Archivo de la etiqueta: cúrcuma

Breve referencias para tratamiento Cándida, Colon Irritable, Dolor, Regenerador Cartílago, Venas Varicosas, VPH

CÁNDIDA

Candinor de laboratorio Pegasus, mata a la cándida por competencia,  por innanición (20 dias es suficiente). Se comercializa en formato de 40 cásulas, a 2 diarias

COLON IRRITABLE

Psidium o Guayaba (por las noches)

DOLOR

Cúrcuma liposomada, excelente para aplicación tópica

Cúrcuma fitosomada, para uso interno ingestada

REGENERADOR de colágeno, articulaciones

Colágeno+Silicio (condritina, glucosamina)

No olvidemos el Silicio natural en la piel de las zanahorias y patatas, por ejemplo

También el colágeno que proporciona Genacol, aunque el precio limite para algunos su adquisición, debe ser tomado de noche

VENAS VARICOSAS

Cúrcuma y silicio (20 ml por las mañanas)

Agua Hidrogenada

 

VPH (VIRUS PAPILOMA HUMANO)

2LPAPI, tomar durante un mes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Eliminar piedras vesícula biliar. Remedio natural

Ejemplo de suplementación para eliminar las piedras

Mucha hidratación durante todo el día:
La deshidratación concentra los jugos biliares haciéndolos ricos en colesterol. Se debe beber abundante agua para evitarlo.
Tomar agua o licuados vegetales como jugo de zanahoria.

Dieta rica en fibra y baja en grasas animales.
Tomar 2 platos de verdura y/o ensalada al día. 3 frutas diarias, preferiblemente ricas en vitamina C ( kiwi, frambuesas,…).
Cocinar al vapor, hervidos, sopas, cremas, etc. Evitar los alimentos ricos en grasas como carnes rojas, asados, etc.
Cocinar con cúrcuma. Añadirla al final de la cocción.

Fibra:
Añadir 1 cucharada de semillas de linaza en las ensaladas, sopas, yogures desnatados, etc. Además, tomar 2 cápsulas de glucomanano antes de las comidas principales ( 3 veces al día), con un buen vaso de agua.

Diluir las piedras:
Tomar 2 comprimidos de lecitina de soja después de las comidas ( 3 veces diarias).
Mejorar la función hepática y biliar: Tomar cápsulas de extracto de cardo mariano o tintura de amargón.
Infusiones de boldo durante dos de semanas, dos veces diarias en el desayuno y en la comida.

http://www.botanical-online.com/medicinalspiedrasvesicula.htm

Reflujo gástrico, acidez, pirosis, agruras. Tratamiento natural: Cúrcuma, Fenogreco, Jengibre, Papaya, Patata y Regaliz

Agrimonia o Eupatoria (Agrimonia eupatoria L.)
Alivia el dolor de estómago y restaurar el funcionamiento gastrointestinal.

Alholva o Fenogreco (Trigonella foenum-graecum)
Con propiedades similares al de algunos fármacos tipo bomba de protones, tipo Omeprazol. Las semillas de alholva absorben el exceso de ácido gástrico, con efectos protectores de la úlcera gástrica y la lesión de la mucosa. Las semillas de alholva se toman añadiendolas a sus comidas.

Betonica o Betony púrpura (Stachys officinalis)
Es una hierba muy útil en el tratamiento de reflujo ácido . Esta hierba funciona mediante la eliminación de ácidos innecesarios del estómago, así como en mejorar el proceso de digestión .

Cúrcuma (Curcuma longa L.)
Especialmente indicada para la indigestión y el reflujo ácido. La curcumina reduce la inflamación, mejorando la digestión y aliviando los síntomas digestivos como la hinchazón y el gas, elimina toxinas y con excelentes propiedades antioxidantes.

Hinojo (Foeniculum vulgare)
Impide el reflujo ácido. Contiene anetol que es beneficioso para calmar o suprimir los espasmos del tracto digestivo.

Jengibre o quión (Zingiber officinale)
Neutraliza el ácido del estómago. Calmante.

Manzanilla o camomila (Chamaemelum nobile)
Usada para el dolor de estómago, cólicos, náuseas, digestiones pesadas y empachos. Relajante y uno de los mejores remedios para el reflujo ácido relacionadas con el estrés.

Olmo (Ulmus)
La corteza interna de este árbol contiene mucílago que recubre las membranas mucosas irritadas e inflamadas de la mucosa del estómago y el esófago.
Además , esta hierba aumenta la producción de mucosidad mediante la estimulación de las terminaciones nerviosas del tracto gastrointestinal . Mejora la producción de moco y puede ser útil en la irritación, inflamación, como calmante y protector.

Papaya
Fuente de nutrientes como la luteína, zeaxantina, licopeno, colina, bioflavonoides, antioxidantes, ácido pentatónica, vitaminas A, C, K, y E, cobre, selenio, hierro, fósforo, zinc, magnesio y calcio.
La papaina es útil en la digestión de los hidratos de carbono y grasas. Ayuda en la digestión de las proteinas. Ayuda a mejorar la digestión preveniendo el reflujo ácido y la indigestión..

Regaliz u orozuz (Glycyrrhiza glabra)
Preventiva y terapéutica, especialmente indicada para estos síntomas.

Neutralizantes del ácido gástrico:

Goma de mascar y dulces para neutralizar la acidez
Masticar goma de mascar o chicle sin azúcar, chupar su dulce favorito. La idea es aumentar la salivación.

Bicarbonato de sodio para aliviar la acidez estomacal
Es un buen neutralizante natural de ácido gástrico.
Mezcle media cucharadita de bicarbonato de sodio y unas gotas de limón en media taza de agua tibia y beba. El limón sirve para disipar el gas que producirá el bicarbonato al llegar al estómago.

Avena
Mastique muy bien una cucharada de copos de avena y después trague.

Jugo de papa o patata
La papa contiene nutrientes minerales que son alcalinizantes.
Asegúrese que la papa no tenga puntos negros y que no esté verde ya que las papas en ese estado podrían tener sustancias tóxicas.
Diluya una cucharada de jugo de papa en media taza de agua calientita. Beba despacio. Jugo de papa para la gastritis

Bananos como antiácido
el banano es bueno para aliviar la acidez estomacal
Además, el banano contiene potasio, un mineral alcalinizante con un pH de 14. Comerse un banano maduro ayudará a reducir la acidez total del estómago y a aumentar el pH del contenido del estómago. Cuanto mayor sea el pH, menor es la acidez.

Vinagre de manzana para la acidez estomacal
La receta del vinagre de sidra como neutralizante para la acidez estomacal es poner dos cucharaditas de vinagre de sidra en un vaso de agua de 4 onzas, revolver y beber despacio.

Miel de abeja para aliviar la acidez

Consulte siempre a su médico

http://www.esencialnatura.com/?p=5242&lang=en
http://www.mis-remedios-caseros.com/neutralizadores-para-acidez.htm

Falta de apetito. Tratamiento natural

Hay varias causas que producen la falta de apetito:
– desórdenes metabólicos
– fármacos
– problemas emocionales
– embarazo
– etc

Algunos de los remedios naturales que pueden ayudar a incrementar el apetito:

Suplementación:
– Glucoach (2-2-2, antes de las comidas) de Laboratorios 4Life

Algunos productos naturales que estimulan el apetito. Tomar antes de las comidas:
– Zumo de tomate
– Un diente de ajo (troceadito sin masticar)
en preparación de té
– Té de canela (una cucharada por litro de agua)
– Té de laurel (30gr. de hojas por litro de agua)
– Té de cardamomo (una cucharada por litro de agua)

En cápsulas o comprimidos (1-1-1, antes de las comidas)
– Fenogreco
– Cúrcuma

Se recomienda la visita al médico.

Dolor crónico. Remedio natural: Cúrcuma, Jengibre, Harpagofito, Sauce blanco, Lobelia y Boswella serrata

Algunas de las patologías que pueden producir dolor crónico:
osteoartritis, artritis reumatoide, espondilitis, fibromialgia, neuralgia, rigidez de las articulaciones, tendinitis, dolores de cuello, dolores de espalda, dolores musculares y articulares, el síndrome del túnel carpiano, nervios presionados, etc.

Entre las plantas que ayudan a disminuir el dolor:

Sauce blanco (Salix sp): analgésico y antiinflamatorio. Su principio activo es la Salicina precursor de ácido salicílico. Ayuda a bajar los niveles de Prostaglandinas (sustancia química presente en zonas de dolor e inflamación).
Lobelia (Lovelia inflata): analgésico, antiinflamatorio. Relajante muscular con vitamina A, C y manganeso. Estimula el sistema nervioso. Para depresión leve, disminuye los nervios.
Boswellia serrata o incienso de la india (la resina: salaai guggal). analgésico y antiinflamatorio. Ayuda a mejorar el flujo sanguineo. Artritis, enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Por vía oral y de forma tópica.

Arnica (Arnica montana), contusiones, analgésico y antiinflamtorio, articulaciones. Aplicado en presentación pomada.
Col (Brassica Oleracea), antiinflamatoria, se puede aplicar las hojas hervidas en agua.
Clavo de olor (Eugenia Caryophilata), antiinflmatorio y analgésico, especialmente boca y estómago.
Cúrcuma (Curcuma longa), antiinflamtorio del sistema muscular y articular..
Harpagofito o garra del diablo (Harpagophytum Procumbens), antiinflamatorio, espasmolítico, analgésico, antiacnéico, antipirético, colerético, laxante Utilizado en migrañas.
Hipérico (Hipericum perforatum), antiinflamatorio y analgésico. Músculos y articulaciones. Aplicación tópica.
Jengibre (Zingiber Officinali), antiinflamatorio, estimulante y analgésico en sistema muscular y articular..
Lavanda (Lavanda sp), antiinflamatoria y sedante.
Laurel (Laurus Nobilis), analgésico y antiinflamatorio, especialmente artritis reumatoide. Aplicado en presentación pomada.
Romero (Rosmarinus Officinalis), calmante y relajante muscular.

Fórmula antidolor: tomar una cucharadita de cúrcuma y jengibre con un poco de pimienta, varias veces al día (o preparado en cápsulas).

Alzehimer. Proteína Tau y Beta-amiloide. Curcumín, Arándanos, Vitamina C y E, Ácido Fólico, Ginko Biloba

Causas del Alzehimer

Una teoría que tenía muchos adeptos hasta hace relativamente poco tiempo era la de que la enfermedad de Alzheimer tiene sus orígenes en una deficiencia de un neurotransmisor (una sustancia cuya labor es enviar mensajes de una célula nerviosa a otra) llamado acetilcolina. Aunque en el cerebro de los pacientes de la enfermedad de Alzheimer existen deficiencias de acetilcolina en la actualidad se cree que estas no son la causa de la enfermedad sino que estas deficiencias son resultado de los daños cerebrales producidos por la enfermedad de Alzheimer.

Dos teorías más recientes tienen que ver con la acumulación de ciertas proteínas en el cerebro. Una de estas se relaciona con anormalidades de una proteína llamada tau que se acumula dentro de las células nerviosas formando lo que se ha llamado nudos neurofibrilares. Estos están formados por fragmentos de proteína que obstruyen el funcionamiento de la neurona.

La otra es una proteína anormal llamada beta-amiloide. Esta se deposita fuera de las neuronas produciendo lo que se conoce como placas seniles formadas por esta proteína y neuronas muertas o en proceso de morir y otras células y placas neuríticas que se forman cuando alrededor de estas proteínas se acumulan productos de neuronas muertas.

En el cerebro de todas las personas de edad avanzada se encuentra cierto nivel de estos cambios. Sin embargo, en los pacientes de la enfermedad de Alzheimer la cantidad de estos es mucho mayor. Sin embargo, algunos investigadores piensan que la presencia de estas placas y nudos posiblemente no sean la causa de la enfermedad de Alzheimer sino un síntoma de la misma que es causado por otro proceso o alguna sustancia que es la que realmente causa la enfermedad.

También se estudia al presente la influencia de procesos oxidativos en el cerebro.

Es importante señalar que ninguna de las teorías que hemos señalado excluye a las demás. Es posible que unos casos de la enfermedad de Alzheimer sean causados o desencadenados por alguno de estos factores y otros casos por otros. Es posible también una combinación de factores en el desarrollo de esta condición.

Recientemente se le ha estado prestando atención a la influencia de factores genéticos. Un estudio reciente llevado a cabo en la universidad de California del Sur parece indicar que los factores genéticos son más importantes que lo que hasta ahora se había pensado.

Existe otra evidencia a la que recientemente se le ha estado prestando atención que parece indicar que la enfermedad de Alzheimer y la diabetes tienen un origen común. Se ha descubierto que durante las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer los niveles de insulina en el cerebro y la cantidad de receptores a esta hormona descienden.

Tratamiento de la enfermedad de Alzheimer

Aunque no existe una cura para la enfermedad de Alzheimer sí existen medicamentos que pueden aliviar los síntomas y retardar el desarrollo de la enfermedad. Uno de los primeros medicamentos utilizados fue la tacrina (Cognex). Este es un inhibidor de una enzima llamada colinesterasa que descompone la acetilcolina. Tacrine ha dejado de ser utilizado en muchos países ya que puede causar daños al hígado y provoca nauseas, vómitos y diarreas. Existen otros inhibidores de la colinesterasa con menos efectos secundarios. Entre estos está el donezepilo (Aricept), la rivastigmina (Exelon, Prometax) y la galantamina (llamada Reminyl antiguamente y Razadyne en la actualidad). Estos medicamentos se utilizan para mejorar aunque en forma limitada los síntomas pero no impiden el progreso de la enfermedad. Un estudio reciente publicado en la revista médica The Lancet ha puesto en tela de juicio los beneficios de este tipo de medicamento. Sin embargo, muchos médicos al igual que las compañías fabricantes de estos medicamentos alegan que este estudio tiene una serie de fallas metodológicas que lo invalidan.

Un medicamento reciente de otro tipo es la memantina (Akatinol). La memantina ayuda a evitar la muerte de las neuronas. Se ha encontrado que los pacientes que lo usan mejoran su capacidad para llevar a cabo actividades cotidianas y mejoran en algo sus funciones cognitivas entre otros beneficios. Algunos investigadores creen que combinar el donezepilo con la memantina produce mejores efectos que utilizarlos por separado.

La selegilina (Edepryl) es un medicamento que ha demostrado alguna eficacia en retrasar el progreso de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, no ha demostrado mejorar las capacidades cognitivas.

Se utilizan otros medicamentos, no ya con el propósito de retrasar la enfermedad, sino de controlar los síntomas relacionados con la conducta, mejorar el estado de ánimo de los pacientes y controlar otra serie de síntomas. La depresión, que muchas veces se presenta en las etapas iniciales de la enfermedad de Alzheimer puede ser tratada por medio de medicamentos antidepresivos. Se utilizan también medicamentos para tratar el insomnio, la agitación, la ansiedad y las alucinaciones.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides y la enfermedad de Alzheimer – algunos estudios parecen indicar que estos medicamentos entre los que se encuentran la aspirina y el ibuprofeno pueden reducir el riesgo de padecer de la enfermedad de Alzheimer o al menos retrasar su comienzo.

Alternativas naturales para tratamiento y prevención
La alimentación, varios suplementos, plantas medicinales y algunos nutrientes, así como el ejercitar tanto el cuerpo como la mente pueden tener un impacto positivo sobre las personas que padecen de la enfermedad de Alzheimer. En algunos casos estos acercamientos pueden servir para prevenir la enfermedad.

El ejercicio – varios estudios parecen indicar que el ejercicio físico regular ayuda en la prevención de la enfermedad de Alzheimer. Aún cantidades modestas de ejercicio parecen ayudar. En un estudio reciente se encontró que unos 15 minutos tres veces en la semana de caminar, correr bicicleta o ejercicios de estiramiento reducen el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en más de un treinta por ciento. Se estima que una forma en que el ejercicio ayuda es mejorando la circulación de la sangre y de ese modo previniendo obstrucciones de los vasos sanguíneos. Se cree también que el ejercicio ayuda a promover el crecimiento de nuevas neuronas.

El ejercicio mental – existe evidencia de que las personas que ejercitan su mente regularmente tienen una menor probabilidad de sufrir de la enfermedad de Alzheimer que quienes no lo hacen. Al referirnos a ejercitar la mente nos referimos a diversas actividades. En un estudio se encontró que las personas que juegan ajedrez con regularidad desarrollan la enfermedad de Alzheimer con menos frecuencia que el resto de las personas. Se ha encontrado que resolver crucigramas también tiene una relación inversa con la enfermedad de Alzheimer, es decir, mientras más se practica esta actividad menor es la probabiliidad de desarrollar esta condición. También en algunos estudios se ha relacionado una baja incidencia de la enfermedad de Alzheimer con un nivel alto de escolaridad. Otros estudios llevados a cabo en animales parecen demostrar que existen estímulos ambientales que hacen que aumente el crecimiento de las neuronas y el peso del cerebro. Los estímulos que logran esto son estímulos complejos. Hay que hacer notar que existen estudiosos que ponen en tela de juicio estos beneficios del ejercicio mental.

La alimentación – algunos estudios tienden a demostrar que una deficiencia de un ácido graso del tipo omega-3 conocido como DHA puede estar implicada en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. La mejor manera de obtener DHA es mediante el consumo de pescado de aguas frías como la sardina, el salmón y la macarela.

Se ha investigado el papel que juega en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer una proteína presente en la sangre llamada homocisteína. Con el propósito de reducir los niveles de homocisteina se han utilizado las vitaminas B12, B6 y ácido fólico. La homocisteina además aumenta el riesgo de ataques cardiacos y apoplejías (derrames cerebrales). Algunos estudios parecen implicar una serie de pequeños derrames cerebrales, los cuales a veces sólo causan síntomas leves que la persona atribuye a otras a través de los años con el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. En dos estudios publicados en el número correspondiente a marzo 16 de 2006 del New England Journal of Medicine se encontró que la combinación de ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12 redujo considerablemente los niveles de homocisteina pero no redujo el riesgo de ataques cardiacos en personas que ya tenían problemas cardiacos. De hecho se registró un pequeño aumento en el riesgo de sufrir otro ataque cardiaco. Sin embargo en el otro estudio, la combinación de ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12 aunque no redujo el riesgo de ataques cardiacos sí redujo ligeramente el número de apoplejías en pacientes que padecían de diabetes o enfermedad vascular. El significado de estos hallazgos es objeto de controversia.

En estudios llevados a cabo con ratones se ha encontrado que el curcumin, el pigmento amarillo que le da color al curry reduce la incidencia de enfermedad de Alzheimer. En estudios en tubo de ensayo se ha encontrado que esta sustancia disuelve las placas seniles humanas. En otros estudios se ha encontrado que además de disolver las placas ya presentes el curcumin inhibe la formación de los fragmentos de proteína que son los responsables de formar estas placas Además de estar presente en la especia conocida como turmérico contenida en el curry, el curcumin se consigue de forma concentrada en cápsulas.

Algunos alimentos como el jugo de uva Concord, y los arándanos (blueberry y bilberry) pueden ayudar a retardar los cambios cerebrales ocurridos en la vejez. Los arándanos reducen el nivel de una sustancia que disminuye la memoria y que se encuentra en cantidades elevadas en personas de edad avanzada.

Se debe evitar un tipo de ácido graso conocido como ácido linoleico que se encuentra abundantemente en la margarina, la mantequilla y los productos lácteos.

Nutrientes
Vitamina E y vitamina C – en otros estudios se ha encontrado que la combinación de 400 unidades internacionales de vitamina E al día conjuntamente con 500 miligramos de vitamina C reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Dosis elevadas de vitamina E sin el consumo de vitamina C parecen ser mucho menos efectivas y la vitamina C sin estar acompañada por la vitamina E no surte efecto. Según los hallazgos de varios estudios la vitamina E puede convertirse en un oxidante que puede causar daño si se consume sola (es decir si no se acompaña de otros antioxidantes como la vitamina C). Existen estudios recientes que señalan que la mejor forma de vitamina E es la conocida como gamma tocoferol o una mezcla de las diversas formas de vitamina E (alfa, beta, gamma tocoferol y otros compuestos llamados tocotrienoles). Para ser más efectiva la vitamina E debe ingerirse conjuntamente con una comida que contenga alguna cantidad de grasa (preferiblemente algún aceite como el de oliva o canola). Algunos estudios recientes señalan que al menos 1000 miligramos de vitamina C acompañando 400 unidades internacionales de vitamina E es una dosis que provee los mejores beneficios. La vitamina E tiene efectos anticoagulantes, por lo que las personas que utilizan anticoagulantes recetados deben consultar con su médico antes de usar suplementos de vitamina E.

Acido fólico – ya hemos mencionado el papel que juega este nutriente en la reducción de los niveles de homocisteina. se sabe además que muchas de las personas que padecen de la enfermedad de Alzheimer tienen niveles bajos de ácido fólico en la sangre. Se ha especulado si esta deficiencia de ácido fólico contribuye al desarrollo y progreso de la enfermedad o si por el contrario es más bien una consecuencia de la misma. Sin embargo, estudios recientes parecen sugerir que consumir cantidades adecuadas de ácido fólico ya sea en la alimentación o en forma de suplemento puede proteger el cerebro de las personas envejecientes y ayudar en la prevención de la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. Los vegetales de hojas verdes oscuras, los cítricos, el pan integral, las legumbres y las nueces son buenas fuentes de ácido fólico.

Plantas medicinales
Ginkgo biloba – algunos estudios sugieren que el Ginkgo biloba puede ayudar a tratar los síntomas del Alzheimer. El Ginkgo biloba mejora el flujo de sangre en el cerebro y posee propiedades antioxidantes. Sin embargo, se necesitan más estudios. Las personas que utilizan anticoagulantes no deben ingerir Ginkgo biloba. Igualmente las personas que utilizan medicamentos conocidos como inhibidores de la monoamino oxidasa (inhibidores MAO) ni las mujeres embarazadas deben utilizar Ginkgo biloba.

El té verde y el té negro, los cuales se derivan de una misma planta (Camellia sinensis) parecen tener la capacidad de inhibir varias enzimas asociadas a la enfermedad de Alzheimer. Una de estas es la colinesterasa por lo que tanto el té negro como el té verde actúan de forma similar a medicamentos como el Aricept que se emplean con este propósito. Ambos tés también inhiben otra enzima que se ha encontrado en las placas seniles de pacientes de la enfermedad de Alzheimer. En adición el té verde inhibe otra enzima que toma parte en la fabricación de estas placas seniles.

Suplementos
L-Acetilcarnitina – este es un compuesto parecido a las vitaminas que toma parte en la producción de energía en las células. Se ha investigado su uso en la enfermedad de Alzheimer y otros desórdenes como los defectos de la memoria relacionados con la edad. La L-Acetilcarnitina tiene un parecido estructural a la acetilcolina y se ha encontrado que puede imitar ésta y es de beneficio en la enfermedad de Alzheimer y otros desórdenes que padecen personas de edad avanzada. Se ha encontrado que l a L-Acetilcarnitina ayuda a mejorar la función cognitiva y la memoria de los pacientes de la enfermedad de Alzheimer. Una dosis empleada en estos estudios ha sido de 2,000 miligramos dos veces al día.

Fosfatidilserina – esta sustancia juega un papel importante en la preservación de la integridad de las membranas celulares en el cerebro. El cuerpo humano normalmente fabrica una cantidad suficiente de fosfatidilserina pero cuando hay una deficiencia de ácido fólico y vitamina B12 o de ácidos grados esenciales es posible que no pueda fabricar una cantidad suficiente. En varios estudios con pacientes de condiciones tales como de enfermedad de Alzheimer pérdida cognitiva relacionada con la edad y depresión se ha encontrado que la fosfatidilserina es de beneficio. En un estudio con pacientes que sufrían de senilidad de moderada a severa se encontró una mejoría en las funciones mentales, el estado de ánimo y la conducta.

http://www.saludparati.com/alzheimer.htm

Tendinitis calcificante de hombro. Tratamiento natural Fitorerapia, Homeopatía, Acupuntura

Tratamientos para tendinitis calcificante:
– Fitoterapia. Con Harpagophytum procubens TM 50 gotas 3 veces al día; Polygonum aviculare TM 30 gotas 3 veces al día; Betula berrucosa 1 DH 40 a 50 gotas 3 veces al día; Pinus montana 1 DH 50 gotas 1 vez al día; Ribes nigrum (gemoterapia) 1 DH 50 gotas 1 vez al día; Vitis vinifera 1 DH 50 gotas 1 vez al día; Ampelopsis weitchii (gemoterapia) 1 DH 50 gotas 3 veces al día.
También bromelina (enzima presente en la piña), cúrcuma, uña de gato, boswellia y corteza de sauce blanco.

– Acupuntura. V57, E38, TR12, TR14.
– Homeopatía. calcium fluoratum D6, C200; calcarea carbonica D4, C200; ruta D4, D12; acidum fluoratum D8, D12, LM18, y solanum malacoxilom 9CH.
Materia médica de Solanum malacoxylon. También árnica montañosa, rhus tox y ombú se pueden usar para tratar la tendinitis calcificada de forma natural
Posología
En las calcificaciones, y según la antigüedad del cuadro patológico, se pueden utilizar diluciones bajas 6 DH o medias 9 CH, hasta la disolución de la calcificación. En el caso de la condrocalcinosis la dilución 15 CH mejora el dolor.
En la nefrocalcinosis se debe de estudiar, aunque empíricamente puede sospecharse que será efectivo.

Fitología Solanum malacoxylon
Arbusto de la familia de las solanáceas. Tiene entre 1 y 1,5 m de altura. Es originario de la Pampa Argentina y del Matto Grosso en Brasil.
Sinonimia: Se la denomina localmente como duraznillo blanco, varilla. Otros nombres son Solanum glaucophylum y Solanum glaucum .
La parte utilizada es la parte aérea, siendo las flores las que suelen originar fundamentalmente la intoxicación en el ganado, precisando unas 10 semanas de ingesta.

Principios activos
Un heterósido el colecalciferol (1,25 dihidrocolecalciferol o también 1,25[OH]2D3). También contiene la diosgenina o B citosterol, además de las encimas (colecalciferol 25 hidroxilasa).

Generalidades
Es una planta calcinogénica.
Los primeros estudios se realizan por Françoise Lignière, veterinario francés en 1898 por una epizootia denominada Entenque Seco. Von Collier en 1927 descubre que se produce por el consumo de las flores de la planta Solanum malacoxylon por el ganado. En 1967, el Instituto Nacional de Tecnología Agrícola Argentino, confirma los trabajos desconocidos de Von Collier.
La intoxicación que produce esta planta es parecida a la que produce la intoxicación por Vitamina D o en el hiperparatiroidismo, con la sintomatología en los bovinos de anorexia, adelgazamiento, hipercalcemia e hiperfosfatemia, con insuficiencia renal, además de una impotencia funcional, osteolisis, depósitos cálcicos de hidroxiapatita, fundamentalmente en músculos y tendones, grandes vasos y riñones.

Indicaciones clínicas
Periartritis calcificante del hombro, más frecuentemente del supraespinoso; artritis calcificante de la articulación coxofemoral, y condrocalcinosis.