquiera considera el TDAH una enfermedad, que los trastornos neurológicos aducidos son discutibles científicamente y que tampoco está demostrado que justifiquen una medicación como la aplicada. Rara vez (por no decir nunca) se les informa de que no existen estudios sobre los efectos de la medicación a largo plazo, ni tampoco que en los últimos años el TDAH se ha convertido en una enorme máquina de hacer dinero para algunas multinacionales farmacéuticas. Y rara vez se les dice a los padres, en definitiva, que el principio activo de referencia en el tratamiento del TDAH, el metilfenidato (comercializado como Ritalin y Concerta en Estados Unidos y como Rubifen y Concerta en España) es un potente inhibidor de la re captación de dopamina (DA) y noradrenalina (NA), y está considerado como una de las drogas más adictivas que existen. “En términos más simples (puede leerse en la página web de la Agencia Antidroga Norteamericana, DEA) los datos indican que ni animales ni humanos encuentran diferencia entre cocaína, anfetamina o metilfenidato cuando se administran de la misma manera a dosis comparables. Para abreviar, producen efectos que son casi idénticos”. De ahí que los científicos más críticos con los enfoques actuales del TDAH suelan referirse al metilfenidato como cocaína pediátrica.
B) LO QUE SE OCULTA DEL TDAH
Normalmente no se suele decir que las pruebas sobre la evidencia biológica de la enfermedad no son ni mucho menos concluyentes. De ahí que tenga tanto peso la subjetividad en el diagnóstico. El neurólogo norteamericano Fred Baughman (una de las voces científicas más críticas sobre el actual enfoque del TDAH) aporta al debate algunas de las contestaciones recibidas a su constante petición de pruebas concluyentes sobre el TDAH como enfermedad: James M. Swanson -médico investigador del TDAH y miembro de CHADD Children & Adults with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder-le reconocería en 1998 durante una reunión de la American Society for Adolescent Psychiatry: “Me gustaría tener un diagnóstico objetivo para el desorden (TDAH.} Ahora mismo el diagnóstico psiquiátrico es completamente subjetivo … Nos gustaría tener pruebas biológicas, un sueño de la Psiquiatría durante muchos años”.
El doctor Xavier Castellanos -del Instituto Nacional de Salud Mental- le respondería: “He notado sus críticas sobre la validez de diagnóstico del TDAH. Yo estoy de acuerdo en que no hemos encontrado la prueba específica para demostrar la patofisiología específica (la anormalidad) que nosotros creemos fundamental en esta condición”.
Y el doctor Lawrence Diller -médico de la Universidad de California- diría por su parte: “La razón por la que usted ha sido incapaz de obtener cualquier artículo o estudios en los que se presenten claras evidencias de una anormalidad física o química asociada con el TDAH es que no los hay. La búsqueda de un marcador biológico está condenada de salida debido a las contradicciones y ambigüedades del diagnóstico de TDAH. Yo asemejo los esfuerzos por descubrir un marcador (anormalidad) a la búsqueda del Santo Grial”.
El Panel de Expertos de la Consensus Conference sobre el TDHA concluyó en 1998: “No tenemos una prueba independiente válida para el TDAH y no hay ningún dato que indique que el TDAH está motivado por un funcionamiento cerebral defectuoso”.
En un artículo titulado “Cometiendo un asesinato”, Fred Baughman recuerda, la Universidad del William B. Carey de Pennsylvania testificó después: “Lo que se describe ahora más a menudo como TDAH en Estados Unidos parece ser un juego de variaciones conductuales normales … Esta diferencia pone la validez de la estructura delTDAH en duda”. Se han publicado cuatro estudios de Resonancia Magnética posteriormente. Aunque todos ellos utilizaron sujetos tratados con estimulantes los investigadores concluyeron que “tratamiento” con Ritalin y otras anfetaminas estaba causando atrofia en el cerebro, no que el TDAH es enfermedad.
Ante todo esto Baughman envió una carta (el 15 de abril de 1998) a la entonces Fiscal General de Estados, Janet Reno, denunciando la situación: “El mayor fraude por lo que respecta al cuidado de salud en la historia americana es la falsedad de la existencia del Déficit de Atención y Desorden de Hiperactividad (ADHD) como una enfermedad real y la drogadicción de millones de niños americanos completamente y es que es indudable que el TDAH está resultando todo un negocio para las farmacéuticas. Se estima el valor bruto de la producción anual de metilfenidato en 2005 habrá multiplicado al menos por diecisiete el correspondiente a 1990 (según las cifras previstas para ese año en Estados Unidos) pasando en ese periodo de menos de 2 toneladas a más de 30. El metilfenidato es en la actualidad el psicotrópico bajo fiscalizacion internacional con mayor distribución en el circuito legal. Los ingresos derivados del mercado de para el TDAH (incluyendo al metilfenidato y sus competidoras) alcanzan sólo en Estados Unidos superiores a los 3.1 00 millones de dólares según datos de la consultora IMS Health.
El Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño expresó (por iniciativa de Australia, Finlandia y Dinamarca) su “preocupación” por el hecho de que “el TDAH esté siendo mal diagnosticado y ” por consiguiente se estén sobreprescribiendo drogas psicoestimulantes a pesar de la evidencia creciente de los efectos dañinos de las mismas”.
C) PELIGROS OCULTOS
Y es que si al menos el metalfenidato sirviera para solucionar algo podría entenderse y hasta justificar tan floreciente negocio pero no es así. Además existen múltiples indicios sobre sus efectos dañinos. Algunos muy recientes:
• El 28 de junio del 2005 un documento publicado en la web de la FDA anunciaba la identificación de posibles problemas de seguridad relacionados con los medicamentos elaborados a partir de metilfenidato. Especificamente notables eran los eventos adversos psiquiátricos relacionados con Concerta, Ritalin y otros medicamentos para tratar a los niños diagnosticados con TDAH. Según se explicaba el fármaco puede provocar alucinaciones visuales, ideas suicidas y comportamientos psicópatas así como agresividad y actitudes violentas. En vista de Io cual la FDA anunció su intención de hacer cambios en el etiquetado y reexaminar otras drogas estimulantes como las anfetaminas, aprobadas también para el tratamiento del TDAH.
• El 7 de julio del 2005 el National Center on Addiction and Substance Abuse emitió un informe según el cual 15 millones de norteamericanos estaban tomando medicamentos analgésicos y drogas psiquiátricas tales como Xana-x, Ritalin y Adderall abusando de estas drogas más que de la cocaína, la heroína y las metanfetaminas combinadas. Es más, también 2,3 millones de adolescentes lo hacía. El informe reflejó asimismo que el abuso en la adolescencia de las drogas de prescripción producía 12 veces más probabilidades de consumir heroína, 14 veces más de consumir éxtasis y 21 veces más de consumir cocaína que los adolescentes que no consumen esos medicamentos .
• El 13 de septiembre del 2005 el Drug Effectiveness Review Project de la Oregon State University publicó un estudio cuestionando la efectividad de las drogas utilizadas para el tratamiento del TDAH. Los investigadores repasaron 2.287 estudios sobre esta “enfermedad’; y publicaron un informe de 731 páginas en el que se concluía que la evidencia de que las drogas utilizadas para tratar el TDAH realmente funcionen sean seguras a largo plazo o que, simplemente, ayuden a controlar la actuación es pequeña.
• y el 29 de septiembre (un día antes de la reunión del Comité de las Naciones Unidas sobre Derechos del Niño) la FDA ordenó que en las cajas de los medicamentos utilizados para el del TDHA fueran colocadas cajas negras de advertencia después de admitir que los ensayos clínicos relacionan “con pensamientos y conductas suicidas”. La FDA indicó que las nuevas advertencias son producto de una revisión continuada de todas las drogas utilizadas y su posible asociación con tendencias suicidas.
Seguro además que en el peregrinar por los consultorios en busca de ayuda a ningún padre se le ha invitado a visitar http://www.ritalindeath.com, una web que fue creada “en memoria de los niños que han muerto como consecuencia del uso de drogas para tratar el Desorden de Déficit de Atención y el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, y las muchas familias que quedaron atrás sufriendo sin encontrar responsables”. En ella, además de mucha información sobre la enfermedad que no se cuenta habitualmente ,pueden leerse dramáticas historias sobre cómo este tipo de medicamentos pueden llegar a afectar a la salud llevando incluso a algunos niños y adolescentes hasta la muerte: “Las drogas tipo anfetamina como Ritalin, Adderall y Dexedrine, los inhibidores selectivos de la recaptación de sera tonina (como Prozac, Zoloft, Paxil y Luvox) y los nuevos inhibidores de recaptación de norepinefrina pueden causar efectos colaterales serios. Éstos pueden incluir suicidio, problemas cardíacos como arritmias, hipertensión, deficiencias cardíacas y muerte. Estas drogas también pueden causar síntomas emocionales como psicosis, agitación, agresión, hostilidad, ansiedad y alucinaciones”.
D) LA NECESIDAD DE UN REPLANTEAMIENTO
Y si no estamos ante una enfermedad, ¿qué les está ocurriendo entonces a tantos niños y adolescentes? Para empezar, desde el punto de vista físico es probable que se estén confundiendo los síntomas del TDAH con los de otras muchas patologías que provocan reacciones similares (ver página siguiente), entre ellas muchas relacionadas con la dieta. Y desde un punto de vista emocional que no estemos sabiendo leer correctamente las necesidades del niño al enfocarlas desde el punto de vista de nuestras necesidades y nuestro tiempo. El TDAH puede esconder la manifestación fisiológica de un síndrome mental temporal por sufrir el niño o el adolescente maltrato físico y/o psicológico, falta de afecto, trato injusto de sus padres o educadores, vejaciones, amenazas, etc., además de estar sometidos a una ingesta excesiva de cafeína, azúcar y gas (habitual en las bebidas modernas), -aditivos tóxicos presentes en los alimentos (especialmente el glutamato monosódico) y productos de higiene {causan alergias y numerosas disfunciones fisiológicas), malnutrición o consumo de carbohidratos refinados y lácteos, entre otras causas.
Juan Pundik, psicoanalista, presidente de la Escuela Española de Psicoterapia y Psicoanálisis, director de la organización Filium y autor del libro -“El niño hiperactivo, déficit de atención y fracaso escolar. Guía para padres y docentes”- señalaba en un artículo titulado “Alarma internacional por las dramáticas consecuencias del uso de psicofármacos en niños”, lo siguiente: “La supuesta sintomatología se obtiene diagnosticando corno patológica la normal necesidad del niño de atención, movimiento, juego y habla. Los niños pequeños no pueden ser silenciados y paralizados si no a costa de su desarrollo físico, emocional e intelectual. Aquellos que no estén dispuestos a permitir que los niños desarrollen sus necesidades naturales deberían renunciar a engendrados, a criados y a ser sus docentes o cuidadores. Las drogas psicotrópicas se han convertido en un intento de solucionar problemas de disciplina en colegios, de amordazar a los niños en el hogar y de sustituir la consulta al psicólogo y al psicoanalista que los seguros médicos no cubren”.
¿Es esto lo que queremos para nuestros hijos? Plantéense los padres tras leer todo lo dicho si a su juicio se justifica dar tales fármacos a sus hijos en el caso de que alguien les diagnostique que sufren TDAH. En primer lugar porque ni siquiera está científicamente constatado que tal “enfermedad” exista; y en segundo lugar porque ello puede conducirles a la senda de la cocaína pediátrica, al deterioro físico y mental irreversible o, sencillamente, a la muerte.
E) DIAGNÓSTICOS ERRÓNEOS
Según la National Alliance Against Mandated Mental Health Screening & Psychiatric Drugging of Children muchos psiquiatras están diagnosticando erróneamente a niños con TDAH al no tener en cuenta síntomas que a menudo pueden ser identificados. Estas son algunas de las patologías que pueden presentar síntomas similares:
– Hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre). Puede provenir de desórdenes tiroideos, hepáticos, pancreáticos, anormalidades de las glándulas suprarrenales e, incluso, de una dieta insuficiente.
– Alergias. Entre el 15 y el 20 de las personas tienen algún tipo de alergia.
– Problemas de aprendizaje. Si el lugar primario de problemas de conducta está en la escuela distintos
– Problemas en el aprendizaje pueden ser la causa de la conducta aparentemente patológica.
– Hiper o hipotiroidismo. Este desequilibrio puede afectar a todas las funciones del cuerpo.
– Problemas de vista y oído. Si un niño no puede ver o oír adecuadamente la escuela y las cosas diarias de su vida son casi imposibles pudiendo provocarle síntomas similares a los del TDAH.
– Niveles de plomo. Incluso en ausencia de envenenamiento clínico las investigaciones señalan que los niños con excesivo nivel de plomo padecen coeficientes intelectuales reducidos, déficit de atención y una actuación escolar pobre. El plomo es el principal culpable de la hiperactividad causada por toxinas.
– Problemas espinales. Algunos problemas espinales pueden causar síntomas similares a los del TDAH porque si la médula no se conecta correctamente al cerebro los nervios pueden enviar señales erróneas.
– Intoxicación por productos químicos. Los niños son más vulnerables a las toxinas que los adultos.
– Pesticidas, herbicidas, desinfectantes, aditivos, etc., pueden afectar las conductas de los niños y ocasionarles
– Hiperactividad, déficit de atención, irritabilidad y problemas de aprendizaje.
– Envenenamiento por monóxido de carbono. Miles de niños se contaminan cada año por este gas usado en calentadores, chimeneas y secadores.
– Desórdenes metabólicos. Reducen el suministro de glucosa al cerebro y pueden causar síntomas como los del TDAH.
– Defectos genéticos. Algunas formas benignas de desórdenes genéricos pueden pasar inadvertidas en los niños y provocar algunos de los síntomas del TDAH. Muchas enfermedades genéticas afectan el funcionamiento del cerebro a través de una variedad de caminos.
– Los desórdenes de sueño. U otros problemas que causan fatiga e irritabilidad durante el día.
– Altos niveles de mercurio y manganeso. Los niños que tienen amalgamas de mercurio en la boca corren un alto riesgo de tener niveles altos de mercurio.
– Déficit de hierro. El hierro es un componente esencial de la hemoglobina, el pigmento de transporte del oxígeno en la sangre.
– Deficiencia de vitaminas del grupo B. Muchos expertos creen que una de las causas principales de la falta de atención, hiperactividad, rabietas, desórdenes de sueño, olvido y agresividad los generan problemas con los neurotransmisores cerebrales. La falta de vitaminas del grupo B -especialmente la B6- puede estar en el origen del problema.
– Exceso de algunas vitaminas. El exceso de algunas vitaminas puede causar los mismos síntomas del TDAH.
– El síndrome de Tourette. Se trata de una condición rara pero disociadora. Involucra tics múltiples, tics normalmente faciales que consisten en hacer muecas y pestañear repetidamente.
– El Trastorno de la Integración Sensorial. Impide el procesamiento normal de la información recibida a través de los sentidos causando problemas de aprendizaje, desarrollo y conducta.
– La diabetes temprana. Los síntomas incluyen agresión, depresión y ansiedad. Si se tiene una historia familiar de diabetes verificar esto es imperativo. .
– Enfermedades del corazón. Los trastornos cardíacos pueden reducir el suministro de sangre, oxígeno y nutrientes al cerebro.
– Desorden Bipolar. Los expertos declaran que un 85% de los niños con Desorden Bipolar manifiestan síntomas muy parecidos. Algunos de los síntomas son distracción, hiperactividad, impulsividad, inquietud, humor deprimido, baja autoestima y muchos más. El Desorden Bipolar debe descartarse antes de que el TDAH sea considerado porque se tratan con medicaciones diferentes.
– Lombrices. Ponen sus huevos en el área anal causando picores que por la noche son muy molestos. La falta de sueño de este tipo de infestación puede causar irritabilidad o mala conducta durante el día.
– Infecciones virales o bacterianas. Determinados tipos de infecciones provocan algunos síntomas parecidos a los del TDAH.
– Desnutrición o una dieta inadecuada. Una dieta apropiada es necesaria para el crecimiento de los niños.
– Algunos desórdenes como las anemias reducen oxígeno al cerebro lo que causa perturbaciones que pueden provocar síntomas similares a los del TDAH.
– Olfatear materiales -intencionada o involuntaria mente- como cola u otros productos de limpieza del hogar.
– Drogas. De prescripción e ilegales pueden causar atrofia del cerebro llevando a una perturbación del conocimiento y la conducta. Si su niño toma rutinariamente medicaciones de prescripción para el asma, fiebre del heno, alergias, dolores de cabeza o cualquier otra condición considere la posibilidad de que las drogas estén contribuyendo a los problemas de conducta.
– Falta de ejercicio. Algunos niños hiperactivos no realizan suficiente ejercicio activo para mantenerse saludables mental y físicamente. El ejercicio puede hacer a las personas más felices, menos ansiosas, menos hiperactivas y menos deprimidas.
– Niños superdotados. Los niños superdotados despliegan a menudo síntomas de TDAH porque la mayoría del tiempo se aburren con lo que otros niños de su edad está haciendo.
– Problemas emocionales. Niños que están experimentando muy a menudo problemas emocionales despliegan síntomas de TDAH. Por ejemplo, niños que constantemente son sujetos de burlas en la escuela pueden mostrar síntomas similares.
– Niños rebeldes. Algunos niños etiquetados corno hiperactivos son simplemente niños indisciplinados. Los niños necesitan disciplina y reglas pero no abusos y que existan consecuencias cuando se rompen.
– Falta de capacidad para la comunicación. Un niño puede tener ataques de rabia cuando no entiende un problema y es incapaz de expresar cómo se siente.
– Infestación de Cándidas. Causa hiperactividad en los niños.
– Mala metabolización de los hidratos de carbono y los lácteos. Pueden causar problemas que también tienen los mismos síntomas de TDAH.
F) CONSEJOS ÚTILES
Juan Manuel Ceballos -psicoterapeuta Gestalt mexicano especializado en niños y adolescentes- escribió algunas ideas para ayudar a los niños con TDAH: Si usted ha pensado en medicar a su hijo le invito a considerar que los medicamentos que se usan actualmente suelen ser altamente adictivos. Pueden ser la puerta para el uso y abuso de drogas en el futuro. A continuación propongo algunas ideas para disminuir notoriamente los síntomas del trastorno del TDAH sin recurrir a drogas. Estos cuidados pueden dárseles a niños normales sin causarles ningún daño y obteniendo los beneficios de su aplicación:
Cuidar el régimen alimenticio
1. Disminuir la cantidad de azúcares y carbohidratos en la dieta a fin de disminuir la formación de serotonina, químico cerebral causante de irritabilidad, inatención e intranquilidad durante el día.
2. Evitar el uso de saborizantes y preservadores artificiales ya que pueden causar alergia y, por consecuencia, hiperactividad.
Promover nuevas actividades
1. Definir y aplicar límites concisos y claros (reglas y consecuencias lógicas de romper el límite ). Aplicados con congruencia, firmeza y afecto.
2. Limitar el uso de la televisión y videojuegos ya que promueven la irritabilidad y acortan los periodos de atención. Adicionalmente evitan el movimiento y el desarrollo social del niño.
3. Promover disciplinas deportivas tales como ballet o artes marciales para buscar coordinación, autocontrol y concentrar la atención.
4. Canalizar la energía creativa buscando actividades artisticas tales como pintura, música, modelado en plastilina o arcilla, teatro, etc.
Entrenamiento
1. Ayudarlo a formar rutinas que lo auxilien en el desarrollo de sus actividades. Formación de buenos hábitos.
2. Enseñarle técnicas de relajación y concentración así como Yoga y Meditación.
3. Ayudarlo a adquirir maestría en actividades cotidianas.
4. Apoyarlo para que desarrolle actividades sociales.
5. Enseñarle a resolver problemas (analizarlos, buscar soluciones y llevarlas a cabo).
6. Perrnitirle y enseñarle a elegir.
Mejorar la autoestima del niño
1. La auto estima se mejora con respeto, cariño, aceptación y apoyo.
2. Conocer más a su hijo, acercarse y fomentar una buena relación.
3. Buscar el canal adecuado para acercarse y captar su atención (táctil, auditivo, visual, etc.).
4. Aceptar las limitaciones del niño y no forzarlo.
5. Documentarse, obtener información amplia y suficiente sobre el síndrome y su tratamiento.
6. Orientar a los profesores sobre el trato hacia su hijo. En caso necesario considerar otras escuelas
donde se le respete y apoye.
7. Inscribirlo en un proceso de psicoterapia humanista.
8. Considerar la Terapia Familiar.
9. No etiquetarlo negativamente.
10. Tener mucha paciencia.
11. Proporcionar al niño mucha atención y afecto.
1. Tratamiento de la hiperactividad
El tratamiento depende de cada caso individual.
El tratamiento farmacológico es a base de estimulantes para ayudar a que el niño pueda concentrarse mejor, y sedantes en el caso de que el niño muestre rasgos sicóticos. El tratamiento farmacológico que debe prescribir un neurólogo o psiquiatra y que se está utilizando para estos niños es el metilfenidato (el famoso Rubifén o Ritalín), la dextroanfetamina (Dexedrina) y la pemolina magnésica como (Cylert) pero estos dos últimos no están disponible en España.
Todos estos medicamentos facilitan la acción de la dopamina y de la noradrenalina (los dos neurotransmisores implicados en el trastorno) y por ello actúan de inmediato.
En este sentido, mi opinión personal sobre medicar a estos niños es de total desaprobación y rechazo. Ya ha quedado claro el riesgo de administrar este tipo de medicamentos a los niños.
En el peor de los casos, se puede mejorar prácticamente cualquier cuadro de “hiperactividad”, con otros tratamientos manuales.
1.1. Test nutricionales realizados
Cuando buscamos una alternativa a los tratamientos “oficiales” para el ADHD, siempre pensamos remedios varios, los cuales son efectivos y muy válidos. Pero nunca pensamos que cambiando unos hábitos alimenticios se pueda conseguir. En esta sociedad de consumo los alimentos naturales (sin clase de aditivos) son difíciles de encontrar. En cualquier supermercado encontramos todo tipo de con conservantes y saborizantes o llenas de pesticidas. Desde hace más de 40 años se han realizado, con éxito, programas de nutrición para ver los efectos en el comportamiento de los niños.
En Helix High School, cerca de San Diego, en 1962 Gina Larson, la encargada de la cafetería, hizo los siguientes cambios en la dieta:
. Eliminó todas las comidas que contenian azúcar del menú así como los dulces y otras chucherías de la máquina expendedora.
En 1977, Elizabeth Cagan y Barbara Friedlander Meyer emprendieron un programa en la ciudad de New York en el que implementaron los siguientes cambios:
. Redujeron dramáticamente todas las fuentes de azúcar refinada en las comidas.
. Se eliminaron todas las comidas con saborizantes y colorantes.
. Se puso un límite a la cantidad y tipo de conservantes que permitían en la comida preparada que usaban.
En 1997 un grupo privado llamado Natural Oven hizo un programa alimenticio para el Central Alternative High School de Appleton, Wisconsin, haciendo los siguientes cambios dietarios:
. Hamburguesas, patatas fritas y burritos fueron sustituidos por ensaladas frescas, carnes preparadas con recetas caseras y pan integraL
. Fruta fresca se añadió al menú.
. Agua fresca llegó a las mesas.
. Las máquinas expendedoras de refrescos y dulces desaparecieron.
En todos estos estudios se ha visto una mejora en la realización académica, la habilidad para concentrarse y las conductas sociales.
1.2. Nuestro cuerpo es química
Tenemos que tener en cuenta que todos los humanos tenemos una química diferente y que reaccionamos a los alimentos de una forma diferente. Esta diferenciación química se refleja en el cuerpo en la forma del grupo sanguíneo, pues si a una persona le hacen una transfusión de sangre y esta es de diferente grupo (diferente química), esto puede traer fatales consecuencias.
El doctor Peter D’Adamo después de muchos años de investigación, ha sacado a la luz el libro “Los Grupos Sanguíneos y la Alimentación” en el que explica toda esta fonna de nutrición que puede dar a sus hijos un cambio en su alimentación que también puede ser atractivo para sus sentidos. En esta dieta muchos alimentos, que en otras dietas estan absolutamente prohibidos, aquí, para sorpresa de muchos, no lo están, pero todo lo que comemos es Materia de Luz ¿No es así? Entonces no es pecado ni blasfemia comer cualquier clase de alimento si esto lo hacemos con respeto y dando las gracias.
Para terminar, un pequeño resumen de esta maravillosa dieta:
Si tu grupo es 0, come mucha proteína (carne roja) y pocos hidratos de carbono.
Si tu grupo es A, tendrías que ser vegetariano (alta en hidratos de carbono, baja en grasa).
Si tu grupo es B, puedes disfrutar de la mayoría de los productos evo-lácteos, también de una dieta equilibrada de carne, pescado, cereales, vegetales y fruta.
Si tu grupo es AB, tu dieta debería ser mayormente vegetariana, con un modesto suplemento de carne y productos evo-lácteos.
1.3. Algas Klamath
Extracto del libro “Trastorno de Deficiencia de Atención con Hiperactividad, un planteamiento nutricional” de KarI J. Abrams: “Aun cuando está eliminando toxinas medio ambientales lo más posible, la alga azul/verde AFA ayuda a re activar cada célula del cuerpo. Específicamente, hace que la capa más exterior de las células (membranas celulares) sea más fluida y flexible, permitiendo que entren los nutrientes, eliminando a la vez de forma más eficiente productos de deshecho. Así que, el alga azul/verde AFA no sólo ayuda a eliminar toxinas del cuerpo sino que también ayuda al cuerpo a absorber nutrientes.
¿Qué pasa con otros? ¿Qué pasa con nuestros niños? ¿Puede el alga azul/verde darles el empuje nutricional que puedan necesitar? He sido profesor de química durante 20 años. Como educador, me he interesado en los efectos positivos que la alga azul/verde puede tener en los niños, particularmente en los niños con síntomas de un trastorno llamado Trastorno de Deficiencia de Atención con Hiperactividad (ADHD). Tales síntomas incluyen impulsividad, poca capacidad de mantener la atención e hiperactividad. He descubierto la respuesta para la pregunta de arriba y es: sí, el alga azul/verde puede mejorar dramáticamente las vidas de niños y adultos con ADHD (y sus familias). El propósito de este libro es explicar cómo puede ayudar.
1.4. ADHD: Causas nutricionales potenciales e intervenciones
De acuerdo con los nutricionistas, bioquímicos y personas concienciadas con la salud, una dieta equilibrada, incluyendo células largas (comidas “normales” como vegetales, carne y patatas) y células pequeñas (algas) es necesaria para la salud mental, emocional y física. Además, una mejora en la salud puede ocurrir comiendo frutas y vegetales orgánicos, que desintoxican e impulsan el sistema inmunitario del cuerpo.
Estudios realizados en las alteraciones de la dieta han mostrado tener efectos dramáticos no sólo en la salud física sino en el funcionamiento mental también. Por ejemplo, Lesley Colgan del Instituto Colgan de Ciencia Nutricional de San Diego dirigió un estudio sin precedentes en la dieta de los niños de 22 semanas de duración. Los niños respondieron positivamente a una dieta especial que consistía en fibra, cereales intercomidas sin procesar, sin azúcar refinada (suplementado con un compuesto de multivitaminas y multiminerales) en particular, observaron mejoras dramáticas en las capacidades de aprendizaje de 16 niños diagnosticados con problemas de aprendizaje y conducta.
En otro estudio realizado en 1988, descubrieron que la complementación con vitaminas y minerales puede incrementar significativamente el intelecto no-verbal en los niños. Vitaminas, tales como tiamina, niacina y vitaminas B6 y B12 son nutrientes vitales y especialmente importantes para el funcionamiento del cerebro y sistema nervioso. Inversamente, la malnutrición y una dieta tóxica tiene consecuencias profundamente negativas en el funcionamiento mental y emocional.
Recientemente, han sido realizados varios estudios sobre los efectos del alga azu1Jverde AFA en niños y adultos con ADHD con resultados positivos y muy prometedores. En particular, un estudio en Nicaragua, en 1992, mostró los efectos beneficiosos del alga azul/verde AFA en el rendimiento escolar de los niños. Los resultados revelaron un aumento en la media académica de los resultados de 1.482 niños que ingirieron 1 gramo de alga azul/verde diariamente. Los resultados académicos subieron de un punto de referencia del 64 al 81 un año más tarde. Es realmente asombroso que una cantidad tan modesta del alga azul/verde AFA pueda resultar eh enormes beneficios.
Otro estudio de la Universidad de Centro-América, en 1995, también investigó los efectos que tiene más o menos 1 gramo del alga azul/verde AFA en el rendimiento escolar como también en toda la salud. Ellos supervisaron un grupo de 111 niños durante seis meses que estuvieron tomando el alga y compararon los resultados con los de un grupo de control con el mismo número de niños. A los niños que tomaban las algas se les notaban mejorías notables en la participación en clase y la capacidad global de enfocarse en determinadas tareas.
Un estudio, en particular, sobre las algas azul/verde AFA es especialmente esclarecedor y todavía es de mis favoritos. Tomaron parte 109 niños con un promedio de 9 años de edad, (55 chicas y 54 chicos) padres respondieron a un artículo publicado en dos revistas de Estados Unidos. Los padres rellenaron cuestionario estándar que preguntaba sobre el historial académico, médico y de conducta de sus niños. Al final de este estudio de diez semanas de duración, se les pidió a los padres que rellenaran otro cuestionario estándar con respecto a las mejoras. Especialmente, los padres informaron de “considerables mejoras en la habilidad para enfocarse, entender instrucciones y concentración, menos síntomas de ansiedad, depresión y retraimiento”. Los profesores que tomaron parte en el estudio informaron de “una mejora en la habilidad de enfocarse y concentrarse, una reducción en coductas agresivas y de farsa.
Así que los resultados de este estudio indican que “cambios significativos y positivos en los niños fueron evidentes en muchas conductas y que todos los niños pueden incrementar su habilidad para concentrarse si añaden las algas a su dieta”.
1.5. Ginseng y Ginko Biloba
En un estudio publicado en el Diario de Psiquiatría y Neurociencia de la Asociación Médica Canadiense (www.cma.ca) han descubierto que el Ginko Biloba y el Ginseng pueden ofrecer una alternativa natural a aquellos que sufren de Trastorno de Deficiencia de Atención con Hiperactividad. Se les administró 50 mg de Ginko Biloba y 200 mg de ginseng durante 4 semanas a 36 pacientes de edades comprendidas entre los 3 y los 17 años. A los padres se les pidió que evaluaran cualquier cambio a las dos y a las cuatro semanas.
Informaron que acciones tipo hiperactivas/impulsivas y problemas sociales, síntomas del Trastorno de Deficiencia de Atención con Hiperactividad, se redujeron.
2. La hiperactividad y algunos aditivos de bebidas y golosinas
La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), dependiente de la Comisión Europea, ha estudiado la posible relación entre hiperactividad infantil y una serie de colorantes y conservantes que se añaden a bebidas que con frecuencia toman los niños. La decisión se tomó después de que un estudio británico realizado por la Food Standards Agency (FSA) haya demostrado esta relación. Según el estudio en el que participaron más de 300 niños de entre tres y nueve años, se detectaron importantes diferencias entre los comportamientos de los menores que habían consumido bebidas de fruta que contenían una mezcla de determinados colorantes y conservantes. Los efectos de la combinación de estos aditivos no se aprecian en niños que sufren casos extremos de hiperactividad, sino que dichos efectos se aprecian entre los niños sanos. Asimismo, son los niños más pequeños, los de tres años, los que más síntomas de hiperactividad demuestran después de ingerir los aditivos.
Los colorantes y conservantes objetos del estudio son los E102 (tartracina), presente en refrescos, helados, golosinas, palitos de pescado, pasteles y galletas y que cuando se mezcla con ácido benzoico puede provocar hiperactividad y reacciones alérgicas en los niños, E104 (amarillo de quinoleína), aparece en golosinas y refrescos de color naranja, conservas vegetales, helados y cosméticos y que también puede causar hiperactividad en los niños aunque se absorbe poco en el aparato digestivo, E110 (amarillo anaranjado), utilizado en yogures, pan envasado y golosinas de color naranja y relacionado con reacciones alérgicas y efectos secundarios como con gestión nasal e hiperactividad, E122 (azorrubina), presente en golosinas, yogures, helados y pastelería y que puede causar comportamientos hiperactivos y reacciones alérgicas sobre todo en personas alérgicas a la aspirina, E124 (rojo cochinilla), utilizado en golosinas, mermeladas, postres de color fresa, sucedáneos de caviar y chorizo y que provoca hiperactividad en los niños además de tener un posible efecto cancerígeno, E129 (rojo allura), aparece en condimentos, golosinas y refrescos y que se ha relacionado con reacciones alérgicas, y E211 (benzoato sódico), presente en refrescos, zumos, aderezos de ensaladas, salsas siendo uno de los conservantes más utilizados en el mundo y cuya toxicidad es mayor que la de otros conservantes. El caso es que la mayoría de las bebidas comerciales incluyen mezclas de estos conservantes.
En la actualidad, los aditivos que se usan en los productos alimenticios en Europa tienen que ajustarse a regulación estricta que incluye su mención en el etiquetado incluyendo no sólo su nomenclatura (EXXX), sino su nombre completo para facilitar que los consumidores los identifiquen.
Conclusión: Alimentar a los niños a base de productos procesados, con altos contenidos en grasa, sal o azúcar, no es bueno para su salud. La mayoría de las bebidas refrescantes, refrescos, comidas preparadas, caramelos y golosinas, contienen los colorantes y conservantes que han sido objeto de este estudio. Conviene evitar en 10 posible este tipo de alimentación (ver apéndice II).
3. Remedios naturales en el tratamiento del TDAH
El tratamiento del TDAH pasa por una terapia conductual y educacional, en la que se le enseña al niño a centrar su atención, a superar sus problemas de aprendizaje, adaptación al entorno y relación con los demás .
También resultan muy útiles los ejercicios de relajación y visualización.
3.1. Flores de Bach para el TDAH
. Clematis: falta de concentración, distracción, estar ausente.
. Cherry plum: falta de concentración y nerviosismo.
. Impatiens: impaciente, se enfada con facilidad.
. Larch: falta de confianza y sentimientos de inferioridad.
. Verbena: hiperexcitación, entusiasmo excesivo.
3.2. Fitoterapia para el TDAH
. Ginkgo biloba: aumenta el riego sanguíneo en el cerebro, facilitando que las neuronas reciban mayor cantidad de oxígeno y nutrientes. De este modo aumenta la capacidad de concentración y la mejoría de la memoria.
. Vmcapervinca: actúa a nivel del tejido cerebral, mejorando la oxigenación de las células.
. Ginseng y eleuterococo: tonifican y aumentan la capacidad para la concentración y la memoria.
. Avena, verbena, escute1aria y zapatito de dama: ayudan a reducir la tensión nerviosa y tonifica el sistema nervioso central.
. Tila y pasiflora: en casos de ansiedad y tensión nerviosa.
3.3. Vitaminas y oligoelementos para el TDAH
. Vitaminas del grupo B: concretamente Bl, B2, B5, B6 Y B12: actúan en la transmisión de la corriente nerviosa y la formación de las membranas de fosfolípidos, moléculas que desempeñan un papel importante en todos los intercambios entre neuronas.
. Vitamina E: actúa como un potente antioxidante cerebral, protegiendo las neuronas.
. Fósforo y calcio: resultan importantes para el funcionamiento del metabolismo de las neuronas.
. Cobre: es necesario para el metabolismo del fósforo y calcio.
. Silicio: protege contra el envejecimiento, estimula el sistema nervioso y actúa contra la atonía cerebral y deficiencia intelectual.
3.4. Complementos dietéticos para el TDAH
. Lecitina de soja: es un complejo natural de fosfolípidos que se encuentra en las semillas de la soja y en las membranas de las células nerviosas y del cerebro. Ayuda a mantener una buena transmisión de los impulsos nerviosos lo que mejora el rendimiento intelectual.
. Aceite de onagra: regula la función cerebral, controlando las sustancias transmisoras del sistema nervioso.
, Levadura de cerveza: debido a su alto contenido en vitaminas del grupo B y calcio, resulta uno de los mejores aliados del cerebro.
4. La terapia craneal y el desorden de déficit de atención
La osteopatía craneal se utiliza con bastante éxito en el tratamiento del desorden de déficit de atención (DDA) y la hiperactividad. Según John E. Upledger, D.O. la experiencia clínica sugiere que en un número significativo de casos de DDA e hiperactividad, un problema estructural puede ser un factor primario que contribuye en el complejo de síntomas. Cuando este problema estructural está presente y es corregido, los síntomas del DDAy/o hiperactividad desaparecen de forma rápida, a menudo en minutos u horas. Si la corrección estructural es mantenida mediante un tratamiento, los efectos pueden ser permanentes.
A veces, el problema estructural requiere correcciones estructurales múltiples. Sin embargo con cada tratamiento terapéutico, el proceso correctivo se vuelve más fácil y la mejora de los síntomas se mantiene de manera prolongada hasta que, finalmente, ni el problema estructural ni los síntomas de DDAy/o hiperactividad reaparecen.
El problema estructural que a menudo parece estar relacionado causalmente con el DDA y/o la hiperactividad es uno que puede ocurrir frecuentemente durante el parto obstétrico. Durante el proceso del parto, sea natural o instrumental, el niño va haciendo adaptaciones al canal del parto, (blando y duro), y su cabeza va adaptando su forma a este canal, con lo que el SNC que está dentro de la cabeza, puede sufrir compresiones o cualquier otro tipo de restricción (falta del movimiento fisiológico y función de una estructura) debido a esta adaptación a la forma que está adquiriendo la cabeza.
Ocurre cuando hay una excesiva hiperextensión hacia atrás de la cabeza del niño y la base occipital del cráneo se comprime con la primera vértebra cervical (Atlas).
Las superficies articulares entre el hueso occipital y el Atlas tienen una orientación horizontal en forma de V; con el vértice mirando hacia delante. La posición de parto más común para un recién nacido es mirando hacia la espalda del cuerpo de su madre. Por lo tanto, la parte posterior de la cabeza del niño se ve comprometida por el complejo del hueso púbico de la madre. En algunos casos la cabeza puede estar severamente angulada contra el cuello. Esta posición representa una situación de amenaza para el sistema nervioso del recién nacido (el cuello puede romperse sí la angulación va más allá). Una respuesta obvia a este tipo de amenaza es la contracción o rigidificación de los tejidos (músculos, etc.) para prevenir un daño que amenace la misma vida. Cuando el parto ha terminado, la rigidez tisular puede relajarse o puede que no. Si no se relaja, el occipital se mantiene en esa posición de hiperextensión hacia atrás contra el Atlas. Si los tejidos blandos se relajan, las superficies óseas pueden o no liberarse entre sí. Si la situación de cabeza – cuello no puede auto corregirse de forma natural, o si no existe un terapeuta cráneo-sacral capacitado que ayude a la normalización cráneo-cervical, la permanencia de esta situación restrictiva conllevará un aumento anormal del tono de los músculos de la nuca y el cuello. Algunos tejidos blandos pueden incluso fibrosarse o estar hipertónicos. Otro resultado de esta equivocada, pero bien intencionada, respuesta tisular, es el aumento de la presión posterior para el flujo de salida de sangre a través del agujero yugular, localizado en medio de esta sobrerreacción, que por otro lado es una protección de los tejidos. Las venas yugulares salen del cráneo a través de estos agujeros, así como lo hacen también los nervios craneales glosofaringeo, vagó y espinal. Y cuando ocurre una compresión de estos nervios, se ven afectadas las funciones que rigen, siendo las más importantes las del Vago, que no sólo inerva estructuras de la cabeza y cuello, (corno ocurre con los otros pares), sino que desciende al tórax y al abdomen contribuyendo a la formación de los plexos vegetativos que inervan las VÍsceras. Es EL MAYOR NERVIO PARASIMPATICO y POR TANTO EL MAS IMPORTANTE ANTAGONISTA DEL SIMPÁTICO, de ahí la gran importancia que tiene en la hiperactividad.
El incremento de la respuesta tisular, que conlleva la elevación de la resistencia al flujo venoso de salida puede reducir el grado de circulación de fluidos fisiológicos dentro y alrededor del cerebro. Estos fluidos incluyen 10 que son el líquido cefalorraquídeo, el fluido intracelular, el fluido intersticial, la linfa y la sangre.
La reducción en la limpieza de los productos de desecho es secundaria a la reducción en la eficiencia de este sistema de fluidos, siendo el resultado una anormal acumulación de estos productos, y por lo tanto, contribuye a la irritabilidad del cerebro. Cuando el movimiento de los fluidos es restaurado, los síntomas de DDA y la hiperactividad con frecuencia desaparecen. Además, la irritación de los nervios craneales a su salida por el agujero yugular puede ser la causa de cólicos, trastornos gástricos y/o dificultades para la deglución dependiendo del grado de afectación de los nervios glosofaríngeo y vago. El nervio espinal accesorio, cuando está irritado, puede causar un excesivo tono en los músculos principales del cuello.
La osteopatía craneal es la elección ideal para resolver los problemas estructurales antes mencionados.
Aunque lo más común es que este problema en la nuca ocurra durante el parto, puede también ser resultado de diferentes tipos de accidentes o traumatismos que “impactan” la parte posterior de la cabeza contra el cuello.
Afortunadamente, el problema puede ser corregido por el osteópata en poco tiempo; es comprensible que el tratamiento “ideal” se aplique lo antes posible, pero los niños y adultos pueden beneficiarse de esta terapia a cualquier edad, sin contraindicaciones.
Estas restricciones originadas en el parto, o en algunos casos por accidente, crean en el sistema cráneo-sacro del niño una tensión/es que le están afectando física y emocionalmente, dada la complejidad y cantidad funciones que en su persona están alteradas, lo que puede originar en el niño y adulto, entre otras patologías:
. Color. una cianosis puede ser debida a una lesión que afecta al ganglio basal del par X o a los centros respiratorios situados en el suelo del IV ventrículo.
.Comportamiento: letargia, estupor, sueño excesivo, irritabilidad, insomnio,
. Ojos: la miopía congénita puede estar provocada por un traumatismo del occipital. La diplopía con un mal alineamiento de las orbitas, Nistagmus, estrabismo: nervios de los músculos externos del globo ocular, pares III, IV Y VI.
. Gritos anormales: sugieren algún problema del núcleo del vago en el suelo del IV ventrículo. La ausencia o retraso de los gritos hay que tenerla en cuenta, ya que la naturaleza destina los primeros esfuerzos vigorosos a superar la hipoxia y a favorecer la apertura de los elementos pre-óseos.
Los gritos débiles, los gemidos, ronquidos, pueden sugerir lesiones craneales.
. Dificultad para mamar y chupar: cuando mama el niño presiona con su lengua el techo de la boca de manera que moviliza la SEB liberando así el MRP. Cuando encontramos estas dificultades podemos pensar en el par XII el hipogloso, que sale del cráneo por el agujero condilar, y toda disfunción o compresión de los cóndilos occipitales puede crear una patología de este nervio traduciéndose en una perturbación de los músculos de la lengua. La corrección de los cóndilos da una mejoría rápida. Igualmente puede haber una compresión del vago en el suelo del IV ventrículo, que acarrea babeos y regurgitaciones no relacionadas con una estenosis de píloro.
. Crecimiento anormal: el desarrollo del cerebro comanda el del cráneo y viceversa, así en la hidrocefalia hay un desarrollo exagerado del cráneo a causa de un aumento de presión intracraneal.
. Trastornos motores: espasticidad muscular, parálisis, movimientos voluntarios acompañados de otros involuntarios, convulsiones, retraso de la motricidad, epilepsia, tortícolis congénitas, trastornos del lenguaje y del comportamiento, desviaciones vertebrales, trastornos ORL como otitis, rinofaringitis, laringitis, asma.
Todos estos problemas pueden estar en relación con lesiones craneales.
Nota: en las patologías descritas hemos de revisar y tratar, si es preciso, los temporales, occipital y esfenoides.
En casos de inestabilidad nerviosa: lágrimas continuas, temblores rápidos en el niño, hacen pensar en una irritación de los haces piramidales al nivel del agujero occipital y a tensiones membranosas.
En problemas del sueño, como el insomnio, puede ser consecutivo a un desequilibrio entre los movimientos del sacro, del esternón y del occipucio, es decir, de los tres diafragmas.
En problemas del comportamiento: disturbios del lenguaje, dislexia, disturbios de la escritura, etc. verificar las membranas intracraneales, los parieta1es, las temporales y los frontales.
En problemas de coordinación motriz, pensar en los frontales.
En desórdenes psiquiátricos, pensar en liberar la bóveda y la sincondrosis esfeno-basilar.
Protocolo terapéutico en la hiperactividad
Antes de afrontar el tratamiento craneal, no olvidamos de revisar el conjunto de la estructura y su posible tratamiento si fuera preciso.
1. Descompresión lumbo-sacra .
2. Bombeo del sacro .
3. Tratamiento del diafragma pélvico .
4. Tratamiento del diafragma torácico .
5. Tratamiento del difragma torácico alto .
6. Descompresión occípito-atloidea, A-O .
7. Bombeo occipita1 .
8. CV4 .
9. Extensión de la escama del occipucio .
10. Descompresión occipitomastoidea .
11. Descompresión de la base del occipital .
12. Tratamiento del frontal .
13. Tratamiento del esfenoides .
14. Tratamiento de los temporales .
15. Técnica de descompresión de la base craneal .
16. Técnica de descompresión del agujero yugular .

Tratado integral de Osteopatía Pedríatica
Francisco Fajardo, D.O., FRNO
Editorial Dilema

Anuncios

Aromaterapia clínica en patologías físicas. Uso de aceites esenciales por patología

Aromaterapia Clínica (patologías físicas)
ACCIDENTE CEREBROVASCULAR (ACV):

– TROMBOSIS CEREBRAL: Según ensayos médicos los aceites de canela y de clavo tienen propiedades anticoagulantes y pueden emplearse como medida preventiva para reducir el riesgo de trombosis cerebral. Además son también eficaces los aceites esenciales de helicrisum, ciprés, geranio, enebro, menta, limón, naranja, cistus, eucalipto, romero, albahaca,bergamota, manzanilla romana, lavanda, cedro, helicrisum, tomillo, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, ylang ylang, cardamomo, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ICTUS HEMORRÁGICO: Aceite esencial de ciprés, helicrisum, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

AFECCIONES MENSTRUALES:

– ENDOMETRIOSIS: Aceite esencial de hinojo, salvia sclarea, romero, melaleuca alternifolia y quinquenervia, clavo y musk (Aceite Sagrado). Es muy efectivo el uso de una compresa caliente a la que se añaden los aceites esenciales colocada sobre el abdomen.

– METRORRAGIA: Aceite esencial de geranio, helicrisum, cistus y musk (Aceite Sagrado). Aplicar los aceites disueltos en un aceite portador en la coronilla, frente, planta de los pies, abdomen y zona lumbar. También el uso de una compresa caliente con los aceites ayuda a regular el sangrado.

– DESEQUILIBRIO HORMONAL: Aceite esencial de geranio, salvia sclarea, salvia española, hinojo, lavanda, milenrama, menta, mejorana, palisandro, vetiver, naranja, limón, romero, cardamomo, ylang ylang, loto, sándalo, jazmín y musk ( estos últimos cuatro son Aceites Sagrados).

– HISTERECTOMÍA: Aceite esencial de salvia sclarea, hinojo, lavanda, milenrama, mejorana,palisandro, vetiver, geranio, naranja, ylang ylang, loto sándalo, jazmín y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– DISMENORREA: Aceite esencial de menta, hierba del gato, salvia sclarea, salvia española, manzanilla, hinojo, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– CALAMBRES MENSTRUALES: Aceite esencial de salvia sclarea, romero, lúpulo, salvia española, lavanda, manzanilla romana, ciprés, estragón, vetiver, valeriana, mejorana, milenrama, menta, geranio, arrayán, nuez moscada, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– SÍNDROME PREMENSTRUAL: lúpulo, salvia sclarea, semillas de anís, hinojo, albahaca, hisopo, nardo, mejorana, lavanda, menta, ciprés, nuez moscada, manzanilla alemana, casia, cálamo, canela, ylang ylang, bergamota, neroli, palisandro, loto, incienso, mirra, jazmín, rosa y musk (estos 6 últimos son Aceites Sagrados).

AFTAS BUCALES: Aceite esencial de melisa, clavo, lavanda, niaouli, limón, canela, romero, ciprés, ylang ylang, cedro, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ALCALOSIS: Aceite esencial de jengibre, estragón, enebro, hinojo, anís y patchouli.

ALERGIAS (ALIMENTARIAS Y FIEBRE DEL HENO): Aceite esencial de lavanda, ledum, manzanilla alemana, manzanilla romana, hisopo, geranio, ylang ylang, naranja, angélica, salvia española, palisandro, limón, palmarrosa, bergamota, helicrisum, semilla de apio, loto, sándalo, incienso, rosa, jazmín (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

ALOPECIAANALGÉSICO: Aceite esencial de menta, elemí, gaulteria, clavo, lavanda, helicrisum, clavo, romero, canela y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ANTISÉPTICO: Aceite esencial de tomillo, clavo, romero, árbol del té, ajedrea, eucalipto, casia, ravensara, gaulteria, citronela, naranja, limón, comino, hisopo, ajedrea, lavandín y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ARTERIOESCLEROSIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, ciprés, naranja, tomillo, mejorana, ylang ylang e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

ARTRITIS:

– OSTEOARTRITIS: Aceite esencial de nuez moscada, clavo, manzanilla alemana, helicrisum, pino, ciprés, menta, pícea, vetiver, mejorana, romero, eucalipto, pimienta negra, elemí, lavanda, sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ARTRITIS REUMATOIDEA: Aceite esencial de menta, gaulteria, orégano, helicrisum, nuez moscada, clavo, vetiver, mejorana, ciprés, ajedrea, valeriana y sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ASMA: (NOTA: Los aceites esenciales no deben ser inhalados para problemas de asma, sino que deben ser ingeridos o aplicados en las plantas de los pies o masaje). Aceite esencial de ravensara, manzanilla romana, eucalipto, abeto balsámico, pino, menta, tomillo, niaouli, limón, lavanda, enebro, mejorana, ajedrea, clavo, árbol del té, jengibre, hinojo, anís, estragón, citronela, lavandín, artemisa, cedro, pícea, palisandro, ylang ylang, sándalo, rosa e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

BUCALES, PROBLEMAS:

– GINGIVITIS Y PERIODONTITIS: Aceite esencial de ajedrea, clavo, árbol del té, menta, gaulteria, tomillo, orégano, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, limón, romero, eucalipto, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR E INFECCIÓN DENTAL: Aceite esencial de gaulteria, helicrisum, árbol del té, clavo, tomillo, orégano, menta, limón, eucalipto, mejorana, pino, lavanda y pícea.

– DOLOR DE DIENTES DURANTE LA DENTICIÓN: Aceite esencial de clavo, gaulteria, manzanilla alemana, árbol del té, limón, canela, gálbano, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar en inhalación o de forma tópica sobre las sienes y cuello) NOTA: Aplicar los aceites esenciales en una dilución con aceite portador comestible en las encías.

– ENCIAS SANGRANTES: Aceite esencial de canela, menta, ajedrea, gaulteria, tomillo, clavo, limón, canela, eucalipto, romero, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado).

– HALITOSIS: Aceite esencial de nuez moscada, menta, limón, mandarina, canela, estragón, árbol del té, jazmín y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre sienes, cuello y nuca y/o inhalar) NOTA: Hacer gargarismos con una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados de dos a cuatro veces por día.

– RECHINAMIENTO DE DIENTES (BRUXISMO): Aceite esencial de lavanda, valeriana, azahar, naranja, ylang ylang, patchouli, loto, jazmín y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en inhalación o tópicamente). NOTA: Aplicar los aceites esenciales inhalados o de forma tópica en masaje en las plantas de los pies antes de dormir.

– PIORREA: Aceite esencial de clavo y tomillo.

– ÚLCERAS BUCALES: Aceite esencial de orégano, árbol del té, tomillo, mirra, y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en sobre las sienes y cuello y/o inhalados). NOTA: Aplicar los aceites en gargarismos y/o de forma tópica sobre las encías 1 o 2 veces al día.

BURSITIS: Aceite esencial de abeto balsámico, mejorana, albahaca, lavanda, pimienta negra, menta, orégano, pícea, hisopo, menta, ylang ylang, cedro, helicrisu, clavo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

CABELLO Y CUERO CABELLUDO, TRASTORNOS DEL:

– CANAS PREMATURAS:

– CASPA:

– CAÍDA DEL CABELLO:

– ALOPECIA: Aceite esencial de tomillo, lavanda, cedro, romero, abrótano macho (tintura). Aplicar sobre el cuero cabelludo los aceites con un aceite portador, por ejemplo de aceite de oliva, jojoba, aceite de pepitas de uva o aceite de coco, todas las noches antes de acostarse.

CALCULOS BILIARES: Aceite esencial de limón, naranja, mandarina, nerolí, enebro, nuez moscada, romero, manzanilla romana, ledum, lavanda, helicrisum. Es muy eficaz combinar 1 o 2 gotas de tres o cuatro de los aceites anteriores con un aceite portador y masajear sobre la vesícula 2 a 3 veces al día.

CÁNCER: Nota: el uso de aceites esenciales puede utilizarse para completar la efectividad de los tratamientos terapéuticos convencionales para dicha enfermedad. En investigaciones se ha demostrado que el aceite de sándalo tiene un gran poder anticancerígeno, así también como el de geranio, tomillo, tuya, limón, naranja y abeto balsámico. Otros aceites que tienen demostradas propiedades anticancerígenas son el aceite esencial de helicrisum, ledum, lavanda, clavo y. (Los aceites de sándalo, mirra e incienso son Aceites Sagrados).

CEFALEAS: Aceite esencial de menta, abeto balsámico, manzanilla romana, manzanilla alemana, lavanda, albahaca, valeriana, clavo, canela, romero, eucalipto, mejorana, helicrisum, melisa,cardamomo, palisandro, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, hisopo, pimienta negra, jazmín, sándalo, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). Es muy eficaz la aplicación sobre la nuca, frente, sienes y debajo de la nariz la aplicación 2 o 3 gotas de 2, 3 o 4 de los aceites anteriores con un aceite portador. También la ingestión por vía oral de 1 o 2 gotas de 1, 2 o 3 aceites esenciales. Los Aceites Sagrados se deben aplicar también sobre la frente, nuca, sienes, debajo de la nariz y las muñecas.

CELULITIS: Aceite esencial de ciprés, ledum, menta, romero, hinojo, limón, lavanda, patchouli, enebro.

COLITIS ULCEROSA: Aceite esencial de menta, eucalipto, estragón, anís, hinojo, limón, canela, clavo, estragón y jengibre.

CARDIOVASCULARES, TRASTORNOS

– ANGINA: Aceite esencial de jengibre, vara de San José, naranja, melisa, ciprés, helicrisum, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ATAQUE CARDIACO (INFARTO DE MIOCARDIO): Aceite esencial de Vara de San José, tomillo, lavanda, manzanilla romana, helicrisum, clavo, nuez moscada, naranja,ciprés, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto, gaulteria, hisopo, menta, pimienta negra, lavanda, geranio, limón, palisandro, palmarrosa, salvia española, bergamota, sándalo, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). Esta es una enfermedad aguda producida por el bloqueo de la circulación que provoca una interrupción de la irrigación de sangre de un área o del corazón. Mientras se recurren a los servicios médicos de urgencia, se pueden aplicar 1 a 2 gotas de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados en los puntos de acupuntura del pie o de la mano y brazo izquierdo relacionados con el corazón.

– ENDURECIMIENTO DE LAS ARTERIAS: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, mejorana, clavo, tomillo, ciprés e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

– TAQUICARDIA: Aceite esencial de mejorana, ylang ylang, lavanda, vara de San José, ciprés, helicrisum, naranja, patchouli, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– PRESIÓN ARTERIAL ALTA: Aceite esencial de lavanda, mejorana,albahaca, naranja, patchouli, ylang ylang, ciprés y loto jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados equilibran excesos y defectos, es decir, condiciones de hiper e hipo).

– PRESIÓN ARTERIAL BAJA: Aceite esencial de romero, salvia, menta, geranio, pino, nuez moscada, manzanilla alemana, limón, bergamota, ylang ylang, palisandro, jazmín y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados actúan equilibrando excesos y defectos).

– COLESTEROL ALTO: Aceite esencial de helicrisum, romero, clavo, manzanilla alemana, manzanilla romana, ciprés, mejorana, ylang ylang, clavo, naranja, tomillo, nardo, hinojo, jengibre, estragón, anís, hinojo, patchouli, salvia, ravensara, geranio, loto e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DÉFICIT AUDITIVO: Aceite esencial de helicrisum, enebro, geranio, menta, lavanda, albahaca, árbol del té, romero, clavo, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, orégano, comino, citronela, lavandín, arrayán, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TINNITUS: Aceite esencial de helicrisum, geranio, enebro, menta, lavanda, albahaca y ámbar cachemir (este últimos es un Aceite Sagrado). Aplicar una o dos gotas de los aceites puros en las sienes, frente y nuca; aplicar también una gota de cada aceite en las puntas de los dedos de los pies y de las manos.

DESEQUILIBRIO HORMONAL MASCULINO: Aceite esencial de romero, salvia sclarea, hinojo, ylang ylang, geranio, milenrama, salvia española, hinojo, lavanda, arrayán, menta y musk (este último es un Aceite Sagrado).

DIABETES: Aceite esencial de cilantro, canela, hinojo, eneldo, ciprés, limón, nuez moscada, menta, salvia española, geranio, arrayán, manzanilla romana, romero, helicrisum, clavo de olor, estragón, jengibre y loto (este último es un Aceite Sagrado).

DIGESTIÓN, PROBLEMAS:

– CALAMBRES: Aceite esencial de romero, jengibre, albahaca y menta y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– DIARREA: Aceite esencial de menta, nuez moscada, jengibre, orégano, ajedrea, clavo, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado)

– FLATULENCIA: Aceite esencial de menta, estragón, nuez moscada, anís, hinojo, ledum, semillas de zanahoria, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– INDIGESTIÓN: Aceite esencial de menta, nuez moscada, hinojo, jengibre, comino, naranja, estragón, anís, enebro, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– HIPO: Aceite esencial de ciprés, estragón, menta y jazmín (este últimos es un Aceite Sagrado).

– GASTRITIS: Aceite esencial de estragón, menta, hinojo, jengibre, enebro, anís, patchouli, clavo, limón, canela, eucalipto y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– NAUSEAS: Aceite esencial de menta, jengibre, patchouli, nuez moscada, estragón, enebro, anís, hinojo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– ÚLCERA DE ESTÓMAGO: Aceite esencial de clavo, canela, árbol de té, orégano, tomillo, limón, eucalipto, romero, mejorana, pino, ciprés, lavanda, pícea, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, incienso, mirra y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ACIDEZ GÁSTRICA: Aceite esencial de menta, jengibre, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, helicrisum, loto y jazmín (estos últimos son Aceites Sagrados).

DISTROFIA MUSCULAR: Aceite esencial de pino, lavanda, mejorana, vetiver, abeto balsámico, albahaca, mejorana, menta, ciprés, pícea, pimienta negra, hisopo, ámbar rojo y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DIVERTICULITIS/ DIVERTICULOSIS: Aceite esencial de patchouli, anís, estragón, romero, hinojo, menta, ajedrea, orégano, tomillo, nuez moscada, árbol del té, clavo, jazmín e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DOLOR

– DOLOR OSEO: Aceite esencial de gaulteria, abeto, ciprés, pícea, pino, menta, helicrisum, clavo, pimienta negra y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado).

– DOLOR CRÓNICO: Aceite esencial de menta, helicrisum, pícea, gaulteria, jengibre, clavo, elemí, orégano, romero, abeto balsámico, albahaca, mejorana, ciprés, ylang ylang, pimienta negra, cedro, ámbar rojo, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR MUSCULAR: Aceite esencial de romero, menta, mejorana, nuez moscada, gaulteria, helicrisum, clavo, albahaca, ciprés, pimienta negra, hisopo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR POR TRAUMATISMO: Aceite esencial de geranio, lavanda, mejorana, menta, valeriana, geranio, pícea, helicrisum, árbol del té, menta, rosa, incienso y sándalo. Masajear con los aceites alrededor del nacimiento del cabello y la punta de los dedos de los pies.

EDEMA: Aceite esencial de ledum, manzanilla alemana, cedro, gaulteria, menta, lavanda, clavo, enebro, naranja, hinojo, geranio, ciprés, mejorana, helicrisum, ylang ylang, salvia, arrayán, nuez moscada, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

EMBARAZO: Aceite esencial de lavanda, geranio, ylang ylang, helicrisum, geranio, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, limón, bergamota, rosa, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: utilizar los aceites esenciales durante el embarazo en aplicación tópica e inhalación.

ENANISMO JUVENIL: La baja estatura en niños debida a la baja producción de la hormona del crecimiento por parte de la glándula pituitaria ha sido tratada en prácticas clínicas con la utilización del aceite esencial de la hierba del gato (Conyza canadensis). Otros aceites esenciales que también han demostrado eficacia son el de cedro, ciprés, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD DE CHRON: Aceite esencial de menta, nuez moscada, estragón, jengibre, hinojo, anís, patchouli y jazmín.

ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL

– HERPES SIMPLE TIPO 2: Aceite esencial de melisa, ravensara, árbol del té, ciprés, orégano, tomillo, comino, romero, clavo, limón, canela, eucalipto, casia, cálamo, hisopo, mirra, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– VERRUGAS GENITALES: Aceite esencial de melisa, orégano, tomillo, árbol del té, romero, clavo, limón, canela, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, hinojo, comino, lavanda e incienso (estos últimos en un Aceite Sagrado).

– GONORREA Y SÍFILIS: Como complemento al tratamiento médico, los siguientes aceites esenciales han demostrado eficacia en ensayos clínicos: orégano, melisa, tomillo, ajedrea, canela, clavo, limón, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD NEUROLÓGICA

– ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA (ELA): Aceite esencial de enebro, helicrisum, orégano, salvia española, romero, clavo, cardamomo, geranio, neroli, palisandro, bergamota, palisandro, ylang ylang, gálbano, cedro, albahaca, angélica, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: Aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda, ciprés y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: Aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: Aceite esencial de enebro, menta, naranja, ylang ylang, patchouli, palisandro, helicrisum, ledum, sándalo, incienso y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: Aceite esencial de salvia sclarea, pícea, palisandro, cedro, melisa, ciprés, lavanda, helicrisum, loto, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: aplicar los aceites preferentemente de forma tópica e inhalada.

ERITEMA SOLAR: Aceite esencial de lavanda, abeto, helicrisum, ciprés y rosa (este último es un Aceite Sagrado).

ESCOLIOSIS: Aceite esencial de orégano, tomillo, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites de forma tópica en masaje a lo largo de la columna.

ESGUINCE: Aceite esencial de gaulteria, abeto balsámico, albahaca, pino, pícea, ciprés, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar de forma tópica sobre el área afectada.

ESTREÑIMIENTO: Aceite esencial de jengibre, menta, hinojo, estragón, anís, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

FERTILIDAD: Aceite esencial de salvia sclarea, salvia española, anís, hinojo, milenrama, geranio, mejorana, lavanda, geranio, neroli, palisandro, vetiver, ámbar rojo, loto, sándalo, incienso y musk (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

FIBROMIALGIA: Aceite esencial de manzanilla alemana, nuez moscada, abeto balsámico, gaulteria, helicrisum, menta, pícea, pimienta negra, hisopo, cistus, ajedrea, orégano, incienso y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

FIEBRE: Aceite esencial de menta, eucalipto, romero, ledum, abeto, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino y árbol del té.

HEMATOMA: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, clavo, nuez moscada, gaulteria y laurel.

HEMORRAGIA: Aceite esencial de helicrisum, geranio, cistus, ciprés, lavanda, hisopo, mejorana, ylang ylang, gaulteria, clavo y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en una compresa fría y/o 1 o 2 gotas en el caso afectada en caso de heridas pequeñas.

HEMORROIDES: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, nardo, albahaca, menta y arrayán. NOTA: Aplicar diluido en aceite portador de 3 a 5 gotas de una mezcla de dos o tres aceites.

HERIDAS: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, eucalipto, ciprés, gaulteria, tomillo, orégano, manzanilla alemana, lavandín, ajedrea, menta, clavo, citronela, geranio, naranja, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 2 a 6 gotas de los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de rosa de mosqueta, en la zona afectada de 2 a 4 veces por día.

HERPES LABIAL: Aceite esencial de melisa, árbol del té, menta, lavanda, ajedrea, ravensara, orégano, tomillo, limón, canela, clavo, citronela, lavandín, arrayán y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar una gota de un aceite tan pronto aparezca el herpes de 5 a 10 veces al día.

HEPÁTICOS, TRASTORNOS

– DESINTOXICACIÓN HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, helicrisum, mandarina, cardamomo, geranio, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, manzanilla romana, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar sobre el hígado en masaje). Se recomienda ingerir una mezcla de 2, 3 o 4 de los aceites y/o aplicar en compresa tibia sobre el hígado.

– HEPATITIS: Aceite esencial de ledum, ravensara, manzanilla alemana, tomillo, hinojo, geranio, helicrisum, estragón, jengibre, metna, enebro, patchouli, anís, clavo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en masaje sobre el plexo solar y sobre las zonas pulsátiles).

– ICTERICIA: Aceite esencial de ledum, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, tomillo, geranio, helicrisum, hinojo, ylang ylang, sándalo, loto y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

HIPOGLUCEMIA: Aceite esencial de lavanda, canela, tomillo, cilantro, comino, clavo, limón, eneldo, eucalipto, romero, hinojo, geranio, manzanilla romana, helicrisum, ledum, estragón, jengibre, enebro, anís, loto y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados)

INFECCIÓN BACTERIANA O VÍRICA:

INFECCIÓN FÚNGICA:

– PIE DE ATLETA: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, abeto balsámico, lavanda, menta, tomillo y ajedrea.

– CANDIDA ALBICANS: Aceite de árbol del té, enebro, ravensara, tomillo, comino, clavo, gaulteria, limón, pícea, eucalipto, cistus, hisopo, orégano, menta, cistus, lavanda, romero, geranio, palmarosa, palisandro, incienso y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre el plexo solar).

– TIÑA Y CANDIDA DE LA PIEL: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, lavanda, romero, geranio, palisandro, patchouli y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 1 o 2 gotas de dos, tres o cuatro aceites esenciales recomendados puros y del aceite de mirra sobre la zona afectada dos o tres veces por día.

– CANDIDIASIS VAGINAL: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, manzanilla romana, geranio, romero, enebro, menta, ajedrea, tomillo, laurel y ámbar rojo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites o aplicar en un tampón y mantener toda la noche.

INFECCIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, semillas de zanahoria, limón, enebro, manzanilla alemana, hinojo, geranio, gaulteria, clavo, menta, ylang ylagn, lavandín, helicrisum, loto, jazmín y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre la zona de la vesícula en forma de masaje). NOTA: Ingerir los aceites esenciales recomendados o aplicar de forma tópica sobre la vesícula 2 o 3 veces al día.

INFECCIÓN TRACTO URINARIO: Aceite esencial de orégano, tomillo, árbol del té, cistus, enebro, ajedrea, romero, estragón, jengibre, menta, hinojo, patchouli, salvia, geranio, nuez moscada, lavanda, clavo, ámbar rojo (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en las zonas pulsátiles y/o inhalar). NOTA: Aplicar de forma tópica con una compresa tibia sobre la vejiga 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados.

INFECCIÓN DE GARGANTA:

– TOS: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, limón, ravensara, tomillo, orégano, menta, cedro, ámbar cachemir, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS SECA: Añadir a una cucharadita de miel o de jarabe de llantén 2 gotas de limón y 3 de eucalipto. Como aceite se recomienda ámbar Cachemir (Aceite Sagrado).

– LARINGITIS: Añadir 1 gota de limón, 1 gota de tomillo, 1 de romero y 1 de clavo a una cucharadita de miel o zumo o zumo y retener la mezcla en la parte posterior de la garganta y luego tragar. Como aceite se recomienda el ámbar cachemir (Aceite Sagrado).

– DOLOR DE GARGANTA: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, tomillo, niaouli, orégano, limón, salvia, menta, ravensara, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– INFECCIÓN DE GARGANTA POR ESTREPTOCOCOS: Aceite esencial de eucalipto, orégano, tomillo, ravensara, ajedrea, abeto, niaouli, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– AMIGDALITIS: Aceite esencial de clavo, árbol del té, vara de San José, orégano, ajedrea, ravensara, tomillo, niaouli y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado).

INFECCIÓN DE PULMÓN:

– BRONQUITIS: Aceite esencial de romero, eucalipto, niaouli, tomillo, gaulteria, ravensara, pícea, pino, orégano, helicrisum, árbol del té, menta, abeto, salvia, casia, cálamo, hisopo, nardo, ajedrea, cistus, orégano, mirra, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– NEUMONÍA: Aceite esencial de árbol del té, romero, tomillo, ledum, ravensara, niaouli, vara de San José, eucalipto, ajedrea, aní, hinojo, gaulteria, hisopo, menta, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS FERINA: Aceite esencial de romero, lavanda, niaouli, tomillo, naranja, limón, citronela, arrayán, clavo, ravensara, comino, cistus, hisopo, mejorana, ciprés, nuez moscada, orégano, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el cuello y pecho y en compresas en la parte superior de la espalda, así como también vía inhalada.

INFERTILIDAD: Algunos aceites esenciales tienen propiedades similares a las hormonas que pueden ayudar los procesos de fertilidad. Estos son: aceite esencial de salvia sclarea, anís, hinojo, milenrama, geranio y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Los aceites esenciales se pueden ingerir de 2 a 4 veces al día o bien se pueden aplicar todos, incluido el aceite de musk vía tópica en la parte baja de la espalda y en la parte baja del abdomen.

INFLAMACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, manzanilla alemana, árbol del té, abeto, menta, manzanilla romana, lavanda, ravensara, tomillo, ciprés, hisopo, incienso y mirra (estos últimos son Aceites Sagrados).

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA: Aceite esencial de estragón, patchouli y romero

INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO: Aceite esencial de ravensara, eucalipto, arrayàn.

LACTANCIA MATERNA:

– MASTITIS: Aceite esencial de manzanilla romana, clavo, tomillo, romero y lavanda.

– AUMENTO DE LA LECHE MATERNA: Aceite esencial de geranio, hinojo y salvia.

– PEZONES RESQUEBRAJADOS: Aceite esencial de lavanda, geranio, helicrisum, pícea, palisandro, mirra y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites con un aceite portador y aplicar masajeando el pezón.

AFECCIONES DE ESPALDA:

– CIÁTICA: Aceite esencial de helicrisum, menta, nuez moscada, tomillo, pícea, gaulteria, albahaca, romero, clavo, estragón y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona en masaje o compresa tibia (si no hay inflamación).

– LUMBAGO: Aceite esencial de mejorana, estragón, jengibre, enebro, anís, hinojo, patchouli, pimienta negra, pícea, nuez moscada, albahaca, gaulteria, helicrisum, manzanilla alemana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en masaje o en compresa tibia.

– LESIÓN DE ESPALDA: Aceite esencial de gaulteria, abeto, pícea, menta, mejorana, vetiver, helicrisum, enebro, albahaca y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR DE ESPALDA: Aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana, albahaca, salvia sclarea, menta, geranio y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– CALCIFICACIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL: Aceite esencial de geranio, romero, eucalipto, lavanda, arrayán, mejorana, ravensara, orégano y vetiver. NOTA: Aplicar en masaje a lo largo de la columna vertebral.

– DOLOR Y RIGIDEZ DEL CUELLO: Aceite esencial de albahaca, mejorana, helicrisum, gaulteria, abeto, nuez moscada, lavanda, menta, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites en masaje en el cuello o compresa tibia (si no hay inflamación).

– HERNIA DISCAL: Aceite esencial de helicrisum, albahaca, tomillo, melisa, abeto, pícea, vetiver, valeriana y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en masaje a lo largo de la columna o en compresa fría en la zona afectada.

LIMPIEZA METALES PESADOS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, ledum, manzanilla almena, geranio e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

NAUSEAS: Aceite esencial de menta, patchouli, jengibre y nuez moscada. NOTA: los aceites recomendados se pueden inhalar, aplicar vía tópica en la zona del ombligo y detrás de las orejas o bien ingerir de 1 a 4 veces por día.

NERVIOSO, TRASTORNOS: Son problemas en los están involucrados o afectados los nervios superficiales o periféricos (a diferencia de los trastornos neurológicos en los que la perturbación es neurológica profunda en el cerebro). En general, se recomiendan los aceites esenciales de menta, lavanda, cedro, manzanilla alemana, manzanilla romana, salvia, romero, pícea, enebro, mejorana, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites recomendados deben aplicarse vía tópica diluidos o puros en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– NEURALGIA: Aceite esencial de mejorana, helicrisum, menta, enebro, gaulteria, clavo, pimienta negra, hinojo, geranio, patchouli, ylang ylang, romero, nuez moscada, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el área afectada o inhalada.

– NEURITIS: Aceite esencial de menta, lavanda, orégano, enebro, albahaca, mejorana, ciprés, tomillo, milenrama, clavo, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día, con compresa fría o inhalada

– SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: Aceite esencial de menta, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, helicrisum, pimienta negra, hiospo y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día o bien en compresa fría de 2 a 3 veces por día.

– NEUROPATÍA: Aceite esencial de hierba del gato, menta, enebro, milenrama, vara de San José, helicrisum, albahaca, mejorana, lavanda, geranio, gaulteria, clavo, naranja, patchouli, ylang ylang, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada puros o diluidos o en compresa fría de 2 a 3 veces por día, o bien inhalados. Si el daño comienza a revertirse suele haber dolor por lo que se puede aplicar aceite esencial de clavo, menta, gaulteria o helicrisum para aliviar.

OBESIDAD: Aceite esencial de menta, ylang ylang, vainilla, limón, mandarina, bergamota, palisandro, palmarosa, manzanilla romana, jengibre, rosa y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

OCULAR, TRASTORNOS:

– CONDUCTO LAGRIMAL BLOQUEADO: Aceite esencial de lavanda. NOTA: Aplicar 1 gota sobre el puente de la nariz.

– CATARATAS Y GLAUCOMA: Aceite esencial de clavo, lavanda, ciprés, eucalipto y sándalo (este último es un Aceite Sagrado) NOTA: ingerir los aceites diluidos en un amplio círculo alrededor del ojo y en las sienes de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD: Aceite esencial de limón (para la degeneración macular seca) , aceite esencial de clavo (para la degeneración macular húmeda) y sándalo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites esenciales 1 vez al día y aplicar en masaje alrededor del ojo y en las sienes los Aceites Sagrados.

– VISIÓN BORROSA: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, ciprés, mejorana, ylang ylang, gaulteria, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica los aceites recomendados en un círculo alrededor del ojo y en las sienes.

– CONJUNTIVITIS: Aceite esencial de citronela, árbol del té, romero, arrayán, enebro, pícea, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

OÍDO, PROBLEMAS DE:

– DOLOR DE OÍDOS: Aceite esencial de tomillo, lavanda, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, ravensara, menta, eucalipto, clavo, citronela, lavandín, arrayán, gaulteria, limón, canela, cistus, hisopo, ajedrea, orégano, comino, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de oliva tibio alrededor del orificio de la oreja (nunca dentro) o en compresa tibia sobre la oreja.

– ÁCAROS DEL OÍDO: Aceite esencial de eucalipto, citronela, arrayán, lavandín, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos con aceite de oliva tibio alrededor de la oreja (nunca dentro del oído) y en los lóbulos de las orejas.

– PERFORACIÓN DE TÍMPANO: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, clavo y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en aceite de oliva tibio alrededor de la oreja y en los lóbulos de las orejas.

OSTEOPOROSIS: Aceite esencial de gaulteria, pícea, abeto, pino, ciprés, menta, mejorana, romero, albahaca, citronela, árbol del té, arrayán, cedro, ylang ylang, pimienta negra, hisopo, clavo, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica a lo largo de la columna vertebral y en el área afectada de 2 a 3 veces por día.

PANCREATITIS: Aceite esencial de menta, vetiver, ajedrea, orégano, geranio, canela, cálamo, casia, hisopo, nardo, cistus, ravensara, romero, clavo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica.

PAPERAS: Aceite esencial de tomillo, melisa, ciprés, gaulteria, ravensara, eucalipto, limón, lavanda, clavo, canela, nardo, gálbano, ámbar cachemir, incienso y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica sobre la zona con una compresa tibia.

PARÁSITOS INTESTINALES: Aceite esencial de estragón, anís, albahaca, menta, jengibre, nuez moscada, hinojo, enebro, palisandro, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, geranio, jazmín y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica en compresa tibia sobre el abdomen.

PEDICULOSIS: Aceite esencial de eucalipto, lavanda, menta, tomillo, geranio, nuez moscada y romero. NOTA: Diluir los aceites esenciales recomendados con un aceite portador y aplicar sobre el cuero cabelludo. Dejar al menos media hora. Lavar el cabello y enjuagar con una solución de 2 gotas de eucalipto, 2 gotas de lavanda, 2 gotas de geranio, 25 ml. de vinagre y 200 ml. de agua.

PICADURAS DE INSECTOS: Aceite esencial de lavanda, eucalipto, citronela, árbol del té, menta, manzanilla romana y romero.

PIEL, TRASTORNOS DE LA

– AMPOLLAS: Aceite esencial de árbol del té, helicrisum, menta, lavanda, limón, manzanilla alemana, eucalipto, romero, tomillo, ajedrea, palmarosa, patchouli, clavo, citronela, arrayán, palisandro, enebro, ravensara, orégano, nardo, gálbano, casia, canela, cistus, ajedrea, comino, mirra e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona diluidos de 3 a 5 veces al día.

– ACNÉ: Aceite esencial de árbol de té, geranio, vetiver, ciprés, lavanda, patchouli, manzanilla alemana, manzanilla romana, palisandro, cedro, eucalipto, clavo e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Diluir los aceites esenciales con aceite portador de pepita de uvas y aplicar sobre la zona afectada de 1 a 3 veces por día.

– ARRUGAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, lavanda, ylang ylang, patchouli, salvia, geranio, salvia sclarea, palisandro, neroli, palmarosa, nardo, bergamota, limón, manzanilla romana, sándalo, rosa, incienso, jazmín y mirra (estos 5 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de jojoba, argán, aguacate.

– EXANTEMA DEL PAÑAL: Aceite esencial de lavanda, helicrisum, manzanilla alemana, ciprés, geranio, palmarosa, palisandro, ylang ylang, bergamota, rosa y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites recomendados con un portador, por ejemplo aceite de jojoba o de almendras y aplicar de 2 a 4 veces al día.

– ECZEMA: Aceite esencial de lavanda, enebro, ledum, cistus, manzanilla romana, manzanilla alemana, geranio, citronela, árbol del té, palisandro, palmarosa, ylang ylang, limón, bergamota, tomillo, hinojo, helicrisum , jazmín, rosa y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados diluidos en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– LUNAR: Aceite esencial de orégano e incienso (este último es un Aceite Sagrado). Aplicar sobre el lunar directamente 2 a 3 veces por día.

– PSORIASIS: Aceite esencial de enebro, ciprés, manzanilla romana, árbol del té, patchouli, lavanda, helicrisum, clavo, hinojo, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica puros 2 veces por día, con compresa tibia 3 veces por semana y/o ingeridos 1 vez al día.

– PIEL FLÁCIDA: Aceite esencial de lavanda, ciprés, patchouli, helicrisum, incienso y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos 1 o 2 veces por día.

– ÚLCERAS DÉRMICAS: Aceite esencial de palisandro, clavo, helicrisum, manzanilla romana, patchouli, lavanda y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica puros o diluidos.

– ESTRIAS: Aceite esencial de lavanda, nardo, geranio, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta y masajear de 2 a 3 veces por día.

– VITÍLIGO: Aceite esencial de vetiver, citronela, árbol de té, arrayán, lavandín, romero, clavo, sándalo, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

PLEURESÍA: Aceite esencial de ajedrea, tomillo, ravensara, niaouli, eucalipto, gauteria, limón, pino, ciprés, menta, arrayán, cistus, hisopo, comino, nardo, casia, cálamo, canela, gálbano, incienso, mirra, y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando el cuello y pecho, en compresa tibia en el cuello, pecho y parte superior de la espalda 1 vez al día o bien inhalados.

POLIOMELITIS: Aceite esencial de árbol del té, gaulteria, melisa, ravensara, limón, ylang ylang, arrayán, estragón, salvia sclarea, ciprés, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados, que deben aplicarse sobre el cuello, nuca, frente y espalda en masaje al menos 2 o 3 veces al día). NOTA: Los aceites esenciales recomendados se deben ingerir 2 o 3 veces por día.

PRÓSTATA: Aceite esencial de orégano, naranja, abeto, comino, tomillo, ciprés, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, incienso, ámbar rojo y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en el área comprendida entre el recto y el escroto 2 veces por día.

– HIPERPLASIA PROSTÁTICA: Aceite esencial de ledum, naranja, abeto, comino, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, milenrama, menta, manzanilla alemana, mejorana, cedro, abeto, tuya, ciprés, incienso, jazmín, mirra y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir 3 veces por día.

– CÁNCER DE PRÓSTATA: Aceite esencial de ledum, naranja, tuya, abeto, comino, hinojo, lavanda, milenrama, menta, clavo, tomillo, helicrisum, salvia, mirra, incienso y ámbar rojo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos con aceite de semillas de sésamo sobre la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir los aceites esenciales 2 a 4 veces por día.

– PROSTATITIS: Aceite esencial de romero, arrayán, tomillo, menta, salvia, hinojo, lavanda, albahaca, ciprés, estragón, jengibre, enebro, patchouli, arrayán, milenrama, mejorana, tuya, jazmín y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites ser pueden aplicar tópicamente en la zona comprendida entre el recto y escroto diluidos con aceite de semillas de sésamo y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

TIROIDES, PROBLEMAS DE

– HIPERTIROIDISMO: Aceite esencial de pícea, menta, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, ámbar cachemir y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica diluidos sobre la tiroides de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– HIPOTIROIDISMO: Aceite esencial de ledum, arrayán, menta, clavo, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, ámbar cachemir y mirra (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre la zona de tiroides diluidos de 1 a 3 veces por día y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

QUISTE

– QUISTE EN GÁNGLIOS: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar los aceites puros vía tópica de 3 a 4 veces por día sobre la zona afectada.

– QUISTE OVÁRICO Y UTERINO: Aceite esencial de árbol del té, orégano, salvia sclarea, ciprés, geranio, albahaca e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando la zona externa y/o en compresa tibia.

– QUISTE SIMPLE: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar tópicamente sobre la zona de 3 a 4 veces por día.

RENAL, TRASTORNO:

– CÁLCULOS RENALES: Aceite de gaulteria, geranio, enebro, eucalipto, helicrisum, hinojo y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar tópicamente en compresa tibia sobre la zona del riñón y/ ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– DIURÉTICO: Aceite esencial de ledum, romero, enebro, hinojo, anís, geranio, salvia, menta, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, estragón, jengibre, patchouli, neroli, palisandro, manzanilla romana, helicrisum, romero, incienso, sándalo, loto y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden masajear sobre la zona del riñón diluidos, aplicar en compresa tibia sobre la zona del riñón o ingerir los aceites esenciales y/o ingerir 3 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, enebro, hinojo, estragón, jengibre, menta, anís, geranio, manzanilla romana, ledum, loto y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: ingerir los aceites esenciales 3 veces al día y aplicar los Aceites Sagrados sobre la zona de los riñones.

– INFECCIÓN DE URÉTER: Aceite esencial de limón, arrayán y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar en masaje sobre la zona de los riñones y/o ingerir dos veces por día durante 10 días.

– NEFRITIS: Aceite esencial de ciprés, enebro, ledum, ylang ylang, menta, arrayán, nuez moscada, geranio, mejorana, helicrisum, limón, canela, eucalipto, romero, hinojo, mirra, loto y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica en compresa fría 1 o 2 veces al día sobre el riñón y/o ingerir los aceites esenciales de 2 a 4 veces por día.

RONQUIDO: Frotar de 4 a 6 gotas de aceite esencial de tomillo diluido en la planta de los pies antes de ir a dormir. Como Aceite Sagrado masajear la zona del cuello y garganta y mandíbula con ámbar cachemir.

SARAMPIÓN: Aceite esencial de lavanda, manzanilla romana, árbol del té, clavo, tomillo, manzanilla alemana, hisopo, ravensara, cistus, ajedrea, orégano, comino e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta.

SARNA: Aceite esencial de citronela, menta, palmarosa, lavandín, eucalipto, pimienta negra, jengibre, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, arrayán, árbol del té, naranja, ylang ylang, mirra y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica diluidos o puros y masajear la zona de 3 a 4 veces por día. Para el tratamiento del cabello añadir de 2 a 4 gotas de 2 o 3 de los aceites recomendados en una dosis de champú.

SIDA: Se ha demostrado que los aceites esenciales de limón, cistus, tomillo y lavanda tienen propiedades reconstituyentes de células inmunitarias. En investigación se ha demostrado que el aceite esencial de comino tiene efecto inhibitorio sobre la reproducción viral. Otros aceites antivirales son el de orégano, tuya, incienso, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos o puros en la planta de los pies, a lo largo de la columna y en masaje por todo el cuerpo y/o ingerir los aceites esenciales 1 vez por día.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: Aceite esencial de tomillo, clavo, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, comino, cistus, menta, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, limón, canela, estragón, jengibre, anís, patchouli, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, mirra, incienso sándalo y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica, inhalada o ingerir los aceites esenciales 3 veces por día.

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Aceite esencial de menta, anís, hinojo, estragón, ledum, helicrisum y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Ingerir los aceites contenidos en una cápsula de aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA ENDOCRINO: Aceite esencial de hierba del gato, helicrisum, verbena, limón, nuez moscada, clavo, romero, menta, pícea, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, enebro, pimienta negra, palisandro, vetiver, ylang ylang, mirra, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en los pies, en la glándula tiroides y suprarrenales, inhalados y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA LINFÁTICO: Aceite esencial de ledum, helicrisum, arrayán, ciprés, limón, naranja, romero, estragón, jengibre, menta, enebro, anís, hinojo, patchouli, geranio, manzanilla romana, manzanilla alemana, nuez moscada, clavo, canela, palisandro, neroli, eucalipto, pino, lavanda, ylang ylang, abeto, pimienta negra, incienso, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre las glándulas doloridas y en las axilas en masaje de 2 a 3 veces por día, en compresa tibia sobre las áreas afectadas 1 o 2 veces por día, y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

– ESTIMULAR EL S.N. SIMPÁTICO: Aceite esencial de menta, hinojo, jengibre, eucalipto, pimienta negra, albahaca, cardamomo, palisandro, geranio, romero, laurel, palmarosa, bergamota, ylang ylang, limón, manzanilla romana, cedro, melisa, helicrisum, incienso, sándalo, y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalado 1 o 2 veces por día y/o ingerir 2 o 3 de los aceites esenciales recomendados 2 veces por día.

– PARASIMPÁTICO: Aceite esencial de lavanda, patchouli, mejorana, pícea, palisandro, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, clavo, comino, orégano, naranja, ylang ylang, incienso, loto y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalar 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de 2 o 3 de los aceites esenciales 2 veces por día.

SUDACIÓN EXCESIVA: Aceite esencial de salvia española, salvia sclarea, milenrama, hinojo, lavanda, arrayán, menta, geranio, palisandro, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, bergamota, ylang ylang y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, en la nuca y parte baja del abdomen, puros o diluidos por la mañana y antes de dormir.

SANGUÍNEO, TRASTONO: Aceite esencial de vara de San José, helicrisum, mejorana, ciprés, arrayán, naranja, mandarina, limón, clavo, menta, geranio, nuez moscada, cistus, ylang ylang, gaulteria, abeto, pimienta negra, tomillo, estragón, jengibre, hisopo, pícea, lavanda, angélica, salvia española, palisandro, palmarosa, bergamota, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje diluidos 2 o 3 veces por día sobre el área afectada, en masaje y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– ANEMIA: Aceite esencial de limón, helicrisum, ciprés, mejorana, ylang ylang, manzanilla romana, hinojo, geranio, nardo, ledum y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en los pies y en las muñecas y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– CIRCULACIÓN SANGUÍNEA DEFICIENTE: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, abeto, limón, ciprés, albahaca, gaulteria, naranja, cistus, mandarina, menta, incienso, mejorana, clavo, pícea, palisandro, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, muñecas y piernas y/o ingerir los aceites recomendados 2 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN SANGUÍNEA: Aceite esencial de helicrisum, manzanilla romana, manzanilla alemana, romero, estragón, jengibre, anís, hinojo, menta, patchouli, ledum, geranio, naranja, limón, cardamomo y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en la planta de los pies y muñecas y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– VENAS VARICOSAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, gaulteria, albahaca, menta, limón y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites esenciales puros o diluidos en las piernas masajeando en dirección al corazón.

– FLEBITIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, cistus, naranja, vara de San José y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites diluidos en el área afectada o sobre el corazón 3 veces por día y/o ingerir 1 vez por día.

VÉRTIGO: Aceite esencial de ciprés, menta, cedro, melisa, albahaca, mejorana, helicrisum, ylang ylang, cardamomo, palisandro, palmarosa, limón, bergamota, manzanilla romana, jazmín, sándalo e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en las sienes, nuca y hombros y/o ingerir 1 o 2 veces al día.

Esquema tratamiento instintivo, emocional y mental con Flores de Bach. Esencias del alma y respuesta a la vida

RESUMEN-ESQUEMA FLORES DE BACH

Prescripciones aromaterapeúticas, florales y homeopatía, niños y adolescentes. Hábitos saludables para TDAH o ADHD (trastorno de déficit de atención por hiperactividad)

Esta información es informativa y no sustituye la prescripción de su médico.

HOMEOPATÍA

AGITACIÓN / AGRESIVIDAD
Stramonium 200CH, 2 veces por semana, o 6CH dos veces/dÍa. También en los comportamientos agresivos o agitación tras accidentes vasculares.

NIÑOS HIPERACTIVOS
Stramonium 200 CH, 2 veces/semana durante 2 meses. Reajustar después la frecuencia.

FALTA DE ATENCIÓN
Hyosciamus 6 CH, 2 veces al día, si el niño es muy agresivo.

NIÑO INQUIETO
Stramonium

SINTOMAS RESPIRATORIOS DE REPETICION EN NIÑOS
Calcarea carbonica 30 CH , ½ veces al día.

TERAPIA PARA TDAH O ADHD MEDICINA BIOENERGÉTICA

Como detectar el TDAH según la medicina naturista
Se da una hiperactividad motriz excesiva.
Se actúa de forma impulsiva y sin reflexionar con movimientos bruscos, torpes y rápidos.
Hay una falta de atención a todos los niveles, el niño esta como ausente, pierde las cosas, no termina lo que empieza, se aburre, no tiene paciencia…
Aparecen problemas para relacionarse.
Cuando hay TDAH la persona es imprevisible y su conducta es muy variable, así como su estado de ánimo.
En la adolescencia puede aparecer estrés, ansiedad, problemas de adaptación y aprendizaje.
Remedios naturales en el tratamiento del TDAH
El tratamiento del TDAH pasa por una terapia conductual y educacional, en la que se le enseña al niño a centrar su atención, a superar sus problemas de aprendizaje, adaptación al entorno y relación con los demás. También resultan muy útiles los ejercicios de relajación y visualización.

Flores de Bach para el TDAH
Clematis: falta de concentración, distracción, estar ausente.
Cherry plum: falta de concentración y nerviosismo.
Impatiens: impaciente, se enfada con facilidad.
Larch: falta de confianza y sentimientos de inferioridad.
Verbena: hiperexcitación, entusiasmo excesivo.

Fitoterapia para el TDAH
Ginkgo biloba: aumenta el riego sanguíneo en el cerebro, facilitando que las neuronas reciban mayor cantidad de oxígeno y nutrientes. De este modo aumenta la capacidad de concentración y la mejoría de la memoria.
Vincapervinca: actúa a nivel del tejido cerebral, mejorando la oxigenación de las células.
Ginseng y eleuterococo: tonifican y aumentan la capacidad para la concentración y la memoria.
Avena, verbena, escutelaria y zapatito de dama: ayudan a reducir la tensión nerviosa y tonifica el sistema nervioso central.
Tila y pasiflora: en casos de ansiedad y tensión nerviosa.

Vitaminas y oligoelementos para el TDAH
Vitaminas del grupo B: concretamente B1, B2, B5, B6 y B12: actúan en la transmisión de la corriente nerviosa y la formación de las membranas de fosfolípidos, moléculas que desempeñan un papel importante en todos los intercambios entre neuronas.(cereales integrales, fruta, verduras)
Vitamina E: actúa como un potente antioxidante cerebral, protegiendo las neuronas.(aceite vegetal, cereales, pan integral)
Fósforo y calcio: resultan importantes para el funcionamiento del metabolismo de las neuronas. (sardinas, huevo)
Cobre: es necesario para el metabolismo del fósforo y calcio. (legumbres, frutos secos, aguacate)
Silicio: protege contra el envejecimiento, estimula el sistema nervioso y actúa contra la atonía cerebral y deficiencia intelectual.(cereales integrales, avena)

Complementos dietéticos para el TDAH
Lecitina de soja: es un complejo natural de fosfolípidos que se encuentra en las semillas de la soja y en las membranas de las células nerviosas y del cerebro. Ayuda a mantener una buena transmisión de los impulsos nerviosos lo que mejora el rendimiento intelectual.
Aceite de onagra: regula la función cerebral, controlando las sustancias transmisoras del sistema nervioso.
Levadura de cerveza: debido a su alto contenido en vitaminas del grupo B y calcio, resulta uno de los mejores aliados del cerebro.

http://www.enbuenasmanos.com/problemas-de-salud/el-tdah-y-remedios-naturales/

¿Cómo tratar el ADHD de su niño con Aceites Esenciales?

Se estima que varios millones de niños estadounidenses tienen ADD y ADHD, lo que incluye síntomas de falta de atención, impulsividad e hiperactividad. Hay varios medicamentos disponibles para controlar los síntomas de ADD y el ADHD. Desafortunadamente, las drogas como Ritalin a menudo tienen efectos secundarios muy fuertes. Ritalin puede causar tics neurológicos permanentes y retraso del crecimiento en los niños mediante la interrupción de los ciclos de la secreción de hormona de crecimiento por la glándula pituitaria.

Las investigaciones realizadas durante los últimos 30 años por el Dr. Terry Friedmann (MD holístico), han encontrado que usar los Aceites Esenciales por inhalación ayuda a los niños con ADHD. Los Aceites Esenciales son algunas de las muy pocas sustancias que cruzan la barrera sangre-cerebro y pueden curar directamente al cerebro.

Esto hace de los Aceites Esenciales una poderosa herramienta para el tratamiento de trastornos cerebrales y problemas emocionales.

Vetiver, Cedarwood y Lavender (Vetiver, madera de cedro y lavanda) de Young Living son unos Aceites Esenciales que ayudan a equilibrar la mente con una atención tranquila. Los tres son Aceites Esenciales de grado terapéutico, una clave importante ya que son equilibradores de energía.

Estos Aceites Esenciales facilitan el desecho de patrones emocionales tales como:

– La falta de confianza en el pensamiento y la incapacidad para concentrarse o para permanecer concentrado en la tarea
– Los patrones de pensamientos obsesivos
– La Incapacidad para prestar toda su atención en la tarea
– La excitabilidad y tensión

Todos esos Aceites Esenciales son 100% de puros, de primera destilación, de grado superior, adecuado para las lesiones cerebrales.
– Los estudios terapéuticos han demostrado que (a través de un difusor) la difusión de Vetiver, madera de cedro y lavanda mejora la capacidad de atención de los sujetos en unos 65-100%.
– Ylang Ylang, raíz de jengibre, sándalo, pachulí, nuez moscada, han calmado las propiedades de la conexión a tierra física y emocionalmente.
– Limón, mandarina roja, hoja de canela, Melissa mejoran el enfoque, estimulando suavemente la mente.
– El incienso aumenta la autoestima. Usando una mezcla de Aceites Esenciales aumenta su Biofrecuencia para dar los resultados que desea.

Se cree que gracias a la inhalación de esos Aceites Esenciales se vuelvan a establecen las ondas cerebrales de los niños a patrones regulares y con ello un mejor rendimiento escolar. Fuera los patrones de comportamiento de Déficit de Atención ADD.

– La Lavanda tiene un mayor rendimiento en un 53% de ADD y ADHD Déficit de Atención.
– Madera de Cedro un mayor rendimiento en un 83%.
– Mientras que el aceite esencial de vetiver tiene un mayor rendimiento en un 100%. Se recomienda masajear Vetiver en la parte inferior de dos dedos gordos

¿Cuáles son los puntos de reflexología del cerebro para ayudar a controlar los impulsos para el TDAH Déficit de Atención e Hiperactividad? En los escáneres cerebrales se encontró Vetiver como las mejoras que muestran más eficaces en el 100% de los sujetos. Madera de cedro aceite esencial fue del 83% de efectividad, 60% y lavanda.

Haga su propio programa de difusión de Aceite Esencial para tratar el TDAH y aceite ADD. Difusa uno a la vez al mes, agregando 10 a 12 gotas por difusor (3 veces al día). Vetiver: Vetiver Añadir 1-2 gotas de aceite esencial con 8-9 gotas de aceite de almendras dulces y masajes en los dedos gordos. Aceite Esencial de Lavanda: Masaje 2 gotas de lavanda con 8 gotas de aceite de almendras dulces en los pies del niño, los hombros o el pecho puede ayudar a relajarse y dormir más fácilmente. La lavanda es un aceite esencial no sólo calmante, sino que también es un equilibrador de energía que hace que sea universal para todos. Aceite esencial de Cedro: también se consideran los aceites curativos sagrados en la tradición cristiana. Tiene un alto contenido en sesquiterpenos, los compuestos químicos que estimulan la función cerebral y la sinergia mental. Este Aceite Esencial se puede aplicar en la frente y el cuello, se inhala, y se masajea en el tronco cerebral en la base del cráneo.

Recuerde que primero hay que hacer una prueba para la piel en el interior del brazo antes de usar. También, en caso de que el Aceite Esencial le calienta demasiado la piel, se puede apaciguar el Aceite Esencial con un Aceite Neutral portador como el aceite de almendras dulces. Mezclar alrededor de 2 gotas de aceite esencial de cedro a 8 gotas de almendras dulces.

Otros tips para ADD y TDAH Déficit de Atención e Hiperactividad

A parte de los Aceites Esenciales, es importante tomar estas medidas a continuación, sino de nada servirá usar los Aceites Esenciales:
– Quitar totalmente los juegos electrónicos y la televisión durante la semana. Reducir la TV y los juegos electrónicos a tan solo unas pocas horas durante el fin de semana.
– Quitar de la dieta, el azúcar natural y SOBRE TODO el edulcorante artificial como el Aspartame!!.
– Es preciso quitar de la dieta alimentos procesados, el jarabe de maíz alto en fructosa (que además de su concentración demasiada alta en azucares es transgénico.
– Asegúrarse de que el niño este hidratado TODO EL DIA.
– Añadir Proteínas en el desayuno es muy importante para mantener estables los niveles de azúcar en la sangre durante el día y sobre todo para mantener los síntomas del TDA y TDAH al mínimo.

http://www.saludesencial.org/blog/como-tratar-el-adhd-de-su-nino-con-aceites-esenciales/

Insomnio. Valeriana, tila, pasiflora. Ajo, Orejones, Aceites Esenciales, Sueño reparador de Puressentiel

(algunos productos puede adquirirlos en supermercados, Mercadona, “Hacendado”)

Fitoterapia
Plantas con propiedades sedantes o hipnóticas que nos ayudan a dormir mejor:
valeriana, disminuye la ansiedad. Es hipnótica. Tomar en cápsulas o infusionada
tila, infusionada
pasionaria, efectiva en fases de sueño profundo (ayuda a evitar que se interrumpa)
melisa o toronjil, es tranquilizante y ligeramente narcótica. Tomar en infusión o aceite esencial (tomar dos gotitas con miel)
amapola, analgésica y sendante. Alivia la ansiedad y modula tener sueño. Infusionar los pétalos.
lúpulo, sedativo nervioso
espino albar, infusionado
lavanda, infusionada

Té de lechuga contra el insomnio. Hierva el tronco de la lechuga en una taza de agua por 3 minutos y beba.

Melatonina, 5-HTP
Otra opción es recurrir a la melatonina cuya venta como complemento es legal en España desde el año pasado. Está especialmente indicada para combatir los trastornos de sueño provocados por el estrés. Mercedes Aguirre Lipperheide, Dra. en Biología por la Universidad de Leeds, apunta otro remedio: “El 5-HTP, un suplemento que aumenta la producción de serotonina en el cerebro, la hormona clave a la hora de controlar el comportamiento y el estado de ánimo”.

Aromaterapia
Los aceites esenciales también sirven de apoyo. El spray Sueño reparador de Puressentiel contiene 12 de ellos (Aniba Rosaeodora, Ciprés, Lavanda, Mandarina, Manzanilla romana, Mejorana, Naranja, Neroli, Palmarosa, Petitgrain, Sándalo, Verbena) para calmar las tensiones y aportar el relax necesario para conciliar el sueño. ¿Su ventaja? Que se puede usar en niños a partir de un año.

La aromaterapia puede ayudar a combatir el insomnio. Ponga unas gotitas de aceite esencial de sándalo en un recipiente con agua caliente. Póngase una toalla alrededor de la cabeza e inhale el vapor por cinco minutos.

Aceite esencial de Manzanilla, y de Ylang-Ylang

Dieta
Dieta adecuada también puede jugar a favor del descanso si incluimos en nuestro menú alimentos como el albaricoque, el ajo, el repollo, el melocotón y la miel, además de consumir productos ricos en vitaminas A, B1, B6 y D.

La avena, contiene avenina, un alcaloide sedativo sobre el sistema nervioso. Puede ayudar en trastorno del sistema nervioso, sueño, estres o ansiedad

Recall 4life
1-1-1 (mañana, mediodía, noche)
Regulador del sueño y también para estado anímico, alteraciones emocionales

Fitoterapia y productos de despensa y cocina

(algunos productos pueden adquirirse en supermercados, Mercadona, “Hacendado”)

FITOTERAPIA HABITUAL
Acanto – Acanthus mollis: Contiene taninos y mucílago a los que debe sus propiedades cicatrizantes, aperitivas y emolientes. Se usa para tratar anginas y diarreas leves. Externamente se usa para picaduras de araña, quemaduras y contusiones.
Achiote – Bixa orellana: Sus propiedades medicinales no se han estudiado pero es un buen colorante para los arroces y otras comidas ya que es un colorante inofensivo.
Aguacate – Persea americana: La semilla y la cáscara del fruto contienen bactericidas por lo que se usa para infecciones del sistema digestivo y de la piel. No hay prueba científica de que combata la lombriz intestinal.
Ajo – Allium sativum: Una planta que se ha usado por siglos. Puede ser útil para bajar el colesterol, reducir la hipertensión y también puede ser un expectorante eficaz.
Alamo temblón – Populus tremuloides: Se ha encontrado en el álamo temblón, también conocido como alamillo o álamo blanco, compuestos parecidos a los de la aspirina. Se usa para bajar la fiebre, aliviar dolores leves y reducir la inflamación.
Albahaca – Ocimum basilicum: En la odontología puede ser útil como anestésico local. Otros usos son para combatir las náuseas, gases intestinales y la disentería. También es muy buena para hacer infusiones para promover la salud del cabello.
Alfalfa – Medicago sativa: Es un buen alimento ya que es rica en nutrientes. Algunos dicen que puede curar el cáncer pero no se ha comprobado. También se usa en infusión para quitar el mal aliento.
Amapola de California – Eschsholzia californica: Para aliviar dolores de cabeza y de muelas. También es un somnífero eficaz que no tiene efectos secundarios como el opio.
Anís – Pimpinella ansium: En grandes dosis es tóxica. En dosis medicinales es eficaz para aliviar cólicos producidos por gases intestinales. Hipócrates, el padre de la medicina natural, la recomendaba para eliminar mucosidades del sistema respiratorio.
Berro – Nasturtium officinale: El berro tiene muchos nutrientes por lo que resulta un buen alimento. Se recomienda para combatir el nerviosismo y el reumatismo. Estudios recientes encontraron que los berros podrían reducir el riesgo de cáncer de mama.
Calabaza – Cucurbita pepo: Las semillas se han usado para combatir parásitos intestinales. Se ha comprobado que éstas contienen sustancias que destruyen al gusano sin afectar la mucosa del intestino.
Cardo santo – Cnicus benedictus: La herbolaria le atribuye propiedades anticonceptivas y anticancerígenas. Se recomienda para dolencias del hígado y el corazón y para combatir infecciones.
Cáscara Sagrada – Rhamnus purshiana: Es utilizada en muchos laxantes comerciales. También se usa en dosis moderadas para estimular la digestión. No se recomienda usar cáscara por más de dos semanas.
Cola de Caballo – Equisetum robustus: Se usa para detener hemorragias leves y para tratar infecciones bucales. También podría ser un buen diurético y ayudar a eliminar la celulitis.
Escaramujo – Rosa canina: También conocida como uña de gato. Sus flores y hojas se usan como laxantes y cicatrizantes externos. Sus frutos contienen un preventivo y curativo para el escorbuto.
Eucalipto – Eucalyptus globulus: Famoso por su aroma, el eucalipto ha sido utilizado para preparar inhalaciones, jarabes y pastillas para aliviar el asma, la tos y la congestión bronquial
Ginseng americano – Panax quinquefolius: Se usa como tónico y estimulante. Previene el estrés y dolencias menores como los resfriados. Además también sirve para mejorar la memoria.
Gordolobo europeo – Verbascum thapsus: Útil para suavizar la piel y las mucosas y sirve de expectorante. Es eficaz para combatir la tos, la bronquitis y el asma. También se ha recomendado para quitar mezquinos.
Laurel – Lurus nobilis: El aceite que se extrae del laurel se usa para desinfectante de heridas pequeñas, en inflamaciones de la piel, en contusiones y dolores articulares. Además también se usa para ahuyentar las cucarachas.
Lavanda – Lavandula officinalis: Además de ser una planta que huele delicioso, la lavanda tiene muchos usos. El aceite esencial de lavanda se ha usado como sedante y antiespasmódico. Su aroma ayuda a aliviar el estrés. Más sobre la lavanda
Lino – Linum usitatissimum: Una de las partes más populares son sus semillas. De sus semillas se obtiene un agente para tratar forúnculos y quemaduras. También se usa para aliviar la irritación de las mucosas y como laxante.
Llanten – Plantago Major: Hay varios tipos de llantén pero todos tienen propiedades similares para efectos antiinflamatorios y emolientes. Se ha usado para curar heridas y mordidas de serpiente. Es un coagulante por lo que no se debe consumir si la persona padece de coágulos o toma medicamentos para arralar la sangre.
Lúpulo – Humulus lupulus: Utilizado por sus propiedades sedantes y en la fabricación de la cerveza. Es muy bueno para promover la salud del cabello. Se puede hacer desodorante con el extracto de lúpulo.
Malva – Malva sylvestris: Es útil para calmar las irritaciones de la piel y las mucosas. También es un emoliente.
Mangle rojo – Rhizophora mangle: Su corteza se usa contra el veneno de animales marinos. También sirve para tratar la tuberculosis, la lepra, la elefantiasis. Es un buen cicatrizante y un antidiarreico.
Manzanilla – Matricaria chamomilla: La manzanilla tiene efectos sedantes y antiinflamatorios. Es útil para tratar la artritis y cólicos intestinales. Personas con alergias a las margaritas no deben tomarla. Propiedades de la manzanilla
Marihuana – Cannabis: Contiene agentes que producen estados de exaltación y euforia pero también alivian el dolor y actúan como sedantes y antiespasmódicos. Actualmente es considerada como una droga ilegal en muchos países.
Melisa – Melissa officinalis: El cocimiento de las hojas se utiliza para tratar resfriados, la fiebre y el dolor de cabeza. También alivia cólicos menstruales y el estómago irritable.
Menta – Mentha: De la menta se extrae el mentol que se usa para ingrediente en varios productos descongestionantes, anestésicos, antisépticos carminativos. 10 usos de la menta
Mostaza blanca – Brassica alba: Sirve como laxante y antiácido. También ayuda a descongestionar el pecho y mitigar dolores musculares.
Nopal – Opuntia ficus-indica: Se usan para aliviar afecciones bronquiales, quemaduras e inflamaciones de la piel. También se recomienda para tratar la diabetes.
Orégano – Origanum vulgare: Se le han atribuido muchas virtudes. Pero actualmente solo se usa como un digestivo y quizás un diurético.
Ortiga – Urtica dioica: Muy útil para fortalecer el cabello, estimular el crecimiento y combatir la caspa. Se usan emplastos para aliviar inflamaciones.
Pasionaria – Passiflora incarnata: Se usa como sedante, analgésico y para aliviar dolores menstruales.
Ricino – Ricinus communis: Tiene una acción muy suave y eficaz como laxante. También se usa como emoliente en varios cosméticos y ungüentos.
Romero – Rosmarinus officinalis: Se ha utilizado para aliviar la tos, combatir la calvicie, oscurecer el cabello y como aromatizante.
Ruda – Ruta graveolens: Un buen antiespasmódico. Se ha utilizado para aliviar el dolor de cabeza, quitar los piojos y suprimir la tos.
Salvia – Salvia officinalis: Se ha usado para eliminar gases gastrointestinales, sudoración excesiva, nerviosismo, desinfectar heridas y para secar la leche materna.
Sangre de drago – Jatropha dioica: Útil para controlar la diarrea, curar heridas, aliviar hemorroides y para combatir la caída del pelo.
Sauce – Salix bonplandiana: Útil para bajar la fiebre, quitar escalofríos y aliviar dolores reumáticos. También se usa como desinfectante y astringente.
Saúco – Sambucus nigra: Se ha usado para eliminar sudoración excesiva, como un jarabe para la tos y como un laxante suave. Saúco para los resfriados
Tomillo – Thymus vulgaris: Se ha usado para destruír hongos y bacterias. Util para combatir el pie de atleta y también es usado como expectorante.
Verbena – Verbena officinalis: Usada como sedante, sudorífico, diurético, afrodisiaco y para combatir la gota. También es un anoréxico, supresor del apetito.
Zábila – Aloe vera: Por sus propiedades cicatrizantes se usa mucho para tratar quemadas y heridas. También se usa para suavizar la piel y como laxante fuerte.
Zarzamora – Rubus fructicosus: Útil para controlar diarreas leves. También es muy eficaz para sanar heridas bucales y para usar como loción en la piel para cerrar los poros.

http://www.mis-remedios-caseros.com/medicinales.htm