Síndrome de Tiroides y Suprarrenales 1, David 18/05/21

AVENA pérdida de peso

CÓMO PUEDO TOMAR EL AGUA DE AVENA PARA PERDER PESO

Para que el agua de avena funcione en tu dieta y te permita perder peso has de tomar al menos un mes seguido. De este modo podremos sentirnos saciados durante las mañanas pero además con la energía y fibra que se necesitan para pasar el día. Puedes tomarla también a mediodía con la comida.

Para tomarla puedes hacerlo de la siguiente manera:

Con una cucharada de avena, un poco de canela y un litro de agua puedes hacer tu propia agua de avena para adelgazar.
Debes mezclarlo todo en la batidora, primero batiendo la avena y la canela con un vaso de agua, y luego con el resto de agua. Lo puedes colar para evitar que se cuelen trazos de avena y lo guardas en la nevera para que te aguante y la puedas beber a lo largo del día.
Si deseas que os demos un buen ejemplo de dieta a partir de este cereal puedes seguir este ejemplo.

DIETA A BASE DE AVENA
Desayuno: un vaso de agua de avena, una manzana y una infusión.
Comida: 1 vaso de agua de avena como bebida. Puedes comer después una ensalada y una pechuga de pavo.
Merienda: un té verde.
Cena: un vaso de agua de avena. Puedes hacerte además unas berenjenas al horno y un chorrito de limón. De postre una manzana asada con canela.

DIABETES

Las personas que sufren de diabetes deben ir con mucho cuidado a la hora de tomar avena pues esta es rica en hidratos de carbono, los cuales son complicados de digerir por las personas con diabetes. En este caso, vamos a tener que controlar muy bien la cantidad de hidratos de carbono que consumimos con nuestra ración de avena así como durante el resto del día para no tener complicaciones.

PERSONAS CON ANEMIA

Si tienes anemia debes consumir la avena en copos o bien cocinada, pues el salvado de avena no permite una fácil y completa absorción del hierro.

CELÍACOS O CON ALERGIA AL GLUTEN

Si eres celíaco o bien tienes alergia al gluten no podrás tomar avena en ninguna de sus múltiples presentaciones. Ten en cuenta que la avena no tiene gluten, pero sí se trabaja y se manipula en sitios en los que han habido otros cereales que sí lo tiene, por lo que siempre van a quedar trazas de gluten en la avena. En todo caso, debes buscar en las etiquetas un paquete que ponga claramente que está libre de gluten, de lo contrario es mejor que no lo ingieras.

ENFERMEDADES INTESTINALES

Si padeces alguna de estas enfermedades, como pueden ser la colitis o la enfermedad de Crohn, no debes tomar salvado de avena en ningún caso, pues esta podría complicar mucho más la clínica de estas enfermedades.

DIVERTICULITIS

Consulta con tu especialista antes de tomar avena si padeces de diverticulitis.

DIARREA O GASTROENTERITIS

Si padeces diarrea o gastroenteritis debes eliminar la avena de tu dieta hasta que te hayas repuesto del todo. La avena es rica en fibra, por lo que empeorará este cuadro de diarreas o dolores por gastroenteritis.

OTROS SUPLEMENTOS DE FIBRA

No puedes combinar la avena con otros complementos de fibra que estés tomando, pues esto puede causarte problemas a nivel intestinal. Si cada día tomas porciones de avena, tendrás la fibra necesaria que tu cuerpo necesita, por lo que no es necesario que incluyas otros alimentos ricos en fibra.

Fuente:

Melena de león (Hericium erinaceus)

Melena de león (Hericium erinaceus)

Antiinflamatorios naturales

HIERBAS y SUPLEMENTOS ANTIINFLAMATORIOS
Hierba/

Suplemento

Usos y precauciones Dosis
Curcumina* La curcumina es un extracto de la cúrcuma, una especia utilizada en la cocina india durante miles de años, y es un antiinflamatorio natural. Es efectiva, específica mente, para tratar la depresión importante que es resultado de la inflamación relacionada con el SOS (estrés crónico) y el estrés oxidativo. La curcumina ayuda con los dolores de la artritis y con el dolor y la inflamación intestinales en la enfermedad de

Crohn y la colitis ulcerosa, mitiga la confusión mental y reduce el daño al ADN producido por el estrés oxidativo.

De 1.200 a 2.400 mg diarios de extracto.
Ácidos grasos

esenciales

En numerosos estudios se ha visto que los ácidos grasos omega 3 (DHA/EPA) protegen de la inflamación y el estrés oxidativo y los revierten, y al mismo tiempo protegen contra las enfermedades cardíacas, la depresión, la demencia y otras afecciones relacionadas con la inflamación. 850 EPA200

DHA 1 o 2 veces al día.

Si no comes pescado, hay

disponibles fuentes vegetarianas

basadas en las algas.

Jengibre Alivia el dolor y la inflamación. El jengibre se ha demostrado tan efectivo como los AINE para aliviar el dolor y la inflamación, incluido el dolor causado por la osteoartritis y los dolores menstruales. De 500 a 1.000 mg 1 o 2 veces al día.
Extracto de té verde* El té verde mejora la detoxificación hepática; ayuda a disgregar las toxinas y expulsarlas. También actúa como un antioxidante y apaga los fuegos de la inflamación del

cuerpo, favorece una flora saludable y apoya la detoxificación de los estrógenos. Se puede tomar como té, pero como extracto es un potente suplemento para la pérdida de peso, el equilibrio hormonal y la detoxificación.

200 mg diarios de catequinas del té

verde.

N-acetilcisteína* Mejora la detoxificación por medio de acumular el glutatión, uno de los principales detoxificantes del cuerpo. El glutatión se reduce a causa de la inflamación, el estrés oxidativo (el daño a las células causado por el fuego lento de la inflamación crónica) y las infecciones. Los bajos niveles están asociados con las enfermedades autoinmunes y la fatiga crónica. 300 mg 3 veces al día.
Quercetina* Es un flavonoide de los alimentos, incluidas las cebollas y las manzanas, y un antiinflamatorio que apoya el sistema inmunitario. Es también especialmente efectivo si sufres de intolerancias alimentarias, alergias estacionales, eczema, urticaria o intolerancia a la histamina.  250mg 3 veces al día.
*No consumir durante el embarazo.

Romm, Dra. Viva, La Revolución de las Tiroides  y las glándulas suprarrenales, Editorial Siro

A %d blogueros les gusta esto: