Archivo de la etiqueta: prostatitis

Aromaterapia clínica en patologías físicas. Uso de aceites esenciales por patología

Aromaterapia Clínica (patologías físicas)
ACCIDENTE CEREBROVASCULAR (ACV):

– TROMBOSIS CEREBRAL: Según ensayos médicos los aceites de canela y de clavo tienen propiedades anticoagulantes y pueden emplearse como medida preventiva para reducir el riesgo de trombosis cerebral. Además son también eficaces los aceites esenciales de helicrisum, ciprés, geranio, enebro, menta, limón, naranja, cistus, eucalipto, romero, albahaca,bergamota, manzanilla romana, lavanda, cedro, helicrisum, tomillo, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, ylang ylang, cardamomo, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– ICTUS HEMORRÁGICO: Aceite esencial de ciprés, helicrisum, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

AFECCIONES MENSTRUALES:

– ENDOMETRIOSIS: Aceite esencial de hinojo, salvia sclarea, romero, melaleuca alternifolia y quinquenervia, clavo y musk (Aceite Sagrado). Es muy efectivo el uso de una compresa caliente a la que se añaden los aceites esenciales colocada sobre el abdomen.

– METRORRAGIA: Aceite esencial de geranio, helicrisum, cistus y musk (Aceite Sagrado). Aplicar los aceites disueltos en un aceite portador en la coronilla, frente, planta de los pies, abdomen y zona lumbar. También el uso de una compresa caliente con los aceites ayuda a regular el sangrado.

– DESEQUILIBRIO HORMONAL: Aceite esencial de geranio, salvia sclarea, salvia española, hinojo, lavanda, milenrama, menta, mejorana, palisandro, vetiver, naranja, limón, romero, cardamomo, ylang ylang, loto, sándalo, jazmín y musk ( estos últimos cuatro son Aceites Sagrados).

– HISTERECTOMÍA: Aceite esencial de salvia sclarea, hinojo, lavanda, milenrama, mejorana,palisandro, vetiver, geranio, naranja, ylang ylang, loto sándalo, jazmín y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– DISMENORREA: Aceite esencial de menta, hierba del gato, salvia sclarea, salvia española, manzanilla, hinojo, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– CALAMBRES MENSTRUALES: Aceite esencial de salvia sclarea, romero, lúpulo, salvia española, lavanda, manzanilla romana, ciprés, estragón, vetiver, valeriana, mejorana, milenrama, menta, geranio, arrayán, nuez moscada, jazmín y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– SÍNDROME PREMENSTRUAL: lúpulo, salvia sclarea, semillas de anís, hinojo, albahaca, hisopo, nardo, mejorana, lavanda, menta, ciprés, nuez moscada, manzanilla alemana, casia, cálamo, canela, ylang ylang, bergamota, neroli, palisandro, loto, incienso, mirra, jazmín, rosa y musk (estos 6 últimos son Aceites Sagrados).

AFTAS BUCALES: Aceite esencial de melisa, clavo, lavanda, niaouli, limón, canela, romero, ciprés, ylang ylang, cedro, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ALCALOSIS: Aceite esencial de jengibre, estragón, enebro, hinojo, anís y patchouli.

ALERGIAS (ALIMENTARIAS Y FIEBRE DEL HENO): Aceite esencial de lavanda, ledum, manzanilla alemana, manzanilla romana, hisopo, geranio, ylang ylang, naranja, angélica, salvia española, palisandro, limón, palmarrosa, bergamota, helicrisum, semilla de apio, loto, sándalo, incienso, rosa, jazmín (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

ALOPECIAANALGÉSICO: Aceite esencial de menta, elemí, gaulteria, clavo, lavanda, helicrisum, clavo, romero, canela y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ANTISÉPTICO: Aceite esencial de tomillo, clavo, romero, árbol del té, ajedrea, eucalipto, casia, ravensara, gaulteria, citronela, naranja, limón, comino, hisopo, ajedrea, lavandín y loto (este último es un Aceite Sagrado).

ARTERIOESCLEROSIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, ciprés, naranja, tomillo, mejorana, ylang ylang e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

ARTRITIS:

– OSTEOARTRITIS: Aceite esencial de nuez moscada, clavo, manzanilla alemana, helicrisum, pino, ciprés, menta, pícea, vetiver, mejorana, romero, eucalipto, pimienta negra, elemí, lavanda, sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ARTRITIS REUMATOIDEA: Aceite esencial de menta, gaulteria, orégano, helicrisum, nuez moscada, clavo, vetiver, mejorana, ciprés, ajedrea, valeriana y sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ASMA: (NOTA: Los aceites esenciales no deben ser inhalados para problemas de asma, sino que deben ser ingeridos o aplicados en las plantas de los pies o masaje). Aceite esencial de ravensara, manzanilla romana, eucalipto, abeto balsámico, pino, menta, tomillo, niaouli, limón, lavanda, enebro, mejorana, ajedrea, clavo, árbol del té, jengibre, hinojo, anís, estragón, citronela, lavandín, artemisa, cedro, pícea, palisandro, ylang ylang, sándalo, rosa e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

BUCALES, PROBLEMAS:

– GINGIVITIS Y PERIODONTITIS: Aceite esencial de ajedrea, clavo, árbol del té, menta, gaulteria, tomillo, orégano, canela, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, limón, romero, eucalipto, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR E INFECCIÓN DENTAL: Aceite esencial de gaulteria, helicrisum, árbol del té, clavo, tomillo, orégano, menta, limón, eucalipto, mejorana, pino, lavanda y pícea.

– DOLOR DE DIENTES DURANTE LA DENTICIÓN: Aceite esencial de clavo, gaulteria, manzanilla alemana, árbol del té, limón, canela, gálbano, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar en inhalación o de forma tópica sobre las sienes y cuello) NOTA: Aplicar los aceites esenciales en una dilución con aceite portador comestible en las encías.

– ENCIAS SANGRANTES: Aceite esencial de canela, menta, ajedrea, gaulteria, tomillo, clavo, limón, canela, eucalipto, romero, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado).

– HALITOSIS: Aceite esencial de nuez moscada, menta, limón, mandarina, canela, estragón, árbol del té, jazmín y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre sienes, cuello y nuca y/o inhalar) NOTA: Hacer gargarismos con una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados de dos a cuatro veces por día.

– RECHINAMIENTO DE DIENTES (BRUXISMO): Aceite esencial de lavanda, valeriana, azahar, naranja, ylang ylang, patchouli, loto, jazmín y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en inhalación o tópicamente). NOTA: Aplicar los aceites esenciales inhalados o de forma tópica en masaje en las plantas de los pies antes de dormir.

– PIORREA: Aceite esencial de clavo y tomillo.

– ÚLCERAS BUCALES: Aceite esencial de orégano, árbol del té, tomillo, mirra, y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados.Aplicar en sobre las sienes y cuello y/o inhalados). NOTA: Aplicar los aceites en gargarismos y/o de forma tópica sobre las encías 1 o 2 veces al día.

BURSITIS: Aceite esencial de abeto balsámico, mejorana, albahaca, lavanda, pimienta negra, menta, orégano, pícea, hisopo, menta, ylang ylang, cedro, helicrisu, clavo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

CABELLO Y CUERO CABELLUDO, TRASTORNOS DEL:

– CANAS PREMATURAS:

– CASPA:

– CAÍDA DEL CABELLO:

– ALOPECIA: Aceite esencial de tomillo, lavanda, cedro, romero, abrótano macho (tintura). Aplicar sobre el cuero cabelludo los aceites con un aceite portador, por ejemplo de aceite de oliva, jojoba, aceite de pepitas de uva o aceite de coco, todas las noches antes de acostarse.

CALCULOS BILIARES: Aceite esencial de limón, naranja, mandarina, nerolí, enebro, nuez moscada, romero, manzanilla romana, ledum, lavanda, helicrisum. Es muy eficaz combinar 1 o 2 gotas de tres o cuatro de los aceites anteriores con un aceite portador y masajear sobre la vesícula 2 a 3 veces al día.

CÁNCER: Nota: el uso de aceites esenciales puede utilizarse para completar la efectividad de los tratamientos terapéuticos convencionales para dicha enfermedad. En investigaciones se ha demostrado que el aceite de sándalo tiene un gran poder anticancerígeno, así también como el de geranio, tomillo, tuya, limón, naranja y abeto balsámico. Otros aceites que tienen demostradas propiedades anticancerígenas son el aceite esencial de helicrisum, ledum, lavanda, clavo y. (Los aceites de sándalo, mirra e incienso son Aceites Sagrados).

CEFALEAS: Aceite esencial de menta, abeto balsámico, manzanilla romana, manzanilla alemana, lavanda, albahaca, valeriana, clavo, canela, romero, eucalipto, mejorana, helicrisum, melisa,cardamomo, palisandro, palmarrosa, ylang ylang, bergamota, hisopo, pimienta negra, jazmín, sándalo, incienso y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). Es muy eficaz la aplicación sobre la nuca, frente, sienes y debajo de la nariz la aplicación 2 o 3 gotas de 2, 3 o 4 de los aceites anteriores con un aceite portador. También la ingestión por vía oral de 1 o 2 gotas de 1, 2 o 3 aceites esenciales. Los Aceites Sagrados se deben aplicar también sobre la frente, nuca, sienes, debajo de la nariz y las muñecas.

CELULITIS: Aceite esencial de ciprés, ledum, menta, romero, hinojo, limón, lavanda, patchouli, enebro.

COLITIS ULCEROSA: Aceite esencial de menta, eucalipto, estragón, anís, hinojo, limón, canela, clavo, estragón y jengibre.

CARDIOVASCULARES, TRASTORNOS

– ANGINA: Aceite esencial de jengibre, vara de San José, naranja, melisa, ciprés, helicrisum, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– ATAQUE CARDIACO (INFARTO DE MIOCARDIO): Aceite esencial de Vara de San José, tomillo, lavanda, manzanilla romana, helicrisum, clavo, nuez moscada, naranja,ciprés, mejorana, ylang ylang, patchouli, loto, gaulteria, hisopo, menta, pimienta negra, lavanda, geranio, limón, palisandro, palmarrosa, salvia española, bergamota, sándalo, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). Esta es una enfermedad aguda producida por el bloqueo de la circulación que provoca una interrupción de la irrigación de sangre de un área o del corazón. Mientras se recurren a los servicios médicos de urgencia, se pueden aplicar 1 a 2 gotas de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados en los puntos de acupuntura del pie o de la mano y brazo izquierdo relacionados con el corazón.

– ENDURECIMIENTO DE LAS ARTERIAS: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, mejorana, clavo, tomillo, ciprés e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

– TAQUICARDIA: Aceite esencial de mejorana, ylang ylang, lavanda, vara de San José, ciprés, helicrisum, naranja, patchouli, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– PRESIÓN ARTERIAL ALTA: Aceite esencial de lavanda, mejorana,albahaca, naranja, patchouli, ylang ylang, ciprés y loto jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados equilibran excesos y defectos, es decir, condiciones de hiper e hipo).

– PRESIÓN ARTERIAL BAJA: Aceite esencial de romero, salvia, menta, geranio, pino, nuez moscada, manzanilla alemana, limón, bergamota, ylang ylang, palisandro, jazmín y rosa (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Los Aceites Sagrados actúan equilibrando excesos y defectos).

– COLESTEROL ALTO: Aceite esencial de helicrisum, romero, clavo, manzanilla alemana, manzanilla romana, ciprés, mejorana, ylang ylang, clavo, naranja, tomillo, nardo, hinojo, jengibre, estragón, anís, hinojo, patchouli, salvia, ravensara, geranio, loto e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DÉFICIT AUDITIVO: Aceite esencial de helicrisum, enebro, geranio, menta, lavanda, albahaca, árbol del té, romero, clavo, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, orégano, comino, citronela, lavandín, arrayán, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TINNITUS: Aceite esencial de helicrisum, geranio, enebro, menta, lavanda, albahaca y ámbar cachemir (este últimos es un Aceite Sagrado). Aplicar una o dos gotas de los aceites puros en las sienes, frente y nuca; aplicar también una gota de cada aceite en las puntas de los dedos de los pies y de las manos.

DESEQUILIBRIO HORMONAL MASCULINO: Aceite esencial de romero, salvia sclarea, hinojo, ylang ylang, geranio, milenrama, salvia española, hinojo, lavanda, arrayán, menta y musk (este último es un Aceite Sagrado).

DIABETES: Aceite esencial de cilantro, canela, hinojo, eneldo, ciprés, limón, nuez moscada, menta, salvia española, geranio, arrayán, manzanilla romana, romero, helicrisum, clavo de olor, estragón, jengibre y loto (este último es un Aceite Sagrado).

DIGESTIÓN, PROBLEMAS:

– CALAMBRES: Aceite esencial de romero, jengibre, albahaca y menta y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– DIARREA: Aceite esencial de menta, nuez moscada, jengibre, orégano, ajedrea, clavo, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado)

– FLATULENCIA: Aceite esencial de menta, estragón, nuez moscada, anís, hinojo, ledum, semillas de zanahoria, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– INDIGESTIÓN: Aceite esencial de menta, nuez moscada, hinojo, jengibre, comino, naranja, estragón, anís, enebro, patchouli, y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– HIPO: Aceite esencial de ciprés, estragón, menta y jazmín (este últimos es un Aceite Sagrado).

– GASTRITIS: Aceite esencial de estragón, menta, hinojo, jengibre, enebro, anís, patchouli, clavo, limón, canela, eucalipto y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– NAUSEAS: Aceite esencial de menta, jengibre, patchouli, nuez moscada, estragón, enebro, anís, hinojo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

– ÚLCERA DE ESTÓMAGO: Aceite esencial de clavo, canela, árbol de té, orégano, tomillo, limón, eucalipto, romero, mejorana, pino, ciprés, lavanda, pícea, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, incienso, mirra y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ACIDEZ GÁSTRICA: Aceite esencial de menta, jengibre, limón, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, helicrisum, loto y jazmín (estos últimos son Aceites Sagrados).

DISTROFIA MUSCULAR: Aceite esencial de pino, lavanda, mejorana, vetiver, abeto balsámico, albahaca, mejorana, menta, ciprés, pícea, pimienta negra, hisopo, ámbar rojo y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DIVERTICULITIS/ DIVERTICULOSIS: Aceite esencial de patchouli, anís, estragón, romero, hinojo, menta, ajedrea, orégano, tomillo, nuez moscada, árbol del té, clavo, jazmín e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

DOLOR

– DOLOR OSEO: Aceite esencial de gaulteria, abeto, ciprés, pícea, pino, menta, helicrisum, clavo, pimienta negra y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado).

– DOLOR CRÓNICO: Aceite esencial de menta, helicrisum, pícea, gaulteria, jengibre, clavo, elemí, orégano, romero, abeto balsámico, albahaca, mejorana, ciprés, ylang ylang, pimienta negra, cedro, ámbar rojo, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– DOLOR MUSCULAR: Aceite esencial de romero, menta, mejorana, nuez moscada, gaulteria, helicrisum, clavo, albahaca, ciprés, pimienta negra, hisopo y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR POR TRAUMATISMO: Aceite esencial de geranio, lavanda, mejorana, menta, valeriana, geranio, pícea, helicrisum, árbol del té, menta, rosa, incienso y sándalo. Masajear con los aceites alrededor del nacimiento del cabello y la punta de los dedos de los pies.

EDEMA: Aceite esencial de ledum, manzanilla alemana, cedro, gaulteria, menta, lavanda, clavo, enebro, naranja, hinojo, geranio, ciprés, mejorana, helicrisum, ylang ylang, salvia, arrayán, nuez moscada, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

EMBARAZO: Aceite esencial de lavanda, geranio, ylang ylang, helicrisum, geranio, palisandro, palmarrosa, manzanilla romana, limón, bergamota, rosa, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: utilizar los aceites esenciales durante el embarazo en aplicación tópica e inhalación.

ENANISMO JUVENIL: La baja estatura en niños debida a la baja producción de la hormona del crecimiento por parte de la glándula pituitaria ha sido tratada en prácticas clínicas con la utilización del aceite esencial de la hierba del gato (Conyza canadensis). Otros aceites esenciales que también han demostrado eficacia son el de cedro, ciprés, melisa, lavanda, helicrisum, sándalo, incienso, loto y papiro (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD DE CHRON: Aceite esencial de menta, nuez moscada, estragón, jengibre, hinojo, anís, patchouli y jazmín.

ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL

– HERPES SIMPLE TIPO 2: Aceite esencial de melisa, ravensara, árbol del té, ciprés, orégano, tomillo, comino, romero, clavo, limón, canela, eucalipto, casia, cálamo, hisopo, mirra, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– VERRUGAS GENITALES: Aceite esencial de melisa, orégano, tomillo, árbol del té, romero, clavo, limón, canela, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, hinojo, comino, lavanda e incienso (estos últimos en un Aceite Sagrado).

– GONORREA Y SÍFILIS: Como complemento al tratamiento médico, los siguientes aceites esenciales han demostrado eficacia en ensayos clínicos: orégano, melisa, tomillo, ajedrea, canela, clavo, limón, casia, cálamo, hisopo, nardo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

ENFERMEDAD NEUROLÓGICA

– ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA (ELA): Aceite esencial de enebro, helicrisum, orégano, salvia española, romero, clavo, cardamomo, geranio, neroli, palisandro, bergamota, palisandro, ylang ylang, gálbano, cedro, albahaca, angélica, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados).

– COREA DE HUNTINGTON: Aceite esencial de menta, enebro, albahaca, mejorana, lavanda, ciprés y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– ESCLEROSIS MÚLTIPLE: Aceite esencial de enebro, albahaca, helicrisum, geranio, menta, tomillo, orégano, menta, ciprés, mejorana, romero, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– ENFERMEDAD DE PARKINSON: Aceite esencial de enebro, menta, naranja, ylang ylang, patchouli, palisandro, helicrisum, ledum, sándalo, incienso y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

EPILEPSIA: Aceite esencial de salvia sclarea, pícea, palisandro, cedro, melisa, ciprés, lavanda, helicrisum, loto, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: aplicar los aceites preferentemente de forma tópica e inhalada.

ERITEMA SOLAR: Aceite esencial de lavanda, abeto, helicrisum, ciprés y rosa (este último es un Aceite Sagrado).

ESCOLIOSIS: Aceite esencial de orégano, tomillo, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites de forma tópica en masaje a lo largo de la columna.

ESGUINCE: Aceite esencial de gaulteria, abeto balsámico, albahaca, pino, pícea, ciprés, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar de forma tópica sobre el área afectada.

ESTREÑIMIENTO: Aceite esencial de jengibre, menta, hinojo, estragón, anís, patchouli y jazmín (este último es un Aceite Sagrado).

FERTILIDAD: Aceite esencial de salvia sclarea, salvia española, anís, hinojo, milenrama, geranio, mejorana, lavanda, geranio, neroli, palisandro, vetiver, ámbar rojo, loto, sándalo, incienso y musk (estos 5 últimos son Aceites Sagrados).

FIBROMIALGIA: Aceite esencial de manzanilla alemana, nuez moscada, abeto balsámico, gaulteria, helicrisum, menta, pícea, pimienta negra, hisopo, cistus, ajedrea, orégano, incienso y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

FIEBRE: Aceite esencial de menta, eucalipto, romero, ledum, abeto, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino y árbol del té.

HEMATOMA: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, clavo, nuez moscada, gaulteria y laurel.

HEMORRAGIA: Aceite esencial de helicrisum, geranio, cistus, ciprés, lavanda, hisopo, mejorana, ylang ylang, gaulteria, clavo y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en una compresa fría y/o 1 o 2 gotas en el caso afectada en caso de heridas pequeñas.

HEMORROIDES: Aceite esencial de ciprés, cistus, helicrisum, limón, nardo, albahaca, menta y arrayán. NOTA: Aplicar diluido en aceite portador de 3 a 5 gotas de una mezcla de dos o tres aceites.

HERIDAS: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, eucalipto, ciprés, gaulteria, tomillo, orégano, manzanilla alemana, lavandín, ajedrea, menta, clavo, citronela, geranio, naranja, helicrisum y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 2 a 6 gotas de los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de rosa de mosqueta, en la zona afectada de 2 a 4 veces por día.

HERPES LABIAL: Aceite esencial de melisa, árbol del té, menta, lavanda, ajedrea, ravensara, orégano, tomillo, limón, canela, clavo, citronela, lavandín, arrayán y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar una gota de un aceite tan pronto aparezca el herpes de 5 a 10 veces al día.

HEPÁTICOS, TRASTORNOS

– DESINTOXICACIÓN HÍGADO Y VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, helicrisum, mandarina, cardamomo, geranio, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, manzanilla romana, romero y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar sobre el hígado en masaje). Se recomienda ingerir una mezcla de 2, 3 o 4 de los aceites y/o aplicar en compresa tibia sobre el hígado.

– HEPATITIS: Aceite esencial de ledum, ravensara, manzanilla alemana, tomillo, hinojo, geranio, helicrisum, estragón, jengibre, metna, enebro, patchouli, anís, clavo y jazmín (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en masaje sobre el plexo solar y sobre las zonas pulsátiles).

– ICTERICIA: Aceite esencial de ledum, semilla de zanahoria, manzanilla alemana, tomillo, geranio, helicrisum, hinojo, ylang ylang, sándalo, loto y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

HIPOGLUCEMIA: Aceite esencial de lavanda, canela, tomillo, cilantro, comino, clavo, limón, eneldo, eucalipto, romero, hinojo, geranio, manzanilla romana, helicrisum, ledum, estragón, jengibre, enebro, anís, loto y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados)

INFECCIÓN BACTERIANA O VÍRICA:

INFECCIÓN FÚNGICA:

– PIE DE ATLETA: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, abeto balsámico, lavanda, menta, tomillo y ajedrea.

– CANDIDA ALBICANS: Aceite de árbol del té, enebro, ravensara, tomillo, comino, clavo, gaulteria, limón, pícea, eucalipto, cistus, hisopo, orégano, menta, cistus, lavanda, romero, geranio, palmarosa, palisandro, incienso y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre el plexo solar).

– TIÑA Y CANDIDA DE LA PIEL: Aceite esencial de árbol del té, niaouli, ciprés, lavanda, romero, geranio, palisandro, patchouli y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar 1 o 2 gotas de dos, tres o cuatro aceites esenciales recomendados puros y del aceite de mirra sobre la zona afectada dos o tres veces por día.

– CANDIDIASIS VAGINAL: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, manzanilla romana, geranio, romero, enebro, menta, ajedrea, tomillo, laurel y ámbar rojo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites o aplicar en un tampón y mantener toda la noche.

INFECCIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR: Aceite esencial de ledum, semillas de zanahoria, limón, enebro, manzanilla alemana, hinojo, geranio, gaulteria, clavo, menta, ylang ylagn, lavandín, helicrisum, loto, jazmín y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados. Aplicar sobre la zona de la vesícula en forma de masaje). NOTA: Ingerir los aceites esenciales recomendados o aplicar de forma tópica sobre la vesícula 2 o 3 veces al día.

INFECCIÓN TRACTO URINARIO: Aceite esencial de orégano, tomillo, árbol del té, cistus, enebro, ajedrea, romero, estragón, jengibre, menta, hinojo, patchouli, salvia, geranio, nuez moscada, lavanda, clavo, ámbar rojo (este último es un Aceite Sagrado. Aplicar en las zonas pulsátiles y/o inhalar). NOTA: Aplicar de forma tópica con una compresa tibia sobre la vejiga 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de dos, tres o cuatro de los aceites esenciales recomendados.

INFECCIÓN DE GARGANTA:

– TOS: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, limón, ravensara, tomillo, orégano, menta, cedro, ámbar cachemir, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS SECA: Añadir a una cucharadita de miel o de jarabe de llantén 2 gotas de limón y 3 de eucalipto. Como aceite se recomienda ámbar Cachemir (Aceite Sagrado).

– LARINGITIS: Añadir 1 gota de limón, 1 gota de tomillo, 1 de romero y 1 de clavo a una cucharadita de miel o zumo o zumo y retener la mezcla en la parte posterior de la garganta y luego tragar. Como aceite se recomienda el ámbar cachemir (Aceite Sagrado).

– DOLOR DE GARGANTA: Aceite esencial de ciprés, eucalipto, tomillo, niaouli, orégano, limón, salvia, menta, ravensara, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– INFECCIÓN DE GARGANTA POR ESTREPTOCOCOS: Aceite esencial de eucalipto, orégano, tomillo, ravensara, ajedrea, abeto, niaouli, incienso, mirra y ámbar cachemir (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– AMIGDALITIS: Aceite esencial de clavo, árbol del té, vara de San José, orégano, ajedrea, ravensara, tomillo, niaouli y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado).

INFECCIÓN DE PULMÓN:

– BRONQUITIS: Aceite esencial de romero, eucalipto, niaouli, tomillo, gaulteria, ravensara, pícea, pino, orégano, helicrisum, árbol del té, menta, abeto, salvia, casia, cálamo, hisopo, nardo, ajedrea, cistus, orégano, mirra, incienso y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

– NEUMONÍA: Aceite esencial de árbol del té, romero, tomillo, ledum, ravensara, niaouli, vara de San José, eucalipto, ajedrea, aní, hinojo, gaulteria, hisopo, menta, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

– TOS FERINA: Aceite esencial de romero, lavanda, niaouli, tomillo, naranja, limón, citronela, arrayán, clavo, ravensara, comino, cistus, hisopo, mejorana, ciprés, nuez moscada, orégano, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el cuello y pecho y en compresas en la parte superior de la espalda, así como también vía inhalada.

INFERTILIDAD: Algunos aceites esenciales tienen propiedades similares a las hormonas que pueden ayudar los procesos de fertilidad. Estos son: aceite esencial de salvia sclarea, anís, hinojo, milenrama, geranio y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Los aceites esenciales se pueden ingerir de 2 a 4 veces al día o bien se pueden aplicar todos, incluido el aceite de musk vía tópica en la parte baja de la espalda y en la parte baja del abdomen.

INFLAMACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, manzanilla alemana, árbol del té, abeto, menta, manzanilla romana, lavanda, ravensara, tomillo, ciprés, hisopo, incienso y mirra (estos últimos son Aceites Sagrados).

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA: Aceite esencial de estragón, patchouli y romero

INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO: Aceite esencial de ravensara, eucalipto, arrayàn.

LACTANCIA MATERNA:

– MASTITIS: Aceite esencial de manzanilla romana, clavo, tomillo, romero y lavanda.

– AUMENTO DE LA LECHE MATERNA: Aceite esencial de geranio, hinojo y salvia.

– PEZONES RESQUEBRAJADOS: Aceite esencial de lavanda, geranio, helicrisum, pícea, palisandro, mirra y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites con un aceite portador y aplicar masajeando el pezón.

AFECCIONES DE ESPALDA:

– CIÁTICA: Aceite esencial de helicrisum, menta, nuez moscada, tomillo, pícea, gaulteria, albahaca, romero, clavo, estragón y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona en masaje o compresa tibia (si no hay inflamación).

– LUMBAGO: Aceite esencial de mejorana, estragón, jengibre, enebro, anís, hinojo, patchouli, pimienta negra, pícea, nuez moscada, albahaca, gaulteria, helicrisum, manzanilla alemana, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en masaje o en compresa tibia.

– LESIÓN DE ESPALDA: Aceite esencial de gaulteria, abeto, pícea, menta, mejorana, vetiver, helicrisum, enebro, albahaca y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– DOLOR DE ESPALDA: Aceite esencial de lavanda, manzanilla alemana, albahaca, salvia sclarea, menta, geranio y sándalo (este último es un Aceite Sagrado).

– CALCIFICACIÓN DE LA COLUMNA VERTEBRAL: Aceite esencial de geranio, romero, eucalipto, lavanda, arrayán, mejorana, ravensara, orégano y vetiver. NOTA: Aplicar en masaje a lo largo de la columna vertebral.

– DOLOR Y RIGIDEZ DEL CUELLO: Aceite esencial de albahaca, mejorana, helicrisum, gaulteria, abeto, nuez moscada, lavanda, menta, sándalo y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites en masaje en el cuello o compresa tibia (si no hay inflamación).

– HERNIA DISCAL: Aceite esencial de helicrisum, albahaca, tomillo, melisa, abeto, pícea, vetiver, valeriana y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites en masaje a lo largo de la columna o en compresa fría en la zona afectada.

LIMPIEZA METALES PESADOS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, ledum, manzanilla almena, geranio e incienso (este último es un Aceite Sagrado).

NAUSEAS: Aceite esencial de menta, patchouli, jengibre y nuez moscada. NOTA: los aceites recomendados se pueden inhalar, aplicar vía tópica en la zona del ombligo y detrás de las orejas o bien ingerir de 1 a 4 veces por día.

NERVIOSO, TRASTORNOS: Son problemas en los están involucrados o afectados los nervios superficiales o periféricos (a diferencia de los trastornos neurológicos en los que la perturbación es neurológica profunda en el cerebro). En general, se recomiendan los aceites esenciales de menta, lavanda, cedro, manzanilla alemana, manzanilla romana, salvia, romero, pícea, enebro, mejorana, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites recomendados deben aplicarse vía tópica diluidos o puros en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– NEURALGIA: Aceite esencial de mejorana, helicrisum, menta, enebro, gaulteria, clavo, pimienta negra, hinojo, geranio, patchouli, ylang ylang, romero, nuez moscada, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en el área afectada o inhalada.

– NEURITIS: Aceite esencial de menta, lavanda, orégano, enebro, albahaca, mejorana, ciprés, tomillo, milenrama, clavo, pícea, palisandro, loto, incienso y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día, con compresa fría o inhalada

– SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: Aceite esencial de menta, albahaca, gaulteria, ciprés, mejorana, helicrisum, pimienta negra, hiospo y sándalo (este últimos es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada de 3 a 5 veces por día o bien en compresa fría de 2 a 3 veces por día.

– NEUROPATÍA: Aceite esencial de hierba del gato, menta, enebro, milenrama, vara de San José, helicrisum, albahaca, mejorana, lavanda, geranio, gaulteria, clavo, naranja, patchouli, ylang ylang, loto y sándalo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica sobre el área afectada puros o diluidos o en compresa fría de 2 a 3 veces por día, o bien inhalados. Si el daño comienza a revertirse suele haber dolor por lo que se puede aplicar aceite esencial de clavo, menta, gaulteria o helicrisum para aliviar.

OBESIDAD: Aceite esencial de menta, ylang ylang, vainilla, limón, mandarina, bergamota, palisandro, palmarosa, manzanilla romana, jengibre, rosa y jazmín (estos 2 últimos son Aceites Sagrados).

OCULAR, TRASTORNOS:

– CONDUCTO LAGRIMAL BLOQUEADO: Aceite esencial de lavanda. NOTA: Aplicar 1 gota sobre el puente de la nariz.

– CATARATAS Y GLAUCOMA: Aceite esencial de clavo, lavanda, ciprés, eucalipto y sándalo (este último es un Aceite Sagrado) NOTA: ingerir los aceites diluidos en un amplio círculo alrededor del ojo y en las sienes de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD: Aceite esencial de limón (para la degeneración macular seca) , aceite esencial de clavo (para la degeneración macular húmeda) y sándalo e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Ingerir los aceites esenciales 1 vez al día y aplicar en masaje alrededor del ojo y en las sienes los Aceites Sagrados.

– VISIÓN BORROSA: Aceite esencial de helicrisum, lavanda, ciprés, mejorana, ylang ylang, gaulteria, menta y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica los aceites recomendados en un círculo alrededor del ojo y en las sienes.

– CONJUNTIVITIS: Aceite esencial de citronela, árbol del té, romero, arrayán, enebro, pícea, cistus, hisopo, ravensara, ajedrea, orégano, clavo, comino, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

OÍDO, PROBLEMAS DE:

– DOLOR DE OÍDOS: Aceite esencial de tomillo, lavanda, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, ravensara, menta, eucalipto, clavo, citronela, lavandín, arrayán, gaulteria, limón, canela, cistus, hisopo, ajedrea, orégano, comino, incienso y ámbar cachemir (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de oliva tibio alrededor del orificio de la oreja (nunca dentro) o en compresa tibia sobre la oreja.

– ÁCAROS DEL OÍDO: Aceite esencial de eucalipto, citronela, arrayán, lavandín, árbol del té y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos con aceite de oliva tibio alrededor de la oreja (nunca dentro del oído) y en los lóbulos de las orejas.

– PERFORACIÓN DE TÍMPANO: Aceite esencial de lavanda, árbol del té, romero, clavo y ámbar cachemir (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en aceite de oliva tibio alrededor de la oreja y en los lóbulos de las orejas.

OSTEOPOROSIS: Aceite esencial de gaulteria, pícea, abeto, pino, ciprés, menta, mejorana, romero, albahaca, citronela, árbol del té, arrayán, cedro, ylang ylang, pimienta negra, hisopo, clavo, helicrisum y sándalo (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica a lo largo de la columna vertebral y en el área afectada de 2 a 3 veces por día.

PANCREATITIS: Aceite esencial de menta, vetiver, ajedrea, orégano, geranio, canela, cálamo, casia, hisopo, nardo, cistus, ravensara, romero, clavo, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica.

PAPERAS: Aceite esencial de tomillo, melisa, ciprés, gaulteria, ravensara, eucalipto, limón, lavanda, clavo, canela, nardo, gálbano, ámbar cachemir, incienso y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica sobre la zona con una compresa tibia.

PARÁSITOS INTESTINALES: Aceite esencial de estragón, anís, albahaca, menta, jengibre, nuez moscada, hinojo, enebro, palisandro, árbol del té, romero, helicrisum, manzanilla romana, geranio, jazmín y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden ingerir o aplicar vía tópica en compresa tibia sobre el abdomen.

PEDICULOSIS: Aceite esencial de eucalipto, lavanda, menta, tomillo, geranio, nuez moscada y romero. NOTA: Diluir los aceites esenciales recomendados con un aceite portador y aplicar sobre el cuero cabelludo. Dejar al menos media hora. Lavar el cabello y enjuagar con una solución de 2 gotas de eucalipto, 2 gotas de lavanda, 2 gotas de geranio, 25 ml. de vinagre y 200 ml. de agua.

PICADURAS DE INSECTOS: Aceite esencial de lavanda, eucalipto, citronela, árbol del té, menta, manzanilla romana y romero.

PIEL, TRASTORNOS DE LA

– AMPOLLAS: Aceite esencial de árbol del té, helicrisum, menta, lavanda, limón, manzanilla alemana, eucalipto, romero, tomillo, ajedrea, palmarosa, patchouli, clavo, citronela, arrayán, palisandro, enebro, ravensara, orégano, nardo, gálbano, casia, canela, cistus, ajedrea, comino, mirra e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites sobre la zona diluidos de 3 a 5 veces al día.

– ACNÉ: Aceite esencial de árbol de té, geranio, vetiver, ciprés, lavanda, patchouli, manzanilla alemana, manzanilla romana, palisandro, cedro, eucalipto, clavo e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Diluir los aceites esenciales con aceite portador de pepita de uvas y aplicar sobre la zona afectada de 1 a 3 veces por día.

– ARRUGAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, lavanda, ylang ylang, patchouli, salvia, geranio, salvia sclarea, palisandro, neroli, palmarosa, nardo, bergamota, limón, manzanilla romana, sándalo, rosa, incienso, jazmín y mirra (estos 5 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos en un aceite portador, por ejemplo de jojoba, argán, aguacate.

– EXANTEMA DEL PAÑAL: Aceite esencial de lavanda, helicrisum, manzanilla alemana, ciprés, geranio, palmarosa, palisandro, ylang ylang, bergamota, rosa y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Diluir los aceites recomendados con un portador, por ejemplo aceite de jojoba o de almendras y aplicar de 2 a 4 veces al día.

– ECZEMA: Aceite esencial de lavanda, enebro, ledum, cistus, manzanilla romana, manzanilla alemana, geranio, citronela, árbol del té, palisandro, palmarosa, ylang ylang, limón, bergamota, tomillo, hinojo, helicrisum , jazmín, rosa y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados diluidos en el área afectada de 3 a 5 veces por día.

– LUNAR: Aceite esencial de orégano e incienso (este último es un Aceite Sagrado). Aplicar sobre el lunar directamente 2 a 3 veces por día.

– PSORIASIS: Aceite esencial de enebro, ciprés, manzanilla romana, árbol del té, patchouli, lavanda, helicrisum, clavo, hinojo, rosa y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica puros 2 veces por día, con compresa tibia 3 veces por semana y/o ingeridos 1 vez al día.

– PIEL FLÁCIDA: Aceite esencial de lavanda, ciprés, patchouli, helicrisum, incienso y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos 1 o 2 veces por día.

– ÚLCERAS DÉRMICAS: Aceite esencial de palisandro, clavo, helicrisum, manzanilla romana, patchouli, lavanda y mirra (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica puros o diluidos.

– ESTRIAS: Aceite esencial de lavanda, nardo, geranio, mirra e incienso (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites puros o diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta y masajear de 2 a 3 veces por día.

– VITÍLIGO: Aceite esencial de vetiver, citronela, árbol de té, arrayán, lavandín, romero, clavo, sándalo, musk y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados).

PLEURESÍA: Aceite esencial de ajedrea, tomillo, ravensara, niaouli, eucalipto, gauteria, limón, pino, ciprés, menta, arrayán, cistus, hisopo, comino, nardo, casia, cálamo, canela, gálbano, incienso, mirra, y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando el cuello y pecho, en compresa tibia en el cuello, pecho y parte superior de la espalda 1 vez al día o bien inhalados.

POLIOMELITIS: Aceite esencial de árbol del té, gaulteria, melisa, ravensara, limón, ylang ylang, arrayán, estragón, salvia sclarea, ciprés, sándalo, mirra e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados, que deben aplicarse sobre el cuello, nuca, frente y espalda en masaje al menos 2 o 3 veces al día). NOTA: Los aceites esenciales recomendados se deben ingerir 2 o 3 veces por día.

PRÓSTATA: Aceite esencial de orégano, naranja, abeto, comino, tomillo, ciprés, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, incienso, ámbar rojo y musk (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en el área comprendida entre el recto y el escroto 2 veces por día.

– HIPERPLASIA PROSTÁTICA: Aceite esencial de ledum, naranja, abeto, comino, salvia, hinojo, lavanda, arrayán, milenrama, menta, manzanilla alemana, mejorana, cedro, abeto, tuya, ciprés, incienso, jazmín, mirra y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica diluidos en aceite de semillas de sésamo en la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir 3 veces por día.

– CÁNCER DE PRÓSTATA: Aceite esencial de ledum, naranja, tuya, abeto, comino, hinojo, lavanda, milenrama, menta, clavo, tomillo, helicrisum, salvia, mirra, incienso y ámbar rojo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica diluidos con aceite de semillas de sésamo sobre la zona comprendida entre el recto y el escroto y/o ingerir los aceites esenciales 2 a 4 veces por día.

– PROSTATITIS: Aceite esencial de romero, arrayán, tomillo, menta, salvia, hinojo, lavanda, albahaca, ciprés, estragón, jengibre, enebro, patchouli, arrayán, milenrama, mejorana, tuya, jazmín y ámbar rojo (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites ser pueden aplicar tópicamente en la zona comprendida entre el recto y escroto diluidos con aceite de semillas de sésamo y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

TIROIDES, PROBLEMAS DE

– HIPERTIROIDISMO: Aceite esencial de pícea, menta, salvia, geranio, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, mirra, ámbar cachemir y loto (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica diluidos sobre la tiroides de 1 a 3 veces por día y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– HIPOTIROIDISMO: Aceite esencial de ledum, arrayán, menta, clavo, geranio, nuez moscada, manzanilla alemana, ámbar cachemir y mirra (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre la zona de tiroides diluidos de 1 a 3 veces por día y/o ingerir de 2 a 3 veces por día.

QUISTE

– QUISTE EN GÁNGLIOS: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar los aceites puros vía tópica de 3 a 4 veces por día sobre la zona afectada.

– QUISTE OVÁRICO Y UTERINO: Aceite esencial de árbol del té, orégano, salvia sclarea, ciprés, geranio, albahaca e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica masajeando la zona externa y/o en compresa tibia.

– QUISTE SIMPLE: Aceite esencial de orégano y tomillo. NOTA: Aplicar tópicamente sobre la zona de 3 a 4 veces por día.

RENAL, TRASTORNO:

– CÁLCULOS RENALES: Aceite de gaulteria, geranio, enebro, eucalipto, helicrisum, hinojo y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar tópicamente en compresa tibia sobre la zona del riñón y/ ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– DIURÉTICO: Aceite esencial de ledum, romero, enebro, hinojo, anís, geranio, salvia, menta, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, estragón, jengibre, patchouli, neroli, palisandro, manzanilla romana, helicrisum, romero, incienso, sándalo, loto y ámbar rojo (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden masajear sobre la zona del riñón diluidos, aplicar en compresa tibia sobre la zona del riñón o ingerir los aceites esenciales y/o ingerir 3 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN: Aceite esencial de helicrisum, enebro, hinojo, estragón, jengibre, menta, anís, geranio, manzanilla romana, ledum, loto y musk (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: ingerir los aceites esenciales 3 veces al día y aplicar los Aceites Sagrados sobre la zona de los riñones.

– INFECCIÓN DE URÉTER: Aceite esencial de limón, arrayán y musk (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: los aceites se pueden aplicar en masaje sobre la zona de los riñones y/o ingerir dos veces por día durante 10 días.

– NEFRITIS: Aceite esencial de ciprés, enebro, ledum, ylang ylang, menta, arrayán, nuez moscada, geranio, mejorana, helicrisum, limón, canela, eucalipto, romero, hinojo, mirra, loto y musk (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites se pueden aplicar vía tópica en compresa fría 1 o 2 veces al día sobre el riñón y/o ingerir los aceites esenciales de 2 a 4 veces por día.

RONQUIDO: Frotar de 4 a 6 gotas de aceite esencial de tomillo diluido en la planta de los pies antes de ir a dormir. Como Aceite Sagrado masajear la zona del cuello y garganta y mandíbula con ámbar cachemir.

SARAMPIÓN: Aceite esencial de lavanda, manzanilla romana, árbol del té, clavo, tomillo, manzanilla alemana, hisopo, ravensara, cistus, ajedrea, orégano, comino e incienso (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar vía tópica diluidos en aceite portador de rosa de mosqueta.

SARNA: Aceite esencial de citronela, menta, palmarosa, lavandín, eucalipto, pimienta negra, jengibre, estragón, enebro, anís, hinojo, patchouli, arrayán, árbol del té, naranja, ylang ylang, mirra y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites recomendados vía tópica diluidos o puros y masajear la zona de 3 a 4 veces por día. Para el tratamiento del cabello añadir de 2 a 4 gotas de 2 o 3 de los aceites recomendados en una dosis de champú.

SIDA: Se ha demostrado que los aceites esenciales de limón, cistus, tomillo y lavanda tienen propiedades reconstituyentes de células inmunitarias. En investigación se ha demostrado que el aceite esencial de comino tiene efecto inhibitorio sobre la reproducción viral. Otros aceites antivirales son el de orégano, tuya, incienso, sándalo y mirra (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites diluidos o puros en la planta de los pies, a lo largo de la columna y en masaje por todo el cuerpo y/o ingerir los aceites esenciales 1 vez por día.

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA: Aceite esencial de tomillo, clavo, nuez moscada, ajedrea, orégano, árbol del té, romero, comino, cistus, menta, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, limón, canela, estragón, jengibre, anís, patchouli, casia, cálamo, hisopo, nardo, gálbano, mirra, incienso sándalo y loto (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica, inhalada o ingerir los aceites esenciales 3 veces por día.

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE: Aceite esencial de menta, anís, hinojo, estragón, ledum, helicrisum y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Ingerir los aceites contenidos en una cápsula de aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA ENDOCRINO: Aceite esencial de hierba del gato, helicrisum, verbena, limón, nuez moscada, clavo, romero, menta, pícea, salvia, geranio, arrayán, manzanilla alemana, enebro, pimienta negra, palisandro, vetiver, ylang ylang, mirra, sándalo y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en los pies, en la glándula tiroides y suprarrenales, inhalados y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA LINFÁTICO: Aceite esencial de ledum, helicrisum, arrayán, ciprés, limón, naranja, romero, estragón, jengibre, menta, enebro, anís, hinojo, patchouli, geranio, manzanilla romana, manzanilla alemana, nuez moscada, clavo, canela, palisandro, neroli, eucalipto, pino, lavanda, ylang ylang, abeto, pimienta negra, incienso, loto y sándalo (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica sobre las glándulas doloridas y en las axilas en masaje de 2 a 3 veces por día, en compresa tibia sobre las áreas afectadas 1 o 2 veces por día, y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

– ESTIMULAR EL S.N. SIMPÁTICO: Aceite esencial de menta, hinojo, jengibre, eucalipto, pimienta negra, albahaca, cardamomo, palisandro, geranio, romero, laurel, palmarosa, bergamota, ylang ylang, limón, manzanilla romana, cedro, melisa, helicrisum, incienso, sándalo, y jazmín (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Los aceites se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalado 1 o 2 veces por día y/o ingerir 2 o 3 de los aceites esenciales recomendados 2 veces por día.

– PARASIMPÁTICO: Aceite esencial de lavanda, patchouli, mejorana, pícea, palisandro, cistus, hisopo, ajedrea, ravensara, clavo, comino, orégano, naranja, ylang ylang, incienso, loto y rosa (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje, inhalar 1 o 2 veces por día y/o ingerir una mezcla de 2 o 3 de los aceites esenciales 2 veces por día.

SUDACIÓN EXCESIVA: Aceite esencial de salvia española, salvia sclarea, milenrama, hinojo, lavanda, arrayán, menta, geranio, palisandro, arrayán, nuez moscada, manzanilla alemana, bergamota, ylang ylang y jazmín (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, en la nuca y parte baja del abdomen, puros o diluidos por la mañana y antes de dormir.

SANGUÍNEO, TRASTONO: Aceite esencial de vara de San José, helicrisum, mejorana, ciprés, arrayán, naranja, mandarina, limón, clavo, menta, geranio, nuez moscada, cistus, ylang ylang, gaulteria, abeto, pimienta negra, tomillo, estragón, jengibre, hisopo, pícea, lavanda, angélica, salvia española, palisandro, palmarosa, bergamota, rosa, jazmín, sándalo e incienso (estos 4 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: los aceites recomendados se pueden aplicar vía tópica en masaje diluidos 2 o 3 veces por día sobre el área afectada, en masaje y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– ANEMIA: Aceite esencial de limón, helicrisum, ciprés, mejorana, ylang ylang, manzanilla romana, hinojo, geranio, nardo, ledum y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en los pies y en las muñecas y/o ingerir los aceites esenciales 2 veces por día.

– CIRCULACIÓN SANGUÍNEA DEFICIENTE: Aceite esencial de helicrisum, clavo, nuez moscada, abeto, limón, ciprés, albahaca, gaulteria, naranja, cistus, mandarina, menta, incienso, mejorana, clavo, pícea, palisandro, sándalo y loto (estos 2 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites tópicamente en la planta de los pies, muñecas y piernas y/o ingerir los aceites recomendados 2 veces por día.

– DESINTOXICACIÓN SANGUÍNEA: Aceite esencial de helicrisum, manzanilla romana, manzanilla alemana, romero, estragón, jengibre, anís, hinojo, menta, patchouli, ledum, geranio, naranja, limón, cardamomo y loto (este último es un Aceite Sagrado). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en la planta de los pies y muñecas y/o ingerir los aceites esenciales recomendados 2 o 3 veces por día.

– VENAS VARICOSAS: Aceite esencial de helicrisum, ciprés, gaulteria, albahaca, menta, limón y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites esenciales puros o diluidos en las piernas masajeando en dirección al corazón.

– FLEBITIS: Aceite esencial de helicrisum, clavo, cistus, naranja, vara de San José y lavanda. NOTA: Aplicar los aceites diluidos en el área afectada o sobre el corazón 3 veces por día y/o ingerir 1 vez por día.

VÉRTIGO: Aceite esencial de ciprés, menta, cedro, melisa, albahaca, mejorana, helicrisum, ylang ylang, cardamomo, palisandro, palmarosa, limón, bergamota, manzanilla romana, jazmín, sándalo e incienso (estos 3 últimos son Aceites Sagrados). NOTA: Aplicar los aceites vía tópica en las sienes, nuca y hombros y/o ingerir 1 o 2 veces al día.

Anuncios

Bioenergética. Medicina Cuántica. Las frecuencias del Dr. Reininger. Sonoacupuntura

REININGER
ELIMINACIÓN DEL DOLOR POR INTERVENCIÓN DIRECTA CON SONIDO SOBRE PUNTOS ESPECÍFICOS

Se aplica moxibustión en todos los puntos que se indican.

1 DOLOR ABDOMINAL, GÁSTRICO, GASES Y ACIDEZ
Frecuencia: 471 Hz (REININGER)
PUNTO 36 E ZUSANLI: Se actúa sobre este punto para el fortalecimiento de todo el organismo. Tiene una acción preventiva y reforzante de la inmunidad , es uno de los puntos más importantes para el tratamiento de los trastornos del sistema digestivo y se utiliza también en el tratamiento del dolor y trastornos motores de las extremidades inferiores. Punto de tonificación general para las enfermedades de debilidad, y en todos los trastornos que desde el punto de vista de la medicina tradicional china están supeditados a un estado de vacío.
Util en tratamiento de la gastritis, úlceras duodenales, vómitos, nauseas, diarreas y estreñimiento.
Este punto tiene efectos reguladores sobre la diabetes mellitus, las enfermedades metabólicas y la debilidad y parálisis de las piernas. Así mismo tiene un efecto regulador sobre las enfermedades endocrinas.

2 HIPERTENSIÓN
Frecuencia: 442 Hz (REININGER)
PUNTO 3 H Taichong: Según la MTC es un punto importante para el tratamiento de la cefalea, la migraña, tratamiento de los trastornos hepáticos y biliares y fundamental para controlar la hipertensión.
Es utilizado en los trastornos mentales, urogenitales, endocrinos y metabólicos.
Útil en los trastornos menstruales, en la incontinencia y la retención urinaria y en las crisis epilépticas. También en el dolor y los trastornos motores del pié.

3 DOLOR TORÁCICO
Frecuencia: 497 Hz (REININGER)
PUNTO 6 PC NEIGUAN: La aplicación de este punto en acupuntura alivia el dolor, aclara el cerebro y refuerza el bazo. Es utilizado para tratar la angina de pecho, palpitaciones y sentimiento de plenitud torácica. En la gastralgia, nauseas y vómitos. En los trastornos mentales y psiquiátricos, en la inquietud, la agitación, el insomnio y la epilepsia). Trastornos de la conciencia y hemiplejia en las enfermedades cerebro vasculares.

4 PALPITACIONES Y OPRESIÓN TORÁCICA
Frecuencia: 497 Hz (REININGER)
PUNTO 7 C Shenmen: Este punto denominado “Puerta del espíritu”, tonifica la sangre del corazón, libera la fuerza espiritual y calma la depresión.
Se utiliza en acupuntura para tratar los dolores en la región cardiaca, palpitaciones y otras enfermedades cardíacas funcionales.
Se utiliza en los trastornos mentales (psíquicos y psicosomáticos), miedo escénico, miedo a los exámenes, tratamiento de adicciones, insomnio, estados de ansiedad, angina de pecho.
Este punto es el más importante en la acupuntura para el tratamiento de los trastornos mentales y cardíacos.

5 VOMITOS Y NAUSEAS
Frecuencia: 497 Hz (REININGER)
Pc6 Neiquan: Vómitos

6 DOLOR EN EL BAJO VIENTRE
Frecuencia: 702 Hz (REININGER)
PUNTO 6 B SANYINJIAO: Este punto es uno de los más utilizados en acupuntura y de los más importantes de esta terapia. Situado a tres cun por encima de la protuberancia máxima del maleolo interno, refuerza y tonifica el bazo regula y equilibra la sangre, el hígado y los riñones. Se utiliza en trastornos ginecológicos y obstétricos, diarrea y enteritis crónica, trastornos de la función sexual en el hombre, tales como la impotencia, la prostatitis, retención urinaria, dismenorrea, amenorrea, dolor pélvico y en trastornos motores de la extremidad inferior.
Es un punto de tonificación importantísimo para tratar los síndromes de vacío, tales como la depresión mental, la fatiga crónica, la convalecencia y la hipotensión.
Se utiliza con éxito en el tratamiento de los trastornos alérgicos, inmunológicos y endocrinos tales como la diabetes mellitus y enfermedades cutáneas.
Es conocido como el punto de reunión de los tres Yin , por lo que es indicado este punto para el tratamiento de los trastornos hepáticos y renales.

7 DOLOR EN LA CARA Y EN LA BOCA
Frecuencia: 553 Hz (REININGER)
PUNTO 4 IG HEGU : En la terapia de la acupuntura este punto está considerado el punto analgésico mas relevante y la estimulación de este punto alivia el dolor en todas las partes del cuerpo y se utiliza en todos los casos en que se trate de enfermedades doloras.
Asi mismo es utilizado por los acupuntores para tratar los trastornos de la cara, cuello y dientes siendo de especial atención su beneficioso efecto sobre las cefaleas, fiebre, edema doloroso en laringe y faringe durante el resfriado y en las inflamaciones agudas a nivel del cuello y la cabeza.
Efectivo en el resfriado común, secreción de sudor deficitaria o exagerada, fiebre, dolor abdominal y en la analgesia para el parto.
Dolor y trastornos motores a nivel de la articulación de la muñeca y de los dedos.

8 REGULACIÓN DE LAS GLÁNDULAS ENDOCRINAS
Frecuencia: 493,88 Hz (REININGER)
PUNTO 5 RM Shimen: El canal RENMAI tiene un efecto coordinador y armonizador sobre los órganos: bazo, hígado, riñón, pulmón y el corazón, por lo tanto, a menudo se emplean los puntos del canal RENMAI para el tratamiento de trastornos urogenitales, gastrointestinales, cardíacos y pulmonares. Este punto (Puerta de piedra) Ordena la energía y calma el dolor. Es empleado para regularizar las disfunciones endocrinas, la enteritis crónica, y la disentería crónica, algunos trastornos ginecológicos como, por ejemplo, hemorragias uterinas disfuncionales, anovulatorias, la amenorrea y hemorragias puerperales.

9 DOLOR FACIAL
Frecuencia: 791 Hz (REININGER)
PUNTO 18 ID Quanliao: La utilización de este punto calma el dolor y reduce los espasmos, se utiliza en el tratamiento de la neuralgia del trigémino, parálisis, tics, espasmos faciales y en el dolor de muelas y tratamiento de la sinusitis.

10 DOLOR DEL HOMBRO
Frecuencia: 791 Hz (REININGER)
PUNTO 11 ID Tianzong: La utilización de este punto elimina inflamaciones y edemas y relaja los tendones.
Se utiliza en el tratamiento del dolor en la zona de la articulación del hombro y del brazo, trastornos de drenaje linfático y en la periartritis del hombro.

11 ESTIMULAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO
PUNTO 5 P Chize: Frecuencia: 824 Hz (REININGER)

12 DOLOR EN EL CUELLO (parte posterior)
Frecuencia: 824 Hz (REININGER)
PUNTO 7 P LIEQUE: Este punto es el más importante del meridiano del pulmón y su estimulación está indicada para los trastornos de los órganos respiratorios , como la bronquitis, el asma bronquial, el resfriado común, la tos, la disnea, el dolor en el cuello y en la parte posterior de la cabeza, la espondilosis cervical, la tensión y el dolor en los músculos del cuello, en la enfermedad de Parkinson y enfermedades de la piel, la artritis de la muñeca y la tendovaginitis. Asi mismo es válido para tratar la rinitis, el dolor de muelas y la parálisis facial. Útil en la parálisis y dolor en el antebrazo y en los trastornos de la micción e infecciones agudas de las vías urinarias.

13 SISTEMA RESPIRATORIO
Frecuencia: 824 Hz (REININGER)
PUNTO 5 P Chize: La estimulación de este punto está indicado para la artritis en la articulación del codo, trastornos pulmonares, tos, disnea y enfermedades infecciosas de las vías respiratorias superiores, parálisis del brazo, también en la psoriasis.

14 DOLOR DE ESPALDA ( DORSALES Y LUMBARES)
Frecuencia: 667 Hz (REININGER)
PUNTO 40 V WEIZHONG: Este punto está indicado para tratar trastornos súbitos de la conciencia en enfermedades cerebrales y cerebro vasculares. En los trastornos motores, dolores y espasmos de las extremidades inferiores y en la lumbalgia. (Se trata de un punto importante para su tratamiento). Válido en la ciática, trastornos pélvicos. Se utiliza para tratar la impotencia.

15 DOLOR EN LA ESPALDA ALTA
Frecuencia: 667 Hz (REININGER)
PUNTO 60 V Kunlun: Indicado para tratar la ciática, el lumbago y la espondilitis cervical, las torceduras y el dolor en las articulaciones del tobillo, la tendinitis del tendón de Aquiles, y la parálisis de las extremidades inferiores. Es calmante del dolor, y se utiliza también en la cefalea tensional y en el parto prolongado.

16 REGULARIZAR LA ESFERA SEXUAL
Frecuencia: 702 Hz (REININGER)
PUNTO 6 B Zanyinjiao: Este punto es uno de los más utilizados en acupuntura y de los más importantes de esta terapia. Situado a tres cun por encima de la protuberancia máxima del maleolo interno, refuerza y tonifica el bazo, regula y equilibra la sangre, el hígado y los riñones. Se utiliza en trastornos ginecológicos y obstétricos, diarrea y enteritis crónica, trastornos de la función sexual en el hombre, tales como la impotencia, la prostatitis, retención urinaria, dismenorrea, amenorrea, dolor pélvico y en trastornos motores de la extremidad inferior.
Es un punto de tonificación importantísimo para tratar los síndromes de vacío, tales como la depresión mental, la fatiga crónica, la convalecencia y la hipotensión. En todos estos casos se utiliza mayormente la moxibustión sobre este importante punto.
Se utiliza con éxito en el tratamiento de los trastornos alérgicos, inmunológicos y endocrinos tales como la diabetes mellitus y enfermedades cutáneas.
Es conocido como el punto de reunión de los tres Yin , por lo que es indicado este punto para el tratamiento de los trastornos hepáticos y renales.

17 TRASTORNOS NEUROLÓGICOS
Frecuencia: 611 Hz (REININGER)
PUNTO R27 Shufu: Aplicaciones clínicas: El riñón está emparejado con la vejiga y juntos constituyen un sistema funcional. Esto incluye las funciones renales, adrenales, del tracto urinario, y también las reproductoras.
El sistema renal chino ejerce influencia sobre la voluntad de las personas. Por lo tanto, una deficiencia renal, está relacionada con la falta de voluntad y, por eso, con la depresión mental.
Por lo general, se indican los puntos localizados en el canal del riñón para tratar los trastornos urogenitales, la artritis reumatoide y la depresión mental. Este punto calma la tos y alivia la disnea, disminuye la energia invertida y calma el dolor. Es muy útil en las inflamaciones agudas y crónicas de las vías respiratorias. Trata también el dolor torácico.

http://www.curacionelectromagnetica.com/acupuntura/puntosdolor.htm

Agua Alcalina. Un aliado contra la mayoría de las patologías por exceso de acidez metabólica: Diabetes, Psoriasis, Alergias, Hipertensión

BENEFICIOS DEL AGUA ALCALINA
Catolito /agua alcalina/ Anolito /agua ácida/
Las pruebas con el anolito y catolito muestran las cualidades del agua activada. En la parte del anolito son de supervivencia y en la del catolito recuperativas. En un principio hay que aclarar que la concentración de los iones de hidrógeno en el agua activada se mide con el índice hidrógeno pH. La escala de este índice varía de 0 a 14 unidades. El agua neutra de grifo tiene pH=7,0. Por debajo de este índice, el agua tiene un carácter ácido. Normalmente se utiliza agua ácida con pH=2,5–5,5. Para desinfectar, el agua puede ser aún más ácida, pH=1,5–2,0. Si el índice es mayor de 7,0, el agua tiene un carácter alcalino. Cuanto más alto sea el índice, más alcalina es el agua. Normalmente el agua alcalina se utiliza con pH=8,5–9,5. La discrepancia en la concentración +/- 0,5 pH no es significativa.

El agua alcalina es un antioxidante natural, un excelente remedio estimulante y tonificante. Acelera los procesos en el organismo, estabiliza la presión arterial, mejora la asimilación de los alimentos, acelera el metabolismo, mejora el apetito, proporciona vitalidad y energía. Rápidamente regenera los tejidos ayudando a cicatrizar diferentes heridas, desde pequeños roces a irritaciones en la piel, alivia las úlceras de estómago y del duodeno. El agua alcalina producida por electrólisis tiene una carga negativa alrededor de -150/-200 milivoltios.

Su tensión superficial es considerablemente más pequeña, sus moléculas se fusionan en derivadas mucho más pequeñas (de 5-6 moléculas) que en el agua potable normal (10-13 moléculas). Esto significa que el agua penetra en los tejidos eficazmente, disuelve toxinas apenas tratables y las elimina del organismo. Es el método natural que mejor ayuda a neutralizar toxinas y ácidos y a asegurar la hidratación del organismo. Es muy importante que el potencial de reducción de la oxidación (ORP) del agua alcalina, que caracteriza la energía de los electrones, esté cerca del potencial de los líquidos del organismo. El ORP del organismo es reductivo y fluctúa de +100 a –200 mV. Y al mismo tiempo el ORP del agua que bebemos fluctúa de +200 a +300 mV. La actividad de los electrones en los líquidos del organismo es mucho más alta que la del agua que bebemos. Si el ORP del agua que bebemos estuviera cerca del ORP de los líquidos del organismo, como en el caso del agua alcalina, la energía vital del organismo no se perdería en corregir la energía de los electrones. Esto significa que el agua es inmediatamente asimilada e incluída en la actividad vital del organismo.

El agua ácida resultante del proceso de electrolisis tiene muchas aplicaciones. Desacelera los procesos biológicos en el organismo, estabiliza la presión arterial, calma los nervios, mejora el descanso y disminuye los dolores en las articulaciones. Enjuagar la boca con agua ácida después de las comidas deshace el sarro, previene el sangrado de las encías y desinfecta la boca. El agua ácida desinfecta eficazmente vendas, ropa interior, calzado, productos alimentarios, fruta, verdura, incluso recintos o terrenos. Supone un rápido alivio en los catarros y los dolores de garganta durante los resfriados. Alivia las diarreas. Es fácil preparar agua ácida con pH=4,5 que se puede utilizar para limpiar en vez de diferentes productos químicos. Asímismo el agua ácida tiene una carga positiva alrededor de 500-600 milivoltios, lo que potencia su efecto.

El Agua Alcalina y el Agua Ácida dan excelentes resultados en el caso de las siguientes enfermedades, cuyo tratamiento está incluido en el libro que acompaña el activador VA-31:

Abscesos, supuraciones,
Adenoma de la próstata,
Alergias,
Dermatitis alérgica,
Anginas,
Dolores de garganta,
Bronquitis,
Brucelosis,
Hepatitis,
Colitis,
Alopecia,
Gastritis,
Hemorroides,
Herpes,
Gingivitis,
Lombrices,
Heridas supurantes,
Dolor de cabeza,
Hongos,
Gripe,
Diatesa,
Dermatomicosis,
Olor de los pies,
Estreñimiento,
Dolor de muelas,
Acidez en el estomago,
Tos,
Vaginitis,
Conjuntivitis, orzuelos de los ojos
Laringitis,
Constipado,
Quemaduras,
Osteochondrosis,
Otitis,
Paraproctitis,
Hipertonía (presión arterial alta),
Hipotonía (presión arterial baja),
Debilidad sexual,
Poliartritis,
Diarrea,
Heridas de corte, rasguños,
Prevención de los resfriados,
Prevención del insomnio, alta irritabilidad
Llagas producidas por contacto prolongado,
Psoriasis,
Radiculitis, reumatismo,
Agrietamientos en la piel de los talones,
Venas varicosas,
Diabetes,
Acné,
Estomatitis,
Erupciones en la cara,
Mejorar la circulación de sangre,
Mejorar la digestión,
Forunculosis,
Colecistitis,
Tonsilitis,
Eczemas,
Erosión del cuello del útero,
Ulcera del estómago y del duodeno,

La principal aplicación del agua activada (alcalina y ácida) es en terapias de salud. Clínicas de todo el mundo afirman tratar más de 100 enfermedades sólo con agua activada.

El agua activada tiene además aplicaciones cosméticas. Compresas empapadas en agua alcalina y aplicadas en la cara dan vida a las células y disminuyen las arrugas de la cara. El colesterol malo desaparece. Los vasos sanguíneos funcionan plenamente y las arrugas se atenúan.

El agua alcalina hace maravillas en la preparación de alimentos. Las comidas preparadas con agua alcalina son más deliciosas y mantienen sus propiedades más tiempo. Debido al alto pH (por encima de 10) el moho no se puede desarrollar. Las judías preparadas con agua alcalina son más sabrosas, no inflan el estómago ni incrementan la acidez y forman menos gases.

El agua alcalina, que se ha de filtrar después de la activación, se desmineraliza totalmente, queda limpia de cal, metales pesados, etc. El café preparado con agua alcalina garantiza al 100 % el cuidado de la máquina de café, además de un sabor suave y agradable.

El agua alcalina y el agua ácida lavan mejor que cualquier detergente, no queda ningún rastro o mancha y debido a su bajo pH (3.5) el agua ácida es un excelente desinfectante que puede reemplazar a los detergentes.

Las propiedades curativas del catolito (agua alcalina formada por electrólisis):

En los primeros minutos después de su preparación el catolito representa agua con un poso blanco claramente visible, incluso puede parecer espuma dependiendo del agua que se utilice. Cuanta más alta es la mineralización del agua (mucha cal, compuestos de metales pesados, etc.), mayor es el poso. Según propiedades organolépticas el catolito (agua alcalina) recuerda el agua de lluvia suave con un ligero sabor de bicarbonato sódico. Después de reposar durante 20-30 min, el poso cae al fondo.

El catolito tiene efecto sobre el rendimiento y el tono del sistema arterial, regulando la limpieza interna (desbloquea las paredes de las arterias). Por lo tanto se aplica con éxito para el tratamiento de este sistema.

La acción del catolito en los sistemas del organismo es similar a las vitaminas más importantes: E, C, P, PP o similares y los antioxidantes que son estimuladores del sistema inmune.

Además el catolito protege de la radiación y es un potente inductor de los procesos biológicos, tiene propiedades solubilizantes. Como ejemplo, para conseguir extracto de propóleos, que en condiciones normales se disuelve en alcohol en cuatro días, en catolito (40-45º C) se disuelve en un solo día.

El catolito promueve la regeneración de tejidos, normaliza los procesos de metabolismo, mejora la circulación sanguínea en los tejidos.

El catolito puede estimular la respiración celular, la introducción de una solución de catolito en el estómago potencia los procesos de regeneración fisiológica, en particular la síntesis de ADN en la mucosa del duodeno.

Como estimulador de los procesos biológicos el catolito lleva a un funcionamiento óptimo. Transporta las sustancias beneficiosas para el organismo (las moléculas activadas de los oligoelementos) y aporta energía extra. El catolito sana rápidamente las heridas y estimula el metabolismo, aumenta la presión arterial con hipotonía y mejora el apetito y la digestión.

Si el catolito (agua alcalina) se guarda en un recipiente de vidrio bien cerrado y en oscuridad, conservará sus propiedades curativas varios días. Pero es importante saber que su efecto es óptimo hasta 6 horas después de su preparación. La toma de agua alcalina ayuda a regenerar la mucosa intestinal con la plena restauración de sus funciones, según lo demostrado por investigaciones bacteriológicas y serológicas. Al tomarla se neutralizan los productos oxidados, es decir, se regeneran las células enfermas.

En su cualidad de factor anti-radiación el agua alcalina es eficaz en el tratamiento de enfermedades por radiación. Esto se explica por el hecho de que con el uso del catolito se mejora el metabolismo en el cuerpo y se expulsan las toxinas, incluyendo los radionúclidos. Y como el catolito es estimulador del sistema inmune, su uso aumenta la resistencia del cuerpo a radiaciones alfa, beta y otras radiaciones ionizantes. Por lo tanto las células en la sangre se dañan menos.

Numerosas pruebas de laboratorio han demostrado que beber catolito activa las defensas del organismo, disminuye los resfriados e influye positivamente en las funciones reproductivas de los animales, lo que contribuye a aumentar su peso. Curiosamente en pruebas con ratones, al dejarles elegir entre agua normal y agua alcalina éstos bebieron cuatro veces más a menudo agua alcalina. El catolito también actúa favorablemente sobre las plantas.

El catolito estimula la transferencia de oxígeno y electrones desde el medio exterior hacia la célula, lo que normaliza su proceso restaurativo y metabólico. La carga del catolito activa las funciones de las moléculas de ADN y los aminoácidos y estimula la síntesis de las proteínas lo que explica su alta capacidad reproductiva y reparativa. Al aumentar la actividad de las células sanguíneas, el catolito mejora la inmunidad humoral y celular, tonifica el sistema nervioso central y la musculatura esquelética lisa. Por lo tanto, al tomar catolito (agua alcalina) uno siente un aporte de fuerza y energía, facilidad de marcha ligera, mejora en el estado de ánimo y la potencia sexual. Debido a la alta capacidad reproductora y reparadora se restaura la integridad de los tejidos de todos los órganos (hígado, riñones, corazón, glándulas, músculos). El catolito es eficaz en el tratamiento de las enfermedades crónicas de estos órganos y da buenos resultados en tonsilitis crónica, bronquitis, gastritis, nefritis, prostatitis, vaginitis, asma bronquial y otras.

A pesar de la importancia del potencial de reducción de oxidación del agua electro activada cuando los valores son suficientes, el catolito y el anolito se usan para tratar seres vivos y no perjudican sus funciones vitales. Esta es una de las ventajas de la tecnología de agua electro activada, en la que a pesar de una baja concentración de iones, pero debido a su alta actividad, no hay riesgo de deshidratación de los tejidos vivos.

No se recomienda almacenar el agua electro activada en el frigorífico, tampoco se recomienda guardarla cerca de campos magnéticos que interactúen mutuamente (teléfonos móviles, televisión, microondas u otros electrodomésticos).

Hay mucha información sobre el uso del agua alcalina y ácida desde hace tiempo. A principios del siglo pasado causó sensación una noticia del resultado de una expedición al Tíbet del científico ruso Dr. Murdashev (oftalmólogo, el material sugerido está en ruso). Conducido por monjes alcanzó dos lagos situados uno al lado del otro. En uno el agua era ácida y en el otro, alcalina. En el lago del agua ácida la superficie era constantemente inquieta y tormentosa, pero la superficie del agua alcalina era siempre tranquila y suave. Los sabios tibetanos durante siglos utilizaban el agua de los lagos con intención curativa. Así lograban su longevidad.

Las propiedades curativas del anolito:

El agua ácida (anolito) es un líquido transparente sin poso con sabor ácido, un poco áspero y ligeramente amarillento. Si en su forma neutral el agua corriente tiene un potencial no superior a + (200-300) mV, el anolito llega a 1000 mV. Puede guardar sus propiedades terapéuticas durante más de una semana dependiendo de las condiciones de almacenamiento. Preferiblemente hay que mantener el anolito en un recipiente de vidrio cerrado y en lugar oscuro.

El anolito tiene una fuerte influencia en el funcionamiento del sistema venoso linfático, regula el estrechamiento vascular y lo ensancha para mejorar el drenaje en sus paredes. Este agua tiene propiedades antisépticas, antialérgicas, antihelmínticas y propiedades anti inflamatorias. Su efecto desinfectante se asemeja la acción de yodo, el agua oxigenada, el alcohol puro y otros desinfectantes fuertes. Pero a diferencia de ellos no causa quemaduras en el tejido vivo, ya que es un antiséptico suave. Está probado que el anolito tiene no sólo efecto bactericida, también se consiguen muy buenos resultados en caso de estreñimiento crónico, sin un impacto significativo en los procesos regenerativos del revestimiento del intestino y la síntesis de anticuerpos. Respecto a los efectos sobre la micro-flora del intestino el anolito actúa como un antibiótico suave con una acidez pH3 a pH5. Cuando se toma internamente, reduce la presión arterial en pacientes hipertensos, disminuye el metabolismo, reduce el dolor articular. Para desinfectar en aplicaciones externas, elimina los gérmenes en heridas infectadas y refuerza la inmunidad contra la gripe mediante la eliminación de la intoxicación alimentaria.

El anolito tiene un efecto beneficioso sobre el sistema linfático de las venas mediante la regulación de la apertura de los vasos actuando sobre el sistema nervioso autónomo, tonifica la musculatura lisa de las paredes de los vasos y la válvula de corazón, estimula el flujo linfático, elimina los procesos de estancamiento y la contaminación de la sangre, mejora la eliminación de los productos nocivos en las células del riñón, el intestino, el pulmón o la piel. Además el anolito mejora el drenaje del espacio intercelular, elimina la inflamación en los tejidos y restaura la integridad de la membrana celular, con la corrección positiva de la homeostasis electromagnética.

En uso externo sobre la piel en forma de compresas, enjuague, masajes, etc., el anolito tiene un efecto suavizante y ayuda a eliminar las células muertas y a restaurar la membrana adiposa. Tomar anolito a veces puede producir efectos de ligera somnolencia, fatiga o debilidad. Este síntoma se explica por las características tranquilizantes del anolito, ya que tiene un pequeño efecto sedante sobre el sistema nervioso central. Al mismo tiempo, reduce el tono de los músculos esqueléticos y disminuye la presión arterial.

En lavativas intestinales o vaginales el anolito ayuda a eliminar las células muertas de la mucosa, disuelve los cálculos fecales, elimina la flora patógena y reduce la inflamación. Así restaura la inmunidad de los órganos y normaliza su ambiente ácido.

Su efecto sobre el sistema nervioso parasimpático se asocia con la mejora de la circulación sanguínea en los capilares (la microcirculación), mejora el funcionamiento de las glándulas sudoríparas, así como las glándulas de secreción interna del tracto intestinal.

El anolito tiene efecto anti inflamatorio, bactericida, antihelmíntico y restaura el pH normal del cuerpo.

El anolito ayuda a disolver los cálculos biliares, las piedras en el conducto biliar en el hígado, y las piedras del riñón, páncreas y otros. Es extremadamente eficaz en las llagas, quemaduras y heridas infectadas.

En alergias, rinitis, asma bronquial y dermatitis alérgicas, actúa como antihistamínico.

Estas propiedades positivas del anolito se deben a su carga positiva (protones). Esto le permite actuar sobre el flujo enérgico informativo de los sistemas biológicos mejorando la homeostasis electromagnética global del organismo.

http://www.agua-alcalina.es/content/7-beneficios